10 septiembre, 2015 0 comments

SAN PEDRO SULA- Los 17 jueces del Tribunal de Sentencia se pronunciaron ayer ante lo que consideran presiones del Ministerio Público, luego que recusaran a tres de ellos para que no conocieran el juicio oral y público de la exjuez Wendy Vanessa Caballero Reyes.

El grupo de abogados de las cinco salas de sentencia se unieron ayer en los pasillos del Poder Judicial y leyeron un pronunciamiento donde piden a sus autoridades que exijan una explicación al Ministerio Público sobre ese hecho.

La acción de los jueces de sentencia fue motivada porque el 4 de septiembre la coordinadora de la Fiscalía de Transparencia y Combate a la Corrupción, Elizabeth Hernández, junto al director de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), Ricardo Castro, y miembros de la Unidad de Enjuiciamiento de Empleados del Poder Judicial llegaron al Tribunal de Sentencia a indagar sobre “irregularidades”.

En esa acción los  fiscales y agentes que caminaron por los pasillos armados se apostaron en la Secretaría del Tribunal de Sentencia donde buscaron supuestas irregularidades en el expediente de la exjuez Wendy Caballero, de las cuales hasta ahora no han dado detalles.

Caballero está acusada por cohecho, prevaricato y abuso de autoridad. Su juicio estaba programado para el 8 de septiembre, pero ese día los fiscales presentaron una recusación en contra de los jueces de sentencia Edin de la O Ramos, Wendy Lakeman y Paula Chávez, a causa de la “investigación” en el expediente.

La juez Elvia Ondina Varela, quien leyó el comunicado, expresó que “rechazan y condenan la intromisión cometida por el personal del Ministerio Público, exigen respeto a la independencia judicial y reprueban que sea la misma institucionalidad del Estado la que se preste a quebrantar los principios de independencia e imparcialidad que debe reinar en las actuaciones judiciales”.

En el pronunciamiento los jueces de sentencia dan el total respaldo a sus compañeros recusados, señalando que no hay denuncia contra ninguno de ellos,  por lo que no existe una causa de recusación.

ERROR DE FISCALES
DIARIO TIEMPO publicó el 9 de septiembre que las actuaciones para recusar a los jueces de la Fiscalía de Transparencia y Combate a la Corrupción es porque en el expediente de la exjueza Wendy Caballero y su hermano Wilmer Caballero hay un error en una cadena de custodia que no fue firmada.

El 1 de septiembre la fiscal Elizabeth Rodríguez, pidió la suspensión del juicio ante el tribunal alegando que no contaba con una prueba relativa a un dictamen pericial sobre el contenido de DVD que contiene las escuchas telefónicas realizadas a los exfuncionarios acusados de cohecho.

La falta o error de una prueba podría dejar en libertad a la exjueza, a su hermano y a Alexander Montes, este último acusado de soborno doméstico por haber dado dinero a los empleados judiciales para gozar de la medida de arresto domiciliario. Este imputado está acusado en otro proceso por tráfico de drogas.

Fuente. http://www.tiempo.hn/honduras-jueces-denuncian-presiones-del-ministerio-publico/