Un gran proyecto con millones de incautos – 07 Septiembre 2016

 

Transferencias Monetarias Condicionadas, así llama el Banco Mundial a los programas de asistencia destinado a la población más pobre con el propósito formal de reducir la pobreza. Entre esas condiciones se destaca que la familia beneficiada se compromete a enviar a sus niños y niñas a la escuela, o que asegura las vacunas que necesitan los infantes para prevenir enfermedades o se compromete a apoyar programas sanitarios comunitarios.

En Honduras estos programas de Transferencias Monetarias Condicionadas se llaman Bonos. El Bono Diez Mil, el bono solidario, crédito solidario, con chamba vivís mejor, los fogones, entre muchos otros. Forman parte del programa de la “Vida Mejor” y tienen una única condición: que quien recibe esa ayuda ha de apoyar a Juan Orlando Hernández para su reelección.

El gobierno literalmente transfiere un dinerito a gente pobre, y esa gente pobre lo recibe sabiendo que ha de firmar o poner su huella para que los activistas del partido Nacional lo usen para los fines proselitistas. De esa manera, las Transferencias Monetarias del Banco Mundial son instrumentos proselitistas para la campaña electoral oficialista.

Estas transferencias son manejadas por llamado Gabinete de Desarrollo e Inclusión Social. Son ayudas directas de asistencia a la gente pobre que en los hechos sustituyen las políticas públicas. Esto significa que las ayudas pueden resolver un problema de hambre o de empleo muy temporal, pero deja intacta la estructura productora de desempleo, pobrezas y desigualdades.

A la par de las Transferencias Monetarias Condicionadas están las prioridades empresariales, productivas y de seguridad de la administración estatal: agroindustria, minería, turismo, infraestructura, maquila y otros, en el marco de la alianza público privada, expresada en COALIANZA. En los hechos se asegura que los votos de la gente miserable del país legitimen el proyecto de privatización de todos los bienes públicos y comunes por parte de un gobierno que representa a la gente más rica en alianza con las multinacionales.

Y para ello, se impulsa un poderoso y millonario dispositivo de seguridad en manos de los militares, y que se expresa en la estructura del gobierno en el llamado Consejo Nacional de Defensa y Seguridad.

De esta manera, las ayuditas a la gente pobre no tiene nada de buena intención o ingenuidad. Forma parte de una poderosa maquinaria para producir más pobres para que defiendan  y voten por la élite más rica y corrupta. Son tres grandes maquinarias sangrientas las que sostienen el proyecto autoritario con rasgos de dictadura: El gabinete de Desarrollo e Inclusión Social, COALIANZA y el Consejo Nacional de defensa y Seguridad. Esta es la realidad política y empresarial que maneja los hilos del país. Lo demás se reduce al ámbito de la demagogia política, a los malabares mediáticos y a la ingenuidad innata, inducida o aparente, de los incautos.

Origen: Un gran proyecto con millones de incautos – 07 Septiembre 2016

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: