Entradas etiquetadas como Aborto

DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO EN HONDURAS: ¿A FAVOR O EN CONTRA DE LA DEFENSA DE LA VIDA?

…Por Josefina Dobinger–Álvarez Quioto …Giuliana Tedeschi, sobreviviente de Birkenau […] Me hizo notar que por la ventanuca se ven las ruinas del crematorio; […] Ella había preguntado a las veteranas [del centro de concentración] «¿Qué es ese fuego?» y le habían contestado: «Somos nosotras, que nos quemamos». Primo Levi (1958, 2002) El análisis sobre la […]

Origen: http://elpulso.hn/despenalizacion-del-aborto-en-honduras-a-favor-o-en-contra-de-la-defensa-de-la-vida/

,

Deja un comentario

Somos Muchas: “No estamos abogando por el aborto libre”

“Somos Muchas” presentaron una propuesta ciudadana al Congreso Nacional, solicitando la despenalización del aborto.

Origen: Somos Muchas: “No estamos abogando por el aborto libre”

, ,

Deja un comentario

PIDEN AL PARLAMENTO DE HONDURAS DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO

Primer auditor Social de Honduras.

Origen: http://www.web.ellibertador.hn/index.php/noticias/nacionales/1406-piden-al-parlamento-de-honduras-despenalizacion-del-aborto

 

 

,

Deja un comentario

Mujeres hondureñas demandan al Poder Legislativo la aprobación del aborto en circunstancias especiales

Origen: http://criterio.hn/mujeres-hondurenas-demandan-al-poder-legislativo-la-aprobacion-del-aborte-circunstancias-especiales/

, , ,

Deja un comentario

El Aborto terapéutico es una necesidad para las mujeres

Origen: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=4131:el-aborto-terapeutico-es-una-necesidad-para-las-mujeres&catid=42:seg-y-jus&Itemid=159

, , ,

Deja un comentario

Infographic: Abortion in Honduras

Fecha de publicación: 26-10-2015

 

 

Origen: http://derechosdelamujer.org/noticias/items/infographic-abortion-in-honduras.html

,

Deja un comentario

Salud regulará venta de pastillas abortivas

8 de Febrero de 2015

03:01PM  –  Redacción  

Ministra Yolani Batres afirma que es “prioridad” establecer un rol de vigilancia en la comercialización de estos fármacos.

Tegucigalpa

El gobierno ejercerá una mayor regulación y vigilancia en la venta de medicamentos que estén siendo utilizados para inducir abortos en las mujeres.

Las acciones se realizarán tras quedar al descubierto la venta sin control de pastillas abortivas, a través de una serie de reportajes de investigación de EL HERALDO.

Yolani Batres, ministra de Salud, afirmó que es una “prioridad” para el gobierno afianzar un rol regulador y de vigilancia en la venta de estos medicamentos.

Advirtió que en Honduras el aborto es ilegal y representa un crimen, y quienes se dediquen a esta actividad enfrentarán el peso de la justicia.

EL HERALDO reveló la existencia de clínicas en la capital que practican abortos a pacientes por sumas que oscilan en unos 6,000 lempiras, poniendo en riesgo la vida de decenas de mujeres, muchas de ellas, jóvenes y adolescentes.

En la investigación se puso al descubierto la comercialización de un fármaco que es medicado para la prevención y tratamiento de las úlceras gástricas y del intestino delgado, y cuya adquisición es bajo prescripción y control médico.

Dicho medicamento se comercializa en el corazón de Comayagüela por personas particulares para inducir el aborto en las mujeres.

“Este es un tema ilegal, el aborto en Honduras no es legal, es un crimen el aborto en Honduras… Este tipo de medicamentos la Secretaría de Salud tiene que ejercer un rol regulador y de vigilancia en el tema, ese es uno de los temas y una prioridad”, dijo.

Sostuvo que compete al Ministerio Público (MP) investigar y encontrar todas las clínicas del país en donde se practican abortos, en virtud de que esta es una práctica ilegal.

“Estas clínicas clandestinas pues la verdad es que la labor se sale de las manos de la Secretaría de Salud, quien debe hacer la investigación y el procedimiento, pues debe ser la Fiscalía y los juzgados”.

“Se debe proceder legalmente contra los médicos, enfermeras o quienes lo realicen, aquí nosotros tenemos que empezar con una campaña de prevención de educación a la población que los embarazos se pueden evitar”, subrayó.

El tema del aborto está regulado a través del Código Penal vigente, el cual establece en el artículo 126 que el aborto es la muerte de un ser humano en cualquier momento del embarazo o durante el parto.

Señala que “quien intencionalmente cause un aborto será castigado: 1. Con tres (3) a seis (6) años de reclusión si la mujer lo hubiese consentido; 2. Con seis (6) a ocho (8) años de reclusión si el agente obra sin el consentimiento de la madre y sin emplear violencia o intimidación; 3. Con ocho (8) a diez (10) años de reclusión si el agente emplea violencia, intimidación o engaño”.

Referente a delitos contra la vida en su capítulo II sobre el aborto, en su artículo 127, dice que “se impondrán las penas señaladas en el artículo anterior (126) y multa de quince mil (15,000.00) a treinta mil (30,000.00) lempiras al médico que, abusando de su profesión, causa o coopera en el aborto”.

Cifras del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) publicadas el 11 de agosto del año anterior, indican que Honduras tiene una tasa de 108 nacimientos por cada 1,000 mujeres en edades de 15 a 19 años.

La cifra ubica a Honduras en el segundo lugar de prevalencia de embarazos en la región centroamericana, después de Nicaragua, país que ocupa el primer lugar.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/pais/792973-331/salud-regular%C3%A1-venta-de-pastillas-abortivas

, ,

Deja un comentario

Honduras: Se debe endurecer penas contra el aborto, según diputados

5 de Febrero de 2015

03:01PM  –   Redacción  

Consideran que la propuesta del presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, de crear un nuevo Código Penal en 2015, será el marco perfecto para impulsar esta iniciativa. Arturo Bendaña, exministro de Salud, confió que en el pasado algunas clínicas clandestinas usaban hasta rayos de bicicletas para remover fetos del útero de las mujeres.

Tegucigalpa

Se repite constantemente que la vida no tiene precio. Sin embargo, el Código Penal estima multas entre 15 y 30 mil lempiras para los médicos que provoquen o asistan a una mujer en un aborto. Para muchos esas penas se quedan cortas. Ridículas.

El aborto es una práctica que históricamente se ha manejado en el país como un secreto a voces, pero que la Unidad Investigativa de EL HERALDO evidenció esta semana al dar a conocer la existencia de clínicas especializadas en matar bebés fecundados.

De hecho el delito es incluso fiable, al menos eso es lo que podría ocurrir con el médico que fue capturado el lunes pasado en una clínica de Comayagüela.

Al menos eso es lo que han confiado a EL HERALDO fuentes ligadas a los tribunales de justicia que llevan el caso.

Las reflexiones sobre el tema no se han hecho esperar y hay quienes señalan hasta una falta de supervisión en la forma en que operan algunas clínicas médicas del país, pues en ellas se trafica con la vida de pequeños seres humanos.

EL HERALDO comprobó que en muchas de ellas se venden hasta pastillas para provocar el aborto, lo que evidencia que el “negocio” se ha ramificado y ofrece diversos servicios dependiendo de la capacidad de pago.

Los castigos penales

En el Código Penal vigente, en el apartado referente a Delitos contra la Vida en su capítulo II sobre el aborto, en su artículo 127, dice que “se impondrán las penas señaladas en el artículo anterior y multa de quince mil (15,000.00) a treinta mil (30,000.00) lempiras al médico que, abusando de su profesión, causa o coopera en el aborto”.

En el artículo anterior, en el 126, se tipifica que el aborto es la muerte de un ser humano en cualquier momento del embarazo o durante el parto.

El enunciado sigue: “Quien intencionalmente cause un aborto será castigado: 1. Con tres (3) a seis (6) años de reclusión si la mujer lo hubiese consentido; 2. Con seis (6) a ocho (8) años de reclusión si el agente obra sin el consentimiento de la madre y sin emplear violencia o intimidación; 3. Con ocho (8) a diez (10) años de reclusión si el agente emplea violencia, intimidación o engaño”.

Expone además que “las mismas sanciones se aplicarán a los practicantes de medicina, paramédicos, enfermeros, parteros o comadronas que cometan o participen en la comisión de aborto”.

En el artículo 128 se señala que “la mujer que produzca su aborto o consienta que otra persona se lo cause, será sancionada con reclusión de tres (3) a seis (6) años”.

EL HERALDO habló con Lilian Maldonado, integrante del Consejo de la Judicatura, quien analizó que “si existe la comisión de algún delito ya están señaladas en el código penal las penas establecidas para los respectivos delitos y en este caso tiene que sancionarse de acuerdo a lo que se establece”.

Se le consultó si es suficiente castigo lo que ya manda el Código Penal y respondió que “es un delito contra la vida y considero que sí son penas altas porque pasan de cinco años de reclusión”.

Por su lado la diputada del Partido Liberal, Gabriela Núñez, aportó que la reforma institucional de la nueva Ley de Protección Social, que discutirá el Congreso Nacional en 2015, incluirá algunas reformas que podrían servir para eficientar la supervisión en las clínicas públicas y privadas del país y así evitar que se presten para practicar abortos.

Una de esas reformas dará vida a la Superintendencia de Salud, que será un elemento nuevo para supervisar calidad de salud en todos sus conceptos y campos de acción.

En torno a las penas opinó que hay un castigo divino que es mayor del que cualquier hombre o Estado pueda imponer a quien atenta contra la vida de un niño ya concebido.

Propondrán mayor pena

El diputado Karlo Villatoro, del Partido Nacional, dijo que es equivocado pensar que se tiene derecho sobre la vida de otro.

Catalogó que esa “es una libertad perversa”, pues es inconcebible creer que existe la “posibilidad de disponer de los demás a nuestro antojo”.

Villatoro recordó que el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, anunció en la apertura de la segunda legislatura el pasado 25 de enero, que una prioridad en 2015 será la aprobación de un nuevo Código Penal y “propondremos endurecer las penas contra los que cometan estos delitos”.

Arturo Bendaña, exministro de Salud y miembro de la Comisión de Salud del Congreso Nacional, coincidió con Villatoro en el sentido que “las penas existentes son muy débiles”.

La interrupción de los embarazos de forma clandestina ha provocado mucho daño a cientos de mujeres y familias, que afectadas por una sorpresa emocional toman esta determinación equivocada, analizó Bendaña.

“Hay muchas mujeres que han muerto a causa de malas prácticas, yo he tenido conocimiento que en algunas de estas clínicas clandestinas se usan hasta rayos de bicicletas para remover fetos… eso es una grosería”, apuntó el también médico.

Con una legislación más severa se evitará el crecimiento de estos negocios inhumanos, dijo Bendaña.

“En el pasado sabíamos que existían, pero ahora vemos, tal y como lo muestra la investigación de EL HERALDO, que no se esconden, que están operando en clínicas presuntamente de maternidad y eso se debe frenar de alguna forma”, argumentó Bendaña.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/inicio/792101-331/honduras-se-debe-endurecer-penas-contra-el-aborto-seg%C3%BAn-diputados

,

Deja un comentario

Honduras: Descubrimos las clínicas de la muerte en Comayagüela

2 de Febrero de 2015

03:01PM  –   Redacción  

La Unidad Investigativa de EL HERALDO pone al descubierto sitios en los mercados donde operan clínicas de aborto.

Tegucigalpa

El reloj marcaba las 8:56 de la mañana. El día estaba frío y gris, como anunciando que lo que venía no era nada bueno.

Era una de las zonas más movidas de Comayagüela, cerca de la séptima avenida. De repente, de un vehículo bajaba una joven con una edad entre los 18 y los 21 años, iba cubierta del frío por un suéter y en su espalda cargaba una abultada mochila negra.

A la joven la acompañaba una mujer con una edad entre los 45 y los 50 años. Tras caminar unos cuantos metros hacen su ingreso a un local donde lo que se puede encontrar es un trato con la muerte. Al menos así lo evidenció la Unidad Investigativa de EL HERALDO.

El acceso a este frío lugar lo da un enorme portón blanco que anuncia los servicios de un doctor experto en temas de maternidad, tal y como lo indica un segundo letrero.

Ambas mujeres cruzan el umbral que las lleva a un pasillo en el que aguardan por ellas dos puertas más, una es el consultorio del médico y la otra es el lugar donde se hacen procedimientos quirúrgicos.

Las mujeres se dirigen hacia la oficina y tras un par de minutos dentro de ella vuelven a salir, esta vez, la mujer mayor, luciendo una enorme sonrisa en su rostro, abraza a la joven como dándole ánimo, tal y como podría hacerlo una madre con su pequeña.

Son ya las 8:58 de la mañana cuando un hombre robusto, de mediana estatura y de vestimenta formal, ingresa al lugar donde aguardan por él las dos mujeres.

La escena estremece a la Unidad Investigativa de EL HERALDO, que minutos antes había corroborado ya lo que en esta clínica se puede pactar.

El día avanza y, mientras el reloj marca las 9:30 de la mañana, el equipo de investigación observa cómo la señora sale de la clínica y se dirige a una farmacia aledaña al local. En sus manos porta un papel que parece ser una receta médica.

Minutos después, ella regresa con un medicamento en sus manos a la clínica donde aguardan por ella el médico y la joven. Su mirada está ida. Se le ve pensativa.

Tras una espera de aproximadamente una hora, la Unidad Investigativa de EL HERALDO, que monitoreaba todo lo que ocurría en el lugar, observa el instante en que el médico sale del lugar dejando allí a ambas mujeres. Minutos después, cuando el reloj señala que son las 10:28 de la mañana, ambas mujeres salen del lugar.

La joven muestra síntomas de debilidad, por lo que la señora le tiende su mano como soporte.

La faz de la joven luce demacrada, sus labios están pálidos y su mirada luce perdida.

En esta ocasión, la joven, además de portar su suéter, luce en su cuello una bufanda para protegerse del frío que siente.

Al salir del local, las mujeres buscan el vehículo del que se bajaron, finalmente lo encuentran después de escuchar la bocina que se activa desde el interior del auto. La señora abre la puerta trasera del automotor, ambas se suben, cierran la puerta y, finalmente, se alejan del lugar.

Todo indica que lo que sucedió ahí es lo que el equipo de investigación constató un par de horas atrás.

La experiencia vivida

Una hora antes del ingreso de ambas mujeres a la clínica, un equipo de EL HERALDO había vivido en carne propia lo que detrás de esas paredes ocurre: servicios clandestinos de abortos.

Eran las 7:50 de la mañana cuando el vehículo se estacionó unos metros antes de la clínica.

Entrelazando las manos debido a los nervios, caminé por el escalofriante pasillo, el cual parece formar parte de una película de terror.

Al final del pasillo un portón de barrotes detiene la marcha.

-“Buenos días”, dije.

-“Buenas”, responde un hombre al fondo y que viste un pantalón negro, camisa ocre manga larga y una corbata que le hace juego. Es el doctor que presta sus servicios en el local.

Se acerca, abre el portón y con la mano me indica que entre.

Su escasa cabellera luce brillante y perfectamente peinada hacia atrás. Detrás de su cabeza cuelga una pequeña cola en forma de trenza. Su apariencia no es la de un médico convencional.

Dentro de su oficina, al lado derecho, se observa una sala de espera y tres metros adelante el espacio donde da su consulta el presunto médico ginecoobstetra. él me invita a sentarme y luego se dirige a su cómodo sillón. Frente a él está un escritorio con un vidrio sobre el mesón y bajo él se observan varias fotografías familiares y, además, una imagen en blanco y negro que muestra a un ángel y al típico personaje vestido de negro portando una hoz, con el que se simboliza a la muerte.

En las paredes del lugar permanecen colgados algunos títulos que presuntamente lo certifican como médico.

-“¿En qué puedo ayudarla?”, pregunta mientras interrumpe mi mirada curiosa.

-”Mire doctor, necesito que me ayude a solucionar un problema que tengo”.

-“Dígame, ¿de qué se trata?”, pregunta.

-“Tengo una sobrina que es menor de edad y salió embarazada, no sé de quién y ni ella ni yo queremos que nazca ese niño, y necesito que por favor me ayude”, le dije sin mayor preámbulo.

-“Entiendo”, responde, mientras el silencio se apoderada de la oficina durante varios segundos, que en realidad parecieron una eternidad.

-“¿Cómo llegó aquí?”, me pregunta.

-“Pues anduve preguntando en los mercados y me dijeron que usted me podía ayudar en esto”.

-“Está bien, ¿y cuándo desea solucionar su problema?”.

-“Lo más pronto posible”, respondí.

-¿Y trajo a la muchacha?”, interroga.

-A lo que de inmediato le contesté: “No, no la traje”.

-“¿Y entonces, cómo es que quiere solucionar el problema lo más pronto posible y no la trajo”, reprochó.

-“Es que yo ando cotizando porque no sé qué cuesta hacer un aborto y no sabía si iba a encontrar algún lugar”, le contesté mientras me tronaba los dedos, producto de los nervios.

-“Está bien, yo le puedo ayudar, ya tengo 25 años haciendo esto, trabajo de manera profesional… tengo una enfermera que tiene 15 años de trabajar conmigo y nunca hemos tenido ninguna tragedia, nada que lamentar”, reconoce.

-“Doctor, ¿y cuánto me va a costar?”, le pregunté.

– “¿Cuánto cree usted que puede costar?”, repreguntó.

-“Pues no sé, mil lempiras creo”.

Mi comentario le causó risa. -“¿Usted tiene hijos?”, me preguntó.

-“No, no tengo”, le dije.

-“Bueno, le voy a poner un ejemplo, es como si un niño le diga voy a ir a la pulpería a comprar un fresco y usted le pregunta, ¿cuánto dinero llevás?, y le responde que 20 centavos; usted sabe que no cuesta eso y le va a dar un billete de 20 lempiras porque sabe que por ahí anda el precio”.

– “Entonces 1,500 (lempiras)”, le dije.

-“Usted me está dando los 20 centavos”, me dijo con una leve sonrisa.

-“¿Y cuánto vale pues?”.

-“Seis mil lempiras”, me respondió.

-“¡Híjole!, respondí, no tengo todo ese dinero… ¿no me lo puede dejar en menos?”, le regateé, luego me miró y me dijo: “porque veo que su situación es difícil, y por ser usted, se lo voy a dejar en 4,000 lempiras”.

“Yo siempre le pido al paciente un medicamento que les aplico para evitar las infecciones, pero a usted no se lo voy a cobrar porque tengo uno que me dejó una paciente ayer; ella lo compró para hacerse el procedimiento pero al final se arrepintió y me dejó el medicamento, así que se lo voy a regalar a usted, de todos modos no salió de mi bolsa, no es mi dinero, no hay problema”.

-“Mil gracias”, le dije, “la verdad es que no soy una persona de dinero, soy luchadora pero quiero evitarme la vergüenza de esa cipota”.

El galeno interrumpe y agrega: “Pero mire, necesito que venga accesible para que yo pruebe en su sobrina un nuevo medicamento que tengo, ese es para reducir el tiempo del procedimiento, yo lo aplico y este va deshaciendo el feto, entonces cuando yo ya hago mi trabajo me tardo menos, es decir que lo que hago normalmente en 40 o 50 minutos lo haría en 15 o 20 minutos. No se preocupe, es seguro y rápido”, afirmó.

-“No se preocupe doctor, usted me está ayudando mucho”, le dije y luego agregué: “Doctor, ¿cuántos abortos atiende a diario?”.

-“De dos a tres por día, la mayoría son cipotas pequeñas que están estudiando”.

-“¿Y cómo es el procedimiento?”.

-“Es fácil, solo es deshacer, destruir y succionar, es rápido”, aseguró.

-“¿Es rápido entonces?”, le pregunté.

-“Es que es según el caso, digamos, usted no puede dejar que el embarazo de su sobrina continúe más tiempo porque recuerde que el feto todos los días crece y llega un momento en que ya es imposible hacer el procedimiento. ¿Cuánto tiene de embarazo ella?”, interrogó.

-“Siete semanas y días, algo así… no sé el tiempo exacto”, le dije.

-“Ya está grande”, comentó, “eso debe hacerlo ya, no la otra semana, tiene que ser ya”, advirtió.

-“Mire, le voy a explicar”, prosiguió, “cuando el feto está pequeño el procedimiento es fácil porque con un fórceps solo se hala, mientras que cuando ya están grandes, como es su caso, es más difícil, es más trabajo, porque hay que aplicarles un medicamento, como sedante, dejar que haga efecto y después hacer el procedimiento que le dije, y luego se aplica el medicamento para evitar infecciones”.

“Aunque le cuento que ese medicamento que quiero probar es muy eficiente, me va facilitar el trabajo, porque prácticamente destruye el feto, ya uno solo succiona”.

-“¿Y cómo se llama ese medicamento?”, pregunté.

-“Ah, no, el nombre no se lo voy a dar a nadie porque van a empezar a comprarlos como locos y después no voy a encontrar o se me cae la clínica sin clientes. Es buenísimo”, dice en tono emocionado.

-“Pero bueno, ¿y cuándo va a venir a solucionar su problema?”.

-“Pues mañana mismo, yo hoy hago la ajustadilla del dinero y me vengo mañana tempranito. ¿A qué hora está usted aquí?”.

-“Yo a las 7:30 de la mañana ya estoy aquí y mi enfermera viene como a las 8:00 de la mañana”.

-“Entonces vendré a esa hora”.

-“No, no, mejor véngase como a esta hora (eran cerca de las 8:15 de la mañana, según el reloj gris que estaba sobre su escritorio)”.

-“Esta bien, lo veo mañana entonces y muchas gracias por hacerme este gran favor”, le dije.

-“Doctor, una última pregunta: ¿y después qué cuidados se deben seguir?”.

-“Ninguno, todo queda normal”, aseguró y luego agregó: “mire, aquí los fetos los metemos en una bolsa negrita y se botan o se echan en el camión de la basura”. Luego se levantó de su sillón y me condujo a la salida, abrió el portón de barrotes y me acompañó hasta la entrada del callejón, frente a la calle, tras un apretón de manos el negocio estaba casi cerrado, el galeno le había contado todo a la Unidad Investigativa de EL HERALDO.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/inicio/790945-331/honduras-descubrimos-las-cl%C3%ADnicas-de-la-muerte-en-comayag%C3%BCela

Deja un comentario

Secretaria de Salud piden investiguen las clínicas que practican el aborto ilegal

La Secretaria de Salud pide al Ministerio Publico que se investigue las clínicas que realizan practicas ilegales de aborto en el país.

Las autoridades de la Secretaria de Salud pedirán al Ministerio Publico que investiguen donde están operando las clínicas ilegales donde realizan aborto algunas mujeres, según la ministra de salud, Yolani Batres.

“No solo ante el ministerio público si no también a la sociedad civil a que denuncien si tienen ellos conocimiento de una clínica de estas que hace esta labor ilegal que lo den a conocer para que las autoridades correspondientes tomen cartas sobre el asunto ya que el aborto es ilegal en Honduras es un crimen y es penado”, afirmo Batres.

Asimismo, mencionó que un aborto realizado en una clínica clandestina puede implicar la muerte y provocar la esterilidad para la mujer que haga uso de esta clínica puede tener muchos daños físicos, psicológicos, biológicos entre otros efectos.

La población que sabe sobre estas clínicas puede formar una denuncia en cualquier momento.

Batres, añadió que se debe trabajar en campañas de promoción y prevención e impulsar la accion de la primera dama de prevenir el embarazo en adolescentes.

Por otro lado, la nueva estrategia que está lanzando la Secretaria de Educación de escuelas para padres donde el padre se involucra en la vida del niño es importante ya que el niño posee más confianza en sus progenitores y no en amigos.

El 20 por ciento de las adolescentes de 13 a 16 años han pensado en suicidarse por embarazo, bullying efectos de drogas, entre otros.

Esta petición se realizará ante los últimos hallazgos de fetos encontrados en distintos lugares del país.

Por: Karen Reyes

Fuente: http://www.radiohrn.hn/l/noticias/secretaria-de-salud-piden-investiguen-las-cl%C3%ADnicas-que-practican-el-aborto-ilegal

, ,

Deja un comentario

La prohibición del aborto es un acto de violencia contra las mujeres

E-mail Print PDF

París. En todos los continentes, persisten las legislaciones represivas que criminalizan el aborto. Esto constituye una violencia contra las mujeres, denuncia la FIDH, previamente al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
En Nicaragua, en El Salvador, en Chile y en la República Dominicana, la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) está totalmente prohibida. En Irlanda, Senegal, Costa de Marfil o Bangladesh sólo está permitido el aborto cuando la vida de la mujer corre peligro. En Malta, la IVE es ilegal salvo en los casos de violación o anomalía en el feto. En Polonia la IVE está prohibida desde 1997, a excepción de los casos de violación, incesto, malformación del feto o peligro para la vida de la mujer. En España, gracias a una movilización masiva de los defensores del derecho al aborto, no se ha llevado a cabo una reforma similar. En otros muchos países como Marruecos, la IVE sólo se permite para « proteger la salud » de la mujer. Además, todas estas legislaciones conllevan restricciones en el procedimiento lo que, en la práctica, impide a las mujeres recurrir al aborto incluso en los casos previstos por la ley.

Karim Lahidji, presidente de la FIDH ha declarado que: “estas leyes son violentas e incluso, a veces, mortales. Además de regir el cuerpo de las mujeres, les empuja a practicar un aborto clandestino, lo que conlleva riesgos considerables para su salud y su vida. En las adolescentes, continuar con el embarazo provoca desastres tanto en su cuerpo como en su futuro”.

Además de afectar al derecho a la salud y a la vida de las mujeres, ya que limitan o inhabilitan su derecho a decidir sobre su cuerpo, la mayoría de los países han decidido imponer sanciones penales a las mujeres que recurran a este tipo de intervenciones y al personal sanitario que las practique. Por ello, en todos los continentes hay mujeres y médicos pudriéndose en la cárcel, condenados por aborto clandestino. En Senegal, las mujeres que recurren al aborto se exponen a 2 años de prisión. Según las cifras oficiales, durante los seis primeros meses del año 2013, cuarenta mujeres han estado en prisión provisional por haber practicado una IVE.

En Nicaragua, la IVE conlleva una pena de prisión de hasta 8 años. En Irlanda, las mujeres se exponen a una pena de 14 años de prisión. En El Salvador, a veces tras un aborto involuntario, las mujeres son condenadas por homicidio y cumplen penas que duran décadas.

Según Khadija Cherif, coordinadora del Grupo de Acción para los Derechos de las Mujeres de la FIDH, “las sanciones penales impuestas en caso de aborto clandestino acentúan la victimización de estas mujeres que se encuentran en situaciones intolerables. En conformidad con las exigencias de las Naciones Unidas, estas leyes insensatas deben ser inmediatamente derogadas”.

La FIDH está igualmente preocupada por el creciente número de estados en los Estados Unidos de América, que están adoptando leyes que restringen el acceso al aborto legal y seguro.

La FIDH está preocupada por la persistencia de la política de ayuda al desarrollo de los Estados Unidos que incita la prohibición del aborto. De hecho, la enmienda Helms de la ley de Asistencia Exterior (Foreign Assistance Act) prohíbe destinar los fondos de financiación para casos de interrupción voluntaria del embarazo como método de planificación familiar. En la práctica, dicho texto se interpreta como una prohibición absoluta del uso de dichos fondos para la realización de cualquier aborto.

A principios de noviembre, la FIDH realizó una encuesta en Senegal sobre los derechos sexuales y reproductivos, cuyos resultados se publicarán con motivo de la  XV Cumbre de la Francofonía, que tendrá lugar en Dakar.

El 25 de noviembre marca el inicio de 16 días de activismo contra la violencia ejercida hacia las mujeres. La FIDH dará el último de estos días, el 10 de diciembre, día internacional de los derechos humanos, un seminario regional que se desarrollará en Túnez sobre buenas prácticas para luchar contra la violencia hacia las mujeres. Esta actividad se realizará en el marco de la elaboración de parte de las autoridades tunecinas de una ley integral contra la violencia hacia las mujeres.

Fuente: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=3329:la-prohibicion-del-aborto-es-un-acto-de-violencia-contra-las-mujeres&catid=67:monitoreo&Itemid=192

, , ,

Deja un comentario

Sin opciones más que el aborto inseguro, muchas víctimas de violación en Honduras-Médicos Sin Fronteras

Fecha de publicación: 11-09-2014

MSF, hace esfuerzos para que el gobierno conservador derogue la prohibición de la pastilla anticonceptiva de emergencia y así las sobrevivientes a una violación no sean forzadas al riesgo de un aborto inseguro

 

BOGOTA (Thomson Reuters Foundation) – Mientras Aurelia caminaba temprano  una mañana hacia el trabajo en Tegucigalpa, capital de Honduras, un conductor sosteniendo una pistola le dijo que entrara en su carro.

 

“Me dijo: entra o te disparo. Uno de los hombres iba atrás y a mí me hicieron sentarme enfrente.  Me amarraron las manos,  me taparon la boca y me dijeron que no gritara o me matarían.” Dijo Aurelia a los doctores de la Organización Médicos Sin Fronteras, después de haber sido violada a punta de pistola.

 

Los doctores le dieron tratamiento y consejería pero como muchas sobrevivientes de violación, se enfrentó luego a un embarazo no deseado- una peligrosa y difícil situación en un país donde el aborto está penalizado, la pastilla anticonceptiva de emergencia ha sido prohibida desde 2009, y el aborto clandestino es la única salida para algunas de las muchas víctimas de violación.

 

“Una de las consecuencias de la prohibición total de la pastilla anticonceptiva de emergencia, es que las víctimas de violación pueden recurrir a abortos inseguros e ilegales, lo cual pone a las pacientes en riesgo” Dijo a Thomson Reuters Foundation,  Bertrand Rossier Jefe de Misión de Médicos Sin Fronteras  en Honduras, en una entrevista telefónica desde la capital Tegucigalpa.

 

“…nuestro equipo tiene que lidiar con pacientes que han sufrido violencia incidental, quienes después tienen que enfrentar un embarazo no planeado. Esto claramente tiene consecuencias psicológicas  para las víctimas”, dijo Rossier.  Honduras es el único país de América Latina donde la anticoncepción de emergencia  es prohibida, ha dicho.

 

MSF, hace esfuerzos para que el gobierno conservador derogue la prohibición de la pastilla anticonceptiva de emergencia y así las sobrevivientes a una violación no sean forzadas al riesgo de un aborto inseguro.

 

“En marzo, un diputado propuso un  cambio en la legislación que prohíbe la anticoncepción de emergencia. Para MSF, ésta es una oportunidad que estamos tratando de usar para hacer visibles las consecuencias de la prohibición”, dijo Rossier.

 

La mayoría de las víctimas de violencia sexual en Honduras son niñas, de 2832 investigaciones por  violación  emprendidas por el Ministerio Público  en 2013, la mayoría involucraba niñas entre 10-14 años ha dicho MSF. Ésta es probablemente la punta del iceberg, solo una pequeña proporción de las violaciones son denunciadas a la policíadebido a la represión y el  estigma asociado con la violación,”  agregó.

 

En el mundo, la muerte por abortos inseguros se estima en 47,000 mujeres al año, y  la tasa de  muertes por complicaciones derivadas  de abortos inseguros es de casi el 13% de todas las muertes maternas, ha dicho la Organización Mundial de la Salud OMS.

 

Honduras es uno de los siete países de América Latina que penaliza el aborto sin excepción, en una región donde el 95% de todos los abortos son considerados inseguros,  de acuerdo a la OMS.

 

 

Sin Protocolo para Sobrevivientes de Violación

 

Como muchos en América Latina, Honduras  es predominantemente  Católica Romana.  La influencia de la Iglesia Católica, junto a los grupos evangélicos y legisladores conservadores, sostienen que el aborto violenta los derechos del  no nacido, quién debe ser protegido por la ley a toda costa.

 

En la cúspide de la prohibición de la pastilla anticonceptiva de emergencia y el aborto,  las sobrevivientes de violación en Honduras reciben una pobre atención médica, en un país donde  los insuficientes  hospitales públicos tienen dificultades para hacer frente a las víctimas de la violencia por  las pandillas de drogas,  en uno de los países más peligrosos del mundo.

 

“Honduras es uno de los pocos países en América Latina que no tiene normas y protocolos que definan cómo deben ser tratadas y atendidas las víctimas de violencia sexual. Para MSF, esa es una emergencia”, dijo Rossier.

 

“Estamos pidiendo al gobierno que proteja las víctimas….poniendo en orden protocolos para víctimas de violencia sexual”, ha dicho, agregando que MSF es parte del comité de trabajo del Ministerio de Salud, que elabora los lineamientos nacionales para el tratamiento de víctimas de violación.

 

MSF junto al Ministerio de Salud, han dispuesto servicios de atención prioritaria en 2011 en algunos sitios de Tegucigalpa que ofrecen consejería y tratamiento de emergencia para prevenir la infección de VIH dentro de las 72 horas consecuentes a un asalto sexual, así como la protección contra otras infecciones de transmisión sexual.

 

Pero elevar la preocupación al máximo nivel sobre la violencia sexual  contra las mujeres en Honduras es todavía un desafío, en parte por los altos niveles de violencia generalizada.  En la capital, Tegucigalpa, ocurre un asesinato cada 74 minutos, Honduras tiene las más altas tasas de asesinato en el mundo.

 

“Parte del problema es que la violencia sexual es un problema invisible en Honduras y porque al no existir protocolos sobre cómo tratar a las víctimas de violencia sexual, no hay datos  reales en el asunto “, dijo Rossier.

 

“Los altos niveles de violación en Honduras están ciertamente  relacionados con los altos niveles de violencia en general. MSF en Honduras está también respondiendo a las consecuencias de diferentes tipos de violencia, incluyendo la provisión de apoyo psicológico a víctimas de extorsión o secuestro”, dijo.

 

 

Traducción libre por el Centro de Derechos de Mujeres

Fuente original: http://www.trust.org/item/20140909174405-khgtc/?source=jtOtherNews1

Fuente: http://derechosdelamujer.org/noticias/items/aborto-inseguro-honduras-MSF.html

, , , , ,

Deja un comentario

LA PAE PODRÍA PREVENIR ABORTOS CLANDESTINOS E INSEGUROS

10 de Abril del 2014

 

La representante del Centro de Derechos de Mujeres (CDM), Gabriela Díaz, expresó que la legalización de la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE) podría reducir el número de abortos clandestinos e inseguros que ponen en riesgo la vida de las mujeres que se los practican.

Las referidas declaraciones las brindó la feminista en el marco del Foro anticoncepción de emergencia: Un debate científico y académico desarrollado en Ciudad Universitaria.

Díaz señaló que la despenalización de las PAE vendría a evitar abortos clandestinos en el país, ya que las mujeres tendrían acceso a anticonceptivos de emergencia que impedirían los embarazos.

“La prohibición de la anticoncepción de emergencia  repercute en el derecho a la vida debido a que la falta de acceso a la anticoncepción contribuye a un incremento de las tasas de abortos inseguros entre las niñas… en muchos casos acudimos a abortos clandestinos que también están penalizados en el país, en condiciones de insalubridad que ponen en riesgo la vida de las mujeres”, lamentó.

Además una de cada cuatro mujeres hondureñas entre las edades de 15 y 19 años ya son madres o estuvieron alguna vez embarazadas y datos brindados por la Secretaría de Salud, indican que en  2011, unas 11 mil mujeres con diagnóstico de aborto egresaron de los hospitales públicos del país.

En 2013, continuó, en Honduras se presentaron ante el Ministerio Público 2,149 denuncias por violencia sexual, de las cuales 1,000 correspondieron, de manera coincidente, a mujeres entre 15 y 19 años de edad.

El costo

Por otra parte, fue del parecer que el precio elevado de la píldora anticonceptiva de emergencia tiene que ver con el contrabando y la venta ilegal, porque no se vende en cualquier farmacia. Entonces, se puede decir que si hay intereses económicos en cuanto a su comercialización, por lo tanto la pregunta es ¿Quién está ganando con la ilegalidad de este fármaco?

Es importante informar que aún con la penalización de la venta y consumo de la píldora, existen lugares en los que se vende a precios que oscilan entre 150 y 500 lempiras, cifras que de acuerdo con la representante de CDM “son cinco veces más que lo que costaba cuando era legal”.

Por otra parte, reconoció como un aporte la postura emitida por la UNAH respecto a la legalización de las PAE, lo cual evidencia la defensa de la ciencia por parte de la  Máxima Casa de Estudios

“El aporte de la UNAH ha sido importante en tanto se ha desmarcado de posturas morales religiosas y asume una posición científica que echábamos de menos y debemos reconocer una academia que sale en la defensa de la argumentación científica”, manifestó Díaz.

 Fuente: http://www.presencia.unah.edu.hn/salud/articulo/la-pae-podria-prevenir-abortos-clandestinos-e-inseguros

, , ,

Deja un comentario

La Anticoncepción de Emergencia, la Salud Pública, el bienestar y la calidad de vida de las mujeres

http://www.saludaldiard.com/site/wp-content/uploads/2013/06/adolescencia-y-embarazo-900x450.jpg

Carta abierta a la opinión pública de Honduras

La Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología (FLASOG), es una institución científica afiliada a la FIGO, que es la Federación Mundial de Ginecología y Obstetricia con sede en Londres. La FLASOG está constituida por médicos y médicas Ginecoobstetras de todos los países de América Latina y El Caribe, que vela por la salud de las mujeres y tiene un Comité de Derechos Sexuales y Reproductivos que ha asumido la defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres latinoamericanas consistentes en:

– Derecho a una maternidad saludable y segura
– Derecho a una vida sexual libre de violencia
– Derecho a regular libremente su propia fecundidad, que incluye la anticoncepción de emergencia
– Derecho a interrumpir el embarazo por razones establecidas en la ley de cada país
– Derecho a recibir información sobre salud sexual y reproductiva y sobre sus derechos sexuales y reproductivos
– Derecho a acceder a servicios de salud sexual y reproductiva

La FLASOG y especialmente este Comité de Derechos Sexuales y Reproductivos, ha desarrollado múltiples reuniones sobre salud sexual y reproductiva, siendo la Anticoncepción de Emergencia (AE) uno de los tópicos tratados con mayor énfasis, por lo que hacemos pública nuestra preocupación por el dictamen de la Corte Suprema de Justicia del hermano país de Honduras que indica que el decreto que prohibió la venta de las Píldoras Anticonceptivas de Emergencia (PAE), vetado en el 2009, no fue inconstitucional ni viola los derechos de las mujeres, alegando falsamente que el fármaco en mención “sí es abortivo”.

Al respecto, queremos aclarar algunos aspectos relacionados con la Anticoncepción de
Emergencia:
1. En qué consiste: La Anticoncepción Hormonal de Emergencia (AHE) se refiere a la ingesta de productos hormonales para prevenir un embarazo dentro de los 5 días (120 horas) siguientes a una relación sexual no protegida. Cuanto más rápido se toma, mayor es su efectividad. La PAE es el único recurso que las mujeres pueden usar para prevenir un embarazo en caso de violación o después de una relación sexual no protegida, ya sea porque no se usó un método anticonceptivo u ocurrió un accidente con el anticonceptivo usado: ruptura de condón, olvidos (pastillas, inyectables, anillos, parches, fechas de días fértiles en caso de método del ritmo), expulsión de un dispositivo intrauterino, etc. El acceso de la población a la AHE es una contribución importante desde el punto de vista personal, social y de salud pública por la posibilidad de evitar un número importante de embarazos no planeados o no deseados, que de producirse, pueden terminar en abortos inducidos en condiciones inseguras, con las consecuencias negativas asociadas a este desenlace.

2. Mecanismo de acción: el mecanismo de acción de la AHE ha sido estudiado en múltiples investigaciones las cuales han arrojado los siguientes resultados:
Interferencia con procesos previos a la fecundación: En la mujer, los 6 días fértiles del ciclo menstrual son el día de la ovulación y los 5 días precedentes. Los espermatozoides depositados en el tracto genital femenino deben antes prepararse (capacitarse) y luego pueden fecundar un óvulo
liberado desde el ovario hasta 5 días después del coito. Este espacio de varios días, que pueden transcurrir entre un coito y la ovulación, hace posible que el anticonceptivo de emergencia actúe interfiriendo con procesos previos a la fecundación. La evidencia científica ha demostrado que la
administración de AHE interfiere con la ovulación y que puede disminuir la cantidad y movilidad de espermatozoides recuperados de la cavidad uterina.
Interferencia con procesos posteriores a la fecundación: Numerosas investigaciones se han realizado buscando posibles cambios histológicos y fisiológicos en las biopsias de la mucosa al interior del útero de mujeres tratadas con AHE. El hecho que la efectividad de la AHE disminuye cuando aumenta el intervalo entre la relación sexual desprotegida y el tratamiento hace afirmar que la interferencia con la implantación no es probable. Un estudio reciente concluye que no hay
efectos destructores sobre los marcadores de implantación, de manera que no es probable que la prevención de embarazos se produzca por fallas en la implantación. Tampoco se encontró que la AHE afecte la implantación de embriones humanos in vitro.

Quienes afirman lo contrario de lo anotado en los mecanismos de acción, no han podido hacer entrega de ningún estudio serio que haya demostrado sus afirmaciones. La AHE es un método aprobado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la FIGO, y su acceso como opción anticonceptiva ha sido reconocido normativamente y en práctica en la mayoría de los países del mundo.

Prohibir el acceso a las PAE, no sólo atenta contra el derecho humano de decidir cuántos hijos o hijas tener y cuando hacerlo, sino que expone a las mujeres a embarazos no deseados y a abortos clandestinos e inseguros. Además, las disposiciones actualmente vigentes en torno a la AHE en Honduras, según nuestro punto de vista, viola principios éticos universales, como son la autonomía, la justicia y la equidad, dado que impedirá a las personas tomar sus propias decisiones
según sus valores y afectará mayormente a las mujeres más pobres y vulnerables.

Para quienes nos dedicamos al cuidado de la salud sexual y reproductiva no sorprende que grupos conservadores se contrapongan a tales medidas, puesto que la misma oposición mantienen frente al uso de cualquier anticonceptivo moderno, a la entrega de educación sexual desde edades tempranas y al uso del condón como método efectivo de control para el VIH/SIDA.

Los Estados tienen la obligación de atender las demandas de las mayorías en términos de salud, sin discriminación. Es por ello que desde nuestra institución respaldamos plenamente la entrega de la AHE, que no hace más que reconocer los derechos sexuales y reproductivos de las personas, como parte de los Derechos Humanos.

Esperamos que en Honduras se reflexione sobre este tema teniendo en cuenta el impacto negativo que la prohibición de la AHE traerá para la Salud Pública, el bienestar y la calidad de vida
de las mujeres.

Pio Iván Gómez Sánchez Luis Távara

Coordinador Comité de Derechos Director Ejecutivo

Sexuales y Reproductivos, FLASOG
FLASOG
Bogotá D.C, 17 de febrero de 2012

Fuente: http://voselsoberano.com/index.php?option=com_content&view=article&id=16565:la-anticoncepcion-de-emergencia-la-salud-publica-el-bienestar-y-la-calidad-de-vida-de-las-mujeres&catid=1:noticias-generales

, ,

Deja un comentario

Ciprodeh busca legalizar matrimonios del mismo sexo y el aborto

Nacionales  10 agosto, 2013   –   12:11 AM

Por el poder que me confieren las leyes de la República, los declaro marido y marido; mujer y mujer.

Esas frases se estarían escuchando el próximo año por parte de profesionales del Derecho, declarando la unión en matrimonio a personas del mismo sexo.

Las mujeres lesbianas se ven visiblemente como parejas en la calle.

Las mujeres lesbianas se ven visiblemente como parejas en la calle.

Lo anterior se está socializando de parte de organizaciones de la sociedad civil del país, que estarán promoviendo la modificación del artículo 112 de la Constitución de la República.

El artículo dice: “Se reconoce el derecho del hombre y de la mujer, que tengan la calidad de tales naturalmente, a contraer matrimonio entre sí, así como la igualdad jurídica de los cónyuges. Solo es válido el matrimonio civil celebrado ante funcionario competente y con las condiciones requeridas por la ley. Se reconoce la unión de hecho entre las personas igualmente capaces para contraer matrimonio. La ley señalará las condiciones para que surta los efectos del matrimonio. Se prohíbe el matrimonio y la unión de hecho entre personas del mismo sexo. Los matrimonios o uniones de hecho entre personas del mismo sexo, celebrados o reconocidos bajo las leyes de otros países no tendrán validez en Honduras”.

Pero los representantes del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (Ciprodeh), organización feminista Visitación Padilla y Grupo Sociedad Civil, presentaron ayer en un hotel capitalino un informe en el que se busca allanar el camino para la realización de matrimonios entre personas del mismo sexo.

De manera sutil, muchas asociaciones están socializando algunos derechos con la sociedad.

De manera sutil, muchas asociaciones están socializando algunos derechos con la sociedad.

El informe es apegado a un compromiso de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD) 2014 Cairo+20 redactado en 1994 en Egipto, donde los países se comprometieron a cumplir la socialización de tres aspectos que quedaron en reservas.

La primera reserva está orientada al aborto de mujeres embarazadas; segunda, permitir el matrimonio del mismo sexo y tercera introducir terminologías y conceptos al respecto con lenguaje científico.

“En la actualidad y considerando que el año 2014 se evaluará el plan de acción aprobado en 1994 y después de 20 años se valorará en agosto de 2013 en Uruguay”.

La Sociedad Civil de Honduras ha realizado una serie de acciones, tales como talleres, foros de consulta con participación de diferentes poblaciones.

Entre estos la niñez, adolescencia y juventud, mujeres, adultos mayores, diversidad sexual, personas con discapacidades, “para conocer en relación a si las tres reservas deben mantenerse o deben ser modificadas”.

Leyla Díaz

Leyla Díaz

“Honduras en consecuencia acepta los conceptos de planificación familiar, salud sexual, salud reproductiva, maternidad sin riesgo, regulación de la fertilidad, derecho reproductivo y derechos sexuales”, entre otras de las especificaciones de las consultas, que se establecen en un informe presentado ayer.

Entre las recomendaciones que se realizan en el documento elaborado por las organizaciones de sociedad civil hondureña, con la participación de entidades estatales e internacionales, incluyen posibilidad de matrimonios entre personas del mismo sexo.

Entre las conclusiones y recomendaciones detallan que se debe “crear estrategias de incidencias que posibiliten la modificación del artículo 112 de la Constitución de la República, que prohíbe explícitamente el matrimonio y la unión de hecho en personas del mismo sexo”.

También detalla que incorporar los términos “orientación sexual e identidad de género” al artículo 60 de la Constitución de la República, en el que se declara punible todo por motivos de sexo, raza, clase y cualquier otra lesiva a la dignidad humana.

Estudiar y conocer las experiencias de otros países, donde el matrimonio igualitario ha entrado en vigor y tiene reconocimiento por parte del Estado para conocer los alcances de las culturas.

Crear y fortalecer mecanismos de diálogo entre el Estado y las organizaciones de la comunidad de la diversidad sexual y género, establece el informe, que permita un abordaje integral de esta temática que podría trazarse para lograr una socialización y apertura de la sociedad hondureña hacia el matrimonio igualitario.

LEGALIZAR EL ABORTO

Por otro lado, el informe explica que se debe “despenalizar y legalizar el aborto seguro para toda la población de mujeres, derogando todos los artículos que actualmente lo penalizan en el Código Procesal Penal y sustituirlos por artículos que lo legalicen”.

Los miembros de Ciprodeh cuando presentaban el informe sobre los matrimonios gais y la legalización del aborto.

Los miembros de Ciprodeh cuando presentaban el informe sobre los matrimonios gais y la legalización del aborto.

Añade que, “la Secretaría de Salud elabore los procedimientos de atención institucional para el aborto, y que sea de aplicación, tanto público como privado”.

Lo anterior se deriva del análisis que los gobiernos deben considerar que los abortos en condiciones de riesgo son una causa importante de mortalidad materna y una prioridad, por construirse en un problema de salud.

La CIPD adoptó este programa de acción en el plazo de 20 años, que se cumplen en el 2014, que su resultado se evaluará en la conferencia El Cairo+20 en Balí (Indonesia).

Se especifica un conjunto de metas precisas que todos los países se comprometieron a conseguir en el área de la salud, en la mejora de la condición de la mujer y del desarrollo social.

La representante del Comité Latinoamericano y del Caribe para la defensa de los derechos de la mujer, Leyla Díaz, manifestó que las Metas del Milenio destinadas para cumplirse el 2015, no serán posible para el Estado de Honduras y el tema de las mujeres y niñez no ha sido resuelto.

Entre las obligaciones de los gobiernos está que antes del 2015 la población debería tener acceso a los servicios de salud reproductiva, y no lo hay.

Además, asegurar la educación primaria y secundaria para todos y el país está en deuda. Reducir la tasa de mortalidad a menos del 35 por ciento de nacidos vivos y a menos de 45 por 100, la tasa de de mortalidad de niños menores de 5 años.

Asimismo, elevar la esperanza de vida al nacer a 75 años. Esto dos últimos elementos, al parecer han mejorado, pero la mortalidad y la educación siguen siendo preocupantes.

Esta propuesta abre un debate en la sociedad, ya que la población hondureña no asimila aún muchos conceptos sexuales para la niñez, mucho menos el ejemplo de ver matrimonios del mismo sexo. (ECA)

Iglesia Católica: Se quebranta una cultura ancestral

El canciller de la Iglesia Católica, Carlomagno Núñez, reaccionó que Honduras no debe copiar costumbres de otros países, porque se estaría quebrantando la doctrina y cultura ancestral y que las leyes de Dios lo establecen.

Carlomagno Núñez

Carlomagno Núñez

“La palabra de Dios nos manda que el matrimonio debe realizarse entre un hombre y una mujer, y que no se practique lo que hacen otros países en donde hay muchos niños huérfanos, sin el calor de una madre y un padre”, deploró Núñez.

Añadió que los matrimonios entre personas de un mismo sexo solo traen desintegración familiar y desaparecer el concepto de trinomio padre, madre e hijo, que es por lo que más se lucha en la unión de un matrimonio establecido por derecho.

La Iglesia Católica se mantendrá en alerta a cualquier iniciativa que venga a descomponer los parámetros ya establecidos, porque la concepción o creación de la humanidad está diseñada para que un hombre y una mujer puedan procrear hijos.

En cuanto a la legalización del aborto en mujeres embarazadas, es del criterio que el derecho a la vida es algo inviolable y los niños desde que están en el vientre de sus madres, ya son seres humanos con derecho a nacer.

Así, reiteró, que hay principios que no pueden ser cambiados ni modificados, “pero el pueblo hondureño no debe estar de acuerdo con leyes que vengan a desmejorar los mandamientos de Dios y los principios familiares”.

Fuente: http://www.latribuna.hn/2013/08/10/ciprodeh-busca-legalizar-matrimonios-del-mismo-sexo-y-el-aborto/

, , , ,

Deja un comentario