Entradas etiquetadas como Huelga 54

“El éxito de la huelga del 54 fue la organización y unidad”, según investigador Gustavo Irías

May 02, 2014

Sesenta años han pasado de la gloriosa huelga de 1954, la huelga bananera que marcó un antes y un después en las relaciones obrero-patronal, logrando la conquistas de muchos derechos sociales, entre ellos la jornada de ocho horas diarias, horas extras, pago de accidentes, pago de enfermedad, vacaciones, derecho a la maternidad, pago de feriados, jornada nocturna, jornada mixta, prestaciones sociales, cesantía y el derecho a sindicalizarse.

“El éxito de la huelga del 54 fue la organización y la unidad de este movimiento que además de representar la gesta más importante del movimiento obrero sindical representó la primera inflexión o quiebre histórico en la Honduras moderna” dijo Gustavo Irías, investigador y analista del movimiento obrero y sindical.

Gustavo Irías (GI) que también es el director del Centro de Estudios para la Democracia, Cespad, habló con A mecate Corto (AMC) sobre los retos y desafíos del movimiento social en nuestros días.

AMC. ¿Qué representa el 1 de mayo?
GI. El primero de mayo significa una doble conmemoración desde el punto de vista histórico. En primera instancia su connotación internacional con el asesinato de seis dirigentes sindicales en la ciudad de Chicago, Estados Unidos que se dio en el marco de una huelga general. En segunda instancia estamos conmemorando la primera manifestación de los obreros hondureños como lo fue la huelga general de 1954.

AMC. ¿Por qué luchaban los sindicalistas en Chicago?
GI. Los trabajadores estadounidenses vivían en una especie de semiesclavitud, luchaban por el derecho a las ocho horas de trabajo y fueron brutalmente reprimidos, y fue así como en 1889, en la segunda internacional socialista, se declaró el día internacional de los trabajadores.

AMC. ¿Por qué luchaban los sindicalistas bananeros en 1954?
GI. También era el derecho a una jornada laboral de ocho horas. En ese tiempo teníamos a una Honduras muy fragmentada, una Honduras que tenía su dinámica económica centrada o limitada en el enclave bananero, donde el banano era el eje central y único de la economía, un país con una población que no llegaba a los dos millones de habitantes y la mitad de la población asalariada estaba laborando en las fincas bananeras.

AMC. ¿Fue una lucha coyuntural?
GI. Es un proceso de una larga acumulación de problemas. Fueron tres décadas de lucha de los obreros bananeros por tener condiciones dignas de trabajo, por tener sus derechos básicos que eran reprimidos y sofocados permanentemente. Fue un trabajo de construcción de solidaridad, de construcción de tejido y de articulación.

AMC. ¿Cuántos obreros participaron?
GI. A principios del 54, el número total de obreros bananeros que se registran era de 35 mil, concentrados en la producción de banano, en la movilización de la fruta, en el embarque para la exportación, actividades propias de la empresa como maquinarias, enfermeras e incluso otras actividades de tipo industrial que se habían generado en torno a la misma producción del banano.

AMC. ¿Y qué decían la transnacional bananera y el gobierno?
GI. Esta huelga fue calificada por la empresa bananera y por los voceros del gobierno como parte de una conspiración del comunismo internacional alentado desde Guatemala, que no es muy diferente a las circunstancias que en los últimos periodos históricos hemos vivido posterior al 54, donde cualquier lucha del sector popular es catalogada como una conspiración comunista.

AMC. ¿Cuál fue el éxito?
GI. El éxito de la huelga del 54 fue la organización y la unidad de este movimiento que ha parte de representar la gesta más importante del movimiento obrero sindical representó la primera inflexión o quiebre histórico en la Honduras moderna.

AMC. ¿Por qué?
GI. Porque los obreros, en base a su organización y unidad, lograron sus derechos básicos como por ejemplo el derecho a la libertad de organización, a la libertad de huelga, pero el significado de este movimiento es la conquista de las libertades democráticas básicas en el país. Esta huelga abrió la brecha para la organización de los demás sectores populares, así surgieron los movimientos campesinos, las organizaciones magisteriales, los movimientos estudiantiles y otros sectores que han desempeñado un rol muy importante en la democratización de este país.

AMC. ¿En qué condiciones se recuerdan hoy los 60 años de dicha huelga?
GI. Mire la década de los 90, en alguna medida, marca una derrota histórica del movimiento obrero que se gesta en el 54 porque la condición obrera de esas grandes concentraciones de trabajadores y de la posibilidad de la organización y lucha por reivindicaciones prácticamente se agotan con la implementación del modelo neoliberal.

AMC. ¿Cómo afectó el modelo neoliberal?
GI. Produjo una economía más diversificada, el país logra integrarse en términos de vías de comunicación, por otro lado hay una clase dominante más diversificada y a la vez más articulada y por otro lado hay una clase obrera más fragmentada.

AMC. ¿Cuál podría haber sido el reemplazo de la clase obrera bananera?
GI. Podrían haber sido los trabajadores y las trabajadoras de las maquilas pero por las condiciones particulares de este sector que es una zona especial donde la organización sindical prácticamente está vedada, y quiénes han intentado organizar sindicatos simplemente han sido despedidos, reprimidos.

AMC. ¿Hay o no hay condiciones para una nueva huelga?
GI. En términos del 54 es prácticamente imposible, creo que quiénes llaman a paro nacional del movimiento sindical están equivocados en la lectura de la realidad porque qué ha quedado del movimiento sindical, los registros aquí no son actualizados pero hasta el 2005 se habían registrado 446 sindicatos pero sólo habían 185 sindicatos activos, y por otro lado, de la población asalariada que existe en el país, que es más o menos un millón y medio, apenas un 8% pertenecen a un sindicato.

AMC. ¿Frente a qué tipo de obreros estamos hoy?
GI. Estamos frente a un nuevo obrero que es un semiproletariado, que combina su trabajo en algunos centros fabriles pequeños, medianos y grandes, con  su trabajo por cuenta propia tanto en la zona rural como en las ciudades. Es un proletariado fragmentado y poco articulado.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/877-%E2%80%9Cel-%C3%A9xito-de-la-huelga-del-54-fue-la-organizaci%C3%B3n-y-unidad%E2%80%9D-seg%C3%BAn-investigador-gustavo-ir%C3%ADas

, , ,

Deja un comentario

El Progreso salió a las calles recordando gesta histórica del 54

May 02, 2014

Como ya es costumbre el recorrido de la movilización de El Progreso, Yoro inició desde el puente de Quebrada Seca, salida al litoral Atlántico, alrededor de las 9 de la mañana con destino al parque Ramón Rosa, frente al palacio municipal que se encontraba resguardado por policías, militares y policía municipal.

A la movilización asistieron organizaciones juveniles, sindicatos, maestros, miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular FNRP y población obrera en general. Fue una marcha lenta que provocó el descontento de cientos de habitantes que se desplazaban  aprovechando el feriado nacional. Por más de dos horas estuvo obstaculizado el paso que conduce del municipio de El Progreso hacia los  departamentos de Atlántida y Yoro.

Bajo la tradicional consigna “el pueblo unido, jamás será vencido” los manifestantes exigieron, pancartas en mano, educación gratuita y de calidad, la generación de fuentes de empleos, rechazaron la privatización de instituciones públicas y descalificaron las acciones realizadas en los primeros cien días de Juan Orlando Hernández al frente de la presidencia de Honduras.

En conmemoración del 60 aniversario de la huelga de 1954, los sindicatos bananeros y de la Federación de sindicatos agroindustriales de Honduras FESTAGRO movilizaron a sus bases a recorrer la ciudad Perla del Ulúa en recuerdo a esos hombres y mujeres que lucharon por mejorar las condiciones laborales de la clase obrera.

En la ciudad de El Progreso una de las demandas particulares fue la exigencia de traspasar el Registro Nacional de las Personas al centro, ya que en semanas anteriores y favoreciendo a la familia Micheletti fue movido frente al hospital Público, lo que provoca más gasto para la ciudadanía que busca atención en esta oficina estatal.

Los participantes de la tradicional movilización realizaron monigotes con caras de funcionarios públicos que aseguraron son los responsables de la crisis que vive el pueblo hondureño en nuestros días.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/883-el-progreso-sali%C3%B3-a-las-calles-recordando-gesta-hist%C3%B3rica-del-54

, , ,

Deja un comentario

Huelga de 1954: ¿Nostalgia paralizadora o manual de lucha y organización?

May 02, 2014

A 60 años de la huelga de 1954, las enseñanzas de ese hecho histórico se siguen celebrando con nostalgia como una simple efeméride y no como la guía de acción de movilización en la agenda de lucha del pueblo hondureño.

Las interrogantes que emanan durante este periodo de 60 años, nos llevan a dudar sobre si en este momento, el movimiento popular es una verdadera oposición; o si realmente el camino de mayo se ha abandonado, producto de estrategias desmovilizadoras gracias a las intervenciones oportunistas y burocráticas en los movimientos sindicales y obreros.

Para conocer qué factores llevaron a esa realidad al movimiento popular, debemos viajar al pasado; a ese tiempo épico que es recordado por uno de sus tantos sobrevivientes, Agapito Robleda Castro, quien como dirigente de la huelga bananera y luego como redactor de la investigación “La verdad de la huelga de 1954 y de la formación del Sitraterco” nos hace revivir esos logros adquiridos por los trabajadores bananeros en esa fecha.

“Aquel acontecimiento de 1954, fue el movimiento más importante de la historia hondureña, fue un grupo con tanta fuerza que sacudió el régimen político de aquella época, obligando a las autoridades a cambiar su método de gobierno” recordó Robleda.

No es para menos, luego de 70 días de huelga, donde los manifestantes se sacrificaron bajo el sol, la lluvia y el peligro por los asesinatos en contra de sus integrantes, lograron la conquista de algunos de sus derechos, y la implementación de medidas progresistas por parte del régimen, que llevó a la creación del actual Código del Trabajo, la creación del Instituto Hondureño de Seguridad Social y a reconocer la sindicalización.

Las lecciones que mayo de 1954 deja al movimiento popular son más vigentes que nunca, entre ellas los métodos de movilización, la democracia obrera y la huelga; herramientas que han sido abandonadas por completo por la conducción del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) en la actualidad, dice el insigne dirigente sindical.

Robleda cree que “en esa huelga se paralizó toda la economía del país con los días de beligerancia y firmeza ejemplar de los compañeros, que yo quisiera verla ahora en la Frente de Resistencia; pero toda esa voluntad de lucha se ha perdido, porque las clases dominantes han hecho maniobras para desviar el movimiento, utilizando a líderes oportunistas y burócratas al frente de las organizaciones de oposición”.

Al pasar los años, después de las conquistas adquiridas por la huelga, el analista político Efraín Fajardo considera que los grupos de poder pusieron en marcha su estrategia política, con la asesoría de los entes reaccionarios internacionales, que consiste en desarticular al movimiento obrero, doblegando a sus dirigentes; y gracias a ello han logrado dispersar los núcleos más avanzados de la clase obrera y evitar su organización para lograr las transformaciones que Honduras requiere.

“Muchas de las conquistas adquiridas a partir de 1954 se han ido perdiendo, los espacios también, y ahora a 60 años de ese acontecimiento estamos con un movimiento popular débil, disperso, sin un programa de lucha de los sectores laborales, con una gran crisis económica, permitiendo la venta del territorio nacional al mejor postor, atropellos a los gremios y con una conducción popular diluida en la burocratización y oportunismo” lamentó Fajardo.

“La burguesía ha evitado que los trabajadores se agrupen, se defiendan bajo una democracia sindical, y el liderazgo sindical se ha acomodado y burocratizado” siguió manifestando.

Fajardo recuerda que durante estos 60 años varios sectores de la población han iniciado procesos de luchas; tal es el caso del movimiento campesino que dio paso al surgimiento de las centrales y organizaciones campesinas que formaron un sólido movimiento de oposición.

Tal ejemplo sirve para recordar las estrategias de los grupos de poder para destruir a los movimientos de oposición; para ello, Fajardo cita la creación de la Ley de Modernización Agrícola durante el inicio de los años 90, en el gobierno de Rafael Leonardo Callejas, época que marcó el inicio del Neoliberalismo en nuestro país.

Junto a esas medidas implementadas para destruir al movimiento campesino, Fajardo dice que la burguesía ha ido modernizando su forma de explotación y que ha sido capaz de crear un proyecto para detener la movilización en el campo, que ahora ha permitido el contexto sangriento que ha dejado la criminalización de la lucha por la recuperación de la tierra.

En esa radiografía que el dirigente obrero hace del movimiento popular, se refiere a la situación del sindicalismo, asegurando que en nuestro días “las cúpulas sindicales no están a la altura de las necesidades de los trabajadores; es hora de un cambio, de sacudirse de esas direcciones oportunistas.
Esas direcciones que ahora convocan a conmemorar el día del trabajador, son las mismas que han pactado con la burguesía, vendiendo mediante acuerdos los derechos de la clase obrera”, lo último en alusión a los dos recientes acuerdos del salario mínimo por tres años con la empresa privada y gobierno.

De la democracia obrera a los vicios caudillistas

“Mayo se tiene que ver como memoria en el presente; como camino para la lucha; como guía para la acción revolucionaria en el camino de resistencia del pueblo hondureño; no como una figura romántica o lírica”, manifestó el dirigente magisterial Carlos Lanza, al hacer una comparación entre el beligerante movimiento popular de 1954 y la sumisa estructura popular ante los caudillos del momento.

Lanza se refirió a experiencias populares importantes como la creación de la Coordinadora Nacional de Resistencia Popular (CNRP), la que recuerda como un movimiento democrático y con independencia de clase, que causó oposición ante la amenaza privatizadora del agua.

“La CNRP, fue una plataforma que permitió una organización productiva de todas las estructuras sociales, todo bajo los principios y herramientas proporcionadas por la experiencia de mayo de 1954”, amplió Lanza.

“En esa experiencia realizamos paros cívicos nacionales, como el del 17 de abril del 2008”. Bajo esa coyuntura del movimiento popular, Lanza dice que todos esos métodos que permitieron un alza de la lucha de clases en el país, ahora han sido desechados por la dirigencia del Frente Nacional de Resistencia Popular.

“Antes se utilizaban los métodos obreros de lucha, como la huelga, la organización, los paros cívicos nacionales, la democracia obrera; pero ahora la conducción del Frente dirigida por un caudillo como Manuel Zelaya, le teme a esas valiosas herramientas; todo eso por su compromiso con los grupos de poder tras el acuerdo de Cartagena”, dijo Lanza.

A criterio de Lanza, los conceptos de la CNRP, se incrementaron a partir del golpe de Estado, pero se abandonaron después de la firma del Acuerdo de Cartagena de Indias el 22 de mayo del 2011, que se firmó bajo la condición de que el movimiento popular abandonase las calles, y el régimen les permitiría formar una estructura electoral y por ende el regreso de Manuel Zelaya del exilio.

“Considero que de la firma del acuerdo para acá, la crisis del movimiento popular se ve marcada por la conducción del movimiento, que por el hecho de ser dirigido por un caudillo burgués que viene del Partido Liberal, no va más allá de lo que la clase obrera necesita y exige. Todo eso ha permitido el giro del camino de movilización, al camino electoral, llevando a que el movimiento haya abandonado el camino de mayo”, aseguró el dirigente magisterial.

¿Y el futuro? ¿Hacia a dónde va el movimiento obrero, sindical y popular hondureño?

Ramón Amaya Amador en su obra “El camino de mayo es la victoria”, manifiesta que la huelga bananera demostró que “la clase obrera puede triunfar al margen de la dependencia política de la burguesía: que puede actuar y vencer sin necesidad de ser obligatoriamente un apéndice de los partidos tradicionales”.

La actualidad de la clase obrera en su conjunto, denota un contexto distinto, todo esto debido a que el movimiento popular se ha convertido en una estructura subordinada, dependiente y sumisa a las decisiones de una conducción, que no plantea retomar las lecciones de mayo de 1954; sino solo luchas legislativas que hasta el momento no han dejado resultados positivos para la población.

Sobre tal realidad, el Padre Ismael Moreno, director de Radio Progreso y del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), dice que el movimiento popular debe ser autónomo e independiente de cualquier partido político, además afirma que “solo la identidad e independencia es la que garantizará las alianzas que se hagan; pero esas alianzas solo se darán si la organización es independiente”; es decir que la plataforma popular sea la que condicione las alianzas, no los partidos políticos como ocurre ahora con el nuevo instituto electoral Libertad y Refundación (Libre).

“Creo que después del golpe de Estado, el movimiento social y popular quedó inmerso en una especie de dinámica de regresión, particularmente con la entrada de un factor que ha sido decisivo que es el giro electoral, y que es determinante para poder entender lo que ocurre con la actual desmovilización popular”, argumentó Moreno.

La caracterización se da en el marco del proceso desmovilizador que el partido Libre ha jugado como estrategia de la conducción oportunista del FNRP, que pese a las tareas de recuperación de los derechos de la población se ha limitado a realizar una estéril lucha legislativa, abandonando los métodos de movilización que nos dejó mayo de 1954.

“Me parece que hay tantos desafíos, problemas, injusticias, procesos de pérdida de soberanía, nunca ha habido tanto poder acumulado alrededor de un gobierno que es el socio menor de las multinacionales, como para que el movimiento popular no entre en un proceso interno de profundo análisis y reflexión para que desde ahí pueda definir su lucha y así revertir la lógica de un país que se va perdiendo desde una propuesta antinacional, antipopular e imperialista”.

Moreno, cree que si el movimiento popular sigue bajo la lógica electoral, oportunista, burocrática y antidemocrática “siempre será un mandadero de un partido político tradicional más, se ampliará el tradicionalismo político. Y el destino de un movimiento social que no analice; que no sea independiente, será un movimiento subordinado, dependiente y mandadero y eso no le abona en nada al futuro del país”.

Lecciones de mayo de 1954, exigen un cambio del movimiento popular

En ese enfoque, tanto Efraín Fajardo, Agapito Robleda, Ismael Moreno y Carlos Lanza, concuerdan que para rescatar el movimiento popular y revivir las lecciones de movilización que dejó mayo de 1954 “se debe cambiar la conducción de la plataforma social; democratizar su estructura y definir una estrategia que sirva como agenda de lucha para salir a las calles bajo los métodos beligerantes de la huelga bananera”.

Fajardo dice que “cambiar el rumbo del movimiento popular pasa por refrescar su dirigencia; Manuel Zelaya y Juan Barahona ya dieron su aporte, ahora hay que poner a los mejores cuadros políticos al frente del movimiento popular, que retomen la lucha organizada”.

Por su parte Agapito Robleda, pide a la resistencia que retome el camino de la huelga bananera, para que se puedan recuperar todas las demandas que el movimiento social ha perdido en este momento.

Asimismo el sacerdote Ismael Moreno afirma que “el camino idóneo debe ser el análisis interno, reflexión interna, el debate, para que cuando se salga a las calles se vaya con una estrategia de lucha que solo tendrá fuerza en la medida que expresen una agenda común de lucha; esa es la gran tarea, que se debe exigir a la conducción del movimiento popular para que se siente y debata alrededor de esas tareas y así convertirlas en la estrategia de movilización”.

Mientras tanto Carlos Lanza en su análisis, nos argumenta que el único camino que tiene el movimiento popular para liberarse de la opresión y de la explotación de los grupos de poder, es seguir la experiencia de la huelga bananera; a raíz de que solo el camino de la movilización es el que garantiza rescatar las demandas arrebatadas por la burguesía en las últimas décadas.

Después de las luchas históricas del pueblo hondureño como la independencia nacional de la corona española (1821), la revolución morazanista(1827-1839), la reforma liberal de 1876 y la huelga de 1954, el movimiento social necesita un nuevo proceso de reflexión, rescate de la identidad e independencia y sobre todo, liberarse de los vicios caudillistas y oportunistas que lo han llevado a la profunda crisis que atraviesa en la actualidad.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/reportaje/item/876-huelga-de-1954-%C2%BFnostalgia-paralizadora-o-manual-de-lucha-y-organizaci%C3%B3n?

, , , , ,

Deja un comentario

¡Unidad! Claman obreros al conmemorar 60 años de la huelga del 54

Versión para impresiónVersión PDF

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Con un urgente llamado a la unidad del movimiento obrero en Honduras, los afiliados a cerca de 300 sindicatos aglutinados en las tres centrales de trabajadores salieron a manifestarse en las principales ciudades del país este primero de mayo el Día Internacional del Trabajador.
En la capital hondureña, la jornada de movilización que dio inició a eso de las 9:00 de la mañana, desde la colonia Kennedy, rumbo al bulevar Juan Pablo II, donde se tenía programados los actos finales. A diferencia de los años anteriores, este año se decidió cambiar la habitual ruta que se realiza desde la zona del barrio La Granja y avanza por la Calle Real de Comayagüela, hasta llegar al parque Central debido a las remodelaciones que se realizan en esa zona.
“Este primero de mayo marcamos una nueva etapa en el movimiento obrero hondureño, 1954 significo el rompimiento de la opresión obrera y el inicio del Camino de Mayo, ahora, 60 años después y ante la crisis a la que nos tiene sometidos este sistema, las Centrales Obreras hemos acordado entrar en un proceso para  construir una Central Única como garantía de fuerza para enfrentar los retos, hoy más grandes y más complejos que antes del golpe de Estado”, indicaron en un manifiesto conjunto realizado por Confederación de Trabajadores De Honduras (CTH), Central General de Trabajadores (CGT), Confederación Unitaria de Trabajadores De Honduras,  (CUTH) y el Frente Nacional De Resistencia Popular (FNRP).
Los dirigentes obreros Daniel Durón, del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee); José Luis Baquedano, de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH) y Juan Barahona, del Bloque Popular leyeron un solo documento de cuatro páginas en la que condenaron el debilitamiento estructural del Estado,  el endeudamiento interno y externo a niveles “nunca antes vistos” y los escándalos de corrupción develados en los primeros 100 días del gobierno que preside Juan Orlando Hernández.
A  60 años de la gran huelga de 1954, acontecimiento que cambió el destino social y político de Honduras colocándola en el siglo XX, venimos a rendir homenaje a aquellos que protagonizaron tan glorioso acontecimiento y a proclamar nuestro convencimiento de la necesidad urgente por alcanzar mayores niveles de unidad, organización y movilización para continuar la lucha, porque ni en Honduras ni en ningún otro país del mundo a los trabajadores no pueden ni podrán derrotarnos, como lo demuestra la historia y los cambios que se operan en nuestro continente”, subrayaron.
Corrupción y endeudamiento
Uno de los temas más recurrentes en la movilización fueron los mencionados actos de corrupción en que “continúan siendo motivos de escándalo” tal el caso del Instituto Hondureño de Seguridad Social, Alcaldía Municipal, la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (SOPTRAVI) y el Instituto de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados Públicos (INJUPEMP).
“Estos actos no pueden quedar impunes (…) mientras se sigue entregando el país, sus recursos y servicios públicos a través de COALIANZA y las Zonas Especiales de Desarrollo que quedarían  blindadas por la Corte Suprema de Justicia, si declara sin lugar los recursos de inconstitucionalidad presentados”, señala el documento.
Igualmente reprobaron que el actual “régimen presidido por Juan Orlando Hernández,  emitirá otros mil millones de dólares en bonos soberanos para apuntalar el presupuesto. Con todos esos préstamos vamos a alcanzar niveles de deuda interna y externa nunca antes vistos, por lo que seremos presas de nuevo del chantaje de los Organismos Financieros Internacionales y más impuestos para el pueblo”.
Amenazas al sector obrero
Para los sindicalistas Honduras enfrenta una nueva oleada de amenazas de despidos y destrucción de las organizaciones de los trabajadores, aunado a la precarización del trabajo con la Ley de Empleo Temporal por Hora que impide la sindicalización, la contratación colectiva, la estabilidad laboral  y el derecho a huelga en el  sector privado y público; y la pérdida de las principales conquistas sociales del gremio de docentes, el control  de sus fondos de pensiones y aportaciones gremiales por la banca privada.
Del mismo modo, destacaron “la represión permanente de los  campesinos quienes luchan por el acceso a la tierra  a costa de la persecución, encarcelamiento y pérdida de sus vidas, el continuo aumento del sector informal, producto del desempleo generado por la aplicación de las políticas neoliberales y el incumplimiento del convenio 169 de la OIT, la criminalización y judicialización de sus luchas por la defensa de sus bienes comunes de los pueblos indígenas y negros”.
Violaciones a los DD.HH., como política de Estado
Igualmente lamentaron los atentados contra la vida, fundamentalmente de jóvenes, mujeres, comunidad lésbico Gay, profesionales, dirigentes y activistas populares y de organizaciones políticas desafectas al régimen, ponen en evidencia la violación permanente de los Derechos Humanos como  política de Estado.
Al respecto, Erick Vidal Martínez defensor derechos humanos de la diversidad sexual, considera que se trata de una cuestión de “respeto a la igualdad y un cese a la discriminación por nuestras preferencias sexuales”. “No podemos hablar de que tenemos conquistas, porque no existe una base política que nos permita garantizar nuestros derechos, pero si entre las expectativas que tenemos es decir que estamos presentes y dispuestos por luchar por nuestro derecho al trabajo digno. Nuestros patronos suelen discriminarnos por ser diferentes, bajarnos nos salarios, pero la segunda dimensión es cuando no nos lo dan por nuestra apariencia, pues se actúa con una doble moral”.
“Lastimosamente el Estado de Honduras no ha hecho una valorización de lo que significa la desigualdad laboral, porque no se trata solamente de la diversidad sexual, estamos hablando de campesinos, indígenas, mujeres y jóvenes. Las medidas del gobierno actual en lugar de garantizar esas conquistas recrudecen las acciones en contra de los derechos humanos”, subrayó.
En ese mismo sentido, las centrales obreras criticaron también el fenómeno de la migración forzada de miles de hondureños, principalmente jóvenes, continúa siendo un fenómeno social grave originado por la falta de oportunidades de empleo y educación así como las precarias condiciones de vida de sus familias.  “En el informe de los 100 días del nuevo inquilino de la Casa Presidencial no se reflejará este deshumanizado panorama, nos obliga a revisar la concepción,  la estructura organizativa, la estrategia y el plan de acción del movimiento organizado de los trabajadores”, lamentaron.


PRINCIPALES EXIGENCIAS

1.      La desmilitarización de la sociedad y del Estado porque la seguridad no puede reducirse sólo al resguardo de los intereses de las transnacionales, de sus socios nacionales, del sistema económico imperante y a reprimir la protesta social.
3.      La autodeterminación de nuestro pueblo frente al neocolonialismo como condición para lograr la justicia, la paz, el desarrollo social, económico, político  y cultural.  La sustitución del modelo neoliberal por un modelo social al servicio de las mayorías.
5.      La aprobación del  proyecto de  Ley de Transformación Agraria Integral que revolucione las formas de tenencia de la tierra, la producción, la comercialización, el crédito agrícola y la obtención de insumos a los campesinos, para garantizar la soberanía alimentaria y el desarrollo del agro.
6.      El rescate de los derechos arrebatados al magisterio y la no injerencia estatal.
7.      La derogación de las leyes que atentan contra las conquistas sociales, económicas, culturales, educativas, políticas, y aquellas que atenten contra la soberanía nacional, las libertades democráticas y nos hacen más atrasados y dependientes.
8.      El combate contra  toda forma de impunidad y corrupción.
9.      El cumplimiento de los Convenios de la OIT referidos a la libertad sindical, contratación colectiva, derecho a huelga, seguridad social, etc.,  el Convenio 169 y el tripartismo.
10.  El respeto a la vida y los Derechos Humanos
11.  Soluciones estatales alternativas al problema energético y la implementación de medidas para regular el uso y el precio de los combustibles
12.  El mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo que incluya la elevación de los salarios y el fortalecimiento del Sector Social de la Economía
13.  El acceso  al empleo permanente y bien remunerado y a los servicios públicos
14.  La implementación de una política salarial, monetaria, crediticia y fiscal que  redistribuya el ingreso y la riqueza e impulse el desarrollo de las fuerzas productivas.

15.  La  unidad e integración con todos los países de la Región Latinoamericana
16.  La  derogación,  de la ley EMPLEO POR HORA,  por inconstitucional e inhumana.
17.  La renacionalización de los servicios públicos privatizados. El respaldo al Recurso de Inconstitucionalidad para la no municipalización ni privatización del agua.


CONSIGNAS PRIMERO DE MAYO 2014

Las centrales unidas……………………Jamás serán vencidas
•En el proceso de unidad…………….Los obreros creen más
•Por una sola central……………………………lucharemos hasta el final
•El aumento a la gasolina……………… al pueblo asesina
•Nuestros mártires viven, viven y nuestra lucha sigue y sigue
•Sangre de mártires, semilla de libertad
•Contra la crisis y la impunidad……………………… La solidaridad
•El trabajo tercerizado……..Es un trabajo mal pagado y explotado
•Si mejores conquistas quieres lograr……en sindicato  te debes organizar
•Salario mínimo para el presidente ………………………..Pa’ que vea lo que siente
•Esos paquetazos……………………………. Matan más que los balazos
•Mi voto no compraron……………………………… pero siempre se lo robaron
•Ese plan de gobierno………………………….. lo sacaron del infierno
•Dentro del Congreso hay besos Y abrazos……………Y afuera puros trancazos
•Mujeres catrachas respondamos con valor……………..Al imperialismo agresor
•La deuda externa no la debo yo………………………. Que la paguen quien se la robo
•La mara de COALIANZA……………………. Nos va a vender en balanza
•No hay no hay paz………..la comida vale mas
•Un pueblo organizado………….es menos explotado
•No hay soldados para combatir la criminalidad
pero si los hay para reprimir la protesta social.
•Mujer  campesina deja tu cocina  y trae tu vecina,
Porque el gobierno nos discrimina.
•No queremos y no nos da la gana,
er  una colonia   norteamericana.
Ante la explotación   empresarial…………….la organización sindical


Mártires de Chicago

Hace 130 años una organización de trabajadores llamada Federación Americana de Trabajo celebro su IV Congreso en la ciudad de Chicago, Estados Unidos en esa reunión propusieron que a partir del 1 de mayo de 1886 la patronal debía de respetar la jornada de 8 horas, y si no lo hacían, los trabajadores se irían a huelga.
Las patronales no tomaron en cuenta los reclamos de los obreros, las consecuencias de esa acción daría como resultado una represión brutal por parte de la policía la que logro capturar y enjuiciar a 8 obreros de los muchos que se manifestaban ese día, juzgándolos de delitos que no les podían comprobar, a dos de ellos los condenaron a prisión perpetua, a uno de ellos lo condenaran a 15 años de trabajos forzados y el resto fueron condenados a la pena de muerte sus nombres eran Adolf Fisher, Albert Parsons, Georg Engel, Hessois Auguste Spies y Louis Linng este último para no ser ejecutado por los patronales y la justicia que les hacían comparsa, tomo la decisión de suicidarse en su celda.
La fuerza de la organización obrera se extendió a distintos países del mundo. En 1889, se conformó la Segunda Internacional de los Trabajadores. Su primer congreso fue realizado en Paris en conmemoración de la Revolución Francesa, en esa reunión de trabajadores surgió una resolución con respecto al 1 de mayo como el día en el que los trabajadores debían demandar a los poderes públicos y obligarlos a reducir legalmente a ocho horas la jornada de trabajo. Se había elegido ese día en alusión expresa a los mártires de Chicago.
La gran huelga  bananera de 1954
Entre el 1 y 2 de mayo de 1954 los trabajadores bananeros de Honduras se fueron a huelga, un alzamiento sin precedentes que en pocos días cubrió casi la totalidad del país. Honduras vivía desde hace 25 años una terrible dictadura que no permitía libertades políticas, ni elecciones.  Las transnacionales bananeras Standard Fruit co. y United Fruit co. eran los monopolios que dominaban la economía de Honduras y de El Caribe.
Miles de obreros vivían sin respeto a los derechos laborales, humanos y políticos con jornadas de más de 12 horas de trabajo, las transnacionales definían sin oposición a los gobernantes y la marginación tenía en el atraso a más del 70 por ciento del territorio nacional.

Entre los principales logros de la denominada gran huelga bananera se encuentra el reconocimiento al voto de la mujer, el derecho s pertenecer a organizaciones sindicales, la reducción a ocho horas laborales diarias y el contrato colectivo entre otros.

Fuente: http://conexihon.info/site/noticia/derechos-humanos/derechos-humanos/%C2%A1unidad-claman-obreros-al-conmemorar-60-a%C3%B1os-de-la-huelga

, ,

Deja un comentario

Organizaciones sindicales y sociales tienen el reto de pasar de la nostalgia a renovar al movimiento popular

Abr 25, 2014

Las diversas organizaciones sindicales y sociales se preparan para la tradicional movilización del próximo uno de mayo. Las principales ciudades del país serán la sede para recibir a miles de trabajadores y trabajadoras en reclamo a varias demandas ante el gobierno.

En la ciudad de San Pedro Sula, al norte de Honduras, el Frente Nacional de Resistencia Popular FNRP está convocando desde las nueve de la mañana a las inmediaciones de Megaplaza, para luego partir hacia la siete calle, tercera avenida hasta llegar a la plaza La Libertad o parque central.

Jimmy Sorto de la Confederación Unitaria de Trabajadores, aseguró en entrevista a Radio Progreso que la invitación se giró hacia los sectores obreros, sindicales, campesinos, economía informal, mujeres y demás organizaciones que quiere recordar esta fecha en honor al esfuerzo cotidiano de las personas que verdaderamente generan el desarrollo.

Armando Villatoro, dirigente sindical dijo que las demandas son los mismos reclamos de años anteriores, debido a que la problemática sigue intacta en el país, con un gobierno incapaz de atender el alto índice de criminalidad, violencia, desempleo, falta de medicamentos y generación de oportunidades para mejorar las condiciones de vida de la clase obrera.

“Enfrentamos un alto índice de desempleo y empleo precario, pese a esta dura realidad las autoridades no hacen nada al respecto”, dijo Villatoro.

Huelga 54

Este uno de mayo recordamos los sesenta años de la denominada gloriosa huelga bananera de 1954. “Y para pasar de la nostalgia de este acontecimiento es necesario renovar el actual movimiento popular social y la reorientación de la lucha en Honduras”, dijo el analista Efraín Fajardo.

Fue un 17 de mayo de 1954 que se constituyó el COMITÉ CENTRAL DE HUELGA que se encargarían de coordinar alrededor de 35,000 trabajadores con representantes de varios distritos bananeros: Tela, Cortés, El Progreso, La Lima y Batán. En el caso de la ciudad de El Progreso se creó el fenómeno pre embrionario de poder dual, es decir que se formaron comités de apoyo, de vigilancia donde los trabajadores gobernaban la localidad.

“La clase obrera tiene muchos retos. Vamos al primero de mayo con las mismas consignas de siempre, los mismo dirigentes de siempre, son dirigentes burócratas que no representan a las bases de la clase trabajadora. Es fundamental la conformación de un movimiento sindical y popular que atienda a este pueblo tan necesitado de cambios”, dijo Fajardo.

El analista que participará en el próximo análisis de realidad del ERIC-Radio Progreso el dos de abril en El Progreso, Yoro pide a la dirigencia sindical y social buscar renovar el movimiento de lo contrario el país continuará atrapado en las dinámicas destructivas.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/868-organizaciones-sindicales-y-sociales-tienen-el-reto-de-pasar-de-la-nostalgia-a-renovar-al-movimiento-popular

, , , ,

Deja un comentario