Entradas etiquetadas como Isabel “Chabelo” Morales

Chabelo Morales: perdí siete años de mi vida en prisión, por un crimen que no cometí

E-mail Print PDF

Trujillo, Colón.

Estuvo casi siete años preso, sufrió lo peor durante su encierro. Fue juzgados tres veces por el mismo delito, pero a finales de julio pasado el Tribunal de Sentencia de La Ceiba, en el departamento de Atlántida, revocó la medida de prisión preventiva.

Isabel Morales, conocido como Chabelo, es un campesino de la comunidad Guadalupe Carney en el municipio de Trujillo, departamento de Colón, quien fuera detenido el 17 de octubre de 2008, acusado por la masacre de 10 miembros de la familia Osorto y sus empleados.

Las víctimas eran parientes del comisario de policía Henry Osorto, uno de los testigos de la Fiscalía, pese a no haber estado en el lugar de los hechos, al momento del ataque.

El 25 de junio de 2010, en un primer juicio y después de dos años de cárcel, Chabelo Morales fue declarado culpable de homicidio.

El 24 de julio de 2012, le dictaron sentencia, condenándolo a 20 años de prisión por un crimen que, él asegura, no cometió.

Permaneció 6 años, 9 meses y 7 días en prisión y hoy Isabel Morales ya está al lado de sus hijos, de su familia y de sus compañeros, luego que el Tribunal de Sentencia de La Ceiba le revocara la medida de prisión preventiva, a finales de julio pasado.

Defensoresenliea.com llegó a su residencia en la Guadalupe Carney; ahí fuimos atendidos enfrente de su vivienda, sentados en una silla de plástico, mientras en el firmamento comenzaban a verse las primeras estrellas, tras comenzar la noche.

“Para mi estos siete años fueron los más duros de mi vida”, fueron las primeras palabras que nos expresó, tras agregar que “una por el sufrimiento, otra por la pérdida que tuve en la familia y por tantas veces que me humillaron en la cárcel”, expresó con tristeza Morales.

Continuó diciendo que “me ha dolido estar privado de libertad injustamente y eso es lo que más me duele”, porque señaló que si él fuera un asesino, un delincuente, un terrorista o un guerrillero, está de acuerdo que tiene que pagar una condena, pero un inocente como él no.

Durante los casi siete años que estuvo en prisión, Isabel Morales comentó que, aparte de ser humillado por las autoridades, por los jueces y por los Fiscales, también estuvo a punto de perder la vida, porque en varias ocasiones intentaron asesinarlo.

“Fueron siete años de mi vida que perdí, también perdí parte de mi rostro, perdí la manera de hablar (hay ciertas palabras que no puede pronunciar rápidamente), perdí mi dentadura, me corté mis labios, mi lengua, perdí parte de mi vista y me corté parte de la nariz”, expresó con tristeza Isabel Morales.

Morales dijo  que empezará de nuevo, aunque en estos momentos no lo puede hacer, porque existe el temor en él que la persona que lo ha acusado pueda atentar contra su vida, por eso cada vez que tiene que salir, tiene que ir acompañado con un familiar o un compañero campesino.

“Me siento tranquilo, pero no puedo ni salir a trabajar, ni siquiera para buscarle los alimentos de mis hijos, se me hace duro hoy buscarle a la vida; me siento atrapado y si salgo tengo que hacerlo con mucho cuidado”, confesó.

Agregó  “no puedo salir por esta persona que le temo, porque ellos no se tocan el alma para quitarle la vida a una persona y ese es el temor que yo tengo”.

Chabelo no descarta que una vez en noviembre finalicen las audiencias, tenga que emigrar de su comunidad, porque, como dice él, no puede estar mucho tiempo sin trabajar porque tiene que alimentar a sus cinco hijos y a su esposa.

A parte de trabajar la tierra, Chabelo también se dedicó a la venta de conos y helados, y por la noche iba a pescar. Hoy ya no puede realizar esas actividades en su comunidad por el temor que existe en él de que vayan a atentar en su contra.

Del 28 de octubre al 9 de noviembre, Isabel Morales va nuevamente a juicio, mientras ese momento llega, una vez por semana acude a los juzgados a firmar.

“Son diez días de audiencias que tengo que ir y eso es lo que más me duele a mí, porque cuantas humillaciones más tengo que pasar para que me dejen libre, cuando les he demostrado que soy una persona inocente, que no soy un asesino”.

Morales expresó que no le tiene confianza a los jueces de Trujillo porque son unos vendidos, porque los jueces y fiscales se venden ahí, son unos corruptos porque ellos son los responsables, los intelectuales de haberlo mandado a prisión sin tener una prueba en su contra.

Desde su detención, según denunció, hubo violación al debido proceso porque solo lo tuvieron detenido 15 minutos, luego lo mandaron al juzgado donde le leyeron un montón de delitos e inmediatamente fue trasladado en helicóptero, como si fuera un gran asesino, como un gran delincuente o como un narco, a la Granja Penal de El Porvenir, en La Ceiba.

“Son cosas que me han dolido porque enteramente yo no soy un asesino para que me hubieran tratado de esa manera, porque en verdad estuve seis meses que yo no sentía las yemas de los dedos, según como me ataron con las chachas”, confesó Morales

Chabelo no está bien de salud, la presión arterial  le ha estado molestando y recientemente se cayó de una hamaca y se golpeó la cadera, lo que le ha provocado un dolor y lo hace caminar un poco de lado y con dificultad.

Necesita acudir a una clínica para ser revisado por un médico, pero  no cuenta con los recursos económicos para hacerlo y eso lo aflige aún más.

“Estoy mal y no sé cómo voy a hacer, tendré que buscar otros medios para salir, porque me urge ir a la clínica”, señaló con su voz entrecortada.

A su llegada a la comunidad, sus compañeros, como él llama a los campesinos, lo recibieron con mucha alegría y siempre hay algunos que llegan a visitarlo para preguntarle cómo se siente y para darle ánimo, respaldo que agradece muchísimo.

Durante los siete años que estuvo privado de libertad, Isabel Morales siempre contó con el apoyo de muchas organizaciones nacionales e internacionales y él se muestra muy agradecido por ese respaldo, y espera que lo sigan apoyando porque aún falta la audiencia de diez días a finales de octubre e inicios de noviembre.

“Quiero pedirle desde ahorita al Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) y a las demás organizaciones que han estado conmigo en esta lucha, que me apoyen a darle el golpe al Estado, porque el Estado si se merece una demanda, porque a una persona no se debe humillar y de juzgar siendo yo inocente”, manifestó muy molesto Isabel Morales.

Indicó que él le ha pedido a la fiscalía del Ministerio Público (MP) que le demuestre con hechos y no con palabras que él es culpable de los delitos que se le acusa.

“Lo que ponen de prueba lo recogen de la casa de Henry Osorto Canales y eso no debe ser y si me van a poner pruebas que me las quiten a mi o que me vengan a hacer un cateo a mi casa y si hayan armas en mi casa que las pongan de pruebas y a mí no me han puesto pruebas que me hayan quitado”, expresó Morales

Asimismo agregó que “está persona (Henry Osorto Canales) injustamente me metió preso a mí y él siendo uno de los involucrados de la policía que está visto de los corruptos, debe estar en la cárcel, debe estar pagando, porque él es uno de los que ha humillado a los pobres campesinos aquí”.

Morales señaló que de este oficial de la policía han recibido amenazas desde un principio y que por lo tanto exige que metan presa a esta persona.

Para Chabelo así  como está la situación en el país no hay confianza, porque enteramente para el pobre hay leyes, pero para el de corbata blanca no existe, ellos pueden comprar con su dinero sucio,  las leyes, jueces, abogados y  fiscales, y eso es lo que más le duele porque se han ensañado con un inocente como lo es él.

Finalmente felicitó a las organizaciones nacionales de derechos humanos por estar desempeñando un buen papel, al  descubrir dónde están las manzanas podridas en el Estado y que le gustaría que el pueblo se uniera contra esa gente que tanto daño le ha hecho a la clase pobre del país.

Fuente: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=3690:chabelo-morales-perdi-siete-anos-de-mi-vida-en-prision-por-un-crimen-que-no-cometi&catid=71:def&Itemid=166

, ,

Deja un comentario

Tras casi siete años de injusta prisión, decretan libertad condicionada a “Chabelo” Morales

Monday, 27 July 2015 01:48 Written by  Cesario Padilla Published in Contexto Read 11 times


Tras casi siete años de injusta prisión, decretan libertad condicionada a “Chabelo” Morales Foto: honduprensa.wordpress.com

El movimiento campesino recibió con gran  alegría La decisión del Tribunal de Sentencia de la cuidad de La Ceiba que dictó libertad condicionada para el líder campesino José Isabel “Chabelo” Morales, este viernes 24 de julio.

Luego de estar privado de su libertad por seis años nueve meses y siete días en las celdas de la Granja Penal de El Porvenir, en esa zona, “Chabelo” podrá defenderse en libertar en su próximo juicio, programado entre el 28 de septiembre al 09 de octubre, informó su apoderado legal Omar Menjivar.

En declaraciones a Radio Progreso, el abogado defensor expresó “Nos agrada la resolución que emitió el Tribunal de Sentencia porque ha invocado a disposiciones de la Convención Interamericana sobre derechos humanos, ha invocado jurisprudencia de la CorteIDH y por supuesto a la Constitución de la República y ha hecho prevalecer  este compromiso internacional del Estado de Honduras sobre el capricho del sistema que hasta ahora se había negado aplicar la ley como corresponde”.

Al salir de la prisión le esperaba su madre, quien mencionó que “al fin se hizo justicia, mi hijo es inocente. Ahora vamos a celebrar con toda la familia, ya que fueron muchos años de estar preso”.

A Chabelo se le acusa de ser el responsable del asesinato de diez personas, una tentativa de asesinato, un homicidio, robo e incendio agravado. En agosto de 2008 se perpetuó una masacre conocida como la “Masacre del Silín” ocurrida en una comunidad que lleva el mismo nombre en Trujillo, Colón.

Al ser detenido en octubre de 2008, paso más de dos –de los siete- años preso y sin recibir sentencia condenatoria, lo cual es violatorio al actual Código Procesal Penal que establece que la prisión preventiva podrá durar hasta dos años.

“En José Isabel Morales se resume la injusticia que vive el campesinado hondureño, es un símbolo de la lucha por la justicia por el acceso a la tierra y tener un medio digno para trabajar, eso lo que llevó a Chabelo a prisión, sin haber cometido un delito porque aquí se ha impuesto una política generalizada de parte del Estado donde se criminaliza la lucha social, de criminalizar a los luchadores y luchadoras sociales” manifestó Omar Menjivar a la radioemisora del norte del país.

Siete años después, Informe de una injusticia

Para conocer la historia de “Chabelo” Morales es de remontarse a la comunidad “Guadalupe Carney”, llamada así en honor al sacerdote jesuita desaparecido en 1983. Este asentamiento campesino fue recuperado en el año 2000 luego de que en este lugar entrenara el Centro Regional de Entrenamiento Militar (CREM) y este se lo donara a la municipalidad de Trujillo y este último lo repartiera, como naipes, a terratenientes de la región.

En agosto de 2008 se cometió en la Comunidad de Silín, siempre en el departamento de Trujillo, una matanza en la cual alrededor de once personas fueron asesinadas. “Chabelo” fue señalado por las autoridades judiciales como uno de los responsables.

Esta acusación fue interpuesta por el comisario de policía –en ese entonces- Henry Osorto Canales. Curiosamente en el momento de la masacre, José Isabel Morales ayudó a trasladar a un centro asistencial a un muchacho que resultó ser sobrino de Osorto, sin embargo a la hora del juicio el joven se presentó a declarar en contra del líder campesino.

Para octubre del año en mención, Morales fue capturado y trasladado bajo un exagerado resguardo policial hacia la cárcel de El Porvenir. Luego de pasar más de dos años de prisión, se le realizó el primer juicio en junio del año 2010, en donde fue declarado culpable por homicidio.

En julio del año 2012, “Chabelo” Morales fue condenado, en una audiencia en la que no fueron notificados ni él ni sus abogados, a 20 años de prisión. Posteriormente en el año 2013 la defensa de Morales presentó un recurso de casación del cual derivó un segundo juicio y que dio como resultado otra condena de 17 años de prisión por un homicidio, específicamente contra el sobrino de Osorto Canales.

Tras siete años de prisión y con irregularidades en la judicialización del caso, “Chabelo” Morales es una muestra de la criminalización de los líderes y lideresas del movimiento social hondureño. Específicamente del campesinado, el cual lucha contra un monstruo de infinidad de cabezas llamados terratenientes. Morales se presenta a un nuevo juicio programado para finales del mes de septiembre de este año.

, , ,

Deja un comentario

Libertad condicionada dicta Tribunal a campesino Chabelo Morales

Jul 24, 2015

Luego de 6 años, 9 meses y 7 días de permanecer en prisión, el Tribunal de Sentencia de La Ceiba, Atlántida revocó la medida de prisión preventiva al luchador agrario José Isabel Morales. “Estamos contentos porque después de tantos años el Tribunal hace prevalecer el derecho y la justicia”, dijo al momento de conocer la resolución el abogado Omar Menjívar, defensor del campesino.

En el caso de José Isabel Morales no existen pruebas contundentes de que ha cometido un delito. El 25 de junio de 2010, en un primer juicio y después de dos años de cárcel, fue declarado culpable de homicidio. Hubo aparentes irregularidades y contradicciones en las historias de los testigos y diferentes versiones de los testimonios anteriores.

El 24 de julio de 2012, sin haber notificación de la audiencia ni para él ni para sus abogados, a Morales le dictaron la sentencia, condenándolo a 20 años de prisión por un crimen que no cometió.

Casi 7 años han pasado entre su detención y su condena, una clara violación del Código Procesal Penal de Honduras que exige la sentencia dentro de los 2 años, mencionó Menjívar.

Lea también: JOSÉ ISABEL MORALES REFLEJA CRIMINALIZACIÓN CONTRA EL CAMPESINADO HONDUREÑO

“A partir de este momento José Isabel Chabelo Morales queda en libertad bajo la resolución que acaba de emitir el tribunal de Sentencia, en el sentido de revocar la prisión preventiva, como ha debido de ocurrir desde hace mucho tiempo. Nos agrada la resolución que emitió el Tribunal de Sentencia porque ha invocado a disposiciones de la Convención Interamericana sobre derechos humanos, ha invocado jurisprudencia de la CorteIDH y por supuesto a la Constitución de la República y ha hecho prevalecer  este compromiso internacional del Estado de Honduras sobre el capricho del sistema que hasta ahora se había negado aplicar la ley como corresponde, hacer prevalecer el principios fundamentales del Estado de derecho y ha ordenado que José Isabel Chabelo Morales quede en libertad, sin prisión preventiva, queda sometido eso sí al proceso penal porque al mismo tiempo ha fijado fecha para el nuevo  juicio que será del 28 de septiembre al 09 de octubre”, apuntó el defensor.

Omar Menjívar dijo a Radio Progreso que ahora falta ver qué resolución se tendrá en el juicio pero que ahora el Tribunal de Sentencia ha tenido valor de aplicar la ley como corresponde. “Es importante saber que se revocó la prisión preventiva como medida cautelar y la sustituyó por otras medidas que tienden asegurar su presencia y eficacia del proceso. Chabelo queda sometido al cumplimiento de una presentación de una vez por semana al tribunal, queda al cuidado y vigilancia de su apoderado legal, tendré que informar al tribunal sobre la situación, además tiene la prohibición de salir del país, pero ahora lo importante es que ha logrado recuperar su libertad y estará en casa con su familia”.

Caso emblemático 

El caso de José Isabel Morales se convierte en emblemático porque es el reflejo de las injusticias que sufren los campesinos y campesinas en Honduras en su lucha por la recuperación de la tierra. Las acusaciones contra “Chabelo” son el reflejo de la criminalización y represión que sufren los indígenas, garífunas, campesinos y todos los luchadores y luchadoras sociales en el país.

“En este caso de expresa la represión del Estado, su lucha es el resumen de un sistema de injusticias en la que vivimos, además en la zona del Bajo Aguán, de donde es Chabelo y su familia está expresado la concentración de tierras en manos de unos pocos, en contraposición a las miles de familia que no tiene nada para trabajar”, comenta Menjívar.

Lea también: COMUNICADO: ORGANIZACIONES EXIGEN LIBERTAD PARA EL CAMPESINO JOSÉ ISABEL MORALES 

“Él es inocente” 

Entre lágrimas Doña Ramona López, madre de Chabelo Morales dijo que por fin se hizo justicia, ya que su hijo es inocente de todas las acusaciones que durante 7 años lo mantuvo en prisión.

“Pido a Dios que cuide a mi hijo. Ahora vamos a celebrar con toda la familia, porque sus hijos estarán alegres, ya que son muchos los años que estuvo preso. Voy a celebrar con una misa con toda la comunidad Guadalupe Carney en Trujillo, Colón”, dijo Ramona.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/2259-libertad-condicionada-dicta-tribunal-a-campesino-chabelo-morales

, , ,

Deja un comentario

Chabelo: Tres veces juzgado por el mismo delito

SAN PEDRO SULA- Por encontrar severas contradicciones en los testimonios de los dos testigos claves de la Fiscalía, la Sala Penal de la Corte Suprema anuló nuevamente el juicio contra el dirigente campesino José Isabel Morales López, por lo que este deberá enfrentar un tercer juicio, y mientras tanto sigue encarcelado por casi 7 años, en clara violación a los derechos reconocidos por las leyes hondureñas.

Morales López, conocido como “Chabelo”, fue detenido el 17 de octubre de 2008, acusado por la masacre de 10 miembros de la familia Osorto y sus empleados. Las víctimas eran parientes del comisario de policía Henry Osorto, uno de los testigos de la Fiscalía pese a no haber estado en el lugar de los hechos al momento del ataque.

Ese crimen en masa ocurrió el 3 de agosto de 2008, cuando unos cien miembros de la comunidad Guadalupe Carney rodearon y atacaron a las víctimas en el Rancho Henry, comunidad de Nueva Marañones, en las afueras de Trujillo, departamento de Colón.

En el incidente también murió el campesino Arnulfo Guevara, quien sería parte del grupo que ejecutó la acción criminal.

En el ataque sobrevivió con severas heridas una persona que en el proceso legal es identificada como “testigo A-2”. El 12 de agosto de 2008, esta persona dijo a dos agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) que la participación de José Isabel Morales López se había limitado a sacar combustible de unos carros e iniciar la quema de los mismos y de una vivienda.

El mismo reconoció a otro campesino, Carlos Maradiaga, como la persona que le disparó a una de las víctimas, Carlos  Manrique Osorto Castillo. También identificó al campesino Emilio Cárcamo como participante del ataque.

En el primer juicio, celebrado en junio de 2010, Maradiaga fue sobreseído al demostrar que en el momento de la masacre estaba en un curso prematrimonial. A su vez, Cárcamo estaba recluido en la cárcel de Trujillo, por lo que una simple constancia del director del penal bastó para demostrar su inocencia.

Al quedarse sin nadie a quien acusar, el testigo A-2 cambió su versión de los hechos en el juicio y señaló a Chabelo como la persona que había disparado y macheteado a Carlos Manrique Osorto.
Otra de las contradicciones en que entró el testigo es al hacer la descripción de Chabelo, de quien dijo era “chaparro, trigueño y pelo colocho”, cuando en realidad es blanco, alto y pelo liso.

Chabelo fue sobreseído de todos los crímenes, menos del homicidio de Carlos Manrique. Pese a que la defensa hizo énfasis en las contradicciones del testigo, el Tribunal de Sentencia de Trujillo lo condenó.

Aunque la ley ordena notificar la sentencia en un  plazo de 35 días, en este caso los jueces demoraron 20 meses. Al final de la espera, la defensa se fue a casación y ante las notorias contradicciones del testigo, la Sala Penal de la Corte anuló el juicio y ordenó uno nuevo, que se realizó en enero-febrero de 2014.

En este proceso se detectaron más contradicciones, pues el testigo fue capaz de recordar  diálogos que no mencionó en el primer juicio. Afirmó  que Chabelo le dijo a la víctima “así te quería encontrar profesor”, y describe una saña al dispararle y machetearlo.

Según el escrito de casación de la defensa “claramente lo que ocurrió aquí fue la manipulación de un testigo por ser el único presencial, en busca de una sentencia condenatoria a toda costa”.
Además, el otro testigo de la Fiscalía, Henry Osorto, agregó otro elemento de contradicción. En el primer juicio su testimonio no aportó gran peso debido a que él no fue testigo directo, al encontrarse en otra ciudad. Debido a esto, la defensa ni siquiera lo interrogó.

Sin embargo, en el juicio de 2014 aportó nuevos elementos al asegurar que mientras Chabelo estaba matando a Carlos Manrique, el homicida le prestó el teléfono a la víctima para que el oficial “escuchara lo que estaba pasando”.

Según el testimonio, la víctima le dijo que los campesinos mandaron a comprar combustible, mientras que el testigo A-2 dice que el combustible lo sacaron de los carros.

El oficial asegura haberle preguntado a su hermano si identificaba a alguno de los hechores y este le dijo que sí, a José Isabel Morales, alias Chabelo. La defensa señaló que es un hecho “extraordinario” que una persona en shock, al borde de la muerte, haya sido capaz de dar información tan precisa.

Además, el testigo A-2 no habla en ningún momento de una llamada telefónica de Carlos Manrique, pese a que los dos estaban juntos, en el patio, al momento de ser atacados.

Los jueces tampoco tomaron en cuenta al menos a tres testigos de la defensa que ubicaron a Chabelo en un campo de futbol, a un kilómetro de la masacre, en el momento en que se ejecutaba.

Las nuevas contradicciones fueron pasadas por alto por el Tribunal de Sentencia de Trujillo y lo condenaron. Ante los evidentes fallos, la defensa se fue nuevamente a casación y el alto tribunal dispuso que debe ejecutarse un nuevo juicio.

VÍCTIMAS
Vicente Osorto Fernández
Diógenes Alberto Osorto Castillo
Carlos Manrique Osorto Castillo
Pedro Gutiérrez Sorto
Santos Rolando Gutiérrez Ortiz
José Danilo Pérez Méndez
Víctor Sáenz Ramos
Julio César Maradiaga
Miguel Ángel Fernández Gálvez
Boanerges Osorto Canales
Arnulfo Guevara (grupo campesino)

UN PROCESO EXTRAÑO
Las notificaciones de sentencia, según la ley, tienen un plazo de 35 días. En el primer juicio tardaron 20 meses.
En el primer proceso los jueces en sus conclusiones describieron hechos que los testigos no mencionaron.
Las leyes estipulan un plazo máximo de dos años para la prisión preventiva. Un tiempo mayor en prisión, sin una condena efectiva, implica una violación de los derechos del imputado. Chabelo ya lleva 7 años preso.

Fuente: http://www.tiempo.hn/amobi/Items/view/39025http://www.tiempo.hn/amobi/Items/view/39025

, , ,

Deja un comentario

José Isabel Morales refleja criminalización contra el campesinado hondureño

Abr 24, 2015

José Isabel Morales, conocido como “Chabelo” lleva 6 años y medio guardando prisión por un homicidio que no cometió, según su abogado defensor y organizaciones defensoras de derechos humanos. Esta semana diversas organizaciones realizaron un plantón para exigir libertad y justicia para este campesino víctima de un sistema de impunidad y criminalización de la lucha agraria en Honduras.

La Plataforma Agraria del Aguán, la Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguán (COPA), el Movimiento Campesino del Aguán (MCA), Fundación San Alonso Rodríguez, Red De Defensoras de Derechos Humanos y el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), se manifestaron para que la Corte Suprema de Justicia resuelva un recurso de casación interpuesto en el caso de Chabelo por haber irregularidades en el juicio donde se condenó al campesino a 17 años y medio de cárcel por el homicidio de un familiar del subcomisionado de policía Henry Osorto Canales.

“Reclamamos la celeridad en este proceso con el fin de evitar que Chabelo Morales continúe indefinidamente guardando una prisión que en conciencia y en base a datos objetivos es injusta, arbitraria y discriminatoria”, expresaron en un comunicado estas organizaciones.

La madre de Morales también se hizo presente en el plantón, como lo ha hecho en cada actividad política para exigir justicia en el caso de su hijo.

“Esta es una jugarreta que están haciendo porque ya es el segundo juicio y el no está por asesino sino por la lucha por la tierra. Él tiene dos hijos y tiene que ver cómo hace, yo soy pobre y viuda, no puedo ayudarle tampoco. A él se le murió el padre y una hija estando en la cárcel y ni pudo salir por eso”, dijo doña Ramona López.

El magistrado coordinador de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, Marco Vinicio Zúniga a quien le expusieron una vez más el caso, nuevamente se comprometió a acelerar el proceso. El viernes en la tarde se acordará una reunión con la sala de lo penal de la CSJ.

Esta vez la demanda de las organizaciones es que la Corte Suprema de Justicia, resuelva pronta y eficazmente, señalando audiencia de sustitución de medida cautelar de prisión preventiva por la de arresto domiciliario, a efectos de que no se sigan vulnerando los derechos fundamentales de José Isabel Morales.

La dirigente popular de COPA, Esly Banegas expresó que “es injusto porque conocemos la inocencia de Chabelo, se le ha violentado el derecho a la defensa, a la justicia. Son instancias nacionales que hay que cubrirlas, siempre queda la esperanza, está la oportunidad para que puedan hacer un poco de justicia”.

Según,  la Asociación Nacional de Campesinos de Honduras ANACH, son 700 mujeres rurales que están siendo procesadas por exigir el acceso a la tierra. Donde solo el 8 % de las féminas son dueñas de parcelas. Criminalización que se agudiza, con cerca de 5 mil campesinas y campesinos judicializados,  de acuerdo a estadísticas de Vía Campesina.

¿Quién es Chabelo Morales?

Sentado en una banca de la cárcel de El Porvenir en La Ceiba, Atlántida, José Isabel “Chabelo” Morales, recuerda aquel 4 de agosto del año 2008, cuando él se encontraba jugando pelota y de repente una señora le pidió auxiliar a su esposo Arnulfo Guevara, uno de los fallecidos en la masacre de Silín, una comunidad del municipio de Trujillo, Colón, Honduras.

Chabelo cuenta que él corrió al llamado de la esposa de don Arnulfo, pero cuando llegó al lugar, don Arnulfo ya estaba muerto, entonces lo subió a la paila del carro. Inmediatamente vio a otro muchacho herido que alguien lo traía casi de arrastre, entonces corrió también a auxiliarlo junto a otros de sus compañeros campesinos.

Ayudó a subirlo a la paila de la patrulla para que lo atendieran y le salvaran la vida.

Meses después de la masacre, el 17 de octubre de 2008, Chabelo fue detenido por la policía, lo acusaron de ser uno de los principales responsables de la muerte de diez personas, una tentativa de asesinato, un homicidio, robo agravado e incendio agravado.

“Yo no soy ningún asesino, no soy delincuente, solo soy un labrador de la tierra. Todo lo que se ha hecho conmigo es injusto. Mire usted por querer ayudar, por hacer un bien estoy en la cárcel, por un crimen que yo no cometí”, agrega Chabelo entre profundos suspiros.

Por la masacre en Silín, y en un claro acto de intimidación, 300 miembros de la comunidad Guadalupe Carney fueron puestos en unas listas como sospechosos. Chabelo fue trasladado en un helicóptero, con fuertes medidas de seguridad a la cárcel de El Porvenir, La Ceiba, Atlántida.

Días después Chabelo se da cuenta que quien lo acusó fue el ex comisionado de la Policía Henry Osorto Canales. “Yo no conocía a Henry Osorto, aquí lo conocí en el juzgado”, agrega Chabelo y cuenta que luego también supo que el muchacho, a quién él le ayudó a salvar la vida, es sobrino de Henry Osorto Canales. Y ese mismo muchacho sirvió como testigo en su caso, pero en su contra.

Chabelo dijo que responsabiliza al Estado de Honduras por su caso, porque lo condenaron poniendo testigos falsos. “En este país basta con señalar a una persona para que lo condenen, pues no investigan nada. Es vergonzoso que en este país un campesino esté preso por defender su causa. También responsabilizo al Estado porque aquí en la cárcel he perdido la mitad de mi vida, yo ayudo a limpiar la yarda, cosecho maíz y pepinos y un día mientras chapeaba, la cuchilla de la máquina arroyó un alambre, se desprendió y se me clavó en la cara. Por ese accidente perdí un ojo, me afecté mi dentadura, la cara y la lengua”, dijo.

Irregularidades

En el caso de José Isabel Morales no existen pruebas contundentes de que ha cometido un delito. El 25 de junio de 2010, en un primer juicio y después de dos años de cárcel, fue declarado culpable de homicidio. Hubo aparentes irregularidades y contradicciones en las historias de los testigos y diferentes versiones de los testimonios anteriores.

Casi 5 años han pasado entre su detención y su condena, una clara violación del Código Procesal Penal de Honduras que exige la sentencia dentro de los 2 años.

El 24 de julio de 2012, sin haber notificación de la audiencia ni para él ni para sus abogados, a Chabelo le dictaron la sentencia, condenándolo a 20 años de prisión por un crimen que no cometió.

Tras un primer recurso de casación interpuesto en 2013 el cual derivó en un segundo juicio, Morales fue nuevamente condenado a 17 años de cárcel por un homicidio de los perpetrados ese día en el terreno que se disputaba Osorto Canales con la comunidad Guadalupe Carney y que antes pertenecía al Centro Regional de Entrenamiento Militar (CREM).

Chabelo es miembro de la Guadalupe Carney, una comunidad de campesinos que desde el año 2000 comenzó un proceso de recuperación de tierras cuando el CREM fue cedido por la municipalidad de Trujillo a terratenientes, empresarios, ganaderos y militares, entre ellos Henry Osorto Canales.

El encarcelamiento de Chabelo y la falta de equidad en sus audiencias, junto con los continuos actos de intimidación contra la comunidad son el resultado de la criminalización de los campesinos y campesinas víctimas de un sistema que no apuesta por una verdadera reforma agraria en el país.

, , , , ,

Deja un comentario

Campesinos exigen liberación de quienes luchan por la tierra

E-mail Print PDF

En el marco del día Internacional de la Tierra, campesinos y campesinas has realizado un plantón frente a las instalaciones de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, para exigir a las autoridades correspondientes la liberación de sus compañeros y compañeras judicializadas por defender el derecho a la tierra, y es que en este recinto se encuentra engavetada la interpretación del artículo 54 del Código Procesal Penal  donde se penaliza la lucha campesina por la tierra.

Pero la petición va más allá, pues también se reclama un alto a la persecución y estigmatización contra aquellas personas que luchan por tener una parcela. En  Honduras hay más de 300 mil familias sin acceso a tierra, y muchas de ellas se organizan en empresas y grupos para cultivar tierras que permanecen ociosas, por ello son criminalizados, y en algunos casos asesinados.

A la fecha se registran más de 5,000 campesinos con medidas sustitutivas a la prisión, entre ellos 815 mujeres, además 11 presos en distintas cárceles a nivel nacional, entre ellos José Isabel “Chabelo” Morales, cuyo proceso se encuentra a la espera que se resuelva un recurso de casación, y que fue condenado a 17 y medio de cárcel, él guarda prisión desde el 4 de Agosto 2008.

También están privados de libertad, Omar Mejía Gáleas (10 de Enero 2014) Grupo Buena Vista, quien fue capturado en La Brea, Comayagua; Venancio Palomo Chavarría (10 de enero 2014); Gerson Edgardo Hernández (10 de Enero 2014) todos de esta misma comunidad, Héctor David Gáleas López (11 de Octubre 2013) quien pertenece al grupo 18 de Abril, La Pollera, Quilaperque, La Paz; Nery Antonio Gonzales (11 de Octubre 2013); Ángel Arnaldo Martínez Márquez (11 de Octubre 2013); Manuel Nicolás Domínguez (11 de Octubre 2013), José David Aguilar Gáleas (11 de Octubre 2013), grupo 18 de Abril la Pollera, Jacinto Bardales (11 de Octubre 2013);  y Osmar Lara, Grupo Campesino Unidos para un Futuro Mejor, Marcala, La Paz.

Esta semana centenares de campesinos y campesinas han llegado a Tegucigalpa realizando plantones y movilizaciones para exigir que se apruebe Ley de Reforma Agraria Con equidad de Género, por lo que uno de los puntos de encuentro fue en la Plaza Los Desaparecidos,  junto al Congreso Nacional. Y es que la propuesta que fue introducida al seno de la Cámara Legislativa por el campesinado hace un año.

El 9 de abril de 2014, el movimiento campesino introdujo al seno del Congreso Nacional un anteproyecto de ley denominada  “Reforma Agraria, con Equidad de Género, para la Soberanía Alimentaria y el Desarrollo Rural”, la que fue socializada previamente con todas las bancadas y quienes se comprometieron a respaldar y apoyar al movimiento campesino en lo correspondiente a la discusión y aprobación de dicha propuesta.

Lamentablemente la propuesta se encuentra engavetada, sin ningún trámite de dictamen para su respectiva discusión entre todos los sectores políticos, porque no hay prioridad de resolver la problemática agraria que el campesinado hondureño tiene a nivel nacional, representados en el Congreso Nacional, denunció el Secretario General de la Central General de Trabajadores de Honduras (CNTC) Franklin Almendarez.

El movimiento campesino también denunció que continúan los desalojos violentos, donde sus cultivos y viviendas son destruidos impunemente, ocasionando miles de lempiras en pérdidas a las familias pobres del sector campesino hondureño.

Solo en el Bajo Aguán se registran más de 135 muertes en el conflicto por la lucha de la tierra, así mismo casos de desapariciones forzadas, allanamientos, desalojos, torturas, amenazas, persecución y estigmatización, sin importar la edad y el sexo de la persona.

Cabe señalar que poco a poco este tipo de violaciones a los derechos humanos se ha extendido a otras regiones del país, dónde hay grupos de defensores y defensoras de derechos humanos y los bienes comunes, dispuestos a que se les respete, entre ellos departamentos de Valle, Choluteca, Comayagua, La Paz, Santa Bárbara, Cortés, Francisco Morazán, Yoro, Lempira e Intibucá, por mencionar algunos.

Con esta actitud, de no escuchar a los campesinos, pero tampoco de hacer justicia por quienes sólo desean vivir en libertar, quienes gobiernan Honduras incumplen leyes y violentan derechos como el de la vida, la libertad de expresión, libertad de locomoción, libre asociación y violación a la integridad física, por lo que los y las campesinas realizaran una serie de actividades y lograr reunirse con los presidentes de los tres poderes del Estado.

, , , , ,

Deja un comentario

“Chabelo” Morales: símbolo de resistencia

Honduras

Chabelo Morales es un líder diferente. Es un símbolo. Simboliza al campesino común y corriente al que le son violados todos sus derechos por ser pobre, campesino, iletrado. Es un símbolo de las decenas de miles de personas que en Honduras son excluidas. Su vida revela la de tantas y tantos hondureños que sufren las consecuencias de la impunidad, la discriminación y la injusticia.

Ismael Moreno

Chabelo Morales, “El Chele”, como le llama todo mundo por su destacada tez blanca, nunca pudo imaginar que, de ser un campesino sin más letras que las de su segundo grado y sin haber tenido nunca un cargo de dirigente de base, se convertiría en un símbolo por la lucha agraria y la libertad, desafiando al sistema de justicia hondureño, el que junto a los medios corporativos y a los terratenientes de la zona del Aguán, se afanaron en convencer al gobierno, a las iglesias, las organizaciones no gubernamentales, la comunidad internacional y a la gente del país que lo de este campesino iletrado no pasaba de ser un hecho común de criminalidad.

La madeja del caso de Chabelo Morales es muy larga. Sus hilos llegan a la entraña más profunda de la alta conflictividad agraria acumulada en el valle del Aguán, como en todo el país, a lo largo de las últimas tres décadas. Los hilos se entrelazan con la política neoliberal que en 1991 se expresó en la aprobación e implementación de la Ley de Modernización y Desarrollo del Sector Agrícola, que convirtió la Ley de Reforma Agraria de comienzos de los años 70 en un instrumento que legalizaba la venta de las tierras destinadas a reforma agraria a personas naturales: terratenientes y empresarios agroindustriales.

La madeja se enrolla en un sistema de justicia politizado y manipulado al antojo de los grupos de poder fácticos, los cuales, a su vez, establecen sin escrúpulos que la ley del Estado es para los de arriba y a los campesinos
y ciudadanos comunes les dejan el mensaje de que la ley que gobierna Honduras es la ley de los fuertes.

SEIS AÑOS EN LA CÁRCEL

El 17 de octubre de 2014 José Isabel “Chabelo” Morales cumplió seis años de estar privado de libertad, acusado
de homicidio y con una sentencia que lo condena a pasar en prisión 17 años y medio. El 26 de agosto Chabelo cumplió 38 años. Es padre de cinco hijos. Se dedicaba a trabajar la tierra por la mañana y en las tardes de cada día a vender conos de helado y a jugar fútbol. Mientras ha estado recluido en prisión se le murieron accidentalmente una hija de tres años, su padre y su abuelo, que murió de tristeza.

Cuando lo capturaron, hacía dos meses y medio que había ocurrido una tragedia en las inmediaciones de la comunidad agraria “Guadalupe Carney”, en donde habitan varios centenares de familias beneficiarias de las tierras que en los comienzos de la década de los 80 fueron usadas para las instalaciones del Centro Regional de Entrenamiento Militar (CREM), del ejército de Estados Unidos. Tras una extraña negociación del gobierno estadounidense, esas tierras pasaron a ser propiedad del Estado.

LA TRAGEDIA
DE AGOSTO 2008

La acción que llevó a Chabelo Morales a la cárcel ocurrió el 3 de agosto de 2008 en la vivienda que, sin sustento legal, ocupaba la familia del alto oficial de la policía Henry Osorto, entrenado militarmente por el ejército de Estados Unidos en la Doctrina de Seguridad Nacional. Después de muchas confrontaciones, amenazas y acciones sangrientas realizadas por Osorto y su familia, y luego del asesinato, ese mismo día, del campesino de la comunidad Arnulfo Guevara, los pobladores de la comunidad decidieron enfrentar a los familiares y guardias de Osorto, que les impedían recoger el cadáver del compañero asesinado.

De acuerdo a diversos testimonios, la comunidad agraria, muy indignada, habría decidido unirse para recoger el cadáver de Guevara. Armados con palos y machetes, unos 300 pobladores se aproximaron a la propiedad de Osorto, los guardias abrieron fuego, los pobladores se enfurecieron y, en lugar de retroceder, avanzaron. La vivienda de Osorto comenzó a incendiarse, según testigos por la pólvora y municiones que el militar guardaba dentro, aunque la versión oficial fue que los campesinos la incendiaron al disparar. El armamento guardado causó una explosión dejando como resultado más de una decena de muertos, entre familiares y guardias de seguridad de Osorto.

El día de la tragedia era domingo y Chabelo Morales había salido desde temprano a vender helados en su bicicleta. Dos días antes, como todos los viernes desde hacía aproximadamente un año, se había presentado en los juzgados de Trujillo para firmar el acta, porque tanto él como otros cinco miembros de la comunidad tenían medidas sustitutivas de prisión tras haber sido acusados y procesados, sin seguir el debido proceso, por haber participado en el hurto del producto de la palma africana de un camión propiedad de Henry Osorto. Al regresar de la venta de conos, y siendo domingo por la tarde, Chabelo se fue a jugar fútbol junto con otros jóvenes de la comunidad. Persiguiendo el balón de fútbol estaba cuando le avisaron de la muerte de Arnulfo Guevara. Chabelo corrió en dirección hacia el rancho de Osorto y fue uno de los que cargó el cadáver de su amigo Arnulfo, mientras los demás enfrentaban a los guardias y familiares de Osorto en el rancho, ya envuelto en llamas.

CÓMO LO ARRESTARON

Dos semanas después de la tragedia, el juzgado extendió orden de captura contra 32 pobladores de la comunidad agraria, acusados de homicidio. Entre ellos Chabelo Morales. En asamblea, la comunidad acordó que ninguno de los que tenían orden de captura saldría del perímetro comunitario y que todas las familias apoyarían en los trabajos de la tierra que los amenazados no pudieran realizar. A pesar de la orden de captura en su contra, Chabelo se presentó como todos los viernes en el juzgado. “Me gusta ser cumplidor de la ley” fue la razón que dio cuando se le alegó por su imprudencia e indisciplina al no respetar la decisión de la comunidad. Una vez que firmó en el libro del juzgado, el juez ordenó ahí mismo a los policías que lo arrestaran. Por varias horas lo interrogaron, después lo subieron a un helicóptero y lo trasladaron al centro penal de La Ceiba, en Atlántida. Era el 17 de octubre de 2008.

EL ESTADO EN EL BANQUILLO
DE LOS RESPONSABLES

Con los hechos sangrientos del 3 de agosto de 2008 culminó una etapa de desencuentros entre la comunidad agraria “Guadalupe Carney” y la gente liderada por Henry Osorto, quienes desde el año 2000 persistían en retener una tierra cuya propiedad pertenecía a las familias de la comunidad. Fue también la culminación de una etapa de negligencia de las instituciones del Estado, que nunca hicieron cumplir la ley, violentada por el grupo usurpador de tierras. Las responsabilidades por aquella tragedia las comparten el Estado, el grupo usurpador y la comunidad.

En primer lugar, el Estado hondureño. Durante un largo proceso de veinte años, en el Estado recae la mayor de las responsabilidades. Las autoridades agrarias y los operadores de justicia tienen la responsabilidad por las muchas muertes que han ocurrido en el Aguán, particularmente en el conflicto entre la comunidad agraria “Guadalupe Carney” y los terratenientes de la zona.

Todo lo ocurrido en los últimos 25 años los coloca en el banquillo de los acusados. Cuando en 1983 el Estado indemnizó al portorriqueño estadounidense Temístocles Ramírez, por alegar daños ocasionados en las tierras destinadas al entrenamiento militar en el CREM, estas tierras pasaron a ser sujetas de reforma agraria, conforme a la ley. Sin embargo, nada hizo el Estado cuando en 1991 la municipalidad de Trujillo le vendió ilegalmente esas tierras al grupo de Henry Osorto. Las instituciones estatales de justicia nunca sancionaron la acción ilegal del alcalde y de los funcionarios municipales.

En el año 2000, el Estado, bajo el gobierno presidido por Carlos Roberto Flores Facussé, y a través de Aníbal Delgado, Ministro del Instituto Nacional Agrario (INA), decidió resolver el problema estableció que las tierras que pertenecieron al CREM eran tierras nacionales y no ejidales y, por consiguiente, debían ser entregadas a los campesinos. Decidió también indemnizar a las personas a las que la municipalidad había vendido esas tierras, por las inversiones realizadas. El 14 de mayo de 2000, el Estado entregó oficialmente esas tierras a 700 familias campesinas agrupadas en el Movimiento Campesino del Aguán (MCA), que ese mismo día decidieron convivir y fundar la comunidad agraria “Guadalupe Carney”.

No obstante haber sido indemnizados, los terratenientes, ganaderos, comerciantes, abogados y políticos de alto vuelo que ocupaban las tierras siguieron usurpándolas, mientras las instituciones del Estado se hacían las desentendidas. Esto creó un creciente clima de tensión y de confrontación entre los campesinos y los ganaderos. En lugar de desalojar a los invasores, las instituciones del Estado participaron por acción y por omisión en la violación de la ley. El 29 de abril de 2008, durante el gobierno de Manuel Zelaya, el Congreso aprobó un decreto que daba potestad para expropiar las tierras ocupadas por ganaderos para adjudicarlas a los campesinos del MCA.

En mayo de 2008, las empresas campesinas “Luchemos Unidos” y “Santa María de los Ángeles”, a la que pertenecía la familia de Chabelo, recuperaron parte de las tierras que el Estado les había adjudicado y que estaban siendo usurpadas por los Osorto. El 11 de junio de 2008 fue asesinado el campesino Irene Ramírez, miembro de “Santa María de los Ángeles”, supuestamente por guardias de seguridad de Osorto, quien se dedicaba a amenazar y a aterrorizar a los campesinos, decididos a cumplir con el decreto que les daba derecho a recuperar legalmente las tierras.

LOS USURPADORES
EN EL BANQUILLO

En segundo lugar, los responsables de la tragedia del 3 de agosto de 2008 son los usurpadores de las tierras de reforma agraria. A pesar de que el Estado rectificó la acción ilegal de la municipalidad de Trujillo, siguieron ocupando ilegalmente las tierras.

Henry Osorto abusó de su autoridad como oficial de la policía para chantajear, amenazar y promover la muerte de campesinos, envalentonando a otros usurpadores y condicionando a los operadores de justicia, al menos para retardar, cuando no para violar, la toma de decisiones conforme a derecho. Los usurpadores también usaron sus privilegios para publicitarse como defensores del Estado de derecho y para presentar a los auténticos propietarios de las tierras como violadores de la ley. Los pacíficos eran violentos y subversivos, mientras que los fuertes aparecían como víctimas pacíficas.

LA RESPONSABILIDAD
DE LOS CAMPESINOS

También tiene responsabilidad en los hechos sangrientos del 3 de agosto, la comunidad agraria “Guadalupe Carney”. Por defender el derecho a velar y dar cristiana sepultura al cadáver del campesino Arnulfo Guevara, la comunidad acabó participando en la violación al derecho a la vida, dejándose llevar por la desesperación y la indignación. Al ver violentados sus derechos y ante la negligencia de las instituciones del Estado, cayeron en la tentación de la respuesta violenta y decidieron tomarse la justicia por sus manos.

“Si el Estado nos dejó huérfanos después de habernos concedido el derecho a la tierra, no teníamos ningún otro camino que defendernos y luchar por recuperar la tierra que da sustento a nuestra vida”, dijo uno de los dirigentes campesinos del MCA y de la comunidad.

Desde que se fundó en el año 2000, la comunidad agraria “Guadalupe Carney” ha vivido bajo el acecho y la zozobra. Acechada por los usurpadores de sus tierras, también ha vivido bajo zozobra ante la constante amenaza de las fuerzas del orden público y del ejército, que han sostenido la acusación de que la comunidad entrena y protege guerrilleros, guarda armas y realiza acciones desestabilizadoras en contra del Estado.

LA “LEY” DEL PODEROSO
MIGUEL FACUSSÉ

También ha debido confrontar la comunidad al poderoso empresario Miguel Facussé Marjum, dueño de la hacienda “Tumbador”, ubicada dentro del perímetro de las propiedades que pertenecían a Temístocles Ramírez, las que, según el INA, forman parte de las cerca de las 6 mil hectáreas adjudicadas a las familias organizadas en el MCA.

Facussé argumenta que esa propiedad quedó fuera de la indemnización que recibió Temístocles porque él la compró mucho antes de que las tierras de la zona fueran usadas para las instalaciones del CREM. Hoy, es la ley y la decisión del Estado contra la palabra del poderoso. Y en Honduras la balanza se inclina inevitablemente hacia la ley de los fuertes. Facussé sigue posesionado de la hacienda “Tumbador”, armado hasta los dientes, contando con una masiva protección del ejército hondureño y de centenares de guardias privados, en su mayoría entrenados
por especialistas colombianos.

Los hechos sangrientos del 3 de agosto de 2008 no fueron el final. La sangre continuó derramándose. En un contexto de continuas amenazas, zozobra y confrontaciones, cinco campesinos de la comunidad “Guadalupe Carney” fueron asesinados el 15 de noviembre de 2010 y otros quince heridos, dentro de la hacienda “Tumbador” por centenares de guardias privados de Facussé, cuando se internaron en la hacienda sabiendo que esas tierras son de su propiedad de acuerdo a la ley.

Ante el conflicto agrario en el Aguán, el Estado guarda silencio. Las muertes de esos cinco campesinos quedaron en la impunidad, aun cuando Facussé reconoció que sus guardias privados les habían disparado. En este litigio ni las autoridades del INA ni los operadores de justicia han querido sentar una posición que delimite la propiedad de las tierras. Los campesinos del MCA han acabado pagando un alto precio en vidas humanas, han visto criminalizada su lucha por la tierra y son amenazados y perseguidos por los terratenientes de la zona, por la policía y por el ejército.

Los medios de comunicación nacionales refuerzan la visión de que los campesinos del MCA son una banda de delincuentes que desestabilizan la zona y con sus acciones subversivas impiden el desarrollo y el progreso que con tanto esfuerzo impulsa el exitoso empresario Miguel Facussé Barjum. Esta versión cala tanto que los guardias del centro penal de El Porvenir se refieren a Chabelo Morales como “Chele Masacre”, haciéndole responsable de los hechos sangrientos de agosto de 2008.

EL PATRIARCA
DE LA FAMILIA MORALES

José Isabel “Chabelo” Morales nació el 26 de agosto de 1976 en la comunidad de Loma Alta, en la zona de Azacualpa, entonces municipio de Macuelizo, en los valles del occidental departamento de Santa Bárbara. A la edad de cuatro años, y cuando sus padres Antonio y Ramona tenían sólo a Susana y a Chabelo, los dos mayores de entre los trece hermanos y hermanas que tuvo, su abuelo paterno, don Chabelo Morales, decidió emigrar, y llevarse a sus hijos, casados y solteros, hacia el departamento de Colón. Don Chabelo era un campesino cafetalero y ganadero medio, con un patrimonio con capacidad para que sus hijos tuvieran su propia parcela. Vendió todo y con dinero en mano compró propiedades en el valle y en las laderas de la cordillera Nombre de Dios, frente a las costas del puerto de Trujillo.

A finales de los años 70, y tras la migración inducida de centenares de familias para organizarse en cooperativas productoras de palma africana, a don Chabelo le entró el gusanito de mejorar sus condiciones de vida en las promisorias y fértiles tierras del Aguán, viendo lo bien que les estaba yendo a las familias que ya se habían ubicado allí. Don Chabelo vendió sus propiedades para trasladarse al Aguán y comenzar una nueva vida, pero siempre trabajando en lo propio, porque nunca creyó en el trabajo colectivo o en cooperativas. “El buey solo se rasca”, decía en su hamaca mientras rechazaba cualquier consejo que le recomendaba que en las cooperativas palmeras le iba a ir mejor. Con la venta de sus propiedades en Santa Bárbara, don Chabelo compró tierras en la zona de la montaña, en la margen izquierda del río Aguán, estableciéndose en la naciente comunidad San José de la Montaña, a unos ocho kilómetros de Ilanga, uno de los centros poblados más antiguos del valle del Aguán.

UNA CASA DE PUERTAS ABIERTAS

La extensa familia Morales representa una tradición religiosa muy arraigada, de católicos practicantes. “Cualquier cosa se puede dejar el domingo, menos asistir a la celebración de la Palabra o a la misa cuando llega el cura” era un lema familiar que todos los niños y niñas aprendían desde que tomaban conciencia de estar en este mundo. El niño Chabelo fue durante poco tiempo a la escuela, pero nunca faltó a la catequesis, a la celebración de la Palabra y a la misa. La primera acción pública de la familia Morales era el bautismo de las criaturas en el tiempo más corto posible después de que nacían.

Muy dedicados a trabajar la tierra, la casa de don Chabelo y de su esposa, doña Martina Gavarrete, estaba siempre llena de hijos y nietos. Nadie llegaba que se quedara sin comer frijoles con tortillas. Las visitas pastorales que realizaban los sacerdotes, las religiosas y los seminaristas, tanto a la pequeña comunidad de San José de la Montaña -conformada mayoritariamente por el apellido Morales-, como a la más grande comunidad vecina, Los Ángeles, siempre comenzaban o terminaban en aquella casa.

“PARA TRABAJAR HAN NACIDO”

José Isabel “Chabelo” Morales fue uno de los nietos que desde muy pequeño trabajó al servicio de su padre y de su abuelo. En una familia campesina tan tradicional lo importante para los padres era que los niños aprendieran a trabajar la tierra desde pequeños y que las niñas aprendieran los oficios domésticos. La educación escolar nunca fue prioridad. Por eso, el niño Chabelo apenas aprendió las primeras letras, no pasó del segundo grado de primaria.

En una ocasión, Chabelo estaba alejado de la casa cuando su abuela preparaba una suculenta sopa de gallina para atender al sacerdote y al seminarista que acababan de llegar a la casa haciendo un alto en su camino. Antes de servir a los visitantes especiales, doña Martina llamó a gritos; “¡Chabelito, venga a comer, apúrese!”. De lejos se oyó la voz del niño: “¿Para qué?”. Doña Martina ordenó. “¡Que venga le digo, aquí tiene su plato!”. El sacerdote le preguntó a doña Martina por qué había que insistirle a Chabelito para llamarlo a comer. “Es que ellos saben
-dijo su abuela- que no pueden estar sin hacer nada, que para trabajar han nacido, y si los llamo para que coman primero que los demás, es para que vayan a aguar a los animales, para que vayan a traer leña, para que vayan
a dar de comer a los chanchos…”

EL OCASO
DEL PATRIARCA MORALES

La vida para las familias campesinas de la margen izquierda del río Aguán no fue fácil, porque al poco tiempo
de trabajar aquellas tierras comprobaron que era la única zona árida que existe en el fértil Aguán. Por alguna razón, probablemente por los vientos que trae el mar y que cruzan por donde agoniza la cordillera de Nombre de Dios, las nubes no se estacionan, las lluvias son escasas y la tierra produce mucho menos que en otras zonas del valle y de las laderas.

En muy poco tiempo las familias campesinas asentadas allí se vieron obligadas a emigrar. Todas se fueron empobreciendo. Ésa suerte corrió la familia Morales. A comienzos de los años 80, cuando llegaron a la zona, se contaban entre las más prósperas entre las no organizadas en cooperativas de la reforma agraria y, por eso, no beneficiarias de la atención del Estado, como sí lo eran las familias organizadas en cooperativas productoras de palma africana.

Algunos de los hijos de don Chabelo, Agapito, Gregoria, Manuel y el mayor de sus nietos, Pedro, fueron los primeros en emigrar a Estados Unidos. Para pagar al coyote don Chabelo vendió ganado y tierra. Después les siguieron otros hijos, yernos y nietos. Algunos fueron deportados, lo que contribuyó a la drástica disminución del patrimonio del abuelo.

La familia de don Chabelo incluyendo la familia nuclear de José Isabel “Chabelo”, acabó vendiendo lo que les quedaba de sus tierras, abandonaron aquellas tierras áridas. Descapitalizado y enfermo, don Chabelo decidió repartir entre sus hijos y nietos la poca propiedad que aún tenía y con el poco dinero que le quedó compró una vivienda en el área poblada de Ilanga. Sus hijas menores se casaron y se trasladaron a vivir a la ciudad de Tocoa. De haber sido el firme patriarca que velaba por toda la familia, don Chabelo pasó a ser un maltrecho enfermo en silla de ruedas, dependiente de las pequeñas ayudas de sus hijos y nietos.

Su enfermedad se acrecentó tras el encarcelamiento de su nieto Chabelito, “Es mi mayor vergüenza y dolor -dijo entre lágrimas un día que lo visitó un amigo sacerdote-. Nunca pensé que iba a tener en la cárcel a alguien de mi familia, porque yo los eduqué a todos ellos para el trabajo honrado. Vivimos pobres, pero con la dignidad y la frente en alto”. Con ese sufrimiento lo sorprendió la muerte el 29 de enero de 2012, acongojado y triste,
sin haber visto en libertad a su nieto.

EL “CONERO” ORGANIZADO

En situación crítica estaba la familia Morales cuando a comienzos del año 2000 se presentó la oportunidad de organizarse en el MCA, el que, con el apoyo de la pastoral social de la parroquia de Tocoa, ofrecía la construcción de viviendas en la localidad en donde estuvieron las instalaciones del CREM. Antonio Morales y su familia, se anotaron en la nueva organización, viendo en ella la oportunidad de acceder a tierra, a trabajarla y así a mejorar su precaria situación económica. Para entonces José Isabel “Chabelo” ya tenía pareja. En 2003 nació su primer hijo, pero a los meses de nacido se separó de su primera mujer. Con Juana, la segunda, procrearía tres criaturas.

Chabelo, su padre y varios hermanos se unieron al MCA y junto con centenares de familias organizadas emprendieron la lucha por defender aquellas tierras. La familia Morales buscó todas las vías honradas para salir adelante. Mientras luchaban por impedir que les arrebataran sus parcelas, unos salían a “chambear” a Tocoa o a jornalear en haciendas vecinas. Chabelo logró ahorrar algo de dinero, compró una bicicleta y una nevera y se dedicó a vender helados en cono por toda su comunidad y por las comunidades vecinas. “El conero” lo llamaron.

VÍCTIMA DE UN PROCESO
VICIADO E ILEGAL

Después de la tragedia de agosto de 2008 a Chabelo lo capturaron el 17 de octubre. Dos semanas después capturaron también al joven Carlos Antonio Maradiaga, de la misma comunidad agraria. Ambos fueron acusados de una multitud de delitos.

Los dos pasaron recluidos en el centro penal de El Porvenir, cerca de la ciudad de La Ceiba, hasta su enjuiciamiento en junio de 2010. Maradiaga fue absuelto de todos los delitos, mientras que Chabelo fue condenado por el delito de homicidio. La sentencia condenatoria la recibió tres años después, en 2013, en violación al artículo 188 del código de procedimiento penal, que establece que ninguna persona puede permanecer privada de libertad por más de dos años sin haber sido sentenciada. Los abogados defensores presentaron recurso por violación de la ley, pero nadie en el sistema de justicia les prestó atención.

Una vez recibida la sentencia condenatoria, la defensa presentó recurso de casación. Fue aceptado por la Corte Suprema de Justicia, declarando nulo el juicio y, por consiguiente, obligando a que se iniciara de nuevo. Esta resolución de la sala de lo Penal de la Corte ponía ipso facto en libertad a Chabelo, de acuerdo a los abogados que voluntariamente decidieron defenderlo, y de acuerdo a muchos otros expertos jurídicos. Sin embargo, las fuerzas invisibles que conocen el poder visible del Comisionado Henry Osorto y se someten a él, mantuvieron preso al “campesino conero”.

A comienzos de 2014 se realizó de nuevo el juicio, y tras diversas anomalías y arbitrariedades, de testigos falsos que trastocaron descaradamente los testimonios del primer juicio de junio de 2010, Chabelo fue de nuevo condenado y sentenciado a 17 años y medio de prisión por el delito de homicidio. La interposición de un nuevo recurso de casación espera una respuesta de la Corte Suprema en un proceso que es evidentemente político y que responde a la ley de los fuertes.

YA EN LA CÁRCEL

En la cárcel Chabelo Morales ha logrado ganarse la simpatía de las autoridades, de otros privados de libertad y de los visitantes. Inicialmente, y por amenazas de un privado de libertad, lo trasladaron a una celda separada. Después, por su comportamiento y servicialidad, las autoridades lo trasladaron a compartir habitaciones con los policías.

Las autoridades le delegaron la tarea de chapear la grama del campo del centro penal. Mientras realizaba esa tarea -justamente el 26 de agosto de 2011, cuando cumplía 35 años-, la cortadora del césped se rompió y dos de los pedazos se estrellaron contra el rostro de Chabelo. Uno le arrancó un trozo de la lengua y el otro se le encajó en el ojo derecho. Por falta de atención médica inmediata y adecuada, acabó perdiendo completamente la visión del ojo. En enero de ese año había perdido a su padre, a quien se le disparó su arma calibre 22 mientras iba a trabajar la tierra y unos meses antes había perdido a su pequeña hija de tres años, ahogada tras caer en la pila de agua mientras jugaba.

RODEADO DE SOLIDARIDAD

La solidaridad que su caso ha despertado, ha contribuido a que Chabelo haya establecido una importante cantidad de relaciones humanas con personas y grupos, tanto nacionales como internacionales. Gregory, un gringo de Chicago, llegó un día sin hablar español a la conflictiva zona del Aguán para conocer de cerca la problemática. Tras visitar en la cárcel a Chabelo decidió quedarse por unos meses y ya lleva más de tres años viviendo allí con su familia. Aprendió a hablar muy bien el español, y si no fuera por su altura y corpulencia que hace que haya gente que le llame “Tres pisos” o que piense que vino del planeta de los gigantes, estaría confundido como uno más en la comunidad agraria “Guadalupe Carney”. Su gran solidaridad personal con Chabelo Morales y con su familia se ha traducido en la solidaridad que ha logrado desarrollar en organizaciones de base y activistas de Estados Unidos.

UN LÍDER DIFERENTE

Chabelo Morales no fue ni es un líder campesino, en el sentido en que así se entiende en las organizaciones campesinas, sociales y populares. Nunca fue elegido para un cargo de dirección ni siquiera para cargos directivos medios. Fue un luchador agrario de base, un joven campesino, uno más entre los miles que han sufrido discriminaciones por ser pobres y campesinos, por no tener estudios. Se ha ganado la vida desde la pobreza y la honradez, enfrentando una vida que le ha sido ingrata negándole oportunidades.

No han faltado organizaciones que han guardado silencio o se han desentendido de su caso porque Chabelo no cuenta con una hoja de vida que lo acredite con una trayectoria de liderazgo reconocido. Esas mismas organizaciones que se han mantenido impasibles ante el caso de Chabelo han saltado con beligerancia ante otros casos, cuando la persona agredida o perseguida por el Estado o la empresa privada ha sido un dirigente de renombre en el campo popular, social, campesino o indígena.

Chabelo Morales simboliza al campesino común y corriente, al que le son violados todos sus derechos humanos y sociales por ser pobre, campesino e iletrado. Es un símbolo de las decenas de miles de personas que en Honduras son excluidas. Su vida revela la de muchas otras personas que en nuestro país sufren las consecuencias de la discriminación y el racismo.

UN PRESO EMBLEMÁTICO

Chabelo Morales se ha convertido en un preso que ha despertado la conciencia de muchos. Un discriminado que ha convocado a otros discriminados. Un campesino de base que representa a otros campesinos de base. Un ser humano común y corriente sin derecho a la libertad que ha inspirado a muchísima gente común y corriente que sufre cotidianamente la pérdida de la libertad para expresarse, para defender sus derechos y para luchar por su dignidad.

“Si yo logro alcanzar la libertad, no me quedaré conforme -dice con sencillez-, me dedicaré a luchar por mi gente que sufre. Porque yo he sentido que hay mucha gente que me quiere y lucha por mí, así yo lucharé por los demás”. Estando en la cárcel, Chabelo ha descubierto la dignidad que da luchar por la libertad de los demás. Y esa conciencia de luchar por una causa colectiva lo ha elevado al nivel en donde hemos colocado a presos políticos emblemáticos como Ghandi, Luther King o Mandela.

UN SÍMBOLO
DE LAS LUCHAS CAMPESINAS

A finales de febrero y comienzos de marzo de 2013 unas 300 personas individuales, de organizaciones nacionales y de organismos de derechos humanos internacionales caminaron desde el Valle de Sula rumbo a la capital. Durante diez días recorrieron 200 kilómetros. La demanda principal de la caminata denominada “Soberanía y dignidad, paso a paso”, fue la libertad de Chabelo Morales. También reclamaban la derogación de la Ley de Minería y las Ciudades Modelo. Movimientos y organizaciones de varias ciudades de Estados Unidos, como la organización “La Voz de los de Abajo
de Chicago”, Witness for Peace, con presencia en Centroamérica desde los años 80, el Programa de Acompañamiento a Honduras (PROAH), la Red de Solidaridad con Honduras con sede en Chicago, comunidades religiosas como la United Church of Christ de Ashland, Oregon, la comunidad de las Hermanas de la Misericordia con sede en Washington, la Secretaría de la Conferencia de Provinciales Jesuitas de Estados Unidos, entre muchas otras organizaciones e instituciones, se han hecho presente en estos años en el centro penal para expresarle su solidaridad a Chabelo Morales.

Chabelo Morales, este luchador agrario de base, sin más letras que las que aprendió en su primera niñez, condenado por ser un campesino, es hoy un símbolo de la resistencia a la impunidad del sistema de justicia, un símbolo de la lucha por una reforma agraria que garantice a la población campesina pleno derecho a poseer y trabajar dignamente su tierra y a decidir libre y soberanamente su presente y su futuro.

CORRESPONSAL DE ENVÍO EN HONDURAS.

Fuente: http://www.envio.org.ni/articulo/4951

, , ,

Deja un comentario

A 6 años de prisión injusta, organizaciones exigen libertad para “Chabelo” Morales

Oct 22, 2014

El Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación y la Convergencia por los Derechos Humanos, realizaron un conversatorio, para exponer la situación en la que se encuentra el caso de José Isabel “Chabelo” Morales y también afirman que están a la espera de la respuesta de los organismos de justicia en referencia al recurso de casación presentado, que busca conseguir su libertad.

Son seis años los que Morales ha perdido en la cárcel, tiempo en que perdió a su hija, a su padre y en un accidente perdió su ojo.

Su abogado defensor, Omar Menjívar, explica que lo que ha vivido Chabelo, una condena injusta, ha sido provocado por un ensañamiento brutal del sistema de justicia contra Morales, usando su caso como carta con la que supuestamente están haciendo justicia ante los hechos de los que se le acusa.

Según Menjívar, el proceso de juicio que condenó en dos ocasiones a Chabelo se ha dado en el marco de la ilegalidad. Se presentó por segunda vez un recurso de casación del que hasta ahora no se ha recibido respuesta.

“Todo el proceso se ha plagado de arbitrariedades y de desconocimiento de las normas fundamentales del proceso, la última esperanza que tenemos a nivel interno es el recurso de casación que hemos planteado del cual estamos esperando resolución”, concluyó el abogado.

Por su parte, el doctor en Derecho Internacional, Joaquín Mejía dice que el caso podría llevarse a instancias internacionales en los próximos días. “Estamos esperando resolución del recurso de casación ya presentado a nivel interno, pero nos estamos preparando para presentar el caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  porque ya son seis años, que Chabelo, un campesino en condiciones de pobreza,  ha perdido en la cárcel.

En el conversatorio estuve presente, Merlin Morales, su hermano, quien lo ha acompañado desde que fue encarcelado y ha salido a las calles, en múltiples ocasiones, a exigir justicia para Chabelo.

“Para nosotros es muy duro el caso de mi hermano, pagando un delito que no cometió, así hay muchos casos en el país. Gracias a Dios, este caso ha sido visto hasta a nivel internacional porque las organizaciones de derechos humanos están velando porque se haga justicia”, expresó Morales.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1415-a-6-a%C3%B1os-de-prisi%C3%B3n-injusta-de-organizaciones-exigen-libertad-para-%E2%80%9Cchabelo-morales%E2%80%9D

, ,

Deja un comentario

Comunidad Guadalupe Carney sigue apostándole a la vida a pesar de persecución

Sep 19, 2014

Hace 14 años nació la comunidad Guadalupe Carney en el departamento Colón, a escasos minutos de la impresionante bahía de Trujillo. Un verdadero paraíso terrenal con tierras muy fértiles y hermosas pero acaparadas en pocas manos.

Inicialmente la comunidad de la Guadalupe,  aglutinó  habitantes de varios departamentos del país, en las tierras del antiguo Centro Regional de Entrenamiento Militar, CREM. Más de 3 mil personas organizadas en 45 empresas campesinas que forman el Movimiento Campesino del Aguán, MCA.

Muchos de sus pobladores fueron movidos por el ejemplo de vida del sacerdote Jesuita Guadalupe Carney, quien entregó su ser al campesinado hondureño y fue desaparecido por tropas norteamericanas y hondureñas hace 31 años. A raíz de esa entrega de amor, la comunidad lleva su nombre. Actualmente la Guadalupe está asentada en las tierras que estaban en manos de Temístocles Ramírez.

“La vida en la comunidad ha sido muy difícil. Llena de pobreza, conflictos, miedos, inseguridad, amenazas, muertes, persecución por parte de los terratenientes de la zona con el visto bueno del Estado”, manifestó Irma  Lemus, habitante de la Guadalupe y parte del Observatorio Permanente de los Derechos Humanos en el Bajo Aguán.

En Honduras, existen más de 350 mil familias campesinas sin tierras, sometidas a una crisis agraria y alimentaria de grandes dimensiones ante un Estado colapsado, incapaz de encontrar una salida a la crisis que se vive en el agro hondureño.

El acaparamiento de tierras, la siembra de la palma africana y la industria minera e hidroeléctrica,  son parte de los problemas que les toca enfrentar a los pobladores de la comunidad, donde los empresarios y terratenientes en complicidad con el Estado tienen controlado todo.

Para Juan López, representante del Observatorio Permanente del Valle del Aguán, las tierras de la zona están en manos de un trío impune, formado por Miguel Facussé, Reynaldo Canales y René Morales, con grandes cantidades de tierras y con un poder político, económico y social.

La organización frente a las amenazas

Irma Lemus es comunicadora social y defensora de derechos humanos, a  pesar del miedo y la tristeza nos compartió la situación difícil que está pasando. Irma, desde hace varios años ha colaborado en la comunidad a través de diferentes organizaciones y  en la actualidad acompaña el proceso de lucha de las organizaciones campesinas. Por este trabajo ha sido perseguida y acusada ante el Ministerio Público por hurto de ganado, usurpación de tierras y daños y perjuicios en contra del Fondo Ganadero. Son cuatro las personas acusadas: Sabas Ramos, Pedro Cano, Antonio Cano e Irma Lemus.

“A nosotros nos criminalizan por nuestra lucha. Las autoridades buscan mantener a todos los campesinos procesados para callarlos de esta forma y evitar que se siga denunciando tantas injusticias” dice Irma Lemus.  El peligro y la zozobra acechan a cada campesino o campesina que forma parte de movimientos en los procesos de recuperación de tierras en el Bajo Aguán.

Muestra de esa criminalización es el caso de José Isabel Morales, quien está privado de su libertad desde el 17 de octubre 2008. Lo condenaron por un homicidio en perjuicio de Carlos Manrique Osorto, familiar de Henry Osorto Canales, subcomisionado de Policía quien libraba un enfrentamiento por tierras en proceso de recuperación por la comunidad Guadalupe Carney en Trujillo, Colón.

Amparo Amaya, mientras escuchaba el relato de Irma y de Juan, y doblando con sus manos un pedazo de tela con que se espantaba los zancudos, dejó ver su desesperación por la terrible situación que vive la comunidad, pero a esto le sumó la grave amenaza que tiene fruto del monocultivo de la palma africana. En varias de las comunidades del Aguán la falta de agua ya se hace sentir.

A esta crisis se le suma que en Honduras ya hay 72 concesiones mineras metálicas vigentes. Según El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI),  la industria minera en Honduras sólo ha dejado como resultado una serie de conflictos relacionados con el deterioro ambiental, específicamente la contaminación de las fuentes de agua y la deforestación.

Guadalupe Carney: una voz que no calla

Para los habitantes de la Guadalupe, la organización puesta en movimiento es la única que puede salvarlos de una crisis que cada día se agudiza en le país. La comunidad guarda las esperanzas de lograr una verdadera reforma agraria, un alto a la criminalización y muerte del campesinado hondureño, la liberación del preso político Isabel Morales y el cese a la destrucción ambiental.

A través de las tres radios comunitarias, Estéreo Líder, Orquídea y Liberación, la comunidad sigue denunciando y llevando una voz de alegría, esperanza y lucha a su población mayoritariamente joven que apuesta por mejorar sus condiciones de vida.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1348-comunidad-guadalupe-carney-sigue-apost%C3%A1ndole-a-la-vida-a-pesar-de-la-persecuci%C3%B3n

, , , , ,

Deja un comentario

Caso de Isabel “Chabelo” Morales sigue movilizando para la exigencia de justicia

Sep 03, 2014

Hoy, organizaciones populares y campesinas se movilizaron a Tegucigalpa para realizar un plantón frente a la Corte Suprema de Justicia para exigir que haya una pronta resolución al recurso de casación en el caso de José Isabel Morales.

La Sala de Apelaciones de la Corte Suprema de Justicia, aceptó en julio un recurso de casación que interpuso la defensa del campesino contra la  sentencia condenatoria que emitió el tribunal de Trujillo en febrero de 2014.

Las organizaciones también exigen que casos como estos no se sigan dando pues representan la criminalización de la lucha por la tierra, que tras una fallida reforma agraria, ha despojado  los campesinos y campesinas de sus tierras.

Además exigen la discusión y aprobación del proyecto de Ley de Reforma Agraria Integral con Enfoque de Género en el Congreso Nacional.

Recurso

La Defensa considera que las pruebas que se han presentado no dan lugar para que exista una resolución condenatoria porque la sentencia que emitió el tribunal de Trujillo fue infundada, ya que surge como resultado de una serie de violaciones a las normas procesales, sobre todo a derechos fundamentales consagrados en la Constitución de la república que no le fueron respetados a José Chabelo Morales.

Chabelo, está preso desde el 17 de octubre 2008. Lo condenaron por un homicidio en perjuicio de Carlos Manrique Osorto, familiar de Henry Osorto Canales, subcomisionado de Policía quien libraba un enfrentamiento por tierras en proceso de recuperación por la comunidad Guadalupe Carney en Trujillo, Colón.

Este homicidio ocurrió en un incendio por el cual murieron 11 personas allegadas a Osorto, en su propiedad. La única prueba que acusa a Morales es que  un testigo  aseguró verlo en la escena del crimen.

Morales fue juzgado en junio 2010 aunque la sentencia condenatoria ocurrió hasta finales de julio 2012 y fue condenado a 20 años de cárcel. La defensa de Morales interpuso un recurso de casación en ese momento y el juicio se repitió en febrero de 2014 en el cual resultó de nuevo una sentencia condenatoria por 17 años y medio, en un proceso plagado de irregularidades según los abogados del labriego.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1307-caso-de-isabel-chabelo-morales-sigue-movilizando-para-la-exigencia-de-justicia

, , , , ,

Deja un comentario

Chabelo: ejemplo de libertad

Sep 03, 2014

La cantautora hondureña y defensora de los derechos humanos KARLA LARA es la madre de esta contundente frase que encabeza este escrito sobre JOSÉ ISABEL (CHABELO) MORALES, campesino preso desde hace casi 6 años por problemas agrarios debido a la perversidad tramada entre políticos, terratenientes, magistrados y jueces.

Dijo Lara que “Chabelo es un gran ejemplo para la sociedad hondureña que desde la cárcel lucha por su libertad mientras los que andan libres en las calles de Honduras, se sienten encarcelados”.

A Chabelo se le acusa de haber participado en el asesinato de una persona en el Bajo Aguán y a pesar de las pruebas presentadas por sus defensores, los Juzgados le decretaron cárcel por 17 años.

La situación agraria en Honduras es tan grave que más de 150 hombres y mujeres, lideres agraristas, han sido asesinados en los últimos cinco años sin que haya ni investigación, ni juicios sobre estos casos. Además a 4,000 campesinos/as se les sigue juicio por problemas agrarios. El asesinato de la dirigente campesina, popular y social MARGARITA MURILLO es el caso más reciente.

No debemos olvidar que en Honduras hay verdaderos criminales que han saqueado organismos del Estado como el IMPREMA, el IHSS, el INJUPEM, la ALCALDÍA DE TEGUCIGALPA, etcétera que hoy viven como grandes señores y son encubiertos por los partidos Nacional y Liberal. El otro caso es el de el ex presidente RAFAEL LEONARDO CALLEJAS, señalado como una de las personas más corruptas y sin embargo la Corte Suprema le entregó 8 cartas de libertad. Estos son los que, según la vindicta pública, deberían estar presos bajo cadena perpetua ya que han robado los dineros para beneficiar al sufrido pueblo hondureño.

Las organizaciones campesinas y de derechos humanos están exigiendo se acepte y se apruebe un proyecto de LEY DE REFORMA AGRARIA INTEGRAL CON ENFOQUE DE GENERO presentado ante el Congreso Nacional en mayo de este año.

Este miércoles 3 de septiembre a las 9 de la mañana las organizaciones campesinas, populares y defensoras de los derechos humanos protestarán frente a la Corte Suprema de Justicia en Tegucigalpa, urgiendo a este poder del Estado acepte el segundo recurso de casación para obtener la pronta liberación de Chabelo.

Los magistrados y la Corte Suprema de Justicia y demás órganos de la seguridad del Estado no deben olvidar que el año 2015 Honduras estará nuevamente en el banquillo ante el organismo mundial de derechos humanos dando razón y cuenta sobre la violación de estos derechos que tiene pendiente.

 

 

 

Rodolfo Cortés Calderón
Ingeniero agrónomo hondureño

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/item/1306-chabelo-ejemplo-de-libertad

, ,

Deja un comentario

Chabelo Morales a 6 años de permanecer recluido sin sentencia

E-mail Print PDF

Tegucigalpa.

Un equipo de defensoras de derechos humanos encabezadas por la Coordinadora General del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), Bertha Oliva visitó recientemente a José Isabel (Chabelo) Morales López (37), recluido desde hace 6 años y sin recibir sentencia, en la granja penal El Porvenir de La Ceiba.

La granja penal se encuentra al pie de las montañas frondosas del área protegida de Pico Bonito, dada la frondosidad y espesura , no se puede ver desde la carretera y hay que adentrarse unos 4 kilómetros atravesando sembradíos de piña. El clima es fresco, la tranquilidad se respira a cada minuto, y el silencio evoca memorias del pasado.

Los puestos de control y la guardia del reclusorio, abrieron sus puertas para recibir a la delegación y minutos después se tuvo acceso al personaje al que los movimientos sociales  le han dedicado una lucha constante por obtener su liberación, ya que Chabelo ha sido considerado un preso político del régimen.

Chabelo o el Chele como le llaman sus compañeros y custodios de la granja penal ha permanecido privado de su libertad desde el año 2008, acusado de homicidio simple.

El proceso ha estado marcado por una serie de inconsistencias e irregularidades de acuerdo con profesionales del derecho que han tenido acceso al expediente que se encuentra en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a la espera de una resolución sobre un recurso de casación.

En febrero de este año la Corte Suprema de Justicia (CSJ) aceptó un recurso de casación que interpuso la defensa de Chabelo en contra de la sentencia condenatoria que emitió el tribunal de Trujillo.

La defensa explicó que las pruebas que se han presentado no dan lugar para que exista una resolución condenatoria porque la sentencia que emitió el tribunal de Trujillo fue infundada, ya que surge como resultado de una serie de violaciones a las normas procesales, sobre todo a derechos fundamentales consagrados en la Constitución de la República que no le fueron respetados a Morales.

Chabelo, fue condenado por un homicidio en perjuicio de Carlos Manrique Osorto, familiar de Henry Osorto Canales, subcomisionado de Policía quien libraba un enfrentamiento por tierras en proceso de recuperación por la comunidad Guadalupe Carney en Trujillo, Colón.

Este homicidio ocurrió en un incendio por el cual murieron 11 personas allegadas a Osorto, en su propiedad. La única prueba que acusa a Morales es que un testigo  aseguró haberlo visto en la escena del crimen.

Defensoresenlinea.com entrevistó a Chabelo que producto de un accidente dentro del reclusorio ya no habla con la misma soltura como lo hacía antes. Sus primeras palabras fueron: “Voy a cumplir  6 años aquí estando preso injustamente. Por la voluntad de Dios he estado bien por la manera en que me han tratado los directores (del centro penal) y los policías, pero sí a veces uno no es monedita de oro para caerle bien a todo mundo, pero gracias a Dios, mi conducta la tengo limpia y les he demostrado a las autoridades de aquí, que soy una persona que me gusta labrar la tierra, que me gusta llevarme bien con la sociedad”.

Tomando su tiempo para hablar, meditativo, sereno y elevando su vista al cielo, Chabelo señaló que “aquí he venido a aprender muchísimo, porque aquí se mira quiénes son los corruptos, quiénes son aquellas personas que están juzgando a aquellos pobres que no tienen cómo defenderse, porque las leyes en nuestro país no son perfectas, son una leyes corruptas porque condenan  a las personas inocentemente y no averiguan los casos”.

Expuso que el mayor delito que hay en el país es tener dinero para comprar las leyes o comprar los jueces, fiscales, ese el problema que hay en nuestro país, porque si un terrateniente, un ganadero o un empresario puede comprar las leyes o jueces, no estamos ni siquiera 24 horas, cuando caemos presos, o que vaya a ser un pobre campesino, lo chingan hasta verlo hundido.

“Y no averiguan los casos, para conocer si es verdad que aquella persona es culpable o es inocente, no, ellos solo saben culpar, no saben a qué familia se le está haciendo daño, porque mi familia es muy unida y nos gusta luchar y trabajar la tierra, no haciendo maldades como dicen otras personas”, acotó.

Yo soy una persona que me gusta labrar la tierra, buscarle a la vida, por ejemplo cuando yo estaba en el Movimiento Campesino del Aguán (MCA), me mantenía de la tierra, de mis negocios, como vender carne, vender helados, así me mantenía, así que yo he sido honrado y quiero limpiar mi honradez, pero las leyes dicen que soy un asesino, un delincuente y eso es una mentira.

Chabelo narró que el 4 de agosto de 2008 cuando se dieron los hechos, él andaba vendiendo helados en Trujillo y llegó a su casa alrededor de las 3:00 de la tarde. Al llegar un amigo lo invitó a jugar pelota en el campo de futbol de la comunidad.

“Al Estado le puedo demostrar que soy inocente”

A las 4:30 pm se le acercó llorando la esposa de Arnulfo Guevara y le comentó que habían herido de bala a su esposo, así que le pidió ayuda, él accedió y acudió al lugar conduciéndose en una bicicleta.

“Cuando estoy allá un periodista de radio Católica me toma una foto y me tira en La Tribuna, pero él pensando que yo estoy haciendo un bien, porque el mira que yo estaba apoyando a los demás, no estoy haciendo una maldad, estoy rescatando a un herido, yo lo iba cargando, pero por esa foto dijeron que yo soy el autor intelectual y no saben que yo llevo a un compañero herido”, aseguró.

Añadió que ellos me acusaron de 12 muertes, incendio de propiedad, incendio de carro y robo, cosas que solo Dios sabe que no fueron ciertas y utilizaron a un testigo protegido que estaba inconsciente, porque tenía un balazo y yo mismo le di apoyo a la policía abriendo camino en ese momento para que ellos salieran. “Yo seguí trabajando con mis helados y no huí, como algunos dicen, no, yo solamente di el apoyo a Arnulfo Guevara y a la policía que llevaba a otros heridos, Arnulfo Guevara murió cuando lo cargábamos con otros compañeros”.

Por las características que se presentan alrededor de los sucesos se ha señalado a Chabelo como un preso político, pese a que el Código Procesal Penal demanda que debe dictarse sentencia antes de cumplirse 2 años de prisión, la misma continúa pendiente.

Los primeros años fueron los más difíciles para Chabelo, pasando por aguantar hambre, amenazas a muerte vertidas por reclusos, intentos de envenenamiento y haber sido privado de participar en los funerales de su padre e hija.

En la cárcel perdió su ojo derecho cuando la máquina chapeadora que utilizaba cerca del campo de fútbol del reclusorio, se enredó con un alambre de púas que le perforó los labios, le partió la lengua, le quebró dos dientes  y le dañó severamente, hasta perder  la visión,  de su ojo derecho.

“Al estado le puedo demostrar que en verdad soy un campesino, que no soy un asesino, que no soy ningún delincuente, yo estoy pagando un delito injustamente aquí”, expresó Chabelo Morales.

“No tienen pruebas para condenarme, le pido a la Fiscalía, le pido a los jueces que me presenten pruebas contundentes, como la prueba o el arma con la que dicen que yo maté a esa persona y no la tienen, no tienen nada, porque el día que me capturan no me encontraron pero ni una aguja y ya llevo 6 años sin sentencia” aseguró.

Morales fue juzgado en junio 2010 aunque la sentencia condenatoria ocurrió hasta finales de julio 2012 y fue condenado a 20 años de cárcel. La defensa de Morales interpuso un recurso de casación en ese momento y el juicio se repitió en febrero de 2014 en el cual resultó de nuevo una sentencia condenatoria por 17 años y medio, en un proceso plagado de irregularidades según los abogados del labriego.

Para las organizaciones de derechos humanos y del movimiento social hondureño, la privación de libertad a que ha sido sometido Chabelo  son parte de una estrategia para castigar y criminalizar al movimiento campesino en Honduras, aunada a manipulación y corrupción, ingredientes constantes que alimentan la impunidad en Honduras, cuando informes internacionales destacan que casi el 90 por ciento de los crímenes no se investigan ni se resuelven.

Todo esto ha contribuido a que Honduras sea uno de los países más pobres de la región y uno de los más violentos del mundo. Numerosas organizaciones de derechos humanos y de la defensa rural (como Vía Campesina; SOAW, FIAN International; COFADEH, ERIC-SJ) reconocen a Chabelo como injustamente encarcelado

En agosto de este año, sus abogados recibieron una llamada telefónica informándoles de la sentencia de 20 años. Esto ocurrió después de casi 2 años de espera para un juicio, y 2 años adicionales esperando por las audiencias de sentencia programadas varias veces y luego cancelada abruptamente.

Las audiencias se trasladaron de San Pedro Sula a La Ceiba, que está aproximadamente 4 horas de San Pedro, y luego a Trujillo, que está a seis horas de distancia.

En enero de 2011, los abogados de la defensa presentaron un recurso de Habeas Corpus. Declararon que el encarcelamiento de Chabelo era ilegal porque violaba el artículo 188 del Código de Procedimiento Penal de Honduras. Esto establece que una persona no puede ser encarcelada por más de dos años sin sentencia. La Corte rechazó el recurso.

La comunidad Guadalupe Carney a la que pertenece Chabelo, está asentada en las tierras que durante la década de los años ochenta, las Fuerzas Armadas (FFAA) bajo la coordinación directa del Pentágono y del Departamento de Estado de Estados Unidos (EEUU), utilizaron para entrenar a los ejércitos de El Salvador y Nicaragua envueltos en conflictos armados internos en sus respectivos países.

El Estado a través del  Instituto Nacional Agrario (INA) reconoció el derecho de los campesinos a la tierra y con los años otorgó a la mayoría de las cooperativas de la comunidad títulos de propiedad.

Registros e investigaciones divulgados en internet, señalan que funcionarios militares y terratenientes, que se negaron a participar en la solución del conflicto promovido por el Gobierno, adquirieron ilegalmente tierras,  antes y después del año 2000.

Entre éstas personas se señala a Henry Osorto, un oficial policial y al terrateniente palmero Miguel Facussé, dueño de las más grandes extensiones de tierras cultivables en Honduras.

A raíz del conflicto por la tenencia de la tierra, la comunidad Guadalupe Carney ha perdido a numerosos dirigentes y miembros producto de los ataques violentos de que fueron víctimas de parte de guardias privados  y  paramilitares contratados por Osorto y Facussé, según denuncias del movimiento campesino.

Chabelo fue detenido en Octubre 2008, después de que miembros de la familia de Henry Osorto y guardias privados, atacaron a campesinos que se mantenían en el proceso de recuperación de tierras. Ambos grupos se enfrentaron en una de las propiedades de la familia del oficial de policía, en donde un campesino y once miembros del grupo de Osorto murieron durante el enfrentamiento.

Más de 300 miembros de Guadalupe Carney figuraron como sospechosos, sólo porque eran residentes de la comunidad. Después, se dictaron 30 órdenes de captura, entre las cuales figuraba la de Chabelo, que en aquella ocasión se dedicaba a vender conos y que durante su detención auxiliaba a uno de los heridos del ataque.

Chabelo fue detenido y acusado de once cargos de asesinato, incendio y robo. A pesar de la falta de pruebas y las historias contradictorias de los testigos durante la acusación, el jurado lo declaró culpable, pero después la sentencia demoró casi tres años más y se condenó al imputado a más de 17 años de cárcel.

La defensa de Chabelo se muestra optimista de lograr su liberación, una vez que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) resuelva el recurso presentado y emita un fallo absolutorio declarando el estado de inocencia de Chabelo, ya que las pruebas que los acusadores han presentado no dan lugar para que se dicte una resolución condenatoria.

Asimismo señalan que en el caso menos favorable, pero aún beneficioso, sería la repetición del juicio, aunque se caería en un círculo vicioso porque tendrían que repetirse los procesos. Finalmente y lo que menos se espera, es que el recurso sea declarado sin lugar.

Fuente: http://defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=3251:chabelo-morales-a-6-anos-de-permanecer-recluido-sin-sentencia&catid=42:seg-y-jus&Itemid=159

, , , , ,

Deja un comentario

Chavelo Morales: Preso Político

Martes, 08 Julio 2014 22:50

Joaquin Baldemar Alvarado

El hombre no posee el poder de crear vida.No posee tampoco, por consiguiente el derecho a destruirla.-Mahatma Gandi. Libertador de la India.

Acompañado de los amigos Rufino García,el  Abogado José Soto y el Profesor Saulo García, el domingo 6 de Julio visitamos en la Granja Penal de El Porvenir a Isabel Morales. Chavelo para los amigos y El Chele  para sus carcelarios y compañeros de infortunio.Un hombre en plena juventud, de trato afable y con la autentica idiosincrasia del campesino nuestro, con la diferencia que Chavelo es ilustrado e informado, quien en sus palabras sencillas y claras expresa las aspiraciones y sueños de sus compañeros de clase, sus hermanos en la lucha: los campesinos del Bajo Aguan.

Realmente el tiempo se nos fue volando y no pudimos profundizar en su versión personal de los hechos acaecidos en su comunidad campesina, Guadalupe Carney, Municipio de Trujillo,un día de Agosto de 2008.

Haciendo las debidas consultas a procuradores de derechos humanos y otras fuentes que han certificado debidamente sus indagaciones de tipo legal y policial, nos hemos enterado que Chavelo Morales pertenece al Movimiento Campesino del Aguan y  ha permanecido en prisión desde Octubre de 2008, acusado de homicidio simple en base a testimonios de oídas, existiendo aparentes irregularidades y contradicciones en las historias de los testigos acusatorios, habiendo incluso, diferentes versiones de los testimonios anteriores. Han pasado 4 años entre la figura de la detención y la condena, una clara violación del Código Procesal Penal de Honduras, que exige la sentencia dentro de los dos años a partir de la detención.

Diversas organizaciones de derechos humanos y sociales de varios países entre ellos Estados Unidos, Canadá, Guatemala, Nueva Zelanda, de varios países europeos y hondureñas por su puesto, han estado al día dándole seguimiento al caso de Chavelo Morales en particular y de la situación de los derechos humanos en Honduras en general; en este contexto se han elevado denuncias, protestas y requerimientos al grado  que 108 senadores norteamericanos elevaron una carta al Secretario de Estado, John Kerry, de la que extraemos una parte medular del tema y dice asi: ” pedimos que el Departamento de Estado  use su influencia para urgir que el gobierno hondureño proteja los derechos humanos fundamentales de sus ciudadanos, termine el uso de la fuerza, como cuerpos de seguridad, investigue y lleve a juicio los abusos, y, más ampliamente recupere el estado de derecho”.

Nos hemos interesado en el caso de Chavelo Morales porque se han cometido dolorosas injusticias contra él y muchos campesinos, en primer lugar criminalizando el derecho a la obtención de la tierra para subsistir, hay más de 150 casos documentados de asesinatos cometidos contra los campesinos del Bajo Aguan, trabajo de denuncia realizado por organizaciones serias y responsables en la observancia de los derechos Humanos.Él, Chavelo Morales,  ha sufrido un viacrusis que solo los espiritus valientes y justos son capaces de resistir, entre otras cosas ha sufrido aislamiento carcelario, ha pasado hambre, amenazas a muerte por otros presos manipulados por la parte interesada en hacerle daño, intentos de envenenamiento, prohibiciones por parte de “autoridades superiores” para asistir a los funerales con motivo de la muerte de su hija y su padre, en la parte judicial los jueces y fiscales  han sido crueles en el trato, el último percance sufrido por Chavelo Morales ha sido un accidente fatal, Chavelo en su afan de cooperación en la limpieza de la yarda de la Granja Penal sufrió un accidente violento y cruel, su máquina chapeadora se atascó con un alambre de púas semi enterrado en la yarda causándole un impacto con una gran herida en el labio superior e inferior, la lengua hubo que suturarla, quebrándole dos dientes, hundiéndosele parte del alambre en el ojo derecho el cual a pesar del tratamiento médico oftalmológico que le dieron, lo perdió.

Con todo lo anterior Chavelo habla con optimismo, nos dijo una frase muy humana en estos términos:”me siento optimista ante la vida, porque sé que no he cometido ningun crímen, lo que me ha sucedido me hace ser diferente porque aquí en este centro penal he encontrado muchos hermanos, me siento tan bien sicológicamente que siento que hasta mis hermanos carceleros me estiman, porque ellos que son pueblo me han ayudado a sobrellevar esta situación”.Nosotros damos fe de las palabras de Chavelo porque las autoridades penales fueron muy atentos y amables en el trato cuando preguntamos por Chavelo. Vimos y sentimos que es querido y respetado por su conducta y espiritu solidario.

Resumiendo podemos decir, cuantos hondureños están pasando situaciones iguales o parecidas, cuantos Chavelos Morales hay en las cárceles de Honduras, porque para varios jurisconsultos todo preso común es un preso político, porque muchos de ellos fallaron ante la sociedad porque el estado no les cumplió; protegiéndolas en la niñez, educándoles en la adolescencia, brindándoles empleo, salud y educación en su edad adulta.

Deslindando responsabilidades saquemos conclusiones,  quien delinque primero, el estado que falla o el ciudadano que desde que nace le violan sus derechos fundamentales?

Fuente: http://www.tiempo.hn/editorial/noticias/chavelo-morales-preso-politico

, , ,

Deja un comentario

Remiten expediente del campesino Isabel Morales a sala de lo penal en la CSJ

Jul 02, 2014

Fruto de la lucha por la aplicación de la justicia en Honduras, en el caso de José Isabel Morales “Chabelo” se logró  que la Sala de Apelaciones de la Corte Suprema de Justicia, aceptara un recurso de casación que interpuso la defensa del campesino contra la  sentencia condenatoria que emitió el tribunal de Trujillo en febrero de 2014.

La Defensa considera que las pruebas que se han presentado no dan lugar para que exista una resolución condenatoria porque la sentencia que emitió el tribunal de Trujillo fue infundada, ya que surge como resultado de una serie de violaciones a las normas procesales, sobre todo a derechos fundamentales consagrados en la Constitución de la república que no le fueron respetados a José Chabelo Morales.

Chabelo, está preso desde el 17 de octubre 2008. Lo condenaron por un homicidio en perjuicio de Carlos Manrique Osorto, familiar de Henry Osorto Canales, subcomisionado de Policía quien libraba un enfrentamiento por tierras en proceso de recuperación por la comunidad Guadalupe Carney en Trujillo, Colón.

Este homicidio ocurrió en un incendio por el cual murieron 11 personas allegadas a Osorto, en su propiedad. La única prueba que acusa a Morales es que  un testigo  aseguró verlo en la escena del crimen.

Morales fue juzgado en junio 2010 aunque la sentencia condenatoria ocurrió hasta finales de julio 2012 y fue condenado a 20 años de cárcel. La defensa de Morales interpuso un recurso de casación en ese momento y el juicio se repitió en febrero de 2014 en el cual resultó de nuevo una sentencia condenatoria por 17 años y medio, en un proceso plagado de irregularidades según los abogados del labriego.

El abogado defensor Omar Menjívar asegura que existen muchas expectativas de que se dicte un fallo absolutorio, declarando o ratificando el estado de inocencia de Chabelo Morales, porque las pruebas que se han presentado no dan lugar para que exista una resolución condenatoria.

“La expectativa es tener un fallo favorable de la Sala de lo Penal en la Corte Suprema de Justicia para que puedan dictar el fallo absolutorio, en el caso menos favorable pero que aún sería beneficioso para Chabelo, sería la repetición del juicio aunque sería un círculo vicioso porque es repetir procesos que ya hemos pasado, otro escenario que no es esperado es que el recurso se declarado sin lugar”, añadió Menjívar.

Menjívar informó que un avance importante en el caso de Chabelo es que el expediente ya fue remitido hace un mes por el Tribunal de Trujillo a la Sala de lo penal de la Corte Suprema de la Justicia, y que solamente falta esperar aproximadamente un año para conocer la resolución final del recurso.

En caso que el fallo no sea favorable, la defensa legal de Chabelo ya ha considerado la posibilidad de acudir a la vía internacional a través del sistema interamericano.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1137-remiten-expediente-del-campesino-isabel-morales-a-sala-de-lo-penal-en-la-csj

, , , ,

Deja un comentario

Movilización Nacional de Territorios “Por la Dignidad, la Soberanía y la Libertad de Chabelo”

E-mail Print PDF

Tegucigalpa.

Más de 25 organizaciones del movimiento social, se movilizaron desde la zona norte al centro del país para demandar de las autoridades del Gobierno,  la derogación de una serie de leyes que atentan contra los bienes comunes de las comunidades y la soberanía del país.

La denominada Movilización Nacional de Territorios “Por la Dignidad, la Soberanía y la Libertad de Chabelo”  exige  la inmediata libertad del campesino preso político, José Isabel Morales, “Chabelo”, a quien se le ha violentado el pleno derecho a demostrar su inocencia, condenándole por intereses políticos injustamente a 17 años de cárcel, en plena violación de la Constitución de la República y de los derechos ciudadanos.

Las organizaciones demandan la derogación de la Ley de Modernización Agrícola, y en su lugar aprobar la  Ley de “Reforma Agraria Integral con Equidad de Género para la Soberanía Alimentaria y Desarrollo”.

“Nos movilizamos para exigir se derogue la ley de minería y la salida de Proyectos Hidroeléctricos y Mineros de los Territorios”, coreaban los protestantes en su recorrido a pie desde la comunidad de Zambrano en ruta hacia la capital.

Nos movilizamos para exigir se derogue la Ley que da vigencia a las Zonas Especiales de Desarrollo y Empleo (ZEDE) llamadas Ciudades Modelo, y exigir que se resuelva el recurso de inconstitucionalidad presentado ante la Corte Suprema de Justicia por representantes de organizaciones del Movimiento social y popular.

Los movilizados y movilizadas quieren que se esclarezcan los feminicidios a nivel nacional por parte del Estado y que se castigue a quienes amparados en la impunidad que impera en el sistema de Justicia, siguen cometiendo actos de barbarie.

La movilización dio inicio el miércoles 14 de mayo, en horas de la mañana, saliendo de la comunidad de Zambrano y permaneció en la capital los día 14 y 15 de mayo. La movilización realizó plantones en cercanías de Casa Presidencial, el Tribunal Supremo Electoral y pernoctó en l Plaza de los Desaparecidos (Plaza La Merced) en donde varios de los movilizados se mantuvieron en ayuno de 48 horas en apoyo al movimiento social.

A la movilización se unieron Colectivos del Frente Nacional de Resistencia Popular, organizaciones de base, organizaciones del movimiento social y popular urbanos, artistas, escritores, feministas, juventudes, organizaciones políticas de izquierda, organizaciones de la diversidad sexual ( LGTBI) y todas las organizaciones en pie de lucha contra el sistema opresor y continuador del Golpe de Estado del 2009, organizaciones en lucha contra las políticas neoliberales, el imperialismo y el patriarcado.

Es importante contar con la solidaridad de la ciudadanía en general, llevándonos agua, granos básicos (frijoles, arroz etc) frutas, verduras, colchonetas, cobijas y medicamentos durante la caminata y especialmente para el plantón indefinido que tendremos a partir del 15 de Mayo en los bajos del Congreso Nacional.

Asimismo en la zona norte del país, nutrieron la movilización representantes de la Plataforma Regional Agraria del Aguan, (MOCRA, MARCA, MUCA, MCA) Empresa Asociativa Rigores, Empresa Asociativa Vallecito, Empresa Asociativa Gregorio Chávez, Empresa Asociativa Salado Lis Lis. Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación, ERIC. Asociación Intermunicipal y Vigencia Social de Honduras (AIDEVISH), Organizaciones de la Plataforma del Movimiento Social y Popular; Central Nacional de Trabajadores del Campo, CNTC, Región Norte.

Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguan COPA, Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH, Organización Fraternal Negra de Honduras, OFRANEH, Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, MADJ, Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos, Instituto Ecuménico de Servicios a la Comunidad (INEHSCO) Red de Comercialización Comunitaria, Red COMAL. Frente Nacional de Resistencia Popular, FNRP. Capítulo Honduras – Articulación de Movimientos Sociales hacía el ALBA ( ALBA-MOVIMIENTOS).

Fuente: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=3132:movilizacion-nacional-de-territorios-por-la-dignidad-la-soberania-y-la-libertad-de-chabelo&catid=58:amb&Itemid=181

, , , , , ,

Deja un comentario

Caminan por liberación de Isabel Morales y por una verdadera reforma agraria

May 15, 2014

Ayer comenzó la Movilización Nacional de Territorios “Por la dignidad y soberanía y la libertad de Chabelo Morales” que desde el valle de Amarateca camina hacia Casa Presidencial para exigir un cese a las políticas de criminalización de la lucha en Honduras.

En este momento la caminata compuesta por diversas organizaciones populares está llegando a la capital política de la república y se movilizan hasta Casa Presidencial con pancartas. Sus demandas son:

1. Libertad para el preso político, campesino Isabel Morales.

2. Derogación de la Ley de Modernización Agrícola y aprobación de la Ley de Transformación Agraria Integral.

3. Derogación de la Ley de Minería.

4. Derogación de la Ley de ZEDES.

5. Salida de los proyectos hidroelécrticos de los territorios.

6. Esclarecimiento de los feminicidios a nivel nacional.

“Hay todo un pueblo en movilización para exigir la libertad del compañero Chabelo pero también para exigir una ley de reforma agraria integral que responda a lo que los campesinos y campesinas necesitan. Necesitamos un Estado que nos de respuestas, no hay razón de seguir callándonos tanta violencia en este país”, expresó uno de los caminantes.

Las organizaciones participantes son: Copinh, CNTC, organizaciones campesinas del Aguán, movimiento estudiantil, FNRP, Movimiento Amplio por la Dignidad y Justicia, organizaciones feministas, Partido Socialista de los Trabajadores, Plataforma Agraria, ERIC, entre otras.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/929-caminan-por-liberaci%C3%B3n-de-isabel-morales-y-por-una-verdadera-reforma-agraria

, , , , ,

Deja un comentario

Pueblos de los territorios hondureños protestan en Tegucigalpa contra medidas neoliberales

Contra los megaproyectos, los femicidios, la impunidad y por una verdadera reforma agraria integral

Por Giorgio Trucchi

Cientos de pobladores de distintos territorios de Honduras ya están en Tegucigalpa, en el marco de la Gran Movilización Nacional de Territorios “Por la Dignidad y la Soberanía”.

De acuerdo con un comunicado hecho público el pasado martes por las organizaciones convocantes, entre los objetivos de la movilización destacan exigir “la inmediata libertad del preso político, José Isabel ‘Chabelo’ Morales”, quien fue condenado injustamente a más de 17 de reclusión “violentando sus derechos ciudadanos y el derecho a demostrar su inocencia”, así como la derogación de la Ley de Modernización Agrícola y la aprobación de la Ley de Reforma Agraria Integral con Equidad de Género.

Asimismo, piden la derogación de la nueva Ley de Minería, que en estos días cumple un año de vigencia, la salida de los proyectos hidroeléctricos y mineros de los territorios, la derogación de la ley que dio vida a las cuestionadas y polémicas Zede (Zonas de Empleo y Desarrollo Económico), mejor conocidas como Ciudades Modelo, y que la Corte Suprema de Justicia resuelva el recurso de inconstitucionalidad presentado por las organizaciones del movimiento social y popular hondureño.

El fin de los femicidios y el castigo para los asesinos que “amparados en la impunidad que impera en el sistema de justicia, siguen cometiendo actos de barbarie”, son otros de los objetivos que caracterizan esta gran movilización.

Según las organizaciones convocantes, entre otras, la Plataforma regional agraria del Aguán, la Plataforma del movimiento social y popular hondureño, el Consejo cívico de organizaciones populares e indígenas de Honduras (COPINH), la Organización fraternal negra de Honduras (OFRANEH), el Movimiento amplio por la dignidad y la justicia (MADJ), el Frente nacional de resistencia popular (FNRP) y el Capítulo Honduras de la Articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA (ALBA MOVIMIENTOS), la llegada a Tegucigalpa está prevista para el día 15 de mayo y la permanencia frente al Congreso Nacional será por tiempo indefinido.

“Convocamos el pueblo a acompañarnos contra el sistema opresor y continuador del golpe de Estado del 2009, contra las políticas neoliberales, el imperialismo y el patriarcado”, concluye el comunicado.

Fuente: http://www.ellibertador.hn/?q=article/pueblos-de-los-territorios-hondure%C3%B1os-protestan-en-tegucigalpa-contra-medidas-neoliberales

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

Avanza la Movilización Nacional de Territorios “Por la Dignidad, la Soberanía y la Libertad de Chabelo”

Versión para impresiónVersión PDF

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- A primeras horas de la mañana de este 14 de mayo, campesinos, campesinas, pueblos indígenas, pobladores y pobladoras del Movimiento Social y Popular fueron llegando a la comunidad de Zambrano para iniciar la Movilización Nacional de Territorios “Por la Dignidad, la Soberanía y la Libertad de Chabelo”.
Seis planteamientos que movilizan a hombres y mujeres que exigen un alto a la impunidad y el cese a la barbarie en contra de pueblos campesinos, indígenas y negros.
“En esta movilización nacional de territorios, de forma contundente se deja saber ante el pueblo hondureño y ante la comunidad internacional que el Estado de Honduras desde su Corte Suprema de Justicia, que el Gobierno de Juan Orlando Hernández es un continuador de la violación de los Derechos Humanos a través de este inoperante y mercantilizado sistema de justicia que,  sin tener pruebas impone una condena de 17 años de cárcel a José Isabel Morales, “Chabelo”,  condena que se imponen sin contar con la evidencia del caso”, indicaron más de 20 organizaciones participantes en un comunicado conjunto.
A esta movilización de suman las exigencias sobre:
  • La derogación de la Ley de Modernización Agrícola y por la aprobación del Decreto de Ley de “Reforma Agraria Integral con Equidad de Género para la Soberanía Alimentaria y Desarrollo”.

  • Se derogue la ley de minería y la salida de Proyectos Hidroeléctricos y Mineros de los Territorios.

  • Se derogue la Ley que da vigencia a las Zonas Especiales de Desarrollo y Empleo, ZEDE ó llamadas Ciudades Modelo,  e exigir se resuelva el recurso de inconstitucionalidad presentado ante la Corte Suprema de Justicia por representantes de organizaciones del Movimiento Social y popular.

  • Exigir el esclarecimiento de los femicidios a nivel nacional por parte del Estado y castigo a quienes amparados en la impunidad que ipera en el sistema de Justicia siguen cometiendo actos de barbarie.

  • A más de tres meses de toma de la Alcaldía en San Francisco de Opalaca, el COPINH demanda al Estado de Honduras   el respeto  al proceso de Gobierno Indígena  Lenca  de  San  Francisco  de Opalaca,  el  respeto  a  la   Alcaldía  Indígena  y  legitima, a su autoridades  ancestrales  e  históricas,  respeto irrestricto  a  su autodeterminación, territorios y bienes de la naturaleza, a la destitución oficial del Alcalde impuesto por el régimen de Juan Orlando Hernández.



Plataforma Regional Agraria del Aguan,  (MOCRA, MARCA, MUCA, MCA, Empresa Asociativa Rigores, Empresa Asociativa Vallecito, Empresa Asociativa Gregorio Chávez, Empresa Asociativa Salado Lis Lis. Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación, ERIC.  Asociación Intermunicipal y Vigencia Social de Honduras (AIDEVISH), Organizaciones de la Plataforma del Movimiento Social y Popular; Central Nacional de Trabajadores del Campo, CNTC, Región Norte, Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguan COPA,  Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH, Organización Fraternal Negra de Honduras, OFRANEH,  Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, MADJ, Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos,  Instituto Ecuménico de Servicios a la Comunidad (INEHSCO), Red de Comercialización Comunitaria, Red COMAL, Frente Nacional de Resistencia Popular, FNRP, Capítulo Honduras – Articulación de Movimientos Sociales hacía el ALBA.

Fuente: http://conexihon.info/site/noticia/derechos-humanos/derechos-humanos-conflicto-agrario-y-minero/avanza-la-movilizaci%C3%B3n-nacional

, , , , , , ,

Deja un comentario

Campesinos marchan exigiendo nueva Ley de Reforma Agraria

14 mayo, 2014 – 10:00 PM

Unos 400 campesinos, aglutinados en más de 15 organizaciones del sector agrario del país, iniciaron hoy  una caminata hacia la capital para presentar un pliego de demandas ante el Congreso Nacional.

Los representantes de los campesinos convergieron en Zambrano, de donde salieron hacia la capital ayer en la mañana.

Entre las peticiones más importantes solicitan la libertad del campesino José Isabel Morales (“Chabelo”), a quien consideran un preso político y el segundo tema es exigir ante el Congreso Nacional la aprobación de una Ley de Reforma Agraria Integral, precisó Magdalena Morales, secretaria general departamental de la Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC).

La dirigente señaló que, “Chabelo” fue condenado a 17 años de cárcel sin darle la oportunidad de demostrar su inocencia y la lucha será hasta que logren los objetivos que se han trazado.

La movilización de los trabajadores del campo inició en la aldea de Zambrano, municipio del Distrito Central y anoche pernoctaron a inmediaciones de la aldea La Cuesta 1, situada en la salida de la carretera al norte del país.

Luis Méndez, dirigente de la Plataforma del Movimiento Social y Popular de Honduras, apuntó que además de los dos puntos principales, los campesinos exigen la derogación definitiva de la ley que aprueba las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), conocidas como “Ciudades modelo”.

Los integrantes de la caminata transitaron por la orilla de la carretera para no impedir el tráfico vehicular.

Asimismo, exigen la salida de los territorios los proyectos de minería e hidroeléctricos que han sido concesionados a empresarios que son amigos de diputados del Congreso Nacional y también reclaman que el Estado dé cuenta de las muertes de mujeres en el país. Y que haya justicia y respeto a la autodeterminación de los pueblos, especialmente a los indígenas.

El coordinador del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), Juan Barahona, quien acompaña a los campesinos en su lucha, señaló que el movimiento campesino comenzó una caminata a la altura de Zambrano y hoy llegarán ante la Casa Presidencial y luego se encaminarán hacia el Congreso Nacional donde va a concluir con un ayuno por parte de varios campesinos.

Fuente: http://www.latribuna.hn/2014/05/14/campesinos-marchan-exigiendo-nueva-ley-de-reforma-agraria/

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

Campesinos exigen Ley de Reforma Agraria y liberación de “Chabelo” Morales

May 12, 2014

Las organizaciones sociales y movimientos campesinos a nivel nacional anuncian acciones para exigir la aprobación de  la propuesta de Ley de Transformación Agraria, en el Congreso Nacional; y la pronta liberación del campesino José Isabel Morales, más conocido como “chabelo”.

Vitalino Álvarez, vocero del Movimiento Unificado Campesino del Aguán, MUCA, indica que  el 9 de abril del 2014, se introdujo al Congreso Nacional la propuesta de Ley de Transformación Agraria Integral con Equidad de Género para la Soberanía Alimentaria y el Desarrollo Rural.

¨Esta es una ley muy amplia y si pudiera lograrse, sería una de las leyes más avanzadas en Latinoamérica, porque reúne todas las condiciones, pero la falta de voluntad política de parte del poder Legislativo, no ha permitido que la  misma entre al proceso de  discusión para su aprobación ¨ dijo.

Las acciones pacíficas,  iniciarán con una caminata de dos días desde Tamara hasta Tegucigalpa  y luego desarrollarán ayunos  en los Bajos del Congreso Nacional, la estancia en este lugar será indefinida hasta  lograr parte de los objetivos.

¨Pensamos que apoyaran el evento más de 150 personas, pero quisiéramos que todo el pueblo se incorporara a esta caminata paso a paso, porque realmente es una movilización justa y necesaria; estamos defendiendo nuestra patria y exigiendo nuestros derechos¨, Vitalino Alvares, vocero del MUCA.

De igual manera, exigirán la pronta liberación de “Chabelo”  Morales, quien pese a que la repetición de su juicio el mes de febrero del presente año, tuvo vicios de nulidad; el Tribunal de Sentencia de  Trujillo, Colón, penó a 17 años y medio de prisión al campesino por el delito de homicidio en contra de un familiar del subcomisionado de policía, Henry Osorto Canales.

Es importante mencionar que el alto oficial está involucrado en el  conflicto de tierras que se generó en el marco de una lucha entre la comunidad Guadalupe Carney, Trujillo, y un grupo de terratenientes que se posesionó de la tierra que el Estado hondureño adjudicó en legal y debida forma el año 2000 a las familias campesinas organizadas en el Movimiento Campesino del Aguán (MCA), organización  a la que pertenece “Chabelo”.

El dirigente campesino Vitalino Alvares, asegura que el caso del “chabelo”, es un caso político porque la justicia está condenando a un inocente para congelar la lucha por la reforma agraria que se libra en el país.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/915-campesinos-exigen-ley-de-reforma-agraria-y-liberaci%C3%B3n-de-%E2%80%9Cchabelo%E2%80%9D-morales

, ,

Deja un comentario

Defensa de Chabelo, denuncia a testigos, Fiscales y Tribunal que lleva el caso

E-mail Print PDF

Tegucigalpa.

Con el objetivo de hacerle frente a la impunidad que opera en Honduras, la semana pasada se presentó el recurso de casación, con el que se está impugnando la sentencia que condena al campesino José Isabel Morales “Chabelo” a 17 años y medio de reclusión, dictada en el juicio entre enero y febrero pasado.

Morales está privado de libertad, desde octubre de 2008, acusado por el homicidio contra Carlos Manrique Sorto Castillo, sobrino del subcomisionado de la  Policía Nacional Preventiva, Henry Sorto, en el marco del conflicto agrario en la región del Aguán, según la defensa, el juicio en su contra se ha caracterizado por una serie de irregularidades y violaciones al debido proceso que terminaron en una sentencia condenatoria que fue anulada por la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, quién además ordenó la repetición del juicio, en un proceso entre junio del 2010 y julio  del 2012.

Según el abogado defensor, Omar Menjivar, la sentencia dictada a inicios del 2014, fue dada en un procedimiento judicial que en el Juicio Oral, no se respetaron las garantías procesales que establece la Constitución de la República y el Código Procesal Penal.

Hemos presentado la casación por violación de precepto constitucional, exactamente las disposiciones que se refieren al estado de inocencia del artículo 89 de la Constitución de la  República y el derecho de defensa contemplado en el artículo 82.

Básicamente  porque durante el juicio no se nos permitió controvertir la prueba de la Fiscalía, que es la prueba testifical, que fue bastante evidente que los testigos fueron a mentir, y eso no había mayor dificultad para determinarlo, porque son los mismos testigos que declararon en el juicio del 2010, aseguró el abogado.

De modo que tanto el fiscal que actuaba en el juicio como nosotros que fuimos los defensores en aquella ocasión, y en esta que se repitió el juicio, conocimos perfectamente cuál era el contenido de que eran los mismos testigos, que en juicio del 2010 ni siquiera mencionaron la implicación de Chabelo, pero en esta ocasión dicen su nombre y apellido.

El Tribunal no nos permitió demostrar que estaban mintiendo eso testigos, aun tendiendo la prueba disponible para hacerlo, que era el acta del juicio anterior.

Por eso consideramos que el Tribunal violentó el principio de contradicción que establece el Código Procesal Penal, como transversal en el proceso penal y con ellos restringió severamente el proceso de defensa y destruyó el estado de inocencia arbitrariamente y por eso hemos presentado el recurso de casación.

También va por el motivo de quebrantamiento de forma, porque las reglas que siguió el Tribunal para interpretar la prueba no son las que establece el Código Procesal Penal como método genérico de la sana crítica, por lo que violentó la regla para valorar la prueba y esa es razón para anular la sentencia.

Así que hay denuncia contra testigos por falso testimonio, acta de juicio del 2010 y del juicio de enero y febrero del 2014 y denunciamos a los miembros del tribunal y a los fiscales, comentó Menjivar.

Los testigos que han dado falso testimonio, son Henry Sorto quien aparece como ofendido, en su declaración del 2010 no le preguntamos nada, porque él dijo la verdad, dijo que no había estado presente en los hechos, por lo tanto no sabía nada, más que había tenido una comunicación telefónica con su sobrio Manrique, quien resultó muerto.

Él dijo que la comunicación había sido muy genérica, en la que el sobrino le decía que había muchas personas.

Pero en esta ocasión, hizo el agregado con el propósito de asegurar la sentencia condenatoria. Y por otro lado un testigo de la Fiscalía, es más reprochable, pues en el caso de Henry Sorto, hay un grado de comprensión, ya que en esos hechos, perdió a su padre, sobrino, otros parientes y empleados.

Si es severamente reprochable que un agente de investigación, que se supone debe hacer trabajos ecuánimes, profesionales y objetivas, se trata del agente Oscar Geovanny Lobo, que estuvo a cargo de las únicas investigaciones y que sólo duró dos días, en un hecho tan complejo, donde una multiplicidad de personas fueron participes de ese hecho.

Este agente, implicó la participación de José Isabel Morales, proponiendo como medio de prueba, un reconocimiento fotográfico, realizado con el único sobreviviente de los hechos, un menor de edad, que dijo que Chabelo, quien aparecía en una nota de prensa en un periódico,  fue el hombre que quitó los tapones de los botes llenos de combustibles para producir el incendio en la casa de Henry Sorto, en la comunidad Guadalupe Carney.

Ahora dice que, conversando con el testigo, mientras estaba en el hospital, José Isabel Morales, había participado en la muerte de su pariente, entonces ahí va agregando el elemento que va afianzando la posibilidad de la sentencia condenatoria.

Y en esa misma línea declaró el sobreviviente, que está en calidad de testigo protegido.

En 2010, dijo que Chabelo disparó a Manrique, y que el otro acusado, Carlos Maradiaga, había macheteado a Manrique, pero esta vez dijo que Chabelo fue quien disparó, macheteó a Manrique, le disparó a él, dio la orden de matar a todas las personas, prender fuego y saquear la casa, atribuyó todos los hechos a Morales.

Estos cambios en los testimonios, no los pudo haber hecho los testigos por si solos, sino por la inducción del fiscal Reynaldo Canales que es el interesado en tener una sentencia condenatoria.

El expediente del caso de José Isabel Morales, es muy grueso, donde se encuentra habeas corpus, recusación y denuncias contra el Tribunal compuesto por Jesi Paulita Vetura, Henry Geovany Duarte, Danilo López Fuentes, Ricardo Geovany Rodríguez, Fredy Cenen Caballero, Carol Jaqueline Ortega y Luis Alberto Juárez.

Además, contra los magistrados de la Corte de Apelaciones de la sección judicial del La Ceiba, Dilia Iracema Guillén, Garin Enoc Urquía y Rubenia Esperanza Galeano, pues ha incurrido en violación a los deberes de los funcionarios.

También encontramos en su expediente, petición de investigaciones, de revisión de medidas, denuncia por prevaricato” entre otras, y seguirá documentándose, mientras se fija la sentencia firme, y se presente un recurso de casación, esperando que se anule la sentencia de 17.5 años contra Chabelo, quien lleva más de 5 años en prisión preventiva, violentando el Código Penal, que establece un máximo de 2 años.

Fuente: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=3073:defensa-de-chabelo-denuncia-a-testigos-fiscales-y-tribunal-que-lleva-el-caso&catid=37:mem-y-imp&Itemid=150

, , , , , , ,

Deja un comentario

Carta de 56 organizaciones internacionales exigen justicia para Isabel “Chabelo” Morales

Mar 21, 2014

20 Marzo 2014

John Kerry, Secretario del Estado de EE.UU
Julie Ciccarone, Director de Misiones, USAID Honduras
Amanda Johnson Miller, Oficial de Derechos Humanos, Embajada de EE.UU, Honduras
Juan Orlando Hernández, Presidente, Honduras
Rigoberto Chang Castillo, El Ministerio de Derechos Humanos, Justicia, Gobernabilidad y Descentralización, Honduras
Abogado Jorge Alberto Revira Avilés, Magistrado Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Honduras
Ramón Antonio Sabillón Pineda, Director de la Policía Nacional de Honduras
Óscar Fernando Chinchilla Banegas, Fiscal General, Honduras

Estimados señores:
La carta adjunta, firmada por 56 organizaciones de derechos humanos y justicia social, tiene por motivo la niega de justicia, otra vez de nuevo, a José Isabel Morales López. Es una denuncia de los procedimientos judiciales de febrero y las acciones de:
* El Fiscal José Reynaldo Canales, del Ministerio Público de Trujillo, Colón, Honduras por su conducta indebida como fiscal y manipulación de la corte.

* Los Jueces del Tribunal de Trujillo y La Ceiba: Carol Jacqueline Ortega, Luis Alberto Juárez, y Ricardo Geovany Rodríguez, todos culpables de conducta judicial indebida durante el transcurso del enjuiciamiento.

* Los Jueces de la Corte de Apelaciones de La Ceiba: Dilia Iracema Guillén, Garin Enoc Urquía y Rubenia Esperanza Galeano, todos los cuales, juntos con los jueces ya nombrados, violaron las órdenes de la Corte Suprema de Justicia de Honduras.

* Finalmente, el Sub Comisionado de la Policía Nacional de Honduras en el departamento de Olancho, Henry Osorto Canales quien cometió el crimen de perjurio en la corte con impunidad además de sus acciones de intimidación, amenazas y abuso de autoridad como miembro de la Policía Nacional.

Como defensores de los derechos humanos, estamos indignados por estos abusos de autoridad de los antemencionados miembros del sistema judicial de Honduras, y el ambiente de impunidad en lo cual ellos han podido operar en violación de los derechos de José Isabel Morales López, un campesino de la región del Aguán en el norte de Honduras y un preso político reconocido por organizaciones de derechos humanos en todo el mundo.

Hacemos un llamado por la libertad inmediata de José Isabel Morales López. Exigimos una investigación completa de las violaciones de derechos humanos y las irregularidades judiciales en el entorno del enjuiciamiento además de las amenazas y el hostigamiento en contra de la familia y la comunidad. Además exigimos el cese de todo tipo de ayuda militar, policiaca y de seguridad hasta que haya un fin de las violaciones de derechos humanos en Honduras, en particular la ayuda de los Estados Unidos a la Policía Nacional y el financiamiento de USAID al Ministerio Público por razón de los abusos continuos que están siendo cometidos.

14 de febrero, 2014
Las organizaciones abajo firmantes expresamos nuestra indignación ante la injusticia hecha en contra de José Isabel “Chabelo” Morales Lopez y el movimiento campesino entero por media de la decisión emitida en su contra por el sistema judicial hondureño el 7 de febrero del 2014.

Alertamos que una vez más en Honduras el poder y la influencia de los terratenientes y su campaña de criminalización del movimiento campesino entero ha destruido la justicia.

Chabelo fue acusado de asesinato en relación a un enfrentamiento en agosto del 2008 entre el terrateniente y también comandante de la policía Henry Osorto y los campesinos de la comunidad de Guadalupe Carney en el valle del Aguán.  El enfrentamiento empezó cuando las guardias de Osorto, dentro de quienes figuraron miembros de su propia familia, atacaron a un grupo pequeño de campesinos quienes se encontraron trabajando en tierras que forman parte de un base militar abandonado que fueron entregados a los campesinos bajo la ley de reforma agraria pero que quedaron en disputa. El enfrentamiento terminó con varias muertes principalmente de las fuerzas de Osorto.  Sin evidencias concretas relacionadas a las muertes específicas, se dictaron órdenes de captura a residentes de la comunidad, los nombres de quienes fueron obtenidos de los títulos de las tierras y listas de residentes. Chabelo es el único que ha sido enjuiciado y ya ha pasado cinco años encarcelado.

A principios de noviembre del 2013 la corte suprema falló sobre la apelación, ordenando un nuevo juicio para José Isabel y que fuera liberado de la prisión mientras esperara el nuevo juicio, sin embargo, los jueces de la corte de Trujillo se negaron liberarlo. Dos de estos mismos jueces luego comparecieron en La Ceiba como miembros del panel de jueces en su nuevo juicio, lo cual empezó el 27 de enero, en clara violación del principio de la imparcialidad. Este segundo juicio fue marcado por cambios de testimonio y testimonios contradictorios de los testigos de los fiscales además de decisiones continuas en contra de la defensa, y también por testimonio consistente de los testigos de la defensa de que Chabelo ni se encontraba en el sitio del enfrentamiento hasta después de los eventos. Henry Osorto, quien actualmente es jefe de la Policía Nacional para el departamento de Olancho vociferó durante su testimonio sobre la supuesta organización de los campesinos en células terroristas, diciendo que todos son terroristas violentos. Osorto cambió su testimonio drásticamente del juicio anterior. Al recordar una conversación por teléfono con uno de los víctimas durante el enfrentamiento ahora afirma que Chabelo fue identificado por nombre y apellido completo y que Chabelo mismo agarró el teléfono y habló con Osorto. Esto contradice completamente el testimonio anterior de Osorto, lo cual no identificó a Chabelo de ninguna forma.

Lo claro era que Chabelo es un símbolo del movimiento campesino de Honduras y que una vez más el juicio sirvió como pretexto para atacar al movimiento entero. Estos terratenientes en el Aguán, tales como Osorto y el enormemente poderoso Miguel Facussé han declarado una guerra en contra de los campesinos, han aumentado la violencia en la región donde casi 200 campesinos han sido asesinados, y ejercen influencia inapropiada sobre los jueces, las cortes y la policía — todo a propósito de seguir con su acumulación de miles de hectáreas de tierra para el cultivo de la palma africana.

Organizaciones campesinas y de derechos humanos de todo Honduras han exigido la libertad inmediata para Chabelo.  El nuevo juicio fue acompañado por la organización jesuita ERICSJ y Radio Progreso; la Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguán (COPA); la Organización Fraterna Negra de Honduras (OFRANEH); la Observatorio Permanente de los Derechos Humanos en el Aguán; todas las organizaciones campesinas del Aguán; y observadores internacionales presentes de varias organizaciones.

Nosotros responsabilizamos al régimen hondureño por el conflicto agrario continuo, por la violencia que ha tomado las vidas de más de 120 campesinos en el valle del Aguán y por la falta de un sistema de justicia imparcial.

Pero, como organizaciones de los Estados Unidos y Canadá también responsabilizamos a nuestros propios gobiernos por las mismas injusticias, la violencia continua en el campo de Honduras y por las violaciones continuas de derechos humanos – todos los cuales están facilitados y incluso orquestados por la ayuda y entrenamiento militar y policiaca de los Estados Unidos y Canadá, los intereses mineros y el apoyo político para la continuación del golpe de estado del 2009 por los gobiernos de Porfirio Lobo y ahora Juan Orlando Hernández. La militarización, las armas y el robo de tierras hondureñas de parte de empresas transnacionales y oligarcas locales solo puede llevar a una situación cada vez más violenta e insegura para el pueblo hondureño.

Nosotros exigimos lo siguiente:
* La libertad inmediata de Jose Isabel “Chabelo” Morales
* Un fin al apoyo de Estados Unidos y Canadá a la policía, las fuerzas de seguridad y las fuerzas armadas hondureñas

* Que las empresas estadounidenses y canadienses involucrados en la minería y la extracción de aceite de palma en Honduras sean responsabilizados por las violaciones de derechos humanos.

* Una investigación completa de la mala conducta de la fiscalía de parte del Ministerio Público Reynaldo Canales, lo cual debe de incluir una investigación de los testimonios inconsistentes de Henry Osorto Canales, subcomisionado de la Policia Nacional, departamento de Olancho.
Atentamente,

1. La Voz de los de Abajo, Chicago
2. Rights Action
3. US El Salvador Sister Cities
4. Wisconsin Network for Peace and Justice, Madison, Wisconsin (WNPJ)
5. Latin America Solidarity Committee–Milwaukee
6. Wisconsin Bail Out the People Movement
7. The Center for Alternative Mining Development Policy in La Crosse
8. Chicago Religious Leadership Network on Latin America (CRLN)
9. Latin America/Caribbean Committee of the Loretto Community
10. Missourians Organizing for Reform and Empowerment
11. Radios Populares, Chicago, IL
12. The Inter-Faith Committee on Latin America (IFCLA) in St. Louis
13. FNRP/LIBRE NORTHERN CALIFORNIA
14. Bay Area Latin America Solidarity Coalition (BALASC)
15. Task Force on the Americas
16. School of the Americas Watch, San Francisco, California
17. School of the Americas Watch, Oakland, California
18. Colectivo Honduras USA Resistencia = Libre
19. Alliance for Global Justice
20. Nicaragua Network.
21. W Joseph Connolly PhD, President, Communication Center #1, St Louis
22. Anti-War Committee-Chicago
23. Gay Liberation Network-Chicago
24. Portland Central America Solidarity Committee (PCASC)
25. Hondureños Por La Pachamama (HPP) -Portland
26. School of the Americas Watch, National
27. Chicago-Cinqauera Sister Cities
28. Nicaragua Center for Community Action
29. St. Louis Chapter, Missourians for Alternatives to the Death Penalty.
30. Organization for Black Struggle
31. CEPRHI, Ecumenical Committee of English Speaking Religious Personnel
32. Nicaragua Solidarity and Fair Trade Resource – Chicago
33. National Immigrant Solidarity Network
34. Action LA Network
35. 8th Day Center for Justice
36. Common Frontiers, Canada
37. International Action Center
38. The May 1st Coalition 4 Worker and Immigrant Rights
39. The People’s Power Assembly
40. Witness for Peace Southwest
41. National Lawyers Guild, Task Force on the Americas
42. Inter-Religious Task Force on Central America, Cleveland
43. Network in Solidarity with the People of Guatemala (NISGUA)
44. Leonor Hurtado,  Asociación Q’anil, Guatemala
45. Zainab Amadahy, SPIRIT WIZE
46. Volunteer Clinic of the FCJ Refugee Centre, Toronto
47. Christie Refugee Centre, Toronto
48. Julie Webb-Pullman, Journalist, Aotearoa New Zealand
49. Wellington Zapatista Support Group,  Aotearoa New Zealand
50. Latin American Committee, Aotearoa New Zealand
51. Denver Justice & Peace Committee
52. Karla Lara, Artista Hondureña
53. Red Nacional de Defensoras de DDHH en Honduras
54. Friends of the Earth Australia
55. SHARE – El Salvador
56. Fearless Leading by the Youth (FLY), Chicago

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/813-carta-de-56-organizaciones-internacionales-exigen-justicia-para-isabel-%E2%80%9Cchabelo%E2%80%9D-morales

, , , ,

Deja un comentario

Defensa de “Chabelo” interpondrá un nuevo recurso de Casación para seguir defendiendo su libertad

Mar 07, 2014

Tras conocer oficialmente la sentencia, la defensa del campesino Isabel “Chabelo” Morales, interpondrá un recurso de casación como último intento ante las instancias nacionales. Esta última solicitud, le da esperanza a la familia del campesino que espera que sea aceptado por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el labriego pueda obtener la tan anhelada libertad.

“Efectivamente ese es el recurso de impugnación que nos queda, es el único recurso posible que puede intentarse en contra de una sentencia definitiva dictada por el Tribunal de Sentencia del departamento de Trujillo” expresó el abogado Omar Menjivar defensor de Morales.

Recientemente José Isabel Morales fue condenado a 17 años y medio de prisión —pero él está preso desde el 17 de octubre de 2008 en la Penitenciaría de El Porvenir ubicada en la ciudad de La Ceiba, al norte de Honduras— Fue acusado, en principio, de tentativa de asesinato, homicidio, robo agravado e incendio agravado.

“Pero hay que recordar que nosotros hemos interpuesto algunas denuncias, en contra de los testigos que fueron a declarar en el último debate que se celebró, entre el 27 de enero al 7 de febrero. Los hemos denunciado al igual que al fiscal que intervino en el juicio, por el delito de falso testimonio” afirmó el abogado Menjivar.

La CSJ tiene, según el Código Procesal Penal, la obligación de dar resolución a este recurso, en un término de 30 días, pero según Menjivar, “eso nunca ocurre” ya que la Corte se tarda “un año o año y medio, para resolver un recurso de Casación” son los “plazos ordinarios con los que trabajan; son los plazos de hecho, no de derecho”.

Los familiares del campesino José Isabel Morales continúan con el sufrimiento de verlo pagando por un delito que no cometió. Expresan que la justicia es aplicada a los inocentes, y no, a los verdaderamente corruptos, a quienes se les premia con la libertad.

“Como familia sabemos que él sigue pagando una condena de un delito que no ha cometido, pero tenemos confianza que el recurso de Casación tendrá efecto, y que él podrá recuperar la libertad” dijo Merlin Morales, hermano de “Chabelo”.

Los familiares del campesino concuerdan que lo que está la vista no quiere anteojos. Aseguran que la fiscalía ha presentado testimonios falsos, que nada tienen nada que ver con el caso. Añaden que uno de los testigos dijo no haber reconocido a Chabelo, cosa contraria a su primera declaración, donde afirmó reconocerlo.

“Nosotros como familiares nos sentimos muy heridos, porque no se aplica la justicia como debe ser, sino que se culpa a inocentes. Pero a las personas que realmente son corruptas o delincuentes, esas andan totalmente libre”, expresó Merlin Morales, hermano del campesino.

El campesino Morales fue acusado del homicidio de Carlos Manrique Sorto Castillo, sobrino del subcomisionado de la  Policía Nacional Preventiva, Henry Sorto. A raíz de eso hay patrullajes  continuos de militares frente a la casa de la madre de Chabelo. “Hace unos días pasó un vehículo como con diez militares con pasamontañas, y eso está prohibido. Los están utilizando para hostigar a la gente” dijo Merlin.

“Si Chabelo hubiera sido culpable, toda esta gente que lo va a ver a la cárcel, no lo iría a visitar, porque supieran realmente que estarían cayendo en un gran error” expresó su hermano.

 

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/780-defensa-de-%E2%80%9Cchabelo%E2%80%9D-interpondr%C3%A1-un-nuevo-recurso-de-casaci%C3%B3n-para-seguir-defendiendo-su-libertad

, , , , ,

Deja un comentario

“Chabelo” una historia del manipulado sistema judicial hondureño frente a la lucha por la tierra

Tuesday, 04 March 2014 10:48 Sandra Rodríguez
E-mail Print PDF

Tegucigalpa.

“No te preocupes hermano, que vamos a salir de esto, todavía no se acaba la lucha”, le dijo “Chabelo” a uno de sus hermanos, tras escuchar que el veredicto del Tribunal de Sentencia de La Ceiba, quien lo declaró culpable de homicidio simple, el pasado 7 de febrero, y se individualizó la pena, 20 días después, estableciendo que le impondrá 17 años y seis meses de reclusión.

El 27 de febrero, se le individualizó la pena a José Isabel Morales, conocido como “Chabelo”, quien debería estar 17 años y medio de prisión, acusado por el homicidio contra Carlos Manrique Sorto Castillo, sobrino del subcomisionado de la  Policía Nacional Preventiva, Henry Sorto, y las esperanzas en búsqueda de justicia se mantienen, en medio de este sistema que no permite la defensa a campesinos y gente trabajadora que lucha por la tierra, declaró uno de sus hermanos.

Este ha sido un caso sin precedentes, no apegado a fundamentos de la justicia y leyes hondureñas, pues a José Isabel Morales “Chabelo” quien está en prisión, desde el 2008, se le ha negado un debido proceso, perdió un ojo, se le rompió la lengua y perdió varios dientes, mientras realizaba trabajos de limpieza en la granja penal de El Porvenir; incluso estando en prisión, su padre y una hija, fallecieron, y a él no se le permitió asistir al sepelio.

Creyendo en la inocencia de José Isabel Morales, pero obligados por lo establecido en el Código Penal, la defensa le toca proponer una pena para el acusado, y esta propuso la pena mínima de 15 años de prisión, siendo la máxima 20 años.

A partir del 27 de febrero, cuando se le dictó sentencia, el Tribunal tiene cinco días para dar a conocer el acta donde hace saber la sentencia definitiva y a partir del día empiezan a transcurrir los 20 días para interponer el recurso de casación que será presentado ante este mismo  Tribunal y que resolverá La Corte Suprema de Justicia a través de la Sala de lo Penal.

Pero una cosa es lo que diga la ley, y otra, como la ejecutan los entes judiciales, “el Código habla de cinco días, pero en la práctica el Tribunal se toma el tiempo que quiere. En el juicio pasado, el Tribunal se tomó dos años y un mes, aunque el Código dice cinco días”, explicó el abogado defensor, Omar Menjivar Rosales.

Por lo que se presentará el recurso de casación -hasta que salga la sentencia definitiva- ante el tribunal de sentencia de Trujillo, pero quien lo resuelve es la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, explicó la defensa.

Se espera el cumplimiento de la ley, pues todo lo que fue evacuado en juicio implicaba que debía pronunciarse una sentencia absolutoria a favor de José Isabel Morales, y al darle lugar al recurso de casación, es volver a repetir el ciclo que ya se había evacuado una primera vez, lamentó el defensor.

Omar Menjivar

Este caso es atípico, donde las cosas se han hecho al contrario, se acusa a un hombre inocente, se le niegan sus derechos y poco a poco, se ha ido acabando con su vida, la de su familia y compañeros campesinos que siempre están pendientes de su caso, y que se ven afectados emocionalmente ante la falta de justicia expresada en los tribunales, por lo que el Estado es el responsable de todas estas injusticias.

Para la familia Morales, ha sido muy difícil esta situación, llevamos más de cinco años con la esperanza que se haga justicia, hemos contado con la solidaridad de los compañeros y compañeras, organizaciones nacionales e internacionales y les pedimos que nos sigan apoyando, declaró su hermano Merlín Morales.

Hemos visto cómo se ensañan con mi hermano, no le dan la oportunidad de demostrar su inocencia, se le acusa de algo que él no cometió, y aún más, hemos tenido conocimiento que lo amenazan con hacernos algo a nosotros, si él sale en libertad, declaró Morales.

Entre las irregularidades en este caso, contra José Isabel Morales,  miembro del Movimiento Campesino del Aguán, MCA, ubicado en la Comunidad  Guadalupe Carney, en el Bajo Aguán, donde se libra una lucha por la tenencia de la tierra, y por lo que más de cien campesinos han perdido la vida, en los últimos cuatro años, está la reclusión de “chabelo” por más de cinco años, pese a que el artículo 181 del Código Procesal Penal dispone que la prisión preventiva no puede exceder de dos años.

Otra situación, es que el 9 de diciembre de 2013, la defensa solicitó al Tribunal de Trujillo sustituir la prisión preventiva, no obstante, dicho tribunal deliberadamente no resolvió la petición, pese a que la normativa procesal penal obliga a resolver en 24 horas.

“Chabelo” está preso desde el 17 de octubre de 2008 injustamente el marco del conflicto agrario en la región del Aguán, según la defensa, el juicio en su contra se ha caracterizado por una serie de irregularidades y violaciones al debido proceso que terminaron en una sentencia condenatoria que fue anulada por la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, quién además ordenó la repetición del juicio, en un proceso entre junio del 2010 y julio  del 2012.

MP, manipulación y conformismo en la investigación

Vemos que en Honduras, el sistema de justicia está diseñada para garantízale para el privilegio de unos cuantos, con el hecho que unos jueces me confesó “yo tengo prohibido como juez pensar en materia penal, me toca hacer lo que dice la Fiscalía, porque si no, me cae una denuncia”, compartió el abogado Omar Menjivar.

Chabelo fue acusado por el homicidio de una persona que murió en un incendio en el que perdió la vida 11 personas, familiares del subcomisionado Henry Sorto Canales, quien estuvo involucrado en un conflicto de tierras con la comunidad Guadalupe Carney en Trujillo.

Con el caso donde se juzga al compañero “Chabelo”, se ha cerrado un ciclo más de ese proceso de ensañamiento que ha venido ocurriendo desde que fue acusado José Isabel Morales y otras 31 personas, sin haber partido de una investigación responsable de parte del Ministerio Público, MP.

Ese que fue un hecho tan complejo por la complicidad de participantes, ya que eran centenares de personas que participaron en esos hechos tan lamentables, eso meritaba una investigación bastante responsable, seria y científica, pero el MP se conformó con una investigación que apenas duró dos días, y que comenzó tres días después de ocurridos los hechos.

La escena del hecho no estuvo resguardado por 24 horas, hasta  que llegó la policía y algún médico forense para recoger los cuerpos, por lo que eso da la oportunidad de contaminación de la escena.

A las 48 horas después del incendio, en el Bajo Aguán, comenzó la investigación con personas que se desplazaron de la ciudad de Tegucigalpa  (a más de 500 kilómetros de distancia) y dos días después había finalizado la investigación.

Menjivar compartió que, lo que hicieron fue confeccionar un listado de sospechosos, lo que es al revés, porque normalmente la investigación nos va arrojando la evidencia para dar con los sospechosos, pero en este caso, primero fueron a la municipalidad de Trujillo y a la oficina del Instituto Nacional Agrario, INA,  a solicitar un listado de las juntas directivas de empresas campesinas inscritas en los últimos años,  y los que integraban la junta directiva, pasaron a ser parte de los sospechosos, y empezaron a buscar evidencias que se acomodara a la lista de sospechosos.

Posteriormente le presentaron más de 300 fotografías de los sospechosos, a un testigo que no  nunca estuvo en la capacidad de reconocer a nadie, pues tenía dos impactos de bala y uno le perforó un pulmón, el cual se lo llenó de sangre, lo que permite que en lugar de oxígeno, llegue sangre al cerebro, y por sobrevivencia hace que el cuerpo  pierda la conciencia y se desmaye.

Y en ese estado el joven “reconoció” a 32 personas y a cada uno le atribuyó un delito concreto, y atribuyó el asesinato de Carlos Manrique Sorto, (por el cual guarda prisión Chabelo), a un hombre que se llama Carlos Armando Ruíz, la Fiscalía lo acusó, y resulta que es una persona que ni siquiera conoce esta zona del Aguán, porque nunca había salido de su tierra recóndita, en Poncaya, una montaña de Catacamas, Olancho.

Después identificó a otra persona, como participe de esos hechos, y resulta que tampoco pudo haber participado, porque tenía más de un año de estar preso cumpliendo una condena por un delito de homicidio, evidenció el defensor de Chabelo.

También identificó a otra persona que dice que macheteó a Manrique, en ese entonces, a Chabelo siempre lo identificó como la persona que quitó los tapones a los tanques de combustible a unos vehículos para prenderles fuego.

“Esa fue la única investigación que hizo el MP, el resto de personas que presentaron como testigos no presenciaron los hechos, para el caso un testigo dijo que estaba a un kilómetro y vio a Chabelo, salir del lugar con una arma AK-47 y en 2010, dijo que era un machete”, por lo que vemos testimonios que se contradicen, aseguró Omar Menjivar.

Primero dio declaración a los agentes de la DGNIC, después a un analista del MP y cada vez que daba una declaración, daba una versión distinta, luego le hacen un una evaluación sicológica y da una versión en la que por primera vez menciona a Chabelo, y dice que fue a él a quien le disparó, y lo describe como trigueño, chaparro y medio fornido, nada que ver, porque es blanco, le dicen “chele”, y es alto.

Ese testigo que sólo había identificado a Carlos Maradiaga, como que estaba en el grupo, pero no le atribuye una acción concreta, en el juicio del 2010.

Prioridad del MP es ganar, no hacer justicia

Notamos que la prioridad del Ministerio Público, no es hacer justicia, sino ganar el caso, y eso significa obtener una sentencia condenatoria, sea justa o injusta, incluso haciendo uso de  testigos que contradicen sus declaraciones, induciéndoles a cometer delito de falso testimonio.

Incluso el mismo sub comisionado Henry Sorto, declaró que hablaba con su sobrino Manrique, mientras expiraba, desconociendo la participación de Chabelo, pero en esta una segunda ocasión, dijo que su sobrino exclamó “el que me disparó fue José Isabel Morales y que quiere que escuches como me mata, y además que habló vía teléfono con Chabelo”, creo que esto fue inducido por el Fiscal, aseguró Menjivar.

Aun consientes, de que este juicio, no tiene las características de un juicio justo, siempre, después de cada audiencia, defensa, amigos y familiares esperan que Chabelo salga en libertad, lo que nos pone triste, pero no bajamos la lucha, porque es nuestro compañero y lo apoyaremos, manifestó un grupo del Observatorio Permanente de Derechos Humanos, del Bajo Aguán, quien en ocasiones anteriores, ha denunciado que el juicio de “Chabelo” demuestra que el sistema de Justicia está parcializado hacia los grandes intereses del poder económico de la región del Aguán.

El expediente del caso de José Isabel Morales, es muy grueso, donde se encuentra habeas corpus, recusación y denuncias contra el Tribunal compuesto por Jesi Paulita Vetura, Henry Geovany Duarte, Danilo López Fuentes, Ricardo Geovany Rodríguez, Fredy Cenen Caballero, Carol Jaqueline Ortega y Luis Alberto Juárez.

Además, contra los magistrados de la Corte de Apelaciones de la sección judicial del La Ceiba, Dilia Iracema Guillén, Garin Enoc Urquía y Rubenia Esperanza Galeano, pues ha incurrido en violación a los deberes de los funcionarios.

También encontramos en su expediente, petición de investigaciones, de revisión de medidas, denuncia por prevaricato” entre otras, y seguirá documentándose, mientras se fija la sentencia firme, y se presente un recurso de casación, esperando que se anule la sentencia de 17.5 años contra Chabelo, quien lleva más de 5 años en prisión preventiva, violentando el Código Penal, que establece un máximo de 2 años.

Mensaje ejemplarizante

Cinco años de injusticia contra Chabelo, es claro que se quiere mandar un mensaje ejemplarizante a los que están involucrados en el afán de la lucha por la tierra, son personas campesinas, enfrentadas a un grupo de poder de los más rancios del país, dijo Menjivar.

Hablamos de terratenientes, un término de los que más distinguía a la oligarquía, y uno de ellos es Miguel Facussé, y hay otros similares a los que se enfrentan los campesinos en el Bajo Aguán y otras zonas del país.

Alguno de ellos ha estigmatizado a los campesinos, entre ellos Henry Sorto, en su  declaración dijo, “esos no son campesinos, vergüenza les debería dar usar ese término, porque ellos lo que son, es terroristas, guerrilleros, asesinos, delincuentes, ladrones, criminales”, y seguía buscando más términos discriminatorios, y con expresión de odio, así que lo que cuenta es que Chabelo es parte de ese grupo que desprecia con toda la fuerza de su ser y se ensaña con lujo, en su contra, continuó el defensor.

Hasta cierto punto, desde la condición humana de Henry Sorto, Menjivar cree que, es comprensible sus sentimientos, porque en ese hecho tan violento y dramático perdió la vida y además fue incendiado su padre, hermanos,  sobrinos, trabajadores, la casa, etc.

Lo que no es permitido es que las instituciones del Estado adopten esa postura, porque el Estado se ha establecido para ser ecuánime, para garantizarnos justicia, y la justicia no se realiza cometiendo otra justicia, por lo que concluimos que el mensaje es para todo el que se involucre en la lucha de la tierra, porque le puede pasar lo de Chabelo, puntualizó Menjivar, en quien la Fiscalía ha desatado toda su fuerza, para que permanezca preso.

 

Fuente: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=3004:chabelo-una-historia-del-manipulado-sistema-judicial-hondureno-frente-a-la-lucha-por-la-tierra&catid=37:mem-y-imp&Itemid=150

, , , , , , ,

Deja un comentario

Justicia hondureña débil ante los fuertes y dura ante débiles

Feb 27, 2014

 

 

 

Tras 5 años y medio de estar en prisión, después de contar los días para que al fin se hiciera justicia, José Isabel Morales no obtuvo su libertad, por más que peleó por ella.

Los tribunales de sentencia de Trujillo, Colón fallaron en contra del campesino Isabel Morales, condenándolo a 17 años y medio de cárcel. Morales se sometió a un segundo juicio en el que se esperaba se comprobara su estado de inocencia en el delito de homicidio contra Carlos Manrique Osorto, familiar del subcomisionado de policía Henry Osorto Canales quien ha librado por muchos años un conflicto con la comunidad Guadalupe Carney, de donde es originario Morales.

“Este fallo es injusto e ilegal pues no está conforme a lo que dicta la ley, atropella la dignidad de Isabel Morales, pisotea su inocencia y lo hace pagar por un hecho que no cometió, el tribunal tomó partido por la posición de la fiscalía”, denunció Omar Menjívar, abogado defensor de Isabel Morales, quien además junto a la abogada Sarah Aguilar desde el principio denunció que el juicio no se estaba llevando a cabo con imparcialidad e independencia, como manda la Ley.

La Fiscalía se atrevió a pedir 250 años de cárcel para Morales, Henry Osorto lo pidió mientras estaba declarando en contra de Chabelo.

El tribunal que juzgó a este campesino, miembro del Movimiento Campesino del Aguán (MCA) estuvo integrado por, Carol Jackeline Ortega, Luis Alberto Juárez Sierra, quien presidió y Ricardo Geovany Rodríguez.

Criminalización del campesinado

El campesino Isabel Morales se ha convertido en el ejemplo claro de la impunidad con la que se mueve el sistema de justicia nacional. A Morales se le acusó y capturó en octubre de 2008, dos meses después de los hechos violentos suscitados en la propiedad del subcomisionado Henry Osorto Canales donde murieron 11 personas allegadas a él. Después de su captura se celebró un juicio en 2010 pero cuya resolución condenatoria fue dada hasta en 2012, permaneciendo Morales en prisión de forma ilegal por estar sin condena casi 4 años.

Isabel Morales es también el rostro de miles de campesinos víctimas de este sistema de impunidad, cuando al no existir una verdadera reforma agraria que merme todo el conflicto entre campesinos y terratenientes en los valles más ricos del país, ya son cientos los muertos, también los procesados injustamente siempre por la parte de los campesinos.

La Plataforma Agraria Regional del Valle del Aguán, justo la semana en la que se celebró el juicio de Morales, presentó un informe en el cual aseguran que al menos 113 campesinos fueron asesinados por guardias privados y agentes del Estado durante el recién concluido gobierno de Porfirio Lobo, todos los casos en la impunidad.

Esta plataforma que aglutina a campesinos organizados en el Caribe de Honduras, señaló que a raíz de los 113 crímenes en la zona hay “al menos 400 niños y niñas huérfanos, madres viudas, decenas de hombres y mujeres heridos”.

Añadió que los hechos “reflejan los niveles de impunidad” de dos empresas agrícolas privadas de la zona, a la que los campesinos organizados del Aguán acusan de acaparar tierras desplazando a las comunidades de labradores, confabulados con “la débil institucionalidad de los entes encargados de impartir justicia”.

Esta denuncia se da mientras en los tribunales de sentencia de La Ceiba se juzga a un campesino, miembro del movimiento campesino por un delito que se cometió en medio de una disputa de tierras de muchos años, una crisis en la cual un agente del Estado, el subcomisionado Henry Osorto Canales, tenía grandes ventajas y había creado un ambiente de persecución contra los campesinos de la zona.

Aun así, este caso no fue mencionado por la Plataforma Agraria en dicha conferencia de Prensa.

Un juicio amañado

“El tribunal siempre se plegó a las disposiciones de la fiscalía sin apegarse a las leyes y con desprecio a la misma. Esperábamos que el Tribunal hiciera un estudio exhaustivo para dar un fallo motivado por la ley, sin embargo declarando culpable a Isabel Morales sin dar explicaciones sobre la prueba determinante, es un atropello a las leyes y a la dignidad de Chabelo”, explicó Menjívar.

El juicio de 2010 que condenó a Chabelo a 20 años de cárcel fue anulado por la Corte Suprema de Justicia tras un recurso de casación interpuesto por la defensa de Morales. La Corte mandó a celebrar un nuevo juicio “imparcial e independiente” que comenzó el 27 de enero sin concederle libertad condicional a Chabelo quien siguió privado de su libertad en la granja penal de La Ceiba.

El reinicio del juicio contra Isabel Morales, quien lleva en prisión 5 años y medio, fue acompañado por diversas organizaciones del Aguán quienes exigieron liberar al campesino.

Sin embargo, este nuevo juicio se desarrolló en un ambiente hostil y con poca voluntad por parte de los jueces para comprobar su inocencia, según la defensa de este campesino miembro del MCA.

La madre de Chabelo, Ramona López siempre estuvo presente a pesar de vivir en Trujillo, a 2 horas de La Ceiba donde se celebró el juicio. Esta mujer humilde aseguraba que se mantenía fuerte porque su hijo no podía verla preocupada, las esperanzas siempre la movieron para soportar el agotamiento y en muchos momentos la desesperación al escuchar las acusaciones contra su hijo.

“Los jueces y fiscales son corruptos, pero yo no pierdo la esperanza de que mi hijo saldrá libre”, expresaba doña Ramona en los primeros momentos en los que apenas podía hablar por el nudo de garganta que le provocó la noticia del fallo contra Chabelo.

Los primeros días, el tribunal se mostró parcializado, según la defensa que interpuso un recurso de recusación que paralizaba el juicio hasta que hubieran personas con la voluntad de hacer justicia. Sin embargo este recurso fue nombrado sin lugar.

“Para quitarse la responsabilidad de esta crisis agraria y los hechos violentos por los que se juzga a Isabel Morales, el Estado de Honduras juzga a cualquier persona sea quien sea, aunque no se haga verdadera justicia, solo por tener un culpable”, expresó la abogada Sarah Aguilar, de la defensa de Morales quien además dejó claro que en todo el juicio las pruebas evacuadas y testimonios de la parte acusadora fueron inconsistentes.

Nuevos elementos

Omar Menjívar explicó que la defensa objetará el fallo de los tribunales porque el objetivo de la repetición de juicio no era construir una nueva verdad sobre los hechos, y esto fue lo que sucedió con la presentación de pruebas y testimonios por la parte acusadora que se empeñó por cambiar la versión que había sido evacuada en el juicio anterior.

La clave del juicio recayó en un testigo al que se le llamó A2 para su protección, sin embargo este testigo, el mismo del juicio anterior mostró en múltiples ocasiones estar mintiendo con respecto a su reconocimiento de Chabelo. La defensa hizo ver todas las irregularidades en su conclusión del juicio. Cada día, los testimonios de la parte acusadora fueron orientados a acusar a Chabelo como el líder del movimiento que incendió la casa de Osorto Canales.

“Ahora nos queda repetir todo el proceso regresando a la sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia para anular la sentencia ilegal de este juicio, con el recurso de casación”, dijo Menjívar asegurando que esto no se quedará así y que seguirán luchando por la libertad de Morales.

A Chabelo se le escuchó al final del juicio bajo el principio de humanización del proceso. Fue claro y preciso, además de señalar al Ministerio público como responsable de lo que le ha pasado y de ganarse un enemigo poderoso, como es el señor Henry Osorto.

Aidé Saravia, de la Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguán (COPA) expresó tras conocer el fallo que esta es una realidad que viven miles de campesinos hondureños, a quienes en cualquier momento les puede suceder lo que le sucedió a Chabelo.

“La justicia se ensaña contra los luchadores por la tierra, se vio clara la forma en que condenaron a Chabelo, a cualquiera nos puede pasar. Están llamadas las organizaciones populares a seguir la lucha”, dijo Saravia.

Y es el caso que se repite en historias como la de Magdalena Morales, dirigenta de la Central Nacional de Trabajadores del Campo (CNTC) acusada y llevada a los tribunales como una criminal por su papel en la lucha por una reforma agraria en el valle de Sula donde empresas como Azucarera del Norte S.A. y Compañía Azucarera Hondureña S.A. acaparan miles de hectáreas de tierra y los movimientos campesinos aseguran que violentan el sobretecho que les otorga el Estado.

Irregularidades del juicio

Recibimos información de lo que aconteció en los tribunales de justicia de La Ceiba donde se juzgó a Chabelo, el juicio era oral y público y lo que en esa sala ocurrió estos días es de conocimiento público.

El primer día del juicio se evacuó la declaración de Carlos Fernández Arazola, quien es uno de los investigadores que realizó distintos reconocimientos fotográficos a partir de la declaración del testigo protegido de la parte acusadora. Uno de estos reconocimientos fotográficos fue el de Carlos Armando Ruiz a quién este le atribuyó haber disparado y macheteado a Carlos Manrique Osorto, así mismo declaró haber sido la persona que realizó diligencias investigativas en el departamento de Olancho, donde se descartó la participación de esta persona en los hechos ocurridos el 3 de agosto del 2008.

Uno de los testigos protegidos de la parte acusadora, atribuyó el homicidio a otra persona, no a Chabelo, por lo que quedó demostrado nuevamente que este testigo ha mentido ante el Tribunal de Sentencia, al manifestar que fue José Isabel Morales quien dio muerte a Carlos Manrique Osorto.

A pesar que la defensa solicitó poner a la vista los reconocimientos fotográficos al señor Carlos Fernando Fernández Arazola, el Ministerio Publico se opuso rotundamente, y el Tribunal de Sentencia estuvo de acuerdo con ellos, por lo que la defensa interpuso recurso de reposición manifestando que el artículo 251 del Código Procesal Penal establece que “todos los bienes y los documentos y demás elementos de convicción incorporados al proceso deberán ser exhibidos a los imputados o testigo para que manifiesten si lo reconocen”, por lo que habiendo declarado el testigo que él practicó reconocimiento fotográfico, debieron ser propuestos y admitidos.

La Sala declaró sin lugar el recurso

El segundo día le tocó el turno al agente de investigación criminal de la DNIC, Oscar Geovany Lobo. La defensa de Chabelo valora que La Fiscalía insiste en una estrategia de acomodar las declaraciones que sus testigos hicieron en el juicio del 2010, con el propósito de incriminar deliberadamente a Chabelo.

Y eso fue lo que hizo el agente Lobo, ya que tanto en las actas de reconocimiento fotográfico que realizó, como diligencias investigativas, el informe investigativo que remitió a la Fiscalía tras concluir las investigaciones, las declaraciones que rindió ante el Juez de Letras de Trujillo durante la audiencia inicial y la declaración que rindió ante el Tribunal de Sentencia de Trujillo en el juicio de 2010, lo único que mencionó , confirmó y ratificó siempre es que Chabelo fue la persona que de acuerdo al testigo protegido le quitó los tapones a los tanques de combustible para prenderles fuego.

Sin embargo en la declaración que rindió le agregó que además José Isabel Morales también participó en las acciones que produjeron la muerte de un pariente del testigo, diciendo además que Chabelo era de los principales dirigentes de las acciones. Este agregado no lo consignó ni en las actas de reconocimiento, y al ser consultado por la defensa de por qué no consignó esa información, dijo que no recordaba.

En el quinto día se presentó el subcomisionado de Policía Henry Osorto Canales, persona agravada pero que no estuvo en el lugar de los hechos.

Canales dijo que él mismo estaba dirigiendo una investigación personal para identificar a los culpables, en dicha exposición se refirió a los campesinos organizados como células terroristas, delincuentes, que se están matando entre ellos mismos. Incluso durante su declaración le dijo al Tribunal que Chabelo no andaba solo sino que trajo gente de otros lados para hacer dicha masacre aún y cuando no le constaba porque como dijo, no estaba en el lugar de los hechos.

Luego fue interrogado por el Ministerio Público, y cuando el turno le tocó a la defensa, ésta solicitó que se incorporará por lectura la declaración rendida por el Sr. Henry Osorto en el 2010, ante el Tribunal de Sentencia de aquella época, a lo que el Ministerio Público se opuso y el Tribunal declaró sin lugar.

Posteriormente la defensa, interpuso el recurso de reposición, aduciendo que impedir la introducción por lectura de la declaración rendida anteriormente, en la cual el Sr. Henry Osorto jamás mencionó a Chabelo, como tampoco mencionó que el hoy occiso Carlos M Osorto, le hiciera mención que quien le había disparado, hubiera sido Chabelo, era violentar el principio de contradicción y el derecho fundamental a la defensa así como el estado de inocencia, puesto que el Tribunal no podría apreciar las contradicciones que presenta dicha declaración, recurso que también fue declarado sin lugar.

Lo que ha predominado en el juicio es la voluntad de enjuiciar a Morales no solo por el asesinato por el cual en efecto se le enjuicia, sino por toda la masacre. Osorto Canales insistió ante los tribunales que Isabel Morales estaba al mando de la emboscada y que fue él quien dio la orden de incendiar y asesinar a sus familiares, este testimonio coincide con el de testigos anteriores por la parte acusadora a pesar que la defensa ha presentado pruebas que descartan la posibilidad de que Canales haya recibido esa información en el momento del incendio.

Aunque la defensa intervino en varias ocasiones para hacer ver al tribunal las irregularidades en los testimonios, no hubo voluntad del mismo para reconocer estas intervenciones. Además por los otros delitos, Morales fue absuelto en un juicio anterior.

La esperanza no se pierde aseguraba Menjívar. En el caso de Morales es de suma importancia que muchas organizaciones campesinas y populares acompañen desde las exigencias y denuncias en las calles, el clamor de justicia. Ahora se esperan más acciones para seguir exigiendo la libertad de Chabelo que también será la libertad que tanto anhela la población más empobrecida de Honduras.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/reportaje/item/758-justicia-hondure%C3%B1a-d%C3%A9bil-ante-los-fuertes-y-dura-ante-d%C3%A9biles

, , , , , , , , , ,

Deja un comentario