Entradas etiquetadas como Centro de Derechos de Mujeres (CDM)

Estado hondureño es cómplice: Empleadas de maquilas trabajan en condiciones infrahumanas

Origen: Estado hondureño es cómplice: Empleadas de maquilas trabajan en condiciones infrahumanas

, , , ,

Deja un comentario

Mujeres hondureñas demandan al Poder Legislativo la aprobación del aborto en circunstancias especiales

Origen: http://criterio.hn/mujeres-hondurenas-demandan-al-poder-legislativo-la-aprobacion-del-aborte-circunstancias-especiales/

, , ,

Deja un comentario

El Aborto terapéutico es una necesidad para las mujeres

Origen: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=4131:el-aborto-terapeutico-es-una-necesidad-para-las-mujeres&catid=42:seg-y-jus&Itemid=159

, , ,

Deja un comentario

Comayagüela es donde más asesinan mujeres en Honduras

San Pedro Sula, Honduras.

Cada 16 horas asesinan a una mujer en Honduras, así lo revelan las cifras que registra el Observatorio de Derechos Humanos de las Mujeres, del Centro de Derechos de Mujeres (CDM).

No solo son las muertes que enlutan a cientos de familias, es también la impunidad en los crímenes, que pese a que en febrero de 2013 se aprobó el artículo 118-A en el Código Penal que reconoce la figura del feminicidio y la penaliza, son pocos los casos que se dan con los hechores.

Desde 2013 hasta julio de 2015 solo un caso ha llegado a los juzgados utilizando esta tipificación, pese a que las investigaciones sobre muertes violentas de mujeres reportan casi mil mujeres asesinadas.

“Son 526 feminicidios los que se registraron en 2014. Tres de cada cinco muertes ocurren en el Distrito Central, siendo Comayagüela más violenta para las mujeres que Tegucigalpa y San Pedro Sula”, informó Nessa Medina, del CDM.

XO FEMICIDIO 44 141215(1024x768)
Las familias impotentes son también víctimas.

Sin investigar

El incremento de los ataques contra las mujeres se ha elevado en un 98%, aseguran las organizaciones de derechos de la mujer. La mayoría sigue impune.

“Deben reabrirse las investigaciones de muertes violentas en contra de las mujeres para frenar los asesinatos. La única forma de garantizar que los feminicidios paren es creando nuevas políticas públicas y más seguridad para que se garantice la integridad de las mujeres”, dijo María Luisa Regalado, activista.

Parte de las acciones que se generan para evidenciar la impunidad en los crímenes contra mujeres es la campaña que desde noviembre lanzó el CDM, llamada El feminicidio es la más alta expresión de violencia contra las mujeres .

La organización busca que los órganos de seguridad en el país den respuestas para frenar esa violencia, tanto por la debilidad del sistema de seguridad y justicia, como por falta de voluntad política, la lentitud para procesar las reformas legales solicitadas y el manifiesto desinterés en abordar el tema.

XO FEMICIDIO33 141215(1024x768)
En las últimas semanas se reportaron varias muertes de mujeres.

Estudio

El Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla hizo una investigación sobre feminicidios y violencia contra las mujeres, donde la investigadora Jessica Sánchez realizó un muestreo con víctimas en diferentes puntos del país. El estudio refleja que se ha retrocedido en las políticas públicas, el acceso a la autoridad competente, no hay presupuesto para investigar la violencia contra las mujeres y han desaparecido las unidades de género de la Policía Nacional.

“Hay un nuevo escenario de la explotación sexual, hay nuevos agresores que ejercen control sobre las mujeres y pretenden anular toda decisión de ellas con establecimiento de reglas por las maras, hasta cómo debe vestirse, corte y color de su cabello, se suma a ello el acoso cibernético, donde las mujeres son obligadas a dar sus claves personales de sus acceso a las redes sociales y correo electrónico”, apuntó Sánchez.

Destacó que pese a las intimidaciones, las mujeres siguen denunciando la violencia. “A pesar de que no hay respuesta porque el sistema retrasa el acceso a la justicia, se hace necesario volver a poner en práctica la unidad técnica de la Corte Suprema de Justicia. No necesitamos que alguien venga de afuera a hacerlo porque las mujeres les apuntaron a estas instancias hace muchos años” dijo la investigadora.

El estudio refleja que el 54% de las denuncias de violencia caducaron antes de darles una respuesta.

Origen: Comayagüela es donde más asesinan mujeres en Honduras

, , ,

Deja un comentario

En Honduras cada 16 horas es asesinada una mujer

Thursday, 19 November 2015; Marvin Palacios

Tegucigalpa.

El Observatorio de Derechos Humanos de las Mujeres, del Centro de Derechos de Mujeres (CDM) dio a conocer en su boletín de noviembre de 2015, que en Honduras cada 16 horas es asesinada una mujer.

El Centro de Derechos de Mujeres CDM lanzó el miércoles 18 de noviembre, en Tegucigalpa, la campaña “El femicidio es la más alta expresión de violencia contra las mujeres”.

El propósito de la campaña es evidenciar la impunidad en los crímenes contra mujeres y la responsabilidad cómplice del Estado y los organismos competentes, al no dar respuestas para frenar esa violencia, tanto por la debilidad del sistema de seguridad y justicia, como por falta de voluntad política, la lentitud para procesar las reformas legales solicitadas y el manifiesto desinterés en abordar el sistema

CDM cita en su boletín un pensamiento de Margaret Atwood que dice: Los hombres tienen miedo de que las mujeres se rían de ellos. Las mujeres tienen miedo de que los hombres las asesinen.

Honduras es el país donde cada 16 horas asesinan a una mujer. Las causas de las muertes violentas de mujeres tienen su origen en un modelo estructural que sitúa a las mujeres en una posición de desigualdad frente a los hombres, que se reproduce a través de instituciones sociales y estatales.

La reproducción de la discriminación contra las mujeres se materializa en la forma particular en que la pobreza, impunidad, corrupción y las diferentes manifestaciones de violencia convergen para incrementar la situación de vulnerabilidad de las mujeres.

En este contexto, el 25 de febrero de 2013 se aprobó dentro del Código Penal el artículo 118-A, que reconoce la figura del femicidio y la penaliza de la siguiente forma: Incurre en el delito de femicidio el o los hombres que den muerte a una mujer por razones de género, con odio y desprecio por su condición de ser mujer y se castigará con una pena de treinta (30) a cuarenta (40) años de reclusión, cuando concurran una o varias de las circunstancias siguientes:

1) Cuando el sujeto activo del delito mantenga o haya mantenido con la víctima una relación de pareja, ya sea matrimonial, de hecho, unión libre o cualquier otra relación afín en la que medie, haya mediado o no cohabitación, incluyendo aquellas en las que se sostiene o se haya sostenido una relación sentimental.

2) Cuando el delito esté precedido de actos de violencia doméstica o intrafamiliar, exista o no antecedente de denuncia; 3) Cuando el delito esté precedido de una situación de violencia sexual, acoso, hostigamiento o persecución de cualquier naturaleza; y, 4) Cuando el delito se comete con ensañamiento o cuando se hayan infligido lesiones infamantes, degradantes o mutilaciones previas o posteriores a la privación de la vida

Este avance en la legislación criminal es el resultado de más de 12 años de incidencia de las organizaciones feministas y de mujeres, en su lucha por prevenir la violencias contra las mujeres y facilitar la creación de mecanismos de acceso a la justicia para las mujeres víctimas y sus familias.

Sin embargo, las acciones del Estado por erradicar las muertes violentas de mujeres (MVM) son prácticamente inexistentes. Desde 2013, entrada en vigencia del tipo penal femicidio, hasta julio del presente año, solamente un caso ha llegado hasta los juzgados hondureños utilizando esta tipificación pese a que las investigaciones sobre muertes violentas de mujeres desde 2013 hasta 2015 contabilizan casi mil mujeres asesinadas

A nivel nacional, la tasa de defunciones de mujeres con presunción de homicidio se incrementó considerablemente en los últimos años coincidiendo con la profundización de la crisis económica y el cambio en la política de seguridad del país que, entre otras medidas  ha aumentado el presupuesto para seguridad, defensa y justicia.

Por su parte, las cifras oficiales (2014) muestren una disminución que puede ser atribuida particularmente al cambio en el protocolo de identificación de homicidios, que ha dejado un 17% de estos casos sin ser reconocidos como tales.

Otra razón para esta disminución podría ser el incremento en las denuncias de mujeres desaparecidas.

Pero no es con reacomodos estadísticos que el Estado debe proteger los derechos humanos de las mujeres. Su responsabilidad es impulsar acciones que pasen por la implementación de políticas públicas en materia de seguridad ciudadana con el objetivo de prevenir, atender y sancionar las violencias contra las mujeres (VCM); hacer que sus funcionarios respeten los derechos de las mujeres; y garantizar que las instituciones estatales respondan adecuadamente cuando los particulares violentan dichos derechos.

Frente a la realidad de nuestro país, donde la muerte violenta de las mujeres no se previene, no se investiga y no se judicializa, es nuestro deber, como sociedad, condenar los femicidios y rechazar la violencia, y estas dos acciones sólo se fortalecerán en la articulación de esfuerzos ciudadanos exigiendo al Estado el cumplimiento de sus responsabilidades

La campaña del Centro de Derechos de Mujeres (CDM) lleva como slogan: El femicidio es la más alta expresión de violencia contra la mujer ¡no más impunidad”.

 

Origen: En Honduras cada 16 horas es asesinada una mujer

, ,

Deja un comentario

Salud sexual y reproductiva de las hondureñas en el “limbo” legalsin fro

Versión para impresiónVersión PDF

• La tasa de embarazo en adolescentes en Honduras es la segunda más alta de Latinoamérica.
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).-  El uso de las Píldoras Anticonceptivas de Emergencia (PAE) permanece en un limbo legal desde hace meses, luego que el Congreso Nacional solicitara a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) su opinión sobre el anteproyecto de Ley que revierte esa decisión, convirtiendo un problema de salud sexual reproductiva, en el país con mayores embarazos adolescentes de la región, en un “perfecto limbo legal”.
Así lo dio a conocer por el Grupo Estratégico PAE, una instancia de sociedad civil dedicada a la promoción del derecho a elegir sobre el uso de la llamada píldora especialmente para prevención de embarazos en casos de violencia sexual.
En 2014, de acuerdo con las cifras de la organización Médicos Sin Fronteras, integrante del grupo, únicamente en Tegucigalpa, en el Hospital Escuela Universitario (HEU) y en dos centros de salud donde atiende casos de emergencia a personas sobrevivientes de violencia sexual, de 527 personas atendidas el 57% de los casos son niñas y adolescentes menores de 18 años.
El embarazo producto de una agresión sexual, es una de las consecuencias que más preocupa a las sobrevivientes, teniendo que enfrentar obstáculos por la limitante en relación a la prevención del embarazo en Honduras, debido a la prohibición de la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE), sufriendo consecuencias como el rechazo social y/o familiar, el matrimonio forzado y la deserción escolar.
Otros estudios
De igual forma, estudios en esta rama revelan que en el país una de cada cuatro mujeres entre 15 a 19 años ha estado alguna vez embarazada. Los índices destacan que un 45 por ciento de las adolescentes sin educación han estado embarazadas, frente a un 0.9 por ciento de las que están en educación superior, según reveló el Programa “Piénsalo Bien” que dirige la agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID) con el apoyo del Despacho de la Primera Dama.
Pese al programa de prevención impulsado por el gobierno, Honduras es el único país de la región, en el cual no se garantiza el abordaje médico completo para la víctima de la violencia sexual por la ausencia de la PAE, esa situación se ve agravada desde su prohibición en 2009, basada en el desconocimiento sobre el mecanismo de acción, pues “se ha invalidado la evidencia científica y médica al más alto nivel que indica que la PAE no actúa sobre el óvulo fecundado o un embarazo pre-existente”, indicaron.
Para el Grupo Estratégico PAE “Honduras debe cumplir con la atención de todas las necesidades médicas de las víctimas de violencia sexual, reduciendo su sufrimiento y garantizar su recuperación. La aplicación de la evidencia validada en relación al tema y respetar el valor de la atención médica sin prejuicios morales”.
“En todos nuestros protocolos médicos, que se basan en la literatura disponible por la Organización Mundial de la Sslud siempre se ofrece una alternativa sencilla y segura para prevenir el embarazo. En todos los países que trabajamos pueden disponer de la Píldora Anticonceptiva de Emergencia, menos en Honduras”, explicó Henry Rodríguez, Jefe de Misión Regional para México y Honduras de MSF y profesional especialista en medicina tropical internacional con más de quince años de atención médico-humanitaria.
“Es un dilema ético para nosotros y nuestro equipo, que día a día trata con niñas, adolescentes, mujeres que han sido víctimas de una agresión sexual, una violación y a quienes no podemos, por la prohibición que existe en el país, ofrecer una opción para prevenir el embarazo”, enfatizó el galeno.
Debate entró en perfecto un limbo legal
El Congreso Nacional reabrió en 2014 el debate nacional sobre el uso de las PAE sin ningún resultado. Hasta la fecha el proyecto de ley fue presentado a finales de marzo anterior, por el diputado nacionalista Antonio Leva Bulnes, permanece en un “perfecto limbo legal”, indicó  Regina Fonseca, del Centro de Derechos de Mujeres (CDM).
El Congreso Nacional solicitó a la Corte Suprema de Justicia su opinión sobre el anteproyecto que en su artículo 1: autorizar y permitir, de acuerdo a las normas aplicables al caso establecidas en el Código de la Salud, la promoción, venta y compra relacionada con la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE), así como la distribución pagada o gratuita y la comercialización de fármacos de anticoncepción de emergencia en farmacias, droguerías o cualquier otro método de adquisición.
En ese sentido, la CSJ indicó que no debe opinar al respecto, sin embargo, la Comisión de Salud a esta fecha no ha presentado el dictamen, finalizó Fonseca.

, , , , , ,

Deja un comentario

Mapa violencias contra mujeres Honduras Enero-Junio 2015

Fecha de publicación: 22-07-2015

Mapa violencias contra mujeres Honduras Enero-Junio 2015

 

 

Accede al mapa aquí

El Centro de Derechos de Mujeres presenta el Mapa de Georeferenciación de violencias contra mujeres actualizado hasta junio 2015. Este es el cuarto año que la herramienta está a disposición del público.

Este mapa surge como una respuesta ante las constantes restricciones al derecho al acceso a la información pública por parte de las autoridades de diferentes instituciones públicas, y como una forma innovadora de presentar los hallazgos producto de la observancia de los medios de comunicación escritos de circulación nacional.

Además de identificar la ubicación exacta de las agresiones contra mujeres, este mapa permite diferenciar entre las distintas manifestaciones de violencia contra las mujeres y conocer detalles de cada hecho, como sexo del agresor, fecha, cantidad de agresores, etc.

Hallazgos Enero-Junio 2015

De las 438 agresiones reportadas, el 43.2% corresponden a muertes violentas, 40.6% a violencia sexual y el restante 16.2% a otros delitos. En los primeros seis meses del año se registraron 438 agresiones, dentro de ellas 189 muertes violentas.

La cantidad de muertes violentas de mujers que se reportan mensualmente varía de 25 en los meses de febrero y junio, hasta llegar a 43 en mayo. Los principales departamentos continúan siendo Francisco Morazán y Cortés con el 77% de los casos, y si el sexo del sospechoso llega a ser identificado, se reporta qeu un 95% son hombres.

Una constante en las muertes violentas es la prevalencia de las armas de fuego, utilizada en el 70%, y además el uso repetido de la misma sobre la víctima, pues en el 84% de los crímenes en los que se utilizó arma de fuego, fue disparada en múltiples ocasiones.

La violencia sexual tiene una dinámica distinta que las muertes violentas, pues la mayoría de las noticias no son reportadas en la zona del hecho sino en los juzgados, y por eso las cifras según departamento están concentradas en un 71% en Francisco Morazán.

 

 

 

Agresiones a Mujeres 
Según noticias en prensa escrita
Honduras. Enero-Junio 2015
Agresiones Cantidad de víctimas
Actos de lujuria 13
Explotación sexual comercial 0
Homicidios múltiples y masacre 30
Intento de homicidio 6
Intento de violación sexual o estupro 4
Lesiones 37
Muerte violenta 157
Muerte violenta y violencia sexual 2
Rapto 4
Violación sexual o estupro 168
Violencia doméstica 8
Violencia intrafamiliar 9
Total 438

 

Muertes violentas de mujeres
Según noticias en prensa escrita
Honduras. Enero-Junio 2015
Mes Cantidad de víctimas
Enero 30
Febrero 25
Marzo 36
Abril 30
Mayo 43
Junio 25
Total 189

 

Muertes violentas de mujeres
Según noticias en prensa escrita
Honduras. Enero-Junio 2015
Departamento Cantidad de víctimas
Atlántida 6
Choluteca 2
Colón 1
Comayagua 2
Copán 2
Cortés 71
El Paraíso 4
Francisco Morazán 74
Intibucá 2
Lempira 2
Ocotepeque 1
Olancho 5
Santa Bárbara 8
Yoro 9
Total 189

 

Muertes violentas de mujeres
Según noticias en prensa escrita
Honduras. Enero-Junio 2015
Sexo del agresor Cantidad de víctimas
Hombre 136
Hombre y mujer 2
Mujer 4
Sin identificar 47
Total  189

 

Muertes violentas de mujeres
Según noticias en prensa escrita
Honduras. Enero-Junio 2015
Ciudad Cantidad de víctimas
1.  Comayagüela 43
2.  San Pedro Sula 39
3.  Tegucigalpa 24
4.  Choloma 13
5.  Villanueva 5
6.  La Ceiba 4
7.  Santa Cruz de Yojoa 4
8.  El Progreso 4
9.  Chamelecón 3
10. La Lima 3
11. Danlí 3
12. Quimistán 3
13. Olanchito 3
Otras ciudades 38
Total 189

 

Femicidios
Según noticias en prensa escrita
Honduras. Enero-Junio 2015
Departamento Cantidad de víctimas
Atlántida 2
Choluteca 1
Cortés 25
El Paraíso 2
Francisco Morazán 38
Lempira 1
Olancho 2
Santa Bárbara 3
Yoro 2
Total  76

 

Muertes violentas de mujeres
Según noticias en prensa escrita
Honduras. Enero-Junio 2015
Tipo de arma Cantidad de víctimas
Arma blanca 16
Arma blanca y arma de fuego 1
Arma blanca y asfixia 1
Arma de fuego 131
Asfixia por estrangulamiento 15
Indeterminada 19
Objeto contundente 2
Objeto contuso 2
Objeto romo 1
Otra 1
Total  189

 

Muertes violentas de mujeres
Según noticias en prensa escrita
Honduras. Enero-Junio 2015
Impactos de arma de fuego Cantidad de víctimas
Múltiples 110
Único 13
Sin dato 8
Total 131

 

Violencia sexual contra mujeres
Según noticias en prensa escrita
Honduras. Enero-Junio 2015
Departamento Cantidad de víctimas
Atlántida 3
Choluteca 5
Comayagua 4
Copán 5
Cortés 16
El Paraíso 5
Francisco Morazán 125
Gracias a Dios 1
Intibucá 1
La Paz 2
Lempira 2
Olancho 2
Santa Bárbara 3
Valle 1
Yoro 1
Total 176

 

Violencia sexual contra mujeres
Según noticias en prensa escrita
Honduras. Enero-Junio 2015
Sexo del agresor Cantidad de víctimas
Hombre 174
Hombre y mujer 0
Mujer 0
Sin identificar 2
Total

Fuente: http://derechosdelamujer.org/noticias/items/Mapa-CDM-Junio2015.html

176

 

, , ,

Deja un comentario

Investigar los femicidios no es una prioridad para el Estado de Honduras

Thursday, 25 June 2015 03:42 Written by  Marvin Palacios Published in Contexto Read 56 times

Hay falta de voluntad política del actual gobierno para resolver los múltiples casos de femicidios perpetrados en Honduras, es una de las principales conclusiones del foro : “Desafíos en la investigación, persecución y sanción de los casos de muertes violentas y femicidios en Honduras”, organizado por el Centro de Derechos de Mujeres (CDM), este 24 de junio de 2015.

publico femicidio

Al evento fueron invitados operadores de justicia pero cabe resaltar la ausencia del representante de la Fiscalía de Delitos contra la Vida, que apenas unos minutos antes del evento, el fiscal especial José Mario Salgado se disculpó por no asistir y no nombró a otro representante en su lugar.

La subjefa de la Unidad de Delitos contra la Vida de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), inspectora de policía  Argentina Fuentes , no escondió la realidad que presenta el equipo de investigación y aseveró que “estoy consciente de las falencias que hemos tenido en las investigaciones, no hay colaboración de ningún organismo, ni cursos de capacitación, ni logística”.

La oficial investigadora criticó la falta de experiencia y la labor superficial que realizan los fiscales de turno en torno a las muertes violentas de mujeres, los cuales no se interesan por encontrar las pesquisas necesarias que ayuden a construir un caso con todas las características que califiquen una muerte como femicidio.

Respecto de la unidad que coordina, Fuentes dijo que “hay mucho talento humano, pero experiencia muy poca”.

En lo que va del año se han registrado 74 muertes violentas de mujeres, mientras que en el 2014 la cifra fue de 116. Entretanto desde 2008 la policía ha contabilizado 669 muertes violentas , de las cuales apenas 63 casos se han resuelto.

En su participación, el Coordinador de la Agencia Técnica de Investigación (ATI) en San Pedro Sula, José Antonio Palomo expresó que existen una serie de obstáculos que impiden una efectiva investigación en los casos de femicidios.

“Prevalece una cultura del miedo, y los ciudadanos o ciudadanas tienen temor de declarar o brindar testimonios, luego no existe un efectivo programa para proteger  a los virtuales testigos, hay un mal manejo de la investigación y los procedimientos, y hay desconocimiento de los operadores de justicia sobre las características que conforman un femicidio, explicó Palomo.

“Los fiscales como orientadores en la investigación, deberían formarse para que los detectives busquen indicios de que las muertes violentas eran femicidios”, propuso el coordinador en San Pedro Sula de la ATI.

Otro obstáculo citado por el expositor es que Medicina Forense solo tiene presencia en Tegucigalpa y San Pedro Sula, lo que debilita la presentación de pruebas en un juicio, la logística es deficiente, no hay materiales de trabajo, ni vehículos disponibles para ejercer el trabajo.

Por su parte la titular de la Fiscalía Especial de la Mujer, María Mercedes Bustillo dijo sentirse impotente para resolver los problemas que implican la investigación oportuna de los femicidios.

Fiscal María Mercedes Bustillo

Bustillo justificó la inoperancia a la falta de fondos  y señaló que si hubiese presupuesto se contaría con suficiente recurso humano capacitado, porque no basta con la buena voluntad, se necesita de insumos y logística para realizar las investigaciones.

De esta manera “no podemos investigar la violencia de género, no estamos viendo la violencia de género como un problema que está fragmentado la sociedad y por otro lado no hay sensibilidad en los fiscales sobre el tema del delito de género”, subrayó la Fiscal Especial de la Mujer.

“Hay necesidad de prepararnos en el tema de violencia de género, porque se prioriza un caso de crimen organizado y no un femicidio, luego los cambios que se hacen de fiscales producen que las investigaciones se diluyan”, reveló Bustillo.

La fiscal denunció la apatía en la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) en la ejecución de capturas e investigaciones, por lo que ha tenido que recurrir a otros grupos como la policía militar. “No hay apoyo de la DNIC por orden de arriba, con todos estos policías existentes, hay que reformular lo que se está haciendo”, dijo.

Finalmente María Fernanda Castro, asistente de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) apuntó que no se puede decir que desde el poder se esté visibilizando el femicidio.

“Creo que el poder Judicial debe comenzar por la independencia e imparcialidad de la actividad judicial y que no debe removerse a los jueces que han sido formados en perspectiva de género, porque en la actualidad no existe esa inamovilidad y eso representa un gasto de recursos y se requiere de una capacitación seria”, recomendó la funcionaria.

Qué es un fermicidio

Es la forma más extrema de violencia contra las mujeres que consiste en la muerte de ellas en manos de hombres por razones asociadas con su género.

Sanciones penales en Honduras para quién cometa este delito

Asesinatos de mujeres

Comete el delito de femicidio quien intencionalmente dé muerte a una mujer y será sancionado con una pena de privación de libertad de treinta (30) a cuarenta (40) años de reclusión. Son casos especiales de femicidio y serán sancionados con pena de privación de libertad de cuarenta (40) años de reclusión a privación de libertad de por vida, los siguientes:

✔ Cuando se le dé muerte por razón de su género. Se entenderá esta circunstancia cuando se trate de actos de violencia ejercidos por el hombre contra la mujer en su deseo de obtener o mantener poder de dominación o control.

✔ Cuando se encuentre en estado de gestación.

✔ Cuando la víctima sea una persona con discapacidad.

✔ Cuando se le da muerte en la línea de fuego.

✔ Cuando el sujeto activo tenía o tuvo una relación marital o de pareja con la víctima.

✔ Cuando el sujeto activo esté encargado de la guarda y custodia de la víctima y se valga de su condición de autoridad para la ejecución del hecho.

, ,

Deja un comentario

“En realidad creo que el gobierno disfrutaría vernos en la cárcel”

E-mail Print PDF

Hace un mes, el 15 de mayo pasado, entró en vigencia la Ley de Protección para las y los defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia en Honduras.

Fue un proceso de discusión largo, desde 2011, pero la aprobación y publicación final en el diario oficial fue a la velocidad de las exigencias del Examen Periódico Universal en la primera semana de mayo 2015.

Ahora el producto en vigencia no reúne siquiera las mínimas expectativas de las personas y organizaciones que intentaron incidir su contenido.

Bertha Oliva, coordinadora general del COFADEH, reconoce que la aprobación de la Ley de Protección para Las y Los Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia es un acto formal importante, que refleja la exigencia de la comunidad internacional, y obliga al Estado a reconocer la defensa de los derechos humanos como un derecho humano y admite la legitimidad política de esta exigencia ciudadana.

“Pero eso no significa que, efectivamente, la ley impida la criminalización de las y los defensores de derechos humanos en el país, porque hemos constatado muchos casos de este tipo cometidos por autoridades después de mayo 2015 cuando aprobaron la Ley.

Respecto a su contenido es abundante en narrativa conceptual y de principios, increíblemente clara en los aspectos doctrinarios y tan amplia como el Consejo Nacional de Protección, conformado por catorce identidades.

Pero lo extraordinariamente provocador es que en ese Consejo sólo dos organizaciones representan a “la sociedad civil”, cuyos delegados son acreditados por el Comisionado Nacional de Derechos Humanos, después de ser electos en una asamblea pública que convoca y acredita la Secretaría de Derechos Humanos. Es el puro Estado, decidiendo él sólo como siempre.

Y, lo verdaderamente lamentable que frena el espíritu de la ley, es que las decisiones finales no se toman aquí, sino en el Comité Técnico del Mecanismo de Protección, que está integrado por la Procuraduría General, Fiscalía de Derechos Humanos y las secretaría de Seguridad y Defensa. Ellos, que son generalmente los imputados por las víctimas, son los mismos que definen en su nombre “el nivel del riesgo” en casos concretos de peligro inminente o estado de amenazas.

La Asamblea Pública para elegir la representación de las organizaciones de derechos humanos está convocada por el gobierno para el martes 07 de julio de 2015, a partir de las 9.00 horas en el Club Social del Banco Central de Honduras.

CDM: más desafíos que certezas

“Es una ley con muchos desafíos y pocas certezas, que más bien nos inquieta; por ejemplo, eso que el CONADEH sea la institución que acredita a las organizaciones de derechos humanos para integrar el Consejo Nacional de Protección, cuando sabemos que esa institución está plegada al gobierno, cooptada por el Partido Nacional a través de un señor que en su historia no ha hecho nada relevante frente a graves violaciones a derechos humanos”, así cuestiona Gilda Rivera, coordinadora del Centro de Derechos de Mujeres, CDM.

“El otro problema es que la secretaría de seguridad integra el Comité Técnico, que decide el riesgo en cada caso presentado, con otras instituciones del Estado; es decir, es el puro gobierno. Y no está claro si sus decisiones son vinculantes o no.

En conclusión, nuestra lectura es que esta ley implica más dudas que certezas. Ni el reglamento está hecho y si está hecho no sabemos cómo se hizo”.

Un análisis producido por la abogada Andrea Nuila, estudiante de Maestría en la Universidad Internacional para la Paz, en La Haya, Holanda, enumera algunos de los desafíos que punteó Gilda, psicóloga de profesión.

¨El Sistema de Protección (de personas defensoras de derechos humanos), presenta grandes desafíos, especialmente por la representación limitada que se le ha otorgado a la sociedad civil a costa de la representación de otros sectores en el órgano máximo del Sistema, como por ejemplo, la Secretaría en el Despacho de Defensa.

Sin embargo, será fundamental la participación de las organizaciones sociales en la elaboración de los protocolos y recomendaciones a la Dirección Ejecutiva y Comité Técnico, incluyendo todo lo que se relacione a las medidas de protección, perfil policial y rol de la Secretaría de Seguridad”.

Wil Méndez: Fue “por cumplir” antes del EPU

Una de las organizaciones impulsoras de los primeros borradores de la Ley fue el Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos, el CIPRODEH, cuyo director Wilfredo Méndez observó con atención el comportamiento del gobierno en Ginebra durante el Examen Periódico Universal al Estado de Honduras.

“Nosotros estábamos interesados en la aprobación de esta ley para que fuera invocada por cada defensor de derechos humanos en el país, porque teníamos antecedentes del mal funcionamiento de las medidas cautelares para víctimas de violaciones, pero sabíamos que se podía degenerar su contenido en el camino. Y así sucedió, el documento final no expresa lo que nosotros reclamábamos.

De las cosas que más nos preocupan en la ley aprobada es que las organizaciones de derechos humanos no tendremos autonomía e independencia en la participación, porque es el Comisionado de Derechos Humanos la institución que decidirá nuestra acreditación.

Debemos decir que la ley fue aprobada por la presión internacional, porque el gobierno no quería, y si lo hizo fue por cumplir antes del Examen Periódico Universal.

Además, la ley está supeditada a la secretaría de gobernabilidad y justicia, que ha puesto los derechos humanos en un nivel marginal y por eso dudamos que tengan realmente la intención de actuar en forma oportuna. No es su prioridad.

Quizás lo único que les presione para medio cumplir es la presencia de periodistas dentro del mecanismo general, en el sentido que éstos puedan darle seguimiento a casos específicos y ejercer presión pública.

En términos de impresionismo político la aprobación de la ley fue la principal carta de presentación del gobierno en el EPU. Pero la sociedad civil fue precavida, guardó silencio respecto a su contenido. No es un proceso de proximidad empática entre el ente el ente regulador y las organizaciones de derechos humanos.

El concepto de defensor y defensora de derechos humanos, que es la persona que aboga por otra, se diluye al incluir sectores del Estado dentro de la ley como víctimas de violaciones o al designar a los narcotraficantes como violadores, ambas visiones transgreden los conceptos originales.

Si el Estado no hace lo propio para asegurar el goce de los derechos humanos, ¿cómo es que puede aparecer a la vez como víctima?

Implica una seria contradicción en la ley controlada por el Estado cuando una víctima acude por protección y el nivel de riesgo lo define probablemente el mismo agente del Estado que participó en la violación.

El Estado no tiene un discurso sincero en esta materia, por el contrario, es un discurso de absoluta manipulación, porque ante la comunidad internacional se muestra preocupado y, a la vez, alegre por salir de las “listas negras de violaciones”, pero a lo interno profundiza un divorcio absoluto con las organizaciones de derechos humanos y criminaliza a sus activistas”.

Casa Alianza: disfrutarían vernos en la cárcel

“Es indudable que el gobierno tomó esta Ley de Protección para Las y Los Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia desde una perspectiva reaccionaria y defensiva, sólo tuvo el propósito de decir aprobamos una ley, pero su actuación concreta respecto a defensores y defensoras es carente de voluntad para protegerles y, más bien, es de presión constante¨, resume Guadalupe Ruelas, Director de Casa Alianza.

Ruelas pone el ejemplo de la integración de las secretarías de seguridad y defensa en el Comité Técnico que tomará las decisiones sobre medidas de protección y nivel del riesgo.

“Eso es como poner al conejo a cuidar la zanahoria”, cita.

Ilustra que en los temas operativos, si una persona va a pedir protección al Estado y éste para cuidarlo le pone a los mismos agentes que le han reprimido, debe interpretarse como una peligrosa burla.

“La ley no fue suficientemente participativa, no contiene las buenas prácticas de protección de defensores que han funcionado en el
ámbito no gubernamental y es muy frágil la referencia para evitar la estigmatización y la criminalización de las personas defensoras de derechos humanos.

Esta ley no sólo burocratiza la protección, sino que está hecha para que el gobierno se lave las manos fingiendo que cumple, porque al darnos policías para ejecutar medidas cautelares formalmente cumple pero no garantiza nuestra seguridad física.

Es algo así como la ley de minería, que está hecha para promover las minas; o la ley de las ZEDES, que es para promover las “ciudades modelo”, la ley para defensores es para aumentar los riesgos porque este gobierno persigue a los defensores y sólo la ciudadanía puede ser la barrera que impida al Estado seguir atentando contra nosotros.

En realidad creo que el gobierno disfrutaría mucho llevarnos a los defensores a la cárcel, creyendo que nosotros realmente ensuciamos su imagen. Pero el gobierno no se ensucia la cara por el lodo de afuera, sino por su propio sudor… porque suda corrupción.

Este es un gobierno que ve con sospecha y enemistad a su población, y la reprime; es un gobierno dispuesto a quemar el país con tal de salvarse él.

Y lamentablemente hay organizaciones sociales que presionan para tomarse un café con el gobierno o vivir debajo del sobaco de los políticos que gobiernan”.

La crítica final de Ruelas es por la decisión de algunas organizaciones de apoyar al régimen en la implementación de la nueva legislación, por razones de mezquina figuración política o, simplemente, por recibir beneficios económicos del erario nacional.

Fuente: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=3578:qen-realidad-creo-que-el-gobierno-disfrutaria-vernos-en-la-carcelq&catid=71:def&Itemid=166

, , , , , , ,

Deja un comentario

Hondureños debemos construir tejido social para protegernos en nuestro barrios y colonias

Daysi Flores

Como un reflejo de la descomposición social que enfrentamos en Honduras, Daysi Flores del Centro de Derechos de Mujeres (CDM), el que las maras estén imponiendo a las mujeres hondureñas como deben vestirse, maquillarse e incluso peinarse.
Que la policía, aun teniendo casos y pruebas sobre ello, no actué, habla de la falta de voluntad del estado de garantizar los derechos fundamentales de las mujeres como también el derecho universal a la libre circulación.
Pero también refleja una forma de ver la vida de las mujeres como menos importantes que el resto de la población, esto se ve reflejado en las políticas de seguridad, una política de seguridad que pretende combatir la violencia con violencia, cuando es hartamente sabido que la violencia genera más violencia.
“Las políticas de seguridad que implanta el estado hondureño no tienen en cuenta las necesidades que vivimos en las mujeres, los ataques específicos a que nos enfrentamos las mujeres en las calles, pero no se puede esperar mucho de un estado que el mismo ataca los derechos de las mujeres, como es el caso del derecho a usar la Píldora de Anticoncepción de Emergencia (PAE), conocida como la pastilla del día siguiente”, apuntó Flores.
El estado en este caso, al no reconocer toda la problemática en materia de violencia que viven las mujeres, el Estado se convierte en cómplice por omisión y esto fomenta la impunidad.
El agresor de una mujer en este país sale libre o ni siquiera va a los tribunales, entonces esto fomenta la impunidad y si los que están viendo, evidencian que no se castiga a los agresores de las mujeres, entonces también lo hará porque tiene la certeza que no le van a hacer nada.
Una mujer fue atacada a puñaladas por andar el pelo rubio en zonas donde los mareros lo han prohibido, la fémina luego murió en una clínica estatal y la policía simplemente dice la frase trillada que usa en todo los crímenes “estamos investigando”
Ante esta situación Daysi Flores dijo que en efecto la policía debe investigar, el problema está en que no hay confianza en la policía, que no hay confianza en que se hará una investigación seria porque no contamos con organismos de investigación que gocen de una mínima credibilidad.
Por esa razón el llamado es a la organización y protección comunitaria, a la organización en los barrios y colonias. “A cuidarnos sin dejar de hacer lo que nosotros hacemos, cuidarnos y construyendo tejido social eso es lo que hace falta”., aconsejó Flores.
“Sabemos que no es una tarea sencilla, pero debemos comenzar a ejecutarla porque las respuestas no van a venir de arriba, porque el estado de derecho prácticamente ha fracasado en este país”.

Fuente: http://criterio.hn/hondurenos-debemos-construir-tejido-social-para-protegernos-en-nuestro-barrios-y-colonias/

,

Deja un comentario

Entrevista a Gilda Rivera: Situación de la violencia contra las mujeres en Honduras

Fecha de publicación: 12-05-2015

Entrevista a Gilda Rivera: Situación de la violencia contra las mujeres en Honduras

Entrevista realizada por GrupoSur a la coordinadora ejecutiva del Centro de Derechos de Mujeres CDM, Gilda Rivera

Crédito de fotografía: Mirra Banchon

 

Gilda Rivera es hondureña, psicóloga, miembra fundadora del Centro de Derechos de Mujeres, defensora de derechos humanos y participante activa de distintas instancias de coordinación del movimiento social y popular de Honduras.

 

Este año Honduras es examinado en la revisión del Examen Periódico Universal (EPU) en Ginebra, mecanismo de monitoreo del cumplimiento de Derechos Humanos en los países miembros de la ONU que se hace cada 4,5 años. El resultado de cada revisión es reflejado en un “informe final” con recomendaciones que el Estado examinado tendrá que implementar antes de la próxima revisión.

 

P. En el contexto actual de Honduras ¿Cuál es la situación actual de la violencia contra las mujeres y niñas? Qué datos se tiene?

 

R. Desde el 2005 hasta el 2013, la muerte violenta de mujeres mantiene una tendencia creciente; pasó de 175 muertes en el año 2005 a 636 para el 2013, lo que representa un aumento de 259.46% en los últimos nueve años. “La violencia contra las mujeres y su raíz, la discriminación, es un problema grave de derechos humanos con repercusiones negativas para las mujeres y la comunidad que las rodea, y constituye un impedimento al reconocimiento y goce de todos sus derechos humanos, incluyendo el que se le respete su vida y su integridad física, psíquica y moral” (Informe de la Relatoría sobre los Derechos de la Mujer, Comisión Interamericana de Derechos Humanos).
En el año 2013, murieron asesinadas mensualmente un promedio de 53 mujeres y una cada 13 horas.

 

Las particularidades de las muertes violentas de mujeres en Honduras han sido a) Mujeres en zonas urbanas: En el 2012, 3 de cada 5 muertes violentas de mujeres ocurrieron en zonas urbanas, y en el 2013 se identifica una concentración del 40% del total de asesinatos de mujeres en dos ciudades[1]: San Pedro Sula y el Distrito Central. b) Mujeres jóvenes: representando anualmente porcentajes entre el 43 y 48 por ciento, y siendo actualmente el rango de edad de 20-24 años el más afectado c)Armas de fuego: se utiliza en más del 70% de las muertes violentas de mujeres. d) En el 40.4% de las muertes violentas de mujeres ocurridas durante el 2012 se desconoce el lugar en el que se cometió el crimen; lo que implica que las mujeres, niñas y adolescentes víctimas fueron sustraídas del lugar donde se encontraban, retenidas en contra de su voluntad, probablemente víctimas de abusos sexuales y torturas, para posteriormente asesinarlas y ser abandonadas en la vía pública. e)Impunidad: el promedio de impunidad en los últimos 6 años es de 93.5%

 

La violencia doméstica es la primera causa de denuncia de delitos contra las personas. Entre 2009 y 2012 se presentaron 82,547 denuncias de violencia doméstica en los juzgados de letras y paz del país,  un promedio de 20, 637 por año, de las cuales menos de un tercio finalizaron en sentencia,  correspondiendo el 92% a denuncias de mujeres agredidas, y un 8% a denuncias de hombres[2].  La falta de seguimiento a los casos denunciados y de medidas de protección efectivas para las mujeres, y de programas preventivos en las comunidades, conllevan a las crecientes tasas de femicidios.

 

La violación[3] ocupa el tercer lugar entre los delitos más denunciados a nivel nacional y es el delito sexual contra las mujeres más denunciado (61.6%). Durante el año 2013, se presentaron 2,851 denuncias de violencia sexual[4], lo que implica que cada 3 horas se interpuso una denuncia en Honduras. Según estimaciones la prevalencia de violencia sexual pasó de ser 4.6 en el 2008 a 8.6 en el 2010[5]. El 94.5% de los casos quedan en la impunidad[6].

 

P. Qué recomendaciones hechas en el anterior informe EPU han sido implementadas y cuáles faltan por implementar? ¿Cuáles son las principales preocupaciones que las organizaciones de mujeres quieren transmitir respecto a la violencia contra mujeres y niñas?

 

R. Entre las principales preocupaciones de las organizaciones de mujeres y feministas hondureñas y que queremos sean retomadas en el EPU se encuentran:

 

– El incremento de los femicidios y muertes violentas de mujeres con altos índices de impunidad, como resultado de la falta de voluntad política del gobierno y las estructuras responsables de garantizar justicia.

 

– Las políticas de seguridad centradas en la militarización y que han significado mayor represióny violencia en todo el país.

 

– La prohibición por acuerdo ejecutivo de la Secretaría de Salud –prohibición emitida en medio del golpe de Estado-, de la Anticoncepción de Emergencia cuando la misma era parte de las políticas de salud pública desde la década de los noventa. El gran número de abortos clandestinos y la penalización, por cualquier causal, del mismo. No se debate el tema por influencias de las cúpulas de las iglesias y sectores fundamentalistas.

 

– La existencia de la Ley de Empleo por Hora que ha llevado a la precarización y des-regularización de las leyes laborales

 

– La criminalización y judicialización de la labor y las defensoras de derechos humanos. El gobierno aprobó una ley de protección de defensores de derechos humanos, sin embargo la misma tiene algunas disposiciones que podrían significar obstáculos en la implementación de la misma.

 

– La negación del Estado de Honduras de aprobar el protocolo Facultativo de la CEDAW.

 

P. ¿Durante el proceso de elaboración de informes sobre la situación de Derechos Humanos, las organizaciones de mujeres de Honduras han sido consultadas? Si no es así, qué mecanismos han tenido para presentar sus preocupaciones respecto a la violencia contra las mujeres?

 

R. Las organizaciones de mujeres no fuimos consultadas en la elaboración del informe ante el EPU. Sin embargo, hemos realizado e impulsado una serie de estrategias para colocar el tema de las violencias contra las mujeres en el debate público y como parte de la agenda y compromisos de los gobiernos, algo que no hemos logrado, especialmente con el actual gobierno que se ha negado a los espacios de participación ciudadana especialmente con las organizaciones que le son críticas, además, que ha mostrado muy poca o ninguna disposición de destinar presupuestos, establecer mecanismos y procedimientos y voluntad política para atender la problemática de violencias contra las mujeres. Hemos impulsado manifestaciones públicas, informes ante relatorías especiales de la ONU, ante el sistema interamericano, comunicados, tomas de calles, entrevistas con autoridades al más alto nivel, investigaciones, etc.

 

P. Cuál ha sido el rol de la UE en la lucha contra la violencia contra las mujeres en Centro América? ¿Qué se ha hecho?

 

R. Yo diría que por lo menos no se han olvidado del tema, aunque sus mayores prioridades están en temas como la  seguridad. Sin embargo, no se puede desconocer que la UE saca convocatorias a proyectos dirigidos a atender las violencias contra las mujeres y defensoras de DDHH. No sé cuánto significan estas convocatorias en el porcentaje total de su cooperación.  Me da la impresión, sin embargo, que en el apoyo al gobierno no se ha exigido el compromiso de éste  con políticas integrales que permitan atender y garantizar los derechos de las mujeres. El actual embajador de la UE ha mostrado apertura a un diálogo y receptividad a la problemática.

 

¿Consideras que es suficiente lo que la UE está haciendo?.

 

Nunca es suficiente a partir del contexto en que se vive. No es suficiente la transversalidad del enfoque de género, si desde las instancias del Estado no hay un compromiso y voluntad política real con los derechos de las mujeres y más bien con sus políticas y actuaciones se privilegian a grupos y personas que se oponen y violan derechos humanos, entre ellos los de las mujeres: saqueo de los bienes comunes y estrategias de expulsión de las comunidades de sus territorios;  criminalización de las luchas y la defensa de los derechos humanos; políticas económicas que significan reducción de derechos o perdida casi total de derechos como la salud, educación, vivienda, etc.

 

Se tendría que exigir en los proyectos bilaterales de la UE con el gobierno, indicadores efectivos que permitieran tener mediciones precisas de los impactos de los proyectos que la UE apoya al gobierno de Honduras en los derechos de la población. Además de medir avances, obstáculos, resultados etc.

 

Los gobiernos de Honduras son expertos, y éste mucho más, en aprobar leyes, políticas, marcos jurídicos, sin tener presupuesto,  definidos mecanismos y mucho menos contar con voluntad política para hacer efectivos los avances formales.

 

P. Como sabes, Grupo Sur es una de las redes europeas que hace incidencia frente a la UE.  ¿Qué recomendaciones harías al trabajo de las redes y sociedad civil presente en Bruselas?

 

R. Es evidente que la región centroamericana ha dejado de ser una prioridad en la agenda de la cooperación, posiblemente en un momento crucial de regresión y pérdida de derechos de la población. La solidaridad es fundamental, tratar de volver la mirada de  la sociedad civil y de las redes a los graves problemas que se presentan en países como Honduras reconociendo que la militarización, la fragilidad de un Estado como el hondureño (frágil para atender las necesidades y derechos de la mayoría del país pero fuerte para garantizar exigencias e intereses de grupos de poder nacionales y transnacionales) tiene repercusiones significativas que van más allá de las fronteras hondureñas.

 

 

Entrevista tomada de la página de GrupoSur

 


[1] Violencia contra las mujeres en 2013: Lo que dice la prensa nacional. Observatorio de Derechos Humanos de Mujeres, Centro de Derechos de Mujeres. Marzo 2014

[2] La Ley contra la Violencia Doméstica aprobada en el año 1997, contiene un artículo que reconoce que los hombres también pueden sufrir violencia de parte de su pareja, ex pareja, novia o la persona con la que mantiene una relación afectiva. Por este motivo, las denuncias masculinas aumentan cada año.

[3] Decreto 144-83, código penal hondureño, artículo 140.

[4] Cálculos realizados por el Centro de Derechos de Mujeres en base a las denuncias interpuestas a nivel nacional. Observatorio Estadístico del Ministerio Público

[5] Sistema Regional de Indicadores Estandarizados de Convivencia y Seguridad Ciudadana.

[6] Misoginia armada en un contexto de violencia cotidiana. Análisis violencia contra las mujeres hondureñas 2008-2012. Centro de Derechos de Mujeres. Febrero 2014.

Fuente: http://derechosdelamujer.org/noticias/items/Entrevista-Gilda-Rivera-Violencia-Mujeres-Hn.html

, , ,

Deja un comentario

Alarmante cifra de agresiones a hondureñas

8 de Abril de 2015

09:48PM  –  Redacción  

En Intibucá y Santa Bárbara, las denuncias más comunes son por abuso sexual, según el CDM.

Organismos de defensa de las mujeres en una pronunciación contra la violencia doméstica.
Organismos de defensa de las mujeres en una pronunciación contra la violencia doméstica.

Tegucigalpa, Honduras

“Mirá, el problema es que vos me provocás, aunque yo no quiera, pero a vos como que te gusta verme enojado, sabiendo que cuando se me sube el apellido, yo no pienso, solo dejo ir el golpe, pero tranquilizate que ni morado que te va a quedar”.

El fragmento anterior no es de telenovela ni de película, es lo que Rubén le dijo a doña María Luisa. Hoy consta en uno de los tantos expedientes abiertos por casos de violencia doméstica en Honduras.

Estos comentarios machistas de don Rubén se repitían una y otra vez cada vez que doña María Luisa cocinaba algo que a él no le parecía. Así es la realidad de miles de hondureñas que a diario viven con el miedo de ser atacadas por los mismo seres que un día prometieron amarlas y respetarlas.

Según un cuadro estadístico proporcionado por el Centro de Derechos de Mujeres (CDM) a EL HERALDO, al año se interponen a nivel nacional alrededor de 19,105 denuncias de mujeres que sufren de maltrato.

Lo anterior se traduce en un promedio de 52 denuncias diarias por este tipo de problemas.

Qué es violencia doméstica

Se entiende por violencia doméstica cualquier tipo de agresión física, psicológica, sexual y económica realizada contra la mujer por parte de su compañero de hogar.

Las causas por las qué una persona se vuelve violenta pueden variar y van desde una muy poca educación sobre el respeto a la dignidad hasta una conducta aprendida, es decir, haber crecido en un entorno violento.

Los tipos de violencia a los que se exponen muchas mujeres van desde la económica, física y sexual.

Según Neesa Medina del CDM, la cantidad registrada no sería la cantidad oficial ya que la gran mayoría de mujeres afectadas no denuncian a sus agresores.

“No hay ningún sistema de blindaje, la incapacidad del Estado de proteger efectivamente la integridad y la vida de la persona es un factor importante para que las mujeres desistan de poner la denuncia”, dijo.

Cabe mencionar que las zonas rurales del país son bastante afectadas por este flagelo.

Para el caso, en Intibucá y Santa Bárbara los casos que más se denuncian tienen que ver con la violencia sexual.

“No hay un espacio de paz para la mujer: si la mujer sale, sufre de acoso sexual en la calle, si está en la casa también puede sufrir de violencia”, comentó.

Añadió que muchas mujeres hasta el momento no saben que pueden estar sufriendo violencia en sus hogares y que esta generalmente es progresiva.

Desde un insulto hasta un empujón podrían desatar el inicio de una relación dañina que puede poner en peligro sus vidas. “La violencia no necesariamente se da dentro del matrimonio, hay hasta casos de violencia sexual durante del noviazgo”, expresó Medina.

EL HERALDO informó ayer que al menos 526 mujeres perdieron la vida de forma violenta durante 2014. En lo que va del año, los organismos de mujeres ya reportan la muerte de al menos 70 mujeres, entre adultas y niñas.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/pais/829261-331/alarmante-cifra-de-agresiones-a-hondure%C3%B1as

, , ,

Deja un comentario

Honduras: 2015 lleva más de 70 femicidios

7 de Abril de 2015

07:49PM  –  Redacción  

El año pasado hubo 526 femicidios, pero solo se han judicializado 92, lo que indica una impunidad superior al 80 por ciento, afirman entes civiles.

Tegucigalpa, Honduras

La muerte violenta de las mujeres se ha convertido en parte del diario vivir en Honduras, según estadísticas de las autoridades policiales y organizaciones feministas.

El Centro de Derechos de la Mujer (CDM), hasta el 15 de marzo contabilizó 76 casos violentos de personas del sexo femenino, cifra que incluye a mujeres adultas y niñas.

Por su parte, el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) hasta esa misma fecha registró 37 muertes violentas de mujeres adultas.

Nessa Medina, del Centro de Derechos de la Mujer, explicó a EL HERALDO que tres de cada cinco muertes ocurren en el Distrito Central, siendo Comayagüela más violenta para la mujer que Tegucigalpa y San Pedro Sula.

La defensora de los derechos de las mujeres atribuye estas muertes a la “complicidad del Estado con la flexibilización de la tenencia de las armas de fuego, porque más del 80% de estos casos son cometidos con arma de fuego”.

Además, los crímenes tienen que ver con el aumento desmedido de los niveles de violencia física y psicológica en contra de las mujeres, aspecto que se ha convertido en parte del diario vivir.

El Ministerio Público ha conocido 20 mil denuncias por violencia doméstica y 2,800 por delitos sexuales.

“Toda esta violencia se suma y varias de ellas terminan con la muerte violenta de las mujeres a manos de uno o más hombres”, sostuvo.

Sin investigación

La feminista recordó que en 2014, la Policía Nacional contabilizó 526 homicidios de mujeres.

Según el Observatorio de la Violencia, las víctimas de femicidio en su mayoría son parte de la población económicamente activa con edades entre los 14 y 44 años.

Estos crímenes son cometidos por hombres armados con arma de fuego.

En su mayoría interceptan a la víctima en la vía pública, en donde las atacan causándoles la muerte de manera inmediata.

Según las investigaciones realizadas por la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), muchas de las mujeres han sido asesinadas por tener vinculaciones en acciones ilícitas como el cobro de extorsiones, sicariato, asaltos y el tráfico ilegal de drogas.

En otros casos, han sido asesinadas al oponerse a algún asalto en las unidades del transporte, al interior de su vivienda o en la vía pública.

“También en poca incidencia se dan los crímenes pasionales, en donde las mujeres son asesinadas por sus parejas o exparejas, enamorados de ojo, o por otras mujeres celosas”, dijo un detective ligado a las investigaciones de los asesinatos de mujeres, quien prefirió el anonimato.

Por su parte, Medina criticó que se ligue la muerte de mujeres a su presunta participación en actividades delincuenciales ya que “es muy difícil establecer ese tipo de lógicas cuando la impunidad es tan alta en el país”.

Reclamó que de los 526 femicidios registrados el año pasado, solo se judicializaron 92.

En relación a las sentencias que se han emitido en la Corte Suprema de Justicia por muerte de mujeres, dijo que la mayoría de las personas condenadas “tenían una relación afectiva, familiar o cercana con las víctimas”.

Al respeto, el detective afirmó que muchos casos no se esclarecen debido a la poca colaboración de testigos oculares de los hechos y de la misma familia de las víctimas que en muchos casos, por temor, no revelan si habían recibido amenazas o si estaba involucrada en acciones ilegales.

Reconoció que hay casos en que las mujeres son obligadas por sus parejas a involucrarse en actos ilícitos y cuando estos mueren son ellas las que deben seguir con ese estilo de vida poniendo en peligro su integridad y la de sus hijos.

Prevención

Según la feminista, para reducir los índices de muerte violenta de mujeres, el Estado debe considerar que estos crímenes son un tipo de “violencia específica” y así incorporar nuevos mecanismos en el sistema de seguridad y justicia.

Además se puede prevenir que la violencia dentro del hogar se siga incrementando al igual que la muerte de mujeres al interior de sus viviendas y ante la vista de sus hijos y otros familiares.

Ejemplificó que el Estado está fallando al “prestar armas de fuego a elementos policiales y militares, (esto) aumenta la presencia de armas de fuego en los hogares”.

Sostuvo que hay estudios que revelan cómo la presencia de armas de fuego en los hogares donde hay violencia permite que se continúe ejerciendo violencia e impide que la víctima haga una denuncia.

Este tipo de análisis, en lo que implica la violencia en contra de la mujer en una estrategia de seguridad, ha sido obviado por el gobierno de la República y ha repercutido en la violencia contra las mujeres, lamentó.

Las organizaciones feministas consideran que el Estado debe crear estrategias de seguridad que contemplen características específicas de lo que es la violencia en contra de las mujeres en Honduras y que se tomen en cuenta los aportes que se han hecho desde las organizaciones civiles a nivel nacional para que sean incluidas en esas estrategias.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/pais/828932-331/honduras-2015-lleva-m%C3%A1s-de-70-femicidios

, , ,

Deja un comentario

Violencia mortal contra mujeres es mayormente perpetrada por conocidos o familiares, según analista

Mar 23, 2015

Esta tarde en el programa Más que dos, emitido por Radio Progreso a la 1 de la tarde, la experta en temas de seguridad y género, Neesa Medina habló con la periodista Sandra Marybel Sánchez sobre los femicidios, que en Honduras, van en aumento y que según la analista ocurren, en su mayoría en círculos cercanos a las víctimas, círculos que deberían ser de confianza.

“Casi el 95 por ciento de los actos de violencia en contra de las mujeres se encuentran en la impunidad. El ex fiscal general de la República, Abogado Luis Rubí antes de irse del cargo a manera de denuncia dijo que el 80 por ciento de los casos que ocurren no se investigan y del 20 por ciento que quedan ya se sabe cuales son los resultados que se producen”, mencionó a forma de introducción la periodista Sandra Marybel Sánchez.

Del 2008 al 2014 murieron violentamente 3346 mujeres, y en lo que va de este año, haciendo un corte el 15 de marzo, ya fueron asesinadas 76 mujeres, según datos de Centro de Derechos de las Mujeres (CDM) donde Neesa Medina realiza su trabajo.

Ayer, organizaciones de mujeres y feministas de Tegucigalpa realizaron un plantón en el puente donde fueron ejecutadas tres mujeres jóvenes hace un par de semanas, bautizándolo Puente Margaritas y repudiando la violencia feminicida en Honduras.

“La violencia contra las mujeres es sistemática, implica que se manifiesta de diferentes formas a los largo de la vida, usualmente si no es que en su totalidad por uno o más hombres cercanos, conocidos y desconocidos. Este concepto ha sido  reconocido por diferentes instancias de derechos humanos a nivel nacional e internacional”, expresó Medina de CDM.

 El patriarcado

“Sin importar que un hombre o una mujer tengan la mismas características académicas, que tengan exactamente las mismas características sociodemográficas, que tengan la misma edad, que sean de la misma colonia, que tengan el mismo colorcito de piel, que tengan exactamente los mismos años de estudio, sin importar en el espacio que esté siempre habrá una distinción para ellas, solo por el hecho de ser mujeres, ya que las mujeres tenemos condiciones que nos hacen valer menos, por ejemplo en el ámbito laboral, ya que una mujer queda embarazada y eso implicaría muchos días fuera del trabajo, la identifican como un riesgo laboral”, explicó Medina.

El patriarcado se traduce en poder y control que muchas veces es sutil, y manifestado en lenguaje sexista,  es como se impone la lógica masculina sobre la vida y cuerpo de las mujeres, concluyeron.

Violencias contra las mujeres

Según Medina, la violencia doméstica, es la más conocida y denunciada, con 20,000 denuncias al año, en los últimos 6 años.

Otra violencia que puede evidenciar de forma particular es la sexualización, que  reduce a las mujeres a un objeto sexual. “Muchos de los casos son conocidos por las víctimas, ya que pueden ser los padres, hermanos, vecinos, es decir, que la violencia sexual no solamente ocurre por conocidos. La mayor cantidad de denuncias son de niñas de 10 a 14 años y el 70 por ciento de lo agresores de violencia sexual son conocidos por la víctimas”, expresó Medina.

En 2012 la impunidad era de 95 por ciento con hubo 606 casos y solo 29 sentencias condenatorias.

Diferencias entre homicidio y femicidio

Homicidio es el acto en aquel que se le quita la vida a una persona y asesinato es cuando ya es premeditada la acción y que hay alguna ventaja por parte de quien comete el delito por lo tanto tiene una pena más alta.

Femicidio implica que hay hombres que matan a las mujeres solo por el hecho de lo que implica se mujer, por razones de odio, por desprecio, por se madre, por ser la hija de alguien, por asumirle propiedad durante son pareja y después de que ya no lo son, creen los hombres como pertenencias. Así lo explicó Median, “muchas veces son acosadores sexuales que matan a las mujeres ya que ellas no seden, esto pasa mucho con miembros de la seguridad privada que acosan a muchas menores de edad”.

“Nosotras como CDM pudimos evidenciar que el 17 por ciento de los casos de violencia contra las mujeres no estaban siendo registrados por la Secretaría de seguridad”, expresó.

Medina recordó que las zonas con más muertes violentas de mujeres, con 3 de cada 5 mujeres ocurren en el Distrito Central y San Pedro Sula y que las víctimas de todo un sistema de violencia e impunidad son las más jóvenes.

No se pierda Más que dos, de lunes a jueves a la 1 de la tarde por todas nuestras frecuencias y http://www.radioprogresohn.net

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1949-violencia-mortal-contra-mujeres-es-mayormente-perpetrada-por-conocidos-o-familiares-seg%C3%BAn-analista

, , , ,

Deja un comentario

Alto a las violencias contra las mujeres

E-mail Print PDF

El Comité de Familiares de Detenidos – Desaparecidos en Honduras (COFADEH), informa:

Las mujeres de Honduras, particularmente las niñas menores de 16 años, están recibiendo el impacto mayor de la anticultura violenta expandida como plaga en todo el territorio, estimulada por la impunidad de los hechores, el autoritarismo gubernamental y la militarización del Estado.

Los informes nacionales del Centro de Estudios de la Mujer – Honduras, el Centro de Derechos de Mujeres y un sondeo realizado por el Cofadeh en la región occidental revelan un aumento peligroso de embarazos forzados en mujeres menores de edad, fruto de relaciones desiguales y generalmente violentas.

Uno de los casos encontrados en el departamento de Copán ocurrió en agostos de 2009, cuando fueron desaparecidas de manera forzada las hermanas Elizabeth Ramos Urrea (28) y Xenia Rosibel Ramos Urrea,  de 14 años, quien estaba embarazada por el entonces Diácono católico Francisco Abilio Rivas Cruz, quien fue ordenado Sacerdote en 2011 por el Obispo Luis Santos y nombrado hace dos meses como director de Cáritas de la Diócesis de Santa Rosa de Copán por el obispo Darwin Andino.

La denuncia fue interpuesta por la madre de las víctimas, Mélida Urrea, ante la Dirección General de Investigación Criminal (DGIC), el Ministerio Publico (MP) y ante el propio obispo Santos, pero no recibió respuestas, más bien el fiscal Jorge Gómez, quien llevaba el caso, “desapareció” el expediente en la fiscalía de La Entrada, Copán.

La niña embarazada, según la denuncia de su madre, desapareció junto a su hermana después que visitaron al sacerdote Francisco Rivas para encararlo por la situación. Hoy Mélida llora porque tiene vivo el dolor de la ausencia de sus hijas y por la impunidad que rodea el caso, pese a que el Clero Diocesano sabe los detalles.

En ocasión del Día Internacional de la Mujer es oportuno, igualmente, denunciar la tremenda injusticia que comete el Estado al pedir la solidaridad del pueblo empobrecido para socorrer a las víctimas de los estallidos  en el Mayoreo de Tegucigalpa, mientras el saqueo del IHSS continúa sin venganza judicial para la banda delincuencial refugiada en el poder.

Y, más aún vergonzoso, es la desviación de fondos de reactivación del sector agroalimentario para favorecer a los grandes palmeros (1,050 millones en 2014) y en 2015 al sector privado de San Pedro Sula con la construcción de una represa sobre el río Chamelecón (3, 350 millones de lempiras). Y para las mujeres pequeñas y medianas productoras del campo, NADA.

Este ridículo enfoque de género gubernamental, que justifica violencias, es reforzado por el Fondo Monetario Internacional al imponer la privatización de la seguridad social y del sistema hospitalario nacional, con un impacto brutal sobre las mujeres de Honduras.

Hoy en esta Plaza de la Desaparición Forzada abrazamos con solidaridad a las mujeres que sufren, como nosotras, las discriminaciones de un sistema inhumano que debemos cambiar.

Somos testigas vivas de aquella política de Estado que arrancó de nuestros hogares a hijas e hijos comprometidos con la construcción de una Honduras nueva, libre de los delincuentes disfrazados de cristianos, demócratas y republicanos.

De los hechos y de los hechores, ni olvido ni perdón
COFADEH

Tegucigalpa, M. D. C., 6 de marzo de 2015

, , , ,

Deja un comentario

Infográfico Violencia contra Mujeres en Honduras

Fecha de publicación: 11-02-2015

Infográfico sobre la violencia contra las mujeres de Honduras y su vinculación al aumento de la inmigración hacia los Estados Unidos. Imágenes y estadísticas para dimensionar la situación.

 

Elaborado por Angelika Albaladejo, y tomado de su página web 

Infográfico sobre la violencia contra las mujeres de Honduras y su vinculación al aumento de la inmigración hacia los Estados Unidos. Imágenes y estadísticas para dimensionar la situación.

, , ,

Deja un comentario

¿CUÁL ES EL MAYOR DESAFÍO POLÍTICO DE LA MUJER HONDUREÑA DEL SIGLO XXI?

30 de Enero del 2015

 

Siempre se ha escuchado decir que la mujer ha hecho un esfuerzo sobre humano para ser tomada en cuenta en  una “sociedad machista patriarcal”, pero nunca se investiga o publica cuáles han sido sus esfuerzos, logros y mucho menos contar la lucha  actual por ocupar un lugar importante dentro de las autoridades tomadoras de decisiones en el país. Este es un gran reto político para la mujer hondureña.

Las noticias más llamativas de las mujeres en nuestra sociedad actual están vinculadas con las noticias de femicidios y violencia doméstica que en promedio ocurren cada 16 horas y que en 2014 se contabilizaron 531. Esta es la peor forma para que la mujer sea tomada en cuenta, en Honduras.

De otra forma y desde el siglo pasado se suele hablar de la mujer como una servidora ya sea en el hogar, trabajo o sociedad y no como una figura en puestos de decisión que es por lo que varias instituciones trabajan por el cumplimiento y velación de sus derechos.

En siglo XXI el rol de la mujer en la política en Honduras era “de seguidoras que se encargaban de hacer la comida, de preparar la mesa para que llegara el líder político, de ponerle flores y ese tipo de cosas, era una participación de servidoras y no en puestos de decisión”, comenta Hogla Teruel, coordinadora Programa Participación Ciudadana de las Mujeres del Centro de Derechos de Mujeres (CDM).

Conquista del voto

Los inicios de la participación fémina en la política son recodados entre 1954 y 1955 porque conquistaron el ejercicio del sufragio y la primera vez que lo ejercieron fue en las elecciones generales de 1957.

Graciela Bográn fue una de las primeras mujeres hondureñas en incursionar en la vida política, al igual que otras mujeres intelectuales que, en los años treinta, consideraron inoportuna la institucionalización del sufragio femenino, se convirtió en sufragista, luego de considerar que la lucha por obtención de los derechos políticos de la mujer “era asunto de dignidad humana”.

Desde ese tiempo y hasta hoy las luchas por ocupar un espacio en la política se resumen a ocupar entre un 9 y  12% de participación de las mujeres en cargos de elección popular en el Congreso Nacional que fue logrado alrededor de 1998.

“Siempre el número de diputadas ha sido bajísimo, menos del 10%”. Para contrarrestar estos datos se empezó a trabajar en la preparación de mujeres en participación política y ciudadana que ejercían cargos de elección popular.De esa manera surge la defensa de sus derechos por optar a cargos políticos, aprobados en la Ley de Igual de Oportunidades en donde se establece como un mínimo de 30% la participación de la mujer en estos cargos políticos.

“En el año 2006 con el gobierno del presidente Manuel Zelaya es la cúspide de eso, llegamos al 25% de mujeres en el Congreso Nacional, ya llegamos a un porcentaje alto, pero con la crisis política generada por un golpe de Estado bajó de nuevo”.

Diputadas

Para las elecciones realizadas en 2013, de la planilla de 128 diputados se eligieron a  94 hombres para un 73% y 34 mujeres, un 27%, diseminadas entre el Partido Nacional con 11; Partido Liberal, 7;  Libertad y Refundación (Libre), 11 y el  Partido Anticorrupción (PAC), 5 cinco, así como el Pinu SD, 1.

Teruel sostuvo que “si somos el 51% de la población hondureña deberíamos tener por lo menos un 40% o 50% de participación pero todavía está abajo y no llegamos a un 30% de lo que establece la Ley de Igualdad de Oportunidades que lo retoma la Ley de Electoral y de Organizaciones políticas (LEOP)”.

Alcaldesas

“Lo que hemos logrado las mujeres en la participación política ha sido producto del trabajo, el esfuerzo, la presión y la demanda”.  Sin embargo este 30% se cumple a nivel de diputados y no de alcaldía o presidencia. Una minoría pero presente de 19 mujeres en toma de decisiones públicas en el cargo de alcaldesas de municipalidades forman parte de las 298 municipalidades y el 94% o sea  279 son hombres.

De acuerdo con coordinadora Programa participación ciudadana de las mujeres de CDM, todavía se sigue sin la aprobación igualitaria de la mujer en este sector ya que solo se han tenido dos postulaciones de mujeres  a la presidencia.  “Se sigue pensando que solo los líderes políticos y funcionares políticos de alto rango pueden ser hombres porque tienen la capacidad”.

Leyes

Diferentes organizaciones de mujeres, entre ellas CDM, han hecho alianzas con las mujeres que poseen un cargo a elección popular para que estas a su vez, presentarán iniciativas de ley de las cuales se han aprobado la Ley  contra la violencia doméstica en 1998, las reformas a le de igualdad de oportunidades en el 2000,  la reforma en el código penal y la incorporación del delito de femicidio y se encuentra en discusión la reforma a la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE).

“Las diputadas han convencido a los diputados que las leyes no son neutras” y es por eso que algunas necesitan cambios, reformas, incorporación de artículos para que se establezca un trato igualitario de sexo.

Falta por hacer…

“Esperamos que esas mujeres que están en la política lleven la voz cante de los cambios que se necesitan para mejorar la situación de las mujeres, que ellas impulsen propuestas, políticas, cambios de leyes que mejoren la situación de la mujer a nivel de la calidad en salud y educación, que retomen las problemáticas básicas de la mujer”, expresó.

Fuente: http://www.presencia.unah.edu.hn/academia/articulo/cual-es-el-mayor-desafio-politico-de-la-mujer-hondurena-del-siglo-xxi-

, , , ,

Deja un comentario

EL ESTADO DEBE GARANTIZAR LOS DERECHOS SEXUALES DE LAS HONDUREÑAS: CDM

27 de Enero del 2015

 

 

Soy una mujer con el derecho a tomar decisiones en mi vida, elegir a la persona con quien quiero comenzar una vida sexual activa y disfrutarla sin violencia, ni prejuicios o discriminación, así como  poder decidir el tiempo de concebir hijos o formar una familia. Estos son algunos de los Derechos Sexuales y Reproductivos, adquiridos por todas las personas sin importar el género u orientación sexual.

Presencia Universitaria entrevistó a la coordinadora del Programa de derechos sexuales y reproductivos del Centro de Derechos de Mujeres (CDM), Regina Fonseca, para analizar el cumplimiento en el país de estos derechos, la atención médica que se brinda, la carencia de métodos anticonceptivos que proveen los centros asistenciales, la prohibición en Honduras de la Pastilla de Emergencia (PAE) y el acceso al aborto seguro, entre otros temas.

El conocimiento de Regina Fonseca en estos y otros temas fueron adquiridos al participar en Congresos Internacionales, el desarrollo de trabajos investigativos sobre los derechos sexuales y reproductivos y el acceso a la salud de la mujer, argumentos que le aportan la credibilidad en sus opiniones sobre la defensa de estos derechos.

“La capacidad y el poder que tenemos las personas de tomar decisiones sobre nuestra sexualidad y nuestra reproducción” es la definición de estos derechos, explicó Fonseca.

“Es una cosa que yo lo decida no es que lo decida mi mamá, mi papá, mi pastor, el novio que me presiona o mis amigas que todas <han tenido>, es que yo lo decido, la capacidad para decidir y la información que uno tenga, saber que es un derecho no estoy cometiendo un crimen, ni pecado, no es malo”.

¿Cuáles son esos derechos?

Al hablar de decisiones se vuelve inmensa la función de esa palabra y se separan los derechos en decisiones reproductivas y decisiones sexuales que hasta cierto punto van conectadas una a una.

“La reproducción es una parte de  la sexualidad, la sexualidad implica lo que somos las personas, lo que hacemos, nuestra interacción afectiva, amorosa y sexual con otra persona”, sostiene Fonseca.

Señala como ejemplo “la posibilidad de yo poder disfrutar de mi vida sexual, sin coacción, sin violencia sin intimidación, independientemente de cuáles sean mis preferencias sexuales” son parte de esas decisiones sexuales.

Entonces las decisiones reproductivas son “cuándo quiero tener hijos, cuántos quiero tener, con quién quiero tenerlos y otros derechos reproductivos cuando la pareja no tiene la capacidad reproductiva de concebir hijos y se debe poseer las herramientas y servicios que nos permitan lograr el deseo de procrear hijos y poderlo hacer de manera libre”.

Ella me enfatizó que  estas decisiones son propias sin obligación de otras personas, simplemente, pensar en el bienestar propio antes que el de la pareja, familiar, amigo o terceros, porque si no conlleva a una violación del derecho de cada persona.

“Me violenta el derecho alguien que abusa sexualmente de mí y yo quedo embarazada producto de esa violación, en ese sentido el Estado también me está violentado el derecho porque debería de garantizar que yo ande caminando libre sin temer a que un hombre me violente sexualmente y si yo quedase embarazada también decidir si yo quiero tener este bebé”.

Responsables

La responsabilidad del cumplimiento de estos derechos recae en el Estado, “es el garante de esos derechos así como es garante de los derechos civiles, políticos económicos, sociales y culturales, es garante de los derechos medio ambientales, también de los derechos reproductivos”, afirma Fonseca.”

Aprendí, añadió,  que las autoridades de gobierno enfocadas en este tema son los encargados de la plenitud que nosotras las mujeres disfrutemos de una vida sexual activa con la responsabilidad de evitar un embarazo, enfermedades de transmisión sexual a través de la información brindada.

“El Estado debería de tener acceso a educación sexual oportuna graduada dependiendo la edad y desde pequeños, debería de tener información, servicios de salud que me permitan tomar esas decisiones, un servicio que oriente”.

“Es tarea grande del Estado y la universidad es parte de ese estado, entonces, la universidad debería brindar información así como se enseña español, matemáticas y precálculo, la población sexualmente activa más grande que hay dentro de estos países están dentro de las universidades”,

Por otro lado están los principios que sostienen estos derechos son de igualdad, libertad y dignidad humana que como todo derecho debe cumplirse.

Las instrucciones de vida de una madre poseen un valor invaluable en la formación de los hijos. La coordinadora de este programa manifiesta que “la afectividad, el amor y el respeto son valores que los aprendemos en la casa y eso valores son parte de la educación sexual”.

Pero también está la parte mi parte como mujer de y ser autosuficiente que “generalmente se piensa que las mujeres estamos incapacitadas para tomar decisiones que somos menores de edad que hay que tutelarnos controlarnos, todo eso son los mitos”,  comentó Regina.

¿Por qué no se cumplen?

“Hay grupos religiosos y fundamentalistas religiosos en este país que tienen mucho poder político y económico, ese ha sido el obstáculo fundamental por los siglos de los siglos para el avance de un pueblo oprimido y para el avance de las mujeres”, aseguró.

“Además puede ser un cardenal o es un cura quienes pretenden decidir por mí, mis decisiones sexuales y reproductivas, son ellos los que pretenden probablemente sin autoridad moral para hacerlo”.

Los problemas ocasionados por sectores opositores han impedido el cumplimiento de demandas y aprobaciones de leyes que beneficien el ejercicio de los Derechos Sexuales y Reproductivos de las mujeres.

¿Qué falta?

“Se necesita avanzar del acceso al aborto seguro y cuando hablo de acceso al aborto no estoy diciendo que todas las mujeres que salen embarazadas quieren abortar, pero si hay mujeres que salen embarazadas y no lo desean y quieren abortar y otras abortan”, aspiró la feminista.

En América Latina, Chile, República Dominicana, Honduras El Salvador y Nicaragua prohíben absolutamente el aborto, los dos últimos países mencionados en años pasados era legalizado este proceso.

Cuando se habla de aborto seguro es brindar la asistencia médica en la práctica de abortos legalizados con centros asistenciales  de calidad en la salud que asegure la vida de una mujer.

“Una de las razones para que las mujeres dedican hacerse un aborto es que no tienen el apoyo de su pareja, el primero que abortó es el hombre, los hombres no se ven expuestos a poner en riesgo su vida y su salud, es parte de la cultura machista”, afirma Fonseca, según trabajos desarrollados.

“El 60% de las mujeres menores de 18 años, continuó, dicen que no querían salir embarazadas”, porque lo que desean es mostrar una manifestación de amor, satisfacer sus deseos sexuales sin necesidad de tener otras consecuencias. “El acceso al aborto legal y seguro, disminuye la mortalidad materna”.

PAE

“Sí el aumento de partos en adolescentes se ha dado después de la prohibición gubernamental de utilizar la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE)  es un extremo que no puedo afirmar porque no se ha hecho un estudio entre la relación directa de la falta de PAE y el aumento acelerado de los embarazos, pero esos dos fenómenos ocurrieron al mismo tiempo”.

Hasta el día de hoy la fórmula de instituciones de salud, Gobierno y religiones para prevenir embarazos en adolescentes es la prohibición de hablar y disfrutar de su sexualidad.

Fue del criterio que al igual que se educa a un niño por medio de la comunicación, también se debe hablar con las adolescentes para prevenir un embarazo- la única fórmula eficaz es “justamente hablando de sexualidad para que los chicos y chicas se empoderen  y tomen decisiones reproductivas informadas”.

Sin contar las mujeres que son víctimas de un acto sexual forzado que según Médicos Sin Fronteras (MSF) un 17% de las mujeres sexualmente abusadas terminan embarazadas.

Los embarazos en adolescentes también se pueden prevenir con la implementación de las guías de educación sexual que el Estado por medio del Ministerio de Educación propuso en 1999 la  creación de la Ley especial del Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH).

También “en 2003 se hicieron guías de educación sexual y el ministro de educación las prohibió por presiones religiosas, en el 2006 también y fue lo mismo, actualmente el ministro de Educación ha retomado las guías” indicó Regina.

Abstinencia

Escuché los métodos anticonceptivos que ofrece el gobierno, la iglesia y mi entrevistada, pero en ese instante me acordé del método que recomienda mí mamá; la abstinencia y en palabras de ella “es el mejor que hay, no falla, es seguro, protege de muchas enfermedades y estas en comunión con el Padre Eterno”.

Es verídico que la abstinencia se acaba, como dice Fonseca “sea con una bendición o sin ella con una firma o sin firma, la abstinencia se acaba, es un mandato para las mujeres y no para los hombres”.

Recalca que es el derecho de toda mujer no tener relaciones sexuales como también es derecho tenerlas. “Tanto las religiones como los medios de comunicación, como las mismas leyes son herramientas de control y de dominación de la humanidad”, culminó Fonseca.

Al fin y al cabo se trata de decidir, yo soy la que decido lo que tengo que hacer, cómo y cuándo lo hago, nadie más. En todo el proceso de realizar esta entrevista me enteré de cuáles son mis derechos y quién me los violenta, y desde hoy espero que muchas mujeres los conozcan y puedan hacerlos valer ante los demás.

Fuente: http://www.presencia.unah.edu.hn/academia/articulo/el-estado-debe-garantizar-los-derechos-sexuales-de-las-hondurenas-cdm-

, ,

Deja un comentario

A Miss Honduras Mundo 2014 la acompañan 328 mujeres asesinadas, víctimas de un Estado femicida

Nov 21, 2014

Las hermanas María y Sofía Alvarado, desaparecieron la semana pasada, el jueves 13 noviembre en Santa Bárbara, zona occidental de Honduras. La noticia se regó como pólvora a nivel nacional e internacional, ¡Una Miss Mundo había desaparecido!, el gobierno puso manos a la obra. No pasaron más de seis días cuando ya había una respuesta del gobierno, las jóvenes habían sido asesinadas y sus cuerpos encontrados en una fosa común, también se había capturado al supuesto asesino y a 5 personas más que supuestamente eran cómplices.

Se abrió el telón y las mujeres organizadas reaccionaron, denunciaron que el Estado solo actúa cuando hay presión internacional, sacaron a luz pública que otras 328 mujeres han sido asesinadas este año, al igual que la Miss Honduras Mundo 2014, pero que el gobierno solo ha presentado 7 requerimientos fiscales.

Diversos sectores lamentan que se dio importancia al asesinato de las hermanas Alvarado porque una de ellas era la Miss Honduras Mundo 2014, pero no, porque como mujeres, tenían el derecho a vivir, y el Estado, el deber de protegerlas.

Los cuerpos de las jóvenes fueron hallados en las cercanías del balneario donde habían desaparecido. Sofía Alvarado, era una maestra de primaria, y María su hermana, Miss Honduras Mundo 2014 que próximamente viajaría a Inglaterra a competir en el certamen mundial.

Más de 300 mujeres asesinadas este 2014 y el 98% de los casos, impunes

El gobierno no corta siempre con la misma tijera, a pesar que cada 13 horas muere una mujer asesinada, del gobierno no se oye más que el silencio. Más de 320 mujeres han sido ultimadas en el transcurso de este 2014, según datos del Centro de Derechos de Mujeres (CDM), quien condenó, mediante un comunicado, el asesinato de las hermanas Alvarado, pero exigió justicia en los demás casos.

Honduras ha trascendido al mundo como uno de los países más violentos —la tasa de homicidios en 2013 fue 79 por cada cien mil habitantes—, un escenario en el cual la muerte violenta de mujeres y el femicidio ha cobrado especial relieve.

Según datos del Observatorio de la violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras –UNAH, la tasa de homicidios de mujeres mostró un crecimiento de 263, 4%, al pasar de 175 por cada cien mil habitantes en 2005, a 636 en el año 2013.  El estudio de Small Arms Survey hecho en el 2012, titulado “Femicide: A Global Problem”, coloca a Honduras entre el grupo de 12 países  con las tasas más altas de femicidios del mundo.

Eva Sánchez, del grupo de mujeres Las Hormigas en Intibucá, manifestó que el 98% de los asesinatos contra mujeres en Honduras se quedan en la impunidad. Y Regina Fonseca, del CDM, expresa que “tenemos más de año y medio de tener la tipificación de femicidio (en el Código Penal), pero hasta antes que estas dos niñas fueran asesinadas, solo habían 7 requerimientos fiscales, ¿de qué nos sirven las leyes?”.

Las desaparecidas ¿cuentan?

El problema de mujeres desaparecidas en Honduras no se puede cuantificar debido a que las autoridades no le dan importancia al tema. El periódico digital salvadoreño, El Faro.net, publicó esta semana sobre Honduras que “después de preguntar en todas las oficinas del Estado ligadas al tema aflora una conclusión que aflige: en Honduras los desaparecidos no importan ni tan solo para llenar una estadística. En Honduras quienes desaparecen es como si no existieran”.

Ejemplo de esto es el caso de Norma Hernández quien tiene 4 años de haber desaparecido.  El 1 de junio del año 2010, hombres armados y vestidos con uniformes, se presentaron como autoridades, de forma violenta y sin importarles la presencia de otras personas, se la llevaron.

Las autoridades hondureñas, a cuatro años de esta desaparición, son denunciadas como cómplices de este delito ya que las mismas conocieron el caso pero no realizaron las diligencias procedentes como son las alertas migratorias, en casos de secuestro, rapto, detención forzada, desapariciones. El Estado hizo todo lo contrario, formuló sus dañinas hipótesis poniendo en duda la honorabilidad de la desaparecida para dar por cerrada la investigación.

Belleza a la orden del patriarcado se convierte en riesgo

Betty Vásquez, que pertenece a la Red de Mujeres de Santa Bárbara, expresa un profundo dolor tras la muerte de María José Alvarado (Miss Honduras Mundo 2014), y de su hermana Sofía, a quienes conoció personalmente y que tuvieron un trágico final a manos de un hombre, aparentemente por celos.

Vásquez asegura que la cosificación de la mujer es un enorme riesgo, principalmente en Santa Bárbara, un corredor de la violencia, donde se afirma con vehemencia que ahí se encuentra a las mujeres más bellas de Honduras.

“Se ha creado un mito que en Santa Bárbara y Atlántida están las mujeres más bellas de Honduras, pero ver esa belleza solo físicamente para exponerla ante el patriarcado es también un riesgo,” dijo Vásquez.

Gladys Lanza del grupo Visitación Padilla lamenta que en Honduras se le dé más importancia, a que una de las hermanas Alvarado haya sido Miss Honduras Mundo 2014, pero que no se le dé importancia a que como mujeres tenían derecho a vivir y el deber del Estado de protegerlas.

“Le han dado mucha connotación al concurso de belleza, pareciera que eso es lo más importante, y yo sí realmente creo que es una mujer, una mujer con derecho a la vida, y eso es suficiente, para significar que a pesar de que en este país hay no sé cuántas Policías, y no sé cuántos militares en la calle, no es posible contener el asesinato, el secuestro o la tortura de las mujeres,” dijo Lanza.

Salvador Nasralla reacciona ante asesinato

El ingeniero Salvador Nasralla, considerado el señor de la televisión en Honduras, reacciona ante la muerte de María José, quien trabajó como modelo en su programa “X-0 da Dinero”. Manifiesta que se siente muy triste de lo que le ha pasado a una joven que tenía toda una vida por delante, pero reprueba al Estado por no investigar ni aplicar justicia, en los asesinatos contra otras mujeres, por no ser conocidas.

“Muy triste por lo que ha acontecido con María José, una niña sana, una niña decente y una niña con un gran futuro, que al igual que muchas otras hondureñas son asesinadas producto de un sistema de vida violento que existe en Honduras donde las personas ingieren grandes cantidades de alcohol y andan armadas… me siento muy triste por esto que está pasando y espero que esto sirva como un escarmiento, como una luz, y que de esa forma el gobierno investigue el caso de muchas otras mujeres, jóvenes, bonitas de Honduras, que han sido asesinadas, pero que por no ser conocidas sus crímenes han quedado en la impunidad,” dijo el presentador de televisión.

¿Quién es el supuesto asesino de las hermanas Alvarado?

Plutarco, según versiones policiales, luego de dar muerte a las hermanas María y Sofía, se dirigió donde se encontraban los familiares de las jóvenes, afirmó que desconocía el paradero de ambas, acto seguido, les acompañó a interponer la denuncia ante las autoridades.

Pero días después de que no se supieran noticias, la Policía Nacional de Honduras capturó a Plutarco. Varios testigos habían relatado que durante una fiesta, en el día de su cumpleaños, disparó contra Sofía, en un arranque de celos, posteriormente hizo lo mismo contra María. Según versiones, ante la horrenda escena, Plutarco amenazó con matar a los presentes si llegaban a hablar, luego procedió, con la complicidad de varios presentes, a cavar un hoyo en las cercanías del lugar, en el cual introdujo los cadáveres, echó cal y luego los tapó.

Las autoridades señalan a Plutarco Ruiz como el “autor material” de la muerte de María José Alvarado y su hermana Sofía Trinidad. Plutarco es considerado una persona fría, calculadora y con mucho poder en la zona de Santa Bárbara, afirman que tiene solvencia económica y varias pertenencias, a pesar que no se le conoce ningún trabajo formal.

La Policía sostiene que Plutarco era hermano del ganadero David Ruiz Rodríguez, asesinado por sicarios en un restaurante de San Pedro Sula el 14 de febrero de 2014.

Amarillismo

Los crímenes contra mujeres en Honduras no se toman como un mal a erradicar, por el contrario, son usados por muchos medios televisivos y escritos para vender noticias, criminalizar a las mujeres, alimentar el morbo, violar la intimidad de las víctimas e irrespetar el dolor de los familiares, al punto de introducir el micrófono en el preciso momento en el que la madre llora sobre los féretros de sus hijas.

La periodista independiente Sandra Maribel Sánchez reacciona indignada por el tipo de cobertura que le dieron medios televisivos, radiales y escritos al entierro de las jóvenes santabarbarenses: María y Sofía.

Con mucha indignación expresa que hubo un amarillismo enorme en el manejo de la información. Cataloga tal acción como un abuso, un atropello a la dignidad de las familias. Añade que esto nunca hubiera ocurrido si se hubiera tratado de la hija del presidente o de alguien con poder.

“Estoy indignada por el manejo que la enorme mayoría de los medios de comunicación han hecho de este caso, ha habido un amarillismo que rompe incluso lo que conocemos como amarillismo, he visto como por ejemplo le introducen el micrófono a la señora cuando está llorando frente al cadáver de sus hijas, además de lo que habían hecho antes, meterse incluso en las habitaciones que estaban reservadas para ellas,” afirma Sandra Maribel Sánchez.

Crímenes contra mujeres no paran

“En Honduras asesinan a una mujer cada 17 horas. Nosotras conmemoramos los 16 días de activismo y el día de la no violencia contra la mujer, reconociendo que existe un Estado incapaz de dar respuesta a las necesidades de las mujeres, y que por el contrario, promueve la impunidad, el uso indiscriminado de armas, la lógica de la militarización de la sociedad, lo que genera es que vayamos normalizando este uso y abuso de las armas,” aseguró Regina Fonseca del CDM.

En medio de la cobertura amarillista que se le daba al velatorio y entierro de las hermanas Alvarado, a las que no se les respetó la intimidad, otra joven a escasos kilómetros de distancia era asesinada, era la joven universitaria Gladys Merari Rodríguez (21)…

Fuente: http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1484-a-miss-honduras-mundo-2014-la-acompa%C3%B1an-328-mujeres-asesinadas-v%C3%ADctimas-de-un-estado-femicida

, , , , , , ,

Deja un comentario

Durante 12 años: Honduras rehúye ratificar el protocolo facultativo de Cedaw

jueves, 20 de noviembre de 2014

El Protocolo Facultativo de la CEDAW, que da acceso a mayor justicia, es lo que se ha negado a firmar y a ratificar Honduras.
 Escrito por Redacción |

Secciones: Mujeres
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).– “Asegurar a la mujer el disfrute pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y todas las libertades fundamentales y de adoptar medidas eficaces para evitar las violaciones de esos derechos y esas libertades”, el primer artículo del Protocolo Facultativo  de la Cedaw, un instrumento de la Convención, que permite reconocer la competencia del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer para examinar las denuncias de particulares.
 Esta es la normativa a la que Honduras ha rehuido ratificar durante doce años, pese a que desde el 2005 hasta el 2013, la muerte violenta de mujeres en Honduras aumento en un 263.4%, pasando de 2.7 en el año 2005 a 14.6 en el 2013; una cifra mayor que las tasas totales de homicidios de países que actualmente están oficialmente en guerra o conflicto armado.
De acuerdo con la Unidad de Género del Observatorio de Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), desde el 2005 hasta el 2012, la Muerte Violenta de Mujeres mantiene una tendencia creciente; que pasó de 175 muertes a 606 muertes de mujeres para el 2012, lo que representa un aumento de 246.3% en los últimos ocho años. Es necesario señalar que en el año 2012, mueren asesinadas mensualmente un promedio de 51 mujeres y una cada 14 horas con 30 segundos.
¿Por qué el retraso?

Regina Fonseca, defensora de los derechos de las mujeres en Honduras.

De acuerdo con Regina Fonseca del Centro de Derechos de la Mujer (CDM) “llevamos 12 años no esperando sino haciendo cosas para que el gobierno ratifique el protocolo facultativo de la Cedaw, un instrumento que nos permite que se realicen esas visitas para que vengan a conocer que ocurre con los derechos humanos de las mujeres”.

“En estos doce años observamos una falta de voluntad política de las autoridades y la mano invisible de los grupos fundamentalistas que han obstaculizado durante este tiempo la ratificación”, lamentó.
A su criterio “esta mano invisible son los grupos antiderechos, que se han opuesto históricamente a cualquier derecho humano de las mujeres, lamentablemente muchas veces representados por las altas jerarquías eclesiásticas, de cualquier denominación. Esa mano invisible ha estado presente como un poder fáctico como una cara que nosotras no vemos pero que está ahí”.
“Ellos dicen que avanzar en los derechos humanos de las mujeres atenta contra que las mujeres efectivamente busquen sus espacios, como que trabajen, o el hecho que las mujeres decidan cuantos hijos tener y cuanto tenerlos, pues atenta contra la voluntad Divina quizás por no tener todos los hijos que Dios nos mande, el hecho de que las mujeres demandemos la igualdad de derechos es para ellos como atentar contra la preminencia del hombre y el paradigma del humano que es masculino, en ese sentido estos grupos conservadores se constituyen en antiderechos de la mujer y resumen el papel tradicional como la que reproduce la sociedad en el espacio doméstico, sin ninguna otra oportunidad y que para mantener ese ámbito hay que soportar violencia o discriminación”, explicó Fonseca.
Por otro lado, estudios realizados en Honduras, por cada 6,651 lempiras de salario que devengaba un hombre durante el 2011 en Honduras, una mujer percibía 5,866 lempiras, lo que refiere que las mujeres devengan un salario 17% menor que el de los hombres en Honduras. La información, que fue brindada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), indica además que la tasa de participación a nivel nacional en el mercado laboral es de 51.9 %. Esta relación es mucho más alta en los hombres que en las mujeres, siendo de 70.4 y 34.9% respectivamente.
Beneficios de ratificar el  Protocolo
El Protocolo Facultativo fue aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1999 y entró en vigencia el 22 de diciembre de 2000, luego de recibirse la décima ratificación. Hasta la fecha Honduras no lo ha ratificado.
Ratificar el protocolo internacional que establece un mecanismo de exigibilidad, que permite a las mujeres a buscar justicia más allá de las fronteras, de forma individual o colectiva, cuando se cierran los espacios o se desconocen los derechos de las mujeres en los estados partes.

Alda Facio,  Relatora especial sobre la 
Violencia contra la Mujer de la ONU.

Este mecanismo de protección y de justicia extrarregional podría ser la razón principal, que impide la firma y la ratificación del Protocolo Facultativo de la CEDAW por parte del gobierno. Honduras es miembro pleno de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer (CEDAW), un instrumento internacional que solamente siete países en el mundo no han ratificado: Irán, Estados Unidos de Norteamérica, Sudán, Somalia, Palaos, Nauru y Tonga. El resto de los países del mundo, 186, son estados parte de la CEDAW.

Para la relatora especial sobre la Violencia contra la Mujer de la ONU, Alda Facio, “no se sabe exactamente por qué no se ha ratificado el Protocolo Facultativo, pues las mujeres cuyos derechos han sido violados pueden denunciar esa violación al Comité de Cedaw y si se este encuentra que si hubo una violación se hacen recomendaciones al Estado, que le ayudarán mucho pues es el camino para solventar esa problemática, por ejemplo con la alta tasa de femicidios en el país”.
Según datos de la Fiscalía de la Mujer cada año se registran aproximadamente 16,000 denuncias de violencia contra las mujeres, cifra que debería ser una señal de alerta de la alta incidencia de la problemática en la vida de las mujeres.
“El país necesita de apoyo internacional para acabar con este flagelo y el Protocolo Facultativo le permitiría buscar mayor ayuda internacional”, señaló Facio.
En diciembre de 1999 surgió el Protocolo Facultativo, un instrumento internacional que sin crear nuevos derechos a los establecidos en la CEDAW, establece un mecanismo de exigibilidad. ¿Qué significa esto?, son unos instrumentos que permiten por ejemplo a las mujeres presentar casos, quejas, denuncias, ya sea de forma individual o colectiva, a través de procedimientos de comunicación, ante el Comité como se les llama. Eso, cuando no se encuentra justicia en su país.
Procedimiento para su ratificación
La escritora y jurista internacional sostuvo una serie de reuniones con diferentes legisladoras hondureñas con quienes –según informó- “hay disponibilidad de por lo menos darle el visto bueno al Protocolo”.
Sin embargo, es la Secretaría de Relaciones Exteriores que tiene que enviarlo al Congreso Nacional, pues sino se envía el CN no puede ratificarlo, indicó.
“Lo que no entendemos es porqué en todos estos años no se ha enviado, pues la mayoría de los países de Centroamérica ya lo han hecho e inclusive quienes ya lo han hecho han demostrado que no es necesario enviar quejas sobre su incumplimiento, sino que se ha podido comprobar que las condiciones en los países mejoran, porque primero se tiene que agotar la vía interna y si no se resuelve el problema se va a la vía internacional, en este caso al Comité de la Cedaw”, concluyó.


Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer: http://www2.ohchr.org/spanish/law/cedaw-one.htm

, , , , , , ,

Deja un comentario

Honduras / Pronunciamiento Público: Desde el Centro de Derechos de Mujeres CDM, rechazamos el asesinato de María José Alvarado y Sofía Trinidad Alvarado, y los asesinatos de las 328 mujeres en el transcurso del año 2014.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Desde el Centro de Derechos de Mujeres CDM, rechazamos el asesinato de María José

Alvarado y Sofía Trinidad Alvarado, y los asesinatos de las 328 mujeres en el transcurso
del año 2014.
El caso de María José y Sofía deja en evidencia la situación de violencia
femicida generalizada y la inexistente respuesta del Estado de Honduras para prevenir,
investigar y sancionar los femicidios.
El CDM ha manifestado de manera constante la falta de voluntad política para acabar con
la impunidad; esto se ejemplifica al recordar que a 16 meses de la tipificación del
femicidio en el país, únicamente habían sido presentados 7 requerimientos fiscales
contra los presuntos responsables de estos crímenes.
La impunidad instalada en todos los niveles de las instituciones responsables de
garantizar la seguridad de la población así como la investigación y sanción del delito, ha
llegado a extremos de ocultar el asesinato de al menos 45 mujeres ocurridos entre enero
y junio de 2014, como lo evidenciara el CDM en octubre de éste año con la investigación
recogida en el Boletín “Un ejercicio de auditoría social sobre las muertes violentas de
mujeres: Lo que esconde el Estado hondureño”.
Ponemos de manifiesto que la violencia contra las mujeres y el alarmante aumento de los
femicidios es una consecuencia de la cultura machista y misógina que castiga a las
mujeres que desafían el poder y el dominio patriarcal, justificando la violencia cuando las
mujeres no son femeninas, cuando no regresan a su casa temprano o cuando no son
sumisas.
Esta misma cultura utiliza mecanismos como el control sobre los cuerpos y
vidas de las mujeres reforzando las respuestas violentas contra ellas.
Llamamos la atención sobre la re victimización de la que son objeto las mujeres
asesinadas y sus familias, al depositar en ellas la responsabilidad de la violencia; así como
la construcción por parte de la sociedad de justificaciones en base a prejuicios que
contribuyen a distraer la atención de la responsabilidad del Estado en la garantía de
seguridad a la población. No toleramos, ni toleraremos jamás, justificaciones para la
violencia contra las mujeres y el femicidio.
Los asesinatos de María José y Sofía, expresan lo que las políticas de seguridad han
hecho con Honduras: moldear el comportamiento y las respuestas de la sociedad a los
modos de actuar usuales en el crimen organizado.
Tegucigalpa, 19 de noviembre de 2014

, ,

Deja un comentario

Honduras registró 4,217 crímenes contra mujeres entre 2002 y 2014

27 de Octubre de 2014

10:33PM  –  Redacción  

En el 2002 Honduras registró 133 muertes violentas de mujeres. Para el 2013 la cifra alcanzó los 636 casos. En este tipo de violencia, el país ya lleva 11 años con una tendencia al incremento.

Tegucigalpa, Honduras

Entre el 2002 y septiembre de 2014 Honduras registró 4,217 crímenes contra mujeres, ocupando en los últimos años el segundo lugar en femicidios a nivel de la región, superada nada más por Guatemala.

Un estudio de la Red de Seguridad y Defensa de América Latina (Resdal) analiza este problema, así como el aumento de otra serie de delitos con que las autoridades del área deben lidiar.

En cuanto a los crímenes contra las mujeres, usando datos de 2012, el documento mostró que ese año Guatemala presentó 708 casos, Honduras 606, El Salvador 320, Nicaragua 65, Panamá 28 y Costa Rica 26 casos.

Nuevamente los países del llamado Triángulo Norte (Guatemala-El Salvador-Honduras) aparecen con la mayor cantidad de violencia contra las mujeres.

En el país, los femicidios han tenido un crecimiento constante desde el 2002, cuando se registraron 133 casos. A partir de 2007 comenzaron a tener un aumento acelerado hasta alcanzar en el 2013 la cantidad de 636.

Solo entre el 2002 y el 2013 se presentaron 3,928 muertes violentas contra mujeres.

Actualización

De acuerdo con el Observatorio de Derechos Humanos del Centro de Derecho de Mujeres (CDM), en el 2013 los casos de femicidios siguieron aumentando alcanzando un total de 636 casos; 30 más que el año anterior.

De igual manera, entre enero y septiembre de 2014 , utilizando únicamente los hechos publicados en la prensa, el CDM contabilizó 289 muertes violentas contra mujeres.

Al sumar las cantidades de homicidios contra mujeres, a partir de 2002 hasta septiembre de 2014 da como resultado 4,217 casos.

Según Neesa Medina, analista en seguridad y género del Observatorio de Derechos Humanos de Mujeres del CDM, esta entidad viene registrando estos hechos desde el 2002 y no ha habido un año que refleje una disminución.

“Cosa distinta la que quiere presentar la Secretaría de Seguridad cuando da la conferencia de prensa al finalizar el 2013 y dice que la tasa de homicidios disminuyó en 10.4 por ciento, sin embargo, al hacer un desagregado, nos damos cuenta que existió una reducción pero en las muertes de hombres. No existió reducción en la muerte de mujeres”, añadió.

Eso alarma, junto a la negativa -desde junio de 2013- de la Secretaría de Seguridad de entregar información cualitativa al Observatorio de la Violencia, información que permita establecer patrones de violencia en el país.

Ante los obstáculos puestos por Seguridad, las organizaciones que le dan seguimiento a la violencia contra las mujeres han tenido que buscar otras alternativas para llevar un registro.

De enero a junio de 2014 el CDM contabilizó 182 muertes violentas de mujeres, mientras que la Sepol (Sistema Electrónico Policial en Línea) dijo tener 219 casos.

Al cruzar la información, “encontramos que la Policía Nacional no registra todo. Había un porcentaje que se compartía, también se daban 82 casos que solo la Policía los tenía registrados y había 45 casos que no los tenía, eso es un 17%. ¿Habrá un 17% que se está ocultando?… Si es así, no se puede hablar de reducción real de la violencia. “Yo no quisiera pensar que es una acción premeditada”, criticó Medina.

Si estos casos no existen para la Policía, no van a existir para el Ministerio Público y nunca habrá justicia, dijo.

A su criterio, de los casos de hechos criminales contra las mujeres registrados en el 2013, solo el 5.5 por ciento terminaron en una sentencia condenatoria.

“La cifra de impunidad, en el caso de las muertes violentas en Honduras, desde hace seis años se mantiene en más del 93 por ciento, eso no es un buen indicador para un país que dice ser un Estado de derecho”, reflexionó Medina.

Comparación

De igual manera en Guatemala, los homicidios contra mujeres en el 2013 alcanzaron la suma de 759 casos, 51 más que en el 2012.

A septiembre de 2014, Guatemala ya reportaba 581 muerte de mujeres asociadas a hechos criminales.

Por otro lado, el Observatorio de Género de El Salvador informó que las muertes violentas de mujeres en el 2013 cayeron a 215, o sea 105 casos menos que el año anterior. En el caso de Nicaragua, en 2013 un total de 67 mujeres fueron asesinadas, según los datos de la Policía Nacional, y 73, de acuerdo a los organismos defensores de las mujeres.

En el 2013 Panamá también presentó un incremento de los femicidios al registrar 35 casos, 8 más que el 2012.

En cuanto a Costa Rica, ni las organizaciones ni el gobierno mostraron las cifras oficiales respecto a este problema de criminalidad.

Otros delitos

En el documento de Resdal también se presenta un panorama de otros delitos que se cometen en la región por cada cien mil habitantes. En el 2012-2013, en cuanto a robos, Costa Rica le lleva la delantera a todos los países de la región al haber registrado 601.5 casos por cada cien mil habitantes, le sigue Nicaragua con 300.9 casos, Panamá con 265 casos, Honduras con 266.4 (robos y hurtos) y Guatemala presentó 118.4 casos (también de robos y hurtos).

Solo en hurtos, Panamá reportó 536 casos por cada cien mil habitantes, Costa Rica 301.8 y El Salvador 204.6 casos. En cuanto a violaciones, Costa Rica registró 35.6 casos por cada cien mil habitantes, seguido de Panamá con 31.3, luego aparece Honduras con 22.2, posteriormente está El Salvador con 6.3 y Guatemala con 4.6.

Sobre estos datos de Resdal y del CDM, EL HERALDO intentó conocer la opinión de las autoridades policiales, pero no respondieron.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/alfrente/762208-331/honduras-registr%C3%B3-4217-cr%C3%ADmenes-contra-mujeres-entre-2002-y-2014

, , , , , ,

Deja un comentario

Honduras: No importa cuántas, igual las matan

domingo, 26 de octubre de 2014

Autor del artículo: Especial Proceso Digital / 24 Octubre 2014 18:19
Tegucigalpa.- La defensora pública Iris Argueta, es una de tantas mujeres asesinadas en Honduras sin importar posición social, profesión, raza o religión. Ella, como muchas otras féminas, han sido asesinadas en este país en medio de una espiral de violencia en donde las cifras ya no son tan relevantes porque la muerte no distingue ni número ni edades: igual se las lleva.
Argueta falleció mientras se disponía a comprar un helado en el parque central de Catacamas, en Olancho, cuando se aparcaba en su auto, señalan las versiones preliminares. Los disparos fueron certeros, como lo fueron también con las fiscales Marlene Banegas y Patricia Eufragio.
Pero también violaron y mataron a una fémina en Choloma, en marzo de este año, luego de quemarle su vivienda, reporta la prensa hondureña y el Centro de Derechos de Mujeres (CDM), en un informe de su Observatorio de Derechos Humanos de las Mujeres.
El país pinta muertes de mujeres
Choloma, Cortés, Tegucigalpa, San Pedro Sula, Olancho, Colón, son sitios desde donde se reportan muchas muertes violentas de mujeres, que de acuerdo al abogado José Manuel López, un defensor público, serán una estadística más en este país en donde la inseguridad desafía constantemente al Estado.
En un ejercicio de auditoría social, el CDM señala que tiene casi dos décadas de recopilar información sobre violencia contra las mujeres y más de 10 años de darle especial interés a las muertes violentas contra las mujeres, con el fin de demandar a las autoridades y a los entes responsables, un acceso real a la justicia para las mujeres.
“Hace 20 años no existía ninguna preocupación social sobre el hecho que un hombre maltratara a su pareja, pues no se reconocía como tal, era considerado un asunto privado que había que mantenerlo en las cuatro paredes (de la casa)”, señala el CDM.
Pero “fuimos las mismas organizaciones de mujeres las que sacamos del espacio de lo privado ese problema de enorme magnitud en el país”, recuerda.
La violencia doméstica se instaló como delito en las agendas informativas y políticas del país para de repente aparecer otra modalidad de agresión a las féminas en la figura de muertes violentas, muchas de ellas bajo la modalidad del sicariato.
Así, desde el 2010 al 2013, la prensa hondureña ha publicado entre el 65 y el 70 por ciento de las muertes violentas de mujeres, pero en los sitios en donde no tienen corresponsales, este tipo de crímenes no se registra, por lo que se produce un subregistro que apenas da indicios de lo mal que anda el país en cuanto a los femicidios.
Los subregistro que no cuentan
El CDM revela que este tipo de subregistro se justifica en la prensa nacional, pero no en los órganos responsables de dar Seguridad. Fue así como en su último monitoreo encontraron que oficialmente no se han incorporado en la muerte violenta de mujeres 45 casos que han sido registrados por el periodismo.
La Secretaría de Seguridad registra hasta junio de este año, un total de 219 asesinatos de mujeres, pero la cifra  sería de 264 según los registros del CDM. A medida que transcurre el tiempo y mientras se debate quién oculta o no información, los femicidios siguen su ruta ascendente en el país.
Las muertes violentas de mujeres, junto a la de los abogados, operadores de justicia, defensores humanitarios, periodistas y comunicadores rurales tienen un hilo en común que es indivisible: la impunidad.
Muchos de estos casos siguen sin ser investigados, con expedientes iniciales o a medias, pero sin sentencias contundentes.
Los operadores de justicia se han estremecido por los crímenes de las fiscales de San Pedro Sula y la defensora pública en Olancho. Tambien en los barrios marginales de las grandes ciudades y en el área rural, las familias también se estremecen cuando sus hijas, amigas o parientes, jóvenes en su mayoría, aparecen muertas violentamente.
En la colonia Miraflores, de la capital, una jovencita fue encontrada muerta, atada de pies y manos, en una de sus calles, sin que hayan registros de los móviles y el por qué la fueron a tirar ahí. Testigos aseveran que fue lanzada desde un taxi en marcha.
Los registros de los diarios impresos y digitales informan de una muerte de una fémina por aquí, otra por allá, mientras las organizaciones civiles humanitarias hacen esfuerzos desde una especie de Tribunal Popular para castigar la impunidad y recordar que los femicidios y muertes violentas son también una agenda pendiente en materia de seguridad.
La hipótesis más fuerte de las autoridades policiales cuando de muerte de mujeres comunes, se trata, es que “andaba en malos pasos” o era parte de “mulas” ligadas a las bandas de criminalidad organizada. Mucho estigma que ante la ausencia de investigación queda colocado en el imaginario colectivo en una nación donde la indefensión es tan cierta como los más de doscientas crímenes violentos contra las mujeres.
¿Quién será la próxima? No se sabe con certeza. Igual las matan. Las autoridades buscan en los recovecos de las leyes enviar mensajes fuertes de castigo. Los expertos dicen que se debe usar una mano inteligente.
Por ahora las mujeres siguen colocadas como víctimas de la violencia en la figura de las operadoras de justicia, pero pronto serán sustituidas por víctimas comunes, en su mayoría jóvenes asesinadas por sicariato, arma de fuego o arma blanca. Eso dicen las estadísticas.
 http://www.proceso.hn/component/k2/item/90123-no-importa-cu%C3%A1ntas-igual-las-matan.html

, , , , ,

Deja un comentario

Dos informes, una realidad: Mujeres siguen siendo víctimas de violencia e impunidad

Oct 24, 2014

Hasta septiembre de este año, al menos 289 mujeres han perdido la vida de forma violenta en Honduras, sin embargo un estudio realizado por el Centro de Derechos de Mujeres, CDM, indica que el Sistema Estadístico Policial en Línea no registra 45 casos de mujeres muertas en hechos violentos ocurridos entre enero y junio, lo que implica un 17 por ciento del total de los casos.

Neesa Medina, coordinadora del Observatorio de Derechos Humanos de mujeres del CDM, detalla que en los departamentos de Cortés y Francisco Morazán, es donde se concentra el 70 por ciento de las muertes violentas de  mujeres. “La ciudad que mayor tiene muertes violentas de mujeres es San Pedro Sula, pero también se ve mucha concentración de esta violencia en las ciudades aledañas; Tegucigalpa y Comayagüela”.

La característica de esas muertes es que se están presentando con mayor frecuencia en el área urbana, en su mayoría son mujeres jóvenes, asesinadas con arma de fuego, por hombres.

De acuerdo al estudio, la impunidad en los asesinatos o muertes violentas de mujeres en Honduras, alcanza el 94 por ciento. “Para mostrar algo, 1 de cada 2 homicidios son femicidios, tienen características femicidas, esto implica que desde hace un año  que se aprobó la figura penal del femicidio, a la fecha, habrán más de 300 casos de femicidios, sin embargo solo existen 7 requerimientos fiscales por este delito”, explicó Medina.

Por su parte el comisionado de la Policía Nacional, Héctor Iván Mejía, manifestó  que los resultados del ejercicio de auditoría social sobre la muerte violenta de mujeres realizado por el CDM, solo indican que se debe establecer mecanismos de intercambio de información, ya que  es probable que dicha organización  no conozca la fuente estadística.

“No hay en el país una institución que tenga mayor representatividad que la Policía Nacional en todo el país, entonces de repente es válida la inquietud de ellas en que no se registran, tendrían que ir a los laboratorios nuestros, a los lugares donde llevamos nuestras estadísticas, para que puedan hablar de esos casos y ver si están registrados, y si no están, pues registrarlos, como también si se han registrado con un número o nombre  equivocado, hacer las correcciones”.

¿Cuál seguridad y justicia para las mujeres?

A pesar del incremento del presupuesto del sector de seguridad y justicia el problema de la violencia contra las mujeres no disminuye, señaló Gustavo Irías, presidente del Centro de Estudio para la Democracia, CESPAD, al presentar los primeros hallazgos de la investigación “Acceso a justicia de las mujeres y presupuesto público en Honduras”.

El estudio realizado por la Tribuna de Mujeres Contra los Femicidios y el CESPAD,  reveló que de las denuncias presentadas en el Ministerio Público por violencia doméstica apenas el  29 por ciento  logran ser judicializadas.

Gustavo Irías señaló que la mora judicial en relación a violencia doméstica y femicidios en Honduras alcanza el 60 por ciento. “De las denuncias que se presentan por violencia doméstica en el Ministerio, apenas del 100 por ciento, un 29 logra ser judicializado, y a estas dentro del sistema judicial apenas un 41 por ciento logran tener una sentencia final. Y en el caso de los asesinatos de mujeres y femicidios la situación es aún más grave porque estamos con niveles de impunidad de un 70 por ciento, es decir que apenas un 30 por ciento están siendo ingresados al sistema judicial, y los que ingresan están experimentando una mora de más de un 60 por ciento”.

Por su parte,  las organizaciones de mujeres estiman que el nivel de impunidad en los casos de femicidios  es del 93.5 por ciento, cuestionando de esta manera la incapacidad de las autoridades de la  Secretaría de Seguridad de garantizar la seguridad de las mujeres en el país.

Las organizaciones denuncian además que en el presupuesto de la Secretaría de Seguridad, no se registra una línea precisa para la investigación de la muerte de mujeres, a pesar del incremento de los femicidios en los últimos años, estos hechos han sido invisibilizados en materia investigativa.

“A pesar que el Congreso Nacional en marzo del año anterior, reformó el Código Penal e introdujo el femicidio como delito con penas de 20, 30 y hasta 40 años, llama la atención que en este momento en los tribunales de justicia no existe ningún caso que esté calificado como femicidio”, explicó Irías.

Gladis Lanza de la Tribuna de Mujeres Contra los Femicidios expresó que el actual sistema o política de país no se preocupa porque se garantice el acceso a la justicia y la vida de las mujeres hondureñas.

Según Lanza, cada año aumenta la situación violenta para las mujeres debido a la indiferencia y decidía que mantienen los operadores de justicia y los tomadores de  decisiones, pero además el presidente Juan Orlando Hernández quien debería estar pendiente de cómo se ejecutan las acciones, compromisos y mecanismos que el Estado ha hecho en relación a garantizar la igualdad de las mujeres, y como se ejecuta también los compromisos internacionales que son prácticamente leyes en el país.

Las estadísticas de Organizaciones no Gubernamentales indican que de enero a septiembre del presente año 289 mujeres han perdido la vida de forma violenta, es decir, que en Honduras se asesina a una mujer cada 17 horas.

Sumando al sub registro de la Secretaría de Seguridad, el CDM    supone que a finales de 2014 serán más de 500 mujeres hondureñas las que habrán perdido la vida de forma violenta en nuestro país.

Fuente:http://radioprogresohn.net/index.php/comunicaciones/noticias/item/1418-dos-informes-una-realidad-mujeres-siguen-siendo-v%C3%ADctimas-de-violencia-e-impunidad


 

, , , , , , ,

Deja un comentario

Gobierno hondureño oculta información pública para encubrir cifras de femicidios

Versión para impresión Versión PDF

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La Secretaría de Seguridad oculta información pública sobre la muerte violenta de mujeres en Honduras, denunció el Centro de Derecho de Mujeres (CDM).  Al mismo tiempo, el CDM exigió al ministro de Seguridad, Arturo Corrales, que dé acceso a la información pública sobre la muerte violenta de mujeres y femicidios e informe cómo está la investigación criminal de estos casos.
Entre la información que está reservando el gobierno están 45 crímenes documentados por CDM que no aparecen en las estadísticas, divulgadas en junio reciente por la Policía Nacional, describió la coordinadora del Observatorio de Derechos Humanos de las Mujeres del CDM, Regina Fonseca.  De acuerdo con el portal web de la Secretaría de Seguridad http://www.sepol.hn, de enero a junio de 2014 fallecieron violentamente 219 mujeres, el CDM contrastó esos datos con las noticias de prensa nacional para hacer una auditoría social.
Los  primeros hallazgos de la auditoría de la organización no estatal revelan que la prensa nacional está registrando menos hechos en comparación con las estadísticas publicadas en el portal de Seguridad. Se estima que la prensa sólo reporta el 70 por ciento de los sucesos.
“La sorpresa es que nosotras tenemos registrados 45 casos documentados en la prensa, en los diarios de circulación nacional en el país, que no están en los registros oficiales de ellos (autoridades Seguridad)”, expresó la coordinadora del Observatorio de Derechos Humanos de las Mujeres.
Sumando esos 45 casos del CDM, a las estadísticas de Seguridad, las muertes serían 264 hasta junio de 2014.

Fonseca declaró a C-Libre que Seguridad está negando información pública y que las cifras de la página web de la Secretaría de Seguridad están subrregistradas. “Parece que esconden información”, consideró.
Relató que CDM ha solicitado a la Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad los datos de muertes violentas de mujeres y de femicidios. “Recibimos información después de reiteradas solicitudes, en abril, sobre los casos ocurridos en enero y febrero de este año. Volvimos a solicitar información también en abril, en mayo, en junio, en julio y no hemos recibido respuesta de parte de ellos”.
Ocho meses después de la vigencia de la reforma penal que tipifica el femicidio como delito hay solamente 10 sospechosos procesados criminalmente por este ilícito y dos por tentativa de femicidio, de acuerdo con las cifras del Ministerio Público, proporcionadas mediante una solicitud de información con base en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.
De ese total, al 26 de agosto de 2014 sólo cinco imputados tenían auto de prisión, cinco estaban prófugos de la justicia y ninguno condenado.   Según los registros de prensa, en nueve meses de 2014 hubo 289 muertes violentas de este tipo, de esa cantidad total, el 50 por ciento son femicidios, mientras Seguridad registra 219 víctimas hasta junio pasado, precisó Fonseca.
En este caso, la información pública sirve para tomar decisiones, definir políticas de intervención y solicitar al Estado estrategias públicas para afrontar los patrones de violencia. Negar la información impide la toma acertada de decisiones y ocultarla, inducirá a la reducción de la tasa de homicidios y femicidios en el país, pero provocará que el Estado carezca de políticas eficaces de protección de la vida de las mujeres, advirtió Fonseca.
El delito de femicidio ocurre cuando una mujer es asesinada por razones de género, cuando hay violencia sexual o si el agresor tiene o tuvo relaciones afectivas con la víctima./Fuente: Comité por la Libre Expresión

, , , , , ,

Deja un comentario