Entradas etiquetadas como Operación Martillo

CentAm Drug Initiative Boasts Questionable Victories in 5th Year

The US-backed anti-drug initiative Operation Martillo has been hammering away at drug traffic in Central American waters for over four years, but it is unclear how much of a dent its reported successes have made in organized crime.

Origen: CentAm Drug Initiative Boasts Questionable Victories in 5th Year

Anuncios

, ,

Deja un comentario

Narcoterrorismo, el nuevo reto a vencer por el Comando Sur de EEUU

5 de Mayo de 2015

09:20AM  –  Enviados Especiales: Alex Flores/Johny Magallanes  

EL HERALDO dialogó en exclusiva con una serie de funcionarios del Comando Sur de Estados Unidos sobre la ayuda mutua que existe entre la región y esa unidad militar, así como de los desafíos constantes a los que se enfrentan.

Miami, Florida

El Comando Sur de Estados Unidos, que trabaja en 31 países del hemisferio occidental en materia de asistencia humanitaria y apoyo en seguridad, ahora ha agregado a su agenda de desafíos el combate al narcoterrorismo y vigilar el posible destino de 8 mil elementos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) una vez que se concluya el acuerdo de paz con el gobierno de ese país.

Estas prioridades fueron expuestas por altas autoridades del Comando Sur a un equipo de EL HERALDO en la sede central de esa entidad armada, creada para realizar acuerdos de cooperación en América Latina y el Caribe.

Si bien el hemisferio occidental es considerado por esa rama militar estadounidense como la “región de la buena noticia”, existen conflictos políticos de orden “doméstico” que pueden repercutir en los intereses de la primera potencia mundial.

El sargento primero Cristian Solórzano, asistente del jefe del Comando Sur, John Kelly, en un resumen que hizo sobre el funcionamiento de ese comando, remarcó que, por ejemplo, la duda es que los guerrilleros de las FARC dejen sus prácticas criminales después del acuerdo de paz.

“Mientras nosotros monitoreamos estas conversaciones de paz nos preguntamos qué va a suceder si un acuerdo de paz se lleva a cabo con estos 8 mil elementos de las Farc que se llevan combatiendo, qué sucederá, ¿dejarán pacíficamente las armas?”, consultó.

“El año pasado el general Kelly visitó un centro de desmovilización en Cali, Colombia, y en ese centro él fue informado que muchos de los exmiembros de las Farc fueron tomados de sus familias cuando ellos tenían una edad corta, de cinco a seis años; debido a eso, muchos de esos miembros no saben cómo leer, no saben cómo escribir, no han tenido la oportunidad de estar frente a una computadora…pero lo que sí saben es lo que han aprendido en los últimos 30, 40 o 50 años… que es matar para obtener lo que ellos quieren”, enfatizó.

El gobierno de Colombia y las Farc iniciaron el año pasado las negociaciones para poner fin a un conflicto que lleva medio siglo.

Pero el vocero del Comando Sur, José Ruiz, indicó que Estados Unidos no tiene ninguna intervención en este acuerdo de paz, que nada más recuerda que anteriormente otros miembros de grupos criminales que se desmovilizaron nunca volvieron a tomar las armas para cometer otro tipo de ilícitos.

Narcoterrorismo

De acuerdo a los informes del Comando Sur proporcionados por el Departamento Antidrogas (DEA), se ha detectado que grupos terroristas como Hezbolá tienen nexos con bandas de narcotraficantes, especialmente con el Cartel de Jalisco, de México.

“La DEA reporta que 22 de las 59 organizaciones terroristas que han sido designadas reciben apoyo financiero del tráfico de drogas, algunas de estas organizaciones operan en nuestra región”, dijo el oficial.

“Estamos monitoreando específicamente las actividades de Hezbolá en el aspecto financiero y de facilitación y también enfocándonos en el posible retorno de estas personas que han ido a pelear en el Medio Oriente, a pelear por Isis, y en menor medida monitoreamos las actividades de Al Qaida”, explicó Solórzano.

Pero el portavoz Ruiz aclaró que las personas de origen del Medio Oriente que viven en América que han hecho contacto con grupos de terroristas son una minoría, pues la mayor cantidad de esa población son ciudadanos honrados y trabajadores.

Indicó que la mayoría de personas de origen árabe que viven en la región son personas honradas y que aportan mucho a las naciones donde residen y que son pocos los casos que en el pasado se ha detectado que tengan vínculos con terroristas.

Según el sargento Solórzano, se monitorea también que estos grupos irregulares no recluten inmigrantes ilegales que llegan a Estados Unidos para usarlos para sus planes malévolos.

“Estas mismas redes y conductas pueden ser utilizadas por estas organizaciones que están motivadas simplemente para hacerle daño a Estados Unidos y sus intereses, que puedan utilizar estas mismas redes para facilitar el movimiento de armas de destrucción masiva, terroristas o también propagar las enfermedades infecciosas adentro de nuestra región y eventualmente de Estados Unidos”, expresó.

Comando Sur

El Comando Sur tiene tres unidades en la región que sirven para coordinar los programas de asistencia e intercambio humanitario y militar.

En Cabo Hueso, en Florida, se encuentra la Fuerza de Tarea Interagencial Sur; mientras que en Honduras, específicamente en Comayagua, está la Fuerza de Tarea Conjunto Bravo. La tercera es la base militar de Guantánamo, en Cuba.

El Comando Sur lleva a cabo la Operación Martillo junto con naciones de la región para impedir que la droga producida en Colombia, Perú y Bolivia pase por Centroamérica y zonas costeras del

Atlántico y Pacífico para ser llevada finalmente a Estados Unidos.

Para esa misión, que inició en 2012, se han desplegado equipos aéreos y marítimos a lo largo de los dos océanos y esto ha dado como resultado el arresto de 400 personas y el decomiso de 600 toneladas de cocaína valorada en 8 mil millones de dólares.

Solo en 2014 se decomisaron 158 kilogramos de cocaína que tenían como destino Honduras para posteriormente ser trasladadas a Estados Unidos.

El 80 por ciento de la droga que llega a Estados Unidos, principal consumidor de alucinógeno del mundo, pasa por Centroamérica.

La Fuerza de Tarea Inteligencia Sur es la unidad del Comando Sur que funciona, junto con los demás países, como el cerebro de la Operación Martillo.

Avión con radar

El jefe del Programa Antinarcóticos del Comando Sur, William Scoogin, dijo que se han presupuestado 10 millones de dólares para ayudar a Honduras a mejorar sus capacidades de lucha contra el narcotráfico.

Como parte de la asistencia se prevé que en los próximos días se termine de instalar un sistema de radar en un avión B200 que incautaron las autoridades de Honduras a fin de que pueda detectar trazas ilícitas sospechosas de transportar droga.

“Honduras tenía el avión, ellos van a prestar el avión para configurar el avión para que pueda usarse para patrullajes de espacio marítimo… porque la gran mayoría está entrando por la vía marítima”, dijo Scoogin.

Otra asistencia del Programa Antinarcóticos del Comando Sur consiste en ayuda para mejorar la infraestructura en Gracias a Dios, el departamento que más han usado los narcotraficantes como puente de los cargamentos de cocaína.

Ayuda humanitaria

Honduras recibe de parte del Comando Sur 5 millones de dólares para asistencia humanitaria, según Hilda Cruz, jefa del Programa de Ayuda Humanitaria de esa entidad.

La región sufre al menos 50 fenómenos naturales que causan daños y es ahí en donde el Comando Sur entra en acción para mitigar los efectos, pero también realiza medidas preventivas.

Cruz dijo que como parte de la asistencia se le han dado donaciones a la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

“Definitivamente estamos ayudando a Honduras en su preparación, para nosotros es muy importante que Honduras se fortalezca, le hemos dado muchas bodegas, le hemos ayudado mucho a Copeco, estamos ayudando a que se incremente su flota de vehículos para que puedan responder mas fácilmente a las emergencias”, explicó Cruz.

En materia de asistencias médicas, el Comando Sur desplegará a mediados de año el buque sanitario Confort, que brindará asistencia en salud en varias áreas, al tiempo que se brindarán medicinas y se financiarán aperturas de pozos valorados en un millón de dólares.

También se ha dado ayuda veterinaria para la asistencia de unos 18 mil animales domésticos en zonas como Gracias a Dios.

Se consultó qué tanto la región necesitaba al Comando Sur y Rob Randolfi, comandante de la División Antidrogas, respondió que en realidad la relación del Comando Sur con el área es de ayuda mutua para sacar beneficios de las capacidades de ambos lados.

“Creo que no es cuánto necesita Honduras al Comando Sur, sino cuánto nos necesitamos constantemente”, expresó.

Puso como ejemplo que en el dominio marítimo que se desarrolla en el Atlántico y Pacífico para bloquear el paso de los narcotraficantes se ha generado un intercambio de capacidad que ha dado como resultado los cuantiosos decomisos.

En las operaciones del Comando Sur trabajan unas 2 mil personas en el área civil y otras 7,000 en la parte militar.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/inicio/837194-331/narcoterrorismo-el-nuevo-reto-a-vencer-por-el-comando-sur-de-eeuu

, , , , ,

Deja un comentario

John Kelly: Honduras ya no es el principal puente del narcotráfico

3 de Mayo de 2015
07:37PM  –  Enviados Especiales: Alex Flores/Johny Magallanes  

El año pasado se impidió el ingreso, “sin usar la violencia”, de 158 toneladas de cocaína a Honduras, esta es una muestra de la lucha que se hace contra los grupos de traficantes de drogas. Las trazas aéreas casi son nulas, dice el general Kelly, jefe del Comando Sur de Estados Unidos.

Miami, Florida

En el juego del gato y el ratón entre agentes antinarcóticos y narcotraficantes, al general John Kelly le toca hacer el papel de implacable cazador.

Como jefe del Comando Sur de Estados Unidos, entre otras responsabilidades, aplica las pautas de la Operación Martillo, una estrategia de combate al tráfico de drogas en el Pacífico y el Atlántico por medio de la cual también conoce el nivel de compromiso que tiene cada país de la región para atacar este flagelo.

Honduras, que antes era el puente principal de las drogas que llegaban de Sudamérica hacia Estados Unidos, ahora ha demostrado ser un terreno hostil para los que mueven la cocaína, dice el general, que hace más de cuatro décadas inició su carrera militar en el Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos.

Kelly recibió a EL HERALDO en su oficina en Miami, estado de Florida, en un complejo donde la seguridad es extrema, al grado que un avanzado sistema tecnológico detecta hasta presencia de un teléfono celular dentro del edificio, incluso si este está apagado.

La infalibilidad también se aplica durante la conversación con Kelly, ya que la entrevista solo fue permitida con una grabadora de audio proporcionada por el Comando Sur y manipulada por un alto oficial militar de esa dependencia armada.

A juicio del jerarca militar, hay un compromiso serio de parte del gobierno hondureño para combatir el tráfico de drogas. Ese compromiso es liderado por el presidente Juan Orlando Hernández, a quien mencionó 12 veces durante la entrevista para ponderarlo como “el líder de la región” en materia de guerra al narcotráfico.

A continuación la entrevista exclusiva con el general John Kelly:

¿Cómo califica el esfuerzo que hace Honduras contra el narcotráfico?

Yo creo que el esfuerzo es increíble, dirigido por el presidente Hernández, sus ministros, sus fuerzas militares, su Policía; el tiempo que el Presidente ha estado en el poder, la cooperación que ha existido entre el Comando Sur de los Estados Unidos y Honduras es muy buena, eso, por supuesto, incluye al embajador (James) Nealon y todo el grupo de los Estados Unidos que se encuentra en Tegucigalpa; así que la cooperación de los Estados Unidos y de la parte de Honduras es muy positiva y eficaz.

En la estrategia de lucha contra el narcotráfico, ¿está programado cuándo el flagelo del narcotráfico puede estar controlado?

Es una excelente pregunta. La cantidad de cocaína que se está trasladando es enorme, está pasando a través de Centroamérica hasta llegar a los Estados Unidos para satisfacer la demanda de consumo de los Estados Unidos; antes de que el presidente Hernández asumiera los poderes de la administración, la mayor parte de la cocaína que venía de Sudamérica, la mayoría de la cocaína, por mar y por aire, llegaba hasta Honduras y después pasaba por Guatemala, por México, hasta llegar a los Estados Unidos.

Antes de que el presidente Hernández asumiera el poder Honduras era el punto número uno donde llegaba la cocaína, y hoy, debido a los esfuerzos del presidente Hernández, y que el Comando Sur está realizando junto al presidente Hernández, Honduras ya no es el país número uno, es el número cinco para la llegada de drogas, el primer punto de drogas. Y las trazas que vienen de Venezuela, que cargan aproximadamente una tonelada, aproximadamente dos mil libras por aeronave, 18 meses atrás eran algo que ocurría casi todos los días y ahora, debido a la cooperación que existe entre Honduras y Estados Unidos, la Embajada de Estados Unidos, se han eliminado casi totalmente.

¿Qué países son el número uno, dos, tres y cuatro en esa lista?

Probablemente no sea bueno responder a esa pregunta, la buena noticia es que Honduras está en la posición número cinco.

¿Cuáles son los principales cinco resultados de la Operación Martillo; cuáles son si los tiene calificados así?

Déjeme decirle algo, y teníamos una buena relación con el Presidente previo al presidente Hernández (el expresidente Porfirio Lobo), pero desde que el presidente Hernández está en Honduras (en la Presidencia) tenemos una muy buena colaboración en todos los temas y debido al compromiso tan sólido que tiene el presidente Hernández, desde que asumió el poder, su compromiso para contrarrestar el flujo de drogas, para reducir significativamente los niveles de violencia y asesinatos, siempre hablando de los derechos humanos, del Estado de derecho, debido a ese compromiso que tiene, cuando solicita ayuda, yo hago un par de cosas; una de las cosas que hicimos es que llegamos al Atlántico, que es lo que llamamos el escudo marítimo, entonces lo que hicimos con la cooperación de los buques, de las embarcaciones de la Guardia Costera, que vienen de Canadá, Gran Bretaña, Colombia, hicimos unas interdicciones marítimas de drogas que venían de Sudamérica a Centroamérica por alta mar.

No quiere decir que usted se para en la costa del Caribe y puede ver estos buques, pero estamos hablando de buques que están colaborando con la Operación Martillo, estaban a 100 a 200 millas de la costa, un poco más, pero porque tenemos un buen entendimiento del patrón del tráfico, conocemos la rutas, pero los narcotraficantes están usando otras rutas para llega a Honduras.

Entonces, como estamos incautando drogas, tantas toneladas, los narcotraficantes sintieron el impacto y decidieron desviar la ruta y ahora Honduras no es el país número uno, es el país número cinco.

¿Qué cantidad de drogas se traficaban cuando estaba en el lugar uno y qué cantidad drogas se trafica en el lugar cinco?

Eso sería difícil estimarlo, pero déjeme decirle: solo el año pasado en la ruta principal del narcotráfico desde Sudamérica a Honduras, y luego hacia Estados Unidos, incautamos en alta mar, sin tener que usar la violencia, 158 toneladas métricas (de cocaína).

Con todos los sistemas de radares podíamos ver las trazas donde se estaban movilizando y ahora estamos viendo que las trazas aéreas han disminuido significativamente, hasta el punto que casi no vemos ninguna… vemos que se están desviando hacia otras direcciones, continúan tratando de dirigirse a Honduras, pero no tanto.

Aunque no tenemos buena relación con Venezuela, ellos están ayudando y cooperando con nosotros para eliminar las trazas aéreas y bajar el narcotráfico.

La ley que aprobó Honduras, que autoriza el derribo de aviones sospechosos y que obligó a suspender la ayuda de radar para la detección de trazas, ¿qué tanto trastocó la estrategia de lucha contra el narcotráfico?

Se aprobó durante la administración del presidente Hernández y se me solicitó por parte de mi gobierno cerrar algunas de las ayudas, pero para ese entonces el flujo de las trazas aéreas se había reducido bastante, así que realmente no impactó sobremanera lo que se estaba haciendo y lo que se había logrado, pero al aprobar esa ley se les envió un mensaje a los narcotraficantes de que Honduras no iba a ser un lugar que los iba a recibir, que no era fácil que llegaran al país con su mercancía.

Y estos narcotraficantes, aunque son criminales cruentos, también son hombres de negocios, empresarios de cierta forma, entonces van a tratar de movilizar su mercancía de tal forma que incurran en la menor pérdida posible y donde sea más fácil mover su mercancía, y en el caso de Honduras, que su Presidente colocó un escudo aéreo, prácticamente fue lo que hizo y nosotros colocamos el escudo marítimo, los empresarios narcotraficantes, cuando empezaron a perder ganancias, cambiaron la ruta hacia otros lugares, hacia otros destinos.

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez mencionó esta semana que la mayoría del dinero producto del narcotráfico se encuentra en Estados Unidos, ¿por qué no se ve una desarticulación de empresas que lavan dinero en Estados Unidos a gran escala?

Esa es una excelente pregunta. Usted sabe lo que significa el lavado de dinero, es ilegal y lo tiene que tornar en dinero legal y hay muchas maneras para hacer esto, en la mayoría de muchos países el sistema bancario está controlado por muchas leyes, pero los narcotraficantes son muy listos, entonces ellos se aprovechan de las leyes de cada uno de los países, pero los países ya se están dando cuenta de este proceso y están cambiando la leyes.

¿Está pasando eso en Estados Unidos?

En todo el mundo. Los países con quienes nosotros trabajamos están haciendo leyes muy agresivas, incluyendo los Estados Unidos.

¿Hay incautaciones de bienes en Estados Unidos?

Sí.

¿Significativos?

Sí, creemos que sí. Son personas (los narcotraficantes) sumamente inteligentes, sumamente listas, quieren aprovecharse de la economía, del sistema bancario y ellos tratan de usar el sistema disponible, por ejemplo, en Honduras, en México, en Estados Unidos, pero una vez que usted le pone un paro o encuentra la manera de identificarlos ellos buscan la manera de hacerlo de otra forma.

Por ejemplo, se dedican a comprar partes de automóviles, de carros y los compran en grandes cantidades y entonces es ahí cuando deciden transportarlos por ultramar al extranjero, todo eso el legal, se puede hacer; entonces, cuando empiezan a meter cosas al extranjero, grandes cantidades de mercancía, los Estados Unidos los identifica y, entonces, una vez que se dan cuenta que ellos han sido identificados, cambian el procedimiento, la metodología, toman otra ruta y esto es un juego del gato y el ratón.

Es por eso que nosotros decimos que no solo un país puede solucionar este problema, tiene que ser una solución a nivel regional y por eso es que yo considero que el presidente Hernández, y esta es mi opinión personal, no es la opinión del Departamento de Estado ni del Comando Sur, el presidente Hernández se ha convertido en el líder de la región, no sé si ustedes saben, la semana pasada el presidente Hernández visitó el Capitolio y estuvo reunido con congresistas y senadores en Washington, DC y los comentarios que recibí de parte de los miembros del Congreso es que su mensaje fue bien recibido, muy informativo respecto a cómo está lidiando el tema del que estamos hablando. Una cosa más: obviamente él dijo que Estados Unidos tiene que hacer más y prestar más ayuda en cuanto al tema.

El subsecretario John Feeley mencionó que con la extradición de la banda Los Valle y la banda Los Cachiros se había llevado los meros meros del narcotráfico, ¿Cuándo hará los mismo Estados Unidos con sus meros meros del narcotráfico, atraparlos?

La naturaleza del narcotráfico está centralmente controlada por las grandes familias del cartel que se encuentra en México y en menor grado en Honduras y Guatemala, los grandes capos de las drogas se encuentran en México; en Estados Unidos tenemos muchos centros de distribución, arrestamos cientos de personas regularmente.

Entonces, los jefes de los carteles en Estados Unidos se fueron de los Estados Unidos en la década de los 80 y 90 y lo que tenemos acá son personas dedicadas a puntos de distribución y, entonces, contra ellos, el FBI y las agencias del orden público, tratan lo más posible de capturarlos y arrestarlos.

¿Qué tanto el terrorismo ha penetrado el narcotráfico o se han unido para operar conjuntamente en la región en la que le toca trabajar al Comando Sur?

En el área de responsabilidad del Comando Sur estamos hablando de casi 500 millones de personas y de esa población hay un pequeño número en que han sido vistos sospechosos como terroristas, así que yo le voy a decir, yo no creo que el terrorismo islámico, yo no creo que se encuentre en asociación con el narcotráfico, en el tema de trasladar los narcóticos hacia los Estados Unidos hay cierta evidencia de que están implicados en algunas actividades de lavado de dinero, una vez que ese dinero debido al narcotráfico sale de los Estados Unidos, pero estamos hablando de una porción pequeña de dinero que es adquirida en Estados Unidos a través del narcotráfico, es algo que mantenemos de cerca, pero no es algo que me preocupe mucho.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/inicio/836832-331/john-kelly-honduras-ya-no-es-el-principal-puente-del-narcotr%C3%A1fico

, , , ,

Deja un comentario

Increased U.S.-Honduras military engagement Share This /

Central America

Increased U.S.-Honduras military engagement

This week the head of U.S. Southern Command (Southcom), General John Kelly, received an award for his collaboration with Honduras’ armed forces during a one-day visit to the country. The ceremony was the latest in a series of indicators that the U.S. is ramping up its cooperation with the Central American nation in its militarized fight against organized crime.

In late March and early April, cooperation faltered somewhat when the United States stopped sharing radar intelligence after Honduras passed a law permitting its air force to shoot down planes suspected of trafficking drugs. However, a Southcom statement ahead of General Kelly’s visit shows the move had no effect on maritime or land interdiction assistance, which has since increased:

U.S. Southern Command will continue to support Honduras’ Operation Morazan in the maritime and land domains and increase our efforts to reduce the amount of illicit trafficking into and around Honduras, and make the country and region less hospitable to transnational criminal networks.

The statement also said Southcom had offered to boost trainings for the Honduran military, which has become more involved in domestic security since President Juan Orlando Hernández took office in late January. Hernández ran on a platform of increased militarization, promising to “put a soldier on every corner.”

Hernández has moved towards this goal with Operation Morazan, a hyper-militarized security effort launched during his inauguration ceremony. The Southcom statement quoted above mentions ongoing support for the initiative, but there is little information about what that support looks like.

Operation Morazan is a collaborative effort by the Honduran military, military police and national police to saturate the areas most affected by organized crime. Here are a few points on how it is run:

  •  Carried out by the Military Police of Public Order (PMOP), a military police force created by Hernández, TIGRES, a police unit established this year to combat organized crime, Armed Forces, National Police, Directorate of Migration and Foreign Affairs, Executive Directorate of Revenue, Supreme Court and Public Ministry.
  • Involves roadblocks, covert operations, stings, helicopter scouts, military tanks on the street in known conflict areas, and TIGRE raids. People and cars will also be officially registered indefinitely.
  • Authorities designing new operations to combat extortion, which currently affects more of the population than any other crime. Their approach thus far involves carrying out prison raids to confiscate inmates cell phones and blocking all calls coming from the country’s jails.
  • On May 8th Hernandez mentioned a new phase of Morazan, but has yet to reveal further detail on what these additional measures would look like.

Recent polls indicate public support for President Hernández’ heavy-handed policies, which have helped him garner a 66 percent approval rating after winning just 34 percent of the vote in November.

However, some analysts view the program as ineffective. This is because many of those currently being arrested by security officials are street level intermediaries. These are criminals who are neither heading criminal groups nor in charge of recruiting new members, but who are added to the country’s prison population, which is already beyond capacity. In addition to the human rights concerns raised by having troops on the streets, the operation fails address the top down corruption  or high unemployment rates that continue to fuel organized crime in the country.

Operation Martillo

The U.S. has also deployed more ships to the country’s coastline as part of Operation Martillo, a U.S.-led multinational maritime drug interdiction operation in Central America, which Security Assistance Monitor (as Just the Facts) has covered in previous posts and publications.

In March, at the request of President Hernández, the U.S. deployed four armed vessels — two cutters and two frigates, one to the Atlantic and the other to the Pacific – to work in coordination with the country’s navy. In that same month the U.S. also announced it would increase collaboration in monitoring intelligence, in interdiction efforts and in information sharing.

Also of note is that the Obama administration has nominated James D. Nealon (pdf) to replace Ambassador Kubiske. Nealon is currently Southcom’s Foreign Policy Advisor.

Implications for U.S. assistance numbers?

The United States has ratcheted up this increased support through the Central America Regional Security Initiative (CARSI), the United States’ main assistance package to the region.

In recent public appearances President Hernández has courted U.S. engagement further, calling the United States and General Kelly “great friends” of Honduras while using the positive feedback for political gain. During a speech on crime after General Kelly’s visit, he told the crowd, “a high U.S. official, who ought to be well informed with respect to this issue, said he was impressed with the work on security. This means that we are on the right path and that Honduras is changing.”

As Central America is the only part of the region where assistance has increased in recent years, it will be interesting to see if the U.S. Congress certifies Honduras for human rights improvements, following this boost in cooperation (currently 35 percent of 2014 assistance provided through the State Department to Honduran security forces is frozen over human rights concerns). Honduras’ heightened militarization comes amid calls for an alternative approach to the drug war in the region and given the notorious corruption plaguing Honduras’ security institutions, increased U.S. military collaboration in the country something to monitor.

Fuente: http://securityassistance.org/content/increased-us-honduras-military-engagement?utm_content=danafrank%40ucsc.edu&utm_source=VerticalResponse&utm_medium=Email&utm_term=Increased%20U.S.-Honduras%20military%20engagement&utm_campaign=%5BBlog%5D%20Increased%20U.S.-Honduras%20military%20engagementcontent

, , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Con buques de guerra de EE UU combatirán a narcos en Honduras

Miércoles 12 de marzo de 2014

10:21 pm  – Redacción 

Próxima semana inicia patrullaje de poderosas fragatas en aguas próximas a mares hondureños.

La fragata USS Courts fue usada en la Operación Martillo, pero ya está “jubilada”, luego de 30 años de uso.

La fragata USS Courts fue usada en la Operación Martillo, pero ya está “jubilada”, luego de 30 años de uso. (El Heraldo)

Tegucigalpa,

Honduras

Honduras hará uso del poderío bélico de Estados Unidos para contrarrestar con escudos aéreos y marítimos el ingreso de droga en el marco de la Operación Martillo.

El ejército de Estados Unidos desplegará la próxima semana dos poderosas fragatas en aguas internacionales que bordean los mares hondureños como escudo para evitar el trasiego de cocaína en Honduras, dijo una fuente de la embajada de ese país. Una estaría situada en el Océano Atlántico y otra en el Pacífico.

Igualmente, Estados Unidos facilitará dos buques del Departamento de Guardacostas para apoyar esta estrategia. Una de estas naves ya se encuentra faenando en el mar Caribe.

A este equipo se sumarán aviones de vigilancia que sobrevolarán espacio aéreo internacional a fin de brindar a las agencias antidrogas de Honduras información sobre la presencia de aviones y lanchas sospechosas de transportar droga.

El avión que se usa en este tipo de operaciones normalmente es el Lockheed P-3 Orion de la Marina de Estados Unidos. El subcomandante militar del Comando Sur, Keneth Tovo, se reunió con autoridades de la Secretaría de Defensa para ultimar detalles de esta cooperación estratégica que se brindará al gobierno hondureño.

En la Operación Martillo se han empleado cuatro fragatas, pero no se especificó si las dos que serán movilizadas a aguas cercanas a Honduras son de este equipo o si se trata de dos adicionales.

El ministro de Defensa, Samuel Reyes, informó que esta asistencia es producto de la reciente reunión del presidente Juan Orlando Hernández con el jefe del Comando Sur, John Kelly, “por lo que se ha procedido a movilizar patrullas de guardacostas estadounidenses a aguas internacionales cercanas al espacio marítimo hondureño”.

“El Comando Sur nos ayudará a fortalecer el escudo naval con guardacostas que estarán en aguas internacionales próximas al espacio marítimo hondureño. Estos guardacostas estarán atentos al paso de embarcaciones en operaciones conjuntas con la Naval de Honduras”, acotó.

Estas operaciones se realizarán con respeto a los protocolos y tratados internacionales, y tendrán toda la logística necesaria para interceptar embarcaciones que van cargadas de drogas rumbo a México, Estados Unidos y otros países del área, aseguró el funcionario.

Ingresarán al territorio

Las fragatas harán patrullajes en aguas internacionales, pero “eventualmente” podrán ingresar al territorio marítimo hondureño cuando así lo requiera el gobierno de Honduras, dijo la fuente.

Para que un barco militar haga operativos en territorio hondureño se requiere la autorización del Congreso Nacional.

EL HERALDO estuvo abordo en el 2012 en la fragata USS Curts FFG-38, que fue utilizada en la Operación Martillo en aguas del Pacífico cercanas a Panamá y fue testigo de todo su poderío.

Estos buques fueron construidos especialmente para protección de los colosales portaaviones, pero se les ha dado otros usos estratégicos.

Estas naves cuentan con un poderoso y sofisticado armamento, como la metralleta CIWS (Close-In Weapons System) con balas de 75 milímetros, capaz de disparar una ráfaga de hasta cinco mil balas por minutos.

De igual manera, este acorazado cuenta con un cañón que utiliza balas de medio metro y también está equipado con torpedos.

Las fragatas han sido utilizadas para labores de interdicción de narcolanchas.

En algunas oportunidades, durante la Operación Martillo se han utilizado los cañones para destruir motores de las lanchas rápidas.

Algunas fragatas cuentan con helicópteros que se emplean para patrullajes aéreos y seguimiento de naves sospechosas de cargar droga.

La captura de sospechosos se hace, en la mayoría de los casos, por medio de agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Según la fuente estadounidense, el equipo satelital con el que cuentan las fragatas puede ser usado para dar captura a las lanchas o transferir la información sobre la ruta de esas naves a las autoridades hondureñas cuando las mismas vayan en dirección la país.

El 80 por ciento de la droga que ingresa al país lo hace por vía marítima y el 20 por ciento por aire, razón por la cual se requiere redoblar esfuerzos para evitar que la droga sea introducida al territorio nacional, dijo la fuente.

Por lo menos el 80% de la droga que sale de América del Sur pasa por Honduras antes de ser movilizada a Estados Unidos, el mayor mercado consumidor de droga en el mundo.

Según organismo estadounidenses, desde 2006 se ha registrado una reducción de un 50 por ciento en el consumo de drogas, aunque el uso de otras sustancias ha repuntado.

Acciones

La Operación Martillo es un plan que desarrollan 14 naciones, incluyendo Honduras, mediante el cual se han creado diversos escudos marítimos (en el Atlántico y Pacífico) para frenar el flujo de droga desde el lugar de origen.

Durante esta operación se han decomisado 290 toneladas métricas de cocaína, 66 mil libras de marihuana y 200 vehículos.

En lo que concierne directamente a Honduras, se reporta una reducción de un 70 por ciento en el registro de vuelos de “narcoavionetas”.

En 2011 se contabilizaron 101 vuelos de aviones con supuesta droga, cifra que bajó a 69 en 2012.

Para 2013 el número de trazas aéreas bajó a 31 y en el primer trimestre de 2014 solo se ha reportado una traza.

La fuente no especificó cuántas “narcolanchas se han reportado en los últimos años, pero la actividad ha crecido, razón por la cual Estados Unidos consideró facilitar los barcos guardacostas y las fragatas para vigilar las costas hondureñas”.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Pais/Con-buques-de-guerra-de-EE-UU-combatiran-a-narcos-en-Honduras

, , , , , , , ,

Deja un comentario

Comando Sur: Honduras, clave en la lucha contra el narcotráfico

2 de Septiembre de 2013
12:13PM
– Redacción:
César André Panting. Redacción La Prensa cesar.panting@laprensa.hn

Solo la Operación Martillo ha incautado “más de 300,000 libras de droga valorada en unos 40 billones de dólares”.

Un 25% de todo el movimiento de droga que sale de Sudamérica a Estados Unidos y al mercado mundial es interceptado y de ese porcentaje, en el 90% de los casos, los responsables van presos y la cocaína es incautada.

El resultado se debe al trabajo conjunto del Comando Sur del Departamento de Defensa de Estados Unidos y los países de la región centroamericana, entre ellos Honduras, gracias a la Operación Martillo.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer en la lucha por frenar el tráfico ilícito de drogas. Por ello, las autoridades del Comando Sur apoyan a Honduras con logística y trabajo coordinado por medio de la Operación Martillo, pues enfatizan en que el país es un punto vital para tener éxito contra el crimen organizado transnacional.

Durante una visita de Diario LA PRENSA al cuartel del Comando Sur en Miami, Florida, Estados Unidos, Greg Julian, director de asuntos públicos del Comando Sur, habló de la relevancia de Honduras en “la guerra” contra el tráfico ilícito de estupefacientes.

“Honduras es clave en la lucha contra el narcotráfico por su ubicación y por el trabajo conjunto que hacemos. Sabemos que los vuelos que dejaron de llegar a República Dominicana encontraron una nueva ruta dirigiéndose a suelo hondureño, pero estamos convencidos de que luchando unidos podremos contrarrestar este fenómeno”.

Agregó: “La colaboración de las autoridades hondureñas ha sido fantástica y, aunque sabemos que tanto ellos como nosotros tenemos limitaciones de presupuesto, ponemos todo nuestro empeño en aprovechar al máximo lo que tenemos disponible. Honduras tiene un papel superimportante en la lucha contra el narcotráfico porque la mayoría del tráfico pasa por Centroamérica y, por lo tanto, mientras más podamos trabajar juntos, mejor será”.

 

Palmerola

El representante del Comando Sur también se refirió a la base aérea hondureña José Enrique Soto Cano, en Palmerola, Comayagua, la cual está en proceso de pasar de terminal aérea militar a aeropuerto internacional, según el Gobierno de Honduras.

“La base Soto Cano es muy importante porque está en el corazón del área de acción del narcotráfico y sería negativo para los esfuerzos contra el crimen organizado que cerrara o fuera reemplazada. Es nuestra intención continuar utilizando la base aérea Soto Cano tanto como sea posible. No creo que haya intención de cerrarla. Queremos dejar claro que la base pertenece al Gobierno hondureño y si ellos deciden darle otro destino, simplemente respetaremos cualquiera que sea la decisión”.

 

Puntos de intercepción

Julian reveló que los tres centros antidrogas que se están construyendo en puntos estratégicos de Honduras: Puerto Castilla, Trujillo, Colón; Caratasca, Gracias a Dios; y Guanaja, Islas de la Bahía, crearán una red en la cual esperan que queden atrapados quienes traten de transportar droga ilícitamente por las vías aérea o marítima.

“Cuando vemos en los mapas las rutas marítimas y aéreas que siguen los traficantes de droga, la mayoría va directamente a Honduras y por ello tenemos puntos de intercepción desde la fuente de origen en Sudamérica hasta su punto de destino, pero nuestro mayor enfoque está en las rutas de tránsito que se encuentran en Centroamérica”.

El director de asuntos públicos del Comando Sur indicó que mientras más se intensifiquen las líneas de cooperación, será más difícil para los narcotraficantes operar en el área.

“Ahora utilizan incluso los narcosubmarinos o semisumergibles para transportar su droga y eso nos dice la gran cantidad de recursos que tienen, pero ya con las autoridades hondureñas se han logrado capturar y estamos seguros de que con los centros antidrogas el éxito será mayor en esta lucha en todo sentido”.

 

Presupuesto

Julian expresó que la lucha contra el narcotráfico cada vez es más compleja, pues estas organizaciones ahora tienen más recursos, mientras que la recesión afecta el presupuesto estadounidense de seguridad y el de los países socios. “Hay un estimado de 65 mil millones de dólares de ganancia por el narcotráfico y desafortunadamente el presupuesto con que contamos en esta lucha se está reduciendo y el número de embarcaciones y aeronaves está disminuyendo, hasta que Estados Unidos puedan resolver su situación económica. Tal vez mejore el próximo año, pero lo importante es que trabajamos juntos de una manera más eficiente”, agregó.

El experto aclaró que estos recortes son generales en el Gobierno estadounidense, no específicamente para la Operación Martillo, pero dijo que es afectada por las reducciones, “lo que sí está claro es que la Operación Martillo continuará indefinidamente en Honduras y en toda el área. No vamos a detenernos en este esfuerzo por erradicar el narcotráfico”.

El director de asuntos públicos del Comando Sur consideró fundamental el trabajo conjunto entre naciones para cubrir la falta de recursos económicos.

Greg Julian detalló que, pese a la limitación de recursos en las naciones, con la Operación Martillo se ha podido eliminar y obstaculizar el tránsito de muchos estupefacientes y prevenir que se sigan perdiendo vidas por su consumo o tráfico”.

Desde que la Operación Martillo comenzó sus operaciones en enero de 2012 “se han decomisado más de 300 mil libras de cocaína y más de 25 mil libras de marihuana con un valor estimado de 40 billones de dólares”, según los reportes oficiales del Comando Sur.

La Operación Martillo también ha dejado 159 buques y aeronaves confiscados o destruidos y 10.7 millones de dólares en dinero ilegal recuperado y se interrumpió el tráfico de 222 toneladas métricas de cocaína y 41,606 libras de marihuana. Además se ha detenido a 507 personas durante los operativos.

El oficial Jaime Collazo, del Comando Sur, explicó que la comunicación fluida entre ellos y los países del área es una de las más fuertes armas contra el crimen organizado. “Tenemos un sistema de inteligencia que recopila la información sobre el narcotráfico. Se filtran los datos y enviamos la información a las agencias del orden público de nuestros países socios. Ellos interceptan y capturan a los traficantes”.

Las funciones del Comando Sur en el área que comprende Centro y Sudamérica y el Caribe incluyen interceptar y vigilar la actividad sospechosa, pero no pueden hacer arrestos.

Collazo expresó que, además del apoyo en la lucha contra el narcotráfico, el Comando Sur brinda ayuda humanitaria.

“Trabajamos con múltiples socios para garantizar la seguridad en el área. En particular combatimos todo lo que tenga que ver con el tráfico ilícito y humano. Ofrecemos apoyo logístico, pero también asistencia humanitaria y ayuda en caso de desastres y somos responsables de la detención de prisioneros en la base de Guantánamo, los cuales son clasificados como terroristas internacionales. Entre nuestras responsabilidades también está el desarrollo de capacidades de cooperación con nuestro socios, como Honduras”.

Fuente: http://www.laprensa.hn/inicio/382707-96/comando-sur-honduras-clave-en-la-lucha-contra-el-narcotr%C3%A1fico

, , ,

Deja un comentario