Archivo para la categoría AP Alberto Arce

En el caos hondureño 1 asesinato cuenta la historia del país

Una cámara de seguridad lo grabó todo: Rigoberto Paredes empujó al abogado Eduardo Montes hacia el ascensor. Una vez dentro, lo apuñaló más de una docena de veces. Le rebanó el pescuezo. Después, trató de huir por las escaleras pero los vigilantes del edificio lo detuvieron y grabaron su confesión.

Origen: En el caos hondureño 1 asesinato cuenta la historia del país

Anuncios

, , ,

Deja un comentario

Teens’ thievery turns tragic for Honduran cop

 
The Associated Press ADVANCE FOR SATURDAY, DEC. 28 AND THEREAFTER – EDS NOTE GRAPHIC CONTENT – FILE – This Aug. 7, 2013 file photo obtained by the Associated Press, shows Edwin Mejia sitting against a wall with his hands tied behind his back while in police custody in Tegucigalpa, Honduras. Mejia and another minor were detained by police after they allegedly shot and killed a traffic policeman. With the highest murder rate in the world, Honduras is a dangerous country. Its capital is a city where people watch murders on YouTube, wake up to photos of the dead in the newspapers and drive by their dumped bodies on the outskirts of town. It is a country where the disparaging concept of the “banana republic” was born, when U.S. fruit companies used the Honduran military to control labor, but it is not a nation that recovered from a legacy that favored the interests of the few over those of the many. (AP Photo, File)
By ALBERTO ARCE / Associated Press / December 28, 2013

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) — Edwin Mejia didn’t want to go out and steal that morning.

The $75 he and his buddy had made the day before from the stolen motorcycle felt like a fortune compared to the $5 a day he earned selling his mother’s tortillas. The 15-year-old lay in bed inside the wooden one-room house he shared with his 10 brothers and sisters and told his partner, Eduardo Aguilera, that he wasn’t in the mood.

‘‘Hey, man, we have to go!’’ insisted Eduardo, also 15.

From yesterday’s take, their first job, Edwin could buy a cellphone. If they did the same today, maybe Edwin could buy himself some sneakers. White Nikes were a favorite with the 18th Street gang members.

Edwin relented.

A few miles away, in downtown Tegucigalpa, Santos Arita was starting his 12-hour shift as a traffic cop. At 42, he’d spent most of his career working in small towns in the north. His new job in the capital made him nervous. He’d already been assaulted once by three gunmen on a bus. He was afraid, but nobody asked him if he felt like going to work that day.

With the highest murder rate in the world, Honduras is a dangerous country. Its capital is a city where people watch murders on YouTube, wake up to photos of the dead in the newspapers and drive by bodies dumped on the outskirts of town. It is a country where the disparaging concept of the ‘‘banana republic’’ was born, when U.S. fruit companies used the Honduran military to control labor, but it is not a nation that recovered from a legacy that favored the interests of the few over those of the many.

Honduras never developed the democratic institutions that would guarantee a rule of law. Instead, it is a largely lawless land where there are few choices for the poor, heroes are scarce, and violence is a given.

___

Edwin and Eduardo downed a breakfast of coffee and left their rough neighborhood, Sinai, one of many controlled by gangs where even the police did not venture without guns drawn or at least a warning that they were headed in.

It was almost lunchtime.

The boys would use the same strategy as the day before. Edwin would drive the motorcycle, Eduardo would ride behind him. When they found a target, Eduardo would hold up the mark, then drive away on the stolen bike. Easy.

The year before, Edwin had dropped out of school to help out his mother. Tortillas had to be sold before lunch, so he didn’t have much choice. In a nation where 70 percent of people live in poverty, few could afford the luxury of school beyond sixth grade.

Many Hondurans had discovered that crime does pay, and the best way to commit one was with a motorcycle — for a fast getaway.

It was illegal, in fact, for two men to ride tandem on a motorcycle, a new law to cut down on drive-by shootings.

The boys ignored that law and made their way downtown. Oddly, amid the traffic chaos in one of the poorest cities on the continent and in a place where the law is rarely obeyed, what would bind the fates of Edwin and Eduardo with that of a humble traffic cop was a red light.

The boys stopped. They did not see Arita, helping a woman cross the street behind them. She carried an umbrella as a sunshade while Arita guided her through the traffic.

___

Arita had been reassigned to Tegucigalpa two months earlier and already had requested a transfer back home. He missed his family, and he talked with his wife every day by phone. His family lived in Ocotepeque, a seven- or eight-hour bus ride from the capital, but with his $400 monthly salary, Arita couldn’t afford a ticket. He hitchhiked home every two weeks for just 24 hours — to see his wife and three children, go to church.

His home in Ocotepeque was not so different from Edwin’s. It sat on a muddy street, a one-room with concrete floors, a tin roof that leaked and plywood walls. There was no running water, and the kitchen was just a wood stove. For furniture, they had two beds, a beaten sofa and a couple of tables with a bare bulb hanging from a wire.

It wasn’t much, but it was paradise compared to the barracks he shared with dozens of other police officers when he was working in the capital. There was no running water for a shower, just a cup and a barrel. No heat for the chilly evenings, and, of course, no meals.

Arita had arrived in the city two days before that fateful afternoon at the intersection. He had come with $10 in his pocket after leaving $20 at home.

Many Hondurans, from the country’s newly elected president to elementary school children, say the police are corrupt. The problem has reached such a crisis that Congress recently approved a plan to put the military on the streets while police ranks are cleaned up.

The problems are vast. Police have been accused of running death squads to eliminate gang members. The government does not know how many officers are on the National Police payroll — estimates range from 8,000 to 15,000.

One police general appeared on national television recently and accused another general of ordering the killing of his son. The boy was 17, ambushed along with his two special forces bodyguards in a restaurant shooting earlier this year.

On the street, many motorists are wary of the traffic police, who often stop them to extort money. It is hard to tell the difference between a bad cop, and a good one.

___

What happened on the afternoon of Aug. 7 was captured on a traffic camera, and on several others in the area.

As soon as Arita saw the two teenagers on their motorcycle, he left the woman with the umbrella and ran up to the boys.

He ordered the young men off the bike and, thanks to decades of experience, pulled out the bike’s keys. He did not see Eduardo, dressed all in black, reaching for something tucked into his pants. A gun.

Eduardo fired off two shots before the policeman, miraculously unhurt, wrestled him to the ground and attempted to disarm him. Edwin, in a blue T-shirt, rushed to help his friend as he scuffled with the cop.

Drivers around them sped out of the way.

Although he would later insist that the day’s plan marked only his second attempt at robbery, Edwin seemed skilled as he tried to grab the policeman’s weapon. Eduardo managed to hand him the other gun. In the struggle, Arita fell down.

He was a middle-aged, paunchy man fighting with two tall and agile teenagers. As he tried to get up, Edwin shot him twice in the back of the head point-blank. Eduardo looked on. Arita collapsed, lifeless, on the pavement.

With an eerie calm, Edwin picked the bike keys up off the road, waited for Eduardo to climb back on, and sped off.

The entire exchange between the officer and the boys had lasted 42 seconds.

Later, the police would leak the CCTV video to a local paper.

___

What came next would last four hours.

The two teenagers, visibly nervous, ditched the bike and started running in the middle of a five-lane highway, desperately trying to stop anyone to give them a ride. They ran past a Clarion Hotel, a Burger King and a McDonald’s. At one point, traffic video caught them trying to jump a moving bus, pointing their gun at the driver, who did not stop.

The fleeing pair was not such an unusual sight, running in broad daylight, in the middle of Tegucigalpa. Seasoned motorists knew to stay out of the way.

Two policemen finally caught the boys in a parking lot near the Marriott Hotel, in the same block as the presidential palace.

Police won’t say what happened next, but according to public prosecutor Alexis Santos, 40, the police officers started beating both the boys, focusing on Eduardo, whom they thought had fired the gun.

‘‘Immediately they started beating us, with their weapons, with their feet,’’ Edwin said. ‘‘They’d hit me on the head with the back of the gun, and they kept telling us they were gonna kill us.’’

When officers realized people had gathered to watch, they took the young men, already badly hurt, to the headquarters of the transit police. The beatings continued — again in a parking lot — for three hours. At the time, Santos said, neither boy had been officially detained, which would have alerted a prosecutor.

Edwin doesn’t know how many policemen took part in the beating. Santos later said soldiers were also there.

‘‘One of the cops would grab me by the hair and hold me, while another one punched and kicked me,’’ Edwin said.

The cops took pictures with their cellphones, something Honduran policemen often do when they catch a suspect. Graphic photographs of the beaten, the tortured and the dead are typically sent to reporters for publication — including to The Associated Press. La Tribuna published photos of the boys, showing Eduardo lying on the ground, shirtless, unconscious and covered in blood. Edwin slumped stunned against a wall, handcuffed, his left eye swollen.

He couldn’t see past the blood in his eyes, and then he passed out.

Eduardo was taken to Hospital Escuela, a medical school. He died four days later.

The autopsy indicated the cause of death was more than 20 blows to the base of the skull with a blunt object — a gun, prosecutors say.

Santos calls the incident a crime, a public lynching. The charges were clear: illegal detention, torture leading to death, dereliction of public duty and a cover-up.

Accusations that police commit extrajudicial killings are nothing new here. At least seven times in the last few months, members of a street gang were killed or went missing after run-ins with police, the AP has reported, feeding charges that they were victims of federal death squads.

There is some justice in Honduras, but not much — 82 percent of the complaints filed to a prosecutor never reach trial. An attorney general testified before Congress in June that nine out of 10 crimes went unpunished. He was fired shortly thereafter.

People who talked to Santos about the case were mystified that he was frustrated by his inability to corral a chaotic criminal justice system.

‘‘People say, ‘Why are you going after the police, if the one they caught has killed a policeman?’’’ Santos said.

The video of Arita’s killing and the boys’ escape went viral after it was broadcast by the media, triggering hundreds of responses on newspaper websites.

But rather than demands for justice, the crime epidemic has created an ‘‘eye for an eye’’ culture.

‘‘They are too dangerous to be allowed to live, these people should die,’’ read a comment left on a local newspaper’s website.

‘‘Too bad the thugs didn’t kill each other. I hope he gets raped and killed in prison,’’ said another.

And a third one: ‘‘One less scumbag in the world.’’

Santos thinks the images of the policeman’s killing were released to justify what happened afterward. Eduardo’s death was a sort of ‘‘social cleansing.’’

The surveillance video of the beating in the parking lot was never released to the public.

Santos doesn’t expect to find evidence that will indict the police. When he asked for the names of the agents who participated in the beatings, he was given more than 100 names. None of them are compelled to testify. The crime will just top his mountain of some 600 open cases — the average for a federal prosecutor.

The case was as good as closed since Santos had no assistant and no car to conduct investigations — or even a motorcycle.

Police director Juan Carlos Bonilla told the AP in an interview in September that ‘‘you should not have the slightest doubt that we will act according to the law, and we will do it fast.’’

Four months later, there were still no arrests. Bonilla was removed from his post. Santos was fired shortly after landing Edwin’s case.

___

At the correctional center for minors outside Tegucigalpa, Edwin is awaiting trial.

His mother rarely visits. She can’t afford the trip.

‘‘If she comes, she can’t sell tortillas, and if she doesn’t sell tortillas, there’s no money for food.’’

Why did he shoot Arita? He didn’t really mean to, he insists. He panicked and went after the gun. ‘‘I regret it; of course I regret it.’’

Edwin faces eight to 15 years in jail. But he will be lucky if he lives that long. In September, he was admitted to a hospital for more injuries from a second police beating, this one in jail. During his first meeting with an AP reporter, he could not walk on his own.

One of the guards says that in Honduras, someone who kills a policeman ‘‘is carrying four planks of wood on his shoulder’’ — a dead man walking.

But Edwin has left his own legacy.

In the town of Ocotepeque, the son of the murdered traffic cop has a new set of dreams.

Joaquin, the oldest at 15, dropped out of school to sell paintings for $5 a day, to help the family make ends meet after his father’s death. He is nurturing a slow vengeance. When he grows up, he said, ‘‘I want to be a policeman and kill those gang members.’’

© Copyright 2013 Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten, or redistributed.
Fuente: http://www.boston.com/news/world/latin-america/2013/12/28/teens-thievery-turns-tragic-for-honduran-cop/CqwrPiXUP5cTZ6YbsP1bGL/story.html

, , , , ,

Deja un comentario

Honduras fires top cop dogged by death squad claim

Posted on Thursday, 12.19.13

By FREDDY CUEVAS

Associated Press

TEGUCIGALPA, Honduras — President Porfirio Lobo on Thursday fired Honduras’ national police chief, who has long faced accusations he ran death squads when he was a lower-level officer and whose force has been hit with frequent abuse claims.

Lobo said he made the decision to remove Gen. Juan Carlos Bonilla in consultations with President-elect Juan Orlando Hernandez, who takes office Jan. 27.

Neither Lobo nor the incoming president explained the reasons for the firing. But the step had been expected with the change in administration as Hernandez has expressed skepticism of efforts to weed out corrupt officers and shake up the National Police, which is the only police force in Honduras. Bonilla also indicated he was interested in leaving.

“We are making these changes now, because we are in the planning phase to have a successful start on Jan. 27,” Hernandez said.

As chief, Bonilla has been the U.S. government’s go-to man in Honduras for the war on drug trafficking, although the past charges have dogged him and the State Department denied it worked directly with a man also known as “the Tiger.”

Bonilla was indicted in 2002 for alleged human rights violations stemming from accusations he led a social cleansing campaign that killed criminals while he was a regional police chief. A court acquitted him of one alleged death squad killing, and Honduras’ Supreme Court upheld the verdict in 2009.

In August 2012, Lobo named him chief of Honduras’ National Police department, which faces frequent allegations of beating, killing and “disappearing” people who are detained. Bonilla has run all policing, from planning operations to directing investigations and even approving travel abroad for training and vehicle repairs.

Bonilla “was the only high-ranking official without known ties to organized crime,” said Arabeska Sanchez, who is an investigator with the University Institute of Peace and Security and a teacher at the country’s Police Academy. “He remains under suspicion because it is impossible to know if he has been implicated in state policies of human rights violations that have occurred close to him.”

In a wide-ranging conversation with The Associated Press earlier this year, the 49-year-old five-star general denied the accusations against him, and said that he was in no way responsible for a rash of gang members who disappeared after being arrested.

“I can’t be on top of everything. Sometimes things will escape me. I’m human,” Bonilla told the AP.

Bonilla referred frequently to the support he receives from the U.S. Embassy for police operations.

The claim of a close relationship ran counter to a memo sent by the State Department to Congress shortly after Bonilla was named police chief, saying it was aware of the human rights allegations against him. The U.S. government says it has no relations with him.

His replacement will be Commissioner Ramon Sabillon, who said that he expects to talk to Bonilla about the job and the state of security in Honduras.

“We are ready to establish important and necessary communication with citizens so that they help us and we help them with respect to social needs and security,” said Sabillon.

Honduras serves as a way station for most South American cocaine bound for the U.S. The deeply poor nation of 8 million people has one of the world’s highest homicide rates. Corruption is rampant and the rule of law is weak.

Associated Press writer Alberto Arce in Managua, Nicaragua, contributed to this report.

, , , , ,

Deja un comentario

Observadores: Comicios transparentes en Honduras


Por ALBERTO ARCE
Published: Nov 26, 2013
 

                               
El candidato presidencial del oficialista Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, junto a su esposa, Ana García, saluda a sus seguidores al proclamarse ganador de las elecciones al conocerse los primeros resultados en Tegucigalpa, Honduras, 24 de noviembre de 2013. Los primeros resultados le dieron una cómoda ventaja sobre Xiomara Castro, esposa del ex presidente Manuel Zalaya, derrocado por un golpe militar .(AP Foto/Eduardo Verdugo)

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – Las misiones de observación electoral de la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos en Honduras señalaron el martes en las presentaciones de sus informes preliminares que la votaciones y recuento de las elecciones del domingo han sido transparentes y sus resultados confiables, pero señalaron varios puntos débiles identificados durante el proceso.

“Tenemos confianza en los resultados, no hay vencedores oficiales y todos los partidos tienen derecho a presentar las reclamaciones que consideren pertinentes”, dijo el jefe de la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos Enrique Correa.

Ambas misiones señalaron que no hay vencedores oficiales hasta que termine el escrutinio después que la candidata Xiomara Castro, del partido LIBRE y Juan Orlando Hernández del partido Nacional se declararan vencedores el domingo y lunes respectivamente.

El ex presidente Zelaya, derrocado por un golpe de estado en junio de 2009, declaró el lunes en rueda de prensa que defenderían su victoria en las calles si era necesario y anunció que no acepta los resultados ofrecidos por el Tribunal.

Hernández ha mostrado confianza en los resultados oficiales ofrecidos por la corte.

Según la tendencia de conteo, calificada la noche del lunes de irreversible por el presidente del Tribunal Supremo Electoral, David Matamoros, Hernández lideraba el escrutinio con un 34% de los votos frente al 29% de Castro con el 67% de los votos escrutado.

Correa quiso hacer énfasis en la tranquilidad existente durante la jornada de votación y desde que los colegios electorales cerraron en una elección controvertida ya que enfrentaba al partido del gobierno con los partidarios de Zelaya.

La jefa de la delegación de la Unión Europea, Ulrike Lunacek, dijo “quiero llamar a todos a que presenten lo que hayan visto como irregular o fraudulento ante el Tribunal Supremo Electoral”.

Según Lunacek, LIBRE no ha presentado ninguna denuncia formal al respecto por el momento.

Correa señaló como “anomalía grave detectada que se entregan a los fiscales de las mesas electoral credenciales en blanco, algo que no soporta ningún estándar internacional” y la Unión europea detectó “serios indicios” de tráfico de las mismas”.

Las credenciales son entregadas a los fiscales nombrados por los partidos para cada una de las mesas electorales y permiten participar durante toda la jornada electoral en la supervisión de la misma.

La Unión Europea también señaló que “el censo electoral no es preciso ni fiable”, que “el Tribunal Supremo Electoral no siempre impuso plazos y retrasó decisiones importantes” y que la campaña electoral es “larga, costosa, desigual y poco transparente en su financiación”.

Para los europeos, que presentaron un informe paralelo sobre cobertura en medios del proceso electoral, “se registró un claro desequilibrio en la visibilidad en los medios de los distintos partidos” ya que el Partido Nacional dispuso con diferencia con mayores recursos para pautar propaganda   y “como partido oficialista, se vio favorecido por una vasta difusión de publicidad institucional en radios y prensa”.

Hernández y Castro llegaron casi empatados a las elecciones del domingo según las encuestas, y existía preocupación respecto a que el resultado ajustado podría producir inestabilidad y protestas. Pero la votación fue pacífica y con una alta participación, por encima del 60%, casi 15 puntos por encima de la de las elecciones de 2009.

Es probable que Hernández, de confirmarse su ventaja en el conteo gobierne con un congreso dividido, cuyos 128 miembros también se eligieron el domingo pero de cuyo conteo no se sabe casi nada.

La situación cambiará poco en un estado prácticamente fallido, empobrecido y en crisis continua de poco más de 8 millones de habitantes que tiene la tasa de homicidios más alta del mundo y por el que transita la mayor parte de la cocaína que llega a los Estados Unidos.

Estas elecciones han sido calificadas tanto por los candidatos como por parte de los observadores internacionales como las que cierran la crisis política abierta por el golpe de estado de 2009.

Fuente: http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=Ws8L40Aw

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

Don Mincho, la muerte de un taxista

Una multitud de curiosos observa cómo paramédicos se llevan el cadáver del chofer de taxi Benjamín Alvarez Moncada en el centro de Tegucigalpa el 19 de noviembre del 2013. Un chico de 15 años asesinó a tiros al taxista ante la mirada atónita de varios colegas, aparentemente porque muchos de ellos no pagaban las extorsiones que les cobra una pandilla. Moises Castillo / AP Photo

BY POR ALBERTO ARCE

ASSOCIATED PRESS

TEGUCIGALPA, Honduras — Benjamín Álvarez Moncada movió su taxi hasta dejarlo de primero en la fila que esperaba pasajeros en el punto de taxis ubicado detrás de la iglesia de Los Dolores, a media cuadra de la jefatura de policía de la ciudad.

Eran las cuatro de la tarde, cuando los habitantes de Tegucigalpa comienzan a salir del trabajo para regresar a casa. Pero quien se le acercó caminando lentamente por el costado derecho al vehículo número 322 no fue un cliente sino un joven de 15 años con un revólver que le descerrajó tres tiros: uno en la sien, otro en la oreja y otro en el cuello.

Como estaba el primero, era al que le tocaba morir, dijeron los taxistas que hacían fila tras él.

“Escuché lo que pensé eran cohetes de Navidad pero lo que vi fue a un chavalo con la pistola en la mano disparándole al taxista”, dijo Carlos Irías, un ingeniero de 32 años que esperaba para abordar un taxi en el lugar.

Tras las ráfagas, el joven huyó del lugar entre la gente y los puestos de mercado tal como había llegado.

En esta capital de un país tristemente célebre por tener la mayor tasa de homicidios per cápita del mundo, la mayoría de los asesinatos quedan en las penumbras de la impunidad.

Pero ese no es el caso del asesinato de ‘Don Mincho’, como era conocido Álvarez Moncada: algunos testigos del crimen reaccionaron y atraparon al presunto asesino y los taxistas tomaron la decisión de unirse y contar la historia que los tiene atragantados; la historia de la extorsión que tienen que pagarle a una pandilla.

Cuando hay un asesinato en Honduras la primera reacción de los testigos es correr y echarse al suelo para protegerse de los disparos. La segunda es agolparse sobre el cadáver y mirar.

Uno de los choferes empezó a gritar y decidió correr tras el joven. En segundos, otros testigos y un policía lo acompañaron.

Un peatón le hizo una zancadilla al presunto asesino y lo hizo caer al suelo. Estaba a tan sólo una cuadra de los hechos, dijo otro de los testigos.

Entonces “un buen grupo de personas se le echó encima y comenzó a golpearlo con las manos y palos”, dijo el ingeniero Irías. “El policía no era capaz de protegerlo. Apareció un picop con más agentes. Todavía subiéndolo, le daban golpes y corrían detrás del picop”.

Su rostro y cuerpo para entonces ya estaba sangrando y parcialmente desfigurado.

No se trata de una reacción extraña. Muchos habitantes de Tegucigalpa están tan indignados y cansados con los homicidios, 1.178 el año pasado, 616 el primer semestre de 2013, que ya no quieren seguir sintiéndose prisioneros en una ciudad de poco más de un millón de habitantes; capital de un estado fallido.

Pero pocas veces habían tenido la oportunidad de reaccionar ante un asesinato, como ahora con el de ‘Don Mincho’.

Irías, aún tenso por lo sucedido, admite que fue uno de quienes quiso golpear al muchacho. Primero piensa que este tipo de hechos es una barbaridad, para pasar después a decir vociferantes insultos y terminar sumándose al comentario generalizado estos días en Tegucigalpa: “a estos chavos hay que matarlos”.

Según él, mientras le golpeaban y la policía se lo llevaba, los taxistas le vociferaban “ya te pintamos cabrón, cuando salgas te vamos a matar”.

“Estamos cansados”, dice Irías. “Estamos acostumbrados. Estamos indignados. Yo mismo cierro los puños y siento que le quiero pegar si lo tengo cerca”.

Él no sabe si va a votar el domingo pues culpa a “una clase política que vive encerrada en sus casas sin tener ninguna respuesta creíble que darnos a quienes estamos expuestos cada día a las pistolas” de la violencia que padecen.

La policía le confirmó la edad del adolescente a los taxistas pero no ofreció más detalles del caso.

Para sobrevivir en Honduras hay que seguir una serie de reglas no escritas en un país cogobernado por traficantes de drogas y pandillas. Quienes pueden hacerlo, viven detrás de altos muros y rejas en los conjuntos cerrados. No hay que salir de noche y quienes son testigos de crímenes no los denuncian ni hablan de ello.

Pero así no pasó con el caso de ‘Don Mincho’.

Tegucigalpa no tiene transporte público organizado y está construida sobre pendientes empinadas con calles llenas de baches. Muchos de los 72 lugares donde se estacionan los taxis conocidos funcionan con una ruta fija y su servicio es colectivo.

Son, junto a los autobuses, el único medio de transporte para aquellos que no pueden pagar un vehículo en el segundo país más pobre del continente.

Los taxis copan una acera y esperan en fila hasta reunir cuatro pasajeros. Cada uno paga unos 50 centavos de dólar por viaje.

Con suerte, un taxista puede hacer unos 25 dólares al día tras pagar gasolina y, en la mayoría de casos, el alquiler del carro que ronda los 15 dólares diarios.

‘Don Mincho’ esperaba a que su vehículo se llenara en medio de una calle forrada, como muchas en estos días de contienda electoral, con los carteles de la propaganda política; los rostros de los candidatos presidenciales: la opositora Xiomara Castro y el oficialista Juan Orlando Hernández.

Las elecciones presidenciales y legislativas se celebrarán el próximo domingo.

Hernández sacó adelante, como ex presidente del Senado, una ley que creó un cuerpo llamado policía militar para atacar el problema de la violencia e inseguridad.

Sólo que la policía militar no pudo evitar el asesinato de ‘Don Mincho’, pues esta fuerza patrulla esporádicamente barrios marginales, no el centro de la ciudad, y en rondas que no alcanzan a cubrir a todas las vecindades ni las cubren todas las horas del día.

Tras su captura, los policías llevaron al presunto asesino a la Jefatura Metropolitana de la Policía de Tegucigalpa.

Irías cree que si la policía hubiera tardado algunos minutos más en llegar, “lo mata la gente, ni lo dudes, es niño muerto”.

“Todos sabemos que las pandillas mandan menores a realizar los asesinatos por encargo y la percepción es que si no se escapa del centro (de detención) en el que los meten, en un tiempo mínimo, estará de nuevo en la calle”, dijo.

Agolpados tras la cinta amarilla de las autoridades y aún estremecidos por el asesinato de su compañero, lo primero que hicieron los taxistas fue honrar su código del silencio: “aquí nadie va a hablar, hay banderas que escuchan lo que decimos y si alguien habla, es el siguiente (asesinado)”, alguien dice entre un grupo aterrorizado.

La primera reacción del grupo, cargada de impotencia, fue bloquear el tráfico con sus carros mientras caía la noche en una ciudad ya de por sí colapsada vialmente.

“No podemos más”, decía uno de ellos, entre lágrimas. “Podría haber sido yo”.

En 2012, 33 taxistas murieron asesinados en Tegucigalpa; uno cada 11 días.

Horas más tarde, a la entrada de la iglesia evangélica Nuevo Amanecer y con el cuerpo de su compañero en un ataúd, el grupo accede a que uno de ellos, en un callejón, explique por qué mataron a ‘Don Mincho’ con la condición de que su nombre no se haga público.

“Hace seis años que pagamos extorsión”, dice.

Cada semana, hacen una colecta y meten unos 260 dólares en un sobre que recoge un niño en el lugar de los taxis, sin mediar palabra. Cada taxista entrega unos siete dólares de los 25 que ganan al día.

El problema es que hace dos semanas alguien en una llamada telefónica les pidió 1.000 dólares. No pagaron. Dicen que no pueden.

“Juegan con el hambre de nuestras familias”, dijo el taxista desesperado. “Ya no tenemos de dónde sacar más. Yo fui a poner la denuncia. Testifiqué tapado con una capucha, para que nadie me reconociera”.

Pero ahora él se siente culpable porque cree que el asesinato fue la consecuencia de la denuncia.

“El jueves, este mismo chavo llegó al punto de taxi y le puso la pistola en la sien a otro compañero”, dijo. “Se atascó y no disparó. El compañero se ha encerrado en casa, ha apagado el celular y no quiere hablar con nadie”.

Esta persona dice que la pandilla usa a niños de las barriadas para que estudien los taxis: identifican a los choferes y a los carros por sus números, los siguen, conocen sus horarios, las viviendas de los taxistas, lo que producen.

“Estamos atrapados. Somos presa fácil”, dice. “A Don Mincho lo mataron porque estaba primero de la fila. No iba contra él. Atacan al colectivo, no a la persona. Si regresamos, mañana cae otro”.

El miércoles al mediodía, a las puertas de la iglesia evangélica y mientras los taxistas depositaban el féretro en el coche que lo trasladaría al cementerio, una pequeña carpa del Partido Nacional repartía una tarjeta de descuentos que el candidato oficialista Hernández ofrece a sus seguidores.

También regalaba camisetas y registraba votantes pese a que la ley prohíbe hacerlo esta semana y al dolor que los rodeaba.

Alguien tuvo que pedirles que por respeto apagaran la música.

Al funeral, en el cementerio Santa Cruz al norte de la ciudad, llegaron decenas de taxistas y tres autobuses pagados por los clientes de ‘Don Mincho’.

En sus 35 años de trabajo había llevado a la escuela o al trabajo a miles de personas. También estaban su esposa, sus tres hijas, y algunos de sus nietos. Uno de ellos trabaja en la misma estación de taxis.

Tras el oficio religioso, alguien abrió el ataúd y todos los taxistas desfilaron derrumbándose en llanto, abrazando y besando al cadáver o compartiendo sus últimas palabras con quien fue su amigo y compañero.

De regreso a casa uno de ellos explicó que “soluciones solo hay dos: pagar el impuesto de guerra o emigrar a los Estados Unidos”.

Un día después del asesinato, y cuando de nuevo caía la noche, el lugar de taxis estaba vacío. Los taxistas ya habían perdido un día de jornal y pedían prestado dinero: las extorsiones y las necesidades no esperan.

Seguirán sin trabajar hasta que puedan reunir los 1.000 dólares.

“No quiero pensar que no tiene solución, pero nadie la conoce”, dijo el ingeniero Irías, que también fue al cementerio. “Nadie sabe de qué forma, pero el que gane las elecciones es a esto a lo que le tiene que entrar. Es más de lo que una sociedad puede soportar”.

—–

Siga a Alberto Arce en Twitter: https://twitter.com/alberarce

Fuente:  http://www.elnuevoherald.com/2013/11/21/v-fullstory/1619770/don-mincho-la-muerte-de-un-taxista.html

, , , ,

Deja un comentario

Honduras: industriales con la izquierda

Por ALBERTO ARCE
Published: 11/11/13

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – ¿Empresarios impulsando a la izquierda en las elecciones?

Así pinta el panorama político en Honduras, un país que paga sus deudas emitiendo bonos, con un mercado interno restringido porque el 43% de los trabajadores cobra menos del salario mínimo y el 46% de la población vive en la extrema pobreza: los industriales comienzan a ver a la izquierda como la alternativa que les permitiría salir del atolladero económico y ampliar sus mercados.

Este gobierno “es un desastre económico, regala el dinero en campañas políticas, incrementa la administración pública, y convoca licitaciones innecesarias y poco transparentes”, dijo hace poco Adolfo Facussé, presidente de la Asociación Nacional de Industriales, que califica la situación económica del país como “invivible para el empresario” debido a que “el gobierno ha creado un ambiente muy negativo contra la empresa privada”.

“Estamos con Xiomara (Castro, esposa del ex presidente derrocado Manuel Zelaya) si opta la vía de la izquierda moderada como se ha hecho en Nicaragua o El Salvador”, afirmó.

Las polémicas declaraciones de Facussé, quien se define como “crítico con el gobierno y favorable al cambio”, causaron revuelo pues significa un radical cambio de rumbo para un sector del empresariado del país que siempre ha simpatizado con las políticas de la derecha.

El cambio obedece a que la economía se ha deteriorado tras el golpe de estado, lo que paradójicamente era una de las preocupaciones de los empresarios si Zelaya se hubiera quedado en el poder y una de las razones invocadas para derrocarlo. (ver cuadro de cifras)

A Facussé y otras personalidades, Estados Unidos les revocó la visa por estar presuntamente implicados en el golpe.

Los empresarios culpan a las políticas oficialistas de los últimos cinco años por el aumento de la pobreza, el desempleo y el bajón en el crecimiento de la economía y por no corregir viejos problemas como la deuda externa, la alta evasión tributaria, las exenciones a franquicias internacionales, y la entrega de subsidios a familias pobres, que los opositores califican como clientelismo político.

Las encuestas señalan un empate técnico entre el candidato oficialista Juan Orlando Hernandez del Partido Nacional en el gobierno y Xiomara Castro, del recién creado Partido Libre. Las elecciones presidenciales y legislativas se celebrarán el próximo 24 de noviembre.

“El costo de la vida, el desempleo, la necesidad de emigrar, el aumento de la pobreza asfixian a la población”, dice Hugo Noé Pino, que fue presidente del Banco Central y Ministro de Finanzas. “Y la gente va a ir a votar en función de sus condiciones buscando el cambio más que el continuismo de esta realidad. Eso va a importar más que la seguridad. No tengo ninguna duda”.

En su programa económico, Hernández prometió duplicar los programas asistencialistas de transferencias a las familias hasta alcanzar los 800.000 beneficiarios, potenciar un programa de trabajo por horas aprobado durante su mandato en el Congreso, reforzar la capacidad de la maquila, aumentar el territorio cultivado con palma africana y facilitar fogones ecológicos a los más necesitados.

No ha mencionado como va a financiar estos programas y qué va a hacer con acuciantes problemas como la deuda, o la evasión fiscal.

Castro ha insistido en no endeudar al país más y renegociar la deuda, aplicar las políticas de austeridad, potenciar la inversión y consumo interno, desarrollando entre otras políticas una reforma agraria que garantice la soberanía alimentaria del país, pero no ha dicho qué va a hacer específicamente con los programas sociales.

Históricamente, Honduras ha financiado su crecimiento a través de créditos con la banca multilateral y cuando la deuda se ha vuelto excesiva, se ha condonado.

Entre 2005 y 2007, la banca multilateral condonó a Honduras unos 4.000 millones de dólares de deuda externa con el objetivo de que el país destinara esos recursos al desarrollo.

Seis años más tarde, la deuda es incluso más elevada que cuando fue perdonada y se sitúa en torno a los 6.000 millones de dólares.

“La administración actual es la que tiene mayor nivel de endeudamiento interno histórico que ha habido en el país”, dice Mauricio Díaz, coordinador del Foro Social de la Deuda de Honduras. “Ese endeudamiento histórico es de difícil justificación”.

“Todos los años (hay) ampliaciones presupuestarias de entre el 8 y el 10%”, agregó.

El presupuesto ejecutado en 2012 superó en casi 1.000 millones de dólares al aprobado a principios de ese año, según cifras oficiales.

La deuda sigue creciendo porque los ingresos del país no son suficientes para pagar los gastos, en parte porque la base tributaria padece de una evasión fiscal que ronda al 43% del total de ingresos de la nación y por las exenciones tributarias que benefician a franquicias de comida rápida, embotelladoras de agua mineral y repuestos para aviones y helicópteros, entre muchos otros.

A principios de año, el presidente Porfirio Lobo nombró una comisión para saber quiénes son los beneficiarios de esas exenciones y que, según el mandatario, sumarían hasta 2.000 millones de dólares que el estado no recibe al año.

Luego, Lobo trató de suspender estas exoneraciones y otros beneficios fiscales otorgados por el gobierno a decenas de empresas, personas y organizaciones no gubernamentales en una ofensiva para aumentar y ordenar la base impositiva.

Pero el Congreso, presidido hasta hace poco por el candidato Juan Orlando Hernández no la aprobó por falta de interés político, y diez meses después de creada la comisión que las revisaba continúa reuniéndose sin resultados concretos.

The Associated Press ha solicitado en varias ocasiones entrevistas con Juan Orlando Hernández para conocer su opinión sobre estos temas y otros pero nunca han sido concedidas.

Los gastos del país, por el contrario, han crecido al crear las llamadas “transferencias condicionadas” por las que familias pobres reciben hasta 500 dólares al año por enviar a sus hijos a la escuela, entre otros requisitos.

Hace cuatro años estas transferencias beneficiaban a 200.000 personas pero en 2013, las reciben unas 400.000 personas, en un proceso que “necesita un manejo más transparente porque en año político se pueden estar utilizando los recursos del estado para campañas políticas”, dijo el ex ministro Pino.

Otras inversiones, que son urgentes para el desarrollo del país, no se hacen.

“Desde 2009 se pasó de 7.000 millones de lempiras (350 millones de dólares) en infraestructuras a 3.000 millones (150 millones de dólares)”, dice Pino. “Eso significa que no hay mantenimiento de la red viaria del país y disminuye el crecimiento económico. Mientras las transferencias condicionadas han pasado de 5.000 millones (250 millones de dólares) a casi 10.000 (500 millones de dólares) en 2013”.

“Gane quien gane las elecciones, tendrá que dedicar el 25% de los ingresos al pago de la deuda”, explica Pino.

Fuente: http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=oYXvPwbj

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

Honduras: Partido propone asamblea constituyente

Por ALBERTO ARCE
Published: Yesterday

 

Tegucigalpa, Honduras (AP) – El Partido Libertad y Refundación (Libre) de Honduras convocó el jueves a una asamblea nacional constituyente para refundar al país, el mismo llamado que hizo que el presidente Manuel Zelaya fuera derrocado en un golpe de estado en 2009.

El partido hizo el anuncio al presentar su programa de gobierno de cara a las reñidas elecciones presidenciales y legislativas que se celebrarán el próximo 24 de noviembre.

El programa, coordinado por Rubén Palma y Fernando García, ex ministro de Economía con Zelaya, es “un diseño de país a 20 años vista basado la elección de una asamblea nacional constituyente que redacte una nueva Constitución para Honduras” y lo “convierta en un estado moderno y eficiente basado en la justicia social y la equidad así como en la constitución del poder popular bajo los principios del socialismo democrático”, dijo Palma.

García señaló que “Honduras se encuentra tan debilitado y degradado que se encuentra al borde de convertirse en un estado fallido donde prevalen la injusticia y la impunidad, no hay institucionalidad y las funciones estatales como educación y salud se han abandonado debido a la aplicación de un modelo neoliberal fracasado y a las consecuencias de un terrible golpe de estado”.

El programa explicado por García, basado más en principios que en medidas concretas de gobierno, parte de que “el socialismo democrático debe redefinir la estructura del estado y el marco jurídico que permita un sistema de desarrollo económico alternativo basado en la participación ciudadana directa”. El ex ministro también mencionó conceptos como “soberanía agroalimentaria”, “justicia tributaria”, “equidad de género” y el “acceso a la tierra y a los activos productivos por parte de una nueva mayoría social”.

Lo sondeos más recientes señalan que la situación es de empate técnico entre Juan Orlando Hernández, candidato del Partido Nacional, en el gobierno, y Xiomara Castro, esposa del ex presidente Zelaya.

La campaña de Hernández gira en torno a la seguridad y la creación de una Policía Militar que responde a la situación de emergencia en materia de seguridad que sufre el país. Honduras tiene el índice de homicidios más alto del planeta.

Hernández defiende también programas asistenciales de entrega de bonos sociales o fogones a la población más necesitada mientras que Castro propone “desmilitarizar a la sociedad y la seguridad y crear una policía comunitaria que aborde la seguridad pública”.

El candidato oficialista acusa a Libre de representar “a los de camino malo” y de que en sus mítines “hay más banderas de Venezuela que de Honduras” porque “Libre ha nacido en esa tierra”, un extremo que no ha podido ser comprobado.

Castro afirma que su propuesta se basa en “la reconciliación de una patria dividida por un golpe de estado articulado por los que ahora están en el poder”.

En un inesperado giro, el empresario Adolfo Facussé, presidente de la poderosa Asociación Nacional de Industriales y señalado por muchos como uno de los principales apoyos del golpe de estado que derrocó a Zelaya en 2009 y al que llegó a retirársele la visa estadounidense por su implicación en el mismo, acudió a la presentación del programa del partido Libre y dijo a The Associated Press que “el gobierno actual es un desastre y no me gustaría que hubiera continuidad”.

Facussé reconoció la “legitimidad del partido Libre”, que “responde a las aspiraciones de un sector de la población” y señaló que la administración actual “ha terminado con la separación de poderes y se apoya en una peligrosa concentración de poder” a la que calificó como “tendencia dictatorial”.

El líder empresarial, en un guiño a la propuesta del partido Libre, también señaló que “el país necesita cambios profundos” y que está de acuerdo con la instalación de una “asamblea revisora de la Constitución integrada por notables que redacten una nueva propuesta que pueda ser llevada a referéndum”.

http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=AJdfHvNf

, ,

Deja un comentario

Las frases del jefe de policía hondureña


Associated Press Published: Nov 1, 2013
 

               
En esta fotografía del 3 de julio de 2012, el jefe de la policía de Honduras, general Juan Carlos Bonilla, al centro, habla durante una conferencia de prensa en Tegucigalpa, Honduras.  El general de cinco estrellas fue acusado hace una década de operar escuadrones de la muerte y en la actualidad supervisa un departamento sospechoso de golpear, matar y “desaparecer” a sus detenidos. También es el principal policía en el país por el que pasa la mayor parte de la cocaína sudamericana que se dirige a Estados Unidos y otras partes. Además Bonilla es el hombre al que recurre el gobierno estadounidense en la guerra contra el narcotráfico. (Foto AP/Fernando Antonio)

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – Acerca de los periodistas: “No me gusta el sesgo, la intencionalidad de las repreguntas de los periodistas”.

Acerca de sus orígenes: “Hay gente a la que le molesta que un indio, que el hijo de un campesino y pescador pobre del sur del país, haya llegado a ser General Director de la Policía. Bien, a mí no me gustan los ricos y los famosos”,

Acerca de su apodo: “Hace años que me llaman “Tigre”, no recuerdo cómo comenzó. Tengo un nombre que me gusta, un nombre bonito, Juan Carlos Bonilla. Quien me conoce me llama Juan Carlos”.

Acerca del miedo que le tienen: “Yo no grito, no me altero, no levanto la voz. Digo lo que tengo que decir sin importarme a quien, ni dónde, ni cuándo. Pero cuanto más enfadado esté, más suave lo diré. Nunca me verá usted perder la compostura ni la educación. Si alguien me tiene miedo es porque sabe que conmigo no hay negociación, ni influencia posible, yo no hago favores, yo no me pliego al poder político ni a sus campañas ni a las amenazas. Yo no me pliego ante nadie”.

Acerca de las acusaciones sobre los escuadrones de la muerte: “Esa acusación es totalmente falsa. La niego totalmente. Yo no estaba allí, yo no tuve nada que ver con esos hechos. Eso sucedió en San Pedro Sula cuando yo estaba en Tegucigalpa. La entonces Jefa de Asuntos Internos de la policía reunió testimonios y decidió atacarme. Nunca sabré porque lo hizo. No quiero seguir hablando de ello durante más de diez años”.

Acerca de su seguridad personal: “igual que no tengo miedo de morir, tampoco tengo miedo del uso de las armas y los brazos para defenderme si se me ataca. Si alguien entrase por esa puerta, yo saltaría por encima de la mesa con mi pistola para defenderme antes de que usted se diese cuenta de estar paralizado por el susto. Usted nunca sabrá el tipo de amenazas contra uno o miembros de su familia que conlleva un cargo como este”.

Acerca de las acusaciones en contra de sus policías: “Yo no puedo estar encima de todo, alguna vez se me va a escapar algo. Soy humano. No puede tratar de culparme a mí de todo lo que sucede dentro de la policía”.

Acerca de su infancia: “Fui un recluta forzado. Era otra época. Así era entonces en Honduras, que no había firmado las convenciones de los derechos del niño. No elegí, no lo pienso, no lo cuestiono. La vida es así y así tira uno hacia delante. Tengo un recuerdo bonito de aquella etapa porque me marcó y me hizo ser quien soy”.

Acerca de su relación con la Embajada de Estados Unidos: “Hay cuestiones de trabajo que es imposible solucionar políticamente, que pertenecen al ámbito operativo y de las que uno tiene que ocuparse personalmente. ¿Yo le pido cosas a la Embajada? Sí. No les pido nada que no entre dentro de mis competencias o en las relaciones de coordinación de las que soy responsable, existen las relaciones interpersonales a las que yo tengo que acceder a diario pero acceder no significa interceder”.

Acerca de la violencia de Honduras: “La violencia de Honduras es una violencia importada, llegada de fuera, que no se corresponde con la idiosincrasia hondureña. Desde el punto de vista histórico, gran parte de las armas que circulan por el país vienen de la época del problema Irán-Contra, que inundó Honduras de armamento originalmente destinado a la Contra nicaragüense. La deportación de delincuentes desde los Estados Unidos trajo a Honduras un número de personas preparadas para el crimen y la desarticulación de los carteles colombianos provocó el efecto cucaracha. Al aplastar las cucharas, sus huevos explotaron y expandieron las crías, al fumigarlas, las expulsaron del lugar en el que estaban

Acerca del estado hondureño y su gobernabilidad: “Honduras no es un país ingobernable. No hay una conmoción social generalizada. No es un Estado fallido. Es cierto que hay zonas del país donde no hay una presencia policial o militar permanente, pero es cierto que cuando se toma la decisión de entrar se entra, aún podemos entrar, con lo cual, no somos un estado fallido, somos un estado con problemas serios, pero no fallido”.

Fuente: http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=Rb7NZo7h

, , , , ,

Deja un comentario

Honduras: Partido propone asamblea constituyente


Por ALBERTO ARCE
Published: Oct 31, 2013
 

Tegucigalpa, Honduras (AP) – El Partido Libertad y Refundación (Libre) de Honduras convocó el jueves a una asamblea nacional constituyente para refundar al país, el mismo llamado que hizo que el presidente Manuel Zelaya fuera derrocado en un golpe de estado en 2009.

El partido hizo el anuncio al presentar su programa de gobierno de cara a las reñidas elecciones presidenciales y legislativas que se celebrarán el próximo 24 de noviembre.

El programa, coordinado por Rubén Palma y Fernando García, ex ministro de Economía con Zelaya, es “un diseño de país a 20 años vista basado la elección de una asamblea nacional constituyente que redacte una nueva Constitución para Honduras” y lo “convierta en un estado moderno y eficiente basado en la justicia social y la equidad así como en la constitución del poder popular bajo los principios del socialismo democrático”, dijo Palma.

García señaló que “Honduras se encuentra tan debilitado y degradado que se encuentra al borde de convertirse en un estado fallido donde prevalen la injusticia y la impunidad, no hay institucionalidad y las funciones estatales como educación y salud se han abandonado debido a la aplicación de un modelo neoliberal fracasado y a las consecuencias de un terrible golpe de estado”.

El programa explicado por García, basado más en principios que en medidas concretas de gobierno, parte de que “el socialismo democrático debe redefinir la estructura del estado y el marco jurídico que permita un sistema de desarrollo económico alternativo basado en la participación ciudadana directa”. El ex ministro también mencionó conceptos como “soberanía agroalimentaria”, “justicia tributaria”, “equidad de género” y el “acceso a la tierra y a los activos productivos por parte de una nueva mayoría social”.

Lo sondeos más recientes señalan que la situación es de empate técnico entre Juan Orlando Hernández, candidato del Partido Nacional, en el gobierno, y Xiomara Castro, esposa del ex presidente Zelaya.

La campaña de Hernández gira en torno a la seguridad y la creación de una Policía Militar que responde a la situación de emergencia en materia de seguridad que sufre el país. Honduras tiene el índice de homicidios más alto del planeta.

Hernández defiende también programas asistenciales de entrega de bonos sociales o fogones a la población más necesitada mientras que Castro propone “desmilitarizar a la sociedad y la seguridad y crear una policía comunitaria que aborde la seguridad pública”.

El candidato oficialista acusa a Libre de representar “a los de camino malo” y de que en sus mítines “hay más banderas de Venezuela que de Honduras” porque “Libre ha nacido en esa tierra”, un extremo que no ha podido ser comprobado.

Castro afirma que su propuesta se basa en “la reconciliación de una patria dividida por un golpe de estado articulado por los que ahora están en el poder”.

En un inesperado giro, el empresario Adolfo Facussé, presidente de la poderosa Asociación Nacional de Industriales y señalado por muchos como uno de los principales apoyos del golpe de estado que derrocó a Zelaya en 2009 y al que llegó a retirársele la visa estadounidense por su implicación en el mismo, acudió a la presentación del programa del partido Libre y dijo a The Associated Press que “el gobierno actual es un desastre y no me gustaría que hubiera continuidad”.

Facussé reconoció la “legitimidad del partido Libre”, que “responde a las aspiraciones de un sector de la población” y señaló que la administración actual “ha terminado con la separación de poderes y se apoya en una peligrosa concentración de poder” a la que calificó como “tendencia dictatorial”.

El líder empresarial, en un guiño a la propuesta del partido Libre, también señaló que “el país necesita cambios profundos” y que está de acuerdo con la instalación de una “asamblea revisora de la Constitución integrada por notables que redacten una nueva propuesta que pueda ser llevada a referéndum”.

Fuente: http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=AJdfHvNf

, , , , , ,

Deja un comentario

Senadores Estadounidenses preocupados por Honduras

OR ALBERTO ARCE

ASSOCIATED PRESS

TEGUCIGALPA, Honduras — Senadores de los Estados Unidos enviaron el martes una carta al Secretario de Estado John Kerry preocupados por las denuncias de ejecuciones extrajudiciales cometidas por las fuerzas de seguridad de Honduras, el deterioro del estado de derecho en el país, la impunidad y pidieron que evite que la asistencia de los Estados Unidos al país caribeño llegue a los involucrados en dichas violaciones.

El Senador Ben Cardin, impulsor de la carta, dijo que “los contribuyentes estadounidenses exigen una rendición de cuentas al más alto nivel en el uso de sus recursos y particularmente para la asistencia internacional. Me he sentido consternado por noticias de violaciones flagrantes de los derechos humanos en Honduras. Debemos asegurarnos de que fondos estadounidenses no están permitiendo violaciones desenfrenadas de los derechos humanos, incluso por miembros de las fuerzas de seguridad de Honduras que actúan amparados por la impunidad”.

La Ley de asignaciones presupuestaria del Congreso de los Estados Unidos requiere que el Departamento de Estado investigue y reporte si el gobierno hondureño protege el estado de derecho y también el debido proceso legal y enjuiciando a personal militar y policial respecto a quienes se tienen denuncias creíbles sobre violaciones a los derechos humanos antes del desembolso del 20% de los fondos destinados al ejército y a la policía de Honduras.

La carta firmada por 21 senadores dice que “dadas las denuncias de violencia e impunidad vinculadas a entidades del Estado en Honduras, tenemos serias dudas con respecto a la certificación del Departamento de Estado sobre el cumplimiento de estas condiciones para el año fiscal 2012”.

The Associated Press ha investigado y publicado en el último año denuncias de familiares sobre cómo pandilleros del ‘Barrio 18’ son detenidos por patrullas de la policía que transitan en camionetas sin placas durante la noche, cubren su cara con pasamontañas y cargan fusiles de alto alcance. Luego, estos grupos se llevan a las personas a las estaciones de policía y los desaparecen o son encontrados muertos en la periferia de la capital.

Pero las autoridades hondureñas no han abierto ninguna investigación al respecto.

El Congreso de Estados Unidos retuvo en 2012 toda ayuda a la policía hondureña después de que se nombrara a Juan Carlos Bonilla como su director. Bonilla, apodado ‘El Tigre’, fue acusado por el Departamento de Asuntos Internos de la policía hondureña de estar implicado en tres homicidios y vinculado con otras 11 muertes y desapariciones forzadas. Fue juzgado y absuelto por un caso. El resto de las acusaciones nunca fueron investigadas.

El Departamento de Estado reanudó la financiación policial y dijo que el dinero sólo llegaría a unidades especiales certificadas por Estados Unidos. Este año, el gobierno de ese país ha dado 16 millones de dólares a la policía hondureña y dice que ni Bonilla ni 20 de sus subordinados directos reciben un sólo dólar de ese dinero.

No hay certeza de cuánto dinero ha dado ese gobierno a Honduras en los últimos años porque los recursos están adscritos a una iniciativa regional que involucra a otros países. En los últimos años, un estimado de 30 millones ha ido a las fuerzas policiales hondureñas.

Los senadores de los Estados Unidos que enviaron la carta al Secretario de Estado también califican el proceso de depuración la policía, a quien incluso el propio gobierno hondureño ha señalado como “coludida con el crimen organizado” como “un fracaso decepcionante” porque “solamente una cantidad muy pequeña de agentes ha sido destituida”.

Según datos tomados de una audiencia en el congreso celebrada en abril, sólo siete agentes de una fuerza con 13.800 miembros habían sido separados de sus puestos oficialmente y algunos de esos siete habían sido posteriormente readmitidos en la fuerza.

Honduras es el país que registra la mayor tasa de homicidios del mundo, 85,5 por cada 100.000 habitantes según el Observatorio de la violencia de la Universidad nacional y 91 por cada 100.000 habitantes según Naciones Unidas.

, ,

Deja un comentario

Honduras: Pandillas se reúnen con salvadoreños

Por ALBERTO ARCE
Published: Yesterday

SAN PEDRO SULA, Honduras (AP) – Los mediadores del proceso de pacificación de El Salvador, acompañados por representantes de la OEA se reunieron el lunes con líderes de barrio 18 y la Mara Salvatrucha en el penal de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, para apoyar la declaración de tregua con el gobierno y la sociedad anunciada recientemente por las pandillas hondureñas.

“La OEA está facilitando el proceso de diálogo entre los mediadores salvadoreños y hondureños y con las pandillas, con el objetivo de encaminar el avance del proceso en Honduras, y por eso este primer paso en el que se comparten buenas prácticas y se establecen contactos personales entre las partes”, dijo Ana Martínez, de la secretaría de seguridad multidimensional de la Organización de los Estados Americanos (OE), a nombre de Adam Blackwell, responsable del departamento.

“El hecho de que exista un encuentro de un facilitador de Honduras con los facilitadores de El Salvador, las pandillas y la OEA es una regionalización del proceso de pacificación”, dijo a la AP Carlos Orozco, que fue representante de la Secretaría de Seguridad Multidimensional de la OEA en el Comité Técnico de Coordinación del proceso de pacificación en El Salvador.

El obispo auxiliar de San Pedro Sula, Rómulo Emiliani, designado por los pandilleros como mediador ante el gobierno, dijo que “los mediadores salvadoreños han venido expresamente a apoyar este esfuerzo, a transmitirnos sus experiencias y a ofrecer su apoyo, teniendo siempre en cuenta que el contexto de la violencia en Honduras es diferente al de El Salvador”.

Un reportero de The Associated Press estuvo presente en las dos reuniones -que se celebraron por separado- entre los tres mediadores, el obispo Fabio Colindres -que desarrolla labores en el ejército de El Salvador_, el ex guerrillero del FMLN Raúl Mijango y el obispo Emiliani, así como líderes del barrio 18 y la Mara Salvatrucha.

Un portavoz del barrio 18 presente en la reunión con los facilitadores salvadoreños, la OEA y el obispo Emiliani, afirmó que, desde el anuncio de la tregua hecho público por las pandillas en mayo pasado “los homies” (miembros del barrio 18) se han aplacado en un 80%, pero la situación es muy complicada porque la policía sigue asesinándonos, no nos detienen, nos ejecutan”.

El pandillero insistió en que “se detenga una guerra desatada contra nosotros” por parte de escuadrones de la muerte policiales y expresó su voluntad de dialogar con el gobierno para resolver este problema porque “sabemos que violencia sólo engendra violencia y la situación actual no tiene ninguna salida más que aceptar los errores cometidos y sentarse a hablar”. También insistió en que “tenemos una edad, familia e hijos que se merecen un futuro mejor que la vida que nosotros hemos tenido”.

Es imposible verificar de manera independiente que se haya producido una reducción de la violencia en el país, pero pocos minutos después, un pandillero llamado “Marcos” que se presentó como líder de la Mara Salvatrucha coincidió con el miembro de la otra pandilla y también afirmó que “en nuestros sectores la violencia se ha reducido al menos en un 45%, y eso se puede comprobar saliendo a los barrios y preguntando”.

El miembro de la Mara Salvatrucha, que recibió a los facilitadores internacionales del proceso en un taller de carpintería en el interior de la prisión, explicó que su primer gesto de reconciliación con la sociedad es “la entrega de 60 camas hechas con nuestras propias manos a un hogar de ancianos de San Pedro Sula” e insistió en que “la tregua con la otra pandilla también puede darse, pero hay que ir paso a paso”.

Centró su discurso ante los facilitadores en que “queremos que se reproduzca este ejemplo de trabajo en la carpintería en las calles” para que “planteando oportunidades de trabajo para nuestros jóvenes, llegue la paz”.

Carlos Orozco, representante de la OEA, transmitió a los pandilleros que “estamos dispuestos a crear las mejores sinergias posibles y a trabajar con las autoridades nacionales para que haya cambios en los comportamientos que nos han relatado”, y afirmó que “nosotros creemos que el proceso está teniendo resultados claros y puede seguir mejorando, lo único que se necesita es tiempo, paciencia, apoyo y voluntad”.

El obispo Colindres expresó a The Associated Press que los objetivos de la visita de los mediadores salvadoreños a Honduras eran “transmitir que la experiencia salvadoreña es válida para la región, que urge un esfuerzo regional que incluya también a Guatemala” y que el papel de monseñor Emiliani “como mediador es fundamental para que el proceso en Honduras avance siempre con la vista puesta en conseguir niveles de reducción de la violencia similares a los que se están dando en El Salvador”.

El índice de homicidios se ha reducido en El Salvador en 50% desde el comienzo de la tregua hace 15 meses, y el de la extorsión en 12%, según cifras de los ministerios de Seguridad y Justicia de El Salvador.

Por su parte, el ex guerrillero Raúl Mijango, también mediador en ese país centroamericano, dijo que “es importante transmitir la idea de que cuando comenzamos a negociar en El Salvador éramos calificados como terroristas y criminales; se tardó casi 10 años en reconocer que la única manera de terminar la violencia era sentarse a hablar”.

Para Mijango, las pandillas son un problema social. “Nosotros en El Salvador teníamos una motivación política, superar la desigualdad; ellos tienen una motivación mucho más fuerte, su supervivencia, sobrevivir en este mundo”, afirmó.

El obispo de San Pedro Sula afirmó que los pandilleros están cumpliendo su palabra y los enfrentamientos y la violencia se han reducido, pero el gobierno no está cumpliendo porque siguen saliendo personas de la cárcel que son asesinadas.

El presidente Porfirio Lobo ya expresó en mayo que iba “a poner a disposición (del obispo Emiliani) todo lo que necesite. En nombre de Honduras tengamos fe en la iniciativa” porque “todo lo que sea una alternativa a la violencia hay que buscarlo” y el gobierno ya expresó su voluntad para ello. “Estamos abiertos a cualquier proceso que disminuya la violencia”, agregó.

Honduras es el país con el mayor índice de homicidios del mundo, con 85,5 por cada 100.000 habitantes. La ciudad de San Pedro Sula tiene un índice que dobla la media nacional.

Un informe de la Oficina de las Naciones Unidas Contra el Delito de 2010, con datos de la Policía Nacional de Honduras, reflejaba que sólo 30% de los homicidios cometidos en el país estaba relacionado con la violencia de las pandillas.

http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=HxS2B56G

,

Deja un comentario

Honduras: policías toman sede de la fuerza

Associated Press
Published: Yesterday

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – Un centenar de agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal tomaron la sede de esa fuerza el jueves en Tegucigalpa en protesta por la suspensión de funciones de todo el departamento un día antes y reclamaron a gritos la presencia del director general de la policía Juan Carlos Bonilla para revertir la decisión.

Tras un proceso de negociación con el Ministro de Seguridad, los agentes terminaron la protesta según confirmó un cargo policial que no está autorizado a dar declaraciones a la prensa.

“Todos vamos a volver trabajar normal. Va a haber una supervisión a nivel nacional y va a notificar cuando van a ir los agentes a polígrafo y para eso se desligaran 48 horas de su trabajo para que estén descansados y relajados con el polígrafo”, dijo el agente.

Pero el Ministerio de Seguridad no ha confirmado tal extremo.

Desde el jueves, no sólo los agentes están suspendidos de sus puestos. Todas las actividades de la policía de investigación fueron suspendidas, nadie realizó levantamientos de cadáveres y los ciudadanos que registraban sus armas tuvieron que abandonar el edificio con ellas en las manos sin que nadie les recibiese al igual que ciudadanos que acudían a presentar denuncias.

El inspector general de la policía, Ramón Savillon, llegó hasta el lugar para intentar negociar, pero luego de hacer una llamada telefónica se retiró sin hacer declaraciones a la prensa.

Desde el nombramiento de Arturo Corrales como ministro de Seguridad el pasado 1 de mayo, ningún policía está autorizado a hablar con la prensa.

El Ministerio de Seguridad anunció el miércoles a través de un comunicado a prensa la suspensión de las operaciones de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) para realizarles “pruebas de confianza”, lo que provocó malestar e incertidumbre entre los agentes, que no han recibido ninguna comunicación oficial al respecto.

Los agentes y oficiales de la DNIC que participaron en la protesta reclamaban la presencia del General Juan Carlos Bonilla, director de la policía, para que les ofreciera una solución. Unos 1.400 agentes en todo el país integran la DNIC aunque sólo unos 100 participan de la protesta.

Oscar Armando Flores, sargento de averiguación con 26 años de experiencia, dijo que sus familias “se sienten mal, se nos considera criminales como colectivo, que nos hagan la prueba de confianza de una vez y al que haya que despedir lo despidan… el objetivo es señalarnos como criminales para despedirnos sin pagarnos un lempira por los derechos laborales adquiridos y regresar a los 80, despedir a los policías para meter a los militares en nuestro lugar”.

Pero Gonzalo Sánchez, asesor del Ministerio de defensa y ex director de la DNIC dijo a una radio local que “aunque me duela, pero lo digo con mucho valor, ya era necesario realizar esa intervención en la DNIC, porque no se estaba realizando la investigación como debe de ser, no estaba fortalecida y estaba diezmada” y como consecuencia “se ha disparado la ola de criminalidad”.

Sánchez también afirmó que “las filtraciones del crimen organizado en la institucionalidad son verídicas” por lo que “ya era necesaria una intervención”.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo afirmó durante una rueda de prensa que “falta estructurar una dependencia de seguridad que pueda operar sin problemas y dudas, bajo el marco de la confianza que deben tener las instituciones” y afirmó que respecto “a las medidas que han tomado, tienen todo mi respaldo”.

Roberto Suazo, agente de investigación convertido en portavoz de la protesta, pidió “que se respeten nuestros derechos, que venga aquí el director general de la policía y dé la cara. Exigimos que se reinicien las actividades de la DNIC inmediatamente y permaneceremos aquí hasta que él llegue; se nos han pedido las armas pero no se las hemos entregado”.

Agregó que “nadie está en contra de las pruebas de confianza, que vengan y nos las hagan, pero citándonos uno a uno, por escrito, no suspendiendo de trabajo a toda la DNIC”.

Las pruebas de confianza son polígrafo, exámenes toxicológicos, exámenes psicométricos y de patrimonio.

Suazo explicó que “el problema real es de información, nosotros tenemos los archivos adquiridos y creados por todos los agentes de investigación del país en 15 años. Ahí está todo, la base de datos, la historia de la policía de Honduras, ellos quieren esa información y por eso quieren quitarnos de en medio”.

Los agentes insultaron y expulsaron al comisionado Alex Villanueva, director de la policía de investigación, cuando trató de negociar con ellos. “Este es un proceso iniciado y la decisión está tomada, para evitar fuga de información no den muestras ustedes de que son chusma”, dijo el director. Entonces los expulsaron al grito de “la chusma sos vos”.

“En este momento no hay operativos en la calle, la ciudadanía está desprotegida, nadie está en la calle protegiendo a los ciudadanos, aquí estamos defendiendo nuestros derechos”, dijo Suazo.

La DNIC es el departamento policial que se encarga de todo lo relacionado con los homicidios en el país, la lucha contra las pandillas así como con las inspecciones oculares, robo de vehículos, levantamientos de cadáveres, balística, antecedentes penales y policiales y registro de armas. Maneja toda la base de datos de investigación policial del país.

Honduras es el país con el índice de homicidios más alto del planeta, 85,5 por cada 100.000 habitantes.

Elías Sierra, abogado de los agentes, dijo que han emprendido acciones legales ante la fiscalía y el Comisionado de Derechos Humanos porque “la decisión de suspender a los agentes viola las leyes de la república por su arbitrariedad”.

Desde hace al menos un año, Honduras ha tratado de depurar, sin éxito, una fuerza policial acusada de ejecuciones extrajudiciales y vínculos con el crimen organizado a la que un ministro de seguridad llamó hace dos años “los controladores aéreos del narcotráfico”. Trece meses después de ser lanzado el proceso puede considerarse un fracaso, ya que se han registrado sólo 33 órdenes de separación del cuerpo entre sus aproximadamente 14.000 miembros. Además, de esas 33 órdenes de separación se han aplicado sólo siete, según datos de la Secretaría de Seguridad. Recientemente Estados Unidos decidió retirar su apoyo económico y logístico a la realización de las pruebas de confianza en el contexto del proceso de depuración policial por la falta de resultados.

http://m.apnews.com/mnnes/db_317422/contentdetail.htm?contentguid=clfR7X9o

, , ,

Deja un comentario

Honduras: suspenden operaciones de policías

Por ALBERTO ARCE
Published: Jun 5, 2013

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – El Ministerio de Seguridad de Honduras anunció el miércoles la suspensión de operaciones de todos los policías de investigación criminal del país para realizarles “pruebas de confianza”, lo que ha provocado malestar entre los agentes.

El ministerio emitió un comunicado en que afirma que la iniciativa “tiene como propósito liberar temporalmente a los miembros de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) de sus responsabilidades regulares para poder someter al 100% de su personal a las pruebas de confianza”.

Añadió que con la suspensión de las operaciones de los agentes se busca evitar que ese personal “esté sometido a la presión laboral antes y durante la realización del trabajo de certificación institucional”.

“Esta disposición estará vigente hasta que se concluya este proceso y el personal que lleva casos legales pendientes estará sujeto al llamado de la autoridad fiscal o judicial responsable del mismo”, señaló el comunicado.

La orden entró en vigor el miércoles y afecta a unos 1.400 agentes policiales de todo el país.

Associated Press no pudo conseguir ninguna explicación del Ministerio de Seguridad que ha decidido, desde el nombramiento de Arturo Corrales como Ministro el pasado 1 de mayo no atender a la prensa.

Un reportero de Associated Press visitó las instalaciones de la DNIC y comprobó que el trabajo se desarrollaba aparentemente con normalidad aunque el edificio se encontraba resguardado en su perímetro exterior por miembros del grupo COBRA, unidad de intervención de la policía.

Un oficial de la DNIC que no está autorizado a ofrecer declaraciones a la prensa explicó que “nos hemos enterado por la prensa que ha venido a informarnos, a nosotros nadie nos ha comunicado nada y mientras no haya una comunicación directa, de aquí nadie tiene porque irse”.

El agente afirmó que “existe un gran malestar y nerviosismo entre los agentes, hemos sabido que en el interior del país se les han retirado las placas y las armas a algunos de los policías de investigación criminal”.

Según el mismo agente “por la mañana llegaron varias unidades de los COBRA y hubo momentos de tensión, pero finalmente todo se calmó. Nadie sabe qué va a pasar mañana, nadie nos ha dicho oficialmente que no vengamos a trabajar”.

La DNIC es el departamento policial que se encarga de todo lo relacionado con los homicidios en el país así como con las inspecciones oculares, robo de vehículos, levantamientos de cadáveres, balística, antecedentes penales y policiales y registro de armas. Maneja toda la base de datos de investigación policial del país.

Honduras es el país con el índice de homicidios más alto del planeta, 85,5 por cada 100.000 habitantes.

El comunicado del Ministerio de Seguridad también informa que “con el propósito de mantener la atención al público, el trabajo de recolección de denuncias de delitos comunes será realizado por personal de la Dirección Nacional de la Policía Preventiva”.

Pero el agente que habló con Associated Press calificó la situación de “caos administrativo” y explicó que “las denuncias se registran a través de un sistema informático con claves personales que poca gente sabe utilizar y es imposible transferirlas de un día para otro”.

También explicó que “ningún fiscal puede levantar un cadáver sin la presencia de un agente de investigación de la DNIC”.

El malestar entre los agentes es muy alto. “El lunes llegó una inspección del Ministerio de Seguridad para evaluar al personal. Se llevaron a todos los jefes y a varios agentes para someterse a la prueba del polígrafo, iban nerviosos, les sudaban las manos, así no pueden hacerse las cosas”, afirmó el agente consultado por Associated Press.

El mismo policía criticó que “el gobierno está haciendo las cosas a la carrera porque se les está acabando el tiempo y no pueden ofrecer ningún resultado”.

El gobierno actual dejará el poder en noviembre, cuando se celebran elecciones presidenciales y al congreso nacional.

La policía de Honduras se encuentra sometida a un proceso de depuración debido a sus altos índices de colusión con el delito. El proceso, 13 meses después de ser lanzado puede considerarse un fracaso, registrándose sólo 33 órdenes de separación del cuerpo entre sus aproximadamente 14.000 miembros. Además, de esas 33 órdenes de separación se han aplicado sólo siete, según datos de la Secretaría de Seguridad. Recientemente Estados Unidos decidió retirar su apoyo al proceso de depuración policial por la falta de resultados.

El martes, el congreso de Honduras aprobó una importante modificación a la ley de creación de un nuevo cuerpo policial de élite denominado TIGRES. Si bien originalmente esta unidad de élite iba a estar bajo disciplina, ubicación física y sometida a participación militar, los diputados decidieron finalmente adscribirla al Director General de la Policía Nacional, Juan Carlos Bonilla y eliminar toda alusión al ejército en su esquema de funcionamiento.

Al respecto, un analista de política internacional en Washington opinó la policía hondureña ya ha experimentado una “amplia militarización”, y que con la decisión del gobierno de unificar los ministerios de Seguridad y Defensa “aumentará de manera significativa el desvanecimiento de los límites entre las unidades policiales y militares”.

Alexander Main, analista del Center for Economic and Policy Research, sostuvo que “si bien hay informes crecientes de matanzas extrajudiciales y otros abusos perpetrados por las fuerzas de seguridad hondureñas, aún prevalece la impunidad. Cuando se suma la militarización creciente a la inacción judicial, es prácticamente inevitable que se agrave la situación de los derechos humanos”.

http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=7OnD38Go

, , ,

Deja un comentario

Honduras: Ordenan captura de oficiales de policía

Por Alberto Arce
Published: Jun 4, 2013

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – Un juzgado de San Pedro Sula, al norte de Honduras, emitió el martes órdenes de captura contra cinco oficiales de la policía nacional acusados del asesinato de siete miembros de la pandilla Barrio 18 durante una operación desarrollada en 2011 en el norte del país, dijeron las autoridades.

Las órdenes de captura se emitieron en contra del Comisionado Elvis Bonilla Ándara, el Comisario Héctor Yasis Turcios, el Subcomisario Celín Rolando Cáceres, el inspector Alfredo Paz Calix, y el subinspector Celin Rolando Cáceres, según confirmó a The Associated Press, Elvis Guzmán, portavoz del Ministerio Público de San Pedro Sula.

“El Ministerio Público y el juez ya han terminado su procedimiento y le han librado orden de captura a la Dirección Nacional de Investigación Criminal de la policía para que proceda”, dijo Guzmán. “La captura queda en manos de la policía”.

Barrio 18, una de las dos pandillas más poderosas y violentas del país, ha acusado a la policía de mantener escuadrones de la muerte que cometen homicidios extrajudiciales en lugar de llevar a los criminales ante la justicia.

Los hechos ocurrieron durante una operación policial desarrollada en la Colonia Planeta de la Lima, muy próxima a San Pedro Sula, que es la ciudad comercial e industrial del país, ubicada a 230 kilómetros al norte de Tegucigalpa, en la que murieron siete miembros de Barrio 18. Según informes de prensa de ese día, la policía dijo que intentaban efectuar un arresto cuando los pandilleros abrieron fuego, y en el tiroteo murieron siete miembros de Barrio 18. La policía no sufrió bajas.

Después de una investigación de más de un año dirigida por la fiscalía de los derechos humanos, los delitos de los que se acusa a los oficiales son los de allanamiento ilegal de vivienda, abuso de autoridad, violación de los deberes de los funcionarios y siete casos de asesinato.

La AP no pudo obtener de inmediato declaraciones de la policía nacional. Desde el nombramiento de Arturo Corrales como Ministro de Seguridad el pasado 2 de mayo, la policía no está autorizada a ofrecer declaraciones a la prensa.

Las acusaciones de asesinatos extrajudiciales de miembros de pandillas por parte de la policía de Honduras son de vieja data.

Según una investigación publicada por la AP, al menos cinco miembros de la pandilla Barrio 18 han muerto o desaparecido después de ser arrestados por la policía este año.

Las investigaciones apuntan a la existencia de escuadrones de la muerte policiales, cuyos testigos definen su accionar como grupos de hombres encapuchados y fuertemente armados, vestidos de civil y con chalecos antibalas y que matan o desaparecen a pandilleros en vez de llevarlos ante la justicia.

El Comisionado Bonilla Ándara, contra quien se emitió el martes orden de captura, no es el único alto oficial de la policía hondureña que ha sido acusado de ejecuciones extrajudiciales.

El año pasado, el Congreso de Estados Unidos retuvo parte de su ayuda a la policía hondureña después de que se nombrara a Juan Carlos Bonilla como su director y quien fue ascendido al cargo pese a sus presuntas vinculaciones con escuadrones de la muerte en el pasado. Bonilla, apodado “El Tigre”, fue acusado por el Departamento de Asuntos Internos de la policía hondureña de estar implicado en tres homicidios y vinculado con otras 11 muertes y desapariciones forzadas.

El Departamento de Estado reanudó la ayuda a la policía de Honduras pero alega que solo llega a unidades que han sido certificadas por los Estados Unidos.

Este año ha entregado 16 millones de dólares a la policía de Honduras pero asegura que ni el General Bonilla ni ninguno de los 20 oficiales directamente bajo su mando reciben esa ayuda.

La policía de Honduras se encuentra sometida a un proceso de depuración desde que hace más de año se hiciera pública su implicación en el asesinato de dos jóvenes universitarios. El proceso de depuración no está dando los frutos esperados. Después de un año de iniciada la depuración sólo 7 agentes han sido despedidos de un cuerpo de 14.000 miembros. Estados Unidos ha retirado su apoyo a la agencia que desarrolla la depuración policial por la falta de resultados.

fuente: http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=IBT90zjA

,

Deja un comentario

Pandillas de Honduras declaran tregua

Por ALBERTO ARCE

Associated Press

SAN PEDRO SULA, Honduras — En una declaración histórica ante la prensa los portavoces nacionales de las dos pandillas más poderosas de Honduras, Barrio 18 y Mara Salvatrucha, ofrecieron el martes una tregua y un cese de la violencia, pidieron perdón a la sociedad y el gobierno por el daño causado y llamaron a las autoridades a abrir un diálogo para la pacificación del país a cambio de un espacio de rehabilitación y trabajo para sus miembros.

“Ofrecemos cero violencia en las calles, cero crímenes, éste es sólo un primer paso y lo vamos a demostrar con los hechos”, sostuvo un integrante de Mara Salvatrucha que dijo llamarse Marco y habló en representación de los miembros de su organización tanto en el interior de los penales como en las calles.

El pandillero añadió “nuestra tregua es con dios, con la sociedad y con las autoridades. Pedimos perdón, le pedimos perdón a la sociedad y a las autoridades por el daño que les hemos hecho” y propuso “jalemos todos por un mismo lado, tendemos la mano, queremos trabajar para darle ejemplo a nuestros hijos y nuestras familias”.

El portavoz explicó que la vigencia de la tregua es inmediata y abarca todo el territorio de Honduras. “Hablo en nombre de toda nuestra organización, en el interior de los penales y en las calles de todo el país, todos los muchachos saben a partir de hoy lo que tienen que hacer”.

Respecto de las extorsiones que su organización cobra a pequeños empresarios, transportistas y ciudadanos, el portavoz dijo que “no hablemos aún de extorsiones, vayamos paso a paso, primero cero crimen y cero violencia, y para detener la violencia que perjudica a los seres humanos empecemos a hablar de encontrar la manera de desenvolvernos”.

El portavoz de Mara Salvatrucha también explicó que se detendría el reclutamiento de nuevos miembros para su organización. “No vamos a permitir que nadie ingrese en nuestra organización aunque quiera hacerlo” explicó. “Yo tuve la mala suerte de acabar en esto y no se lo deseo a los niños”, afirmó.

“Queremos una oportunidad de ser útiles a la sociedad y a nosotros mismos. Lo hacemos por nuestras familias”, dijo. “Quiero que mi hijo sea doctor o camarógrafo y no pandillero”, añadió el portavoz de Mara Salvatrucha en un discurso repleto de referencias a la ausencia de trabajo y la falta de oportunidades con las que dicen haberse encontrado.

Agregó que “en nuestros barrios están los jóvenes que se introducen a este tipo de vida y para ellos no pedimos más que trabajo para conciliar el dinero que ganamos con el sudor de nuestra frente, queremos que el gobierno nos ayude a que nuestros jóvenes aprendan un oficio para que no sean como nosotros, que no tuvimos oportunidades y tuvimos que agarrar el lado más caro”.

Con una tasa de 85,5 homicidios por cada 100.000 habitantes, Honduras es considerada la nación más peligrosa del mundo sin conflicto bélico. Eso significa que alrededor de 20 personas mueren violentamente cada día.

Los pandilleros designaron como mediadores con el gobierno al obispo auxiliar de San Pedro Sula Rómulo Emiliani y al embajador Adam Blackwell, secretario de Seguridad Multilateral de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Emiliani, que calificó la jornada de “histórica para Honduras”, afirmó que “los pandilleros han prometido cero crímenes y cero violencia, pero ellos no son los únicos responsables de la violencia que hay en el país. Ahora es el turno del gobierno, el proceso ha empezado, ahora ellos deben hablar”.

El portavoz de Mara Salvatrucha enfatizó que “somos personas y una organización con disciplina y lo que decimos es lo que se va a cumplir. Hemos dado el primer paso, a partir de hoy las cosas serán diferentes”.

Los pandilleros dieron dos ruedas de prensa diferentes en el interior de sus respectivas celdas colectivas. Pocos minutos después, un portavoz de Barrio 18 con la cara tapada por un pañuelo y que rehusó identificarse ante la prensa se sumó al proceso acompañado de varios miembros de su organización.

“Se trata de una tregua con la sociedad. Muchos inocentes han sido afectados por la violencia y ofrecemos lo mismo que el otro grupo… Todos estamos dispuestos. Damos nuestra palabra de reducir el índice de violencia a partir de hoy mismo, cero violencia para reintegrarnos a la sociedad como padres y seres humanos”, dijo el miembro de Barrio 18, que sólo puso una condición para el diálogo “que la policía deje de matarnos”.

“Hemos cometido errores, he cometido maltratos y nos han maltratado a nosotros, queremos un cambio que detenga esta dinámica en la sociedad”, dijo el miembro de Barrio 18 que también ahondó en la falta de oportunidades. “Han sido la falta de ingresos y trabajo lo que nos empujó a llevar esta mala vida” agregó.

Barrio 18 a través de su portavoz insistió que “nuestras familias pagan por nuestros errores, nuestros hijos son discriminados, nuestras mujeres maltratadas, se nos persigue y en vez de detenernos, la policía nos ejecuta”.

El miembro de Barrio 18 explicó que “el diálogo es con el gobierno, nosotros vamos a respetar al otro grupo (Mara Salvatrucha) y ellos van a respetarnos a nosotros, vamos a respetar los territorios y van a darse buenos resultados”.

Agregó respecto de los plazos que se abren a partir del martes que no van “a marcar el tiempo. Sabemos que el gobierno hace lo que puede con los medios que tiene. Esperemos, esperemos que actúen de buen corazón”.

El lunes el presidente Porfirio Lobo declaró a The Associated Press que va “a poner a disposición (del obispo Emiliani) todo lo que necesite. En nombre de Honduras tengamos fe en la iniciativa” porque “todo lo que sea una alternativa a la violencia hay que buscarlo” y “la voluntad por parte del gobierno está expresada, estamos abiertos a cualquier proceso que disminuya la violencia”.

Existe escepticismo sobre la incidencia real en una disminución de la violencia que este proceso pueda conllevar.

Un informe de la Oficina de Naciones Unidas Contra el Delito de 2010 con datos de la Policía Nacional de Honduras reflejaba que sólo 30% de los homicidios cometidos en el país estaba relacionado con la violencia generada por las pandillas.

Julieta Castellanos, rectora de la Universidad Nacional de Honduras y fundadora del Observatorio de la Violencia dijo a la AP que “la dinámica de homicidios en el país va más allá de las pandillas y refleja la existencia de múltiples actores difíciles de señalar”.

Castellanos afirmó que “el Estado no debe subordinarse a una negociación con el delito” y que “ningún acuerdo con criminales puede utilizarse para aumentar el grado de impunidad en el país”.

El secretario Blackwell ha jugado un rol muy activo como negociador en una tregua similar entre Barrio 18 y Mara Salvatrucha en el vecino El Salvador que desde marzo de 2012 ha reducido el índice de homicidios a la mitad.

“Yo utilizo el término proceso de paz para definir lo que está sucediendo en El Salvador y ahora aquí. La violencia en Centroamérica tiene los mismos niveles que países en guerra y en el caso de Honduras se trata del país con mayor índice de homicidios del mundo. Hay que comenzar a construir la confianza desde algún lugar y será la propia comunidad, la calle, la que nos dirá rápidamente si esto funciona o no, si se sienten mejor, eso podremos verlo todos”, dijo Blackwell a la AP.

Blackwell quiso ser optimista sobre la tregua de las pandillas en Honduras. “Si hace 14 meses en El Salvador alguien nos hubiese dicho que esto iba a funcionar, nadie lo hubiera creído”.

“Salgo ahora mismo hacia Tegucigalpa para hablar con el presidente Porfirio Lobo y con el ministro de Seguridad Arturo de Corrales”, afirmó Blackwell a la salida de la celda colectiva de Barrio 18.

Aparentemente no hay condicionantes para la tregua pero Blackwell hizo hincapié en la situación carcelaria de los pandilleros.

“Hay que empezar a trabajar desde hoy mismo con mucha perseverancia en mejorar el sistema carcelario de Honduras, absolutamente colapsado y en posibilidades de reinserción para estas personas, que han cometido crímenes horribles pero en las que tenemos que depositar fe si queremos la paz”, dijo Blackwell.

http://www.elnuevoherald.com/2013/05/28/v-fullstory/1486517/pandillas-de-honduras-declaran.html#storylink=cpy

,

Deja un comentario

Lobo apoya tregua de pandillas

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – El presidente hondureño Porfirio Lobo dijo el lunes que apoya las gestiones para obtener una tregua entre las dos pandillas más grandes y más violentas del país.

En declaraciones a la Associated Press, Lobo dijo que llamó al obispo de San Pedro Sula, Rómulo Emiliani, para darle su apoyo por la pacificación de Honduras, que tiene una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

El prelado está actuando como mediador entre las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18.

“Voy a poner a disposición todo lo que necesite, en nombre de Honduras tengamos fe en la iniciativa de monseñor Emiliani”, dijo Lobo.

“Todo lo que sea una alternativa a la violencia hay que buscarlo, la voluntad por parte del gobierno estÁ expresada, estamos abiertos a cualquier proceso que disminuya la violencia”, añadió.

Al anunciar la tregua la semana pasada, Emiliani dijo que las pandillas necesitan ayuda del gobierno para dejar de cobrar los fondos extorsivos con los cuales financian la guerra entre ellos. También dijo que las autoridades deberían tratar de convertir las prisiones en centros de rehabilitación.

Se espera que las pandillas ofrezcan disculpas públicamente.

Honduras sigue el ejemplo de El Salvador, donde los jefes de las mismas pandillas acordaron una tregua el año pasado, la que redundó en una fuerte caída de las muertes por violencia. Según las autoridades salvadoreñas, los homicidios se redujeron alrededor de 52% en los 14 meses desde la declaración de la tregua.

Adam Blackwell, secretario de Seguridad Multidimensional de la OEA, dijo que el diálogo con las pandillas hondureñas inició hace ocho meses, cuando él y Emiliani visitaron las prisiones de San Pedro Sula y Tegucigalpa y se reunieron con miembros de los dos grupos.

Las pandillas tienen sus raíces en el sur de California, donde jóvenes que buscaban refugio de las guerras civiles centroamericanas conformaron pandillas violentas en las calles de Los Angeles y su zona suburbana en los años 80. Deportados de Estados Unidos, los pandilleros recrearon las organizaciones en sus países de origen, El Salvador, Guatemala y Honduras.

http://m.apnews.com/mnnes/db_22433/contentdetail.htm?contentguid=a1sG0zZb

,

Deja un comentario

Honduras: anunciarán tregua entre pandillas

Por ALBERTO ARCE
Published: Yesterday

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – Las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18, de Honduras, anunciarán una tregua entre ellas, pedirán que la sociedad los perdone y ofrecerán dialogar con el gobierno como ha ocurrido con las pandillas en El Salvador, informó el viernes el obispo de San Pedro Sula, monseñor Rómulo Emiliani.

En declaraciones a The Associated Press, monseñor Emiliani dijo que las pandillas harán el anuncio el próximo martes en el penal de San Pedro Sula, al norte del país.

“Si Colombia está negociando con las (guerrillas de las) FARC, esa es muestra de que se puede negociar, aunque sea con entes ilegales, porque nadie puede pensar en quedarse sentado a recoger los frutos de esto sin negociación y cesión”, dijo monseñor Emiliani.

“El martes a la mañana las pandillas van a hacer una declaración pública de una tregua entre ellas. Van a pedir perdón a la sociedad y pedirán diálogo al gobierno, buscan un diálogo con la policía para cambiar su modo de vida. Es el comienzo de una posible tregua”, afirmó el obispo.

“El gobierno está informado y tiene que ser el próximo en dialogar”, añadió.

“Vamos a empezar con la tregua entre las pandillas, pero para que dejen de cobrar impuesto de guerra hay que ofrecerles algo a cambio, es lo que le digo al gobierno, que tiene que dialogar, y para empezar, pongo encima de la mesa la situación de las cárceles, convertirlas en auténticos centros de rehabilitación”, señaló.

No obstante, Emiliani recalcó que es preciso acercarse a este momento con “prudencia y con paciencia” porque “no se pueden vender ilusiones falsas”.

El proceso no es nuevo. Emiliani señaló que “estoy mediando hace rato ya y el dialogo con las pandillas viene de hace años”.

Adam Blackwell, Embajador para asuntos de seguridad de la Organización de Estados Americanos (OEA) directamente implicado en las negociaciones para la tregua de las pandillas en El Salvador confirmó a The Associated Press que “el proceso de diálogo en Honduras comenzó hace ocho meses”.

“He visitado con monseñor Emiliani los centros penales de San Pedro Sula y de Támara en Tegucigalpa para reunirnos con miembros de ambos grupos”, informó Blackwell.

“Este ha sido un proceso que comenzó hace catorce meses en el Salvador y que ojalá tuviese (en Honduras) el mismo impacto que ha tenido en la reducción de la violencia en Salvador”, dijo Blackwell.

En El Salvador, los líderes de MS13 y Barrio 18 acordaron en la primera semana de marzo de 2012 una tregua para bajar la cifra de muertes violentas. Según informes de las autoridades de Seguridad Pública, en trece meses de la tregua los homicidios han bajado hasta en un 52%.

El embajador de la OEA, que es también miembro de la Comisión gubernamental de reforma al sector de seguridad y justicia también confirmó que “el gobierno de Honduras sabe lo que está sucediendo” porque ha “hablado personalmente con el Ministro de Seguridad Corrales y con el Presidente Porfirio Lobo sobre el tema”.

Al igual que Emiliani, Blackwell vinculó el proceso a la situación de vulneración de los derechos humanos y el hacinamiento en los penales de Honduras.

“No hay secretos, las condiciones en los centros penitenciarios de Honduras han sido infrahumanas y el sistema podría recuperar una oportunidad con esto para mejorar sus condiciones, que eso permitiese también rebajar la violencia en el país”, dijo Blackwell.

“Es fundamental en cualquier proceso de tregua que el sistema penitenciario se sanee, que mejore la situación de hacinamiento. Se trata a los privados de libertad como animales y eso nos lleva a que no haya rehabilitación ni reinserción de nadie”, añadió Blackwell.

David Munguía Payés, ex ministro de seguridad de El Salvador, entrevistado cuando aún ocupaba ese cargo dijo entonces a The Associated Press que si el gobierno de Honduras pedía ayuda “se la vamos a dar porque creemos que el modelo de tregua es extensible a otros países”.

El reportero de The Associated Press visitó a los cabecillas del Barrio 18 en el penal de Támara en Tegucigalpa hace pocas semanas y se mostraron dispuestos a establecer una tregua y entablar un diálogo con el gobierno.

“Estamos dispuestos a abrir un diálogo con el gobierno, pero con alguien de alto rango y siempre con un representante internacional de los derechos humanos como testigos”, enfatizó uno de los cabecillas, bajo condición de no usar su nombre. Estaba rodeado de varios compañeros como garantes de que lo que decía era lo acordado y representaba la posición del grupo.

Los pandilleros plantean exigencias sobre las condiciones en que viven en prisión.

“No podemos estudiar, por ejemplo, no nos permiten hacer deporte, no nos permiten acceder a las medicinas que necesitamos” explicó. A cambio, añadió “podemos ofrecer la cooperación de nuestro barrio fuera, en la calle, que sea necesaria para un pacto, si se cumple, porque estamos de acuerdo en que hay demasiados muertos, demasiada violencia”.

http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=dB2MDjX3

Deja un comentario

Convocan a elecciones en Honduras para noviembre

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – El Tribunal Supremo Electoral convocó a los hondureños para el 24 de noviembre próximo a elecciones generales en las que podrán participar todas las tendencias políticas, incluso del partido Libertad y Refundación, del ex presidente Manuel Zelaya, derrocado en 2009 y cuya esposa Xiomara Castro lidera las encuestas.

David Matamoros, presidente del organismo electoral, hizo la convocatoria el jueves en la noche para los comicios en los que 5,3 millones de hondureños están habilitados para votar. El sucesor del actual mandatario Porfirio Lobo debe asumir el mando el 27 de enero de 2014.

Matamoros al hacer la convocatoria dijo que en las elecciones deben ser elegidos un presidente, 20 diputados al Parlamento Centroamericano, 128 diputados del país, y a los miembros de las corporaciones municipales correspondientes a los 298 municipios del país.

Los partidos inscritos para participar en el proceso electoral son los Partido Nacional y Partido Liberal, que se han repartido el poder a lo largo de toda la historia democrática del país a los que se suman Libertad y Refundación (LIBRE), de Zelaya; y los partidos de Innovación y Unidad Social Demócrata (Pinu), la Democracia Cristiana, Unificación Democrática, el Partido Anticorrupción, el Partido Alianza Patriótica Hondureña, liderado por el General Romeo Vázquez, que estuvo al frente del golpe de estado que derrocó a Zelaya y el partido Frente Amplio Político Electoral en Resistencia (Faper).

Tras el golpe de estado que derrocó a Zelaya en junio de 2009 se celebraron elecciones en enero de 2010 sin la participación de sus partidarios en protesta por el golpe. Tras un acuerdo político, el presidente derrocado regresó al país y fundó su partido LIBRE.

“Esta vez se dará una lucha de carácter ideológico entre los protagonistas de la crisis política de 2009, entre el presidente que fue sacado de su país por la fuerza y el general que muchos consideran responsable de esa situación”, dijo Matamoros.

Según una encuesta realizada por la empresa CID-Gallup la primera semana de mayo con una muestra de más de 1000 entrevistas en el ámbito nacional, la esposa de Zelaya, Xiomara Castro, candidata presidencial de LIBRE lidera la intención de voto con un 28%, por delante un conocido presentador televisivo, Salvador Nasralla, del recién creado Partido Anticorrupción, con el 21% de la intención de voto, y el presidente del congreso, Juan Orlando Hernández, del gobernante Partido Nacional, tercero con el 18%.

Los propios miembros del tribunal electoral han propuesto modificar la ley de elecciones, que otorga un gran poder en materia de organización de mesas electorales y recuento de votos en los propios partidos políticos. Las acusaciones y sospechas de fraude electoral han sido una constante en la historia política del país.

Enrique Ortez, magistrado del organismo electoral dijo a los legisladores: “por favor, señores legisladores, cambien la ley electoral. Nosotros solo podemos administrar la ley y nosotros proponemos que la ley se cambie para evitar la posibilidad de que exista un fraude”.

Matamoros señaló que “tenemos que nombrar 293.000 personas para las mesas electorales propuestas por los partidos políticos con apenas 120 funcionarios en el tribunal y ellos son quienes controlan la votación y el escrutinio”.

Esas credenciales electorales no llevarán la identificación de su miembro y el número de mesa al que está asignado, y de ahí los riesgos de mal uso de las mismas que los magistrados señalan.

Matamoros agregó que “vamos a entregar las credenciales a todos los partidos el 31 de octubre y ahí se acredita a un miembro de un partido en blanco, con su cargo y mesa. Nosotros queríamos entregar las credenciales a personas identificadas para poder formarlos y fiscalizarlos. Hay partidos que se guardan las credenciales y no las entregan”. También ha habido casos, según Matamoros en que “esas credenciales se han vendido”.

“El proceso anterior se desfiguró por la transmisión de los votos por cuestiones políticas”, dijo Ortez en referencia a las elecciones primarias internas en todos los partidos que se celebraron en noviembre de 2012.

Tanto el partido LIBRE, como el candidato derrotado en las internas del gobernante Partido Nacional, el alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Alvarez, denunciaron fraude electoral y solicitaron el recuento voto por voto de las urnas, que no les fue concedido.

http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=5aPCBMuN

,

Deja un comentario

Honduran Criminals Missing After Arrest

By ALBERTO ARCE Associated Press
TEGUCIGALPA, Honduras May 13, 2013 (AP)

At least five times in the last few months, members of a Honduras street gang were killed or went missing just after run-ins with the U.S.-supported national police, The Associated Press has determined, feeding accusations that they were victims of federal death squads.

In a country with the highest homicide rate in the world and where only a fraction of crimes are prosecuted, the victims’ families say the police are literally getting away with murder.

In March, two mothers discovered the bodies of their sons after the men had called in a panic to say they were surrounded by armed, masked police. The young men, both members of the 18th Street gang, had been shot in the head, their hands bound so tightly the cords cut to the bone.

That was shortly after three members of 18th Street were detained by armed, masked men and taken to a police station. Two men with no criminal history were released, but their friend disappeared without any record of his detention.

A month after the AP reported that an 18th Street gang leader and his girlfriend vanished from police custody, they are still missing.

Honduras Death Squads.JPEG

The 18th Street gang and another known as Mara Salvatrucha are the country’s biggest gangs, formed by Central American immigrants in U.S. prisons who later overran this small Central American country as their members were deported back home. Both engage in dealing drugs and charging extortion fees under threat of death. Now the 18th Street gang says its members are being targeted by police death squads, described by witnesses as heavily armed masked men in civilian dress and bullet-proof vests who kill or “disappear” gang members instead of bringing them to justice.

In the last two years, the United States has given an estimated $30 million in aid to Honduran law enforcement. The U.S. State Department says it faces a dilemma: The police are essential to fighting crime in a country that has become a haven for drug-runners. It estimates that 40 percent of the cocaine headed to the U.S. — and 87 percent of cocaine smuggling flights from South America — pass through Honduras.

“The option is that if we don’t work with the police, we have to work with the armed forces, which almost everyone accepts to be worse than the police in terms of … taking matters in their own hands,” U.S. Assistant Secretary of State William Brownfield told the AP via live chat on March 28. “Although the national police may have its defects at the moment, it is the lesser evil.”

Alba Mejia, Deputy Director of the Committee for the Prevention of Torture, said her group has documented hundreds of death squad cases in the country since 2000. The squads burst into homes with no warrants and take away young men, she said.

“We are convinced that there is a government policy of killing gang members and that there is a team dedicated to this activity,” Mejia said. Federal prosecutors say they have received about 150 complaints about similar raids in the capital of Tegucigalpa over the last three years.

The 18th Street gang originated in Los Angeles and spread through Central America after many of its members were deported in the 1980s and early 1990s. In Honduras, the gang controls entire neighborhoods, with entrance impossible for outsiders, while gangsters extort what is called a “war tax” on small business owners and taxi drivers, even schools and corporations.

Last year, the U.S. Congress withheld direct aid to Honduran police chief Juan Carlos Bonilla after he was appointed to the top law enforcement post despite alleged links to death squads a decade earlier. Bonilla, nicknamed “the Tiger,” was accused in a 2002 internal affairs report of involvement in three homicides and linked to 11 other deaths and disappearances. He was tried in one killing and acquitted. The rest of the cases were never fully investigated.

The U.S. State Department has resumed funding to the Honduran police, but said the money only supports units vetted by the U.S. So far this year, the U.S. has provided $16 million to the police force, and argued last month that the money isn’t sent directly to Bonilla or any of his top 20 officers.

U.S. Sen. Patrick Leahy of Vermont, chairman of a Senate Appropriations subcommittee on the State Department and foreign operations, has led a group in Congress concerned about the alleged human rights abuses, and has held up $10 million, despite State Department pressure.

“A key question is whether we should provide aid, and if so under what conditions, to a police force that is frequently accused of corruption and involvement in violent crimes,” Leahy said. “If there is to be any hope of making real progress against lawlessness in Honduras, we need people there we can trust, who will do what is necessary to make the justice system work. That is the least Congress should expect.”

Two weeks before a visit to Central America by President Barack Obama, U.S. Sen. Robert Menendez of New Jersey toured Honduras amid questions over how U.S. aid is spent.

“I understand that there are concerns among my colleagues in both the Senate and House about certain U.S. assistance to Honduras,” said Menendez, chairman of the Senate Foreign Relations Committee. “The U.S. has a moral and legal authority to ensure U.S. assistance is not tainted by human rights concerns.”

The latest string of attacks began with gang leader Kevin Carranza Padilla, who disappeared with his girlfriend, Cindy Yadira Garcia, on Jan. 10. Witnesses said he was arrested, and a police photo leaked to the local press showed Carranza with his hands tied and face duct-taped. The couple has not been seen since, and police say they were never arrested.

In March, Carranza’s close friend, Billy “Babyface” Jovel Mejia, 23, and another gang member, Wilder Javier “Sadboy” Alvarado, 20, were on the run, changing houses every couple of days, when they called a friend to say they had been surrounded by police.

A woman named Kelsa, who asked that her last name not be used for fear of reprisals, had helped the two hide out. She told the AP of a call one night from a panicked Jovel, whom she quoted as saying: “The police are coming for us. They are going to enter the house. Tell our families that they are coming to kill us.”

“I could hear pounding.” she said. “Billy told me he couldn’t explain what house they were at. … I could hear screams. Billy left the phone and then the call dropped.”

As often happens in such cases, his mother, Maria Elena Garcia, went from station to station in search of information from police.

Honduras Death Squads.JPEG

“I went to the 4th district, from there they sent me to the 7th, then to the metropolitan police headquarters,” Garcia said. “At 5 a.m. they called me to tell me that they had found two bodies.”

Garcia and Alvarado’s mother identified their sons, whose bodies were found dumped at the edge of the capital. Each had a single 9 millimeter gunshot to the head, and their hands were tightly bound. Jovel was missing his right eye, Alvarado his left.

“The blood was still fresh and the bullets were still there,” Garcia said.

Alvarado’s mother, Norma, said police had raided her home at least six times in search of her son in a neighborhood called the United States, one of many named for a country.

She described the same routine each time: They would come in civilian clothes with bullet-proof vests and ski masks and identify themselves as police. They were teams of six to eight men in large, expensive SUVs without license plates.

“There were times when I would close the door to give him time to escape,” she said. “They even came on New Year’s Eve.”

In the middle of the night on Feb. 14, six masked men who identified themselves as police took Alvarado’s 13-year-old grandson.

She told them he was studying, that he was a good boy.

“I begged them not to take him, not to kill him,” Alvarado told the AP, crying. “There was only one car outside our door, but at each end of the street there were more cars. It was a big operation.”

The boy, whose name is being withheld because he is a minor, said in an interview that they covered his face with his own shirt and pushed him to the floor of the SUV. Two agents kept him down with their feet while another drove the car around for half an hour, asking about Wilder, the boy’s cousin.

“They wanted to know where my brother was. They thought Wilder was my brother. They wanted to know where the weapons were,” the boy said. “They kept punching me, and because I wasn’t telling them anything, they would punch me more.”

The boy was taken to an office.

“They were six men. I could only see them when they took the shirt off of my face to put a black, plastic bag over my head. They always wore the ski masks. I was sitting down and they were asphyxiating me with the bag. When I would faint they would beat me up to wake me up and they would do it again,” he recalled.

The boy said he could see photos of 18th Street gang members pinned to the walls.

He doesn’t know why, but suddenly they let him go, and the following day his family filed a complaint with the prosecutors’ office. They have heard nothing about the investigation.

The 18th Street gang leaders told the AP that the attacks against its members are not the work of rival gangs. Members say police have declared war on them, especially in the southeast Tegucigalpa neighborhood once led by Carranza.

Honduras Death Squads.JPEG

Carranza’s partner, Elvin Escoto Sandoval, known as “Splinter,” was detained by police on March 13, according to his wife, Doris Ramirez, now seven months pregnant with their first child. Nilson Alejandro “The Squirrel” Padilla, 21, said he was taken into custody along with Splinter and another member identified only as “Chifaro.”

“There were seven in civilian clothes, bulletproof vests, ski masks, automatic rifles, and a police badge hanging with a string from their neck. They pushed me against the ground and told me not to lift my head. They were traveling in two cars,” Padilla recalled.

“They took us to the National Criminal Investigations offices,” he added. “They told me and Chifaro that we didn’t have a record and we were released that afternoon. They didn’t even question us.”

By then, Ramirez was at the station, asking police about the fate of her husband, “Splinter.”

Police told her they had only detained two men, not three, she said.

“We then went to all the police stations in the area and finally filed a complaint on his disappearance at the police headquarters,” she said.

Ramirez still goes to the morgue every time she hears of an unidentified body. She has also been to the “little mountain,” a known dumping ground outside Tegucigalpa for bodies of murdered young men. Her husband has disappeared.

Chifaro is missing now, too.

 

Fuente: http://abcnews.go.com/International/wireStory/ap-impact-honduran-criminals-missing-arrest-19170294

,

Deja un comentario

Honduras creará nuevo cuerpo policial

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – El Congreso de Honduras aprobó el dictamen para la creación de un nuevo cuerpo policial de élite en medio de un debate sobre el fracaso de la depuración policial e importantes cambios en la estructura de la seguridad del Estado.

“Necesitamos una fuerza policial con capacidades diferentes a las que actualmente tenemos y eso significa capacidades no sólo en la formación, sino también en equipamiento, una fuerza de reacción rápida con información, inteligencia inmediata y tecnología de última generación” dijo el presidente del Congreso, Juan Orlando Hernández, durante la presentación del proyecto de ley la noche del miércoles.

Hernández explicó que el nuevo cuerpo, que estará adscrito a la Secretaría de Seguridad, será integrado por agentes que “además de pasar las cuatro pruebas de confianza: polígrafo, psicométricas, toxicológicas y la comparación de los sueldos con los patrimonios” será sometido “a una quinta prueba: su desempeño y rendimiento”.

El presidente del Poder Legislativo también señaló que “otras policías del mundo tienen esas unidades y en estos momentos especiales que vivimos los hondureños en cuanto a inseguridad necesitamos una fuerza especial que ayude al país para poder lograr resolver ese problema de la inseguridad” y señaló que la idea fundamental es que esta nueva unidad esté “caracterizada por una disciplina férrea, prácticamente parecida a la militar”.

En 2012 hubo 7.173 homicidios en Honduras, un índice de 85,5 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, la más alta del planeta. Según organismos internacionales la cifra es aún mayor. La Oficina de Naciones Unidas para el Crimen y el Delito ubica la cifra en 92 y la Organización de los Estados Americanos en 91 debido a los diferentes métodos de conteo.

La Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES) permanecerá en cuarteles en las bases militares más cercanas a la población y los candidatos a formar parte de ese cuerpo tendrán edades comprendidas entre 18 y 22 años.

Tras la aprobación del dictamen los diputados decidieron agrupar los dos debates necesarios para la creación del cuerpo en uno solo a celebrarse el jueves.

Los detractores de la nueva ley, un proyecto retirado en agosto de 2012 y vuelto a presentar en mayo de 2013, alegan que se trata de una militarización progresiva de la seguridad que puede vulnerar los derechos humanos.

Desde febrero se encuentra vigente la “Operación Libertad” que permite la presencia de militares en las calles para desempeñar tareas de seguridad ciudadana. Unos 800 miembros del ejército patrullan en coordinación con la policía Tegucigalpa y San Pedro Sula, las ciudades más importantes del país.

Wilfredo Méndez, Director del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos, dijo que “TIGRES es un brazo armado militar que se trata de vender como una policía modelo, entorpeciendo los procesos de reforma y de intervención encaminados a depurar la institución policial”.

Méndez considera que la decisión “es contraria a los compromisos asumidos por la actual administración ante la Comisión de la Verdad y Reconciliación (creada tras el golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya en 2009) y la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos al igual que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de no disponer de militares para asuntos de seguridad pública”.

El nuevo Ministro de Seguridad, Arturo Corrales, tomó posesión del cargo el primero de mayo después de una semana de comparecencias en el Congreso de todos los responsables del sector de Seguridad y Justicia que conllevó la separación de sus cargos de Pompeyo Bonilla, ex ministro de Seguridad, del responsable de la depuración policial, Eduardo Villanueva y del Fiscal General Luis Rubí.

El mismo día que tomó posesión, Corrales nombró como sus viceministros a dos coroneles retirados del ejército.

La policía de Honduras se encuentra sometida a un proceso de depuración debido a sus altos índices de colusión con el delito. El proceso, 13 meses después de ser lanzado, no ha dado los resultados esperados registrándose sólo 33 órdenes de separación del cuerpo entre sus aproximadamente 14.000 miembros. Además, de esas 33 órdenes de separación se han aplicado sólo siete, según datos de la Secretaría de Seguridad.

http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=ytbtPcBe

, ,

Deja un comentario

Empresario hondureño niega ser narcotraficante

Por ALBERTO ARCE

Published: Yesterday

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – El empresario hondureño José Miguel “Chepe” Handal Pérez, declarado por el gobierno de Estados Unidos como jefe de una organización responsable de la distribución de toneladas de cocaína provenientes de Colombia a los carteles mexicanos, negó todos los cargos y pidió que las autoridades hondureñas lo investiguen y protejan.

“No tenemos lazos con la gente que se menciona en ese comunicado. Yo al ‘Chapo Guzmán’ lo conozco por los medios de comunicación”, dijo Handal a un programa de televisión del canal Televicentro en referencia al comunicado de la Oficina para el Control de Bienes en el Extranjero (OFAC por sus siglas en inglés) según el cual Handal invierte y coordina la recepción de aeronaves cargadas de drogas provenientes de Venezuela hacia Honduras en pistas de aterrizaje clandestinas.

Según la OFAC Handal “también facilita el movimiento de esos cargamentos de droga desde Honduras a Guatemala vía terrestre, donde lo reciben miembros de Los Zetas y Sinaloa liderados respectivamente por Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera y Miguel Treviño Morales”.

La decisión del Departamento del Tesoro impide que Handal, de 38 años; su esposa  Ana Elizabeth Hernández Amaya, de 34, y su padre José Miguel Handal Larach, de 72, hagan negocios con Estados Unidos. La prohibición se extiende también al grupo de empresas de su propiedad: Supertiendas Handal, Corporación Handal, Rancho La Herradura, JM Troya, Cleopatra, Autopartes Handal y Easy Cash.

Handal declaró que está “sumamente afectado, como mi familia. Yo a los Estados Unidos sólo he ido a vacacionar, nunca he hecho negocios allí. El negocio de mi padre y sus cuentas pueden ser analizados por la mejor financiera del mundo y son cuentas de empresa con décadas de trabajo. Tenemos el honor y la dignidad intactos, no tenemos nada que esconder, esto es una injusticia y les pido que me permitan limpiar mi imagen”.

El ministro de Seguridad de Honduras, Pompeyo Bonilla, consideró que “es una obligación investigarlo” en tanto el presidente Porfirio Lobo aseguró “no descartamos abrir una investigación” y el ministro de Defensa, Marlon Pasqua, afirmó que “no sería de extrañar que sigan apareciendo personalidades del país en estas listas”.

Handal informó que “si la autoridad competente me llama, estoy listo para responder” y que “el tema de la extradición nos preocupa, es algo que vamos a hablar con abogados de Estados Unidos para que nos instruyan. Estoy limpio, mi familia está limpia… Lo único que hacemos en familia es trabajar como burros, somos luchadores”.

Handal fue candidato a diputado por el Partido Liberal en el Departamento de Cortés en las elecciones primarias de noviembre de 2012. No fue elegido y se pasó a las filas del Partido Libre que agrupa a los partidarios del ex presidente Manuel Zelaya, derrocado por un golpe de Estado en 2009. El empresario señaló que el Partido Libre “no tiene nada que ver con este tema”.

Handal pidió que se lo investigue y aseguró que “todo el mundo sabe que dos carteles de la droga se están disputando el territorio de Honduras pero soy ajeno a esa situación, no tengo ninguna relación con ellos”.

El empresario también anunció que pedirá “protección a los organismos de derechos humanos porque esto nos pone en peligro”.

Con 91 asesinatos por cada 100.000 habitantes, la pequeña nación centroamericana es considerada el país más violento del mundo. Alrededor de 40% de la cocaína dirigida a Estados Unidos -y 87% de los vuelos de contrabando de esa droga provenientes de Sudamérica- pasan a través de Honduras, según el Departamento de Estado estadounidense

Fuente: http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=cjh5WFtl

Deja un comentario

Periodista hondureña resulta ilesa tras atentado

Associated Press
Published: Apr 8, 2013

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – La periodista del canal Globo TV Fidelina Sandoval resultó ilesa tras un atentado el lunes en Tegucigalpa cuando se dirigía a su puesto de trabajo.

“Vi una pick up gris y a un hombre con una gorra y el cañón de un arma sentado junto al conductor, inmediatamente miré para otro lado y entonces escuché el disparo”, dijo Sandoval a la Associated Press.

“Fue entonces cuando las personas que pasaban por la calle se me acercaron para preguntarme si estaba bien, si tenía enemigos, diciéndome que me habían disparado directamente”, agregó la periodista de 24 años, que trabaja desde hace dos años para el canal de televisión Globo cubriendo las cuestiones relacionadas con el conflicto en el Valle del Bajo Aguán, al norte del país, que ha dejado alrededor de 90 muertos en los últimos tres años según datos de la fiscalía, la policía y organizaciones campesinas.

Desde hace varias semanas, la periodista cubría la fuente del Ministerio de Seguridad y se había mostrado crítica con la manera en la que está conduciendo la depuración de la policía de Honduras, sometida a escrutinio público debido a las acusaciones de corrupción contra algunos de sus miembros.

Sandoval declaró tras presentar denuncias por el atentado ante El Comité de Familiares de Desaparecidos (COFADEH) y el Ministerio Público en las que solicita medidas cautelares para su protección que “detectamos seguimientos y llamadas extrañas en el celular, varias personas me habían advertido de que bajase el perfil” y que “pararé un rato para tranquilizar a mi familia”.

El comisionado Julián Hernández Reyes, portavoz del Ministerio de Seguridad, dijo a la Associated Press que “la periodista presentó denuncia en la Fiscalía de Derechos Humanos en donde hay personal de investigación criminal que se encarga específicamente de los casos de periodistas. El proceso seguirá su curso”.

La organización Reporteros Sin Fronteras pidió protección para la periodista y señaló a través de un comunicado que “este atentado es un nuevo revés contra la seguridad de los comunicadores y el pluralismo, en vísperas de las elecciones del 10 de noviembre de 2013”.

Según el Comité para la Libertad de Expresión en Honduras, C-LIBRE, son 33 los comunicadores sociales asesinados en Honduras en los últimos 3 años.

El relator especial de la ONU para la Libertad de Opinión y de Expresión, Frank La Rue, ha declarado que “Honduras es el país, en relación con su población, con la más alarmante violación al derecho de la libertad de expresión en todo el mundo”. Tanto en 2010 como en 2011 Honduras fue el país del mundo en el que más periodistas se asesinaron por habitante sin estar en un conflicto armado.

La Coordinadora del COFADEH, Bertha Oliva expresó que el atentado contra Sandoval, “está directamente ligado al ejercicio del periodismo”, por ello, aseguró que de manera urgente haremos una solicitud internacional para que brinden la seguridad respectiva a la comunicadora”.

El Comité para la Protección de Periodistas, con sede en Nueva York, en su último informe sobre Honduras refleja que “las autoridades hondureñas han sido lentas y negligentes en la investigación sobre los numerosos casos de asesinatos de periodistas y otros crímenes contra la prensa desde el golpe de estado de 2009 y que han tratado de minimizar el alcance de esa violencia”.

Fuente: http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=l8jlhpre

, ,

Deja un comentario

Pesimismo sobre reforma policial en Honduras

Publicado el jueves, 03.21.13

Por ALBERTO ARCE

Associated Press

TEGUCIGALPA, Honduras — Un informe de seguimiento al proceso de reforma del sector de seguridad y la depuración policial en Honduras llegó a conclusiones muy pesimistas sobre sus logros y la voluntad política de impulsarlos al tiempo que el ministro de Seguridad reconoció que la situación es de emergencia.

El estudio, realizado por El Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH) y la Fundación Friedrich Ebert y divulgado el jueves a un año de la reforma concluyó que “existe una falta decidida de voluntad política”, que “las recomendaciones de la Comisión de Reforma del Sistema de Seguridad Pública de Honduras carecen de fuerza, vinculación y obligatoriedad”, que “se ha mostrado un alto grado de irrespeto por parte de organismos nacionales e internacionales al proceso de reforma” y que el gobierno muestra “incapacidad, miedo o colusión con el crimen y la violencia”.

A su vez, remarcó que “se pierde la esperanza y la credibilidad de los procesos impulsados por el gobierno”.

Jennifer Erazo, Coordinadora de la Fundación Ebert en Honduras dijo que “los avances en el proceso de reforma del sector seguridad son mínimos” y que se han solicitado planes de monitoreo del proceso para verificar su cumplimiento pero que “no se ha implementado ninguna verificación”.

El proceso de reforma de la seguridad pública de Honduras, el país con el mayor número de homicidios per cápita del planeta -91 por cada 100.000 habitantes- comenzó en marzo de 2012 cuando el gobierno, acorralado por la presión ciudadana y los medios de comunicación, tomó la decisión de corregir las prácticas indebidas de la policía, considerada una de las más corruptas del mundo.

Para cumplir ese objetivo se creó la Comisión de Reforma del Sector Seguridad con un período de vida de tres años cuyo objetivo era establecer las recomendaciones necesarias hacia el sector de seguridad y la Dirección de Evaluación de la Carrera Policial para liderar el proceso de depuración de la policía.

Según Fabricio Herrera, consultor de CIPRODEH y la Fundación Ebert, “un año después, la Comisión hace recomendaciones a las instituciones de seguridad para que se reformen a sí mismas, algo que evidentemente no funciona”.

Herrera señaló que “cuando se cumple el 33% del período de aplicación de la reforma, esta no da resultados” y puso como ejemplo que tras casi un año en el que “se han realizado alrededor de 700 pruebas de confianza toxicológicas, socioeconómicas y de polígrafo sobre un total de unos 14.000 agentes de policía con el apoyo de las embajadas de Estados Unidos y Colombia es imposible conocer el número de policías que han sido separados de la institución en función de los resultados de las mismas”.

Para Herrera, “no va a haber depuración policial sin depuración de los tomadores de decisiones políticas”.

Arabeska Sánchez, consultora de las instituciones responsables del informe explicó que “la Organización de los Estados Americanos, los gobiernos de Chile y Colombia y una consultoría encargada por la embajada de los estados Unidos y al menos ocho fundaciones nacionales e internacionales realizaron diagnósticos sobre la seguridad que no han tenido ninguna correspondencia en la toma de decisiones”.

El propio presidente de la Comisión de Reforma, Víctor Meza, reconoció recientemente que “la policía de Honduras es una institución irreformable”.

El Ministro de Seguridad de Honduras, Pompeyo Bonilla, presente en el acto, dijo a The Associated Press que “la lentitud depende de la falta de fondos, de complejos procesos burocráticos y de que nos encontramos en un año político muy complejo para cierto tipo de toma de decisiones”.

Bonilla, que dice no disponer de la cifra de policías dados de baja tras un año de depuración policial, afirmó que “no hemos podido cumplimentar las medidas de bajas de policías en el cuerpo por excusas burocráticas como trabas en el proceso de notificación. Un ejemplo es que se ponen de baja médica para no venir a recogerlas. Hay que luchar contra estas trabas burocráticas, medidas garantistas que deberían ser expeditas en función de la situación de emergencia en seguridad en la que nos encontramos”.

El ministro reconoció que hay impaciencia en la sociedad, que debe “elevar su voz y exigirle a las instituciones que se haga lo que se tiene que hacer”.

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/2013/03/21/1436242/pesimismo-sobre-reforma-policial.html

,

Deja un comentario

2013.02.21 General acusa policía hondureña de matar a su hijo

http://m.apnews.com/mnnes/db_15336/contentdetail.htm?contentguid=y6nxpISZ

Por Alberto Arce

Published: Feb 21, 2013

Tegucigalpa, Honduras (AP) – El general Ricardo Ramírez del Cid, ex director de la Policía Nacional de Honduras, señaló el jueves a la propia policía de ordenar el asesinato de un hijo, una acusación que el actual director de la institución consideró imprudente.

“No ha sido un asalto, se trata de una pantalla. Se ha dado una orden al interior de la institución, fue inducida desde la autoridad, de la institucionalidad… lo esperé desde la criminalidad, pero nunca esperé que desde adentro (de la institución) se me hiciera este daño” ” dijo Ramírez del Cid a la radio América.

El general aseguró que un testigo de los hechos le informó que “la orden era secuestrar a mi hijo” y que “se hizo a través de miembros de la Mara 18 que estaban al interior de la Penitenciaria Nacional”.

Óscar Roberto Ramírez Umaña, el hijo del general de 17 años, fue asesinado el domingo tras un tiroteo entre sus dos escoltas y 10 hombres armados y encapuchados que ingresaron al restaurante en el que cenaba.

El general pidió a los máximos cargos de la Seguridad del Estado “que renuncien” por considerarlos incompetentes. “No han hecho nada”, sostuvo en referencia de al director general de la Policía, Juan Carlos Bonilla y al Ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla.

El actual director de la Policía criticó las declaraciones de su antecesor. “Hay que tener cuidado en el manejo de la información”, expresó. Informó que como sospechoso del crimen “tenemos una persona detenida y he ordenado por escrito que se dé protección a esa persona para que pueda contar lo que pasó”.

“Si (Ramírez del Cid) tiene alguna información, que se aboque a los equipos que están desarrollando la investigación”, agregó Bonilla.

El presidente Porfirio Lobo dijo que las acusaciones contra las fuerzas de seguridad expresadas por el ex director son injustas. “No es la policía, son algunos miembros de la policía” y recordó que la institución está en un proceso de depuración aunque “es largo, a largo plazo, llevará años. Aún hay mucho por hacer”.

En noviembre de 2012, tras seis meses de vigencia del proceso de depuración, sólo 33 agentes de los 14.500 con los que cuenta la fuerza habían sido separados por no superar las pruebas de polígrafo y descubrirse o que se habían auto-incriminado en la comisión de delitos, o habían consumido drogas o habían aceptado sobornos, según datos proporcionados por la dirección evaluadora y la Secretaría de Seguridad.

Los índices de impunidad en el país son muy altos. Según datos del Defensor del Pueblo, sólo llegan a juicio el 18% de las denuncias presentadas.

Honduras es el país con el mayor índice de homicidios del planeta, 91 por cada 100.000 habitantes, según la Oficina de Naciones Unidas para la Prevención del Crimen y el Delito. Para apoyar en el combate a la criminalidad, el gobierno ordenó a inicios de mes que el ejército realice tareas de patrullaje y vigilancia en la capital y otra de las principales ciudades del país, ambas acechadas por la delincuencia.

,

Deja un comentario

2013.01.24 Honduras can’t pay its bills, neglects services

http://www.huffingtonpost.com/huff-wires/20130124/lt-honduras-in-crisis/?utm_hp_ref=green&ir=green

TEGUCIGALPA, Honduras — Street surveillance cameras in one of the world’s most dangerous cities were turned off last week because Honduras’ government hasn’t paid millions of dollars it owes. The operator that runs them is now threatening to suspend police radio service as well.

Teachers have been demonstrating almost every day because they haven’t been paid in six months, while doctors complain about the shortage of essential medicines, gauze, needles and latex gloves.

This Central American country has been on the brink of bankruptcy for months, as lawmakers put off passing a budget necessary to pay for basic government services. Honduras is also grappling with $5 billion in foreign debt, a figure equivalent to last year’s entire government budget.

“There are definitely patients who haven’t been able to get better because of this problem,” said Dr. Lilian Discua, a pediatrician. “An epileptic who doesn’t take his medicine will have a crisis. This is happening.”

The financial problems add to a general sense that Honduras is a country in meltdown, as homicides soar, drug trafficking overruns cities and coasts and the nation’s highest court has been embattled in a constitutional fight with the Congress.

Many streets are riddled with potholes, and cities aren’t replacing stolen manhole covers. Soldiers aren’t receiving their regular salaries, while the education secretary says 96 percent of schools close several days every week or month because of teacher strikes.

Some government offices must close because they don’t have ink to take fingerprints. The country’s national registration agency has been shuttered for 10 days because of unpaid salaries.

“In many ways, the state is no longer functioning,” said Robert Naiman, policy director of Just Foreign Policy, a Washington D.C.-based organization aimed at reforming U.S. foreign policy. “If they keep not paying their soldiers, those soldiers are probably going to stop being soldiers and maybe take some other action.”

Experts say a mix of government corruption, election-year politics and a struggling economy has fueled the crisis.

The local chapter of the international watchdog group Transparency International issued a study in December that alleged some lawmakers had spent money on plane tickets to a tennis tournament in Spain, Mother’s Day gifts and other personal expenses, the report found.

The study’s author, Ludin Ayala, said the country’s Congress is the most expensive in Central America, although Honduras is the poorest country the region.

“The Congress doesn’t have rules for making these expenses, which are at the discretion of the (legislative) president,” Ayala said. “I don’t know if it’s shameful, sad or disgusting that in the National Congress, there isn’t any transparency.”

Former presidential candidate and legislator Olban Valladares charged that much of the public money has indeed gone into campaigns ahead of November’s elections, in which the president, mayors and 128 congressional representatives will be elected.

“Sadly, we have a great number of candidates who are state officials and their tendency is to abuse state resources that they control to fund their campaigns,” Valladares said.

Congress President Juan Orlando Hernandez said that ousted former President Manuel Zelaya and his allies created much of the current mess.

“They are the ones who have left us today with an enormous debt … leaving us a country that’s unsafe, indebted and isolated in the world,” Hernandez said in a news release.

Although Congress goes on recess Friday, lawmakers have only partially passed a budget to pay some of state employees and contractors. That leaves undecided the budgets of autonomous institutions such as utilities and the port authority.

Instead, lawmakers are discussing proposals already declared unconstitutional by the Supreme Court and don’t deal with the immediate financial problems. On Tuesday, for example, Congress approved a law that would allow any elected official to be impeached.

Hugo Noe Pino, an economist at Honduras’ Central American Institute for Fiscal Studies, noted that Congress approved the sale of an additional $750 million in bonds last November without resolving any of the core budget issues.

“In this political year, the state resources can be used for political campaigns,” Pino said. “If they haven’t discussed the budget, why are they approving the financing (through bonds) of a budget that doesn’t exist?”

Financial fraud isn’t limited to the government. Tax evasion, for example, is widespread, with the government missing out on an estimated 43 percent of revenue due, said Mario Lopez Steiner, Honduras’s tax director.

“The culture of tax evasion is incredible in Honduras,” he said.

The institutional paralysis has also spread to the justice system. The Constitutional Chamber of the Supreme Court has not met for a month and a half because President Porfirio Lobo accused the magistrates of being part of a conspiracy to overthrow him.

Congress, whose majority belongs to Lobo’s party, dismissed several judges without an impeachment trial. Meanwhile, the fired judges continue to enjoy the use of their offices and cars with drivers, even as other government employees go unpaid.

Because Congress hasn’t replaced the dismissed judges, no one can rule on their appeal to be reinstated because the court’s other justices have recused themselves from the case.

“Public power has been turned upside down in a brazen way,” said Oscar Cruz, a former prosecutor in charge of defending the constitution.

The government and the ruling bloc have at least one idea to solve the fiscal crunch: They’ve introduced a bill that would create the country’s first sales tax while eliminating tax breaks for companies that import goods.

The bill’s supporters predict it will generate an additional $1.2 billion in revenue, which would double the government’s yearly tax intake.

Businesses such as fast food franchises have long been exempt from taxes because they supposedly promote tourism even though many of them “are neither in tourist zones nor do they attract tourism,” said Lopez Steiner.

Such tax breaks have been “approved as payments for political favors and as a result of the financing of election campaigns, which are always linked to tax favors,” he said.

Legislators have so far suspended all tax exemptions for 60 days while a commission reviews whether to reinstate them.

Some families have survived the government vacuum with remittances sent by some of the 1 million Hondurans living in the United States. Their money equals 19 percent of the country’s gross domestic product, according to the World Bank.

Yet it isn’t enough for government workers such as teacher Daniel Espunda, who have lost paychecks to the political crisis.

“Now they owe me five months of salary. January will be the sixth I haven’t been paid,” Espunda said. “No one says anything about when the payday will come.”

____

Associated Press Correspondent Martha Mendoza contributed from Santa Cruz, Calif.

Deja un comentario