Entradas etiquetadas como Wilfredo Fúnez

Unión Europea escucha planteamientos de la huelga de hambre

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Ketil Kersel

La representación de la Unión Europea en Honduras, escuchó este jueves los planteamientos de los miembros de la huelga de hambre,  encabezados por el defensor de los derechos humanos, Wilfredo Méndez.

La reunión se llevó a cabo en las oficinas de la Unión Europea de Tegucigalpa, donde el embajador de esta representación Ketil Karlsen, los recibió y se comprometió a trasladar sus demandas a las diferentes  representaciones diplomáticas del viejo continente.

En la cita, también, participó la embajadora de Alemania, Beatrix Cristina Kania y el embajador de España, Miguel Alberto Suárez.

Méndez dijo que  durante el encuentro, el movimiento indignado, a través de los participantes de la huelga de hambre que inició desde el 22 de junio pasado para exigir la instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad-Honduras (CICIH), puso en conocimiento a la Unión Europea sobre la galopante corrupción que  impera  en el país.

El defensor de los derechos humanos, agregó que durante la cita, también se  habló sobre la necesidad de iniciar el proceso de intermediación al más alto nivel de los organismos supranacionales para abordar la crisis político- social de Honduras.

La Unión Europea emitió hace dos semanas un comunicado mediante el cual expresa su preocupación por la crisis que atraviesa Honduras, por lo que instó al gobierno y a la sociedad en general, a establecer un verdadero estado de derecho y de aplicación de justicia imparcial en contra de los responsables de actos de corrupción, indistintamente de quien se trate.

En ese sentido, el también  presidente del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), dijo que la representación de la Unión Europea, está al tanto de todo lo que sucede en el país por lo que ya han sugerido sobre  las resoluciones que el gobierno debe adoptar para cambiar la situación.

El entrevistado aseguró que los diplomáticos fueron receptivos ante sus propuestas y planteamientos, que han surgido a través de la huelga de hambre, que además de la CICIH, exige el juicio político contra el fiscal general, Oscar Chinchilla y fiscal general adjunto, Rigoberto Cuéllar y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

Señaló que la visita fue positiva porque con ella se busca generar la presión internacional para que el gobierno vea la unificación en torno a la indignación que hay en el pueblo hondureño.

A la vez se aprovechó para informar a la delegación europea sobre la instalación este viernes 31 de julio a las 7:00 de la noche de la Mesa Nacional de Indignación.

Fuente: http://criterio.hn/union-europea-escucha-planteamientos-de-la-huelga-de-hambre/

, , , , , , ,

Deja un comentario

Ex jefe seguridad de Empresa Minerales la Victoria condenado a prisión por violación a Derechos Humanos

martes, 18 de noviembre de 2014

 

Wilfredo Fúnez ex jefe de seguridad de la Empresa Minerales La Victoria, cuyo promotor es Lenir Pérez, yerno del empresario Miguel Facusé; fue condenado hoy martes 18 de noviembre por el Tribunal de Sentencia de Tela, al encontrarse responsable de los delitos de Privación de libertad, allanamiento de morada y coacciones, en contra de dos defensores extranjeros de Derechos Humanos y de las comunidades del Sector Florida, quienes en oposición a la explotación minera de la zona han emprendido una lucha de resistencia territorial por la defensa de sus bienes naturales, hasta declarar libre de minería el Sector Florida, en Tela, Atlántida.

Según Víctor Fernández, coordinador del MADJ, Fúnez aceptó la responsabilidad ante el Tribunal de Sentencia, recibiendo la pena de 3 años por el delito de privación de libertad, 1 año por allanamiento de morada y 3 meses por coacciones, penas que fueron solicitadas por la representación legal de las comunidades afectadas.

El Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, continuará luchando en defensa de los bienes naturales y derechos humanos de las comunidades organizadas, quienes denuncian las múltiples anomalías y corrupción de dichos proyectos extrativistas en el país.

Por la Dignidad, contra la corrupción e impunidad…

Publicado por MADJ en 10:33

Fuente: http://movimientoampliodignidadyjusticia.blogspot.ch/2014/11/ex-jefe-seguridad-de-empresa-minerales.html

, , , , , ,

Deja un comentario

The Hondurans that don’t migrate: Nueva Esperanza and the “resource curse”

Community members looking out over the aftermath of the mining activity in their community

Community members in Nueva Esperanza survey the aftermath of mining activity in their territory. Photo: Erika Piquero

The reddish gravel road sloping upwards over the nearest mountain was dotted with silhouettes of a group of people from the community of Nueva Esperanza. They were climbing to the summit, via a road cut out by the Minerales Victoria Mining Company, to show visiting international human rights observers the aftermath of the mining company’s activity.

As the group slowly climbed the road, the mine’s lingering presence became more pronounced. While it is no longer active, it has left an indelible mark on the landscape: the verdant mountainside was branded by patches of reddish-brown overturned earth that no longer produced anything green. The scars on the land were indications of mining activity completed under a phase of ‘exploration’ – but the physical evidences showed destruction more aesthetically similar to exploitation.

Masked exploitation

The company’s ‘exploration’ activity began without the approval of the community members, and in spite of strong local opposition to the destruction of their land.

Even though a 2004 moratorium on metal mining is still in effect in Honduras, Minerales Victoria was able to obtain a concession in Nueva Esperanza (an area rich in iron oxide, coal, and gold) via a legal loophole: the 2013 Mining Law, which allowed for relaxed controls and loose classifications of types of metals and their uses after extraction.

Community members faced increasing death threats and intimidation as a result of the mining company’s presence in the region. Many residents worried about potential environmental effects and impact on community health, as the mining activity could lead to contamination and destruction of the land and water that sustain their livelihoods.

Nueva Esperanza’s situation is, in many ways, emblematic of Honduras’ history as a victim of resource extraction.

Honduras has always been affected by the resource curse,” says Kevin Coleman, a history professor at the University of Toronto. “The country has natural resources and that becomes a reason for exploiting it.”

What is happening in Nueva Esperanza and throughout the country is not new; it has just been exacerbated by the coup and, Coleman adds, “decades of extracting natural resources – silver, bananas, timber, pineapples and shrimp (depending on the decade) – while neglecting the fundamentals of investing in public education, health care, and upholding Honduran laws designed to protect the country’s people and land from rapacious profit-driven enterprises.”

Compromised authorities

As in Locomapa de Yoro and other communities throughout Honduras, local authorities were not concerned with the mining company’s legal infractions. In fact, evidence suggests that local state authorities were actively colluding with the mining company. Local policemen escorted armed men affiliated with the mining company into the area and actively participated in acts of aggression against community members, including firing shots at the feet of local community members.

Local policemen were also absent from their post on the day two members of PROAH, a human rights accompaniment organization, were kidnapped. Several months of increasing intimidation and threats against community members who had voiced opposition to mining activity came to a head when armed men trespassed onto private territory and held two PROAH members captive for several hours.

Only after this kidnapping — and the subsequent international pressure — was there any response from the Honduran authorities.

A lingering presence

Yet even with Wilfredo Funez, the kidnappers’ ringleader, arrested and awaiting trial and the mining company gone, the community still faces threats to its safety, as representatives of the mining company have built structures on community members’ property, thrown trash in families’ yards and even fired gunshots close to specific houses.

Other lingering effects are found in the land and landscape itself. The summit of the mountain was stripped and overturned during the ‘exploration’ phase. The community’s roads have been ruined, and they have already noticed issues with water contamination.

These concerns become even more worrisome during the rainy season, as contamination will only spread with heavy rains and flooding. The unprotected road cut out of the mountain will likely be prone to mudslides, causing accessibility issues that did not exist with the roads created by community members, which followed the natural contours of the land.

Another kidnapping

On July 3, 2014, two Nueva Esperanza community members were kidnapped along with PROAH team members. Two of the victims had accompanied the community in their resistance to the mining project, and were also beneficiaries of the Inter-American Commission on Human Rights (IACHR) precautionary measures, which are intended to protect people whose lives are at risk.

Two months later, on August 30, the community voted to declare their territory a mining-free zone. Though the lack of an investigation into the kidnapping has made it impossible to determine if there was a link between the crime and the community’s opposition, the fact that the two targets were beneficiaries of official protective measures — and were still kidnapped anyway — demonstrates the ongoing threat to people who dare to engage in, or support those engaging in, open resistance.

In spite of the continued aggression, the community members still defend their position against mining in their community. Their demands are simple: they want the right to their territory, and development under their own terms.

Yet even these basic requests may be too much to ask — at least in Honduras.

As Daniel Langmeier, a human rights observer with experience in Honduras, says, “There is an absolute lack of freedom, as we understand and treasure it, over one’s life to decide…[they are] confronted with these horrible situations all the time and feel trapped.”

Fuente: http://latincorrespondent.com/honduras/hondurans-dont-migrate-nueva-esperanza-mining-resource-curse/

, , , ,

Deja un comentario

NUEVA ESPERANZA, TELA, ATLÁNTIDA. MADJ – ATLANTIDA


RATIFICAN PRISIÓN PARA JEFE DE SEGURIDAD DE MINERALES LA VICTORIA.
Tela, Atlántida. 23.09.14
El Tribunal de Sentencia de Tela, Atlántida, determinó mantener en
prisión a Wilfredo Fúnez Cáceres, quien es acusado por los delitos de
privación injusta de la libertad, allanamiento, coacción, en perjuicio
de los señores Antonio Alfaro Callejas y Concepción Gutiérrez Morales,
así como los integrantes del Proyecto de Acompañamiento Internacional de
Honduras (PROAH) Orlan Vidal Y Daniel Langmeir.
Según la acusación, el 25 de julio de 2013, luego de reiterados abusos y
hostigamiento a las comunidades del sector Florida, en Tela Atlántida,
por parte de la Policía Nacional y la Seguridad de la empresa Minerales
La Victoria, el señor Wilfredo Fúnez Cáceres, en su condición de jefe de
seguridad de la mencionada empresa, junto a 30 hombres que portaban
armas, ingresaron violentamente a la vivienda del matrimonio Callejas
Gutiérrez, los humillaron y les obligaron a salir y a los dos
acompañantes internacionales los privaron de libertad por varias horas y
los abandonaron en la comunidad de Nueva Florida, lugar donde fueron
auxiliados por otros miembros de las comunidades.
Después de la sostenida presión de las organizaciones comunitarias del
Sector, Wilfredo Fúnez fue acusado, capturado y puesto en prisión. Su
defensor privado pidió la revisión de la medida cautelar, solicitando
medidas sustitutivas. La Fiscalía y la acusación privada que sostiene el
Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), se opusieron a
la solicitud y el Tribunal de Sentencia, ratificó la prisión para el
acusado.
En los próximos meses tendrá lugar la audiencia de juicio oral y
público, en la que se decidirá definitivamente si el Jefe de seguridad
de Minerales la Victoria es condenado o absuelto por los delitos que se
le acusa.
Relevante:
La empresa Minerales la Victoria promueve más de 10 proyectos mineros en
el departamento de Atlántida, pretendiendo la concesión de más de 10 mil
hectáreas de tierra. Las 16 comunidades del sector Florida, como otras
del departamento de Atlántida, han luchado en todos los frentes contra
los abusos de esta empresa, incluso, en cabildo abierto celebrado el 30
de agosto, se declararon territorio libre de explotación minera.
Departamento de comunicaciones del MADJ

, , , , , ,

Deja un comentario

NUEVA CRIMINALIZACIÓN A MIEMBROS DE LA COMUNIDAD DE NUEVA ESPERANZA



 Hoy,
09 de Julio de 2014 la comunidad de Nueva Esperanza ha vivido una vez más el
maltrato por parte de las autoridades encargadas de impartir
justicia. Olman Vijil
Vasquez, Grevin Amaya Pineda y José Lemus Pineda fueron citados
de manera indebida e intimidante por inspectores de la D.N.I.C. con placas No.
1309 y 11727 a comparecer  a sus oficinas en Tela, Atlántida por supuestos
"DELITOS VARIOS". Ante este citatorio la comunidad de Nueva Esperanza
se sintió agredida debido a que la denuncia la interpuso una familiar
del trabajador minero Wilfredo Funez, arrestado el pasado 28 de febrero y
el cual ha aceptado su culpabilidad en los delitos imputados en contra de la
comunidad y de los observadores internacionales de PROAH. Por tal razón,
unos 30 vecinos y los Misioneros Claretianos, de la oficina de Justicia, Paz e
Integridad de la Creación (JPIC),  acompañaron a los tres miembros criminalizados
representados por su abogado Martín Fernández, miembro del MADJ. 


Entre
las anomalías del citatorio está:


 1.
El primer citatorio lo recibieron los imputados el domingo 6 de julio por la
tarde para presentarse el lunes 7 por la mañana. Conducido  por personas particulares de la comunidad.


2.
En el segundo citatorio iba una nota
intimidatoria escrita en la esquina de cada una de las Actas de Citación que
dice así: "presentarse obligatoriamente o se dará orden de captura por la
fiscalía ultima cita". 


3.
En la D.N.I.C no había denuncia ni declaración por parte de la demandante.
Después de escuchar a la demandante se evidenció que no existían los tales “delitos
varios” que ameritarán la intimidación de "orden de captura".


4.
Los inspectores fueron los mismos que se prestaron para la criminalización de 5
líderes de la comunidad de Nueva Esperanza en enero del año pasado en clara
colaboración con la Empresa Minera y donde, por supuesto, no se comprobó ningún delito.


5.
Luego, los pobladores quisieron poner denuncias sobre hechos “reales” de
amenazas y hostigamiento y los mismos inspectores se negaron a recibirlas.


Ante
estos hechos, surgen las preguntas ¿Por qué no se actúa con igual celeridad a
favor de las demandas de la comunidad de Nueva Esperanza que lleva más de dos
años pidiendo que se haga una investigación seria y responsable en las
diferentes violaciones a sus Derechos Humanos ejecutadas por la Empresa Minera
La Victoria? ¿Al aceptar la culpabilidad Wilfredo Funez por qué no se inicia un
proceso contra los autores intelectuales de los delitos aceptados?


¿Por
qué el Estado Hondureño, por medio de sus órganos de Justicia, permite que se
siga criminalizando a las Víctimas que gozan de Medidas Cautelares dictadas por
la CIDH, en vez de concretar dichas medidas con prontitud?


Lamentamos
lo sucedido y nos seguimos solidarizando con la comunidad de Nueva Esperanza
esperando que pronto estén librados de tanto sufrimiento y terror empresarial e
institucional.


 


OFICINA
DE JUSTICIA, PAZ E INTEGRIDAD DE LA CREACIÓN


MISIONEROS
CLARETIANOS - HONDURAS

, , , , , ,

Deja un comentario

A juicio oral y público caso de defensores internacionales y pobladores que fueron víctimas de abusos

E-mail Print PDF

Tegucigalpa.

El anunciado procedimiento abreviado consistente en que el jefe de seguridad de la Corporación Minerales Victoria, Wilfredo Fúnez reconoce que cometió los delitos de allanamiento, coacción, amenazas y privación injusta de la libertad en contra de dos observadores internacionales de derechos humanos y dos miembros de una familia, no se pudo concretar debido a inconsistencias presentadas por la defensa del imputado.

Resulta que la defensa solicitó para efectos de considerarse un procedimiento abreviado, que la aplicación de las penas por los delitos confesos, fuesen mínimas para el imputado, solicitud que  el Ministerio Público objetó y consideró que en vista de que el abogado defensor de Wilfredo Fúnez, el profesional del derecho Melvin Urbina, desistió del acuerdo a que se había llegado con la Fiscalía, se declarase desierto el procedimiento abreviado.

En vista de lo cual, la jueza María Elena Guzmán del Juzgado de Letras Seccional de Tela, resolvió lo siguiente:…”Habiendo escuchado al abogado de la defensa privada del imputado que en esta audiencia ha solicitado la imposición de penas distintas a las concertadas al momento en que administrativamente se pusieron de acuerdo como lo manda el artículo 403 del Código Procesal Penal en su párrafo I, por lo que ésta suscrita considera que al haberse evidenciado en esta audiencia que no ha existido o que se ha roto el acuerdo previo entre el Ministerio Público y el imputado sobre la aceptación del proceso abreviado…es procedente declarar sin lugar la solicitud de proceso abreviado y que se continúe con la tramitación común del proceso, no considerando la admisión de los hechos por parte del imputado como una confesión”.

La jueza establece que “se declare sin lugar la solicitud conjunta de proceso abreviado por haberse roto el acuerdo previo entre el Ministerio Público y la defensa del imputado y por no haberse garantizado los derechos de las víctimas, por lo cual se ordena la continuación del presente proceso”, señala la resolución.

En la audiencia, el Área de Acceso a Justicia del COFADEH consideró oportuno registrar el caso como un precedente tanto para las autoridades gubernamentales como para las compañías privadas, en el sentido que los abusos que se cometan contra defensores de derechos humanos, y contra cualquier ciudadano o ciudadana, sean nacionales o extranjeros, estarán sujetos a la vigilancia, monitoreo, denuncia y acompañamiento legal de las organizaciones que realizan defensoría ciudadana.

El COFADEH también apuntó, que dado que se discute en primer debate en el Congreso Nacional una Ley de Protección para Defensores y Defensoras de Derechos Humanos es el momento para que el Gobierno reconozca, proteja y promueva el ejercicio de la defensoría de derechos humanos en todo el territorio nacional.

Sobre la audiencia llevada  cabo en el municipio de Tela, departamento de Atlántida y con la decisión adoptada por el tribunal de esa localidad, el jefe de seguridad de Wilfredo Fúnez, empleado de la Corporación Minerales Victoria, propiedad de Lenir Pérez, (yerno del terrateniente Miguel Facussé) permanecerá recluido en el centro penal de Tela.

Para buscar un juicio abreviado, Wilfredo Fúnez se declaró culpable de los delitos de allanamiento, coacción, amenazas y privación injusta de la libertad en perjuicio de Daniel Langmeier (Suiza) y Orlane Vidal (Francia) integrantes del Proyecto de Acompañamiento Honduras (PROAH), así como contra Antonio Alfaro Callejas y Concepción Gutiérrez Morales, étos últimos representados en la audiencia por el acusador privado, Víctor Fernández.

La Fiscalía acusó a Fúnez y el Juzgado Seccional de Tela le decretó  auto de prisión por los delitos de  allanamiento, coacción, amenazas y privación injusta de la libertad, en perjuicio de los dos observadores internacionales de derechos humanos (un programa que aglutina a observadores de derechos humanos procedentes de varias nacionalidades, y que acompaña a organizaciones que trabajan en la defensoría, entre ellas al COFADEH).

Si bien la parte defensora había interpuesto un recurso de apelación contra la decisión adoptada por el juzgado, se conoció que en días posteriores desistió de tal recurso y retiró el escrito ante el tribunal.

En cambio propuso que su cliente (Wilfredo Fúnez) fuese sometido a un procedimiento abreviado, que es una medida alterna que contempla el Código Procesal Penal, estableciéndose como requisito que el imputado se declare culpable de los delitos.

Desde el mes de marzo de 2013, Wilfredo Fúnez ha permanecido recluido en una celda del presidio de Tela,  municipio del departamento de Atlántida.

Cabe señalar que en los delitos participaron otros miembros de la seguridad  de  Corporación Minerales Victoria, pero la Fiscalía solo acusó a Wilfredo Fúnez.

Es importante señalar que este caso marca un precedente, ya que se logró acreditar en la audiencia inicial la comisión y la participación de los delitos cometidos por el imputado, lo cual llevó a la defensa a buscar una medida alterna, que al final no se concretó.

Contexto

El 25 de julio de 2013 guardias de seguridad fuertemente armados de la Corporación Minerales Victoria, propiedad de Lenir Pérez (yerno del terrateniente Miguel Facussé) merodeaban e intimidaban a los pobladores de la comunidad Nueva Esperanza, municipio de La Masica Atlántida.

Las acciones hostiles de los guardias se produjeron porque la comunidad se opone a la extracción minera que desarrolla Lenir Pérez en esta zona, en vista que nunca se les consultó acerca de dicho proyecto y además porque dicho personaje presiona a pobladores para que vendan sus tierras.

De hecho César Alvarenga y Roberto García líderes del movimiento pacífico que se ha opuesto a las operaciones mineras fueron amenazados a muerte por parte de Lenir Pérez, situación que obligó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a dictar medidas cautelares de protección para los ambientalistas.

El 24 de julio de 2013, los observadores de derechos humanos de PROAH, Daniel Langmeier de Suiza y Orlane Vidal de Francia, llegaron a la comunidad para alojarse allí en la casa de María Concepción  Gutiérrez, cuya familia había sido blanco de amenazas de los guardias de seguridad de la Corporación Minerales Victoria.

Tanto Langmeier como Vidal habían notificado previamente a la Policía que estarían en dicha comunidad, sin embargo el día que ingresaron, no se encontraban agentes en la estación policial.

La mañana del 25 de julio de 2013, aproximadamente a las 9:00 am, un grupo de siete hombres fuertemente armados llegaron a la casa, acompañados por 25 trabajadores del proyecto minero, armados con machetes.

El grupo estaba  encabezado por Wilfredo Fúnez, empleado de Corporación Minerales Victoria y miembro de las pocas familias que apoyan el proyecto minero en la zona.

Los individuos amenazaron a los dos miembros del PROAH que estaban acompañando a la familia y los obligaron a salir de la casa, afirmando que “desparecerían si volvían a la comunidad”. Se informó que simultáneamente, varios de los hombres armados corrieron siguiendo el dueño de la casa, y lo obligaron a volver a la propiedad mientras hacían disparos al aire.

Durante el trayecto varios hombres apuntaron sus armas contra la humanidad de los defensores de derechos humanos y profirieron todo tipo de insultos, además de amenazarlos que si intentaban ingresar nuevamente en la comunidad, serían víctimas de desaparición. Posteriormente los conminaron a que entraran en una camioneta junto con varios de los hombres. Después les forzaron a que mostraran las fotos que habían tomado con sus cámaras fotográficas, para luego borrar aquellas que comprometían a la empresa minera.

Tiempo después los bajaron en un sector donde había mucho lodo, allí se encontraba personal de la empresa minera. Según testimonios de los defensores,  el trato fue diferente, fueron trasladados en otro vehículo pick up color negro, escoltado por 3 hombres armados con escopetas que se subieron en la paila y posteriormente  fueron dejados en la comunidad de Nueva Florida

Finalmente los defensores de derechos humanos fueron liberados en la comunidad de Nueva Florida aproximadamente a las 11:30 de la mañana, con amenazas de que la comunidad de La Nueva Esperanza sufriría represalias si denunciaban el incidente. El individuo que profirió dicha amenaza fue Wilfredo Fúnez.

La tarde siguiente (el 26 de julio), hombres armados de la empresa minera atravesaron la comunidad de La Nueva Esperanza en motocicletas, dispararon al aire con sus armas de fuego causando zozobra entre el pueblo.  La familia que alojó a los defensores de derechos humanos internacionales se vio obligada a huir de su casa, por temor a sufrir atentados.

Los hechos suscitados en contra de observadores internacionales de derechos humanos produjeron la condena de decenas de organizaciones tanto a nivel nacional como en el extranjero. La organización Front Line Defenders en aquella oportunidad manifestó en un comunicado: “Front Line Defenders expresa su profunda preocupación por la integridad física y psicológica de los miembros de la comunidad de La Nueva Esperanza y de los defensores de derechos humanos internacionales”.

Front Line Defenders nota con inquietud que los defensores de derechos humanos en Honduras, particularmente aquéllos que trabajan en el contexto de derechos a la tierra y proyectos mineros y de construcción, enfrentan un nivel de riesgo extremadamente alto de daño a su integridad física o incluso a su vida, y que la  acción jurídica contra los responsables es inexistente en la gran mayoría de los casos, citó el comunicado.

Fuente: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=3210:a-audiencia-preliminar-caso-de-defensores-internacionales-que-fueron-victimas-de-abusos&catid=42:seg-y-jus&Itemid=159

, , , , , ,

Deja un comentario

Empleado de Minerales Victoria acepta que cometió abusos contra defensores de DDHH

E-mail Print PDF

Tegucigalpa.

Wilfredo Fúnez empleado de la Corporación Minerales Victoria, propiedad de Lenir Pérez,  quien se encuentra recluido en el presidio de Tela, se declaró culpable de los delitos de allanamiento, coacción, amenazas y privación injusta de la libertad en perjuicio de dos observadores internacionales del Proyecto de Acompañamiento Internacional-Honduras (PROAH).

Así lo dio a conocer el  Area de Acceso a Justicia del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), que actuó como acusador privado en la causa. La acción promovida por la defensa del imputado obliga a desarrollar un proceso abreviado que permitirá a Wilfredo Fúnez, a salir de prisión al conmutar la pena que le dicte el Juzgado Seccional de Tela, departamento de Atlántida.

La Fiscalía acusó Fúnez,  empleado de la Corporación Minerales Victoria (encargado de la seguridad de la empresa) y el Juzgado Seccional de Tela le decretó  auto de prisión por los delitos de  allanamiento, coacción, amenazas y privación injusta de la libertad, en perjuicio de los jóvenes Daniel Langmeier  (25) y Orlane Vidal (26) integrantes del Proyecto de Acompañamiento Honduras (PROAH), un programa que aglutina a observadores de derechos humanos procedentes de varias nacionalidades, que acompaña a organizaciones que trabajan en la defensoría, entre ellas al COFADEH..

Si bien la parte defensora había interpuesto un recurso de apelación contra la decisión adoptada por el juzgado, se conoció que en días posteriores desistió de tal recurso y retiró el escrito ante el tribunal.

En cambio propuso que su cliente (Wilfredo Fúnez) sea sometido a un procedimiento abreviado, que es una medida alterna que contempla el Código Procesal Penal, estableciéndose como requisito que el imputado se declare culpable de los delitos.

Desde el mes de marzo de 2013, Wilfredo Fúnez ha permanecido recluido en una celda del presidio de Tela,  municipio del departamento de Atlántida.

En la audiencia de la que aún no se ha determinado fecha (conocida como intermedia) se estaría emitiendo una sentencia condenatoria, en la cual se aplicarán las penas por cada delito cometido.

En este caso se aplicarán penas menores a los 5 años y considerando que al declararse confeso el imputado, la condena se reduce en un tercio, la medida permitirá que Wilfredo Fúnez pueda conmutar la pena y salir en libertad.

Los observadores de derechos humanos de PROAH, Orlane Vidal de Francia y Daniel Langmeier de Suiza

Cabe señalar que en los delitos allanamiento, coacción, amenazas y privación injusta de la libertad contra los dos observadores de derechos humanos de PROAH participaron otros miembros de la seguridad  de  Corporación Minerales Victoria, pero la Fiscalía solo acusó a Wilfredo Fúnez.

Tanto el COFADEH como la Fiscalía buscaban una sentencia condenatoria para el imputado, pero con la acción interpuesta, se causa un procedimiento abreviado, que evita un largo proceso penal.

Es importante señalar que este caso marca un precedente, ya que se logró acreditar en la audiencia inicial la comisión y la participación de los delitos cometidos por el imputado, lo cual llevó a la defensa a buscar una medida alterna.

Aún no está determinada la fecha para la realización de la audiencia intermedia, y aunque el acusado no irá a la cárcel,  en los registros del Juzgado de Tela, quedará consignado que hubo una sentencia contra Wilfredo Fúnez por los delitos cometidos en contra de dos defensores internacionales de derechos humanos.

Contexto

El 25 de julio de 2013 guardias de seguridad fuertemente armados de la Corporación Minerales Victoria, propiedad de Lenir Pérez (yerno del terrateniente Miguel Facussé) merodeaban e intimidaban a los pobladores de la comunidad Nueva Esperanza, municipio de La Masica Atlántida.

Las acciones hostiles de los guardias se produjeron porque la comunidad se opone a la extracción minera que desarrolla Lenir Pérez en esta zona, en vista que nunca se les consultó acerca de dicho proyecto y además porque dicho personaje presiona a pobladores para que vendan sus tierras.

De hecho César Alvarenga y Roberto García líderes del movimiento pacífico que se ha opuesto a las operaciones mineras fueron amenazados a muerte por parte de Lenir Pérez, situación que obligó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a dictar medidas cautelares de protección para los ambientalistas.

El 24 de julio de 2013, los observadores de derechos humanos de PROAH, Daniel Langmeier de Suiza y Orlane Vidal de Francia, llegaron a la comunidad para alojarse allí en la casa de María Concepción  Gutiérrez, cuya familia había sido blanco de amenazas de los guardias de seguridad de la Corporación Minerales Victoria.

Tanto Langmeier como Vidal habían notificado previamente a la Policía que estarían en dicha comunidad, sin embargo el día que ingresaron, no se encontraban agentes en la estación policial.

La mañana del 25 de julio de 2013, aproximadamente a las 9:00 am, un grupo de siete hombres fuertemente armados llegaron a la casa, acompañados por 25 trabajadores del proyecto minero, armados con machetes.

El grupo estaba  encabezado por Wilfredo Fúnez, empleado de Corporación Minerales Victoria y miembro de las pocas familias que apoyan el proyecto minero en la zona.

Los individuos amenazaron a los dos miembros del PROAH que estaban acompañando a la familia y los obligaron a salir de la casa, afirmando que “desparecerían si volvían a la comunidad”. Se informó que simultáneamente, varios de los hombres armados corrieron siguiendo el dueño de la casa, y lo obligaron a volver a la propiedad mientras hacían disparos al aire.

Durante el trayecto varios hombres apuntaron sus armas contra la humanidad de los defensores de derechos humanos y profirieron todo tipo de insultos, además de amenazarlos que si intentaban ingresar nuevamente en la comunidad, serían víctimas de desaparición. Posteriormente los conminaron a que entraran en una camioneta junto con varios de los hombres. Después les forzaron a que mostraran las fotos que habían tomado con sus cámaras fotográficas, para luego borrar aquellas que comprometían a la empresa minera.

Tiempo después los bajaron en un sector donde había mucho lodo, allí se encontraba personal de la empresa minera. Según testimonios de los defensores,  el trato fue diferente, fueron trasladados en otro vehículo pick up color negro, escoltado por 3 hombres armados con escopetas que se subieron en la paila y posteriormente  fueron dejados en la comunidad de Nueva Florida

Finalmente los defensores de derechos humanos fueron liberados en la comunidad de Nueva Florida aproximadamente a las 11:30 de la mañana, con amenazas de que la comunidad de La Nueva Esperanza sufriría represalias si denunciaban el incidente. El individuo que profirió dicha amenaza fue Wilfredo Fúnez.

La tarde siguiente (el 26 de julio), hombres armados de la empresa minera atravesaron la comunidad de La Nueva Esperanza en motocicletas, dispararon al aire con sus armas de fuego causando zozobra entre el pueblo.  La familia que alojó a los defensores de derechos humanos internacionales se vio obligada a huir de su casa, por temor a sufrir atentados.

Los hechos suscitados en contra de observadores internacionales de derechos humanos produjeron la condena de decenas de organizaciones tanto a nivel nacional como en el extranjero. La organización Front Line Defenders en aquella oportunidad manifestó en un comunicado: “Front Line Defenders expresa su profunda preocupación por la integridad física y psicológica de los miembros de la comunidad de La Nueva Esperanza y de los defensores de derechos humanos internacionales”.

Front Line Defenders nota con inquietud que los defensores de derechos humanos en Honduras, particularmente aquéllos que trabajan en el contexto de derechos a la tierra y proyectos mineros y de construcción, enfrentan un nivel de riesgo extremadamente alto de daño a su integridad física o incluso a su vida, y que la  acción jurídica contra los responsables es inexistente en la gran mayoría de los casos, citó el comunicado.

 

Fuente: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=3190:empleado-de-minerales-victoria-acepta-que-cometio-abusos-contra-defensores-de-ddhh&catid=42:seg-y-jus&Itemid=159

, , , , , , ,

Deja un comentario

Dictan prisión preventiva a trabajador de Lenir Pérez que secuestró a observadores internacionales

Mar 04, 2014

Recientemente fue capturado el señor Wilfredo Funes, trabajador de Lenir Pérez, acusado de ser el responsable de las amenazas, agresión, atentados, hostigamiento, daños a la propiedad privada, desplazamiento forzado de varias familias y la privación de libertad de dos observadores internacionales.

El sábado anterior se realizó la primera audiencia en contra de Funes, en esta sesión, la jueza dictaminó prisión preventiva mientras se desarrolla el proceso judicial. La acusación que se le hace es la de ser el supuesto ” responsable del delito de privación injusta de la libertad en perjuicio de los ciudadanos: Daniel Langeir de nacionalidad Suiza y Orlane Vidal de nacionalidad Francesa. Este hecho ocurrió el 25 de julio del 2013″.

Wilfredo Funes está detenido en la cárcel de Tela. Y al parecer, un abogado de San Pedro Sula lo está defendiendo. Mañana miércoles será la audiencia inicial  a las 8 am.

El padre César Espinoza, quien en su momento recibió amenazas a muerte por el conflicto en Arizona, Atlántida, asegura que le entristece que solo a Wilfredo se le haya capturado, y que el responsable principal de todo, el minero Lenir Pérez, esté gozando de libertad.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/768-dictan-prisi%C3%B3n-preventiva-a-trabajador-de-lenir-p%C3%A9rez-que-secuestr%C3%B3-a-observadores-internacionales

, , , , , ,

Deja un comentario

Capturan a uno de los autores materiales del secuestro de observadores internacionales de DDHH

voselsoberano.com | Viernes 28 de Febrero de 2014 17:37

 

Captura_WilfredoEl jefe de seguridad de Minerales la Victoria, Wilfredo Fúnez, habría sido capturado recientemente acusado del secuestro a los defensores internacionales de Derechos Humanos representantes de Proyecto Acompañamiento Honduras (PROAH), quienes fueron privados de libertad y hostigados por varias horas, mientras se encontraban acompañando la lucha de las comunidades contra la minería en defensa de los bienes naturales en la comunidad de Nueva Esperanza, Tela, Atlántida.

El Proyecto de Acompañamiento Internacional en Honduras (PROAH) se estableció en el país en septiembre de 2010, en respuesta al deterioro de la situación de los defensores de derechos humanos después del golpe de estado de 2009. Su mandato es de brindar acompañamiento internacional a defensores de derechos humanos, incluyendo personas u organizaciones del movimiento social y de derechos humanos que se encuentran bajo amenaza u hostigamiento debido a su trabajo a favor de los derechos humanos individuales y colectivos. Es un proyecto de la ONG estadounidense Oficina de Amistad de las Americas (Friendship Office of the Americas).

El 25 de julio de 2013, Orlane Vidal y Daniel Langmeier, de nacionalidades francesa y suiza, estaban visitando a la comunidad de La Nueva Esperanza en el municipio de Tela. Esta comunidad lleva más de un año sufriendo persecución, incluso por parte de la policía y hombres contratados por la empresa Minerales Victoria, por su oposición pacífica a un proyecto de exploración minera otorgado por el Estado sin su consentimiento. Ese día, los observadores fueron raptados por dos horas y media por hombres de la minera, fuertemente armados. Este grave incidente fue denunciado legalmente y públicamente1 por las víctimas del secuestro. Amnistía Internacional emitió una alerta detallando los hechos.Ver más sobre el secuestro de los voluntarios internacionales
Ante tal situación el MADJ denunció nivel nacional e internacional la persecución y amenazas contra los liderazgos de la organización, evidenciado al atentar contra los observadores internacionales de PROAH. caso llevado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), otorgando medidas cautelares para el MADJ y patronato regional del sector Florida, responsabilizando al Estado de Honduras por la integridad y seguridad de los luchadores contra la corrupción en defensa del territorio.

Fuente MADJ y Proah

 

Proyecto de minería en La Nueva Esperanza : Escalada alarmante de intimidaciones dirigidas a la comunidad  

6/jun/ 2013 –  (Ver nota en el sitio)

 

La comunidad de La Nueva Esperanza, ubicada en el departamento de Atlántida, permanece en lucha para proteger este rincón de paraíso tropical en las montañas, cerca de la costa caribeña de Honduras, ante la concesión de una nueva actividad extractiva, otorgada a la empresa Minerales Victoria para la explotación de depósitos de hierro. El dueño de esta empresa es Lenir Pérez, yerno del terrateniente Miguel Facussé, y opera a través de su compañía Alutech, que forma parte de Inversiones EMCO, una empresa con sede en San Pedro Sula y especializada en la construcción de estructuras de acero.

Pobladores de La Nueva Esperanza

MADJ y MAA denuncian la intimidación de la comunidad

En un comunicado conjunto1, divulgado por el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) y el Movimiento Ambientalista de Atlántida (MAA), que están brindando apoyo a La Nueva Esperanza y a las demás comunidades cercanas que están siendo afectadas por el proyecto, han denunciado una escalada alarmante de intimidaciones desde el inicio del año 2013, y especialmente en las últimas semanas, por parte del empresario Lenir Pérez y de policías y civiles armados que lo apoyan. Dos líderes de la comunidad, César Alvarenga y Roberto García, miembros de MADJ, ya son beneficiarios de medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por haber recibido mensajes de textos por teléfono con amenazas de muerte por parte del empresario Pérez, en agosto de 2012.23El padre guatemalteco César Espinoza, párroco en el municipio aledaño de Arizona, que ha estado activo en defensa de la comunidad, también ha sido blanco de ataques similares, al recibir amenazas de “supuestos trabajadores mineros” en su celular en enero de este año4.

El Proyecto de Acompañamiento Internacional (PROAH) visitó la comunidad a finales de mayo y mediados de junio por invitación de la comunidad y el MADJ para que pudiera ver la situación de primera mano.

Exploración de la area concesionada con los pobladores

 

 

La clasificación del óxido de hierro – trampa legal

Debido a la moratoria todavía en vigor sobre la minería metálica por razones ambientales,5la empresa obtuvo la concesión para la explotación no metálica – óxido de hierro – aunque todos los pobladores de La Nueva Esperanza saben que, además de este mineral (y del carbón), los cerros que rodean a la pequeña comunidad son ricos en oro. De hecho la búsqueda artesanal de oro en las quebradas forma parte de su tradición. La solicitud de la concesión de minería no metálica es una de las trampas legales que permiten a las empresas eludir la moratoria. Desde la Dirección Ejecutiva de Fomento a la Minería (Defomin)y ahora bajo la nueva Ley de Minería6 (más detalles a continuación), la clasificación de óxido de hierro como metálica o no, depende del uso que el concesionario afirma que le va a dar, es decir, si será para productos metálicos, se clasifica el óxido como metal, pero basta que el solicitante diga que va a utilizarlo para producir cemento, por ejemplo, para que lo clasifiquen como una concesión no metálica.

Óxido de hierro

Posible veta de oro en la orilla de la quebrada

Además de permitirles evadir la moratoria, tal clasificación significa que una minera puede obtener una concesión con menos requisitos, controles ambientales e impuestos. Asimismo, una vez conseguida la concesión, bajo una sencilla comunicación a las autoridades, las empresas pueden recurrir a la minería metálica, una actividad mucho más rentable para sí mismas y mucho más impactante para el medio ambiente y la salud de los habitantes. (La explotación del óxido de hierro también puede tener impactos profundos en el medio ambiente y la salud de los habitantes de las comunidades que residan cerca de la mina; pero unas de sus ventajas en comparación con la minería de oro, por ejemplo, es que no se usan químicos como el cianuro para extraer el metal, ni tanta agua).

La concesión en La Nueva Esperanza

Minerales Victoria, la empresa de Lenir Pérez, obtuvo una concesión de 1000 hectáreas, aunque ha solicitado 110007. El terreno concesionado incluye 16 comunidades que, por ser su economía basada en la ganadería, perderían su fuente de sustento a través del agotamiento o de la contaminación de las quebradas y de los manantiales. Por eso, están firmes en manifestar su oposición al ingreso de la empresa en su territorio. Según el patronato, sólo 3 de las 45 familias de La Nueva Esperanza apoyan la minera, por ya estar involucradas en sus operaciones. A pesar de que los pobladores rehúsan a vender sus tierras, los intentos de la empresa, respaldada por el alcalde de Tela, siguen, y muchos están recibiendo amenazas y presiones para que vendan sus parcelas. Además, la empresa ya ha empezado a trabajar en unos terrenos que son propiedad de pobladores de La Nueva Esperanza, de acuerdo con información proporcionada por el patronato. Ha cercado terrenos, talado bosques y ha empezado la exploración en diferentes sitios, incluso en la orilla de una quebrada que proporciona agua a la comunidad.

Ensayos mineros

 

Los hostigamientos de la comunidad y los daños medioambientales van aumentando

La tensión local ha ido creciendo en los últimos meses. Para impedir el paso de vehículos de la empresa, la comunidad puso en febrero una cadena con candado cerca de la vivienda de don Enrique, el anciano emblemático de la resistencia en la comunidad. Sin embargo, en la noche del 13 del mismo mes, agentes policiales rompieron la cadena por medio de disparos, destruyendo el candado. Los policías involucrados en los hechos andaban sin identificación. En respuesta a la denuncia puesta ante el Ministerio Público (MP) por los habitantes de la comunidad, las autoridades reconocieron de manera pública su acción ilegal en el departamento de Atlántida. A pesar de esto, los policías siguen llegando a la comunidad sin identificación, una práctica que despierta las dudas de los pobladores en cuanto a su verdadera identidad. Hay sospechas de que los hombres, aunque uniformados, sean en realidad miembros de la vigilancia privada de la empresa propiedad de Lenir Pérez. Desde entonces, los intentos de impulsar un diálogo entre los habitantes opuestos al proyecto minero y los empresarios no ha llegado a ningún resultado. Al contrario, la situación de amenaza a la comunidad sigue intensificándose.

Por ejemplo, el sábado 25 de mayo, aprovechando el desfile del carnaval de La Ceiba, trabajadores de la empresa intentaron ingresar a la concesión con dos camiones cargados de maquinarias y acompañados por policías. Sin embargo, los pobladores, presentes en su comunidad para celebrar un cumpleaños, con un esfuerzo colectivo, impidieron la entrada de los camiones, Después de este episodio, que se denunció en la Radio Progreso, el domingo 26 de mayo hubo una asamblea en la orilla de la quebrada que separa la comunidad de La Nueva Esperanza y el terreno concesionado para planear, ante la falta de respuestas de la empresa, acciones de protesta con relevancia nacional.

Pese a la firmeza del rechazo de la comunidad, los hostigamientos y amenazas se han multiplicado en los últimos días. El pasado lunes 3 de junio, un grupo de policías ingresó a la comunidad, acercándose a la zona concesionada y frente a las protestas de los pobladores, dispararon sus armas de fuego, sin provocar heridos. Esa misma noche también se escucharon disparos. Luego, en la noche del 5 de junio, un grupo de aproximadamente 20 hombres civiles no identificados y fuertemente armados, penetraron a la comunidad, con el propósito de sembrar el terror entre los habitantes a través de amenazas de muerte reiteradas. Frente a esta situación de peligro, los pobladores están sufriendo un “estado de sitio” que sigue vigente, obligándoles a quedarse encerrados en sus viviendas por seguridad. El maestro de la comunidad decidió suspender las clases, mientras que las condiciones de seguridad de la aldea son cada vez más difíciles.

 

Las piedras acumuladas para impedir el paso de los camiones de la empresa

Fue ante la gravedad de los hechos y el riesgo de agravamiento de la violencia en la comunidad de La Nueva Esperanza, que el 7 de junio pasado los pobladores, respaldados por el MADJ, denunciaron y condenaron las amenazas constantes por parte de los empresarios, en el comunicado ya mencionado, en donde se hace un llamamiento a las autoridades locales y nacionales, así como a la sociedades civil nacional e internacional, para que intervengan y demanden un cese de la violencia relacionada al proyecto minero. La comunidad reiteró su rechazo frente al desarrollo de explotación extractiva en su territorio, y pidió el paro de las actividades y la salida definitiva de la empresa.

Sin embargo, los hostigamientos siguen. El 14 de junio, tres hombres de la comunidad estaban en una casa cuando recibieron una llamada telefónica advirtiéndoles que varios hombres armados iban allí. Los tres decidieron huir, pero fueron perseguidos por los hombres armados quienes empezaron a disparar. Los tres, salieron afortunadamente ilesos, pero se vieron obligad

La cumbre el 17 de junio

os a esconderse hasta que los hombres armados se fueran (Denuncia No. CEIN-PROV-0101-2013-04187). Voluntarias de PROAH, cuando asistieron a la misa en la comunidad el 19 de junio, vieron a dos hombres armados con escopetas cerca de la iglesia, uno de ellos tratando de esconderse.

 

 

 

 

 

 

La cumbre el 29 de mayo

Mientras tanto, hay cada vez más daño al medioambiente de la comunidad por las operaciones supuestamente de “exploración”. Los trabajadores de Minerales Victoria están abriendo carreteras ilegales, rompiendo cercos privados sin permiso de los dueños y botando árboles de la orilla de la calle que son patrimonio de la comunidad. Un golpe particularmente doloroso para la comunidad ha sido la destrucción del Manguito, un árbol de mango ubicado a mitad de la cuesta entre Nueva Esperanza y El Carmen, una aldea más arriba, donde todos los viajeros tomaban un tiempo para descansar y luego continuar el viaje, disfrutando la brisa y la frescura de su sombra. Además, ya se empieza a ver los efectos de las operaciones sobre las fuentes de agua: una quebrada que antes corría clara se ha vuelto lodosa, contaminada por la tierra excavada para abrir las carreteras y para otras obras.

El manguito el 29 de mayo

 

El Manguito el 17 de junio

La nueva Ley de Minería y la extracción a cielo abierto

En Honduras, La Nueva Esperanza es una pieza más del mosaico de comunidades en resistencia contra las empresas mineras que operan en el territorio nacional. sin el consentimiento de las comunidades afectadas. Con la nueva Ley de Minería,8 aprobada el pasado 23 de enero por el Congreso (aunque todavía suspendida por falta de reglamentos de aplicación9), se esperan por lo menos 300 nuevas concesiones que corresponden a alrededor del 15 por ciento del territorio nacional. Según los movimientos sociales y los voceros de las comunidades afectadas por la actividad minera, no se ha tenido en cuenta la opinión de las poblaciones afectadas; más bien, la ley se escribió bajo asesoría directa de empresas transnacionales interesadas y de embajadas extranjeras en el país. Uno de los ejemplos más llamativos ha sido el de la minería a cielo abierto. A pesar de que en un sondeo de 2011, el 91 por ciento de los hondureños y las hondureñas se opusieron,10 la ley, ni siquiera menciona este tipo de minería, no le pone ningún obstáculo, sino que deja implícita su continuación, como sostiene la Coalición Nacional de Redes Ambientales (CNRA)11 . En este sentido, mientras países como Costa Rica ya han prohibido la explotación minera a cielo abierto en todo su territorio, y en muchos de los demás países de América Latina está en curso el debate12, Honduras se mantiene en el marco de una práctica devastadora para el medio ambiente y que, además, ofrece muy poco empleo para la población local.

Entre las demás debilidades de la nueva Ley de Minería, hay que subrayar: la posibilidad de concesionar terrenos poblados (con consecuente riesgo de desalojo de comunidades enteras); las prioridades de las empresas en el uso de las fuentes de agua; la falta de protección de las fuentes de agua de las comunidades, a menos que estén ubicadas en una ‘zona productora de agua’ ya designada; la privacidad de la información técnica y financiera, que queda en las manos de las empresas y la falta de un proceso de consulta libre, previa e informada de las comunidades indígenas y afrodescendientes, como está prevista en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificado por el gobierno de Honduras13. Bajo la nueva Ley, la consulta de todas las comunidades, sean indígenas o no, está prevista después de la fase inicial de exploración, es decir cuando la empresa ya habrá obtenido una primera forma de concesión, ocupando el territorio comunal e invirtiendo sus capitales. El rechazo por parte de una comunidad podría dar paso a contramedidas legales y sanciones económicas graves al Estado, según lo previsto en tratados internacionales ratificados por Honduras14. En este sentido, ya existe como precedente el caso de la minera canadiense Pacific Rim con su demanda multimillonaria al estado salvadoreño.15

La minería como ‘motor económico’: expectativas altas, regalías bajas

Frente a las preocupaciones de los comunicadores sociales y de las comunidades afectadas, las autoridades sostienen que el motor de Honduras para salir de su actual condición de pobreza es la extracción de sus riquezas ocultas, que los conquistadores españoles dejaron en su mayoría, sin explotar. La Secretaría de Recursos Naturales estima que en más del 60 por ciento del territorio nacional existe vocación para la explotación de los minerales, tanto metálicos como no metálicos. El presidente de la Asociación Nacional de Minería de Honduras (Anaminh), Santos Gabino Carvajal manifestó que, al entrar en vigencia la nueva Ley de Minería, comenzará la llegada a Honduras de capitales provenientes de naciones industrializadas como China, Canadá y Estados Unidos que traerá una inversión de hasta 4 mil millones de dólares a largo plazo16.

Pese a estas expectativas tan altas, hay que subrayar que tanto el canon territorial (es decir la renta pagada por hectárea para la concesión) como los impuestos que el Estado va a recaudar son muy bajos. Además, los impuestos están sujetos a la autoevaluación por parte de las empresas. Bajo la nueva ley, el impuesto total para la minería metálica, es del 6% del valor de las ventas17,(aún más bajos – 2.5% – en el caso de minería no metálica) del cual el 1% está destinado a la autoridad minera, el 2% a la municipalidad donde se encuentra ubicada la explotación minera, y el 1% a ‘proyectos de desarrollo’ gestionados por la Comisión para la Promoción de la Alianza Público-Privada (COALIANZA). El 2% que queda, es en concepto de tasa de seguridad. Es decir que, a excepción del 1% de los proyectos de COALIANZA no hay otro mecanismo que permita una forma de distribución y de socialización de la riqueza producida por la actividad minera a nivel nacional18, sino el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad, en un país que ya está en un preocupante proceso de militarización.

1 Comunicado de MADJ y MAA (7.6.2013) http://madj.org/content/index.php?option=com_content&view=article&id=271:comunidades-del-departamento-de-atlantida-bajo-amenaza-de-muerte-por-la-voracidad-de-empresarios-mineros-y-corrupcion-de-funcionarios-del-estado&catid=56:rrnn&Itemid=117

2 Medidas cautelares de la CIDH – MC 342/12 de 3 de octubre de 2012 – César Adán Alvarenga Amador y Roberto García Fúnez, Honduras. http://www.oas.org/es/cidh/decisiones/cautelares.asp.

3 Pág.1 del comunicado de MADJ y MAA

4 Ibid. pág.2.

5 Una prohibición de nuevas concesiones mineras fue origalmente impuesta en agosto de 2004 por la Ministra de Recursos Naturales, Patricia Panting, por dos factores: 1. El Comité Ambientalista del Valle de Siria y la Alianza Cívica por la Reforma a la Ley de Minería demostraron que Defomin (Dirección Ejecutiva de Fomento de la Minería) estaba otorgando concesiones a GoldCorp sin cumplir con los procedimientos legales y 2. La Marcha Nacional por La Vida que exigió la cancelación de todas las concesiones mineras y madereras. La Ministra también destituyó al director de Defomin. La presente moratoria a la minería metálica fue impuesta por el Presidente Zelaya en febrero de 2006, a través de Decreto Ejecutivo PCM-09-2006, citando en el preámbulo la necesidad de tener ‘una explotación racional de la nación, así como el menor impacto en el ambiente y la reutilización de las zonas explotadas en beneficio de la colectividad’. Bajo el decreto, la moratoria se quedaría vigente hasta la introducción de reformas a la Ley de Minería de 1998. Aunque la controvertida nueva Ley de Minería fue aprobada en enero de 2013, no ha sido implementada hasta ahora por falta de reglamentos de aplicación. Como consecuencia, por el momento la moratoria sigue vigente. (Decreto Ejecutivo PCM-09-2006 publicado en El Diario Oficial La Gaceta No.30,928 de 14.2.2006. Tambien disponible en http://www.pgrfa.org/gpa/hnd/files/compendio_de_legislacion_ambienta_abril-2011.pdf).Véase tambien informe Comisiòn de Verdad pag. 57-58: http://comisiondeverdadhonduras.org/sites/default/files/Informe%20COMISION%20DE%20VERDAD%20.pdf

6 Ley de Minería de 2013: http://www.defomin.gob.hn/2013pdf/LeydeMineria02042013.pdf

7 Existen 19 concesiones mineras metálicas ya aprobadas en el Departamento de Atlántida, la mayoría de ellas en el municipio de Tela, que suman 24,600 hectáreas (6% de la superficie del departamento) y 14 concesiones mineras no metálicas ya aprobadas (Fuente: CEHPPRODEC – Centro Hondureño de Promoción para el Desarrollo Comunitario)

8 Ley de Minerìa de 2013: http://www.defomin.gob.hn/2013pdf/LeydeMineria02042013.pdf

9 http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Economia/En-suspenso-Ley-de-Mineria-hasta-que-se-apruebe-reglamento

10 Encuesta de CESPAD (Centro de Estudio para la Democracia) – setiembre de 2011 http://cespad.org/sites/default/files/Encuesta%20de%20mineria%20en%20Honduras-2012.pdf

11 Comunicado de la CNRA (23.1.2013) ‘Nuevo atentado contra la población de Honduras: Ley de minería entrega territorio y población como mercancía’. (Disponible en http://periodicoecovida.com/?q=node/167)

12 http://www.noalamina.org/mineria-latinoamerica/mineria-costa-rica/asumio-y-detuvo-la-mineria-a-cielo-abierto

13 http://www.miningwatch.ca/news/honduran-mining-law-passed-and-ratified-fight-not-over

14 http://www.hondurassiexporta.hn/oportunidades-de-mercado/tratados-comerciales-internacionales/

15 http://www.americaeconomia.com/negocios-industrias/minera-pacific-rim-demanda-el-salvador-por-us315m

16 http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Economia/La-riqueza-de-Honduras-aun-esta-oculta-en-sus-entranas

17 Artículo 76 de la Ley de la Mineria de 2013.

18 Preocupante cuando se tiene en cuenta los daños que las operaciones mineras pueden causar al medio ambiente y la salud más allá del municipio, y aún a la infraestructura usada para transportar los minerales explotados. Véase por ejemplo: http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Al-Frente/Exportacion-de-oxido-puede-colapsar-el-puerto-de-San-Lorenzo http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Al-Frente/Oxido-de-hierro-acelera-destruccion-de-red-vial

vos

Fuente: http://voselsoberano.com/index.php?option=com_content&view=article&id=16417:capturan-a-uno-de-los-autores-materiales-del-secuestro-de-observadores-internacionales-de-ddhh&catid=1:noticias-generales

, , , , ,

Deja un comentario