Entradas etiquetadas como Inseguridad

Ni leggins ni cabello rubio: pandillas aterrorizan a mujeres hondureñas

Publicado: 09 Junio 2015

El miedo ha hecho que muchas mujeres acudan a los salones de belleza a cambiarse el color del cabello como simple medida de precaución. Y no sólo las vendedoras, sino también las clientas de los mercados callejeros.

 

Agencias / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Vendedoras de la ciudad de Comayagüela aseguraron a periodistas que la orden les llegó por vía de un papel anónimo.

 

En él “les advierten que a la que anda pintando su cabello en rubio o rojo que se lo cambien a color negro, pues de lo contrario, van a matarlas”.

 

Pero las prohibiciones no se limitarían al color del cabello. Al parecer, las pandillas tampoco quieren que las mujeres vistan leggins o licras con diseño de piel de tigre, carteras que se crucen o piercings en los labios, cejas, nariz o en el ombligo.

 

Es una versión que corrobora otra vendedora. “Fueron a dejarme un papel con fecha límite para cambiarme el color de cabello a negro, que no utilicemos las licras tigreadas ni bolsones cruzados, ya que si nos llegan a ver así van a matarnos”, dijo la mujer, que se encontraba en un salón de belleza arreglándose sus uñas.

 

La vendedora, quien pidió no ser identificada aseguró que hace menos de un mes una de sus compañeras de venta fue asesinada por andar con su cabello rubio.

 

No todo son rumores. El pasado 19 de mayo, una mujer de 41 años tuvo que ser operada tras ser atacada por pandilleros en un autobús en Comayagüela, aparentemente por estar teñida de rubio.

 

Los delincuentes también le robaron la cartera y le ocasionaron heridas de gravedad en la tráquea y la yugular, informó el diario La Prensa.

 

El miedo ha hecho que muchas mujeres acudan a los salones de belleza a cambiarse el color del cabello como simple medida de precaución. Y no sólo las vendedoras, sino también las clientas de los mercados callejeros han decidido evitar los tonos amarillos o rojos en sus cabellos.

 

“El miedo ante un ataque hace que varias clientas vengan a cambiarse el color de cabello. Desde el jueves anterior notamos que muchas previendo cualquier peligro lo evaden cambiando su color”, dijo a La Prensa una peluquera de la ciudad de San Pedro Sula.

 

Las autoridades policiales han desmentido los rumores y aseguran que no hay nada que temer, y que no se han identificado peligros reales.

Pero Arabezca Sánchez, asesora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), aseguró que desde hace un año las organizaciones de derechos humanos de San Pedro Sula alertaron de esas amenazas de los grupos criminales.

 

“Esa modalidad de control de territorios fue denunciada desde el año pasado por organizaciones defensoras de derechos humanos de San Pedro Sula”, afirmó.

Fuente: http://www.web.ellibertador.hn/index.php/noticias/nacionales/132-ni-leggins-ni-cabello-rubio-pandillas-aterrorizan-a-mujeres-hondurenas

Anuncios

,

Deja un comentario

Honduras: Periodistas firman convenio con instituciones de seguridad

iernes, 29 de mayo de 2015

Un importante convenio se suscribió entre las instituciones de seguridad y los periodistas ceibeños.
Tiempo.hn/ Jueves, 28 Mayo 2015 – 3:00  LA CEIBA- 
Miembros de la Asociación de Prensa de Atlántida, (APA), firmaron un convenio con los representantes de las diferentes instituciones de seguridad, como: Policía Nacional, Fuerza Nacional Antiextorsión, Dirección Nacional de Investigación Criminal y Fuerza Aérea Hondureña.
En el mismo, los comunicadores sociales exigen a las autoridades se comprometan a brindar una inmediata respuesta, para esclarecer los asesinatos de los comunicadores sociales: David Meza, Gabriel Fino Noriega y Henry Suazo, muertos entre el 2009 y 2010 en esta zona.
El acuerdo se suscribió recientemente en un hotel de esta ciudad, durante una cena para celebrar el día del periodista hondureño, en la cual se homenajearon a los periodistas ceibeños Julio César Rodríguez, Carlos Moya Posas y Mario Fuentes por su amplia trayectoria de más de cuatro décadas de dedicarse a la labor informativa.

Al evento asistió también el Comisionado Nacional de Los Derechos Humanos de esta región, Juan José Arita, como testigo para velar  el cumplimiento de dicho documento, en el cual se denuncia también amenazas, atentados, extorsión y violación a sus derechos humanos.

Ese mismo día se formó un comité de seguridad compuesto por los colegas Víctor Hugo Pavón, Pablo Cesar Guity, Abrahán Mejía Griffin y Bety Rosales, en su condición de presidenta de la APA, quienes darán acompañamiento a las entidades de seguridad para el seguimiento de los casos antes señalados.

“El propósito de este convenio es para que estas instituciones de seguridad nos den respuesta sobre los asesinatos de los compañeros porque hasta ahora están impunes. Este acuerdo se iba a formar también con autoridades del Ministerio Público, sin embargo no llegaron”, manifestó Bety Rosales, presidenta de la APA.

Al convivio asistieron la mayoría de los periodistas de los diferentes medios de comunicación de esta ciudad, demostrando que el gremio se encuentra unido.
LO QUE PIDEN LOS PERIODISTAS EN EL CONVENIO
• Protección individual y familiar
• Coordinación de medidas de protección
• Recepción, investigación, Acompañamiento y seguimiento de la denuncia.
 PERIODISTAS ASESINADOS EN ATLÁNTIDA
* David Meza Montesino (11 de marzo de 2010)
* Gabriel Fino Noriega (3 de julio de 2009)
* Henry Suazo (28 de diciembre del 2010).
DATO
Hace aproximadamente un  año, el periodista Ramón Maldonado, corresponsal de HCH recibió un atentado del cual salió ileso.
OPINAN
“Estamos en toda la disposición de colaborar con los periodistas y vamos a darle cumplimiento a este convenio que se ha firmado”:
Subcomisario Luis Bustamante
Policía Nacional
“Los comunicadores sociales exigimos a las autoridades mayor protección para ejercer la profesión ya que hay muchas amenazas”:
Bety Rosales
Presidenta APA


Los legendarios periodistas ceibeños, Julio César Rodríguez, Carlos Moya Posa y Mario Fuentes fueron homenajeados por su amplia trayectoria.

 http://www.tiempo.hn/nacion/item/33106-congreso-nacional-entrega-premios-parlamentarios-de-periodismo-2015

,

Deja un comentario

Estado demuestra incapacidad para brindar protección a operadores de justicia: Ex fiscal Orellana


  • Lunes, 25 Mayo 2015 15:31

El ex fiscal del MP, Edmundo Orellana. El ex fiscal del MP, Edmundo Orellana.

Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa – A juicio del ex fiscal general Edmundo Orellana, la salida del jefe de la Unidad Nacional Apoyo Fiscal del Ministerio Público, Roberto Ramírez Aldana, demuestra la incapacidad del Estado de ofrecer seguridad a los que investigan casos de corrupción.

“Aquí lo que se pone en evidencia es que ante las amenazas sufridas por el fiscal (Ramírez Aldana), el Estado no encuentra otra opción más que sacarlo del país”, criticó.

“Indudablemente que pone en evidencia que el Estado es incapaz de proteger a quienes les asigna la responsabilidad de investigar casos de corrupción”, adicionó.

Orellana acotó que esta situación, también “desestimula a cualquiera que en sustitución de él (Ramírez Aldana), quede en esos casos, porque si lo amenazaron a él, van a amenazar a todos cuantos conozcan las investigaciones de corrupción pública”.

“Se pone en evidencia que el Estado, ya perdió totalmente la institucionalidad”, puntualizó.

Fuente: http://www.proceso.hn/component/k2/item/103105-estado-demuestra-incapacidad-para-brindar-protecci%C3%B3n-a-operadores-de-justicia-ex-fiscal-orellana.html

, , , , ,

Deja un comentario

Honduras: ¡Mándelo a matar! o el amor entre periodistas

martes, 19 de mayo de 2015

Artículo | Mayo 19, 2015 – 3:05 pm / EL LIBERTADOR
 El que ordenó matar a Galdámez se llama Oscar Calona y está recibiendo un galardón como cronista parlamentario. Esos premios son la más cabal demostración de la forma en que el Estado opresor reparte prebendas en ciertos medios y sólo para ciertos periodistas que con gran entusiasmo cobran servicios y colaboran en la domesticación de las y los hondureños.
La búsqueda y conocimiento de la verdad tiene complicaciones, no sólo técnicas, sobre todo dificultades humanas y en el periodismo hay ser más modesto, mejor dicho, más honesto, y utilizar la noción de veracidad. Se puede ser más veraz o mentiroso y esto sí es propio de la conducta y del comportamiento individual, no es un asunto del dominio que se tenga de la técnica, de la ciencia o de los códigos jurídicos. Es una opción humana que hace posible que al periodista no se le exija ser objetivo, exacto o verídico.

Por: Gustavo Zelaya

El congreso nacional de Mauricio Oliva, el gran parlamentario por extraordinarios aportes a la teoría de la legislación al acuñar expresiones dignas de grandes oradores, por ejemplo, “Juan Orlando es el papá de los pollitos” o hace pocos días, en medio de una marejada azul financiada con dineros bien habidos dijo “a nosotros nadie nos va a azorrar”; frases que el mejor ministro de educación existente en el continente americano debe grabar en la entrada de los centros escolares hondureños; acaba de repartir premios entre decentes comunicadores, ha convenido premiar a uno encargado de cubrir la beligerante y muy racional sede legislativa, al sujeto que endulzó el oído de Adolfo Facusse con el humanitario consejo de “mándelo a matar”. Casi ordenando la muerte de su colega Luís Galdámez.
Tal vez no fue una expresión ocasional entre agremiados de una profesión en donde lo normal es desacreditar al otro, entre ellos no es extraño opinar sobre el trabajo y la ética del periodista con formas muy refinadas: si se preguntan que creen de sus cófrades van a decir que son tapudos, meruseros, violadores, lambiscones, topos, vendidos, extorsionadores; desacreditando sin importar familias. Así, no van hablar de la responsabilidad ni de respeto a la vida ni a la muerte. Será muy raro que cuestionen la corrupción y los índices de impunidad en el país de la vida mejor. Según el CONADEH hay más de 90% de impunidad.
Parece que en ese gremio han desarrollado la capacidad de no hablar de lo fundamental como es el asalto al IHSS o del manejo del tasón de seguridad, pero se esmeran en señalar de corruptos a otros y a nadie en particular y no saber nada de la veracidad en la información. Ni por decoro mencionan las condiciones de explotación en que el país ha vivido, tampoco cuestionan el rol que desempeña John Kerry al frente del gobierno de Honduras.

El que ordenó matar a Galdámez se llama Oscar Calona y está recibiendo un galardón como cronista parlamentario. Esos premios son la más cabal demostración de la forma en que el Estado opresor reparte prebendas en ciertos medios y sólo para ciertos periodistas que con gran entusiasmo cobran servicios y colaboran en la domesticación de las y los hondureños. Irrespetuosos de las fuentes, pautan propaganda con los poderosos y se ofrecen al mejor postor con el objetivo de enriquecerse rápidamente.

En ellos hay notables y honrosas excepciones, ojala fueran mayoría, pero relegados de las salas de redacción y de las producciones importantes en el periodismo. Entiéndase que aquí trabajan hombres y mujeres revestidos de integridad en algunos casos, moviéndose en un ambiente complicado, lleno de peligros, seducidos por el dinero, rodeados de tentaciones y que tratan de llevar su vida de la mejor forma posible. Otros, no sólo sucumben frente al halago desmedido y a la riqueza sino que están seguros de lo que hacen y dispuestos a extorsionar y entregarse al mejor postor.

Pero ¿qué ha ocurrido con la formación académica de estos profesionales? ¿Qué ha provocado tal situación? ¿Sirve de algo estudiar códigos éticos en esa profesión? Al parecer esos temas son una formalidad presente en los planes de estudio y sin relación con la práctica efectiva del periodismo. Además, sería muy ingenuo pretender cuestionar esa actividad sin considerar que están inmersos en la cotidianidad de un sistema social que corrompe a diario.

Es aquí, entonces, en donde se ha implantado un subsistema educativo que domestica y adiestra para competir contra otros en un mercado laboral, en donde todo tiene precio y es desechable. En todos los niveles educativos el graduado es un producto receptor de insumos, ahora dicen competencias, y forma parte de una cadena de producción que genera recursos humanos, del que se espera rinda beneficios y logre éxitos materiales; de hacerlo tendrá prestigio profesional.

Así es la concepción educativa del Estado y de todos los que están al frente de cada nivel formativo. Así son los términos y las categorías empleados por la autoridad “pedagógica” cuando se refiere a contenidos, objetivos, programas de asignatura, planes de estudio, adaptando la jerga de la oficina y la fábrica al “acto educativo” y a la administración del mismo. Eso no es nuevo. Siempre ha sido el instrumento formador del Estado y por ello siguen afinando la educación como instrumento de un sistema económico que hace de todo una cosa que puede ser intercambiada por otra, y que valora sus componentes a partir de razonamientos mercantiles de costos y beneficios.

Esto puede ser importante al momento de querer cuestionar la conducta y las actuaciones de los periodistas; y no sólo de ellos, también de los que formamos partes de los distintos componentes de la organización social.
Además, hay otro aspecto de mucho significado en este asunto y que, de hecho, es visto como algo marginal y estorboso en los programas educativos, aunque por razones de imagen pública algunos dicen que es fundamental en el ejercicio del periodismo. Son los códigos de la profesión. Los hechos muestran que la formación ética y el tema de las normas morales han sido estimados como una traba en el currículo y que puede ser enseñado por cualquiera que tenga buenas intenciones sobre el tema. No es eje fundamental en la forja del profesional ni es tratado con la seriedad científica con que se habla de la matemática o de la física cuántica. Es claro que los temas éticos y morales en periodismo son mucho más complejos y sus consecuencias impactan a nivel individual y colectivo. Por eso es que ponen mayor atención en cuestiones técnicas y en asuntos prácticos de la profesión para no asumir tantos compromisos morales. Sobre esto hay diversas posturas teóricas pero, en general, cuando se habla de una moral profesional se hace referencia un sistema de normas que un grupo establece para ejercer en su provecho particular y social. Tal sistema regula su trabajo en el arte, ciencia u oficio que eligió y que ejerce.

Se supone que se establecen compromisos y se toman posiciones individuales y frente a la sociedad; esto requiere cierta capacidad para ejecutar el oficio y actitudes personales conscientes frente a los problemas entre el individualismo y el desinterés por el bien común, entre el mercantilismo, los aspectos humanitarios de la profesión y el desprendimiento. Se trata de ser responsable y definirse frente a algo que parece muy cursi: el amor a la profesión. En el lenguaje de los periodistas se habla mucho de la importancia de apegarse a los hechos y trasmitir la verdad. Pero es muy extraño que definan que es eso de la verdad o que mencionen que la línea editorial la determina el dueño del medio y que éste impone criterios. Esa noción que repiten hasta el cansancio, eso de objetividad en la información se vuelve muy cuestionable ya que los hechos que describen y comentan se hacen desde posturas subjetivas.

La experiencia reciente tiene suficientes pruebas de cómo es la objetividad del periodismo nacional. Vimos cómo interpretaron el golpe de Estado y cómo lo están haciendo con el asalto al Instituto Hondureño de Seguridad Social. La parcialidad en las opiniones es lo que más se nota. Y no sólo entre los periodistas, también en personas supuestamente mejor formadas e informadas. Parece que llegar a la verdad se mantiene en puros ideales y la aproximación a ella es demasiada parcial, muy subjetiva, prejuiciada, a veces arbitraria. Un ejemplo inmediato puede verse en el caso de la denuncia de David Romero acerca de la corrupción, obscena, perversa, condenable, del Seguro Social.

De por medio están las amenazas contra la libertad de expresión y contra la vida del comunicador. Esto es lo fundamental. Aunque sea sujeto de desconfianza para ciertas personas, de condenas por actos juzgados, formalmente pagados y que pueden considerarse como imperdonables, aunque no se esté de acuerdo con su estilo de hacer periodismo y se le tilde de vulgar e inculto y que otros crean lo contrario; la situación no debe provocar dudas: es importante, necesario, urgente, reconocer la valiente denuncia, proteger la libertad de expresión y el respeto incondicional a la vida humana. Y en esta ocasión eso se expresa en David Romero.

Esas amenazas deben ser denunciadas por todas las organizaciones defensoras de los derechos humanos y por los grupos políticos que enarbolan planteamientos democráticos. Eso no debe ser discutido.
La búsqueda y conocimiento de la verdad tiene complicaciones, no sólo técnicas, sobre todo dificultades humanas y en el periodismo hay ser más modesto, mejor dicho, más honesto, y utilizar la noción de veracidad. Se puede ser más veraz o mentiroso y esto sí es propio de la conducta y del comportamiento individual, no es un asunto del dominio que se tenga de la técnica, de la ciencia o de los códigos jurídicos. Es una opción humana que hace posible que al periodista no se le exija ser objetivo, exacto o verídico. Pero se puede esperar veracidad o decir mentiras en esa profesión. El término de veracidad informativa puede contribuir a superar determinadas prácticas vinculadas con el retardo, ocultamiento y distorsión de la información; con la parcialidad y el falso moralismo en los artículos de fondo; con los refritos que provoca el “monitoreo” de otros medios y con la información mercantilizada dirigida a la opinión pública. Tal vez se espera demasiado de los periodistas y se crea que son los formadores de opinión pública sin tener la suficiente capacidad técnica y ética. Tal vez no saben qué tipo de problemas están en juego y no sean conscientes de la responsabilidad de su trabajo.

Lo que parece evidente es que el código de ética en el periodismo sólo tiene significado cuando se enmarca elegantemente y se cuelga en las paredes de las salas de redacción. Sólo así es importante, como parte del decorado y sin aplicación práctica en la profesión. Los abogados saben mucho cómo se engalanan paredes con finos marcos y los lujosos empastados de sus libros, sólo para el diseño del interior.. Si acaso existen los códigos tendrían que regular el ejercicio de la profesión y basarlo en la veracidad y la responsabilidad; debe servir para afrontar el conflicto principal del profesional de la comunicación: cómo defender el derecho a la libertad de información y el derecho a la intimidad de las personas. La única forma de enfrentar esas dificultades es con ayuda de principios éticos, de principios morales, con un arsenal de valores y no con el modo con que aconsejó Oscar Calona, el premiado por Mauricio Oliva. Ni con la censura aconsejada por las autoridades del gremio y por los propietarios de medios que hablan de autorregulación, de mesura, prudencia y cautela en la información.

Se podrá creer que de existir algún código único en la profesión y apegarse a lo que dicen las normas será suficiente. Pero de ser cierto la actividad del periodista será un repetido ejercicio de simulación. Se podrá creer también que se requieren actitudes humanistas y normas que posibiliten más libertad y compromisos a los periodistas frente a los retos de la democracia.

Tal vez mejoren las condiciones de los comunicadores, pero resulta complicado en las circunstancias nacionales en donde existe un sistema social represivo, explotador, entreguista, irrespetuoso, permeado por el narcotráfico, que nos marca de alguna forma a todos. Cuando se descubren prácticas viciadas y simulaciones y personas que aspiran a laborar con responsabilidad, respeto y apegados a normas éticas, tendrán que ser conscientes que van a ser hostigados y tentados por el poder político. Deberán darse cuenta que no es un juego de castidad y de pretender ser intachables en su rol como comunicadores, al menos pueden intentar desempeñar un papel decente a favor del desarrollo democrático y de generar relaciones afectuosas, cálidas, respetuosas entre las personas. De eso hay posibilidad aunque no sepamos si siempre se puede desplegar ese rol honesto en la práctica de la profesión.

18 de mayo de 2015

http://www.ellibertador.hn/?q=article/honduras-%C2%A1m%C3%A1ndelo-matar-o-el-amor-entre-periodistas

, , ,

Deja un comentario

Transportistas amenazan con paro de las unidades por inseguridad.

La acción de los transportistas la realizarán después de las 8:00 de la mañana e indicaron que la misma durará un par de horas.

Transportistas de la ruta de la colonia El Reparto, anunciaron paralizar este martes sus unidades en protesta por la falta de seguridad en ese rubro.

La amenaza de los conductores de unidades, se deriva de la falta de seguridad en las unidades del transporte urbano.

La acción de los transportistas la realizarán después de las 8:00 de la mañana e indicaron que la misma durará un par de horas.

Los conductores señalaron que temen por sus vidas ante las constantes amenazas de que son objeto por parte de extorsionadores.

El pasado lunes, pobladores de al menos 10 colonias de la capital hondureña se quedaron sin el servicio de transporte público debido a una paralización de unidades por la falta de seguridad.

Fuente: http://www.radiohrn.hn/l/noticias/transportistas-amenazan-con-paro-de-las-unidades-por-inseguridad

,

Deja un comentario

Terror por los ‘peluches’ de Honduras

Versión para impresiónVersión PDF

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El fenómeno se hizo visible en las redes sociales y en voz a voz, pero la Policía ha advertido que no es cierto y que se trata de una campaña de desinformación para generar miedo. Algo que es totalmente posible en Tegucigalpa, una de las ciudades más inseguras del mundo y con los más altos índices de pandillas asociadas a los temibles grupos de maras deportados de Estados Unidos.
“Yo tenía un peluche pero lo tuve que quitar del carro porque se andaba regando el rumor de que los que llevaban peluches estaban ligados a ciertas maras”.
Alexander, un taxista que lleva 22 años trabajando frente al volante en las calles de Tegucigalpa, se refiere así a un rumor que circula en las últimas semanas en la capital de Honduras, el país más violento del mundo.
Y pese a que la policía lo desmiente, este tipo de rumores llega incluso a modificar las costumbres de muchos hondureños.
“Se miraba bonito y empezamos a usarlo como hobbie: un oso, un mono, un hombre araña, Supermán… cada quien ponía lo que quería. Pero, ya después de los rumores, que puede correr peligro la vida de uno, poco a poco lo hemos ido dejando”, le explica Alexander a BBC Mundo. El rumor que vincula a los peluches con las maras ha sido desmentido por la policía.
En su caso, adornó con un peluche la parte delantera de su vehículo durante más de medio año, pero decidió quitarlo cuando se dio cuenta que la gente no quería subir porque se decía que “el mono pertenecía a la MS (Mara Salvatrucha) y el oso a otra banda rival”. Sin embargo, la policía descarta ese vínculo.
“Hemos logrado investigar y hemos conseguido establecer que esto es completamente falso”, le dice a BBC Mundo el portavoz de la policía hondureña Leonel Sauceda, quien achaca el rumor a una campaña de “desinformación con el propósito de generar algún miedo en la población”.
El rumor del pelo negro
El temor provocado por los peluches revela una realidad: la del miedo de la sociedad hondureña a la violencia de las pandillas que se formaron a principios de los 90 por miembros de las maras deportados de Estados Unidos.
Otro de los rumores relacionado a las pandillas de los últimos tiempos decía que las mujeres debían teñirse el pelo de negro. De hecho, no es único: han circulado otros que se refieren a los colores en los que se debe vestir o al tipo de calzado que debe usarse para no molestar a ciertas pandillas, e incluso uno relativo al color del pelo que parece haber calado hondo entre la población.
Según un periodista del diario local La Tribuna que prefirió no ser identificado, en aquella ocasión se decía que había una alerta de la Mara Salvatrucha de que no querían ver a mujeres con cabello rubio o tintes en la zona de los mercados populares de Comayagüela, en la capital, porque eso significaba que eran miembros de la pandilla rival,”Los Chirizos”.
Pero, también en este caso, la policía asegura que se trataba solo de un rumor.
Había personas que se estaban prestando a decir ese tipo de cosas, que las mujeres no deberían ingresar en el área de los mercados pintadas de castaño o color rojo porque su vida corría peligro. Pero no es cierto”, sostiene el portavoz de la policía nacional.
Sin embargo, el miedo provocado por el rumor llevó a muchas mujeres que frecuentaban esa zona de la capital disputada por las dos bandas rivales a la peluquería para teñirse el pelo de negro azabache y evitar posibles reprimendas.
Siete taxistas muertos al mes
Pero además del miedo de la población, el rumor de los peluches también revela otra realidad: la de las extorsiones que deben pagar muchos taxistas y conductores de transporte público a las bandas para poder operar con normalidad.
Un autobús interurbano fue quemado el pasado 28 de abril en Comayagüela. 
Los reportes de ataques a conductores y empresas de transporte son comunes en la prensa hondureña. De hecho, según un informe del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), “en los últimos años el oficio de taxi se ha convertido en Honduras en una ocupación de alto riesgo para quienes la ejercen, ya que tienen que exponer su vida a cualquier hora del día”.
Los últimos datos publicados por ese organismo en octubre de 2014 hablaban de 220 muertes violentas de taxistas en los 34 meses anteriores, un promedio de siete al mes.
La mayoría de conductores muertos, según ese informe, primero fueron extorsionados por una o más pandillas, que les exigían el pago de miles de lempiras -el denominado “impuesto de guerra”- para poder trabajar.
De ello da buena fe el taxista Alexander. En la compañía que trabaja, que cuenta con 38 vehículos, les han extorsionado hasta en siete ocasiones, lo que, asegura, debe sumarse a las “cuotas” que pagan a cuatro maras diferentes.
“Impuesto de guerra”
“Precisamente nos acaban de extorsionar a nosotros. Nos pidieron 70.000 lempiras (más de US$3.100) y tuvimos que pagarlo porque aquí no se sabe: es posible que sea un grupo pequeño o que realmente sea una banda como la MS13, la Pandilla 18, los “Chirizos”…”, le dice a BBC Mundo.
“Nos habían pedido 100.000 lempiras (más de US$4.500), pero lo acabaron bajando a 70.000. Es como si fuera una pulpería, un supermercado. Aquí a uno le extorsionan y se puede negociar con ellos”, lamenta el taxista al señalar que a uno de sus compañeros lo mataron, a otro lo mandaron al hospital con una herida de bala y a un tercero lo secuestraron para pedir un rescate.
Ser taxista es una de las profesiones más arriesgadas de Honduras. Relatos como los de Alexander no son raros en Honduras, donde es frecuente ver en los diarios informaciones de ataques de bala a taxis y minibuses, muertes de conductores e incluso incendios a autobuses, supuestamente por no pagar el denominado “impuesto de guerra”.
“Un tiro aquí en Honduras solo vale 10 lempiras (menos de US$0,50) y para tratar de eliminarle a uno le meten dos, tres tiros para que pagues una cuota”, apunta Alexander quien señala que en su país las bandas prácticamente extorsionan a todos los negocios.
Y con tantos pagos de extorsiones, señala, tener beneficios es complicado.
“Aquí uno tiene que pagar para trabajar y tiene que pagar para que lo dejen vivir. Es difícil. Cualquier trabajo aquí es o pagas o mira a ver qué haces. Por eso, muchos se van para el extranjero; prefieren morir en el camino yendo a EE.UU. porque aquí los tienen amenazados”, concluye.
“Amenazas a diario se reciben”, coincide otro taxista, Manuel Humberto Motiño, de City Tour Taxis en Tegucigalpa, que en declaraciones a BBC Mundo señala que el trabajo de los conductores cada vez se ha vuelto más complicado.
“Es un juego de azar o juego de lotería de acuerdo a la violencia que se vive. Es como si estuviéramos en Irak, que no se sabe cuándo nos van a bombear”./Fuente: bbc.co.uk

, , ,

Deja un comentario

Honduras lidera ranking de países más peligros del mundo

Según el mapa, la violencia homicida se concentra en su mayoría en los países de América Latina y el Caribe: 9 de 10 de los lugares más peligrosos del mundo se encuentran en esa región, con Honduras entre los países que encabezan la triste lista. En ese país se cometieron 7.172 homicidios en 2012, lo que equivale a 85,5 muertes por cada 100.000 habitantes.

Agencias / EL LIBERTADOR

Brasilia. El ‘mapa de homicidios’ fue creado por los especialistas del laboratorio de ideas The Igarapé Institute, con sede en Brasil, y se considera la más amplia recolección de datos sobre asesinatos en todo el mundo que está a disposición de los ciudadanos.

El ‘mapa de homicidios’ fue diseñado para mostrar que los habitantes de algunos países corren mayor riesgo de morir violentamente que los de otros.

Lo diseñadores obtuvieron la información de los informes oficiales de 219 países. Se pueden consultar también datos sobre la edad y el sexo de las víctimas, así como las armas más utilizadas para cometer los crímenes.

Según el mapa, la violencia homicida se concentra en su mayoría en los países de América Latina y el Caribe: 9 de 10 de los lugares más peligrosos del mundo se encuentran en esa región, con Honduras entre los países que encabezan la triste lista.

En ese país se cometieron 7.172 homicidios en 2012, lo que equivale a 85,5 muertes por cada 100.000 habitantes.

En la lista de los países más pacíficos del mundo figuran el Reino Unido, Australia, Chile, China y Canadá.

Fuente: http://www.ellibertador.hn/?q=article/honduras-lidera-ranking-de-pa%C3%ADses-m%C3%A1s-peligros-del-mundo

,

Deja un comentario

Honduras: Perciben aumento de la violencia durante abril

Sábado, 09 Mayo 2015 22:25
Los cuerpos de seguridad lograron bajar el promedio de homicidios en los meses de enero, febrero y marzo. Los cuerpos de seguridad lograron bajar el promedio de homicidios en los meses de enero, febrero y marzo.

TEGUCIGALPA. La directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), Migdonia Ayestas, dijo ayer que el mes de abril fue “especialmente violento”, aunque reconoció que no tienen las cifras finales.

Ayestas indicó que en abril hubo varias masacres en diversas zonas del país y crímenes de alto impacto que seguramente se verán reflejados en las cifras.

“En este momento estamos analizando, se está validando información en la Secretaría de Seguridad, pero sólo hemos concluido el mes de enero, donde hubo una disminución de las muertes violentas”, expresó la funcionaria.

Esa tendencia permaneció en febrero y marzo, pero “en el mes de abril, la evidencia establece que ha sido especialmente violento”, expresó Ayestas.

No obstante, manifestó que eso no es señal de alarma porque siempre hay meses y días que son potencialmente violentos y aumentan los promedios de homicidios.

Por otro lado, expresó que hay una tendencia al aumento de crímenes con alto grado de saña y esto provoca sensación de un aumento a la criminalidad.

“Estamos dando seguimiento a todos esos casos como homicidios, pero que tienen un componente de odio, crueldad, de inhumano; es una tortura la que están haciendo y ese es el caso de los que están quemando, que están lanzando en sacos, los que están desmembrando en casas locas”, expuso.

Fuente: http://www.tiempo.hn/nacion/item/30292-honduras-perciben-aumento-de-la-violencia-durante-abril

, , ,

Deja un comentario

Honduras: Un gobierno que incumple con proteger a su pueblo

Versión para impresiónVersión PDF

Escrito por: Lisa Haugaard y Sarah Kinosian
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Honduras tiene uno de los índices más altos de pobreza en América Latina, y algunas de las ciudades más violentas del mundo. Las profundas raíces de la delincuencia organizada, la corrupción gubernamental, los abusos cometidos por fuerzas del Estado y la impunidad para los delincuentes, repercuten a lo largo de la pequeña nación centroamericana, donde el 97 por ciento de los homicidios queda en impunidad.
Estos factores han obligado a muchos hondureños a huir hacia los EE.UU. con la ilusión de procurarse ingresos, seguridad y esperanzas para el futuro. En respuesta, la Administración Obama ha propuesto un paquete de asistencia para América Central de US$ 1 mil millones, propuesta enfatizada por el Vice-Presidente Biden durante su visita a América Central.
El Grupo de Trabajo para Asuntos Latinoamericanos (LAWGEF) y el Centro sobre Políticas Internacionales (CIP) viajaron el pasado mes de diciembre a Honduras para realizar un reconocimiento de primera mano. Lo que encontramos fue un aparato de seguridad y un sistema de justicia que requieren urgentes reformas.
Hemos compilado nuestros hallazgos en este informe, el cual refleja un panorama de los problemas más alarmantes que actualmente afronta Honduras, entre los cuales figuran la migración masiva, la inquietante y manifesta militarización de seguridad pública, graves amenazas contra los defensores de los derechos humanos y periodistas, y la ausencia de un sistema de justicia eficaz e independiente. Asimismo, el informe examina el papel que ha cumplido, y que puede cumplir, la ayuda de los EE.UU. ante la grave situación que vive el pueblo hondureño.
Además de describir la gravedad del problema, el informe señala los componentes para una solución, incluyendo el desarrollo de un poder judicial más eficaz e independiente, y una reforma cabal de la fuerza policial civil.
En última instancia, la solución debe incluir el enfrentamiento de los problemas subyacentes de pobreza y falta de educación que generan un entorno donde florecen la delincuencia y la violencia. Pero esto requiere algo que no encontramos durante nuestra visita a Honduras —un gobierno firmemente comprometido con el respeto a los derechos humanos, con una visión de prosperidad compartida más ampliamente, y una disposición para proteger a todos los ciudadanos hondureños. El informe concluye que los programas internacionales de asistencia cuidadosamente elaborados pueden ayudar a abordar estos problemas, pero “debe primar la voluntad política del gobierno hondureño para proteger y respetar a su ciudadanía”.
Ver informe completo: AQUÍ

, , ,

Deja un comentario

Ser víctima en Honduras: Cultura del miedo y disociación de la empatía

Versión para impresiónVersión PDF

Leí la noticia del asesinato de Soad Nicole en clases, mientras analizábamos el contexto histórico de los Derechos Humanos y estudiábamos con “distancia académica” el horror, tuve que abandonar el salón, la realidad de mi Honduras desgarrada me golpeó. Sentí dolor, ira, impotencia, pensé en ella, de alguna forma  Soad me hizo sentir. La lloré, me generó empatía… igual que Merelym[1].
La empatía  se define como la capacidad de identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro (DRAE). Según algunos teóricos, el desarrollo de la sensibilidad y la empatía  son elementos fundamentales para el surgimiento de la noción de Derechos Humanos. La historiadora norteamericana Lynn Hunt[2],señala que una serie de transformaciones sociales que cimentaron alteraciones duraderas de las actitudes, cruciales en la aparición de nuevas sensibilidades, generando nuevas y profundas formas de empatía.
Pero parece que en las Honduras del horror nos han arrebatado muchas cosas, entre ellas la capacidad de sentir, la empatía. ¿Cómo explicar la –aparente- indolencia social que sucede a estos abominables eventos y que podría extenderse a la reacción ante el asesinato sistemático de jóvenes –aparentemente vinculados con las maras o el crimen organizado- que desde hace más de una década  se ha “cotidianizado” en el país, al fenómeno más reciente de los niños encostalados y a otras formas del horror en la escenificación de la muerte que ocurre en el contexto de la violencia del crimen organizado, donde se camuflan también los escuadrones de la muerte?
Nos encontramos ante lo que se podría llamar una sociedad presa – o secuestrada- por la cultura del miedo.
Según Delumeau, en este contexto se genera la angustia, fenómeno natural y motor evolutivo de la humanidad. Positiva cuando prevé amenazas, que no por ser imprecisas son menos reales y se estimula la movilización del ser. “Una aprensión demasiado prolongada también puede crear un estado de desorientación y de inadaptación, una ceguera afectiva, una proliferación peligrosa de lo imaginario, desencadenar un mecanismo involutivo por la instalación de un clima interior de inseguridad”[3].
La empatía y sensibilidad –fundamentales para identificar al otro como sujeto de derechos humanos-  ceden paso al  miedo y la angustia, que se apoderan de la sociedad y llevan a que “el ciudadano promedio va a demandar el restablecimiento de condiciones de seguridad aunque ello conlleve, incluso,aceptar la violencia del Estado. Se construye así la imagen de una violencia positiva frente a la violencia negativa del “otro” amenazante, que pasará a la condición de enemigo”[4].La frase “Haré lo que tenga que hacer”, expresada en un primer momento por Juan Orlando Hernández durante la campaña electoral del 2012, y que se ha convertido en su política ahora que ocupa el sillón presidencial se ve así socialmente justificada.
Resulta fundamental también analizar en profundidad el papel que juegan los medios de comunicación en la escenificación de la muerte y la violencia, que termina por instalar el miedo generalizado en la sociedad.
Cuando trabajé  la Hemeroteca Nacional llegué a pedir que retiraran las portadas de los periódicos que dejaban diariamente sobre mi escritorio, era insoportable comenzar el día con esas imágenes. Ahora es imposible escapar de las portadas, están en los semáforos, paradas de buses, y en casi todos los espacios públicos.
He llegado a pensar que la estrategia de imprimir portadas ampliadas y “tapizar” nuestras ciudades es una de las muestras más claras de cómo funcionan las estrategias de reforzamiento del terror. Ya no se puede escapar: a donde vayas el horror mediatizado te persigue. Ahora las cámaras instaladas en nuestras principales ciudades filman todo y los medios se disputan el ángulo más sangriento de la toma. Perverso en verdad.
Aprendiendo a disociar*: el enemigo no humano
En nuestra región este enemigo se encuentra históricamente ligado -en gran parte- a las amenazas identificadas en la política de seguridad de Estados Unidos de América y su política de Seguridad Hemisférica hacia América Latina. En el caso de Honduras, en los últimos 50 años pueden identificarse con claridad la aparición y desarrollo de esas amenazas, iniciando con la amenaza de la expansión del comunismo por la región, la “amenaza comunista” “los come niños”, que conducirán a una serie de políticas agrupadas en la Doctrina de  Seguridad Nacional en la década de los ochentas: persecución, tortura, secuestro y desaparición selectiva, organización de escuadrones de la muerte para cometer asesinatos políticos, férreo control por parte de otros órganos  represores del Estado.
La amenaza  del enemigo comunista parece desaparecer en los noventas, producto de un contexto internacional de distensión, posterior a la firma de los acuerdos de paz en la región centroamericana y la  caída del Bloque Socialista en el contexto global.
Pero un nuevo enemigo amenazante no demora en entrar en escena. En el contexto hemisférico se inaugura la “Guerra a las drogas” con la cacería y posterior asesinato de Pablo Escobar en Colombia. En el caso particular de Honduras, el fenómeno inicia con el surgimiento de las “maras”, pandillas juveniles conformadas en un primer momento por emigrantes retornados de Estados Unidos,que reproducían en los barrios las configuraciones territoriales y asociaciones violentas que caracterizaban su vida en las calles y barrios violentos en Estados Unidos.
Estos mareros, se van convirtiendo al finalizar la década y entrar al milenio en la amenaza más grande a la seguridad ciudadana. El marero es en este momento el enemigo público número uno. En 2002 el Estado de Honduras decreta la Ley Antimaras, que faculta procedimientos expeditos en la detención de jóvenes sospechosos de asociación ilícita. El tatuaje se convierte en indicio suficiente para la sospecha y detención, reaparecen las denuncias de actividades de escuadrones de la muerte y proliferan los cuerpos de mareros ejecutados en los barrios. Menos de un año después se produce el incendio del Penal de San Pedro Sula que acaba con la vida de 107 presuntos mareros.
Es importante mencionar que en el contexto regional la guerra al narcotráfico ha generado nuevas rutas para el trasiego de drogas y el corredor centroamericano se convierte en la ruta principal. Aunque la presencia del narcotráfico en Honduras puede rastrearse fácilmente hasta la década de los setentas (con el asesinato de los Ferrari), pero es en el periodo 2000-2005 que se diversifica la presencia de carteles en el territorio e inician las manifestaciones más violentas de sus enfrentamientos por control territorial[5].
A mediados de la década del 2000 el terror se encuentra plenamente instalado en la sociedad hondureña, identificando como mayor amenaza a las maras. Sin embargo, al finalizar la década, la identificación de esta amenaza ha sufrido una reconfiguración, que la amplía   al“crimen organizado” incluyendo y vinculando la narco-actividad. Evidentemente los fenómenos existen y se manifiestan con violencia, no pretendo cuestionar la existencia de la “amenaza”, ni evaluaré en este momento su instrumentalización con fines políticos, económicos y geo-estratégicos más oscuros.
Mi análisis se centra sobre todo en la instalación del terror como elemento disociante de la empatía, que llega a su máxima expresión en la fácil asimilación de la muerte abominable que se atenúa por el carácter de (no)víctima de las víctimas (¿Son los indígenas humanos se preguntaban los españoles? ¿Son los mareros humanos? ¿Es humana la amenaza? ¿Es humano el enemigo?).
Las niñas problema
Y es aquí donde entro inevitablemente en la cuestión de la “des-humanización” de ciertas víctimas, para así encontrar formas de asimilar mejor – o justificar-el daño infringido a ellas. Esta disociación empática encuentra renovadas expresiones en eventos recientes de asesinatos de niños y niñas. Los infames asesinatos de Merelym Abigail Espinoza y Soad Nicole Bustillo, niñas de 14 y 13 años respectivamente, constituyen dos casos representativos de las decenas de niños y niñas asesinadas y criminalizadas en Honduras.
La cobertura mediática fue extensa y polémica: las muertes abominables de alguna forma se “legitimaban” al cubrir a las víctimas  con un manto de sospecha, “eran niñas problema” o “andaban en malos pasos” “¿Serían novias de mareros?” Particularmente infames resultan las declaraciones imputadas al actual Ministro de Educación quien al referirse al reciente asesinato de la niña Bustillo –participante en varias protestas estudiantiles- dejara caer la duda justificativa: ¿Era Soad problemática? ¿Marera? ¿Revoltosa? La duda fue instalada casi como una certeza que permite disociar.
Y así, el asesinato de una niña se desdibuja y diluye. Resulta además particularmente fácil cuestionar y criminalizar a las victimas pobres, esas que no provienen de “familias respetables”. Este cuestionamiento de la rectitud moral de las víctimas logra que momentáneamente el horror se atenúe en las diversas crisis generalizadas de un país flagelado por la violencia, que alimenta y a su vez se alimenta del terror, en un círculo vicioso que profundiza la disociación. Nos quieren volver insensibles, nos necesitan insensibles para salirse con la suya. Es perverso. También lo hemos permitido, es un mecanismo de defensa. Disociamos la empatía para sobrevivir en el horror.

* Disociación: desconexión entre cosas generalmente asociadas entre sí. En psicología  la disociación es usas para caracterizar una falta de conexión en los pensamientos, memoria y sentido de identidad de una persona. Por ejemplo, alguien puede pensar en un acontecimiento que le trastornaba enormemente y aún así no experimentar ninguna emoción en absoluto.


[1] Merelym Abigail Espinoza Bustillo,niña de 14 años encontrada asesinada el 03 de noviembre de 2014 en Tegucigalpa. Su asesinato desató una tormenta mediática, criminalizando a la víctima y cuestionando sus “valores” por haber salido de casa aparentemente sin permiso.
[2] Lynn Hunt. (2009). La invención de los Derechos Humanos.Barcelona: Tusquets Editores.
[3] Jean Delumeau. (1989). El miedo en Occidente. Madrid,España: Taurus. P. 21. (Las negritas y subrayado son nuestras.
[4] Rodríguez Rejas. (2014) P 122.
[5] Para ampliar sobre la presencia de los carteles de droga en el territorio hondureño en la última década,  recomiendo el reciente artículo de Ismael Moreno: Así terminó el reinado del cartel de Los Cachiros (Revista envio, Número396 | Marzo 2015) Disponible en línea enhttp://www.envio.org.ni/articulo/4973

, , , ,

Deja un comentario

Inseguridad, principal problema de Honduras

18 de Marzo de 2015

01:03PM  –   Redacción  

Informe de Percepción Ciudadana del Observatorio de la Violencia fue presentado este miércoles.

El informe fue presentado por el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.
El informe fue presentado por el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Tegucigalpa, Honduras

Siete de cada 10 ciudadanos estima que la inseguridad es el principal problema del país, de acuerdo a un informe del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El documento, relacionado a la Percepción Ciudadana sobre Inseguridad y Victimización en Honduras, establece que 1,219 ciudadanos residentes en 16 departamentos de Honduras fueron consultados.

A criterio de los consultados, la inseguridad que azota a Honduras es provocada por la situación económica y problemas relacionados a la gestión pública.

Cifras de la Secretaría de Seguridad de Honduras establecen que la tasa de homicidios cerró en 2014 con 66.49 por cada 100 mil habitantes.

Lo anterior equivale a una reducción histórica de 19.04 puntos en los últimos dos años.

En total, las autoridades contabilizaron 5,801 muertes violentas entre el 1 de enero al 31 de diciembre del año anterior.

Cortés y Francisco Morazán siguen siendo los departamentos con la mayor incidencia de muertes violentas, seguidos de Yoro, Atlántida, Comayagua, Copán, Santa Bárbara, Olancho y Colón.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/pais/823507-331/inseguridad-principal-problema-de-honduras

, ,

Deja un comentario

John Kelly: “Honduras es el país más violento del mundo”

johnkellyhondurasEl general  John F Kelly quien es el Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos y se refirió a Honduras como el país mas violento del mundo y que por ello tiene el puesto numero uno de los países con tasas mas altas de homicidios.

Según Kelly por estadísticas de la ONU, Honduras es el país mas violento del planeta con una tasa de 90 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Aquí el artículo completo y en traducción libre

Después de observar la red de delincuencia organizada transnacional durante 19 meses como comandante del Comando Sur de Estados Unidos, veo el único enfoque viable es trabajar tan estrechamente como sea posible con el mayor número de naciones de la región. Nuestra visión es la de una región económicamente integrada que ofrece razones para su pueblo para construir su futuro en casa en lugar de arriesgarse a la peligrosa y, en última instancia inútil viaje al norte. Una región que ofrece oportunidades económicas, las instituciones democráticas eficaces y la gobernanza, y comunidades seguras es la clave para su futuro y para nuestra seguridad nacional.


Carteles de la droga y la actividad de pandillas callejeras asociado en Honduras, El Salvador y Guatemala, que respectivamente tienen el número uno del mundo, cuatro y cinco tasas más altas de homicidios, han dejado sociedades rotas casi en su estela. Aunque hay un número de otros países con los que trabajo en América Latina y el Caribe que se va en la misma dirección, el llamado Triángulo del Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras) es de lejos la peor situación.

Por estadísticas de la ONU, Honduras es el país más violento del planeta, con una tasa de 90 homicidios por cada 100.000 habitantes. Tasa de Guatemala es de 40. Estas cifras se vuelven más impactante si se compara con los de las zonas de combate declarados como Afganistán o la República Democrática del Congo (28 en 2012). Los beneficios obtenidos a través del comercio de drogas ilícitas han corrompido y destruido las instituciones públicas en estos países, y ha facilitado una cultura de la impunidad – independientemente de la delincuencia – que deslegitima al Estado y erosiona su soberanía, por no hablar de lo que hace a los derechos humanos.

Todo esto la corrupción y la violencia es directa o indirectamente debido a la demanda de Estados Unidos insaciable de drogas, en particular cocaína, heroína y metanfetaminas ahora, todos producidos en América Latina y de contrabando en los EE.UU. a lo largo de una red increíblemente eficiente a lo largo de la cual nada – cientos de toneladas de drogas , las personas, los terroristas, potencialmente armas de destrucción masiva o los niños – pueden viajar tanto tiempo, ya que pueden pagar la tarifa. Hay algunos en los círculos oficiales que sostienen que no es 100 por ciento de la violencia hoy en día se debe al flujo de drogas a los EE.UU., y estoy de acuerdo, pero yo diría que tal vez el 80 por ciento de lo que es.

Más al punto, sin embargo, ha sido los efectos malignos del tráfico de drogas a través inmensa estas naciones nonconsumer que es responsable de la aceleración de la ruptura de sus instituciones nacionales de derechos humanos, la aplicación de la ley, los tribunales, y, finalmente, su sociedad entera como lo demuestra hoy por el flujo de niños norte y fuera de la zona de tránsito conflictivo. Los grupos de derechos humanos que trato decirme mujeres jóvenes e incluso las niñas enviado al norte por los padres esperanzados son molestados y violadas por los traficantes.Muchos en estos mismos grupos de edad se suman a los 17.500 de los informes de la ONU entran en los EE.UU. cada año para trabajar en el comercio sexual.

Es evidente que una región que es estable, seguro y seguro para sus propios ciudadanos con un sistema de funcionamiento legal de justicia y la policía, con una clase media emergente y la oportunidad real de los derechos humanos, es lo que queremos para estas naciones y está en nuestros intereses de seguridad nacional. Colombia es el ejemplo actual de lo que debería ser y podría ser. Si estas naciones se estaban moviendo en esta dirección, que serían socios más fuertes y más confiables. Lo irónico para mí es con todos sus problemas a los que todavía están funcionando las democracias y que parecen querer seguir siéndolo.

Los esfuerzos del Comando Sur en la región son en gran parte se centró en detener el flujo de narcóticos ilegales, aunque no tenemos relaciones notables con todos nuestros socios interagenciales. Profesionales heroicas y, a menudo subestimados aplicación de la ley como la DEA, FBI, Inmigración y Control de Aduanas, Aduanas y Protección Fronteriza, la Patrulla Fronteriza y el Departamento del Tesoro tienen numerosos esfuerzos se centraron en la lucha contra la delincuencia organizada transnacional en el área asignada del Comando Sur de la responsabilidad.También tenemos relaciones sorprendentes con todos los funcionarios políticos y militares dignos de nuestra atención, y muy buenas relaciones-mil-a mil incluso en naciones que tiran hacia atrás de nosotros políticamente.

El facilitador principal de esta tarea es Conjunta Interinstitucional del Sur, que es responsable de la fusión de todas las fuentes de inteligencia en una imagen clara de la detección y el seguimiento del flujo de drogas. Trabajando con nuestro mejor aliado en este esfuerzo, los colombianos, JIATF-Sur un seguimiento del flujo cuando se aleja de la zona de origen y se mueve por mar y aire a través de la zona de tránsito directamente en los EE.UU.

Específico para Centroamérica, JIATF-Sur organiza la Operación Martillo, diseñado para interceptar el tráfico a lo largo de los litorales en ambos lados de la América Central. Incluso con unos activos de interdicción para hablar de los esfuerzos del grupo de trabajo son un gran éxito en un sentido relativo, aunque gran parte de la tomar el año pasado se debió a la canadiense, holandés, francés y activos británicos. Se espera que esta ayuda a dejar de manera significativa. Por desgracia, en los próximos años vamos a ver cada vez menos activos para detectar, monitorear e interceptar, y la misma realidad se enfrenta a nuestros aliados europeos y canadienses. Esto significa aún más la cocaína y la heroína toma de tierra en Honduras, Guatemala, República Dominicana, El Salvador y México, lo que agrava – si eso es incluso posible – los problemas de estos países se enfrentan hoy en día.

He encontrado a través de mis años de trabajo con los países socios en todo el mundo que nada cambie países para el bien como trabajar junto a los militares de Estados Unidos en una relación estrecha y continua. Nada. Nuestra formación, nuestros consejos, nuestras tácticas, técnicas y procedimientos, y no menos importante de nuestros valores y buen ejemplo de ellos cambie para bien.

Tomemos, por ejemplo, Colombia, una historia de éxito de llevar a un país de nuevo desde el mismo tipo de borde Honduras y otros países centroamericanos se enfrentan hoy en día. Colombia hizo todo de su propia lucha y pagó la gran mayoría de la propia factura. Todo lo que proporcionaron fue consejos, inteligencia, vigilancia y reconocimiento y estímulo.

Otro ejemplo es el de los derechos humanos, que son el camino hacia la mejora en estos países no porque de la crítica, la docencia y la censura, pero debido a las conferencias lideradas por Estados Unidos, seminarios y módulos de formación integrados en todo lo que hacemos con ellos, la mayoría de los cuales se lleva a cabo por jóvenes oficiales y suboficiales que traen a sus ideales americanos a cada compromiso. Desafío a cualquiera a discutir de manera diferente, a menos que, por supuesto, uno no confiar en las intenciones estadounidenses en la región y también no tiene fe en la decencia de nuestros hombres y mujeres militares.

Dadas nuestras limitaciones fiscales y financieras temporales en trabajar con estos socios, y quiero incluir Costa Rica, Panamá, Nicaragua, República Dominicana, Colombia y Perú, además, el esfuerzo principal del SOUTHCOM está trabajando estrechamente con ellos en temas de derechos humanos, el intercambio de información y la inteligencia, así como la creación de capacidad dentro de sus fuerzas de seguridad.Hacemos esto tratándolos como iguales, animándoles donde están teniendo éxito, y lo más importante trabajar con ellos en qué necesitan ayuda.

¿Dónde puedo trabajar con una nación socia, al igual que con Honduras y Operación Morazon, una iniciativa de seguridad ciudadana entre agencias en todo el país, la mayor parte de mi apoyo se centra en ayudar a los hondureños con la seguridad de sus fronteras – en particular la costa norte, donde hemos ayudado a desarrollar un “escudo marítimo” en contra de la afluencia de toneladas de droga semanales. Este esfuerzo incluye la identificación para ellos los ahora más de 100 pistas de aterrizaje de tierra rurales ilícitas, que se destruyen, de nuevo con nuestra ayuda.

Este paquete de planificación y asistencia asesoramiento, combinado con otros factores, como el fuerte compromiso del nuevo presidente de Honduras y su equipo de seguridad nacional, ha cesado vuelos de drogas en el aire en Honduras. Este esfuerzo está completamente integrada con las operaciones de JIATF-Sur, y tenemos los hondureños que trabajan con los guatemaltecos y los nicaragüenses en los intentos de las fronteras terrestres asegurar mejor entre los tres. Mientras el escudo marítimo podría reducir la cantidad de medicamentos que ingresan al país, no ataca la causa inmediata de la migración menor no acompañado, pero es un primer paso en un paquete global.

SOUTHCOM también está mejorando la capacidad institucional de defensa en América Central, con Guatemala como el ejemplo más reciente. En los últimos dos años, hemos trabajado con la Iniciativa de Reforma de Defensa Institucional y el Perry Centro William para apoyar los esfuerzos del Ministerio de Defensa de Guatemala para aumentar su capacidad de gestión del sector defensa y la transparencia a través del desarrollo y la promulgación de una nueva estrategia de seguridad nacional, la estrategia de defensa nacional, y asociado procesos de planificación y presupuestación estratégicas. Esto ya ha proporcionado un retorno de la inversión: una política de defensa nacional de Guatemala terminado y un presupuesto basado en resultados 2014 construido utilizando un proceso de planificación basado en las capacidades transparente.

También llevamos a cabo actividades de asistencia humanitaria / desastre de respuesta diseñadas para reducir las condiciones de fenómenos como el sufrimiento humano, la enfermedad, el hambre y las privaciones. Nuestros objetivos son mejorar las condiciones básicas de vida en los países que tienen espacios sin gobierno susceptibles a la explotación.

Estos proyectos mejoran la legitimidad del gobierno de la nación anfitriona, mejorando su capacidad de garantizar a la población con los servicios esenciales. Queremos erosionar la influencia, control y apoyo a las organizaciones criminales transnacionales, las organizaciones de tráfico de drogas y las organizaciones extremistas violentos. Esto incluiría negar, disuasión y la prevención de estos grupos de la explotación de las áreas sin gobierno y las poblaciones vulnerables.

En comparación con otras amenazas globales, el casi colapso de las sociedades en el hemisferio con el fármaco asociado y el flujo de inmigrantes ilegales son vistos con frecuencia que sea de baja importancia. Muchos argumentan estas amenazas no son existenciales y no cuestionan nuestra seguridad nacional. No estoy de acuerdo.

Las organizaciones delictivas transnacionales contribuyen a la inestabilidad, crisis de gobernabilidad y la ilegalidad, por no hablar de los cerca de 35.000 muertes y $ 200 millones de dólares que el consumo de drogas (principalmente heroína, coca cola y met) cuesta Estados Unidos cada año.Creo que la migración masiva de los niños que son de repente luchando con es un indicador adelantado de los impactos segundo y tercer orden negativos en nuestros intereses nacionales que son ahora una realidad debido al flujo casi irrestricto de las drogas hasta el istmo, así como los niveles increíbles de ganancias de la droga (aproximadamente 85 millones de dólares) a disposición de las organizaciones criminales transnacionales para comprar departamentos de policía, los sistemas judiciales e incluso gobiernos.

Organizaciones criminales violentos, incluyendo las pandillas y grupos dedicados al tráfico, se aprovechan de desarrollo y en ciernes parcheadas las democracias de la región para poner en peligro las operaciones del gobierno y la seguridad humana. Los complejos desafíos que enfrenta Centroamérica no pueden ser resueltos sólo por medios militares, pero sin la aplicación adecuada de apoyo militar que seguirán siendo un terreno fértil para todas las amenazas a la seguridad y la estabilidad regionales.

Hay soluciones. Y de ahora en adelante tenemos que empezar con algo parecido a un nuevo enfoque de la América Central que equilibra la prosperidad, la gobernabilidad y la seguridad, y la financiación que tiene que involucrar a todas las agencias del gobierno de Estados Unidos.

Kelly es el comandante del Comando Sur de Estados Unidos en Miami.

 

Fuente: URL: http://cholusatsur.com/noticias/?p=9835

, , , , , ,

Deja un comentario

Pese a militarización, Bajo Aguán es campo minado por bandas delictivas

Mar 06, 2015

En los últimos dos meses el Bajo Aguán se ha convertido en “un campo minado” donde la bandas criminales están sembrando la zozobra y el caos entre la población, pese a ser un sector militarizado bajo la operación Xatruch y con un decreto especial de desarme general que aprobó el Congreso Nacional desde el 2013.

Este sector ubicado en el norteño departamento de Colón, se ha convertido en el principal escenario de asaltos, nuevas muertes y  secuestros teniendo como víctimas no solo a las familias campesinas que luchan por un pedazo de tierra, sino a la población en general.

“Solo en menos de un mes han secuestrado a dos mujeres propietarias de negocios pequeños y asaltos, robos y  asesinatos están a la orden del día en todos los municipios del Bajo Aguán”, indicó Esly Banegas, de la Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguán (COPA).

Como pasa en el resto del país, esta nueva ola de violencia está tirando  por la borda el  discurso oficial del gobierno, quién repite que la militarización es la solución a la inseguridad y que en Honduras está bajando la violencia, aseguró la entrevistada.

En dos meses cambió la situación 

“Hace unos cuatro meses las víctimas de Bajo Aguán, en su mayoría  eran las familias campesinas que luchan por la reforma agraria, sin embargo hoy es la población en general. La razón es que las bandas delictivas que trabajaban estrictamente para los cárteles de la droga han quedado sin el sustento económico después de la entrega de la banda de “Los Cachiros” y la captura de los hermanos Valle en otros”, indicó una fuente que por motivos de seguridad omitimos su nombre.

Indicó que hoy están echando mano de todas las formas delictivas que les permiten agenciarse de dinero, llámese sicariato, asaltos, secuestros, extorsiones, entre otros. “Lo que no significa que antes no lo hacían, siempre lo han practicado pero respondiendo a la ordenes emanadas de los cárteles de la droga quienes han mantenido el control en  el corredor del Atlántico hondureños”, aseguró.

En tono preocupado dijo que lo peor de todo es que la policía y el ejército no hicieron ni hacen nada por prevenir o capturar a los responsables de sembrar el caos y la zozobra en este sector del país.

Entrega de “Los Cachiros”

Javier Heriberto Rivera Maradiaga y Devis Leonel Rivera Maradiaga, líderes de la banda “Los Cachiros,  se encuentran en poder de las autoridades de los Estados Unidos, luego de su entraga negociada. Un documento de acusación, publicado por Insight Crime en su portal de Internet, menciona que “Los Cachiros tienen un patrimonio neto cercano a los mil millones de dólares”, producto del tráfico de drogas, que movían en asociación con el cartel de Sinaloa, en México.

Además destaca que “presuntamente son dueños de un equipo de fútbol en Colón, Los Cachiros tienen un negocio de minería y fuertes nexos políticos a nivel local y nacional”. Los dos “Cachiros” se habían entregado a finales de enero a las autoridades estadounidenses, que en diciembre de 2013, a través de una Corte del Estado de La Florida, los habían acusado por distribuir drogas en ese territorio entre 2008 y 2013.

Los antecedentes indican que a mediados del 2014, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América, designó como narcotraficantes a siete personas ligadas a la banda “Los Cachiros”, de igual forma involucró cinco empresas hondureñas relacionadas a la organización criminal.

El sector atlántico hondureño tiene una fuerte influencia de los carteles mexicanos de Sinaloa y los Caballeros Templarios, pero también el colombiano del Valle del Cauca. En tanto, un informe sobre nexos entre drogas y violencia en el “Triángulo Norte” de América Central (Guatemala, El Salvador y Honduras) del Transnational Institute, indica que los niveles de violencia en estos países se vincula al desplazamiento de los carteles mexicanos hacia estos países, ante la guerra antidrogas montada por México.

 Muerte y amenazas a familias campesinas  

“El peligro  para nosotros los campesinos acecha cada momento  y   cualquier  lugar puede convertirse en zona de muerte.  La situación está muy difícil  por eso nosotros cuando escuchamos disparos lo primero que  hacemos es tirarnos  al suelo y buscar un lugar cubierto, hasta que ya paso todo nos levantamos y salimos corriendo  para nuestras casas, esto si tenemos la suerte de salir con vida de cualquier atentando”,  indicó un campesino de la margen izquierda de río Aguán.

Según datos del Observatorio Permanente de Derechos Humanos en esa zona alrededor de 128 personas murieron y otras seis desaparecieron entre 2008 y 2013 a causa del conflicto agrario en el Bajo Aguán. Un total de 90 campesinos, 14 guardias privados, 7 empresarios, un militar y un policía, además de otras 15 personas, entre civiles y apoderados legales de movimientos campesinos, murieron en el período estudiado en el marco del conflicto entre labriegos y terratenientes.

Organizaciones campesinas han acusado en varias ocasiones al gobierno y a empresarios del Bajo Aguán,  de ser los responsables de los asesinatos de labriegos en la zona. Sin embargo hoy el escenario de violencia se amplió a toda la zona generando zozobra y caos.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1906-pese-a-militarizaci%C3%B3n-bajo-agu%C3%A1n-es-campo-minado-por-bandas-delictivas

, , ,

Deja un comentario

Crearan una unidad de atención para jueces en situación de riesgos

 

Según se ha confirmado por parte de la Corte Suprema Justicia se creara una unidad de atención para jueces en situación de riesgos.

El Consejo de la Judicatura y la Carrera Judicial, señaló que unos 24 servidores judiciales se han visto a amenazados en el último año y se les ha proporcionado la seguridad correspondiente.

El Objetivo de crear esta unidad de atención a los jueces es para realizar todas las coordinaciones de seguridad necesarias para la protección inmediata de los jueces que reciban amenazas contra su integridad física.

Fuente: http://lanoticia.hn/nacionales/crearan-una-unidad-de-atencion-para-jueces-en-situacion-de-riesgos/

, , , ,

Deja un comentario

World’s Most Dangerous City Installing Security Cameras

Honduras’ notoriously violent city San Pedro Sula is on the verge of setting up a massive video surveillance system, indicating authorities are willing to try new methods to improve public security.

San Pedro Sula, the second most populous city in Honduras — and the world’s most violent city not at war — is set to invest between $4 million to about $7 million in a camera surveillance system aimed at improving public security, Mayor Armando Calidonio told local press.

The investment is part of a larger public security project covering Honduras‘ northwestern Sula Valley. Some 2,300 security cameras are to be installed in Sula Valley, of which more than 1,500 of those to be installed in the city proper.

On top of new cameras, authorities plan to create a 911 emergency phone system and a central video monitoring station, to be controlled by Hondura’s inter-institutional security force, known as Fusina. Increased police foot and motor patrols will accompany the new surveillance system, Security Minister Julian Pacheco said, without providing further details.

International firm Dynamic Corporation is in charge of installing the cameras and plans to complete the process in one year, with the first cameras online in the next two months. The system boast night-vision capabilities and is similar to that used to identify suspects during the bombing of the Boston City Marathon, company director Oscar Castro was quoted as saying.

InSight Crime Analysis

Honduran officials have often been proponents of the “Iron Fist” or “Mano Dura” approach to public security, with President Juan Orlando Hernandez currently promoting the use of the heavily-armed military-staff police force known locally as PMOP.

SEE ALSO: Honduras News and Profiles

Unfortunately, the militarization of police has often been linked to increased human rights abuse in Latin America, while failing to address the underlying issues that make the region’s cities so violent.

Although technology-based crime solutions are not necessarily a huge break from Mano Dura policies, San Pedro Sula’s upcoming camera system may indicate some authorities are looking to try alternatives to previous hardline crime strategies.

One issue will be putting aside the funds needed to keep San Pedro Sula’s new camera system going. Capital city Tegucigalpa had to turn off its surveillance cameras in early 2013 due to a fiscal crisis.

Fuente: http://www.insightcrime.org/news-briefs/world-most-dangerous-city-installing-security-cameras

, , , , ,

Deja un comentario

BM interesado en conocer labor de alcaldes hondureños en el tema de seguridad

El alcalde mencionó que pretenden tener un mejor control en el manejo de la información, con datos como lugar, horas y que tipo de delitos se cometen, con el fin que los mismos sean validados por el Observatorio de la Violencia de la UNAH,

El alcalde de El Progreso, Yoro, Alexander López y el del Distrito central Nazry Asfura, participaron en una videoconferencia desde Washington, Estados Unidos, con su homólogo de Cali, Colombia y el director del banco Mundial para América Latina, Humberto López.

El edil de El Progreso, Yoro, fue uno de los que participó en la conferencia, Alexander López, expreso que compartieron experiencias, en el que coincidieron que el manejo de la información es básico, y dentro de ese marco puntualizaron en el tema de los observatorios de la violencia que se implementaran varias ciudades del país.

El alcalde mencionó que pretenden tener un mejor control en el manejo de la información, con datos como lugar, horas y que tipo de delitos se cometen, con el fin que los mismos sean validados por el Observatorio de la Violencia de la UNAH, tomando en cuenta que es con la academia con la que se suscribió un convenio recientemente.

Esa información permitirá trabajarlo en dos vías, una en la parte preventiva y otra coercitiva.

En ese sentido, indico que es fundamental la recuperación de espacios públicos y mejorar las condiciones de vida en cada una de las comunidades, con la finalidad de motivar a la población para propiciar los cambios que se requieren en el país.

El alcalde progreseño, dijo que en el teleconferencia lograron que el representante del BM, comprendiera que solo trabajando con una política integral se pueden hacer cambios sustanciales en el tema de seguridad.

Fuente: http://www.radiohrn.hn/l/noticias/bm-interesado-en-conocer-labor-de-alcaldes-hondure%C3%B1os-en-el-tema-de-seguridad

, , ,

Deja un comentario

«Honduras no es Irak, pero podría serlo si así decidiera contarse»

11 febrero, 2015

5

Por Jaled Abdelrahim

Un día el periodista asturiano Alberto Arce pensó que podría ser buena idea convertirse en el único reportero español que voluntariamente permaneciera en Gaza durante la operación Plomo Fundido (2008/2009). Cerca de 1.500 palestinos murieron en 22 días bajo las bombas del ejército israelí, y los comunicadores extranjeros fueron avisados de que sus vidas quedaban en manos de Yavé si no acataban la orden de salida del territorio.

No se planteó tampoco demasiado lo de atrincherarse entre rebeldes en la revolución libia de 2011. Y con las mismas, se plantó con su libreta, su cara de perdido y sus gafas de pasta en escenarios con el grado de amabilidad de Irán, Irak o Afganistán. Trataba de vender alguna noticia al medio que se la comprase.

Este actual reportero de Associated Press, coautor del afamado documental To Shoot an Elephant, reconoce que no tenía «ni idea de donde se metía» cuando la agencia estadounidense le mandó de corresponsal a Honduras (2012-2014), un pitufo centroamericano por donde corre el 90% de la cocaína que viaja de sur a norte, solo se resuelven el 10% de los crímenes cometidos y mueren asesinadas 85 personas de cada 100.000 habitantes. Una cifra que ni Irak ni ningún otro país del planeta alcanza.

Para su nuevo libro Novato en Nota Roja (Libros del KO) el autóctono Germán Andino le sirvió de ilustrador y de guía para enseñarle «la realidad de Tegucigalpa». En él, Arce, que escribió las páginas junto al ilustrador entre cervezas sin salir de casa «porque hay miedo a salir a la calle», tormentos noctámbulos y noches en vela de grandes aspiraciones, narra la experiencia real de un reportero que busca «los porqués que nadie pregunta» en el país más violento del mundo. «El que más miedo me ha dado en toda mi vida».

Alberto, hay algo que no entiendo muy bien. Gaza, Irak, Afganistán, Libia… ¿Y lo que te da miedo es Honduras?

Porque cuando estás en Gaza o con un grupo de combatientes libios, estás solo; o con Ricardo García Vilanova a tu lado, que es un tipo más duro que tú. Estás en la adrenalina del momento, del no parar, de la violencia episódica, rápida. Batalla, pum, en 20 días se acaba y me regreso a casa. Pero no estaban mi mujer y mi hija conmigo. En Tegucigalpa da miedo ir a buscar a tu hija al colegio. O estás cenando con tus amigos y oyes una ráfaga de ametralladora a 100 metros de casa. No es lo mismo vivir en un lugar de manera continua donde hay una violencia extrema que ir a cubrir una guerra con otros dos machos alfa. Ni salir en Tegucigalpa con el triciclo con tu hija, que vas aterrado, que ir en un coche blindado a cubrir una batalla. Tegucigalpa es más pequeño que Gaza y cada año mueren más personas de manera violenta allí. No vas a cubrir una batalla, sino una rueda de prensa insustancial, y de repente puede venir un hijo de puta con una motocicleta y meterte un tiro para robarte el iPhone un martes a las once de la mañana. Es una muerte muy poco épica. Y esa violencia sorda se te mete mucho más dentro. Te cambia mucho más el carácter, te da mucho más miedo.

Define Honduras

Para mí es un Estado fallido. Siempre hablamos del concepto de Estados fallidos refiriéndonos a países que están en guerra abierta, y a ser posible que sean musulmanes y orientales. Pero de repente me encuentro que hay un país, que es una democracia formal, occidental, cristiana…, pero que cumple con todos los requisitos para ser considerado un Estado fallido. No tiene control sobre la totalidad del territorio, no puede dar seguridad a sus ciudadanos y no puede garantizar la prestación de servicios públicos en gran parte del territorio. A esto se le suma que está gobernado tras el quiebre institucional que supone un golpe de estado (2009). Yo ahí me encuentro con la dificultad de narrar lo que yo creo que es un Estado fallido pero que en la narrativa periodística no lo es. Trato, durante dos años y medio de reporteo, de que el lector entienda eso, algo que vuelvo a explicar en conjunto en el libro.

¿Y por qué querías ser tú el que se preocupase por contar esto? Sabes que la triste realidad de Honduras, periodística e internacionalmente hablando, es que es un lugar que no le importa a nadie…

Hay dos maneras de contarlo, la épica o la real. La épica es la de que el periodista tiene una responsabilidad ante el mundo de contar lo que el mundo no sabe, y se trata de un país en el que no hay corresponsales extranjeros y está pasando algo muy grave. La real, es que en estos momentos el reporterismo es una profesión en vías de extinción. Nuestra fuerza de trabajo no está valorada en el mercado y básicamente no tenemos opción. Creo que acabé en Honduras porque hubo muchas personas antes que yo que no aceptaron ir. Es decir, porque soy un trabajador que tenía que sostener a su familia. Creo que ninguna persona en su sano juicio con una hija de ocho meses se hubiera ido a vivir a Honduras, si hubiera tenido una alternativa.

Hablas y escribes como habiendo salido de un lugar aterrador, pero ¿crees que eso lo percibes tú así o también los hondureños?

Yo creo que los hondureños, lamentablemente, están acostumbrados. Hay una escena que lo describe perfectamente: cuando hay un muerto, o cuando hay cuatro muertos tirados en una esquina con la cabeza reventada, o decapitados, o lo que sea, la gente no huye, sino que los vecinos salen de su casa y rodean al muerto. Las mamás llevan a sus niños pequeños y se quedan mirando el espectáculo una, dos o tres horas. Si hubiese un muerto en España, si aparece un decapitado en medio de Noviciado, en Madrid, la gente se iría. No llevaría a su hijo a ver al decapitado. Honduras se ha acostumbrado a la muerte.

imgo (5)

¿Eres un tipo miedoso, Alberto?

Yo soy una persona que entra sistemáticamente en pánico. Tengo vértigo, tengo miedo a la oscuridad, a la altura, tengo un miedo pavoroso a la muerte, al dolor físico. Extremadamente miedoso. De hecho, creo que soy cada vez más miedoso porque he visto lo fácil que es matar a un hombre y he visto lo que duele morirse.

¿Y con ese miedo te dedicas a lo que te dedicas?

A mí me gusta mucho el periodismo, soy un periodista vocacional. Durante mucho tiempo pensé que el periodismo servía para algo, que era una especie de misión. Esa idea con el tiempo se diluye, pero tienes que aguantar haciendo coberturas violentas, porque es el trabajo del que vivo. Lo que yo he hecho en la vida es llegar a lugares en los que hay diez cuerpos reventados delante de mí. El problema es que ahora siento que solo sé hacer eso, y me gustaría poder dejarlo, al menos un par de años, porque yo veo un muerto y me quedo soñando con ese muerto una semana. Y no veo uno, veo muchos.

Te quejas en el libro de que los periodistas hondureños no hacen preguntas y se dedican a sacar la foto del muerto.

En Honduras se responde a cuatro preguntas del periodismo: qué, cómo, quién y cuándo, pero nunca se responde al por qué. Los periodistas no preguntan, saben perfectamente qué es lo que no hay que preguntar. Se hace un periodismo de cuentamuertos, de sacar el charco de sangre. Casi nunca trata de entender qué ha pasado. Pero a un lector en Valladolid, o en Ohio, si mueren dos taxistas en San Pedro Sula, le interesa más saber sobre el fenómeno de la extorsión a los taxistas que saber si le cayeron cuatro tiros en la cabeza o fueron dos. Esa es la diferencia de lo que busca allí el periodista extranjero.

¿Crees que no quieren saber los porqués por miedo o por desidia, porque nunca nadie les da la información que necesitan?

Hay dos mecanismos: en Honduras el miedo genera autocensura. La sociedad hondureña vive atrapada por el miedo y los periodistas son parte de la sociedad. El primer mecanismo es la autocensura del periodista, que no quiere meterse en problemas. El otro fenómeno que afecta al periodista hondureño es un fenómeno totalmente generalizado llamado la machaca, que significa que el Gobierno en sus diferentes formulaciones tiene en nómina a los periodistas. Algunos de ellos no trabajan ni para un periódico. En Honduras no existe el periodismo independiente como lo entendemos en el resto del mundo.

¿Qué es lo primero que ves cuando llegas a la escena del crimen?

No miro el cadáver, lo que miro es la gente que hay cerca. De los que están alrededor, sé que alguno, siempre, ha sido dejado por los asesinos para controlar qué es lo que pasa, quién habla, quién no habla. Trato de cuidarme si hay algún pandillero entre las personas que miran. Luego trato de mirar si hay alguien que haya sido testigo y pueda y quiera explicarme qué es lo que pasó. El que menos interés tiene para mirar en una escena del crimen es al muerto.

imgo (4)

Qué opinas, de quién es la culpa de que Honduras sea un país así de sangriento. ¿La ola de sangre se debe a que es un corredor de la droga o hay algo más allá de eso?

Honduras es un país mula para el narcotráfico, y eso, obviamente, genera una violencia muy visual y cifras muy escandalosas. Pero que Honduras se haya convertido en eso es un problema estructural que viene de antes, de mucho antes del 2009, que es cuando se disparan las cifras de homicidios y el tránsito de cocaína. Es un país que nunca ha tenido un Estado, que nunca ha tenido una estructura de justicia, ni un sistema educativo, ni sanitario, ni de comunicaciones que funcione correctamente. Hay una media del 70% de evasión fiscal. Un estado incapaz de organizar la vida de sus ciudadanos hace que el crimen tenga un campo abonado en el que crecer. Es decir, si en Honduras un niño de 14 años se dedica a transportar marihuana de una cuadra a otra es porque transportando esa marihuana él ve que tiene más futuro que yendo a la escuela. Porque no hay escuela a la que ir porque los maestros no cobran. Y no cobran porque el Estado no cobra impuestos. Y no cobra impuestos porque la clase dominante del país ha decidido no pagar impuestos y controlan al Estado. Es decir, el hondureño no es malo por naturaleza, se trata de una falta de oportunidades. Puedo compartir la idea de que por cada tiro de coca que te metes en nueva York hay un hondureño muerto, pero también puedo decir que por comprar los pantalones Levi’s de las maquilas hondureñas, estás empujando a jóvenes a preferir meterse en una pandilla y matar para sobrevivir para no ser explotados en un taller.

Dices en el libro que allí nadie confía en nadie, que se ha vuelto una sociedad paranoica. ¿Quién mata y quién muere allí? ¿Es algo que puede saberse?

Hay una situación en la que tú hablas con un amigo hondureño y te dice que si acabas de cobrar una herencia o tu primo te está enviando de Estados Unidos 300 dólares al mes, la regla número uno es que no se puede enterar ni un compañero de trabajo ni tu vecino ni nadie que no sea un amigo íntimo y cercano. Porque en el momento que alguien detecta que tú tienes algo susceptible de ser extorsionado, te van a extorsionar. Además la extrema violencia que hay en el país hace que no exista el punto público de espacio de reunión. No hay vida nocturna, la gente tiene miedo y en cuando cae la noche a las seis de la tarde se van corriendo a casa. Se genera una sociedad encerrada en sí misma, muy fragmentada y con muy poca interacción social. Islas aisladas por el miedo.

Por otro lado, la guerra, como siempre, es entre los pobres. Los ricos no necesitan del Estado ni de la policía. Viven aislados en sus barrios por sus guardas de seguridad privada, y cuando necesitan desfogarse salen lejos del país.

Cuéntame todo esto en datos.

Te lo explico así: un país de la Unión Europea no llega ni a un muerto por cada 100.000 habitantes. La OMS dice que la epidemia de violencia se declara a partir de 8. Tegucigalpa tiene 80; San Pedro Sula, alrededor de 160 y sitios como la Ceiba tienen más todavía. Todo lo que tiene que ver con las cifras es un debate larguísimo, pero la situación de Honduras es que multiplica por mucho la de países en guerra abierta, y multiplica hasta por más de 100 los índices de países normales. Eso solamente en homicidios. ¿Sabes cuántas personas se mueren allí por falta de insulina en el hospital, o cuántas mujeres en abortos clandestinos porque es ilegal…?

Lo que pasa es que se ha entregado a gran parte de la población a la muerte. Y la estadística se radicaliza si eres hombre entre 16 y 30 años. Es una cosa ya aberrante, inenarrable, que va más allá de las cifras. La última que da el Gobierno a nivel nacional es el 66% por cada 100.000 habitantes, la cual es difícil de creer porque eso significa que habrían conseguido descender en un año un 20%, después de cinco años seguidos entre 85 y 90 muertos por cada 100.000. Aun en el 66, sigue siendo la cifra de homicidios mas alta del planeta.

Tú te dedicas a contar lo que ves, pero mójate un poco más allá. ¿Se te ocurre alguna solución para la situación de este Estado? ¿Por dónde empezarías a arreglar Honduras?

Bueno, muy simple. La gente no es mala por naturaleza. Nadie mata por hobby. Digo: el psicópata es el 0,1% de la población; entonces, la única manera de evitar la vivencia que hay en Honduras está clara: darle a los jóvenes oportunidades de desarrollo. Lo que pasa es que vivimos en un sistema donde importa más el beneficio inmediato que el desarrollo a largo plazo de la sociedad. Y tenemos que saber que no podemos negarle a una gran masa de jóvenes cualquier posibilidad de insertarse correctamente en la sociedad y además pedirles que se porten bien. Si yo (el sistema), a través de un sistema de explotación, convierto a tu padre en alcohólico, dejo a tu madre sola, no permito que estudies, no permito que vayas a un hospital a recibir un tratamiento sanitario y no te doy una oportunidad de trabajo digno con el cual poder mantener a tu familia, soy yo, el sistema, el Estado, el que te está expulsando al crimen.

Los pandilleros son víctimas de un sistema social determinado, jóvenes que no han tenido la oportunidad de desarrollarse como personas. Lo mismo del caso de los policías. Si un policía tiene un turno de 72 horas, si está obligado a vivir en una posta policial en la que no tiene ni comida ni ducha ni cama ni calefacción ni aire acondicionado y tiene que enfrentarse a un hombre que tiene un arma larga cuando a él solamente le dan dos balas. Y si tiene una motocicleta y no le dan gasolina, el policía no se corrompe por voluntad, se corrompe por necesidad. El problema es que nos hacen ver que este sistema al que han sido condenadas las poblaciones de América Central es el orden natural de las cosas. Y no es el orden natural de las cosas que el 80% de la población esté excluida para que el 20% pueda vivir bien. Eso es una decisión política consciente que ha tomado la clase dominante. 

¿Qué te enamoró de ese país?

Tegucigalpa tiene un punto muy similar a Asturias. El contraste entre el verde de los árboles y el gris de las nubes en invierno, y el viento frío que azota las colinas. Es una estructura absolutamente entrañable, muy bonita para recordar. Yo siempre digo que pagaría cualquier cosa por ver la Tegucigalpa de 1965, porque era un pueblecito idílico y pastoril. He tenido la oportunidad de recorrer en una avioneta la Selva de la Mosquitia y es uno de esos días en la vida que sabes que no vas a olvidar nunca. Cocodrilos saltando al río, una selva tan remota que ni siquiera el turismo de aventura ha llegado allí. También tiene sus islas Honduras, que son un paraíso en la tierra, la imagen mental que uno tiene del Caribe. Todo eso está allí y el problema es que la gente no llega porque no se atreve a llegar. Esa costa caribe de Honduras, idílica, se corresponde exactamente con el corredor por el cual pasa la cocaína, que llega desde Colombia a los EE UU y lo ensucia todo.

¿Volverías a vivir allí?

Bajo ningún concepto. Porque nadie, al menos nadie que pueda elegirlo, puede privar a su hija de poder salir a caminar en los parques.

*** Germán Andino, el ilustrador de Novato en Nota Roja, prefirió responder a las preguntas de Yorokobu como mejor sabe, dibujando. ¿Germán, cómo definirías la vivencia de Alberto Arce en Honduras?

pag1Fuente: http://www.yorokobu.es/violencia-en-honduras/

, , , ,

Deja un comentario

Honduras: “En papel mojado ha quedado el plan de seguridad en SPS”

sábado, 7 de febrero de 2015

Mario Berríos, experto en seguridad, señala que el recurso humano y logístico es insuficiente.
Elementos de la Policía Municipal se distribuyen en varios puntos de la ciudad, entre ellos el barrio El Centro.
 Elementos de la Policía Municipal se distribuyen en varios puntos de la ciudad, entre ellos el barrio El Centro. 
La Prensa.hn/ 06 Feb 2015 / 09:48 Pm / San Pedro Sula, Honduras.

Desde 2013, San Pedro Sula cuenta con un plan de seguridad y convivencia ciudadana que debería estar ejecutando en el transcurso de cinco años para prevenir y combatir la violencia, pero esto no ha ocurrido debido a la burocracia que hay en el país, de acuerdo con expertos.

El plan de seguridad de la capital industrial, que fue elaborado por analistas de seguridad con el apoyo de operadores de justicia de Estados Unidos y diferentes instituciones de la ciudad, fue certificado por la Secretaría de Seguridad hace dos años.

Mario Berríos, experto en la materia, considera que el plan solo “ha quedado en papel mojado”, porque hasta la fecha no se ha ejecutado ninguna de las acciones que se tenían programadas para reducir de forma considerable los índices de criminalidad en la ciudad.
“El plan ha quedado en el anonimato. El procedimiento que hay que utilizar y los recursos que están a disposición es una gran burocracia, aparte de que se han ido para otro lado”, refiere.
Pese a los esfuerzos que ha hecho el Gobierno para dar seguridad a los sampedranos, los hechos criminales continúan y la población pide mayor protección.
“Han tomado como prioridad otros temas en el municipio. Es el momento para que se considere ya, en forma contundente, el aspecto seguridad y pueda darse protección a San Pedro Sula. Al final solo ha habido protección para ciertos grupos e instituciones sociales y a la ciudadanía la han dejado desprotegida”, expresa.
El proyecto de seguridad incluye la recuperación de espacios públicos que implican trabajos en iluminación, la creación de nuevos centros recreativos, obras de mejoras en las escuelas, postas policiales, entre otros.
“El plan es muy bueno, el problema es que no se lleva a cabo”, indica Berríos.
Recurso insuficiente
Datos oficiales de la Policía Preventiva establecen que en San Pedro Sula están asignados unos 1,200 elementos.
Por cada 500 habitantes hay un agente de seguridad. Un número que para Berríos es insuficiente, considerando que la ciudad cuenta con más de un millón de habitantes, entre residentes y población flotante. Además, su alta influencia económica es un aliciente para los malhechores.
“La ciudad no tiene ni el 50% de los recursos que debería tener destinado, tanto humano como logístico. Hay estándares aceptables de un policía por cada 200 a 300 habitantes”, enfatizó el experto en seguridad.
Entre las principales formas de violencia están los robos y el maltrato en los hogares.
Para que las acciones sean más eficientes, Berríos sugiere la implementación de recursos innovadores y vanguardistas, como cámaras de seguridad, alarmas y hasta drones.
“Aquí se instalan cámaras un día solo por negocio y al siguiente mes ya no existen, ya que solo se hizo negocio con eso”.
Piden respuestas
Uno de los sectores más afectados por la delincuencia es el sector transporte. Hasta octubre de 2014, en San Pedro Sula se reportaron 44 muertes, entre conductores de buses, rapiditos, taxis y mototaxis, atribuidas a la falta de pago del denominado impuesto de guerra.
Ramón Velásquez, presidente de la Asociación de Motoristas Profesionales de Honduras (Asomoproh), manifiesta su malestar por la falta de interés de las autoridades en detener la ola de muertes y pide que se haga algo al respecto. “ Prometieron motorizadas, cámaras de seguridad y muchas cosas más, sin embargo, no han hecho nada. Solo en enero llevamos siete motoristas muertos, tres ayudantes y un dirigente”.
La inversión para ejecutar el plan provendría de los fondos de la tasa de seguridad e irían a un fideicomiso que se creó, el cual sería administrado por un comité integrado por dos representantes de la alcaldía, de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, uno de la Iglesia Católica y otro de la Evangélica.
Efraín Rodríguez, presidente regional de la Asociación Nacional de Medianos y Pequeños Industriales de Honduras (Anmpih), señala que muchas mipymes han cerrado, pues no pueden pagar el impuesto de guerra, lo que ha provocado cientos de pérdidas de plazas laborales.
 http://www.laprensa.hn/inicio/792747-417/en-papel-mojado-ha-quedado-el-plan-de-seguridad-en-sps

 

, ,

Deja un comentario

Por cuarto año consecutivo, San Pedro Sula es la ciudad más violenta del mundo

Versión para impresiónVersión PDF

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Por cuarto año consecutivo la ciudad hondureña de San Pedro Sula con una tasa de 171.20 homicidios por cada 100 mil habitantes ocupó el primer lugar entre las 50 urbes (de 300 mil o más habitantes) más violentas del mundo. En 2014, como en 2013, Caracas y Acapulco ocuparon las posiciones 2 y 3, con tasas de 115.98 y 104.16 homicidios por cada 100 mil habitantes, respectivamente.
Descargar informe completo: Aquí
Del ranking 2014 salieron las siguientes ciudades que figuraron en el ranking 2013: Santa Marta (Colombia), San Juan (Puerto Rico), Maracaibo (Venezuela) y Puerto Príncipe (Haití). Esas cuatro ciudades tuvieron tasas inferiores a la de Cuernavaca (25.45 homicidios por cada 100 mil habitantes) que ocupó el lugar 50.
Al ranking de 2014 ingresaron las ciudades brasileñas de Teresina, Porto Alegre y Curitiba y la ciudad mexicana de Obregón.
Las disminuciones más significativas fueron las de las ciudades colombianas y mexicanas. La reducción mayor se produjo en Torreón, del orden del 49%, al pasar de una tasa de 54.24 en 2013 a una de 27.81 en 2014.
Si consideramos no sólo el ranking de 2013 sino de años anteriores e incluso información previa, el caso de mayor reducción de los homicidios es el Medellín, Colombia. En 2010 Medellín ocupó la décima posición en el ranking con una tasa de 82.62 homicidios por cada 100 mil habitantes, pero en 2014 bajó hasta la posición 49 con una tasa de 26.91 homicidios por cada 100 mil habitantes: en 4 años la tasa descendió en un 67%.
De mantenerse esta tendencia es casi seguro que en 2015 Medellín saldrá del ranking. Si en 2014 la tasa de la posición 50 hubiera sido similar a la de 2013 (30 por cada 100 mil habitantes), Medellín habría salido de este listado.
Pero además debe considerarse que si el ranking hubiera existido antes, entre finales de los años ochenta del siglo XX y hasta 2003, Medellín habría ocupado el primer lugar mundial en forma casi ininterrumpida. Hubo años en que las tasas de homicidios se acercaron a los 400 por cada 100 mil habitantes.
Los incrementos más significativos de las tasas de homicidios se produjeron en la ciudad estadounidense de St. Louis (46.27 %) y la salvadoreña de San Salvador (36.79%). Cabe aclarar respecto a St. Louis que el incremento del 46.27 % es considerando nuestro cálculo para 2013 que fue de 102 homicidios, cuando que posteriormente la policía de la ciudad reportó que fueron 120. En tal caso el aumento entre 2012 y 2014 sería del 32.5% (pues los homicidios fueron 159 en 2014) y St. Louis no sería la primera urbe en incremento de homicidios, sino la segunda, después de San Salvador.
En apariencia los homicidios habrían crecido en más 100% en Valencia, Venezuela, pero lo cierto es que en esta ocasión consideramos cifras de homicidios de todos los municipios que integran la urbe y una población menor la antes calculada, según las nuevas estimaciones demográficas oficiales. Pero lo cierto es que Valencia sí está entre las 10 ciudades más violentas del mundo.
De las 50 ciudades del ranking, 19 se ubican en Brasil, 10 en México, 5 en Colombia, 4 en Venezuela, 4 en Estados Unidos, 3 en Sudáfrica y 2 en Honduras. Hay una ciudad de El Salvador, Guatemala y Jamaica. La abrumadora mayoría de las 50 ciudades más violentas del mundo se ubican en el continente americano (47 ciudades) y en particular en América Latina (43 urbes).

Listado de las 50 ciudades más violentas del mundo en 2014
Posición Ciudad País Homicidios Habitantes Tasa
1 San Pedro Sula Honduras 1,317 769,025 171.20
2 Caracas Venezuela 3,797 3,273,863 115.98
3 Acapulco México 883 847,735 104.16
4 João Pessoa Brasil 620 780,738 79.41
5 Distrito Central Honduras 928 1,195,456 77.65
6 Maceió Brasil 733 1,005,319 72.91
7 Valencia Venezuela 1086 1,527,920 71.08
8 Fortaleza Brasil 2,541 3,818,380 66.55
9 Cali Colombia 1,530 2,344,734 65.25
10 São Luís Brasil 908 1,403,111 64.71
11 Natal Brasil 931 1,462,045 63.68
12 Ciudad Guayana Venezuela 536 862,720 62.13
13 San Salvador El Salvador 1,067 1,743,315 61.21
14 Cape Town Sudáfrica 2,244 3,740,026 60.00
15 Vitoria Brasil 1074 1,884,096 57.00
16 Cuiabá Brasil 467 827,104 56.46
17 Salvador (y RMS) Brasil 2,129 3,919,864 54.31
18 Belém Brasil 1,130 2,129,515 53.06
19 ST. Louis Estados Unidos 159 318,416 49.93
20 Teresina Brasil 416 840,600 49.49
21 Barquisimeto Venezuela 601 1,293,693 46.46
22 Detroit Estados Unidos 309 688,701 44.87
23 Goiânia Brasil 633 1,412,364 44.82
24 Culiacán México 384 910,564 42.17
25 Guatemala Guatemala 1,288 3,074,054 41.90
26 Kingston Jamaica 495 1,219,366 40.59
27 Juárez México 538 1,347,165 39.94
28 New Orleans Estados Unidos 150 378,715 39.61
29 Recife Brasil 1518 3,887,261 39.05
30 Campina Grande Brasil 153 402,912 37.97
31 Obregón México 120 318,184 37.71
32 Palmira Colombia 114 302,727 37.66
33 Manaus Brasil 749 2,020,301 37.07
34 Nuevo Laredo México 142 406,598 34.92
35 Nelson Mandela Bay Sudáfrica 402 1,152,115 34.89
36 Pereira Colombia 162 467,185 34.68
37 Porto Alegre Brasil 1,442 4,161,237 34.65
38 Durban Sudáfrica 1187 3,442,361 34.48
39 Aracaju Brasil 312 912,647 34.19
40 Baltimore Estados Unidos 211 622,104 33.92
41 Victoria México 117 345,080 33.91
42 Belo Horizonte Brasil 1,926 5,767,414 33.39
43 Chihuahua México 289 868,145 33.29
44 Curitiba Brasil 587 1,864,416 31.48
45 Tijuana México 502 1,678,880 29.90
46 Macapá Brasil 129 446,757 28.87
47 Cúcuta Colombia 183 643,666 28.43
48 Torreón México 330 1,186,637 27.81
49 Medellín Colombia 657 2,441,123 26.91
50 Cuernavaca México 168 660,215 25.45

, , , ,

Deja un comentario

Sentiment Isn’t A Crime Statistic

Wednesday, January 28, 2015

You would expect someone who rises to the post of government minister in Honduras to know the difference between a statistic which his government reports, and public sentiment about the same condition that generates that statistic, but at least when it comes to Arturo Corrales, Honduras’s former Security Minister (and now Foreign Minister), you’d be wrong.

The Fundacioé por la Paz y Democracia (FUNPADEM), in San Jose, Costa Rica, released the results of a public survey of public sentiment about security in Latin America.  Honduras is one of the countries where the survey took place, and the results about public sentiment are reported in LAPOP 2014.

What the survey reported is that 66.4% of Hondurans feel safe in their community, which is better than Costa Rica where only 51.4% of those surveyed felt safe in their community.  The Director of FUNPADEM told the press:

“In Honduras the people seem to be getting used to crime, its a society that culturally is beginning to tolerate living badly.  They feel safer in the barrios when San Pedro Sula alone, second [largest] city in the country- the homicide rate is 182 per 100,000 inhabitants and here in Costa Rica we’re scared when we have a homicide rate of 10 or 11 in prior years.”

Arias lamented the attitude of the residents of northern Central America who favor mano dura policies over crime prevention:

“The paradox of Central America is that the countries of the north cry out for the army to protect them, the same army that 30 years ago killed their families.  This is the last straw of preventative measures of security.”

Only 38.8 % of Hondurans have confidence in their police force.  Note that the question did not distinguish between the National Police and the Militarized Police.  Furthermore, 31.3% of Hondurans reported to FUNPADEM that they had been victims of a crime in the last year.

It should come as something of a shock to our gentle readers to learn that Arturo Corrales, acting as a government representative, wrote FUNPADEM a stern letter demanding that they correct the information reported in their survey results, calling it erroneous because it doesn’t correspond with official government statistics.

Specifically he rejects their aside on the homicide rate in Honduras, which admittedly uses 2012 numbers. Corrales wrote:

In the last year, Honduras promised to secure the peace, tranquility, and quality of life of its citizens, which has permitted us to achieve a reduction of more than 23 percent in the homicide rate, going from 86 per 100,000 inhabitants to 66 per 100,000 inhabitants during the period 2012-2014.

Corrales further wrote:

With respect to victimization [of a crime] in the last 12 months, your report notes an erroneous figure of 31.3.  But actually the national and international observatories [of violence], particularly the Barometer of Latin America establish the rate at 18.

Remember what Corrales is objecting to here is that according toFUNPADEM,  31.3 percent of Hondurans report being a victim of a crime.  Corrales doesn’t seem to understand the difference between that and his official crime statistics, which document only 18 percent of Hondurans having been victims of a crime.

That Hondurans might not be reporting all crimes, particularly because of a lack of confidence in the police and the lack of investigation of crimes by police appears never to have crossed his mind.  He concluded his letter demanding that FUNPADEM correct their statistics and publicize the new results.

FUNPADEM responded that they used the latest World Health Organization and UN numbers for any reported crime statistics.  They offered to let Corrales publish an article in their newsletter detailing all the crime fighting steps Honduras has taken over the same time period, but they stand by their reporting of public sentiment, which after all, is public sentiment, not an official crime statistic!

In the meantime, Corrales is gearing up his Foreign Ministry to “correct” what FUNPADEM  reported.

, , , , , ,

Deja un comentario

Honduras rechaza estadísticas sobre Seguridad Ciudadana presentados en encuesta LAPOP 2014


  • Miércoles, 28 Enero 2015 14:06

Honduras rechaza estadísticas sobre Seguridad Ciudadana presentados en encuesta LAPOP 2014

Autor del artículo: Proceso Digital

San José, Costa Rica – Honduras expresó su rechazo a la socialización de los datos estadísticos desactualizados sobre la seguridad ciudadana en Honduras, presentados en los resultados de la encuesta LAPOP 2014, realizados en la sede de la Fundación para la paz y la Democracia (FUNPADEM) en San José, Costa Rica.

En nombre del gobierno de Honduras, el Secretario de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, Arturo Corrales Álvarez informó mediante una nota de protesta dirigida al Director Ejecutivo de FUNPADEM, Randall Arias que “en cuanto a la victimización total de los últimos 12 meses, su informe destaca una cifra equivocada de 31.3. En cambio, la realidad de los observatorios nacionales e internacionales, particularmente el de Barómetro Latinoamericano establece un 18.

Agregó que “durante el último año, Honduras se ha comprometido en asegurar la paz, la tranquilidad y una convivencia ciudadana, que nos ha permitido lograr una reducción de más del 23 por ciento, en la tasa de homicidios, pasando de 86 por cada 100 mil habitantes a 66 por cada 100 mil habitantes.

A través de la nota, el Canciller solicitó la corrección de los datos estadísticos y que de igual forma, se haga pública la rectificación correspondiente.

Debido a lo expuesto anteriormente, Randall Arias lamentó lo sucedido y respondió que “he instruido proceder inmediatamente a comunicar por todos nuestros canales oficiales, así como a los medios de comunicación que cubrieron la presentación, la corrección de los datos”.

Arias reconoció y celebró “el esfuerzo del pueblo y el Gobierno de Honduras por enfrentar los retos que en materia de seguridad enfrenta toda la región centroamericana, así como para asegurar la paz, la tranquilidad y la convivencia ciudadana”.

FUNPADEM, es una organización no gubernamental, sin fines de lucro y no partidista, cuyo mandato de trabajo se inició en 1988 en Centroamérica y el Caribe, extendiéndose en el 2002 a toda la región de las América. Se ha involucrado en temas como: cooperación transfronteriza, migración, seguridad, diálogo y negociación participación de la sociedad civil y desarrollo local, entre otros.

Fuente: http://www.proceso.hn/component/k2/item/95637-honduras-rechaza-estad%C3%ADsticas-sobre-seguridad-ciudadana-presentados-en-encuesta-lapop-2014.html

, , , , , ,

Deja un comentario

JOH: “La pobreza se redujo un 2% en nuestro primer año”

25 de Enero de 2015

10:00PM  –   Redacción  

Se logró bajar de 86 a 66 el índice de homicidios por cada 100 mil habitantes gracias a las nuevas estrategias en seguridad y defensa.

TEGUCIGALPA, Honduras

En una intervención de 43 minutos, el presidente Juan Orlando Hernández presentó ayer el informe de su primer año de gobierno.

Expuso los resultados ante diputados, diplomáticos, empresarios, sociedad civil y otros sectores durante la instalación de la segunda legislatura del Congreso Nacional (CN).

En los primeros seis minutos de su discurso saludó entre aplausos a las mujeres hondureñas, a su madre (Elvira Alvarado), a su esposa (Ana García) y a cada una de las bancadas del CN.

Inició su informe con la presentación de los resultados de su gobierno en materia social.

“El sustento de mis expresiones se basa en los resultados concretos de las políticas sociales, empleos y la creciente recuperación de la dignidad de las familias luchadoras”, dijo.

Aseguró que en su primer año de gobierno se redujo la pobreza en un 2%.

“Hoy podemos decir que con la ayuda de los programas sociales como Vida Mejor, la pobreza general se redujo en 2% durante nuestro primer año de gestión”.

Según el PNUD, Honduras registraba una incidencia de pobreza por hogares de 64.5% al 2012, una pobreza extrema por hogares de 42.6% en el 2013 a nivel nacional, 29.0% a nivel urbano y 55.6% a nivel rural.

Hernández informó que en su primer año más de 270 mil familias recibieron el Bono 10 Mil.

Acto seguido hizo un alto en su discurso y presentó ante el pleno a Cinthia Isabel Gonzales, una de las beneficiarias del Bono 10 Mil, quien fue invitada al evento.

Dijo que más de 1.2 millones de niños y niñas recibieron la merienda escolar y más de medio millón de adultos mayores y discapacitados recibieron alimentos solidarios.

Se han desarrollado más de cinco mil huertos familiares, se han construido más de 500 viviendas sociales para las familias necesitadas y se han beneficiado unas 11 mil familias cambiando fogones tradicionales por ecofogones, indicó.

Adicionalmente se han hecho 10 mil pisos de cemento y ocho mil techos y también se han financiado más de 25 mil microempresas de tortillas, pan y otros alimentos.

Para dar fe de ello, Hernández también presentó a doña Denia Leticia Matamoros y doña Ilsia Matamoros al pleno, ambas microempresarias de la tortilla y el pan.

En materia de empleo dijo que se abrieron 175,700 nuevos puestos de trabajo en los últimos 12 meses, con la Ley del Empleo por Hora se han generado 53 mil oportunidades más y el programa Con Chamba Vivís Mejor ha producido casi 34 mil empleos.

Como testimonio de esto, presentó también a José Manuel Moradel, Lourdes Lisbeth Pérez Tercero, Starloo Sadloo Galo (hijo de Emo Sadloo, el fallecido activista de la Resistencia), José Iram Pavón y Jefferson Omar Rivera, quienes asistieron a la Cámara.

Mencionó que se está trabajando con obreros y empresarios, reformando la política de protección social de Honduras.

“Honduras merece una seguridad social seria, inclusiva y digna que progresivamente abarque a todos, a los asalariados, a los trabajadores independientes, carpinteros, albañiles, zapateros, empleadas domésticas, trabajadores del campo y de la ciudad”.

Seguridad

En el tema de seguridad sostuvo que el gobierno ha comenzado a derrotar al crimen organizado internacional y al narcotráfico, que trata de apoderarse del país.

“Estamos capturando a los malos sin importar quién sea, los juzgamos y los metemos presos”, dijo. Los homicidios han bajado en más del 20 por ciento (puntos de la tasa), pasando de 86 a 66 homicidios por cada 100 mil habitantes, aseguró.

Detalló que se han realizado más de 20 mil operativos, entre ellos la desarticulación y captura de 834 bandas criminales y la reducción significativa de las actividades de extorsión.

Se redujo en un 75% las llamadas desde los centros penales y se implementó la lista negra para evitar el robo de celulares, acotó.

“En el combate al narcotráfico se han realizado numerosos decomisos, incautaciones, se han destruido unas 45 pistas clandestinas y seis narcolaboratorios”, expresó. Mencionó que la Policía Militar sigue en las calles dando seguridad al pueblo.

“Les prometo que mientras yo sea Presidente seguirá allí en las calles ofreciendo seguridad”.

Reiteró que el 2015 será un año de apoyo y fortalecimiento como nunca a la Policía Nacional.

Hernández reconoció el sacrificio de todos los operadores de justicia, desde policías, fiscales, jueces, Policía Militar y los miembros de las Fuerzas Armadas.

“Con las recreovías por todo el país hasta ahora hemos hecho más de 12,000 y el pueblo sigue solicitando cada vez más estos espacios de sana convivencia”, explicó. Manifestó que se construyen nuevos parques, canchas con grama sintética, polideportivos y gimnasios.

Infraestructura

En el tema de infraestructura informó que el gobierno adelanta el Corredor Logístico entre los océanos Pacífico y Atlántico.

Destacó que se impulsa el Corredor Agrícola y el Corredor Turístico para generar empleo y riqueza en el país.

“Tendremos puertos y aeropuertos que demandan nuestra producción y nuestro crecimiento. El aeropuerto de Gracias, el de Río Amarillo, que pronto se va a inaugurar, la ampliación del de Choluteca, la reconstrucción del de Tela y el de Palmerola, que será parte vital del centro logístico del país”.

Habló de la masiva construcción de viviendas sociales para la clase asalariada de Honduras.

Para el período de 2015 a 2017 se proyecta construir 25 mil soluciones habitacionales y se pretende invertir seis mil millones de lempiras.

Más de nueve mil viviendas sociales con una inversión de 800 millones de lempiras por año, explicó Hernández.

El mandatario presentó al joven Cristian Chávez, un menor que perdió a su madre y fue favorecido con una vivienda para que resida con sus hermanos.

Dijo que se va a invertir fuertemente para incrementar la producción de granos básicos, la ganadería, la palma africana, el azúcar, el café, el cacao, las frutas y hortalizas. Anunció que se ha realizado un compromiso con las alcaldías para reparar las calles con un monto de 1,300 millones de lempiras.

Sostuvo que Banadesa ha puesto a disposición 1,000 millones de lempiras para financiamiento a productores.

Destacó que el gobierno impulsa el Plan Alianza para la Prosperidad para reducir la migración y que se están generando condiciones para atraer la inversión.

Transparencia

“Nos comprometimos a organizar y conducir un gobierno honesto y transparente y a combatir la corrupción en todas sus formas”, dijo. “A los hechos me remito. Intervinimos el Seguro Social, la DEI, el IP, la antigua Dirección de Migración, todas las aduanas, el Injupemp, la Dirección de Transporte, porque hemos dicho basta ya de la corrupción”, aseveró.

Grandes logros de Juan Orlando Hernández:

1-. SECTOR SOCIAL. 270 mil familias recibieron Bono 10 Mil, 1.2 millones de alumnos obtuvieron Merienda Escolar, medio millón de adultos el Alimento Solidario.

2-. EMPLEO. Se abrieron 175,700 nuevas oportunidades de trabajo en los últimos 12 meses a través de Con Chamba Vivís Mejor y la iniciativa Empleo por Hora.

3-. SEGURIDAD. Se ha reducido la tasa de homicidios de 86 a 66 muertes por cada 100 mil habitantes y se ha comenzado a atacar de frente el crimen.

4-. POBREZA. Juan Orlando Hernández sostuvo que en su primer año de gobierno se logró reducir en un 2 por ciento el índice de pobreza en Honduras.

5-. INFRAESTRUCTURA. Destacó los avances en el Canal Seco, la construcción de los corredores Agrícola y Turístico, la construcción de Palmerola y Río Amarillo.

6-. CORRUPCIÓN. Resaltó el encarcelamiento de exfuncionarios vinculados a la corrupción del IHSS e intervenciones en el IP, Injupemp, Transporte y Migración.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/pais/788580-331/joh-la-pobreza-se-redujo-un-2-en-nuestro-primer-a%C3%B1o

, , , , ,

Deja un comentario

Standing Up to Fear to Give Truth Oxygen

by Dina Meza    /  January 20, 2015  / No comments

In her first column for Sampsonia Way, Honduran journalist Dina Meza provides a historical context to the importance of freedom of expression in her native country.

Last night I dreamed that all of us were standing up to say no to silence. In Honduras, an oxygen tank sustains freedom of expression, endangered by those who would cut the lines with impunity.

  1. Honduras has one of the world’s highest murder rates. It is also one of the most dangerous countries to practice journalism, ranking 129th out of 180 in the 2014 World Press Freedom Index. Journalists are regularly threatened, attacked, and killed for their work. The Honduran government fails to punish those who use violence against reporters, essentially granting them impunity. This space will be dedicated to examining the lack of protection for Honduran journalists exercising their profession. Topics will include the use of state-sponsored advertising as a mechanism to reward or punish publications, and censorship and self-censorship as hindrances to democratic progress.
  2. Born in Cofradía, Honduras, Dina Meza has been recognized by PEN International, Amnesty International, Index on Censorship and Reporters without Borders for her work as a journalist and human rights advocate. Currently, Dina is the driving force behind the creation of Honduras PEN Centre. In 2013, she wrote “Reign of Terror,” an in-depth report on threats to Honduran journalists for Index on Censorship’s magazine. In 2014, she was named one of Reporters Without Borders’ “100 Heroes and Heroines of Information.”

In reality, this is how we now find freedom of expression, the most fundamental right of human beings, traversing all other rights.

Honduras is a country of 8.5 million inhabitants. It is located in the middle of Central America; a strategic position for the region. Its territory has been disgraced by foreign intervention. At present, the United States has six military bases in different locations around the country.

1982 saw the initiation of a democratic process that claimed to put an end to the illegal military coups. The Honduran people would supposedly be able to choose their rulers with their votes.

This vision remains a dream. Although we can vote, our votes do not matter because the elections are not transparent. The person who comes to power is whomever the United States favors, whoever is suitable to the Honduran oligarchy that has partitioned out the power for over 100 years.

After more than 100 years of degradation, of impoverishing the population, the country now finds itself among the nations of Latin America and the Caribbean with the lowest incomes.

National and international economic groups prey upon Honduras’s wealth in natural resources. Government lackeys who will strip away the property of the population for a few silver coins put it up to auction and sell it to the highest bidder.

Honduras was the scene of a coup d’état on June 28, 2009. The oligarchy dealt an incipient democracy a hard blow, and since that date anyone who tries to talk about the nation’s problems is kept under close watch.

Journalists and social communicators, because their business is the transmission of information, have been under constant attack, sometimes resulting in the loss of their lives. Nearly 50 are in graves. In other countries, where assassination is not yet a form of shutting someone up, criticism would not go beyond angering state officials.

But that is not what happens here in Honduras. Not only is there anger, but there are also threats, attacks, harassment, judicial proceedings, surveillance and in the worst cases, la meurte termina con la palabra, or “death comes at the end of the word.”

After the coup d’état, nothing is hidden anymore. One can now plainly see the actions of those who want to guard silence around crucial topics such as militarism, corruption, organized crime, drug trafficking, the concessions of rivers and other natural resources, violations of human rights, and authoritarianism.

The coup has exacerbated the state’s intolerance and violence. An official proposed using bonfires to burn books that were not to the liking of the Honduran oligarchy.

In 2013, through a process of fraudulent elections, Juan Orlando Hernández rose to power. Since then, it has become common to hear public accusations against journalists who ask him about his actions as president, or commit acts that deemed to be at odds with the law. Honduran journalists face direct reprisals, including threats from the Public Ministry, or being followed by motorcycles or strange cars after attending press conferences.

With the coup d’état, institutionalism has ended in Honduras. To maintain “the peace” among the population resistant to the coup, the elite hire paramilitary groups and approve laws that allow them to listen in on private phone conversations, classify public information and give military officials more power.

The present leader has pretensions to stay in power for many years, in spite of the fact that the Constitution of the Republic only permits a four-year term.

But he has gone about creating a precise scenario that will allow him to bypass the law. He has the Public Ministry, the Supreme Court, the National Congress, and the corporate media under his control, and uses his power to pressure the independent media that criticizes his authoritarianism.

The outlook for 2015 is dark, as are the plans to accomplish freedom of expression in Honduras. For the press, the order of the day is silence. If they stray from the established agenda, they face bullets and death.

Fuente: http://www.sampsoniaway.org/fearless-ink/2015/01/20/standing-up-to-fear-to-give-truth-oxygen/

, , , , , ,

Deja un comentario

Honduras: Comisión de alto nivel toma control del centro Renaciendo

16 de Enero de 2015

09:29PM  –  Agustín Lagos N.  

En 96 horas se deben dar resultados en los centros de menores. De igual manera se va a intervenir El Carmen, en San Pedro Sula, donde también existen problemas con los menores infractores.

Tegucigalpa, Honduras

Una comisión de “alto nivel” será la encargada de buscarle una solución a la grave problemática que han generado los menores infractores en el centro Renaciendo de Támara.

En las últimas horas, dos internos de la Mara 18 perdieron la vida y cuatro personas más resultaron heridas, tras un enfrentamiento con agentes de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), que son los encargados de dar seguridad en el exterior del centro de internamiento.

Después de los lamentables acontecimientos, representantes de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), Secretaría de Seguridad, Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Fiscalía Especial de la Niñez e Instituto Penitenciario fueron integrados y en un plazo de 96 horas establecerán mecanismos que conlleven a ponerle fin a la crisis.

Lolis María Salas Montes, titular de la Dinaf, explicó que “en las próximas horas, la Dinaf estará dando a conocer las decisiones que se van a poner en marcha para lograr el control de estos centros de internamiento y poder evitar mayores riesgos a la población de jóvenes”.

“Queremos informar que desde el Gobierno de la República expresamos nuestra mayor preocupación sobre los últimos incidentes en el centro Renaciendo y como lo hemos dicho en reiteradas ocasiones esto no es una problemática que atañe solo a este centro, sino que tenemos tres complejos pedagógicos más, entre ellos El Carmen en San Pedro Sula, que también vamos a revisar la situación verdadera que se vive”, dijo Salas Montes.

Implementar modelo

La funcionaria considera que es el momento de implementar un verdadero modelo de rehabilitación y reinserción social en el interior de los complejos pedagógicos.

“Los adolescentes deben reinsertarse en un verdadero modelo que le garantice, mas allá de cumplir una medida privativa de libertad, poder reinsertarse a la sociedad”, dijo.

“Es notorio ante la sociedad hondureña y también anunciado a nivel internacional, que hay una grave crisis que ha explotado y esto no es de una semana sino que ya es una situación que ha detonado una realidad”, enfatizó la titular de la Dinaf.

“Tenemos un sistema de justicia especial colapsado y en ese sentido, siendo transparentes, hemos convocado a sectores de la sociedad civil, como organismos de cooperación internacional, para poder expresar la preocupación del gobierno mediante la Dinaf”, enfatizó.

“Si no logramos controlar los centros de internamiento nada se podrá hacer. Podemos tener muchos ofrecimientos y apoyo de la cooperación internacional y del mismo gobierno, pero es importante trasladarle a los jóvenes la importancia de revisar qué es lo que ha estado pasando dentro de los centros”, explicó Salas Montes.

“Así como un joven entra por el robo de un celular o de una cartera, también entran jóvenes que han incurrido en delitos graves, por lo que en Renaciendo hay una mezcla de población que es evidente y allí adentro no ha funcionado nada, los jóvenes solo ingresan y así también salen tras cumplir una medida privativa de libertad”.

“No podemos permitir que sigan muriendo más personas, no podemos ser indiferentes ante esta tragedia. Hemos puesto el dedo en la llaga y la problemática es evidente y en el marco de la transparencia comparecemos ante ustedes para decirles que es una preocupación de alto nivel del Gobierno de la República y en esta acción nos hacemos acompañar de diferentes organizaciones de sociedad civil y de derechos humanos que han ofrecido su acompañamiento”.

A su juicio, lo importante es tomar el control de los centros de internamiento por lo que oportunamente darán a conocer las acciones a tomar.

Estamos en una situación de emergencia y una ruta crítica que marca el inicio con diferentes acciones que se van a tomar”, concluyó.

Por su parte, Héctor Iván Mejía Velásquez, en representación de la Secretaría de Seguridad, manifestó que hay algunas acciones ordenadas por el Presidente y el ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, pero “en este momento no se pueden revelar las interioridades del plan a desarrollar”.

“Lo más importante es que en un período de 96 horas la situación va a cambiar en estos centros de menores”, aseguró Mejía Velásquez.

“Parte de la responsabilidad por parte del Estado es tomar todas las medidas para evitar la pérdida de vidas humanas”, dijo el alto oficial.

Estado ha fallado

Mientras que el comisionado nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, cuestionó que, “el Estado haya desentendido, desde hace varios años, la atención adecuada de los centros de privación de libertad para adolescentes infractores de la ley y que ahora estos tengan el control de los mismos”.

Reveló que hay una serie de dificultades que la misma Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) puso de manifiesto desde el año 2006.

Mencionó para el caso que, en varios centros de detención no se distingue entre los menores que están sujetos a prisión preventiva y aquellos a los que ya se les ha dictado sentencia condenatoria.

“Lo más preocupante es que los centros están bajo el control de los menores infractores cuando es el Estado es el que debería de asumirlo para hacer efectivas las medidas de rehabilitación”, dijo Herrera Cáceres.

El funcionario lamentó los hechos violentos suscitados en los últimos días que dejaron como saldo personas muertas, heridos y lesionados en su integridad física.

“Entendemos que todo el manejo de un centro de internamiento de menores debe implicar la seguridad de quienes allí se encuentran recluidos, de los custodios y de la comunidad que rodea el centro de detención”, dijo Herrera Cáceres.

El objetivo es que esos centros de privación de libertad de adolescentes “no sean centros de violencia sino que, socioeducativos, que permitan a esa juventud, que ha afectado intereses de la sociedad, rehabilitarse y poderse reinsertar en el sentido productivo de la sociedad”, concluyó.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/inicio/786268-331/honduras-comisi%C3%B3n-de-alto-nivel-toma-control-del-centro-renaciendo

, , , , ,

Deja un comentario

Más de mil menores de 23 años fueron asesinados en Honduras durante 2014


  • Miércoles, 14 Enero 2015 10:56

Más de mil menores de 23 años fueron asesinados en Honduras durante 2014

Autor del artículo: Proceso Digital

Tegucigalpa – El último informe de la Organización No Gubernamental (ONG), Casa Alianza, da cuenta que en Honduras se registraron un mil 031 asesinatos de niños, niñas y jóvenes menores de 23 años durante 2014.

El informe añade que el año anterior hubo 18 homicidios más contra este sector de la población con respecto a 2013.

Casa Alianza critica que los alarmantes índices de muertes de menores contrastan con la vacía publicidad gubernamental que asegura que la violencia ha disminuido en el país.

“La realidad es que, así como han aumentado las ejecuciones de niños y niñas, ha aumentado en la población la percepción generalizada de inseguridad”, reza el informe de la ONG.

En el caso de las muertes violentas de menores de 23 años, en diciembre de 2014 hubo un total de 84 casos, de los cuales, 73 eran hombres y 11 mujeres.

De esos decesos violentos en lo que respecta a las edades, entre los 0 y 17 años se reportaron un total de 26 víctimas y entre los 18 y 23 años un total de 58 muertes.

De los 84 casos registrados en diciembre, la principal causa de muerte es la provocada por heridas de bala (arma de fuego) con el 77% de los casos, luego las muertes que no fue determinada su causa fueron el 13%, las muertes provocadas por asfixia con 8% y las muertes provocadas por arma blanca, con el 8% y por objeto contuso 3%.

Según la información recopilada durante diciembre, en el 87% de los casos se desconoce la identidad del responsable de las muertes, lo que significa casi siempre impunidad para los autores materiales.

Durante los últimos 16 años, particularmente entre febrero de 1998 a diciembre de 2014 se han registrado en el país 10 mil 037 casos de ejecuciones arbitrarias y muertes violentas de niños, niñas y jóvenes menores de 23 años.

Fuente: http://www.proceso.hn/caliente/item/94767-m%C3%A1s-de-mil-menores-de-23-a%C3%B1os-fueron-asesinados-en-honduras-durante-2014.html

, , , , ,

Deja un comentario