Entradas etiquetadas como John Kelly

Jefe militar de EE.UU. “impresionado” por logros de Honduras en seguridad

El presidente de Honduras dijo que recibió una llamada del jefe del Comando Sur de Estados Unidos, John Kelly, para felicitarlo por la reducción de la violencia en el país; “es un amigo de este pueblo”, dijo el gobernante.

Redacción Central / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. El presidente de Honduras, Juan Hernández destacó que el jefe del Comando Sur de EE.UU., John Kelly, le dijo estar “impresionado por los avances de Honduras en materia de seguridad”.

Así lo relató el mandatario en su discurso ante los miembros de la denominada Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), de los departamentos de Copán, Ocotepeque y Lempira, occidente de Honduras, y agradeció la labor que en favor del  pueblo hondureño ha realizado durante su gestión el jefe del Comando Sur.

“Recibí una llamada de un buen amigo de Honduras, quien ya dejará su cargo, el general Kelly, jefe del Comando Sur, y me decía: ‘sigo impresionado, presidente Hernández, de cómo Honduras va avanzando en la lucha por recuperar la seguridad y la paz’”, relató el gobernante.

“Yo le decía al general Kelly que estoy agradecido porque ha sido uno los grandes amigos de Honduras, mientras nos miraban de manera diferente allá en EE.UU.”, dijo el mandatario.

Hernández resaltó que congresistas y senadores estadounidenses  también  ven a Honduras de manera diferente por sus logros en seguridad, que también son reconocidos por otros países y el pueblo hondureño.

Kelly, en la clausura de la Conferencia de Seguridad Centroamericana, en marzo de 2015, manifestó que “cuando los empresarios me preguntan por el nivel de violencia en Honduras, mi respuesta es positiva, y pongo a este país como ejemplo, pues hace un año era el más peligroso del planeta y ya no es así”.

Agregó que la violencia se ha reducido bastante en Honduras y le dijo a los inversionistas que “todas las tendencias van en la dirección correcta”, por lo que  “deben ver este sitio (Honduras) como el mejor lugar para invertir”.

“Soy un observador objetivo, no tengo agenda y no tengo por qué defender a nadie, ni al presidente Hernández. Sé las cifras y las tendencias y las mismas van en la dirección correcta”, enfatizó en esa oportunidad el general Kelly.

Origen: http://www.web.ellibertador.hn/index.php/noticias/nacionales/929-jefe-militar-de-ee-uu-impresionado-por-logros-de-honduras-en-seguridad

Anuncios

, , ,

Deja un comentario

JOH le habría sugerido al Comando Sur que se trasladara para Honduras

Declaraciones del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, revelan un nuevo atentado del Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en contra de la soberanía del país.

En esta ocasión se trata de un posible ofrecimiento al General John Kelly, del Comando Sur de Estados Unidos para que trasladara sus bases a territorio hondureño-

Según Biden, le tuvo que pedir a Juan Orlando Hernández que cesara sus intenciones de querer mover el centro de operaciones del Comando Sur a Honduras, tomando en cuenta que al mandatario hondureño le “cae tan bien” el General Kelly.

URL: http://cholusatsur.com/noticias/?p=12192

, , , , ,

Deja un comentario

Congresistas demandan al Secretario del Departamento de Estado la suspensión de asistencia militar a Honduras

Thursday, 20 August 2015 03:27 Written by  Published in Contexto Read 40 times

Unos 21 Congresistas demócratas, enviaron una carta a John Kerry, Secretario del Departamento de Estado de EEUU donde le piden  proporcione  una descripción detallada de cómo el Departamento de Estado utiliza parámetros para evaluar si el gobierno de Honduras está ocupándose adecuadamente de las violaciones de derechos humanos y le instan a la suspensión y re-evaluación de próximos entrenamientos y asistencia a la policía hondureña y a unidades militares, hasta que el gobierno de Honduras aborde adecuadamente las violaciones de los derechos humanos.

Esta carta fue enviada este 19 de agosto de este año por los congresistas Henry C. “Hank” Johnson, Jr. Janice D. Schakowsky, James P. McGovern,John Conyers, Jr.Sam Farr , Luis V.  Gutiérrez, Raúl M. Grijalva, John Lewis, Marcy Kaptur , Mark Pocan, Keith  Ellison , Maxine Waters, Michael M. Honda, Rosa DeLauro, Gwen Moore ,Karen Bass , Zoe Lofgren  , Danny K. Michelle Lujan Grisham  y José E. Serrano.

“Le escribimos para expresar nuestra preocupación por la continua participación de las fuerzas armadas hondureñas en las labores policiales nacionales  e instituciones tradicionalmente civiles en Honduras, así como por la solicitud del gobierno de Obama de aumentar la asistencia de los Estados Unidos a Honduras en materia de seguridad para el año fiscal 2016”, le expresan a Kerry.

Le solicitan una evaluación estricta por parte del Departamento de Estado del apoyo y entrenamiento dados por los Estados Unidos a la policía y a las fuerzas armadas hondureñas, de acuerdo con los requisitos relativos a los derechos humanos fijados en la Ley de Asignaciones a Operaciones en el Estado y en el Extranjero para el año fiscal 2015,  en plena aplicación de la ley Leahy, y la suspensión y reevaluación del subsiguiente entrenamiento y asistencia a la policía y a las unidades militares de Honduras hasta que los abusos contra los derechos humanos sean abordados adecuadamente por el gobierno hondureño.

john kerry

Foto: http://www.businessinsider.com/

Los firmantes de la carta le recuerdan al Secretario del Departamento de Estado que  la mayoría de los países democráticos establecen claramente los distintos papeles de la policía y del ejército, y fijan límites a la participación de sus fuerzas armadas en las labores policiales nacionales. Sin embargo, en Honduras, las fuerzas armadas están cada vez más involucradas en la vigilancia policial a civiles.

Recuerdan además que Desde 2010, el gobierno de Honduras ha desplegado con regularidad a las fuerzas armadas para llevar a cabo funciones propias de la policía en diferentes partes del país. “Esta policía militar, que forma parte de la cadena de mando militar, actualmente alcanza los 3.000 miembros y continúa ampliándose. El 28 de febrero de este año, el ahora presidente Hernández anunció que el trabajo de los 2.144 miembros recién graduados de las fuerzas armadas regulares incluiría tareas policiales. En la actualidad, los militares patrullan barrios residenciales, autobuses, aeropuertos y carreteras”.

Otro de los puntos de la carta es la preocupación  es la preocupación que tienen los congresistas antes señalados sobre la creación de un nuevo “súper ministerio” el año pasado, llamado el Ministerio de Seguridad.

“Este ministerio unificó instituciones civiles y militares de seguridad bajo la dirección de Julián Pacheco Tinoco, un general activo en el momento de su nombramiento, que no renunció a su cargo hasta enero de 2015, después de que varios actores locales e internacionales, incluidos defensores de derechos humanos, cuestionaran el nombramiento. Antes de desempeñar este cargo, el Sr. Pacheco estuvo a cargo de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), un cuerpo especial interinstitucional –que combina a la policía, a personal militar, agencias de inteligencia y fiscales– creado por el presidente Hernández. Actualmente, el ministerio controla la policía, la Dirección General de Migración, la Marina Mercante y la Agencia de Aeronáutica Civil, entre otras instituciones gubernamentales claves”, destacan.

Agregan que están  preocupados por los informes de los medios de comunicación hondureños según los cuales, a mediados de mayo de este año, un equipo de 300 militares estadounidenses y personal civil, incluyendo a los Marines y el FBI, llevaron a cabo un entrenamiento de “respuesta rápida” con 500 agentes de FUSINA, utilizando helicópteros y aviones de Estados Unidos, a pesar de las denuncias en conexión  a la repetida participación de esta institución hondureña en violaciones de los derechos humanos.

Pero además se centran en la solicitud de presupuesto enviado el 2 de febrero de 2015 donde  el gobierno estadounidense presentó la solicitud de presupuesto para el año fiscal 2016.

La misma incluyó un fondo de mil millones de dólares para Centroamérica, en su mayor parte dirigido a los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador para asistirles en el abordaje de los principales problemas que impulsan la migración desde la región hacia Estados Unidos.

“Entendemos la importancia de atacar las causas fundamentales de la migración hacia los Estados Unidos, pero queremos asegurarnos que los dólares de los contribuyentes estadounidenses no se utilicen para la vigilancia policial de tipo militar, actividad que podría, de hecho, ser una de los motivos de esta migración, ya que agrava la violencia en el país”, advierten.

Los Congresistas le piden  al Departamento de Estado que continúe con los esfuerzos para instar al gobierno de Honduras a implementar medidas serias y concretas para abordar los abusos militares y policiales, y para detener la continua participación de los militares en las tareas policiales de cumplimiento de la ley.

Para finalizar la carta solicitan un informe detallado sobre el uso de los fondos asignados a la asistencia en seguridad de Estados Unidos a Honduras en la Ley de Asignaciones para Operaciones en el Estado y en el Extranjero del año fiscal 2015 y en la futura legislación de asignaciones para 2016.

Varios de los congresistas que firman la misiva enviaron a Kerry otra el 15 de octubre de 2013,  donde le instaban a  a pronunciarse en contra de la creciente militarización de la vida civil en Honduras en el contexto de las elecciones presidenciales del 24 de noviembre, “…observamos con gran preocupación la promoción de una creciente militarización de la policía, ya que se ven amenazadas las libertades civiles, incluyendo la libertad de expresión y la libertad sindical en Honduras, señalaron en esa oportunidad.

Desde el golpe militar de 2009, las Fuerzas Armadas recobraron su poderío el cual había sido diezmado con las demandas de la sociedad hondureña para que después de muchas décadas volvieran a los cuarteles a desarrollar las funciones que la Constitución de la República les asigna, de las cuales estaban alejados porque habían dirigido sus pasos a gobernar el país a través de  golpes de Estado y como instrumentos de la Doctrina de la Seguridad Nacional, implementada por los Estados Unidos en la confrontación Este-Oeste y donde Honduras tenía una posición geopolítica muy estratégica para agredir a sus vecinos centroamericanos, lo que se llamó el patio trasero de los Estados Unidos.

Con la llegada de Juan Orlando Hernández al poder de la nación y desde meses antes cuando fungía como presidente del Congreso Nacional, inició una etapa de darles más poder a los militares y creó la Policía Militar y del Orden Público, con el apoyo del anterior presidente Porfirio Lobo Sosa, que inició con un Decreto Ejecutivo para asignarles labores policiales invocando emergencia de seguridad.

La salida del ejército a las calles a significado graves violaciones a los derechos humanos sin que hasta la fecha hayan sido enjuiciados por los atropellos contra el pueblo de Honduras. Disparos contra autobuses, torturas a mineros, crimenes contra ciudadanos, son solo parte de las secuelas de dolor que han ido dejando a su paso.

La re militarización de las instituciones estatales se ha incrementado en este  período y la ausencia del poder civil es evidente .

, , ,

Deja un comentario

SOUTHCOM Kelly: Central American Criminal Networks Growing in Sophistication

Gen. John Kelly, commander of U.S. Southern Command on May 19, 2015. Atlantic Council Image

The existing criminal networks that bring drugs and people from Central American are growing in sophistication and the criminal enterprises are earning the gross domestic product of a small country, the head of Southern Command (SOUTHCOM) said on Tuesday.

Marine Gen. John Kelly told the Atlantic Council, “There’s nothing these groups can’t move”—from drugs, to heavy weapons, to precursors for methamphetamine, to counterfeit software, to illicitly mined gold and sex slaves.

Speaking in Washington, D.C. , he added, all that movement “pays criminally well”—$84 billion in cocaine sales alone; $650 billion overall. If the networks were nations, thy would have a gross domestic product greater “than all but 20 countries.” With submarines, jets, trucks, and a logistics operation that “Amazon would envy . . . they are no longer the cocaine cowboys” or even cartels.

Many of the problems in the region, such as the mass migration of children from Central America arriving on the U.S.-Mexic border are “the direct result of our drug consumption” in the United States. “In many ways [parents] are trying to save their children” from the violence in their own countries.

Kelly called Central America—particularly Honduras, El Salvador, and Guatemala—”transport zones” for the networks, where ministers, judges, and police are either bought off or killed. But over time, payments in the “transport zones” from the networks have shifted from cash to drugs to be sold by gangs, locally raising the level of violence. The networks “not only move it, but create markets.”

But he is encouraged by recent efforts in those three countries to work together on security, rooting out corruption and economic development. “Honduras was the No. 1 landfall” for drugs coming out of Colombia bound for the United States. Now, primarily through its own efforts, it is ranked fifth, he said, but declined to name the countries that are first through fourth.

Kelly said the work of the FBI, NSA, Drug Enforcement Administration, plus the U.S. Navy and Coast Guard and maritime forces from Central and Latin America, take 150 metric tons out of the drug flow northward or to Europe.

Following the narco trail becomes more difficult once the drugs are ashore.

There is a hope that over time the Central American countries can become a “miracle country,” like Colombia.

For relatively little money, “what we gave Columbia was a great deal of encouragement; what we gave Colombia was a great deal of intelligence” to take on the cocaine cartels and the long-running FARC insurgency that controlled large sections of the country. Twenty years ago, Colombia “was nearly a narco-failed state.”

Even with its success, “Colombia is the No. 1 IED threat in the world” because FARC uses IEDs to defend its base camps and ward off intruders into the coca groves it controls.

Now the Colombians are assisting the United States in training other countries’ forces—such as those in Honduras, El Salvador and Guatemala—on how to improve security without trampling on human rights.

“If we don’t help Central America . . . we can see a mass migration the likes of which we have never seen before.” He said Latin Americans are perplexed that the United States officially is advising countries not to legalize drugs while some U.S. states and localities are approving the sale of marijuana or decriminalizing it.

Responding to a question about the United States’ investigation of the Venezuelan government’s role in drug trafficking, Kelly said, “I live in a dark world of drugs.” From the intelligence he receives he knows that some ships and planes are either sunk or shot down or blocked from leaving Venezuela, but some are not. “Someone is making money.”

As for Chinese activity, including proposing a second canal through Nicaragua, Kelly termed it primarily economic. “They invest; they buy; they sell.” Latin Americans still want to trade with the United States and be associated with the United States as equal partners, he added.

Kelly said he wishes “we had more resources to look at bad things,” but realizes that Southern Command does not face the same kind of challenges that Central Command does.

“For the most part, Latin America is a good news story” with the 45 nations and territories in the command “generally at peace” and its “economy is growing.” He said even in the countries hardest hit by violence in Central America, polling shows people are more hopeful about their lives and their futures.

“Our president has begun paying more attention” to the region, including requesting $1 billion primarily for economic development. He said President Barack Obama and Vice President Joe Biden are held in high respect in the Caribbean, Central, and South America.

, , ,

Deja un comentario

US Official Praises Honduras Efforts to Combat Drug Trafficking

US SouthCom commander General John Kelly

A top US military official has lauded Honduras‘ efforts to combat drug trafficking, saying the country is no longer among the principal transit points for cocaine heading to the United States. But there are reasons to be skeptical of such a rosy outlook.

In an interview with Honduran newspaper El Heraldo, the commander of the US Southern Command, General John Kelly, said Honduras had been the number one transit country for South American cocaine destined for the United States before President Juan Orlando Hernandez took office in January 2014. However, since then he said that Honduras had fallen to fifth in the region, although Kelly declined to name the top four drug transit countries.

Kelly credited this steep drop to Honduras‘ “incredible” efforts to combat drug trafficking, and the Hernandez administration’s increased cooperation with US anti-drug officials. “Since President Hernandez took office, we have had very good collaboration on all fronts,” Kelly said.

Kelly said radar information revealed the number of drug planes flying over Honduran airspace has gone down significantly, “to the point where we almost stopped seeing any.”

InSight Crime Analysis

The United States and Honduras have indeed strengthened bi-lateral security cooperation since Hernandez took office. The capture and extradition of several high-profile Honduran drug traffickers to the US in the past year is just one example of the increased coordination between security officials from these two countries.

However, it is unclear if this closer security relationship has transformed Honduras to the extent US and Honduran authorities claim. For one thing, the assertion by Honduran security forces that drug flights abruptly dropped from almost 150 in 2013 to nearly zero in 2014 should be treated with some skepticism.

Honduran authorities also claim the country’s murder rate fell significantly last year. Nonetheless, sources in Honduras have told InSight Crime the government may have changed the way it counts homicides, suggesting the drop-off may also be linked to a new tallying system as much as improved security. The recent migration of gang members from El Salvador to Honduras is further indication Honduran security forces remain ill-equipped to combat criminal groups.

SEE ALSO:  Honduras News and Profiles

In addition, President Hernandez recently told a US Congressman that he plans to phase out the military’s role in policing within the next two to three years. This claim, while welcome is surprising, as Honduras continues to increase the size of the country’s military police force (PMOP), while simultaneously decreasing the number of civilian police officers.

Fuente: http://www.insightcrime.org/news-briefs/us-official-praises-honduras-anti-drug-trafficking-efforts

, , ,

Deja un comentario

John Kelly: Honduras ya no es el principal puente del narcotráfico

3 de Mayo de 2015
07:37PM  –  Enviados Especiales: Alex Flores/Johny Magallanes  

El año pasado se impidió el ingreso, “sin usar la violencia”, de 158 toneladas de cocaína a Honduras, esta es una muestra de la lucha que se hace contra los grupos de traficantes de drogas. Las trazas aéreas casi son nulas, dice el general Kelly, jefe del Comando Sur de Estados Unidos.

Miami, Florida

En el juego del gato y el ratón entre agentes antinarcóticos y narcotraficantes, al general John Kelly le toca hacer el papel de implacable cazador.

Como jefe del Comando Sur de Estados Unidos, entre otras responsabilidades, aplica las pautas de la Operación Martillo, una estrategia de combate al tráfico de drogas en el Pacífico y el Atlántico por medio de la cual también conoce el nivel de compromiso que tiene cada país de la región para atacar este flagelo.

Honduras, que antes era el puente principal de las drogas que llegaban de Sudamérica hacia Estados Unidos, ahora ha demostrado ser un terreno hostil para los que mueven la cocaína, dice el general, que hace más de cuatro décadas inició su carrera militar en el Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos.

Kelly recibió a EL HERALDO en su oficina en Miami, estado de Florida, en un complejo donde la seguridad es extrema, al grado que un avanzado sistema tecnológico detecta hasta presencia de un teléfono celular dentro del edificio, incluso si este está apagado.

La infalibilidad también se aplica durante la conversación con Kelly, ya que la entrevista solo fue permitida con una grabadora de audio proporcionada por el Comando Sur y manipulada por un alto oficial militar de esa dependencia armada.

A juicio del jerarca militar, hay un compromiso serio de parte del gobierno hondureño para combatir el tráfico de drogas. Ese compromiso es liderado por el presidente Juan Orlando Hernández, a quien mencionó 12 veces durante la entrevista para ponderarlo como “el líder de la región” en materia de guerra al narcotráfico.

A continuación la entrevista exclusiva con el general John Kelly:

¿Cómo califica el esfuerzo que hace Honduras contra el narcotráfico?

Yo creo que el esfuerzo es increíble, dirigido por el presidente Hernández, sus ministros, sus fuerzas militares, su Policía; el tiempo que el Presidente ha estado en el poder, la cooperación que ha existido entre el Comando Sur de los Estados Unidos y Honduras es muy buena, eso, por supuesto, incluye al embajador (James) Nealon y todo el grupo de los Estados Unidos que se encuentra en Tegucigalpa; así que la cooperación de los Estados Unidos y de la parte de Honduras es muy positiva y eficaz.

En la estrategia de lucha contra el narcotráfico, ¿está programado cuándo el flagelo del narcotráfico puede estar controlado?

Es una excelente pregunta. La cantidad de cocaína que se está trasladando es enorme, está pasando a través de Centroamérica hasta llegar a los Estados Unidos para satisfacer la demanda de consumo de los Estados Unidos; antes de que el presidente Hernández asumiera los poderes de la administración, la mayor parte de la cocaína que venía de Sudamérica, la mayoría de la cocaína, por mar y por aire, llegaba hasta Honduras y después pasaba por Guatemala, por México, hasta llegar a los Estados Unidos.

Antes de que el presidente Hernández asumiera el poder Honduras era el punto número uno donde llegaba la cocaína, y hoy, debido a los esfuerzos del presidente Hernández, y que el Comando Sur está realizando junto al presidente Hernández, Honduras ya no es el país número uno, es el número cinco para la llegada de drogas, el primer punto de drogas. Y las trazas que vienen de Venezuela, que cargan aproximadamente una tonelada, aproximadamente dos mil libras por aeronave, 18 meses atrás eran algo que ocurría casi todos los días y ahora, debido a la cooperación que existe entre Honduras y Estados Unidos, la Embajada de Estados Unidos, se han eliminado casi totalmente.

¿Qué países son el número uno, dos, tres y cuatro en esa lista?

Probablemente no sea bueno responder a esa pregunta, la buena noticia es que Honduras está en la posición número cinco.

¿Cuáles son los principales cinco resultados de la Operación Martillo; cuáles son si los tiene calificados así?

Déjeme decirle algo, y teníamos una buena relación con el Presidente previo al presidente Hernández (el expresidente Porfirio Lobo), pero desde que el presidente Hernández está en Honduras (en la Presidencia) tenemos una muy buena colaboración en todos los temas y debido al compromiso tan sólido que tiene el presidente Hernández, desde que asumió el poder, su compromiso para contrarrestar el flujo de drogas, para reducir significativamente los niveles de violencia y asesinatos, siempre hablando de los derechos humanos, del Estado de derecho, debido a ese compromiso que tiene, cuando solicita ayuda, yo hago un par de cosas; una de las cosas que hicimos es que llegamos al Atlántico, que es lo que llamamos el escudo marítimo, entonces lo que hicimos con la cooperación de los buques, de las embarcaciones de la Guardia Costera, que vienen de Canadá, Gran Bretaña, Colombia, hicimos unas interdicciones marítimas de drogas que venían de Sudamérica a Centroamérica por alta mar.

No quiere decir que usted se para en la costa del Caribe y puede ver estos buques, pero estamos hablando de buques que están colaborando con la Operación Martillo, estaban a 100 a 200 millas de la costa, un poco más, pero porque tenemos un buen entendimiento del patrón del tráfico, conocemos la rutas, pero los narcotraficantes están usando otras rutas para llega a Honduras.

Entonces, como estamos incautando drogas, tantas toneladas, los narcotraficantes sintieron el impacto y decidieron desviar la ruta y ahora Honduras no es el país número uno, es el país número cinco.

¿Qué cantidad de drogas se traficaban cuando estaba en el lugar uno y qué cantidad drogas se trafica en el lugar cinco?

Eso sería difícil estimarlo, pero déjeme decirle: solo el año pasado en la ruta principal del narcotráfico desde Sudamérica a Honduras, y luego hacia Estados Unidos, incautamos en alta mar, sin tener que usar la violencia, 158 toneladas métricas (de cocaína).

Con todos los sistemas de radares podíamos ver las trazas donde se estaban movilizando y ahora estamos viendo que las trazas aéreas han disminuido significativamente, hasta el punto que casi no vemos ninguna… vemos que se están desviando hacia otras direcciones, continúan tratando de dirigirse a Honduras, pero no tanto.

Aunque no tenemos buena relación con Venezuela, ellos están ayudando y cooperando con nosotros para eliminar las trazas aéreas y bajar el narcotráfico.

La ley que aprobó Honduras, que autoriza el derribo de aviones sospechosos y que obligó a suspender la ayuda de radar para la detección de trazas, ¿qué tanto trastocó la estrategia de lucha contra el narcotráfico?

Se aprobó durante la administración del presidente Hernández y se me solicitó por parte de mi gobierno cerrar algunas de las ayudas, pero para ese entonces el flujo de las trazas aéreas se había reducido bastante, así que realmente no impactó sobremanera lo que se estaba haciendo y lo que se había logrado, pero al aprobar esa ley se les envió un mensaje a los narcotraficantes de que Honduras no iba a ser un lugar que los iba a recibir, que no era fácil que llegaran al país con su mercancía.

Y estos narcotraficantes, aunque son criminales cruentos, también son hombres de negocios, empresarios de cierta forma, entonces van a tratar de movilizar su mercancía de tal forma que incurran en la menor pérdida posible y donde sea más fácil mover su mercancía, y en el caso de Honduras, que su Presidente colocó un escudo aéreo, prácticamente fue lo que hizo y nosotros colocamos el escudo marítimo, los empresarios narcotraficantes, cuando empezaron a perder ganancias, cambiaron la ruta hacia otros lugares, hacia otros destinos.

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez mencionó esta semana que la mayoría del dinero producto del narcotráfico se encuentra en Estados Unidos, ¿por qué no se ve una desarticulación de empresas que lavan dinero en Estados Unidos a gran escala?

Esa es una excelente pregunta. Usted sabe lo que significa el lavado de dinero, es ilegal y lo tiene que tornar en dinero legal y hay muchas maneras para hacer esto, en la mayoría de muchos países el sistema bancario está controlado por muchas leyes, pero los narcotraficantes son muy listos, entonces ellos se aprovechan de las leyes de cada uno de los países, pero los países ya se están dando cuenta de este proceso y están cambiando la leyes.

¿Está pasando eso en Estados Unidos?

En todo el mundo. Los países con quienes nosotros trabajamos están haciendo leyes muy agresivas, incluyendo los Estados Unidos.

¿Hay incautaciones de bienes en Estados Unidos?

Sí.

¿Significativos?

Sí, creemos que sí. Son personas (los narcotraficantes) sumamente inteligentes, sumamente listas, quieren aprovecharse de la economía, del sistema bancario y ellos tratan de usar el sistema disponible, por ejemplo, en Honduras, en México, en Estados Unidos, pero una vez que usted le pone un paro o encuentra la manera de identificarlos ellos buscan la manera de hacerlo de otra forma.

Por ejemplo, se dedican a comprar partes de automóviles, de carros y los compran en grandes cantidades y entonces es ahí cuando deciden transportarlos por ultramar al extranjero, todo eso el legal, se puede hacer; entonces, cuando empiezan a meter cosas al extranjero, grandes cantidades de mercancía, los Estados Unidos los identifica y, entonces, una vez que se dan cuenta que ellos han sido identificados, cambian el procedimiento, la metodología, toman otra ruta y esto es un juego del gato y el ratón.

Es por eso que nosotros decimos que no solo un país puede solucionar este problema, tiene que ser una solución a nivel regional y por eso es que yo considero que el presidente Hernández, y esta es mi opinión personal, no es la opinión del Departamento de Estado ni del Comando Sur, el presidente Hernández se ha convertido en el líder de la región, no sé si ustedes saben, la semana pasada el presidente Hernández visitó el Capitolio y estuvo reunido con congresistas y senadores en Washington, DC y los comentarios que recibí de parte de los miembros del Congreso es que su mensaje fue bien recibido, muy informativo respecto a cómo está lidiando el tema del que estamos hablando. Una cosa más: obviamente él dijo que Estados Unidos tiene que hacer más y prestar más ayuda en cuanto al tema.

El subsecretario John Feeley mencionó que con la extradición de la banda Los Valle y la banda Los Cachiros se había llevado los meros meros del narcotráfico, ¿Cuándo hará los mismo Estados Unidos con sus meros meros del narcotráfico, atraparlos?

La naturaleza del narcotráfico está centralmente controlada por las grandes familias del cartel que se encuentra en México y en menor grado en Honduras y Guatemala, los grandes capos de las drogas se encuentran en México; en Estados Unidos tenemos muchos centros de distribución, arrestamos cientos de personas regularmente.

Entonces, los jefes de los carteles en Estados Unidos se fueron de los Estados Unidos en la década de los 80 y 90 y lo que tenemos acá son personas dedicadas a puntos de distribución y, entonces, contra ellos, el FBI y las agencias del orden público, tratan lo más posible de capturarlos y arrestarlos.

¿Qué tanto el terrorismo ha penetrado el narcotráfico o se han unido para operar conjuntamente en la región en la que le toca trabajar al Comando Sur?

En el área de responsabilidad del Comando Sur estamos hablando de casi 500 millones de personas y de esa población hay un pequeño número en que han sido vistos sospechosos como terroristas, así que yo le voy a decir, yo no creo que el terrorismo islámico, yo no creo que se encuentre en asociación con el narcotráfico, en el tema de trasladar los narcóticos hacia los Estados Unidos hay cierta evidencia de que están implicados en algunas actividades de lavado de dinero, una vez que ese dinero debido al narcotráfico sale de los Estados Unidos, pero estamos hablando de una porción pequeña de dinero que es adquirida en Estados Unidos a través del narcotráfico, es algo que mantenemos de cerca, pero no es algo que me preocupe mucho.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/inicio/836832-331/john-kelly-honduras-ya-no-es-el-principal-puente-del-narcotr%C3%A1fico

, , , ,

Deja un comentario

Senador de EEUU anuncia que arribará a Honduras un buque hospital

Nelson se autocalificó “un gran amigo” del presidente Juan Orlando Hernández y dijo que sostuvieron una reunión para abordar distintos temas de interés bilateral.

En una comparecencia, el senador Bill Nelson, anuncio que un buque hospital, denominado ‘Comfort’, arribará a Honduras en los próximos días, quien agregó que esto se debe a que las condiciones de seguridad han mejorado en este país centroamericano.

El anuncio de Washington se da en el contexto de la solicitud de la gran potencia del norte para desplegar 250 efectivos del Ejército en la base militar Enrique Soto Cano que se ubica en Comayagua, zona central de Honduras.

Nelson se autocalificó “un gran amigo” del presidente Juan Orlando Hernández y dijo que sostuvieron una reunión para abordar distintos temas de interés bilateral.

El senador relató que el jefe del Comando de Sur de EEUU, general John Kelly, ha efectuado las coordinaciones oportunas para que el buque de la Fuerza Naval norteamericana pueda llegar a suelo hondureño.

Detalló que el personal médico y de enfermería que llegará a bordo del buque son en su mayoría efectivos de la Naval estadounidense, aunque indicó que también en la nómina hay voluntarios especializados en la rama médica.

“Debido a los problemas de seguridad este buque hace un año atrás no podía haber venido, por lo que la llegaba de esta embarcación es otro gesto acerca del progreso que Honduras ha tenido en materia de seguridad”, declaró.

Fuente: http://www.radiohrn.hn/l/noticias/senador-de-eeuu-anuncia-que-arribar%C3%A1-honduras-un-buque-hospital

, , , , , ,

Deja un comentario

Desangran a Honduras: Asesinan a jóvenes por participar en manifestaciones estudiantiles

Los asesinatos con arma de fuego de Diana Mendoza, Elvin Lopez, Darwin Martinez y el estrangulamiento de Soad Ham Bustillo de trece años, la que apareció dentro de un costal en las inmediaciones de un centro educativo; son indicadores de la descomposición existente en el país.

Da la casualidad que los asesinatos fueron cometidos al mismo tiempo que se efectuaba en Tegicigalpa la Conferencia de Seguridad Centroamericana, con la participación del general John Kelly, el cual adujo que Honduras es “un excelente lugar para invertir” añadiendo además “ya no es el país más violento del mundo”.

La tónica del jefe del Comando Sur discrepa con su declaración vertida el año pasado, en la cual indicaba como Honduras era el país más peligroso del planeta. Ahora el general Kelly clama para que las inversiones arriben a Honduras, país donde a pesar del maquillaje estadístico y el trabajo de las agencias publicitarias encargadas de modificar la imagen de la carnicería padecida por los hondureños, continua sumido en la violencia

La campaña publicitaria emprendida por la actual administración y el Comando Sur, desdice al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) el que señaló la cifra de 467 víctimas resultado de 80 masacres en los últimos 26 meses.

El desangre gota a gota ha calado en el pueblo hondureño, sumido en la desprotección imperante. En el país el 95% de los asesinatos permanecen en la impunidad, producto de la corrupción tanto en las fuerzas de seguridad y el sistema judicial, el que fue demolido por el actual presidente, el Sr Juan Hernández, promotor del golpe a la Corte Suprema y el asalto al Ministerio Público.

El cruel asesinato de los estudiantes conlleva a pensar que existe un plan siniestro de la ultraderecha en el poder, para desaparecer la protesta social. La subasta del país por retazos, que ha emprendido el partido nacional, induce a una respuesta del pueblo hondureño, habituado a un infierno donde los menores de edad se han visto obligados a huir del país en estampida.

A partir del golpe de estado no tan blando, se ha desatado una guerra de baja intensidad, no precisamente contra el narcotráfico, sino contra el movimiento social, criminalizando la protesta y ahora eliminado físicamente aquellos que osan desafiar a la narcodictadura.

Después de casi dos décadas de luz verde al narcotráfico en Centroamérica, el imperio optó por un cambio de ruta. Mientras tanto la democracia hondureña fue encostalada y se pudrió ante la simbiosis surgida entre partidos políticos y crimen organizado.

Los cuatro jóvenes asesinados no cuentan para el Comando Sur el cual ahora pasa a apadrinar a Juan Hernández y el séquito de depredadores que ven las instituciones públicas como parte de su peculio; y están dispuestos a saquear el país para luego rematar el territorio finiquitando la república y dar lugar a la creación de estados monárquicos, manejados por los libertarios de ultraderecha estadounidenses que pretenden apropiarse del país bajo la figuras de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE).

Dado en Sambo Creek, a los 27 días del mes de Marzo del 2015

Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

Fuente: https://ofraneh.wordpress.com/2015/03/27/desangran-a-honduras-asesinan-a-jovenes-por-participar-en-manifestaciones-estudiantiles/

, , , , , , , ,

Deja un comentario

Jefe del Comando Sur de EEUU: “Honduras ya no es el país más violento del mundo”


  • Jueves, 26 Marzo 2015 20:58

Jefe del Comando Sur de EEUU: "Honduras ya no es el país más violento del mundo"

Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa – Honduras recibió hoy otra certificación de su mejora en el ámbito de seguridad cuando el jefe del Comando Sur de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, general John Kelly, afirmó hoy que la nación “ya no es el país más violento del mundo”.

– Honduras es “un excelente lugar para invertir”, afirmó el alto jefe militar estadounidense.

La afirmación del alto jerarca militar norteamericano la hizo hoy jueves al concluir la Conferencia de Seguridad Centroamericana que fue organizada por el Comando Sur.

“Cuando los empresario me preguntan por el nivel de violencia en Honduras, mi respuesta es positiva y pongo a este país como ejemplo, pues hace un año era el más peligroso del planeta y ya no es así”, dijo Kelly en la clausura de la Conferencia de Seguridad Centroamericana que concluyó hoy en Tegucigalpa.

Agregó que la violencia se ha reducido bastante en Honduras y les dijo a los inversionistas que “todas las tendencias van en la dirección correcta”, que por eso “deben ver este sitio como el mejor lugar para invertir”.

El jefe militar dijo que las estadísticas destacan que el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández indica que las muertes violentas se redujeron en un 33 por ciento en relación a lo que ocurría hace dos años, lo que considera como buenas noticias.

“Soy un observador objetivo, no tengo agenda y no tengo por qué defender a nadie, ni al Presidente Hernández. Sé las cifras y las tendencia y las mismas van en la dirección correcta”, enfatizó el general Kelly.

Derechos humanos

Asimismo, alabó la situación de los derechos humanos y el respeto de los mismos por las Fuerzas Armadas hondureñas. “Este país ha avanzado muchísimo” en el tema y no he escuchado en “ninguna parte que sus Fuerzas Armadas estén involucrados en violaciones a los derechos de sus ciudadanos”.

El jefe del Comando Sur dijo que junto al presidente Hernández trabajaron en la creación de un escudo aéreo para evitar el paso de la droga por suelo hondureño, afirmando que se “han logrado grandes resultados” al reducirse el flujo de drogas, producto de una “gran labor de prevención”.

El alto oficial estadounidense anunció que en los próximos meses se celebrará en Miami un encuentro internacional de inversionistas globales para mostrar las opciones de negocios en Honduras, Guatemala y El Salvador.

“Sé que después de esa reunión los empresarios estarán decididos a invertir en Honduras porque es un excelente lugar para hacerlo”, expresó el alto cargo militar norteamericano.

Centroamérica -subrayó- está entre las cuatro prioridades del presidente Barack Obama y él ha solicitado en el presupuesto mil millones de dólares para generar desarrollo en los países del Triángulo Norte”.

Asimismo, señaló que el vicepresidente estadounidense Joe Biden se ha reunido varias veces con el presidente Hernández lo que evidencia que “estamos interesados en trabajar estrechamente”.

“El Presidente Hernández es el líder de este proceso (la propuesta del Plan Alianza para la Prosperidad) y ha sido muy agresivo tratando de identificar inversionistas extranjeros que vengan a Honduras”, expresó Kelly.

Fuente: http://www.proceso.hn/nacionales/item/99344-jefe-del-comando-sur-de-eeuu-honduras-ya-no-es-el-pa%C3%ADs-m%C3%A1s-violento-del-mundo.html

, , , , ,

Deja un comentario

Honduras tendrá “todo el apoyo” en seguridad

26 de Marzo de 2015

04:45PM  –   Redacción  

Representantes y jefes de Fuerzas Armadas de 14 países clausuraron este jueves la Conferencia Centroamericana de Seguridad Transnacional.

El jefe del Comando Sur John Kelly y el presidente hondureño Juan Orlando Hernández.
El jefe del Comando Sur John Kelly y el presidente hondureño Juan Orlando Hernández.

TEGUCIGALPA, Honduras

Honduras tendrá todo el apoyo para brindar seguridad a la ciudadanía y combatir el flagelo del narcotráfico, dijo este jueves el jefe del Comando Sur del Ejército John Kelly, en la clausura de la Conferencia Centroamericana de Seguridad Transnacional.

En conferencia de prensa en Casa Presidencial, Kelly declaró que las últimas medidas adoptadas en materia de seguridad darán la pauta para que el país sea más atractivo para las inversiones.

Dijo que un evento similar al realizado esta semana se hará en junio en Miami “y esperamos que vengan muchos empresarios y compañías a invertir en su país”.

A la conferencia regional asistieron representantes y jefes de las Fuerzas Armadas de 14 países, entre ellos Estados Unidos, Canadá, México, Colombia, República Dominicana, Haití y Costa Rica en busca de un escudo continental contra el crimen organizado.

Asistió también Erin Logan, una de los principales asesores del presidente Barack Obama.

Por su parte, el Jefe del Estado Mayor Conjunto de Honduras, Fredy Díaz, destacó la instalación de la Fuerza de Tarea Maya-Chortí entre Honduras y Guatemala como parte de los esfuerzos conjuntos para luchar contra el crimen organizado.

Aseguró que cada día las coordinaciones son más estrechas entre ambos países.

“Vendrán cuestiones mayores como una sola aduana en diciembre, esto va a ser parte” de la estrategia para crear un clima de seguridad en la zona fronteriza, agregó.

Díaz manifestó su confianza en que estas acciones binacionales se extiendan con otros países de la región y resaltó que con Nicaragua “nos une una relación estrecha”.

Las acciones que se realizan en las fronteras tienen como fin ver aquellas franjas “que a veces los Estados descuidan”.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/pais/826015-331/honduras-tendr%C3%A1-todo-el-apoyo-en-seguridad

, , , , ,

Deja un comentario

Jefe del Comando Sur: EEUU tiene un contingente de oficiales “muy grande” en Honduras


  • Miércoles, 25 Marzo 2015 14:13

Jefe del Comando Sur: EEUU tiene un contingente de oficiales “muy grande” en Honduras

Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa – El jefe del Comando Sur, general John Kelly, dijo este miércoles durante la Conferencia de Seguridad Centroamericana (CENTSEC), que Estados Unidos mantiene desplegados en Honduras “un contingente muy grande” de oficiales como parte del apoyo a la lucha contra la inseguridad regional.

– “Hay un gran optimismo en mi país con relación a esta parte del mundo”, apuntó.

Kelly comenzó diciendo que “esto es un foro muy, muy importante, una oportunidad para reunirnos y dialogar sobre temas de seguridad que nos impactan a todos”.

Continuó que “quizás no sabrán esto, pero tenemos un contingente de oficiales estadounidenses muy grande aquí hoy… la señorita Erin Logan de la Casa Blanca se encuentra aquí. De hecho, Erin es una de las principales asesoras de mi presidente sobre asuntos en esta parte del mundo y es la primera vez que hemos tenido a alguien de la Casa Blanca, de tan alto nivel, presente en esta conferencia”.

Recordó que “recientemente, mi presidente (Barack Obama) indicó de manera muy pública, que habíamos desatendido esta parte del mundo, y que esta parte del mundo, de hecho, era una de sus cuatro prioridades de política y seguridad nacional”.

El jefe del Comando Sur apuntó que mantiene reuniones con grupos que defienden los derechos humanos. “En los dos años y medio que llevo en este trabajo, todas las tendencias en el campo de derechos humanos se han encaminado en una dirección correcta. Creo que es un gran tributo al liderazgo militar y al liderazgo policial en esta región. No hay ninguna razón para que esas mejoras no continúen”.

Puntualizó que “hay un gran optimismo en mi país con relación a esta parte del mundo”.

Fuente: http://www.proceso.hn/component/k2/item/99243-jefe-del-comando-sur-eeuu-tiene-un-contingente-de-oficiales-%E2%80%9Cmuy-grande%E2%80%9D-en-honduras.html

, , , ,

Deja un comentario

Honduras alberga conferencia regional de seguridad trasnacional

25 de Marzo de 2015

12:47PM  –   Redacción  

“Hoy queda claro que la Alianza por la Prosperidad es una urgencia”, dijo el presidente Juan Orlando Hernández ante delegados de 14 países, entre centroamericanos y de Estados Unidos.

Tegucigalpa, Honduras

Honduras alberga este miércoles la Conferencia Centroamericana de Seguridad Transnacional, en la que participan delegados policiales y militares de 14 países de la región y Estados Unidos.

El evento, cuyo lema es el “fortalecimiento de la cooperación regional en el ámbito de seguridad para contrarrestar el crimen organizado transnacional”, es encabezado por el presidente Juan Orlando Hernández.

“Hoy queda claro que la Alianza por la Prosperidad es una urgencia”, dijo el mandatario hondureño.

En el discurso inaugural, señaló que “la celebración de esta conferencia para nuestro gobierno reviste un especial interés. Este espacio nos permite estrechar la excelente cooperación que existe entre nuestros países, fuerzas militares y al mismo tiempo reflexionar sobre cómo responder de mejor forma a las amenazas que enfrentamos como Estado, al sufrimiento de nuestros ciudadanos”.

Al mismo tiempo lamentó que las amenazas no tradicionales que se organizan, financian y ejecutan por organizaciones criminales internacionales muy poderosas, tales como el tráfico de personas, armas, drogas ilícitas, dejan “doloroso saldo de sufrimiento y muerte”.

Agregó que “la operación delincuencial socava la confianza de los ciudadanos en sus autoridades, deteriora instituciones, eleva los costos de hacer negocios y distrae recursos que podrían utilizarse en programas sociales”.

A la conferencia asisten además el ministro de Defensa, Samuel Reyes, altos mandos de las Fuerzas Armadas de Honduras y de Estados Unidos, incluyendo el jefe del Comando Sur del Ejército, John Kelly.

Entre los representantes del gobierno estadounidense figura Erin Logan, de la Casa Blanca, una de los principales asesores del presidente Barack Obama.

Al encuentro asisten jefes de las Fuerzas Armadas de países como Belice, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, entre otros.

Por su parte, el embajador James Nealon expresó que la conferencia de seguridad resalta la importancia de la cooperación regional en lucha contra redes crimen organizado.

El Plan Alianza para la Prosperidad es una estrategia de desarrollo definida por los gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador para hacerle frente al problema de la emigración y atacar el desempleo, la pobreza y la inseguridad relacionada con el tráfico de drogas.

La propuesta contempla el cumplimiento de cuatro grandes objetivos que son: dinamizar el sector productivo para crear oportunidades económicas, desarrollar el capital humano, mejorar la seguridad ciudadana y el acceso a la justicia y fortalecer las instituciones para aumentar la confianza de la población.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/inicio/825603-331/honduras-alberga-conferencia-regional-de-seguridad-trasnacional

, , , , ,

Deja un comentario

John Kelly: “Honduras es el país más violento del mundo”

johnkellyhondurasEl general  John F Kelly quien es el Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos y se refirió a Honduras como el país mas violento del mundo y que por ello tiene el puesto numero uno de los países con tasas mas altas de homicidios.

Según Kelly por estadísticas de la ONU, Honduras es el país mas violento del planeta con una tasa de 90 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Aquí el artículo completo y en traducción libre

Después de observar la red de delincuencia organizada transnacional durante 19 meses como comandante del Comando Sur de Estados Unidos, veo el único enfoque viable es trabajar tan estrechamente como sea posible con el mayor número de naciones de la región. Nuestra visión es la de una región económicamente integrada que ofrece razones para su pueblo para construir su futuro en casa en lugar de arriesgarse a la peligrosa y, en última instancia inútil viaje al norte. Una región que ofrece oportunidades económicas, las instituciones democráticas eficaces y la gobernanza, y comunidades seguras es la clave para su futuro y para nuestra seguridad nacional.


Carteles de la droga y la actividad de pandillas callejeras asociado en Honduras, El Salvador y Guatemala, que respectivamente tienen el número uno del mundo, cuatro y cinco tasas más altas de homicidios, han dejado sociedades rotas casi en su estela. Aunque hay un número de otros países con los que trabajo en América Latina y el Caribe que se va en la misma dirección, el llamado Triángulo del Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras) es de lejos la peor situación.

Por estadísticas de la ONU, Honduras es el país más violento del planeta, con una tasa de 90 homicidios por cada 100.000 habitantes. Tasa de Guatemala es de 40. Estas cifras se vuelven más impactante si se compara con los de las zonas de combate declarados como Afganistán o la República Democrática del Congo (28 en 2012). Los beneficios obtenidos a través del comercio de drogas ilícitas han corrompido y destruido las instituciones públicas en estos países, y ha facilitado una cultura de la impunidad – independientemente de la delincuencia – que deslegitima al Estado y erosiona su soberanía, por no hablar de lo que hace a los derechos humanos.

Todo esto la corrupción y la violencia es directa o indirectamente debido a la demanda de Estados Unidos insaciable de drogas, en particular cocaína, heroína y metanfetaminas ahora, todos producidos en América Latina y de contrabando en los EE.UU. a lo largo de una red increíblemente eficiente a lo largo de la cual nada – cientos de toneladas de drogas , las personas, los terroristas, potencialmente armas de destrucción masiva o los niños – pueden viajar tanto tiempo, ya que pueden pagar la tarifa. Hay algunos en los círculos oficiales que sostienen que no es 100 por ciento de la violencia hoy en día se debe al flujo de drogas a los EE.UU., y estoy de acuerdo, pero yo diría que tal vez el 80 por ciento de lo que es.

Más al punto, sin embargo, ha sido los efectos malignos del tráfico de drogas a través inmensa estas naciones nonconsumer que es responsable de la aceleración de la ruptura de sus instituciones nacionales de derechos humanos, la aplicación de la ley, los tribunales, y, finalmente, su sociedad entera como lo demuestra hoy por el flujo de niños norte y fuera de la zona de tránsito conflictivo. Los grupos de derechos humanos que trato decirme mujeres jóvenes e incluso las niñas enviado al norte por los padres esperanzados son molestados y violadas por los traficantes.Muchos en estos mismos grupos de edad se suman a los 17.500 de los informes de la ONU entran en los EE.UU. cada año para trabajar en el comercio sexual.

Es evidente que una región que es estable, seguro y seguro para sus propios ciudadanos con un sistema de funcionamiento legal de justicia y la policía, con una clase media emergente y la oportunidad real de los derechos humanos, es lo que queremos para estas naciones y está en nuestros intereses de seguridad nacional. Colombia es el ejemplo actual de lo que debería ser y podría ser. Si estas naciones se estaban moviendo en esta dirección, que serían socios más fuertes y más confiables. Lo irónico para mí es con todos sus problemas a los que todavía están funcionando las democracias y que parecen querer seguir siéndolo.

Los esfuerzos del Comando Sur en la región son en gran parte se centró en detener el flujo de narcóticos ilegales, aunque no tenemos relaciones notables con todos nuestros socios interagenciales. Profesionales heroicas y, a menudo subestimados aplicación de la ley como la DEA, FBI, Inmigración y Control de Aduanas, Aduanas y Protección Fronteriza, la Patrulla Fronteriza y el Departamento del Tesoro tienen numerosos esfuerzos se centraron en la lucha contra la delincuencia organizada transnacional en el área asignada del Comando Sur de la responsabilidad.También tenemos relaciones sorprendentes con todos los funcionarios políticos y militares dignos de nuestra atención, y muy buenas relaciones-mil-a mil incluso en naciones que tiran hacia atrás de nosotros políticamente.

El facilitador principal de esta tarea es Conjunta Interinstitucional del Sur, que es responsable de la fusión de todas las fuentes de inteligencia en una imagen clara de la detección y el seguimiento del flujo de drogas. Trabajando con nuestro mejor aliado en este esfuerzo, los colombianos, JIATF-Sur un seguimiento del flujo cuando se aleja de la zona de origen y se mueve por mar y aire a través de la zona de tránsito directamente en los EE.UU.

Específico para Centroamérica, JIATF-Sur organiza la Operación Martillo, diseñado para interceptar el tráfico a lo largo de los litorales en ambos lados de la América Central. Incluso con unos activos de interdicción para hablar de los esfuerzos del grupo de trabajo son un gran éxito en un sentido relativo, aunque gran parte de la tomar el año pasado se debió a la canadiense, holandés, francés y activos británicos. Se espera que esta ayuda a dejar de manera significativa. Por desgracia, en los próximos años vamos a ver cada vez menos activos para detectar, monitorear e interceptar, y la misma realidad se enfrenta a nuestros aliados europeos y canadienses. Esto significa aún más la cocaína y la heroína toma de tierra en Honduras, Guatemala, República Dominicana, El Salvador y México, lo que agrava – si eso es incluso posible – los problemas de estos países se enfrentan hoy en día.

He encontrado a través de mis años de trabajo con los países socios en todo el mundo que nada cambie países para el bien como trabajar junto a los militares de Estados Unidos en una relación estrecha y continua. Nada. Nuestra formación, nuestros consejos, nuestras tácticas, técnicas y procedimientos, y no menos importante de nuestros valores y buen ejemplo de ellos cambie para bien.

Tomemos, por ejemplo, Colombia, una historia de éxito de llevar a un país de nuevo desde el mismo tipo de borde Honduras y otros países centroamericanos se enfrentan hoy en día. Colombia hizo todo de su propia lucha y pagó la gran mayoría de la propia factura. Todo lo que proporcionaron fue consejos, inteligencia, vigilancia y reconocimiento y estímulo.

Otro ejemplo es el de los derechos humanos, que son el camino hacia la mejora en estos países no porque de la crítica, la docencia y la censura, pero debido a las conferencias lideradas por Estados Unidos, seminarios y módulos de formación integrados en todo lo que hacemos con ellos, la mayoría de los cuales se lleva a cabo por jóvenes oficiales y suboficiales que traen a sus ideales americanos a cada compromiso. Desafío a cualquiera a discutir de manera diferente, a menos que, por supuesto, uno no confiar en las intenciones estadounidenses en la región y también no tiene fe en la decencia de nuestros hombres y mujeres militares.

Dadas nuestras limitaciones fiscales y financieras temporales en trabajar con estos socios, y quiero incluir Costa Rica, Panamá, Nicaragua, República Dominicana, Colombia y Perú, además, el esfuerzo principal del SOUTHCOM está trabajando estrechamente con ellos en temas de derechos humanos, el intercambio de información y la inteligencia, así como la creación de capacidad dentro de sus fuerzas de seguridad.Hacemos esto tratándolos como iguales, animándoles donde están teniendo éxito, y lo más importante trabajar con ellos en qué necesitan ayuda.

¿Dónde puedo trabajar con una nación socia, al igual que con Honduras y Operación Morazon, una iniciativa de seguridad ciudadana entre agencias en todo el país, la mayor parte de mi apoyo se centra en ayudar a los hondureños con la seguridad de sus fronteras – en particular la costa norte, donde hemos ayudado a desarrollar un “escudo marítimo” en contra de la afluencia de toneladas de droga semanales. Este esfuerzo incluye la identificación para ellos los ahora más de 100 pistas de aterrizaje de tierra rurales ilícitas, que se destruyen, de nuevo con nuestra ayuda.

Este paquete de planificación y asistencia asesoramiento, combinado con otros factores, como el fuerte compromiso del nuevo presidente de Honduras y su equipo de seguridad nacional, ha cesado vuelos de drogas en el aire en Honduras. Este esfuerzo está completamente integrada con las operaciones de JIATF-Sur, y tenemos los hondureños que trabajan con los guatemaltecos y los nicaragüenses en los intentos de las fronteras terrestres asegurar mejor entre los tres. Mientras el escudo marítimo podría reducir la cantidad de medicamentos que ingresan al país, no ataca la causa inmediata de la migración menor no acompañado, pero es un primer paso en un paquete global.

SOUTHCOM también está mejorando la capacidad institucional de defensa en América Central, con Guatemala como el ejemplo más reciente. En los últimos dos años, hemos trabajado con la Iniciativa de Reforma de Defensa Institucional y el Perry Centro William para apoyar los esfuerzos del Ministerio de Defensa de Guatemala para aumentar su capacidad de gestión del sector defensa y la transparencia a través del desarrollo y la promulgación de una nueva estrategia de seguridad nacional, la estrategia de defensa nacional, y asociado procesos de planificación y presupuestación estratégicas. Esto ya ha proporcionado un retorno de la inversión: una política de defensa nacional de Guatemala terminado y un presupuesto basado en resultados 2014 construido utilizando un proceso de planificación basado en las capacidades transparente.

También llevamos a cabo actividades de asistencia humanitaria / desastre de respuesta diseñadas para reducir las condiciones de fenómenos como el sufrimiento humano, la enfermedad, el hambre y las privaciones. Nuestros objetivos son mejorar las condiciones básicas de vida en los países que tienen espacios sin gobierno susceptibles a la explotación.

Estos proyectos mejoran la legitimidad del gobierno de la nación anfitriona, mejorando su capacidad de garantizar a la población con los servicios esenciales. Queremos erosionar la influencia, control y apoyo a las organizaciones criminales transnacionales, las organizaciones de tráfico de drogas y las organizaciones extremistas violentos. Esto incluiría negar, disuasión y la prevención de estos grupos de la explotación de las áreas sin gobierno y las poblaciones vulnerables.

En comparación con otras amenazas globales, el casi colapso de las sociedades en el hemisferio con el fármaco asociado y el flujo de inmigrantes ilegales son vistos con frecuencia que sea de baja importancia. Muchos argumentan estas amenazas no son existenciales y no cuestionan nuestra seguridad nacional. No estoy de acuerdo.

Las organizaciones delictivas transnacionales contribuyen a la inestabilidad, crisis de gobernabilidad y la ilegalidad, por no hablar de los cerca de 35.000 muertes y $ 200 millones de dólares que el consumo de drogas (principalmente heroína, coca cola y met) cuesta Estados Unidos cada año.Creo que la migración masiva de los niños que son de repente luchando con es un indicador adelantado de los impactos segundo y tercer orden negativos en nuestros intereses nacionales que son ahora una realidad debido al flujo casi irrestricto de las drogas hasta el istmo, así como los niveles increíbles de ganancias de la droga (aproximadamente 85 millones de dólares) a disposición de las organizaciones criminales transnacionales para comprar departamentos de policía, los sistemas judiciales e incluso gobiernos.

Organizaciones criminales violentos, incluyendo las pandillas y grupos dedicados al tráfico, se aprovechan de desarrollo y en ciernes parcheadas las democracias de la región para poner en peligro las operaciones del gobierno y la seguridad humana. Los complejos desafíos que enfrenta Centroamérica no pueden ser resueltos sólo por medios militares, pero sin la aplicación adecuada de apoyo militar que seguirán siendo un terreno fértil para todas las amenazas a la seguridad y la estabilidad regionales.

Hay soluciones. Y de ahora en adelante tenemos que empezar con algo parecido a un nuevo enfoque de la América Central que equilibra la prosperidad, la gobernabilidad y la seguridad, y la financiación que tiene que involucrar a todas las agencias del gobierno de Estados Unidos.

Kelly es el comandante del Comando Sur de Estados Unidos en Miami.

 

Fuente: URL: http://cholusatsur.com/noticias/?p=9835

, , , , , ,

Deja un comentario

Honduras y EUA formarán grupo de alto nivel en seguridad

18 Dec 2014 / 10:34 PM /

El jefe del Comando Sur de Estados Unidos, general John Kelly, visitó el país.

El jefe del Comando Sur, John Kelly, llegó a Casa Presidencial junto al embajador estadounidense James Nealon.
El jefe del Comando Sur, John Kelly, llegó a Casa Presidencial junto al embajador estadounidense James Nealon.

Tegucigalpa, Honduras.

La visita del jefe del Comando Sur de Estados Unidos, general John Kelly, coincidió con la extradición de los hermanos Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle Valle a territorio norteamericano. Kelly fue recibido por el presidente Juan Orlando Hernández a la misma hora en que los hermanos eran llevados a Estados Unidos.

El jefe del Comando Sur llegó a la sede del Poder Ejecutivo junto al embajador norteamericano en Tegucigalpa, James Nealon.

Ambos fueron recibidos en audiencia privada por el presidente Hernández por aproximadamente una hora y 30 minutos.

El titular del Ejecutivo informó que en la reunión se habló sobre la formación de un grupo de alto nivel en materia de seguridad.

Algunos sectores manejaron que Kelly habría venido a entregar a Hernández la declaración que dieron los hermanos Valle a la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, este extremo no fue confirmado por las autoridades del Poder Ejecutivo.

“La reunión con el general Kelly y el embajador norteamericano es parte de lo que hemos venido haciendo en términos de establecer un grupo de alto nivel en materia de seguridad”, dijo el Presidente, quien se refirió sobre el particular al inspeccionar los avances de un megaparque que se construye en la colonia La Vega, como parte de las acciones de prevención de la violencia.

“El general Kelly está comprometido en su tarea que le ha encomendado Estados Unidos y está cumpliendo su parte y nosotros también hemos revisado lo que ha ocurrido este año”, dijo.

“Hemos hecho un replanteamiento y tendremos la oportunidad de realizar ejercicios conjuntos combinados en el sector de Colón, en el sector de Gracias a Dios, porque queremos llevarles también acción cívica a estas poblaciones”.

Este año, el jefe del Comando Sur de Estados Unidos ha realizado al menos tres visitas a Tegucigalpa para abordar el problema de la inseguridad con las autoridades hondureñas.

El general del Ejército norteamericano no quiso referirse a su visita a la capital al igual que el embajador estadounidense tras la reunión con el presidente Hernández en la sede del Ejecutivo.

La última visita de Kelly tuvo lugar en noviembre pasado, con motivo de la evaluación de operaciones de lucha contra el crimen y el narcotráfico implementadas en los últimos 10 meses por Honduras y Estados Unidos.

En ese entonces, el Comité de Interdicción de Estados Unidos, conformado por al menos 17 agencias estadounidenses que asesoran al presidente Barack Obama, fue encabezado por el almirante Paul F. Zukunft, comandante de la Guardia Costera de Estados Unidos, y el jefe del Comando Sur norteamericano.

En la reunión se discutieron las políticas de seguridad del Gobierno de Honduras y el desarrollo de la estrategia de seguridad nacional.

Las estrategias entre ambos países comprenden la implementación del escudo marítimo para evitar el trasiego de drogas hacia territorio norteamericano.

El secretario de Seguridad, Arturo Corrales, descartó que la visita del jefe del Comando Sur de Estados Unidos, John Kelly, haya tenido que ver con la extradición de los hermanos Valle Valle.

Sostuvo que la visita se realizó con el propósito de dialogar sobre los avances en las estrategias conjuntas que implementan Honduras y Estados Unidos para frenar la violencia en el país.

“La presencia del general Kelly del Comando Sur de Estados Unidos obedece a la frecuencia de visitas del Comando Sur en nuestro país en labores de seguridad, en el escudo marítimo, en el apoyo que tenemos en las actividades de inteligencia”, dijo. “No tiene absolutamente nada que ver”.

Fuente: http://www.laprensa.hn/inicio/778266-417/honduras-y-eua-formar%C3%A1n-grupo-de-alto-nivel-en-seguridad

, , , , , ,

Deja un comentario

Armada y molesta está la Policía Nacional en Honduras, según analista

Nov 21, 2014

Gran sorpresa causó el anuncio del ministro de seguridad, Arturo Corrales, quién dijo en conferencia de prensa, que el director general de la Policía Nacional, Ramón Antonio Sabillón Pineda, queda fuera del cargo y que en su lugar se nombraba al comisionado general Félix Villanueva Mejía.

“Más allá de a quién nombren, en este caso que llega Villanueva, toma la policía realmente en condiciones muy malas. Va encontrar una policía muy molesta y además armada. No hay que perder de vista que la policía ha tenido manifestaciones de crisis muy fuerte como realizar una huelga hace unos años. El Comisionado Villanueva tiene que lidiar con esta crisis interna pero también con graves problemas de inseguridad que enfrenta la población,” expresó el experto en temas de seguridad, Fabricio Herrera.

La noticia se regó como pólvora, incluso se filtró a la misma policía antes de ser conocida oficialmente, y provocó que la cúpula policial se reuniera de emergencia y se temía que cerraran filas para no permitir la destitución del director Ramón Antonio Sabillón Pineda.

Desde octubre de 2011 se han  nombrado a cinco directores de la policía. De todos el que más ha durado es el general Juan Carlos “El Tigre” Bonilla que estuvo por año y medio. La mayoría de los últimos directores policiales no han pasado de estar más de seis meses en sus cargos.

Retroceso

Con respecto a la forma cómo fue destituido el comisionado Sabillón, Fabricio Herrera asegura que significa volver al pasado. “Volvemos aceleradamente a los años 80´s. En esta situación convergen tres crisis. La crisis histórica de seguridad que tenemos. También hay una crisis interna de la policía con sus vínculos con el crimen organizado. La policía ha venido de escándalos tras escándalos y remezones tras remezones. A esta crisis se le suma la crisis generada por los delirios de militarización del presidente Juan Orlando Hernández” dijo Herrera.

“No es el fin de un capítulo de una historia, sino un capítulo más de una buena historia, un capítulo más de un recorrer en el servicio de la patria que inició el comisionado Ramón Sabillón y que hoy fue removido para que continúe con su buena labor a favor del país en la Organización de las Naciones Unidas”, justificó ante los medios el secretario de seguridad, Arturo Corrales.

Herrera aseguró que esta nueva crisis es provocada por los deseos del presidente Juan Orlando de pasar a la Policía Nacional bajo la égida militar como estuvo desde el golpe de octubre de 1963 con Villeda Morales hasta que en 1998 retornó al control civil. “Tenemos a una policía que se resiste a ser degollada y su director actúa en consecuencia con eso, pero finalmente es destituido”.

Intervención

La destitución del jefe policial estuvo antecedida por una visita inesperada al país de un nutrido grupo de personas del pentágono de los Estados Unidos encabezada por el jefe del Comando Sur, John Kelly, quien bajo la excusa de realizar una evaluación a las operaciones de lucha contra el crimen y el narcotráfico implementadas durante los últimos diez meses en el territorio nacional, partició en la decisión de descabezar a la Policía Nacional.

El grupo estaba conformado por al menos 17 agencias estadounidenses que asesoran al presidente Barack Obama, incluido también el almirante Paul F. Zukunft, comandante de la Guardia Costera de Estados Unidos.

“La presencia de Estados Unidos directa en la crisis, en términos policiales ha sido visible e inocultable. Por ejemplo se movieron una caravana de vehículos de la embajada durante la noche al cuartel de Casamata a resolver la crisis. Hay que reconocer que estamos bajo el control de los norteamericanos,” explicó Fabricio Herrera.

Policía Militar

La Alianza por la Paz y la Justicia, APJ, condena y se opone a que la influencia militar predomine en las acciones de seguridad por parte del Estado. Para dicha organización, la militarización es un error, ha sido un error en otros países, y lo único que deja son costos elevados y muy pocos productos positivos.

“Los diputados, en lugar de estar obsesionados con elevar a rango constitucional a la Policía Militar, deben priorizar temas como la dotación de recursos para programas de prevención de la violencia con enfoque en la juventud, fortalecimiento de las unidades de investigación criminal como Dirección Nacional de Investigación Criminal y la Agencia Técnica de Investigación Criminal del Ministerio Público y la despolitización del poder judicial para que todos seamos tratados adecuadamente en juicio” dijo Omar Rivera, coordinador de incidencia de la APJ.

Aunque los llamados partidos de oposición han manifestado oponerse a la medida, la ciudadanía no termina de creerles ya que en el Congreso Nacional es insospechado lo que puede suceder. “Lo que sí está claro que si ellos siguen dedicando su tiempo a este tipo de temas, que para nosotros son marginales, y no a los temas sustanciales, la lucha contra la delincuencia seguramente no va a tener el éxito esperado,” explicó Omar Rivera.

La APJ es de la idea que Juan Orlando Hernández busca salirse con la suya, a como dé lugar, independientemente que la mayoría de los partidos políticos, la mayoría de organizaciones de sociedad civil y los organismos internacionales le recomienden lo contrario.

Posibilidades de una revuelta

Omar Rivera reconoció que la apuesta del gobierno es fortalecer a los militares y debilitar a la Policía Nacional. “La policía militar está recibiendo muchísimos recursos en los últimos años en el país y no hemos visto los resultados trascendentales” dijo Rivera que aseguró que “solo fortaleciendo a las instituciones civiles son las que pueden modificar la situación en el país, y las instituciones civiles son la Policía Nacional, el Ministerio Publico y el poder judicial”.

Los últimos acontecimientos que han generado escándalo en la Policía Nacional y sumado a las intenciones del gobierno de hacer desaparecer al ente de seguridad con el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas por medio de la Policía Militar.

“Está claro que la policía tiene muy pocas posibilidades de hacerle frente a un ataque militar pero algunos miembros de la policía han dicho públicamente que ellos tienen muy poco que perder, es decir que hay una disposición y un ambiente muy caliente, hay un muy fuerte malestar, y la destitución de Sabillón puede ser un detonante” expresó Fabricio Hererra.

Herrera puso como ejemplo el caso de la hermanitas Alvarado en Santa Bárbara donde la policía actúa con una eficiencia inusual. “Y en el contexto de la militarización de Juan Orlando, se vuelve inusual porque actúa sola, allí no vimos fiscales, vimos una casi invisible presencia militar, no vimos a los Tigres, sino que la policía actúa sola y un ministro totalmente desinformado dictando opiniones públicas en la que daba información que ya todos manejábamos” analizó Herrera.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1481-armada-y-molesta-est%C3%A1-la-polic%C3%ADa-nacional-en-honduras-seg%C3%BAn-analista

, , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Numerosa delegación de EEUU discutió con Honduras estrategias de lucha contra el narcotráfico


  • Jueves, 20 Noviembre 2014 16:39

Numerosa delegación de EEUU discutió con Honduras estrategias de lucha contra el narcotráfico

Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa – Una numerosa delegación de Estados Unidos encabezada por el jefe del Comando Sur, general John F. Kelly, discutieron con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, las estrategias y ejecutorias de lucha contra el narcotráfico.

– El diálogo también trató sobre la implementación del Plan para la Alianza de la Prosperidad del Triángulo Norte.

En el encuentro de este día se logró la cooperación que en la lucha contra el tránsito de drogas hará el cuerpo de guardacostas en Honduras.

El titular del Ejecutivo hondureño recibió este jueves el apoyo y respaldo de parte del Comité de Interdicción de Estados Unidos.

En comparecencia realizada en Casa Presidencial, el ministro coordinador del Gabinete de Gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro, informó que la reunión sostenida entre el Mandatario y el Comité de Interdicción de Estados Unidos, tuvo grandes resultados en la agenda de trabajo entre el Gobierno hondureño y estadunidense en materia de lucha contra el tránsito de drogas.

Hernández Alcerro agregó que también se dialogó sobre las políticas e implementación de la política de seguridad que ha desarrollado la administración del Estado de Honduras durante los últimos diez meses.

El funcionario añadió que además en la reunión hubo un intercambio en relación con la presentación que realizó Honduras la semana anterior en Washington al vicepresidente Joe Biden, del Plan para Alianza de la Prosperidad.

kelly“El Plan para la Alianza de la Prosperidad que es la propuesta que presentaron Honduras, Guatemala y El Salvador a los Estados Unidos, tiene por un lado los temas que interesan a la creación de las oportunidades económicas para los países del Triángulo Norte, como también el fortalecimiento de las instituciones democráticas, particularmente las que tienen que ver con seguridad y justicia”, destacó.

Asimismo, adicionó que “hubo una amplia discusión sobre estos temas que están incluidos en el Plan para la Alianza de la Prosperidad y hablamos del fortalecimiento de las acciones de interdicción que en cooperación con Honduras hará el cuerpo de guardacostas en el país”.

Puntualizó que el Comité de Interdicción que asesora al presidente Obama, marcan “la relevancia de las relaciones bilaterales entre Honduras y Estados Unidos en materia de seguridad y el interés que están poniendo en nuestro país”.

Delegación de EEUU

– Almirante Paul Zukunft, Comandante de la Guardia Costera de Estados Unidos.

– General John F. Kelly, Jefe del Comando Sur.

– El embajador de EEUU en Honduras, James D. Nealon.

– Michael Boticelli, Director Adjunto de la Oficina Nacional del Control de Drogas.

– Amy Pope, Asistente Especial del Presidente Obama y directora principal para la Seguridad Fronteriza.

– Dawn Scalici, Jefe de Inteligencia Nacional para el Hemisferio Occidental del Departamento de Seguridad Ciudadana.

– John Feely, Sub Secretario para la Oficina del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

– Wayne Raabe, Director Adjunto de la Sección Antinarcóticos y de Drogas Peligrosas del Departamento de Justicia.

– Randolph Alles, Comisionado Adjunto para la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza.

– Contralmirante Peter Clark, Fuerza de Tarea Conjunta Inter-Agencia del Sur de la Guardia Costera.

– James Reinhardt, Jefe de la Sección de Inteligencia Criminal de la Oficina Federal de Investigación por sus siglas en inglés (Federal Bureau of Investigation) FBI.

– General Kurt Sonntage, Comandante General Adjunto del Comando de Operaciones Especiales del Ejército del Comando Sur.

– Dan Neill, Sub Director Regional de la Oficina Regional de Centroamérica de la Agencia “DEA”.

– Michael Patterson, Sub Director del Programa Antidrogas de la Oficina de la Guardia Nacional.

Fuente: http://www.proceso.hn/component/k2/item/91709-numerosa-delegaci%C3%B3n-de-eeuu-discuti%C3%B3-con-honduras-estrategias-de-lucha-contra-el-narcotr%C3%A1fico.html

, , , ,

Deja un comentario

La confesión

El hombre de la Embajada de USA, Oscar Álvarez, ha confirmado hoy lo que advertíamos: “John Kelly es nuestro soporte en el Comando Sur de Estados Unidos y el nuevo embajador en Tegucigalpa, James Nealon, que era el número dos de Kelly en el SoouthComand, tiene absolutamente claro lo que hay que hacer en Honduras. Tácticamente él entiende que el problema central es la seguridad, distinto a la señora Lissa Kubiski que sólo se interesada en la situación de derechos humanos de la comunidad Lesbicogay. Sin embargo, Kelly  no se esperaba que Juan Orlando Hernández tuviera el liderazgo y el valor para enfrentar a los narcotraficantes y hasta se inquietaron porque los retó en su discurso inaugural y en el último discurso en la ONU, les devolvió la pelota a su cancha. Y en New York el Presidente Hernández entregó en la última Asamblea de la ONU un Plan de Apoyo al Triángulo Norte de Centroamérica en su condición de nuevo líder de la región, el plan incluye el desarrollo social y la recuperación de los territorios liberados con fondos de la USAID, incluyendo La Mosquitia, sin desconocer la presencia de la DEA y otras agencias que no puedo mencionar, pero que nos ayudan con recursos tecnológicos”. Ufff!! Suficiente, Oscar. El Comando Sur impulsa la “guerra contra el narcotráfico” para controlar el  territorio nacional e instalar a sus corporaciones transnacionales, que nos gobernarán. Débil se escucha la exclamación de Renato (¡cuidado si el Comando Sur nos arma con el pretexto de combatir a los narcos, éstos nos hacen la guerra como en México!) en este “diálogo de compadre hablado” en Frente a Frente este  miércoles 8 de octubre de 2014. Qué hacemos?

Fuente: http://www.alterecohn.com/?p=3285

, , , , , , ,

Deja un comentario

Presidente de Honduras visita Comando Sur de EEUU para discutir temas de seguridad

Miami. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández visitó la sede del Comando Sur de los Estados Unidos para discutir las amenazas regionales y los esfuerzos de cooperación de seguridad en curso.

El mandatario y otros funcionarios del gobierno de Honduras se reunieron con el general de Marines de EE.UU. John Kelly, comandante del Comando Sur de Estados Unidos, junto con otros líderes de comandos y funcionarios estadounidenses.

Mientras que en el Comando Sur, la delegación de Honduras participó en un diálogo centrado en la forma de asistencia de seguridad de Estados Unidos puede ayudar a las naciones centroamericanas a fortalecer su capacidad de seguridad, interrumpen la delincuencia organizada transnacional y mejorar la seguridad ciudadana.

Otras agencias federales de Estados Unidos que participan en la visita incluyen el Departamento de Estado y la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional.

Fuente: http://www.ellibertador.hn/?q=article/presidente-de-honduras-visita-comando-sur-de-eeuu-para-discutir-temas-de-seguridad

, , , , , , ,

Deja un comentario

Consejo de Seguridad se trasladó hoy al Comando Sur de EEUU para coordinar estrategias anticrimen

16:40
06
Agosto
2014

Tegucigalpa – El Consejo Nacional de Defensa y Seguridad en pleno viajó hoy al Comando Sur de los Estados Unidos, donde sostiene una reunión con autoridades de esa base militar como parte de la continuidad de las acciones binacionales en el combate al narcotráfico que afecta a Honduras.

La delegación hondureña viajó para reunirse con el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, John Kelly.

El presidente hondureño Juan Orlando Hernández, así como los titulares del Poder Legislativo, Mauricio Oliva; de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Rivera Avilés; y el fiscal general del Estado, Óscar Fernando Chinchilla; así como los ministros de la Presidencia, Reinaldo Sánchez; de Defensa, Samuel Reyes; y de Seguridad, Arturo Corrales; integran la comitiva donde se coordinan mayores acciones anticrimen en este país centroamericano.

En la reunión además participaron personeros del departamento de Estado, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Comando Sur y Homeland Security.

Estos esfuerzos están comprendidos en el marco de la prosperidad que se desarrolla en Centroamérica, además se analizaron las posibilidades de cooperación mutua para combatir organizaciones criminales regionales, entre ellas traficantes de drogas, armas, dinero y personas, informó el Comando Sur.

En las últimas semanas bajo la “Operación Dominación”, Honduras ha reforzado su lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico, estas acciones han derivado en importantes capturas y aseguramiento de bienes a significativos personajes del país.

Se conoció que el presidente Hernández retorna este mismo día a Tegucigalpa, la capital hondureña.

Asimismo, se informó que Hernández viajará mañana a Bogotá donde participará en la ceremonia de investidura del presidente colombiano Juan Manuel Santos en el inicio de su segundo período presidencial.

Fuente: http://www.proceso.hn/2014/08/06/Nacionales/Consejo.de.Seguridad/90364.html

, , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Are drugs the main “root cause” of the violence that has increased Central American migration?

July 24, 2014

Are drugs the main “root cause” of the violence that has increased Central American migration?

  "There are some in officialdom who argue that not 100 percent of the violence today is due to the drug flow to the U.S., and I agree, but I would say that perhaps 80 percent of it is."

—Gen. John Kelly, commander, U.S. Southern Command, article in Military Times, July 8, 2014.

Gen. Kelly and some other prominent policymakers, most recently Sen. Bill Nelson (D-Florida), view the drug trade as the chief “root cause” of the violence pushing tens of thousands of unaccompanied Central American children to the United States. “The drug lords have completely taken over those countries,” Sen. Nelson said last week. “As a result, the violence is the highest. Honduras is the murder capital now of the world.”

From this, they conclude that the best way to stop the exodus of migrants is to aid Central American police and military forces and interdict more tons of U.S.-bound drugs.

The Facts:

These statements conflate two kinds of criminality that are neither allied nor have the same effect on the communities that migrants are fleeing. The groups moving tons of drugs through Central America are certainly violent, but the bloodshed sending most children and families to the U.S. border is mainly the work of street gangs that don’t manage large drug shipments.

The street gangs, or maras, get the most media attention, and are generating more violence. Groups like Mara Salvatrucha (MS-13) and Barrio 18, along with many smaller structures, are carrying out a large share of the extortion, murder, rape, forced recruitment, and other high-profile crimes against the populations of El Salvador, Guatemala, and Honduras. The larger groups originated in the United States in the 1980s, particularly among the Central American migrant community in Los Angeles.

Maras sell drugs within the areas they control. But little evidence indicates that they engage significantly in international cocaine transshipment.

Some of the most thorough work on gangs’ drug-trafficking activity has been done by Steven Dudley of the crime-monitoring group InsightCrime. In a 2010 investigation published by the Woodrow Wilson Center and the University of San Diego [PDF], Dudley found some variation across El Salvador, Guatemala, and Honduras, but on the whole found almost no street-gang involvement in international drug transshipment. “There is no evidence the Guatemala-based maras have any organic connection with the DTOs [drug-trafficking organizations] in that country,” he found, while in Honduras drug traffickers mainly employ them as assassins against rivals. In El Salvador, Dudley cited a seven-kilogram seizure as evidence that the gangs may be trying to involve themselves more deeply in transshipment. “Seven kilos is very small, but police intelligence said it was much higher than what maras are used to managing,” he observed.

The large international shipments—involving hundreds of kilograms or even tons of cocaine—are handled not by gangs, but by lower-profile criminal groups or “cartels,” who usually obtain cocaine from Colombia and hand it off to Mexican organizations. These groups include Los Cachiros in Honduras, El Salvador’s Perrones and Texistepeque Cartel, and, in Guatemala, families with last names like Lorenzana, Overdick, León, and Mendoza. It is they, not the street gangs, who are sending tons of drugs to the United States.

Many readers may have heard of MS-13 and Barrio 18, but may not be familiar with these cartels’ names. That is because they are businesses that deliberately seek a lower profile. They prefer not to generate violence and the attention that comes with it—and when they do, it is usually directed at criminal competitors, not at the general population. Their default mode of operation is to corrupt politicians, security forces, and justice systems, rather than confront them. They maintain strong ties within Central American militaries and police. As Gen. Kelly correctly states in the Military Times article published in early July, this institutional rot and erosion is the main damage that cartels have done to Central American governments’ ability to protect their own people.

The desire to quietly move their illegal product means that the cartels mostly leave the general population alone. Instead, Central Americans are leaving because of community level violence, much of it from the gangs.

MS-13, Barrio 18, and others are much “poorer” criminal organizations than the cartels. Because they do not move tons of drugs to the United States, they make most of their money within the territories they control. Their main income streams are small-scale retail neighborhood drug dealing (narcomenudeo), extortion, robbery, contraband sales, prostitution and human trafficking, and kidnapping.

The gangs operate with a savagery that directly impacts the general population. It is they, not the cartels, who are extorting even the smallest informal businesses. It is they who are recruiting young people and forcing girls into prostitution. And it is they who are committing a larger share of homicides, many notorious for their brutality, in Central America’s “Northern Triangle” countries.

This is not to let the cartels off the hook; they generate some violence too. Central American governments badly need to dismantle the trafficking organizations that have done so much damage to their institutions, and the most promising way to do that is through evidence-based investigations, witness protection, systematic punishment of state corruption, and a functioning justice system.

But even if Central America’s cartels could be weakened, it is not clear what effect it would have on community-level, gang-related violence. A strategy that attacks one may have little effect on the other.

As with cartels, confronting the community-level violence displacing Central Americans will require sophisticated investigations, witness protection, anti-corruption measures, and more effective justice. It will also require police forces that understand, and have earned the trust of, communities. These steps must come with investments in education, job creation, and neighborhood livability to reduce the huge percentage of young Salvadorans, Guatemalans, and Hondurans who are neither working nor studying today.

If the goal is to stop the violence forcing so many Central Americans to migrate northward, the best intermediate measures of success include public opinion of police, response times to crimes, judicial clearance of cases especially against gang leadership, and changes in school attendance and youth unemployment. The number of tons of seized U.S.-bound cocaine affects the cartels more than the gangs, and is thus less central to curbing community-level violence.

—Adam Isacson

“There are some in officialdom who argue that not 100 percent of the violence today is due to the drug flow to the U.S., and I agree, but I would say that perhaps 80 percent of it is.”

—Gen. John Kelly, commander, U.S. Southern Command, article in Military Times, July 8, 2014.

Gen. Kelly and some other prominent policymakers, most recently Sen. Bill Nelson (D-Florida), view the drug trade as the chief “root cause” of the violence pushing tens of thousands of unaccompanied Central American children to the United States. “The drug lords have completely taken over those countries,” Sen. Nelson said last week. “As a result, the violence is the highest. Honduras is the murder capital now of the world.”

From this, they conclude that the best way to stop the exodus of migrants is to aid Central American police and military forces and interdict more tons of U.S.-bound drugs.

The Facts:

These statements conflate two kinds of criminality that are neither allied nor have the same effect on the communities that migrants are fleeing. The groups moving tons of drugs through Central America are certainly violent, but the bloodshed sending most children and families to the U.S. border is mainly the work of street gangs that don’t manage large drug shipments.

The street gangs, or maras, get the most media attention, and are generating more violence. Groups like Mara Salvatrucha (MS-13) and Barrio 18, along with many smaller structures, are carrying out a large share of the extortion, murder, rape, forced recruitment, and other high-profile crimes against the populations of El Salvador, Guatemala, and Honduras. The larger groups originated in the United States in the 1980s, particularly among the Central American migrant community in Los Angeles.

Maras sell drugs within the areas they control. But little evidence indicates that they engage significantly in international cocaine transshipment.

Some of the most thorough work on gangs’ drug-trafficking activity has been done by Steven Dudley of the crime-monitoring group InsightCrime. In a 2010 investigation published by the Woodrow Wilson Center and the University of San Diego [PDF], Dudley found some variation across El Salvador, Guatemala, and Honduras, but on the whole found almost no street-gang involvement in international drug transshipment. “There is no evidence the Guatemala-based maras have any organic connection with the DTOs [drug-trafficking organizations] in that country,” he found, while in Honduras drug traffickers mainly employ them as assassins against rivals. In El Salvador, Dudley cited a seven-kilogram seizure as evidence that the gangs may be trying to involve themselves more deeply in transshipment. “Seven kilos is very small, but police intelligence said it was much higher than what maras are used to managing,” he observed.

The large international shipments—involving hundreds of kilograms or even tons of cocaine—are handled not by gangs, but by lower-profile criminal groups or “cartels,” who usually obtain cocaine from Colombia and hand it off to Mexican organizations. These groups include Los Cachiros in Honduras, El Salvador’s Perrones and Texistepeque Cartel, and, in Guatemala, families with last names like Lorenzana, Overdick, León, and Mendoza. It is they, not the street gangs, who are sending tons of drugs to the United States.

Many readers may have heard of MS-13 and Barrio 18, but may not be familiar with these cartels’ names. That is because they are businesses that deliberately seek a lower profile. They prefer not to generate violence and the attention that comes with it—and when they do, it is usually directed at criminal competitors, not at the general population. Their default mode of operation is to corrupt politicians, security forces, and justice systems, rather than confront them. They maintain strong ties within Central American militaries and police. As Gen. Kelly correctly states in the Military Times article published in early July, this institutional rot and erosion is the main damage that cartels have done to Central American governments’ ability to protect their own people.

The desire to quietly move their illegal product means that the cartels mostly leave the general population alone. Instead, Central Americans are leaving because of community level violence, much of it from the gangs.

MS-13, Barrio 18, and others are much “poorer” criminal organizations than the cartels. Because they do not move tons of drugs to the United States, they make most of their money within the territories they control. Their main income streams are small-scale retail neighborhood drug dealing (narcomenudeo), extortion, robbery, contraband sales, prostitution and human trafficking, and kidnapping.

The gangs operate with a savagery that directly impacts the general population. It is they, not the cartels, who are extorting even the smallest informal businesses. It is they who are recruiting young people and forcing girls into prostitution. And it is they who are committing a larger share of homicides, many notorious for their brutality, in Central America’s “Northern Triangle” countries.

This is not to let the cartels off the hook; they generate some violence too. Central American governments badly need to dismantle the trafficking organizations that have done so much damage to their institutions, and the most promising way to do that is through evidence-based investigations, witness protection, systematic punishment of state corruption, and a functioning justice system.

But even if Central America’s cartels could be weakened, it is not clear what effect it would have on community-level, gang-related violence. A strategy that attacks one may have little effect on the other.

As with cartels, confronting the community-level violence displacing Central Americans will require sophisticated investigations, witness protection, anti-corruption measures, and more effective justice. It will also require police forces that understand, and have earned the trust of, communities. These steps must come with investments in education, job creation, and neighborhood livability to reduce the huge percentage of young Salvadorans, Guatemalans, and Hondurans who are neither working nor studying today.

If the goal is to stop the violence forcing so many Central Americans to migrate northward, the best intermediate measures of success include public opinion of police, response times to crimes, judicial clearance of cases especially against gang leadership, and changes in school attendance and youth unemployment. The number of tons of seized U.S.-bound cocaine affects the cartels more than the gangs, and is thus less central to curbing community-level violence.

—Adam Isacson

Fuente: http://borderfactcheck.tumblr.com/post/92729607053/are-drugs-the-main-root-cause-of-the-violence?utm_content=bufferc25d7&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

, , , , ,

Deja un comentario

SOUTHCOM chief: Central America drug war a dire threat to U.S. national security

Jul. 8, 2014 – 06:00AM   |
  • Filed Under
Marine Corps Gen. John F. Kelly (Cpl. Tia Dufour/Marine Corps)

After observing the transnational organized crime network for 19 months as commander of U.S. Southern Command, I see the only viable approach is to work as closely as we can with as many nations in the region. Our vision is of an economically integrated region that offers reasons for its people to build their futures at home instead of risking the dangerous and ultimately futile journey north. A region that offers economic opportunity, effective democratic institutions and governance, and safe communities is the key to their future and to our national security.

Drug cartels and associated street gang activity in Honduras, El Salvador and Guatemala, which respectively have the world’s number one, four and five highest homicide rates, have left near-broken societies in their wake. Although there are a number of other countries I work with in Latin America and the Caribbean that are going in the same direction, the so-called Northern Triangle (Guatemala, El Salvador and Honduras) is far and away the worst off.

By U.N. statistics, Honduras is the most violent nation on the planet with a rate of 90 murders per 100,000 citizens. Guatemala’s rate is 40. These figures become more shocking when compared to those of declared combat zones such as Afghanistan or the Democratic Republic of the Congo (28 in 2012). Profits earned via the illicit drug trade have corrupted and destroyed public institutions in these countries, and facilitated a culture of impunity — regardless of crime — that delegitimizes the state and erodes its sovereignty, not to mention what it does to human rights.

All this corruption and violence is directly or indirectly due to the insatiable U.S. demand for drugs, particularly cocaine, heroin and now methamphetamines, all produced in Latin America and smuggled into the U.S. along an incredibly efficient network along which anything — hundreds of tons of drugs, people, terrorists, potentially weapons of mass destruction or children — can travel so long as they can pay the fare. There are some in officialdom who argue that not 100 percent of the violence today is due to the drug flow to the U.S., and I agree, but I would say that perhaps 80 percent of it is.

More to the point, however, it has been the malignant effects of immense drug trafficking through these nonconsumer nations that is responsible for accelerating the breakdown in their national institutions of human rights, law enforcement, courts, and eventually their entire society as evidenced today by the flow of children north and out of the conflictive transit zone. The human rights groups I deal with tell me young women and even the little girls sent north by hopeful parents are molested and raped by traffickers. Many in these same age groups join the 17,500 the U.N. reports come into the U.S. every year to work in the sex trade.

Clearly a region that is stable, safe and secure for its own citizens with a functioning legal justice system and police force, with an emerging middle class and real human rights opportunity, is what we want for these nations and is in our national security interests. Colombia is the present-day example of what should be and could be. If these nations were moving in this direction, they would be even stronger and more reliable partners. What is ironic to me is with all their problems they are still functioning democracies and appear to want to stay that way.

SOUTHCOM’s efforts in the region are in large part focused on stemming the flow of illegal narcotics, although we have remarkable relationships with all our interagency partners. Heroic and often underappreciated law enforcement professionals like the DEA, FBI, Immigration and Customs Enforcement, Customs and Border Protection, Border Patrol and Treasury Department have numerous efforts focused on countering transnational organized crime in SOUTHCOM’s assigned area of responsibility. We also have amazing relationships with every political and military official worthy of our attention, and very good mil-to-mil relationships even in nations that pull back from us politically.

The primary facilitator of this task is Joint Interagency Task Force South, which is responsible for fusing every intelligence source into a clear picture of detecting and monitoring the drug flow. Working with our closest ally in this effort, the Colombians, JIATF-South tracks the flow as it departs the source zone and moves by sea and air through the transit zone directly into the U.S.

Specific to Central America, JIATF-South orchestrates Operation Martillo, designed to interdict trafficking along the littorals on both sides of Central America. Even with few interdiction assets to speak of, the task force’s efforts are wildly successful in a relative sense, although much of the take last year was due to Canadian, Dutch, French and British assets. This help is expected to drop off significantly. Unfortunately, over the next few years we will see fewer and fewer assets to detect, monitor and interdict, and the very same reality confronts our Canadian and European allies. This means even more cocaine and heroin making landfall in Honduras, Guatemala, the Dominican Republic, El Salvador and Mexico, exacerbating — if that is even possible — the problems these nations face today.

I have found over my years of working with partner nations around the globe that nothing changes countries for the good like working alongside the U.S. military in a close and continuous relationship. Nothing. Our training, our advice, our tactics, techniques and procedures, and just as importantly our values and good example change them for the good.

Take, for instance, Colombia, an amazing success story of bringing a country back from the same kind of brink Honduras and other Central American nations are facing today. Colombia did all of its own fighting and paid the vast majority of the bill itself. All we provided was advice, intelligence, surveillance and reconnaissance, and encouragement.

Another example is human rights, which are along the road to improvement in these countries not because of criticism, lecturing and censure, but because of U.S.-led conferences, seminars and training modules embedded in everything we do with them, most of which is conducted by junior officers and noncommissioned officers who bring their American ideals to every engagement. I challenge anyone to argue differently, unless of course one does not trust U.S. intentions in the region and also does not have faith in the decency of our military men and women.

Given our current fiscal and asset limitations in working with these partners, and I want to include Costa Rica, Panama, Nicaragua, the Dominican Republic, Colombia and Peru as well, SOUTHCOM’s primary effort is working closely with them on human rights issues, sharing information and intelligence, as well as building capacity within their security forces. We do this by treating them as equals, encouraging them where they are having success, and most importantly working with them where they need help.

Where I can work with a partner nation, as with Honduras and Operation Morazon, a nationwide interagency citizen security initiative, the majority of my support is centered on assisting the Hondurans with securing their borders — particularly the north coast, where we have helped them develop a “maritime shield” against the influx of tons of drugs weekly. This effort includes identifying for them the now over 100 illicit rural dirt airstrips, which they destroy, again with our help.

This package of planning and advising assistance, combined with some other factors, including the strong commitment of Honduras’ new president and his national security team, has all but stopped airborne drug flights into Honduras. This effort is completely integrated into JIATF-South’s operations, and we have the Hondurans working with the Guatemalans and the Nicaraguans in attempts to better secure land borders among all three. While the maritime shield might reduce the amount of drugs entering the country, it does not attack the proximate cause of unaccompanied minor migration, but it is a first step in an overall package.

SOUTHCOM is also improving defense institutional capacity in Central America, with Guatemala as the most recent example. Over the past two years we have worked with the Defense Institutional Reform Initiative and the William Perry Center to support the Guatemalan defense ministry’s efforts to increase its defense sector governance capacity and transparency through development and promulgation of a new national security strategy, national defense strategy, and associated strategic planning and budgeting processes. This has already provided a return on investment: a finished Guatemalan national defense policy and an outcome-based 2014 budget built using a transparent, capabilities-based planning process.

We also conduct humanitarian-assistance/disaster-response activities designed to reduce widespread conditions such as human suffering, disease, hunger and privation. Our objectives are to improve basic living conditions in countries that have ungoverned spaces susceptible to exploitation.

These projects enhance the legitimacy of the host nation government by improving its capacity to provide its population with essential services. We want to erode the influence, control and support for transnational criminal organizations, drug trafficking organizations and violent extremist organizations. This would include denying, deterring and preventing these groups from exploiting ungoverned areas and vulnerable populations.

In comparison to other global threats, the near collapse of societies in the hemisphere with the associated drug and illegal alien flow are frequently viewed to be of low importance. Many argue these threats are not existential and do not challenge our national security. I disagree.

Transnational criminal organizations contribute to instability, breakdown of governance and lawlessness, not to mention the roughly 35,000 deaths and $200 billion that drug use (primarily heroin, coke and meth) costs America every year. I believe that the mass migration of children we are all of a sudden struggling with is a leading indicator of the negative second- and third-order impacts on our national interests that are now reality due to the nearly unimpeded flow of drugs up the isthmus, as well as the unbelievable levels of drug profits (approximately $85 billion) available to transnational criminal organizations to buy police departments, court systems and even governments.

Violent criminal organizations, including gangs and groups engaged in trafficking, take advantage of the region’s patchy development and fledgling democracies to threaten government operations and human security. The complex challenges facing Central America cannot be resolved by military means alone, but without appropriate application of U.S. military support it will remain fertile ground for every threat to regional security and stability.

There are solutions. And going forward we have to start with something akin to a new approach to Central America that balances prosperity, governance and security, and funding that has to involve every agency of the U.S. government.

Kelly is commander of U.S. Southern Command in Miami.

Fuente: http://www.armytimes.com/article/20140708/NEWS01/307080064/SOUTHCOM-chief-Central-America-drug-war-dire-threat-U-S-national-security

, , , , , ,

Deja un comentario

JOH: Estados Unidos debe ser claro si nos va a ayudar o no

10 de Junio de 2014

12:17AM  –  Redacción   

El mandatario lanzó duras críticas contra funcionarios de Estados Unidos que han emitido amenazas para que la flota de los F-5 no sea enviada al exterior para su reparación. EUA mantiene silencio.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente Juan Orlando Hernández hizo un enérgico reclamo a Estados Unidos por el bloqueo que mantiene para que la flota de aviones F-5 sea reparada en el exterior y solicitó al gobierno de ese país ser “claro como el agua” respecto a la ayuda que brindará para combatir el crimen organizado.

Según el gobernante, existen algunos funcionarios de Estados Unidos (que no nombró) que son los que se han encargado de impedir la repotenciación de las naves militares.

“Imagínense ustedes, funcionarios, allá, de Estados Unidos, amenazando con que no nos van a permitir repotenciar la flota que en algún momento adquirimos de ellos”, se quejó Hernández en referencia al bloqueo que existe a la reparación de los F-5, tal y como lo informó en exclusiva EL HERALDO.

“Nos podrán ver pequeños, nos podrán ver pobres pero somos un pueblo digno que vamos a salir adelante al costo que sea necesario”, advirtió.

Las expresiones de inconformidad del mandatario fueron manifestadas durante una ceremonia de ascenso de la Policía Nacional en la sede del Comando de Operaciones Especiales (Cobras), a la que asistió la embajadora estadounidense Lisa Kubiske, a quien pidió que su nación defina si tiene voluntad de colaborar con Honduras en la lucha contra el narcotráfico.

“Siento que las cosas tienen que estar claras, señora embajadora, claros como el agua: o nos están ayudando o no nos van a seguir ayudando, pero es bueno saberlo con claridad”, remarcó.

No obstante, Hernández eximió a la diplomática de la postura de negatividad para que los F-5 salgan del país para ser reparados.

“Sé que no es el caso suyo porque usted conoce la realidad, sé que no es el caso del jefe del Comando Sur (John Kelly), que vino hace poco, y lo cito textualmente (lo que dijo): ‘Es impresionante el compromiso y el resultado que Honduras ha logrado’ en la lucha antidrogas”.

La diplomática fue consultada por los periodistas al finalizar el evento pero en todo momento eludió referirse a las declaraciones del mandatario.

Estados Unidos mantiene su decisión de bloquear ayuda militar aérea a Honduras a raíz de la Ley de Exclusión Aérea, que faculta a las autoridades a derribar aviones sospechosos de llevar drogas.

Bloqueo

EL HERALDO dio a conocer que el portal http://www.defensa.com reveló que Estados Unidos mantiene un bloqueo que impide que el gobierno de Honduras envíe a otra nación la flota de los F-5 para ser reparados, porque esto violentaría algunas normas de seguridad y el convenio de donación de las naves.

“Hay que recordar que los F-5E y sus instrumentos no pueden salir del país… de hacerlo se obligaría a leyes estadounidenses de exportación y obligaciones adquiridas en la entrega de los equipos”.

Estados Unidos donó en la década de los 80 unos 75 millones de dólares a Honduras para que adquiriera 10 aviones F-5E y dos F-5, mediante el denominado Plan Bonito, aprobado por el Congreso de ese país y bajo el marco del Programa de Asistencia Militar.

Igual prohibición existe para otras naves como los A-37B o el C130, se explica en el sitio web.

La legislación de Estados Unidos establece que ninguna aeronave o sus componentes puedan salir del territorio al que fue enviado, ya sea en calidad de donación o venta, para que la tecnología de las mismas no sea copiada.

El gobierno de Israel tenía planeado la repotenciación de los cazas, pero desistió de brindar esa cooperación a raíz del inconveniente legal que argumenta Estados Unidos para esa labor.

“Aunque en círculos hondureños se aseguró que técnicos israelíes ya se encontraban asistiendo en la recuperación de los F-5, en los últimos días se ha detallado que dicha actividad ha sido prohibida por EE UU”, remarca el portal.

La reparación que efectuarían los expertos de Israel incluirían una “modernización de las naves” y también este proceso implicaría “sustituir sistemas del fuselaje”, asevera http://www.defensa.com.

Brasil se quiso tomar el puesto de Israel y ofreció reparar los aviones, pero al final retiró su propuesta por el bloqueo estadounidense. Aunque con aviones de vieja data, Honduras cuenta con la flota más poderosa de Centroamérica.

Sin lamentarse

El gobierno requiere de restaurar su flota de aviones para hacerle frente al tráfico aéreo de drogas, dijo Hernández, quien recordó que “buena parte del problema que Honduras tiene en delincuencia es raíz de drogas porque allá en el norte lo consumen y en el sur la producen”.

No obstante, el dignatario consideró que los problemas para la reparación de los F-5 no debe de frenar la estrategia antidrogas y que “la vida no es fácil y no podemos detenernos a lamentar”.

La embajadora Kubiske fue abordada por la prensa para que se refiriera a los señalamientos de Hernández, pero la diplomática se negó a responder las preguntas.

Los aviones F-5 presentaron “modificaciones no autorizadas”

Estados Unidos detectó que seis aviones F-5 de Honduras tienen “modificaciones no autorizadas”, según http://www.defensa.com

“Al menos la mitad de los F-5 fue remozada entre 1994 y 1995 en las instalaciones de Northrop Palmdale (California), donde se descubrieron algunas modificaciones no autorizadas en los fuselajes.

En la nota no se especifica qué procedimiento se hizo para que esas naves fueran enviadas a Estados Unidos para su reparación.

En la noticia del portal también se indica que un F-5, con identificación FAH 4004 “se perdería en junio de 1999 en un accidente” y que “otra caza” en septiembre del 2006, el FAH 4007, sufriría averías en su cabina.

Otro aspecto importante y revelador que se destaca es que dos F-5 fueron sacados del país para ser inspeccionados, pero tampoco se aclara si Estados Unidos estuvo al tanto de esta acción.

“Al menos dos F-5E fueron observados en Valparaíso, Chile, a mediados de los 90, y se sospecha que fueron retenidos por la FACh (Fuerza Aérea de Chile), pues desde entonces solo se habla de 9 fuselajes de F-5 disponibles a la FAH.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/inicio/717741-331/joh-estados-unidos-debe-ser-claro-si-nos-va-a-ayudar-o

, , , , , , ,

Deja un comentario

Cartas y política práctica, editorial y portada impresa EL LIBERTADOR, junio de 2014

En tiempos de la Doctrina de Seguridad Nacional era rutinario que bien intencionados congresistas estadounidenses, denunciaran las aberrantes violaciones a Derechos Humanos que el régimen liberal de entonces cometía con absoluta impunidad en Honduras. Objetivamente, ninguna carta detuvo la masacre.

Esa estrategia de aniquilamiento del adversario, fue planificada por el Pentágono y ejecutada de manera brutal en el país bajo mando del mostrenco General Gustavo Adolfo Álvarez Martínez.

Similar historia vimos hace cinco años, cuando la denuncia por violaciones a Derechos Humanos durante la dictadura de Roberto Micheletti era pan de cada día, y más allá de la retórica, Micheletti, una vez cumplida la misión asignada, pasó a vivir –botín en mano— su retiro político dorado.

La nueva carta de los congresistas estadounidenses publicada en el The New York Times representa un respaldo contundente a los defensores de Derechos Humanos en Honduras que denuncian de forma patriótica y valiente las atrocidades que se cometen desde los estamentos del Estado contra un pueblo que lucha por el cambio. No se trata, por tanto, de un invento o una campaña de opositores al régimen bipartidista, es real y verdadero que, el gobierno de turno viola de forma sistemática garantías elementales de su propio pueblo.

Ahora bien, eso no significa que en términos de política práctica algo pueda llegar a cambiar en el país. Lo vergonzoso, pero cierto hasta hoy, es que la Política de Seguridad de Honduras, en sus estrategias más fundamentales, la dicta el Departamento de Estado que dirige John Kerry, el destinatario de la misiva de los congresistas, el mismo Departamento de Estado que con la embajadora Lisa Kubiske como punta de lanza, impulsó a la Presidencia de Honduras a Juan Hernández.

Hace unos días la injerencista embajadora Kubiske, en un diario conservador hondureño, sin el menor pudor y con el mayor desprecio a los principios del Derecho Internacional, perfilaba políticas y elevaba a los altares al gobierno nacionalista que lidera Hernández.- Y para confirmar que los intereses de Washington están garantizados y por tanto, el actual gobierno merece el respaldo irrestricto de la potencia, el Jefe del Comando Sur de los EE.UU., General John Kelly, junto a la omnipresente embajadora Kubiske, en un hecho inédito en Honduras, formó parte de la sesión del Consejo Nacional de Seguridad, en la que se delinearon líneas estratégicas de la política de Seguridad y Defensa del Estado.

Es por estas vías y no por otras, por las que Washington canaliza sus políticas hacia Honduras.
La historia no nace con cada amanecer en estas tierras, es un proceso permanente en el tiempo de hechos, situaciones, intereses y políticas lo que la construye y determina. Todo tiene un contexto, un hilo conductor que define la política real, y como dijo días atrás Juan Hernández en el occidente del país: “nadie debe equivocarse” en el tipo de relaciones que existen entre los dos países.

La apología de Kelly a la administración de Hernández rodeado de la plana mayor de la “institucionalidad” hondureña, sólo evidencia que para EE.UU. temas como Derechos Humanos son simple discurso, si y solo si, sus intereses nacionales prevalecen en el calmado océano del vasallaje.

Fuente: http://www.ellibertador.hn/?q=article/cartas-y-pol%C3%ADtica-pr%C3%A1ctica-editorial-y-portada-impresa-el-libertador-junio-de-2014

, , , , , , ,

Deja un comentario

Para analistas: lucha contra narcotráfico no impresiona a nadie

Jun 06, 2014

El jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, el general John Kelly, en su visita a Honduras expresó que el trabajo de Juan Orlando Hernández en contra del narcotráfico es impresionante; afirmación que no es compartida por expertos del país que manifiestan que no hay nada nuevo en esto, y que lo que hay son simples decomisos de droga sin detenidos ni juicios contra narcotraficantes.

Kelly se reunió esta semana con el Consejo de Defensa y Seguridad de Honduras; el presidente Juan Hernández Alvarado y la embajadora de EEUU, Lisa Kubiske. El tema principal fue el combate al narcotráfico en la región.

Alba Mejía del Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus Familiares (CPTRT) asegura que con la gran inversión que hace el gobierno en la lucha contra el narcotráfico se responde únicamente a intereses norteamericanos, pero se descuida lo que verdaderamente puede sacar adelante al país.

“Ese trabajo que está realizando el gobierno no trae ninguna solución a los grandes problemas que atraviesa el país, no se resuelve la desocupación, falta de educación, falta de vivienda y falta de protección a las mujeres y a los niños de nuestro país; nosotros estamos resolviendo un problema aparentemente de seguridad de los norteamericanos y estamos descuidando los problemas fundamentales que tienen que ver con el bienestar de toda la población,” expresó Mejía.

Para el analista Fabricio Herrera, el trabajo que realiza el gobierno hondureño en la lucha contra el narcotráfico no es nada impresionante; Herrera ve extraño que rara vez se detenga a los responsables de traficar grandes cargamentos de droga por el país.

“Lo que hay son capturas de droga que camina sola, porque casi nunca hay detenidos, nunca podemos saber si los cargamentos que nos muestran son los mismos que nos enseñan una y otra vez en las fotografías; porque si uno compara la relación de cantidad de droga decomisada con los detenidos, se da cuenta que rara vez hay detenidos o personas judicializadas,” expresó Herrera.

Herrera duda si el General Kelly está hablando sobre las impresiones de los periódicos que tratan de crear una realidad ficticia, y expresa que el gobierno no está haciendo cosas nuevas respecto al crimen organizado, porque lo que se está haciendo se hizo antes; inclusive la extradición de un ciudadano hondureño. Se quiere implantar una realidad que a todas luces no es cierta, sobre el trabajo del actual gobierno, especialmente en el tema de seguridad y el crimen organizado.

Para el analista político Matías Funes, el gobierno de Estados Unidos mantiene una filosofía pragmática en cuanto a su política exterior. Esta política consiste en anteponer sus intereses frente al bienestar de otras naciones.

Y mientras tanto, en medio de la guerra que genera la llamada lucha contra el narcotráfico, en Honduras siguen siendo asesinadas 20 personas diariamente.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1003-analistas-consideran-que-lucha-contra-narcotr%C3%A1fico-no-impresiona-a-nadie

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

Increased U.S.-Honduras military engagement Share This /

Central America

Increased U.S.-Honduras military engagement

This week the head of U.S. Southern Command (Southcom), General John Kelly, received an award for his collaboration with Honduras’ armed forces during a one-day visit to the country. The ceremony was the latest in a series of indicators that the U.S. is ramping up its cooperation with the Central American nation in its militarized fight against organized crime.

In late March and early April, cooperation faltered somewhat when the United States stopped sharing radar intelligence after Honduras passed a law permitting its air force to shoot down planes suspected of trafficking drugs. However, a Southcom statement ahead of General Kelly’s visit shows the move had no effect on maritime or land interdiction assistance, which has since increased:

U.S. Southern Command will continue to support Honduras’ Operation Morazan in the maritime and land domains and increase our efforts to reduce the amount of illicit trafficking into and around Honduras, and make the country and region less hospitable to transnational criminal networks.

The statement also said Southcom had offered to boost trainings for the Honduran military, which has become more involved in domestic security since President Juan Orlando Hernández took office in late January. Hernández ran on a platform of increased militarization, promising to “put a soldier on every corner.”

Hernández has moved towards this goal with Operation Morazan, a hyper-militarized security effort launched during his inauguration ceremony. The Southcom statement quoted above mentions ongoing support for the initiative, but there is little information about what that support looks like.

Operation Morazan is a collaborative effort by the Honduran military, military police and national police to saturate the areas most affected by organized crime. Here are a few points on how it is run:

  •  Carried out by the Military Police of Public Order (PMOP), a military police force created by Hernández, TIGRES, a police unit established this year to combat organized crime, Armed Forces, National Police, Directorate of Migration and Foreign Affairs, Executive Directorate of Revenue, Supreme Court and Public Ministry.
  • Involves roadblocks, covert operations, stings, helicopter scouts, military tanks on the street in known conflict areas, and TIGRE raids. People and cars will also be officially registered indefinitely.
  • Authorities designing new operations to combat extortion, which currently affects more of the population than any other crime. Their approach thus far involves carrying out prison raids to confiscate inmates cell phones and blocking all calls coming from the country’s jails.
  • On May 8th Hernandez mentioned a new phase of Morazan, but has yet to reveal further detail on what these additional measures would look like.

Recent polls indicate public support for President Hernández’ heavy-handed policies, which have helped him garner a 66 percent approval rating after winning just 34 percent of the vote in November.

However, some analysts view the program as ineffective. This is because many of those currently being arrested by security officials are street level intermediaries. These are criminals who are neither heading criminal groups nor in charge of recruiting new members, but who are added to the country’s prison population, which is already beyond capacity. In addition to the human rights concerns raised by having troops on the streets, the operation fails address the top down corruption  or high unemployment rates that continue to fuel organized crime in the country.

Operation Martillo

The U.S. has also deployed more ships to the country’s coastline as part of Operation Martillo, a U.S.-led multinational maritime drug interdiction operation in Central America, which Security Assistance Monitor (as Just the Facts) has covered in previous posts and publications.

In March, at the request of President Hernández, the U.S. deployed four armed vessels — two cutters and two frigates, one to the Atlantic and the other to the Pacific – to work in coordination with the country’s navy. In that same month the U.S. also announced it would increase collaboration in monitoring intelligence, in interdiction efforts and in information sharing.

Also of note is that the Obama administration has nominated James D. Nealon (pdf) to replace Ambassador Kubiske. Nealon is currently Southcom’s Foreign Policy Advisor.

Implications for U.S. assistance numbers?

The United States has ratcheted up this increased support through the Central America Regional Security Initiative (CARSI), the United States’ main assistance package to the region.

In recent public appearances President Hernández has courted U.S. engagement further, calling the United States and General Kelly “great friends” of Honduras while using the positive feedback for political gain. During a speech on crime after General Kelly’s visit, he told the crowd, “a high U.S. official, who ought to be well informed with respect to this issue, said he was impressed with the work on security. This means that we are on the right path and that Honduras is changing.”

As Central America is the only part of the region where assistance has increased in recent years, it will be interesting to see if the U.S. Congress certifies Honduras for human rights improvements, following this boost in cooperation (currently 35 percent of 2014 assistance provided through the State Department to Honduran security forces is frozen over human rights concerns). Honduras’ heightened militarization comes amid calls for an alternative approach to the drug war in the region and given the notorious corruption plaguing Honduras’ security institutions, increased U.S. military collaboration in the country something to monitor.

Fuente: http://securityassistance.org/content/increased-us-honduras-military-engagement?utm_content=danafrank%40ucsc.edu&utm_source=VerticalResponse&utm_medium=Email&utm_term=Increased%20U.S.-Honduras%20military%20engagement&utm_campaign=%5BBlog%5D%20Increased%20U.S.-Honduras%20military%20engagementcontent

, , , , , , , , , ,

Deja un comentario