Entradas etiquetadas como Comisión Nacional de Prevención de Torturas

Sistema Nacional de Prevención contra la Tortura y sus resultados en Honduras

Origen: http://www.radiohrn.hn/l/noticias/sistema-nacional-de-prevención-contra-la-tortura-y-sus-resultados-en-honduras

Anuncios

, , ,

Deja un comentario

Militares manejando centros penales alejan posibilidad de respeto a los derechos humanos

Ago 01, 2014

La idea de que personal civil capacitado en derechos humanos manejara las cárceles en Honduras, se alejó luego que el Consejo Nacional de Seguridad y Defensa decidiera destituir al director de Centros Penales, Santos Simeón Flores, por la fuga de aproximadamente 13 privados de la Penitenciaría Nacional de Támara. Las riendas de los centros penitenciarios las tomó un militar, el coronel Francisco Gálvez Granados, quien será el “encargado de poner orden”.

Los entendidos en la materia lamentan dicha decisión. Tanto el abogado Mario Chinchilla de la Institución Cáritas en Honduras, como la abogada Odalis Nájera de la Organización Contra la Tortura y Otros Tratos  o Penas Crueles Inhumanos o Degradantes (CONAPREV), consideran que se irrespetaron las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, en relación a la protección que debe brindar el Estado a los privados y privadas de libertad en los centros penitenciarios del país. Además se irrespetó la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH), luego de las tragedias ocurridas en tres cárceles de Honduras.

“Todo el trabajo que desde los organismos de derechos humanos veníamos realizando en función de mejorar la estructura de los centros penales se viene abajo con ese tipo de decisiones, hacerlo violentó la sentencia de la Corte-IDH, en función del caso Pacheco-Teruel en Honduras, donde se establece que de los acuerdos homologados, el Estado tenía la obligación de crear un instituto penitenciario que iba a manejar todas las cárceles, transfiriendo el control que policía ejercía sobre los centros penales, a control no militar ni policial, sino a personal civil con capacitación en derechos humanos” dijo el abogado Chinchilla.

Chinchilla, añadió que “los militares están en funciones que no les corresponden, ya que ellos están hechos o diseñados para otras labores que señala la Constitución de la República. Esta decisión obedece a un proceso de militarización en Honduras,” dijo.

“Como institución de derechos humanos hubiésemos preferido que se capacitara, durante toda la transición, a personal eminentemente civil, pero como no ha sido posible habida cuenta que desde que se inició el traspaso de la Dirección Nacional de Servicios Especiales Preventivos al Instituto Penitenciario, se hizo con los policías y militares, ya que quien estaba al frente era un general, don Santos Simeón Flores, entonces, no es nuevo que la administración del instituto penitenciario, a nivel de dirección y de cargos intermedios, esté, o en manos de la policía o en manos del ejército,” dijo Nájera.

Añadió que el coronel Galvez Granados, es un general de la fuerza aérea, que viene de estar dos años en el área de derechos humanos en su rama. Añade que estos profesionales tienen una formación un tanto diferente a otros militares; tienen un poco de formación en derechos humanos. Pero lamenta que la dirección del centro penitenciario no esté en manos de personas con carácter eminentemente civil.

“Queremos que el general Gálvez Granados le inyecte una pizca de honradez que tanto necesita el sistema penitenciario, ya que para nadie es desconocida la corrupción que hay en el instituto penitenciario” concluyó Nájera, al paso que añadió que no quisiera satanizar el hecho de que la dirección de los centros penales se le haya dado a un coronel de la fuerza aérea, pero desea que se le dé un abordaje de seguridad nacional y de derechos humanos.

En cuestión de 15 años en Honduras hubo cinco incendios en cárceles. Tres de ellos han sido fatales: el incendio de La Ceiba, Atlántida en el año 2003; un año más tarde ocurrió otro en San Pedro Sula; y en 2012, en Comayagua, cogieron fuego distintas celdas de ese recinto penitenciario. En suma, un total de 533 privados de libertad murieron quemados sin que el Estado enmiende sus errores.

Para algunos analistas, es un hecho lamentable que en el país no se aprendan las lecciones que deja el pasado, que no se cumplan las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El Estado hondureño tiene responsabilidad de salvaguardar la vida como derecho humano fundamental y por consiguiente garantizar la integridad física y mental de los privados de libertad, es uno de los principios por los cuales luchan, sin éxito hasta el momento las organizaciones defensoras de derechos humanos.

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1235-militares-manejando-centros-penales-alejan-posibilidad-de-respeto-a-los-derechos-humanos

, , , , ,

Deja un comentario