Archivos para 9/08/16

Retornados seguirán el sueño americano a pesar de sufrimientos y mutilaciones

Muchos retornados de Honduras regresan sin brazos, pies  ó sin piernas, pero aun así consideran la posibilidad de volver a irse debido a la gran pobreza en que viven en sus lugares de origen donde las oportunidades de una vida mejor brillan por su ausencia.

El principal factor por el cual las personas de la Zona Sur del país contemplan emigrar para alcanzar el sueño americano sin importar los peligros que puedan encontrar en el camino, es el desempleo,.

Se calcula que en Estados unidos viven alrededor de 1.2 millones de migrantes hondureños, esto  representa el Uno por ciento  de una población de 8 millones 308 mil 417 hasta el 2015,  según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), mientras que 300 mil  compatriotas se encuentran diseminados en el resto del mundo especialmente en España, Canadá e Italia.

Uno de los problemas del mercado laboral es el desempleo,  el cual se mide con la Tasa de Desempleo Abierto (TDA). En Junio de 2015 los desempleados representaban el 5.3 por ciento  de la Población Económicamente Activa. PEA.

Para junio de 2015 el total de la población que está en edad de trabajar , o sea de 10 años en adelante, representando el 78.5 por ciento. La PEA representa el 44 por ciento  del total nacional.

El columnista Ricardo Puerta,  en su artículo “Realidades en la Migración Hondureña e Internacional”, dice que históricamente el éxodo masivo de hondureños y hondureñas  hacia el país del norte comenzó a visibilizarse a partir de 1990 coincidiendo con el fin de los conflictos de la Guerra Fría en Centroamérica.

Un buen número de personas, muchas de ellas con sus respectivas familias se aprovecharon de la apertura migratoria y salieron “legalmente” hacia Estados Unidos a través de El Salvador, haciéndose pasar por “salvadoreños”, habilitados con documentación falsa de ese país.

La emigración hacia Estados Unidos se disparó después del Huracán Mitch, desde noviembre de 1998. De acuerdo al INE el 8por ciento  del total de los hogares hondureños reporta tener uno o más miembros que se fueron al extranjero, en los últimos 10 años, los mayores contingentes salieron entre 1998 y 2005.

Este voluminoso movimiento de nacionales, con los beneficios que genera a unos pocos, ya beneficia a sectores muy específicos de la sociedad hondureña, entre ellos, casas remesadoras, cambistas y especuladores de divisas, Banco Central de Honduras, sector bancario nacional y extranjero, cooperativas de ahorro y crédito, importadores y comercializadoras de muebles y electrodomésticos.

Aún no existe una política nacional migratoria con objetivos y metas a mediano y largo plazo que proteja a los migrantes, ordene legal y operativamente el éxodo al igual que el retorno de nacionales y vincule todo ello al desarrollo personal, local, territorial y nacional.

Se habla anualmente  de Cuatro  mil millones de dólares que deberían estar orientandos al desarrollo personal, local, territorial y nacional y no sólo a grupos de intereses como sucede ahora.

Siempre está formando parte del Producto Nacional Bruto, PIB,  que técnicamente es la suma de lo que se transfiere desde el exterior con lo que se produce aquí, expresando el gran total en unidades monetarias, en lempiras o su equivalente en dólares.

El INE en una época normal, en sus registros tiene que la corriente migratoria hondureña hacia EE.UU atrae un promedio de 25 personas por hora, sumando entre 80 mil a 100 mil hondureños por año. Los que se van, en su gran mayoría, son jóvenes; más hombres que mujeres, pero no por mucha diferencia. Ambos con menos de 30 años de edad. Se van más casados o en unión libre que solteros, aumentando con ello la feminización de los hogares hondureños, los que tienen una mayor escolaridad, sin sobrepasar el nivel primario de educación. La mano de obra que sale al exterior posee baja calificación. No tiene los conocimientos y destrezas propias de estos tiempos, y mucho menos los que competiría ventajosamente en Estados Unidos para lograr un empleo de buena paga y estima social.

La condición migratoria de los hondureños en territorio norteamericano es diversa,  dentro de los 700 mil hondureños que tienen edad de trabajo en EE-UU, un poco más de la mitad está de forma  irregular, sin documentación para residir y poder trabajar en condiciones legales en ese país. Dentro de los 300 mil que están en situación migratoria regular,  se cuentan los residentes de dicho país  que poseen Green Card o Tarjeta Verde.

Los naturalizados con ciudadanía norteamericana que no pasan de 250 mil y los 75 mil hondureños que siguen protegidos por el Permiso Temporal de Trabajo, TPS.

Hay un programa solidario concedido por el Gobierno de EE.UU a Honduras en compensación por la tragedia del Huracán Mitch, que produjo 6 mil 800 muertos, 3 mil 900 desaparecidos, 12 mil damnificados y pérdidas materiales por unos 5 mil millones de dólares.

De migrante a alcalde

 Alcalde Aramecina Rony Funez

Rony Fúnez, alcalde de Aramecina, Valle.

Rony Fúnez, ahora alcalde de Aramecina,  en el departamento de Valle, contó que después de graduarse de la secundaria tuvo que considerar la idea de emigrar para poder continuar con sus estudios y ayudar a su familia para salir adelante, no encontró empleo por ninguna parte, estuvo seis años en Estados Unidos y por su esfuerzo sus hermanos pudieron profesionalizarse, le tocó venir a terminar el bachillerato y su licenciatura en administración de empresas con los ahorros del trabajo que realizó allá.

Puntualizó que uno de los problemas que genera que las personas de la zona decidan irse del país es la desintegración familiar, por ejemplo, los jóvenes que tienen a sus padres en el extranjero les envían las remesas para que sean profesionales, pero a la hora de la hora no tienen una oportunidad de empleo y conciben la idea de aventurarse para reunirse con sus familiares.

Explicó que si en el lugar existieran fuentes de empleo las personas no tendrían la necesidad de irse, además que el gobierno central hace poco o nada para tratar el tema, de hecho en esa comuna las personas para trabajar en puestos  públicos se rotan en los cuatro años que le toca a un partido gobernar, dos años trabajan unas y los otros dos, lo hacen  otras.

El programa “Vida Mejor”  del actual gobierno de Juan Orlando Hernández, no es una solución en Aramecina, el edil asegura que no se da cuenta de cómo manejan los fondos que llegan para el asistencialismo, ya que quien lo administra es un activista del partido de turno. Las ayudas están politizadas y no auxilian al desarrollo del lugar porque “de repente la gente ya no quieren que le estén dando cosas pequeñas como la bolsa solidaria sino que necesita un empleo digno”.

Denunció que muchos jóvenes estudian magisterio pero que por cuestión partidista mandan educadores de otros lados y los regionales para sobrevivir tienen que irse para Europa, Estados Unidos o Canadá, ya que no les dan las oportunidades.

Las personas que regresan deportadas presentan traumas psicológicos y físicos aunados a la depresión que produce el hecho de no encontrar una manera de sobrevivir y no les queda más que volver a irse.

Ni siquiera el cambio climático les ayuda, es un municipio en donde básicamente la producción es el principal rubro, la siembra de maíz, frijol y últimamente han probado con la ganadería que por la falta de agua y pasto no les garantiza que progresen, por eso tienen un poco de miedo en continuar con esta actividad.

Aramecina se está quedando sin juventud porque los que se van oscilan entre las edades de 15 a 30 años, solamente cuenta con un instituto público y con la noticia que abrió un privado en donde podrán educarse las personas que cuenten con buenos recursos económicos.

Familia migrante

FamiCastilloGutierrez aldea el Sobron

Familia Castillo Gutiérrez, la tragedia se quedó en sus vidas.

La familia Castillo Gutiérrez está marcada por la tragedia desde que la pobreza los obligó a perseguir el sueño americano.

Josy Castillo, de 22 años,  al no tener la oportunidad de un empleo decidió emprender el peligroso viaje hacia los Estados Unidos, estudio mecánica automotriz en el instituto Técnico de Langue, vive en la comunidad de El Sobrón, un lugar muy alejado de la civilización, su sueño es ir a la universidad a estudiar ingeniería en sistemas.

Es un joven emprendedor, en el terreno de los alrededores de su casa ha sembrado muchas hortalizas y legumbres que utiliza para sobrevivir. Ha intentado conseguir empleo de lo que sea sin resultados positivos, a veces le llegan trabajitos de electricidad o poner plantas solares.

“La idea de irme fue rápido, no lo pensé mucho”, añadió que gastó hasta el último centavo que había ahorrado, emprendió su viaje con la mala suerte que lo agarró migración cruzando la frontera por el Estado de Reinosa, México, lo llevaron a una cárcel. Estuvo un periodo de 12 días antes de llegar un lugar llamado el Corralón para ser trasladado al país.

En ningún momento fue visitado por ningún funcionario hondureño, le permitieron una llamada a la familia y por gestiones de ésta las autoridades llamaron al consulado, había 15 compatriotas más. Ya en suelo catracho lo primero que Josy pensó fue “ver en el otro viaje cómo me iba”.

Sin embargo, Ángela Castillo Gutiérrez, la madre de Josy, se fue para Belice a buscar una vida mejor  y  encontrarse con su hermana Reina que también emigró a ese país, no halló trabajo así que regresó y se quedó viviendo en Olancho,  sin volver a ver a su pequeño que dejó de ocho años con su abuela materna Dolores Gutiérrez.

El nieto le dijo “me voy a ir mami aquí no hay nada”, al saber que su muchacho estaba preso doña Dolores se sintió muy triste pensando en que le pudiera pasar algo grave, “que voy a hacer pues estar sufriendo aquí”,  pensó la adulta mayor.

La señora de 60 años quien por la vida difícil que le ha tocado aparenta muchos años más, junto a su esposo de 70 años que debe usar una  silla de ruedas, recordó que su hijo Ramiro, de 33 años,  salió de la casa en busca de mejores oportunidades, estuvo tres años en los Estados Unidos, lo detuvieron y  estuvo preso ocho meses antes de ser deportado.

Al venir doña Dolores lo observaba con una actitud taciturna y un sábado fatal lo encontraron ahorcado en la quebrada.  Dos huérfanos quedaron del infortunio y su esposa se fue para Tegucigalpa a trabajar en un comedor en el mercado El Mayoreo, a los pequeños hijos  los dejó en casa de los abuelos maternos.

No obstante, a pesar de las tragedias,  María Aracely Castillo,  madre de dos pequeñas niñas, contempla la idea de migrar, pero no sola, sino que se aventurará en el futuro con sus dos retoños.

“Pensado por la pobreza de irme para otro lado a ver cómo lucho para sacar adelante a mi  familia, porque mi papa se encuentra en esa silla y quiero  ayudarles a ellos que tengan una vida mejor”.

Ella es madre soltera, mantiene a sus hijas con lo que siembran en el huerto familiar. A veces consigue trabajo de doméstica pero no siempre, sino por días.

Sabe bien el peligro que representa viajar al país del norte y que aumenta el riesgo cargando dos pequeñas niñas, aun así, “usted sabe que por la pobreza uno es capaz de todo, para que ellas estudien y darles lo que necesiten”, alegó la joven madre.

El sueño de Santos es entrar al colegio y estudiar electricidad, de tan solo 16 años es el pequeño de siete hermanos, a su padre lo secuestraron y lo mataron, su madre vive en otra comunidad porque se volvió a casar y lo dejó al cuidado de doña Dolores.

Él no tiene miedo del camino para llegar a los Estados porque aseveró que no hay nada que perder y que en El Sobrón no se puede sobrevivir, está seguro que si su abuelita tuviera cómo  lo pondría a estudiar pero es imposible, ve lejano el día en que pueda tener la oportunidad de una vida digna.

Vida mejor

 Gobernadora  de Nacaome Juana Lopez

Juana López, Gobernadora de Nacaome, defiende “Vida Mejor”

Contrario a lo que opina la gente, la gobernadora de Nacaome, Juana López, afirmó que el gobierno de Juan Orlando Hernández a través de “Vida Mejor” paleó con el problema de migración, que casi no se va la gente de la zona y no hay muchos coyotes, que con “Chamba Vivís Mejor”, otro de los programas del gobierno,  se está solucionando el problema y que la primera dama, Ana García , se mueve para darle respuesta a los retornados.

Según ella hacen incidencia en explicarles que ese sueño americano se queda en el camino.

Contó que en Agua Fría, en la zona Sur,  vive una madre que salió tras el sueño y se ahogó en el Río Goascorán y  la pequeña hija de dos años espera todas las tardes el regresó de su mamá.

Además señaló que muchas personas venden lo poco que tiene para pagarles a los coyotes.

Le pidió a la organización Solidaridad, Unión, Cooperación, SUCO,  que les ayuden porque la gente se va por superar la crisis de la familia, en lo personal y buscando otra calidad de vida, “a nosotros nos falta venderle el potencial que tiene nuestra querida Honduras, le invito a que vayamos por las comunidades para poderles dar charlas de que es ese sueño no funciona”.

La funcionaria enfatizó que “ahora son menos los que viajan, ya no andan aquellas personas, los coyotes,  que llevan a las familias, estamos en ese tema que es del presidente para generarle empleo a la juventud, si hay trabajo, hay dinero y resuelve su problema”.

Durante la entrevista López ordenó alistar 10 libras de arroz para llevarle a uno de los retornados que perdió dos de sus miembros en el trayecto de la ruta migratoria.

Comité de familiares

El Comité de Familiares de migrantes, (COMIFA), funciona desde el año 2000 con un voluntariado de parientes de personas que migraron a los Estados Unidos, surgen de la Pastoral de Movilidad Humana,  de la Iglesia Católica.

Una de esas personas es Herenia Hernández Cruz,  quien junto a otras  están a la defensa de los derechos de los migrantes porque “migrar no es un delito, es un derecho para mejorar las condiciones de vida”.

Después crearon el Foro Nacional de las Migraciones en Honduras , FONAMI,  que era una parte de las incidencias y gestiones que hacían ante el gobierno. Mantienen sus oficinas en Tegucigalpa pero se debilitó después del golpe de Estado del 28 de junio del 2009,porque no pudieron ser auto sostenibles.

Quedaron trabajando con sus propios medios, luchando contra el fenómeno de la migración, por lo que Hernández hizo un llamado a las autoridades del gobierno para que “sientan el compromiso, porque nosotros a través de la faena y las remesas de los migrantes sostenemos al país”.

Los principales problemas que acechan a los niños, niñas y jóvenes de Nacaome son el desempleo, la violencia, la corrupción, la inseguridad, la desintegración familiar y la pobreza.

 Herenia Hernandez Cruz  voluntaria

Herenia Hernández Cruz, COMIFA.

Del país se fueron hermanas, hermanos y una hija, lo que provocó que Hernández se comprometiera con el grupo, solo algunos se fueron ilegales. En su experiencia lo más difícil que le ha tocado es el momento cuando viene un deportado discapacitado con sus sueños truncados.

Los viajeros y viajeras van por un camino incierto en donde pueden sufrir mutilaciones, secuestros, abusos sexuales, golpes y lo peor, asesinatos.

En contraste con la gobernadora López, la entrevistada dijo que “ellos sienten que están paleando con la migración, pero yo le digo que no han cesado de migrar, aun con esos programas que tiene el gobierno de vida mejor, de calidad de vida, estos no llegan a los más necesitados”.

Añadió que si le dan empleo a un joven es por seis meses y el pago no es mensual,  “molesta porque no van a comer a los tres meses y entonces al ver que no consiguen un trabajo estable,  mejor se van del país”.

Un hondureño u hondureña no puede limitar sus sueños a dedicarse a recoger basura en las calles, ya que usualmente es el empleo que les dan a los activistas del partido de gobierno, “claro que no, se espera que el gobierno dé un sueldo digno o un buen salario”, recalcó.

Sin las piernas

Pasa sus días esperando que las cosas mejoren, en su mente no se arrepintió de tratar de alcanzar el sueño americano, junto a sus hijas y esposa, Carlos Alberto Molina Borjas está confinado a permanecer el resto de su vida en una silla de ruedas porque “La Bestia” se ensañó con él y le cercenó las dos piernas.

Antes de ese evento se dedicaba a trabajar reciclando en un cabezal con rastra junto con su padre, durante 11 años viajaron a varios países centroamericanos, al cerrar las recicladoras “Corinca” de El Salvador y “Aceros” en Guatemala, se quedaron sin ocupación. Su papá se enfermó de la próstata y por lo caro de la asistencia médica no tuvieron más remedio que vender todo el equipo para pagar la operación.

Se acercaba la graduación de una de sus hijas y estaba  sin dinero, entonces decidió migrar para juntar recursos, el 15 de febrero del 2015. Estuvo trabajando tres meses en México y  lo detuvieron en San Antonio Texas.

Carlos Roberto Borjas e hijas los Limones

Carlos Alberto, víctima de “La Bestia”.

Regresó al país el 20 de junio del mismo año, sin poder encontrar un empleo, nuevamente emprendió el camino hacia el norte, llegó a los albergues, mencionó que es obligatorio llevar dinero para pagar las extorsiones por parte de las dos organizaciones que existen que son “Los Zetas” y los “Sureños”, éstas son bandas que operan en Coatzacoalcos, ciudad y uno de los puertos más importantes de México, Orizaba, ciudad mexicana,  ubicada en el centro del Estado de Veracruz y en Tierra Blanca,  municipio del Estado de Veracruz.

Cien dólares es la cuota que deben pagar en cada estación, el que no lleva dinero es tirado del tren, al parecer existe una complicidad con los maquinistas quienes los recogen a cierta distancia, son 300 dólares que deben pagar  en las tres estaciones antes mencionadas.

Son cotidianos los secuestros que se dan por no pagar la extorsión, especialmente con las mujeres. Molina recordó a una muchacha salvadoreña que la secuestraron en Totalpa,  no presenció abuso sexual pero sí observó cuándo ingresaban a las mujeres a unas casas.

El 02 de enero será el día jamás olvidado para el desafortunado hombre, era el último tren para Nuevo Laredo, como a eso de las tres de la tarde él le ayudó a unos amigos a subir, decidió irse en el vagón de atrás, en el momento de subir a la grada se le adelantó un salvadoreño, ambos rodaron por el suelo, pero Molina se llevó la peor parte, cayó a la vía y sintió como los rieles cortaban sus huesos, empezó a arrastrarse con sus piernas colgándole, la policía llamó a la Cruz Roja y fue trasladado a un hospital donde lo operaron.

No sabe que le pasó en ese momento, no exteriorizó ninguna emoción, pensó en sus hijos y vio frustrado el sueño americano, nunca se imaginó que regresaría en una silla de ruedas. Su familia lloró al  verlo asomarse  a su casa.

Los parientes de Carlos no estaban de acuerdo que viajara a Estados Unidos de ilegal, pero “él no nos hizo caso, tomó su decisión y se fue, ha sido bastante duro”,  expresó Sandra Rosmery Molina, de 19 años, que acaba de graduarse de Bachiller Técnico en Salud y Nutrición Comunitaria y quiere estudiar en la universidad la carrera de Lenguas Extranjeras.

Dependen económicamente de la esposa de Carlos que trabaja en un puesto de comida en el centro, lo que gana a penas les alcanza para la alimentación de siete personas, el sueño de la joven es trabajar para ayudarles a sus padres y hermanos.

Génesis Medina de 15 años, con voz suave y ojos tristes, externó sentirse mal viendo a su padre en la condición en que se encuentra, él  es muy fuerte, pero ve a su madre tragarse las lágrimas hasta que ya no puede, se deprime porque solo ella trabaja, “nos dice que salgamos adelante, que estudiemos”.

El sueño de la quinceañera es ser forense, por ahora cursa el segundo año de ciclo común, para ella no es suficiente la bolsita solidaria que de vez en cuando les llevan a la casa.

Vive deprimido

Wilmer Antonio Montoya madre Guadalupe Hernandez

Wilmer Montoya y su madre María Guadalupe Hernández

Cubriendo la mano que ya no tiene, con profunda tristeza en sus ojos y la voz temerosa, se presentó Wilmer Montoya, de 38 años de edad, con el único peculio que poseía decidió irse para Estados Unidos a buscar un trabajo para sacar adelante a su familia, su madre, esposa e hijo adolescente.

Anduvo dando tumbos, durmiendo de incognito en lugares que debía salir corriendo para que no lo descubrieran, para dormir se quedaba  debajo de árboles y en los parques,  hasta que llegó a la frontera donde consiguió empleo en un taller de pintura durante dos meses, con otros hombres lograron pasar el rio, trabajaba meses en un lado y meses en otro para enviarle dinero a su esposa y madre.

Ya en el Corpus como a las tres de la mañana lo detuvo “la migra”,  lo entrevistaron, le  permitieron  una llamada, habló con una abogada de Honduras y “me dijeron que tenía que pagar 9 mil dólares para pelear el caso, me cobraban mucho dinero. Me indicaron que debía firmar, pero  a los cinco días me deportaron”, explicó.

Miró su estrecha casa de habitación construida con algunas laminas y plástico de nailon negro, recordó que  iba con el propósito de “hacer mi casita, mire dónde vivo”  y señaló el lugar. Cuando encuentra trabajo es por algún tiempo en talleres, en los cerros o de cualquier cosa. Indicó que del gobierno les han ido a pedir fotocopias de sus papeles pero nunca les ayudan.

Está esperando reunir algo de dinero para volver a irse, no tiene miedo “qué le vamos a hacer, he querido ser alguien en la vida, no estudié porque mamá no tuvo dinero para ponerme”, exclamó.

Doña María Guadalupe Hernández  dijo haber sido  bendecida con 13  hijos, uno de ellos es Wilmer,

“Mi hijo pobrecito, hemos luchado en mandarlo y siempre con la mala suerte, ya van tres veces, viera cómo lloraba cuando me dijo mamá ya voy para la casa, entonces me puse a llorar, no podemos ayudarle para hacerle una casita, en invierno se llena de agua” , comentó Guadalupe.

En la comunidad de  la Guayaba últimamente las mujeres no encuentran otra opción que migrar con sus hijos e hijas, como es el caso de Elisa que se fue con su bebé de dos años de edad.

A criterio de doña Guadalupe su hijo Wilmer está pasando por un periodo de depresión, lo ha visto llorar detrás de la casa porque quiere hacer su vivienda,  y reveló que en uno de los viajes lo agarraron y con un machete le cortaron la mano, exclamó que gracias a Dios que no me lo mataron.

Las veces necesarias

El pequeño Jordan

Heber Arturo Medina y su hijo Jordan: “me iré las veces que

sean necesarias, tengo mi hijo por quien luchar”.

El Valle de Siria es un lugar en donde casi en cada casa vive un migrante retornado, la gran mayoría son jóvenes mayores de 12 años.

Se dedica a la carpintería, con su gorra hacia atrás sosteniendo a su pequeño Jordán de dos añitos, Heber Arturo Medina emigró a los 16 años, en su primer viaje el tren le arrancó de tajo su brazo derecho.

Con el afán de superarse y salir adelante en el 2008 llegó hasta México, se subió en el tren chocó con una rama de mango con tanta fuerza que lo botó de la máquina y lo tiró a los rieles, sintió como le desprendió todo el brazo, se quedó tirado y sus compañeros pensaron que estaba muerto, caminó a una calle en donde la policía  lo trasladó al hospital.

Regresando a Honduras sacó el ciclo común para volver a irse, al ver el tren le dio miedo, se paralizó y no tuvo valor de subirse, ya la tercera vez logró llegar pero lo deportaron. Actualmente en su lugar se dedica al comercio para medio comer.

“Tengo mi hijo por quien luchar, me iré las veces que sean necesarias, mientras tenga los pies buenos y la memoria,  ahí voy a andar en ese tren”,  aseguró Medina.

Lo único que lo hace seguir adelante es su hijo y familia, no tiene esperanza de superarse en el lugar porque no hay oportunidades, comentó que los niños emigran desde que tienen 10 años, se van cien y logran pasar 20, los demás fracasan en el camino o se regresan. Hay mucha gente que se ha ido y las familias no saben nada de ellos.

Si su hijo que ahora tiene dos años decidiera más adelante tomar el camino del sueño americano “yo lo dejaría ir que se fuera, una vez ya grande, yo fui migrante también, no le diría que no, es hijo de migrante”.

Estuvo en coma

Abel Medina  Valle de Siria

Abel Medina, le amputaron de la rodilla para

abajo cuando iba en busca del sueño americano.

A los 23 años Abel Medina se fue con rumbo a los Estados Unidos en busca de un futuro y mejorar económicamente, antes se dedicó a trabajar en lo que venía a la mano.

Solo ha intentado llegar a una vez  a los Estado Unidos pero no lo logró, narró que subió al tren y se resbaló, cayó a la vía, el tren lo arroyó y perdió el conocimiento, lo llevaron al hospital le hicieron una gran operación, despertó a los cuatro días con la noticia que le habían amputado de la rodilla para abajo y  el pie derecho “nunca me imaginé que eso me llegara a pasar, nunca me imaginé que lo que le pasaba a otra gente me pasaría a mí”, expresó.

Ha salido adelante con la comprensión y el apoyo familiar, le consiguieron una prótesis y no sabe si volvería a intentar viajar de nuevo.

Lágrimas de madre

Doña Francisca Alvarenga Reyes pertenece al COMIFA desde que su hijo Landis Reyes Alvarenga hace veinte años se fue para los Estados Unidos, no volvió a saber nada de él hasta hace dos años que un hombre le informó que estaba detenido en la cárcel de Houston de nombre “Víctor Bill”.

No ha podido comunicarse con él, Landis pasó la frontera en el 2000, doña Francisca tiene fe que abrazará de nuevo a su pequeño, lo espera con vida, el muchacho se fue para ayudarle a su familia de doce integrantes. Al inicio le mandaba dinero, se dio cuenta por medio de otros compañeros.

Llamó a la Secretaría de Relaciones Exteriores pero no le dieron ninguna información de su paradero. Rompió en llanto cuando se le preguntó ¿qué le diría a su hijo si lo tuviera en frente?, ella contestó “que lo amo toda la vida, viera cómo me ayudaba, él me decía mamá usted nunca me pudo dar estudio, porque llegué hasta el sexto grado, le voy a ayudar a mis hermanos. Ellos  se prepararon, dos  son peritos porque mi muchacho siempre trabajó legal,”.

Me usaron de mula

Delmo Elías Calix Aguilar de 24 años, emigró el 20 de mayo de este año, calificó el viaje de arriesgado pero que la necesidad obliga a las personas a hacer cosas, “a uno le dicen cosas allí pero va en el nombre de Dios, gracias a él llegué hasta la frontera, había zancudos, agua, sol y hambre,  no queda tiempo de bajarse del tren”.

Lo agarraron en la frontera de México, pero aseguró que se volvería a ir cuando la vida le presente otra oportunidad,  “hay unos que asaltan, le quitan el dinerito,  con tal que uno no se le ponga al brinco no hay problema”, describió a los facinerosos como miembros de maras, algunos tatuados y con pasamontañas o pañuelos en la cara.

 Francisca Alvarenga Reyes busca

Francisca Alvarenga Reyes busca a su hijo Landis desde

hace 20 años.

“Que les demos la pinche feria, si uno anda hay que dárselas porque si no, lo que hacemos es agachar la cabeza nada más, muchos son malos cuando no hayan dinero como que se enojan” , indicó Calix.

En ocasiones la mafia utiliza a los jóvenes de “burreros”, significa que los obligan a cruzar  droga de México a Estados Unidos, no tienen otra opción que obedecer porque si no… un día iba en el tren, escucharon rumores que estaban cobrando la extorción y que a los que no pagaban los tiraban del tren, muchos lo que hicieron fue entregarse a migración, porque no llevaban los cien dólares.

Boca del rio Viejo antes un paraíso

Hubo una vez que en la Isla Boca Rio Viejo existió una abundancia incalculable, hace 32 años que José Salomé Vásquez, pescador e hijo de pescador llegó al lugar, el que describió como un paraíso en donde había camarón, pescado y toda clase de mariscos; el Huracán Mitch acabó con sus maravillas marinas hasta el extremo que al ir a pescar necesitan un presupuesto de mil lempiras  y ni siquiera sacan para los gastos.

“A veces quedamos con jaranas, se ha mermado esto va a lo largo del tiempo” , añadió que los pescadores están asombrados con el decreto del gobierno que asegura que van a hacer que crezcan tilapias en el Golfo de Fonseca, se preguntan ¿de qué vamos a vivir si ponen todas esas jaulas para tilapias?, ya que no pueden ir a pescar a aguas de otros países porque los van a meter presos y pierden todo.

Le pidió al gobierno que se fije lo que va a aprobar en la ley porque está dejando fuera a la población y  que lleguen a la zona sur para una reunión con todos los pescadores y pueda ver la realidad, para aprobar  “una ley de esas”.

Los pobladores no pueden desempeñar un trabajo diferente a la pesca, ya que la gran mayoría de ellos no saben leer ni escribir. Vásquez comparó que “hay miles de estudiantes graduados que no encuentran trabajo y nosotros que somos analfabetas qué vamos a hallar”.

Los habitantes del Gallo Colorado llevan muchos años viviendo en ese lugar y ahora aparecen dueños con promesas de generar trabajo, sin embargo, “cuando hacen esas inversiones allí los que trabajan son los estudiados, uno de pobre no”.

Delmo Elias Calix  Valle de Siria

Delmo Elías Calix Aguilar:El viaje es arriesgado pero la

necesidad obliga a las personas a hacer cosas.

Quieren construir hoteles, alguien de apellidos  Silva Baltodano quien dice ser el supuesto dueño, les mencionó que hará una inversión de 50 millones de lempiras, “ustedes saben que todo se va a hacer privado, entonces para donde vamos a agarrar” , expresó el pescador.

A puro pie

Hace seis años Marvin Posadas tenía su lancha, se le arruino el motor “quede sin nada, mi papá me juntó unas fichas y me fui al rol para Estados Unidos, así como mi hermano a pie llegamos a Guatemala, a México a puro pie”.

La primera vez que se fue trató de subirse al tren de noche y les salió migración, el policía los dejó ir, se subieron a un vagón en un lugar raro, no había espacio iban llenos, sufrieron porque les tocó agarrar varios trenes; los detuvieron nuevamente y los cazaron como si fueran animales, él andaba con disentería. En Tonalá del cuello se llevaron a uno de sus compañeros.

Intentaron de nuevo irse para USA, les tocó pedir, aguantar hambre, aguaceros, “a veces nos agarraban grandes avisperos, salíamos arriados nosotros”, también se encontraron con las maras y se escondían en la iglesia, era su primera vez no sabía a qué iba, pero aunque, siempre hubiera tomado la decisión de irse “con esta pobreza qué podía hacer”.

Pensó que al llegar a los Estados buscaría trabajo de cualquier cosa para ayudarle a su familia, “menos en la picardía porque nosotros hemos sido honrados, bien pobres estamos, nos fuimos por una vida mejor”.

Llegó a rozar el sueño americano, pero fue deportado, “así cómo nos fuimos no estoy muy ganoso de irme otra vez, ahora en bus tal vez”, dijo Posadas.

Actualmente trabaja en la pesca “está bien duro, a  veces vamos a colar agua nada más, tenemos que luchar para sobrevivir no quiero mucho ahorita, solo dos días y se pierde un mes”. La ilusión que llevaba cuando decidió irse para  los Estados Unidos era comprar su lancha.

Vida mejor no ayuda

La vice alcaldesa de Marcovia, Virginia Santos,  indicó que el porcentaje de migrantes a nivel nacional es bastante alto, en ese municipio de cada hogar una o dos personas se fueron para el extranjero.

A la larga el problema de la desintegración familiar abonan a la crisis social, los hijos comienzan a presentar serios problemas, porque los padres piensan que con darles todo lo que quieren disminuyen la situación, más bien se agrava manifestó.

Una de las principales causas por las que la gente emigra en ese municipio es la falta de empleo, no saben qué hacer para vivir y la pobreza los arrincona hasta que los hace irse.

Paradójicamente, la comuna está capacitando a las y los habitantes para que sean emprendedores y tengan la visión de ser dueños de sus propias empresas, sobre todo a las mujeres se les ha dado cursos de belleza, panadería, bisutería, preparación de chorizos, elaboración de jaleas, encurtidos, corte y confección; con el fin de que la gente tenga como trabajar.

Tienen una población de 50 mil habitantes, el único programa que el gobierno central promueve en esas comunidades es “Vida Mejor”, al que la funcionaria calificó como “sectario en donde solo los nacionalistas trabajan con beneficios mínimos como eco fogones, techos y pisos”.

En esa alcaldía no existe una oficina de atención al migrante, sino que el trabajo a las personas retornadas lo hacen medianamente la Oficina Municipal de la Mujer , OMM y la oficina de la niñez y la adolescencia.

Abandonado

Wilmer Omar Vásquez de 30 años se fue para el norte porque trabaja como pesquero y estaba sufriendo una mala racha. Los pesqueros son perseguidos por la guardia costera de Nicaragua que les quita las lanchas y los instrumentos de labor.

Otro problema son los vándalos que andan robando los motores de las lanchas y si los encuentran de paso los tiran al agua, de manera que corren peligro.

Decidió cambiar de vida para ayudar a su familia, el dinero lo consiguió como pudo y se aventuró, emprendió el viaje con su tío rumbo a los Estados Unidos, en la frontera de Agua Caliente los asaltaron y les quitaron el poco fondo que llevaban, estuvieron nueve días caminando en Guatemala, pedían comida a la gente que encontraban hasta la frontera de México, su padre consiguió más recursos económicos para enviarles, se encontraron con un guía que les dijo que se subieran a un tren, en Nuevo Laredo los dejaron en el desierto y caminaron tres días, sin alimento ni agua.

Como a la una de la mañana un día los querían secuestrar para tirarlos al rio, estaban en una casa abandonada pero gente con más experiencia les aconsejó que no se movieran del lugar porque allí acostumbraban a detener a la gente y no la volvían a ver. Alrededor de la vivienda merodeaban unos hombres armados esperando que salieran, la suerte es que la edificación era segura, tenía diez días de estar encerrado con 13 personas más, narró el joven adulto.

Días después hizo muchos intentos para subirse al tren, una rama lo engancho de la mochila y se quedó colgado, “yo casi llorando porque me hubiera caído me troza el tren”, llegaron a Nuevo Laredo, fue un viaje de 18 horas.

Luego los encontró migración y los detuvo, las latas de comida se las tiraron a la basura, les quitaron los cordones de los zapatos, la faja y dormían en el suelo “fue un maltrato salvaje con las hieleras con los aires demasiado fuerte, cinco días después nos encadenaron de los pies y manos como grandes delincuentes ante el juez”, aseveró.

Los subieron a un bus para llevarlos a la cárcel, el Juez les informo del delito, los llevaron de regreso, a donde se movieran iban con los grilletes, denunció que  “hubo maltrato verbal” en una prisión de Texas, lo mantuvieron como tres meses, porque el cónsul de Honduras en ese lugar estaba de vacaciones.

Por la mañana el día señalado el avión los trasladó a San Pedro Sula en donde le dieron una baleada y una taza de café, su papá vio la manera de irlo a recoger, “lo primero que hice fue darle gracias a Dios de estar de nuevo en mi país, cuando uno se va de aquí lleva más las de perder que las de ganar”.

Dudó un poco al contestar que “depende de cómo me volviera a ir, así como me fui no, de otra forma si, la mayor parte de la gente de aquí se va con un coyote no le va tan mal”.

El sueño de Wilmer es que su familia no sufriera de ninguna manera para que todos tengan una vida mejor.

Retornados en cifras

Según el Centro de Atención al Retornado ,CARM,  y la información del sitio de la Secretaria de Relaciones Exteriores www.sre.gob.hn,  solo en el 2015 hubo una cifra de 75 mil 875 personas retornadas de las cuales 19 mil 321 llegaron por vía aérea desde Estados Unidos,  mil 302 por  vía aérea desde México y 55 mil 252 por vía terrestre.

Las cifras de retornados por años están registradas desde el año 2000  y suman dos mil 610) en el 2001 son 3 mil 903, en 2002  es un total de 6 mil 304 y el 2003 12 mil 533.

En el año 2004 comenzó un incremento en el recibimiento de retornados ya sumaban  74 mil 302,  en el 2005  fueron83 mil 085 y en 2006 , cerca de 80 mil 486.

Luego se presentó un leve descenso en el retorno de hondureños y hondureñas en el 2007 estaban 68 mil 181 , en 2008  unos 57 mil 085), el 2009  alrededor de 48 mil 630, en 2010  sumaban 45 mil 907 y el 2011  sajó a 40 mil 727.

Los años siguientes muestra nuevamente un incremento en el año  2012  fueron 58 mil 202, en 2013, unos 72 mil 941, en el 2014  estaban 80 mil 951)y al término del 2015 fue de 75 mil 875 personas.

Año 2015

Las y los hondureños adultos retornados por vía aérea de Estados Unidos fueron de 19 mil 321 de los cuales 2 mil 485 son mujeres y 16 mil 729 son hombres. También  recibieron por vía aérea 55 niños y 52 niñas.

En tanto por vía terrestre desde México un total de 48 mil 230 personas divididos en 8 mil 878 mujeres y 39 mil 352 mujeres. Un total de 7 mil 022 niños, niñas y adolescentes (NNA), un 30 por ciento pertenece a niñas y adolescentes, esto es, 2 mil 643 y un 62 por ciento niños y adolescentes que equivale a 4 mil 379.

Además, por la vía aérea desde México un total de  mil 302 retornados de los cuales 237 son mujeres, 503 hombres, 236 niñas/A y 326 niños/A.

Menores no acompañados

Los menores de edad no acompañados por un adulto que ingresaron desde Estados Unidos entre el año 2014 a junio del 2016 sumaron un total de 20 mil 512; el periodo de mayo a septiembre 2014 un número de 8 mil 218, en octubre 2014 a septiembre 2015 fueron 5 mil 401 y en el periodo de octubre 2015 a junio 2016, sumaron  6 mil 893.

Año 2016

Las personas retornadas por vía aérea desde México-Estados Unidos fueron 12 mil 684, solo de EUA 38 mil 168 y desde México mil 521; mientras que por vía terrestre ingresaron al país 25 mil 423 migrantes.

Comparando el total de retornados de enero-julio 2015 que fue de 43 mil 524 y de enero-julio 2016 unos 38 mil 168, lo que muestra una incremento de 5 mil 356 personas.

En cuanto al género de enero-julio 2016 se registraron 33 mil 701 adultos, entre ellos 28 mil 670 hombres y cinco 031 mujeres,  y de niños, niñas y adolescentes cuatro mil 467 (niños-A 2,949 y niñas-A 1,518)

Repatriaciones

Las repatriaciones de hondureños y hondureñas fallecidas en el exterior que comprenden el periodo 2015 a junio 2016 según la Dirección General de Protección al Hondureño Migrante, APROHM,  a través de su oficina ha atendido 384 casos, de los que 291 eran hombres y 93 mujeres. En la vías de repatriación, aérea 362 y terrestre 22.

Entre las causas de fallecimiento se encuentran muerte natural (114), desconocida (84), muerte violenta (76), homicidio (62), accidente automovilístico (21), ahogados (15) y accidente en tren (12).

Las edades más altas son 21-30 con 116 fallecidos, 31-40 con 86 casos y 41-50 con 60 repatriados.

Los departamentos de donde se han repatriado más personas son Atlántida, Cortes, Francisco Morazán y Yoro.

El costo para el país por las repatriaciones oscilan de enero-mayo 2016  de 4 millones , 164 mil 274 lempiras con 33 centavos  en 57 casos, mientras que en el 2015 en 224 repatriados hubo un gasto de 16 millones  116 mil 938 lempiras con 52 centavos.

Privadas de libertad

En los países de Centro América se encuentran las cifras más altas de privados de libertad en el exterior con 320 (15 mujeres, 305 hombres), Europa con 50 (5 mujeres, 45 hombres), Norte América con 722 (175 mujeres, 547 hombres), Sur América 13 (1 mujer, 12 hombres); acumulando 196 mujeres y 909 hombres para un total de  mil 105 personas encarceladas.

Origen: Retornados seguirán el sueño americano a pesar de sufrimientos y mutilaciones

Deja un comentario

HCH iniciara proceso legal contra policia que agredió a corresponsal

Origen: http://www.elheraldo.hn/sucesos/987502-466/hch-iniciará-proceso-legal-contra-polic%C3%ADa-que-agredió-a-corresponsal

, , ,

Deja un comentario

MP investiga a Laboratorios LAIN por fabricación de pastillas en Caso ASTROPHARMA

Las oficinas de laboratorios Lain, vinculado al caso Astropharma, estan intervenidas desde horas tempranas de este lunes por elementos del Ministerio Público y la Policía Nacional.

La acción se llevó a cabo a las 10:00 de la mañana supuestamente para buscar documentación y elementos probatorios.

El escándalo está ligado a la venta de aspirinas que no pasaron las pruebas de disolución a la Secretaría de Salud por el monto de 1.5 millones de lempiras y las cuales fueron compradas por ASTROPHARMA elaboradas por LAIN, según lo denunciado por los representantes legales de ASTROPHARMA.

(…)

Origen: MP investiga a Laboratorios LAIN por fabricación de pastillas en Caso ASTROPHARMA – NotiBomba

, ,

Deja un comentario

Closed mines haunt two towns in Honduras as threats against activists mount

Global Sisters Report is focusing a special series on mining and extractive industries and the women religious who work to limit damage and impact on people and the environment, through advocacy, action and policy. Pope Francis last year called for the entire mining sector to undergo “a radical paradigm change.” Sisters are on the front lines to help effect that change.

The mines no longer operate.

The large trucks that carried heavy equipment no longer rumble down dirt roads fogging the air with dust.

The workers no longer trudge along those same roads inhaling the dust weighted by the humidity of dawn.

Community opposition succeeded in shutting down mines in Nueva Esperanza in northern Honduras and El Tránsito far to the south near the border of Nicaragua. But to many people in these two small towns the closings serve only as a pyrrhic victory.

For now, the armed guards that circled the mines are gone. But gone too are the jobs the mines provided. In their place, a lingering loss of trust among residents in these agricultural communities, and a continuing fear that this is just a temporary respite before the mines in both towns reopen.

Activist Olga Hernandez with a photo of Berta Caceres behind her says the Nueva Esperanza mine destroyed mountains and divided the community. (GSR photo / J. Malcolm Garcia)

The privately owned mines began their operations in regions where families had subsisted off the land for centuries. The mines’ presence altered both the landscape and the social fabric of these communities.

Now, more than two years after countless protests stopped the mines, the fault lines between those who support mining and those who don’t because of concern about the potential for environmental damage and the loss of a way of life continue to divide communities and even some families. More disturbingly, death threats toward opponents of mining have become an increasing concern, especially since the murder of Honduran environmental activist Berta Cáceres in March of this year.

Honduras now has the highest murder rate for environmental activists in the world, and conflict over land rights is the primary driver. Rampant inequality, a weak judicial system, cozy relationships between political and business elites, and near total impunity for crimes against human rights defenders have contributed to 109 murders of environmental activists between 2010 and 2015, according to Global Witness, a British non-governmental organization which tracks human rights and environmental abuses.

“We were threatened: ‘You better not show your face in this town again,’ ” said Sr. Maria de Rosario Soriano, a member of the Messengers of the Immaculate order, who with other sisters from her community supported anti-mining activists in Nueva Esperanza. “We didn’t go to Nueva Esperanza for a few weeks. Even the priests and our mother superior told us it was better to stay away for a while.”

Hundreds of miles away, outside El Tránsito, where tree-lined mountains punctuate a seared skyline of hazy heat, Sr. Reyna Corea sat in the shaded terrace of Hermanas of Our Lady of the Holy Rosary. She knew of the struggles in Nueva Esperanza but said with evident relief that El Tránsito was not as divided. However, she added, all was not well. Differences between the residents of El Tránsito and implicit threats existed there, too.

“I feel I’m discriminated against by the police and municipality,” said Corea, 51, who opposed mining in El Tránsito. “When I need help to bring water to a community, they deny me and the other sisters. They say we are with those activists who protest and riot. They say we are with the instigators. They say, ‘You better stop what you are doing.’ In Honduras, such a warning makes an impression.”

 

The mine comes to Nueva Esperanza

Nueva Esperanza is home to about 1,000 people. Five rivers run through it: Leán, Congo, the Metalias, Santiago and Alao. The town sits at the foot and climbs up the slopes of the mountains that separate the department or county of Atlántida from the neighboring department of Yoro. The mountains hold gold, iron and other mineral deposits. Dirt roads, some not more than paths, line the mountains. The people here farm the rich soil, harvesting corn, beans and other basic staples.

“We are poor,” a woman said near the church in Arizona, about a two-hour drive from Nueva Esperanza, “but we are not hungry.”

Between 2011 and 2013, when businessman Lenir Perez, owner of the Minerales Victoria mining company, purchased 2471.05 acres, covering all of Nueva Esperanza and 15 other farming communities, the residents of Nueva Esperanza “were victims of militarization and para-militarization of their territories, persecution and threats, and police and judicial harassment,” according to a co-sponsored report by El Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), a Jesuit-sponsored investigation and research organization in Honduras, and the College for Public Health and Social Justice at Saint Louis University of Missouri. The June 2016 report found that families lived under siege. Activists received death threats from the police and anonymous callers by phone and text messaging.

“For more than a year we could not go out after 6 p.m.,” said activist Olga Hernandez, 29, a Nueva Esperanza resident. “Private security from the mine patrolled the streets. Nothing ever happened. It was a psychological thing: ‘Don’t go out, or else.’ That ‘or else’ kept us inside.”

Fr. Cesar Espinoza opposed the Nueva Esperanza mine. Threats, he said, were made against his life as a consequence. (GSR photo / J. Malcolm Garcia)

Despite the intimidation, Soriano spoke out against the mine.

“The mine first came offering jobs and huge amounts of money for land,” she recalled. “So, we started telling the community, ‘Don’t be naive and believe in everything they offer.'”

Soriano said she and another sister, Presentación Aguilar, organized community meetings in local churches to discuss mining and its impact on health and the environment. They cited the Book of Genesis and how it called on mankind to protect nature, not exploit it.

Perez, the sisters said, never confronted them. But men with guns who did not wear police or military uniforms observed their meetings. They did not attend but peered through windows.

“We had to give talks with armed goons looking in on us,” Soriano said. “It came to a point where we were so afraid we called our mother superior and asked her if we should leave or stay. She told us to look into our hearts and we felt we could not leave the community.”

The sisters stayed, but the harassment, they said, continued even within the church. At one meeting, Aguilar discussed her opposition to mining when a member of the church jumped up and told her to shut up and stop spreading lies.

Anti-mine activist Jose Lucio Lopez opposed the El Tránsito mine and participated in sit-ins to stop workers from entering the mine. (GSR photo / J. Malcolm Garcia)

“You could feel the anger and the uproar in the entire community,” said Aguilar. “Hatred was in the air between those who worked for the mine and those who opposed it. Even in church gatherings.”

Although Perez, who did not return repeated phones calls and emails requesting an interview for this story, never confronted the sisters, he did communicate with the vicar of the nearby parish of Arizona. A priest there, Fr. Cesar Espinoza, had been voicing his support for those who opposed mining.

“I spoke out against the mine,” Espinoza, 39, recalled. “On local radio, from the pulpit. I asked the bishop to speak out against it. I spoke everywhere and wrote my opinions for publications.”

In May 2013, Espinoza’s supervisor, the vicar, exchanged emails with Perez. He chastised Perez for not being candid about his operation and for increasing antagonism.

“Do you think being transparent is to sneak in machinery on a Saturday escorted by the police?” Vicar Victor Camara wrote in an email, a copy of which was provided to Global Sisters Report. “Have you chosen force and conflict? I hope that you ponder the consequences and that above all no human lives be put at stake, since no human life is worth all the gold in the world. Please know that with conflict there will be no winners, everybody will lose, including you.”

Perez responded that he “only believed in doing things in an honest way.” He said it saddened him to see Honduras “taken apart by businessmen, drug dealers, politicians and environmentalists (communists and subversive curas).” Curas is a derogatory term for priests. Perez also accused the church of cowardice for not having stopped Espinoza’s advocacy against the mine. He called Espinoza “another sinner behind his robe.”

“Believe me, I would like to open that mine hand in hand with the community,” Perez wrote, “but I will not allow a Guatemalan [Espinoza] and the activists to destroy this country.”

Two months later, on July 25, 2013, Orlane Vidal and Daniel Langmeier, with the Honduras Accompaniment Project, a program of the Friendship Office of the Americas designed to engage in nonviolent protest in Honduras, were held captive for two and a half hours by armed men, who, according to Amnesty International, were from the Nueva Esperanza mining project.

The observers had been staying with a family opposed to the mine. Amnesty International found that the leader of the armed men told Vidal and Langmeier that they would be “disappeared in the woods” if they returned to the area. The observers were held at gunpoint and warned not to speak publicly about their abduction. They were released at a bus stop in Nueva Florida, a town not far from Nueva Esperanza. They filed complaints with the authorities. The abductors were not charged.

“It was like an amber alert when we heard about the abduction,” Espinoza recalled. “Everyone — activists, church members — called the government demanding their release. The vice president issued the order to locate them immediately.”

Lourdes Zelaya of El Tránsito said she and her husband are under threat for their opposition to the mine. (GSR photo / J. Malcolm Garcia)

The kidnapping galvanized the community. Honduran law allows mayors the final decision on whether a mine can or cannot operate in their township. In the municipal elections of 2013, anti-mine activists met with mayoral candidates and asked them to sign an anti-mining pledge. On August 20, 2014, upon taking office, the newly elected mayor, Mario Fuentes, closed the Nueva Esperanza mine. But activists say the closing did not end the matter.

“The problem is still ongoing,” said Sr. Aguilar. “The mine still owns the land. What will happen if we elect a mayor who supports mining?”

Activist Olga Hernandez said the land remains as scarred as the community.

“Today, you see plants and trees growing back but the personal damage is like the mountains they flattened. You can’t make a mountain grow back.”

After the mine closed, resentful, unemployed mine workers unleashed their anger toward the activists, said Arizona deputy mayor Cesar Alvarenga, an opponent of the mine. He said his wife left him because of the threats.

“Yes, I still get threats,” Alvarenga said. “This fight has ruined my life. It is very difficult to live with fear because we know these people are so powerful. They have money and the support of the government and won’t go away easily. They invested a lot of money, and we know they won’t lose it like that.”

An El Tránsito couple on their house porch by a crack they say was caused by dynamite used in the mine. (GSR photo / J. Malcolm Garcia)

A town with a 200-year-old mining history

More than 500 miles south of Nueva Esperanza, the town of El Tránsito stands beneath a wide sky and bright sun that scorches the land with a dry heat far different from the humidity that wraps the mountains of Nueva Esperanza.

The El Tránsito mine dates back to the early 1800s. Hundreds of mining tunnels, residents say, run beneath the town like a maze of prairie dog burrows, destabilizing centuries-old buildings. Decades of mining, residents say, polluted local waters making it unfit for human consumption because of high levels of cyanide and lead, among other heavy minerals. There are no known official reports, but residents say they don’t use the water.

“We used to play in the closed mines,” recalled activist Jose Lucio Lopez, 43, who grew up in El Tránsito. “It was a beautiful little town. Quiet. Nothing was ever disturbed.”

The mine had been closed for decades when it started operations again in 2014 after Honduran businesswoman Maria Gertrudis Valle claimed the land as belonging to her. She did not respond to messages from GSR asking for comment.

“Five years ago this woman came into town,” recalled Sr. Reyna Corea. “She said she had documents that showed this land belonged to her. She sent representatives to speak for her. She was like a ghost, rarely seen but known to exist.”

At first, Corea said, the residents of El Tránsito supported the mine until its workers began using explosives. The ground trembled and the walls and floors of houses began to crack.

“They dynamited day and night,” Lopez said. He said as many as 200 people from outside the town would come to work in the mine.

“The whole town would shake from the dynamite,” Lopez said. “As many as 80 explosions a day, every day.”

More than 200 activists, he said, organized sit-ins blocking the road to the mine. Twenty people always occupied the road 24 hours a day. If activists saw a stranger in town they suspected of being with the mine or an unfamiliar vehicle, they would ring the church bell, a call to activists to support the people at the sit-in. The protesters would not allow miners who had managed to enter the property to leave. Police were forced to bring them food and water. A year after the sit-ins began, the mine ceased operations in November 2015. Success, however, has not lessened the threats activists here say they face.

“People have tried to bribe us to be quiet,” said Lourdes Zelaya, 43, a mother of two children, of herself and her husband. “We have been chased by cars and motorcycles trying to force us off the road. People tell us, ‘Watch out. You will be killed.’ At the sit-in, a police officer told my husband, ‘You will be killed.’ We tried to file a complaint, but the police department refused to take it.”

Her 18-year-old daughter Marci said she, too, feels in danger.

“I live in fear something will happen to me because of what is happening to my parents,” she said. “I’d like to help them but I don’t know how. I am vulnerable. I know they can hurt my parents by doing something to me.”

The ongoing threats against activists suggest that the mine owner or other business interests hope to reopen the mine, Corea said.

“As in Nueva Esperanza and all over Honduras, the mine owners will keep trying,” she said. “They will not fall asleep because the mine is not operating. Of course, the problem always comes down to money. People see cash and they lose sight of things, so if money comes then we can’t say what will happen.”

Origen: Closed mines haunt two towns in Honduras as threats against activists mount

, ,

Deja un comentario

Bingo político antes del trueno

Los dirigentes y simpatizantes de la mayor parte de los partidos de oposición política al gobierno salieron a las calles para pronunciarse en contra de la pretendida reelección del presidente actual.

Origen: Bingo político antes del trueno

, ,

Deja un comentario

Policía agrede a periodista durante cobertura de escena del crimen

Alerta 142-16 | Honduras, domingo 7 de agosto de 2016
Comité  por la Libre Expresión (C-Libre). Un grupo policial de la patrulla PN035 de Choloma en el departamento de Cortés, asignados a esta unidad la noche del sábado, agredieron al periodista Rogelio Trejo Paz.
“Me vale verga”, dijo el policía que lo atacó físicamente cuando el periodista manifestó que lo denunciaría. El otro agente, en vez de intervenir para que respetaran la labor periodística, permaneció impasible.
En su muro de Facebook, el periodista denunció el domingo que la noche del sábado fue atacado por un oficial de apellido Martínez Sierra de la Policía Preventiva, asignado a la UMEP No. 10, de Choloma, en la Costa Norte de Honduras.
«De manera agresiva y usando la fuerza desproporcionada en contra de mi persona. Estamos de acuerdo el policía tienes sus funciones como tal. Igual el caso de nosotros, hacemos nuestro trabajo. Por favor, no podemos permitir este tipo de atropellos. Compartamos esto para que no sigamos sometidos. Por algunos uniformados que lo que hacen es desprestigiar la institución. Compartamos esta publicación», pidió el periodista.
Trejo Paz, por vía telefónica, contó en el canal  Hable Como Hable, donde trabaja, que es la segunda vez que sufre una agresión como esta.
«En esta oportunidad nos encontranmos con el oficial Martínez Sierra de manera muy imprudente y agresiva a la vez, llegó de esa manera a no permitirnos el paso, estabamos en  propiedad privada, si bien es cierto somos respetuosos de la escena del crimen, es la segunda vez que pasa esto. Hace seis u ocho meses, este oficial intentó agredir a Kelin Trejo, estaba asignado en la López Arellano, estabamos como a 50 metros de la escena y lo que no quería era que grabarámos».
Relató que la noche del sábado, el agente llegó de manera abrupta y agresiva, que estaba en un bordo por donde hay un alambre y el policía lo sacó por donde estaba la cinta para hacer creer que el periodista la había atravesado, según dijo.
El periodista expresó que el policía no quiso dialogar y destacó que no tiene nada en contra de la institución policial. Este ataque ocurrió es una zona oscura, las autoridades habían dado a conocer que había una persona fallecida atrás de Mall Las Américas en Choloma.
El director del Canal Hable Como Habla (HCH), Eduardo Maldonado, una de las radiodifusoras con mayor audiencia en Honduras, denunció ayer que el corresponsal de la Costa Norte, Rogelio Trejo, sufrió el ataque mientras daba cobertura a una escena del crimen.
Maldonado dijo este domingo, «condenamos esta acción de este miembro de la policia y desde luego, vamos a actuar como corresponde legalmente por su manera de actuar contra nuestro periodista Rogelio Trejo».
«Todos lo que  conocemos sabemos que es un periodista serio, responsable, de pocas palabras y serio en la cobertura noticiosa, rechazamos esta acción de este mienbro de la institución pólicial no actuó de manera correcta, no hizo lo que debe hacer un policía, no hizo lo que debió hacer».
Lo lamentable es que los demás miembros de la policía en vez de actuar para evitar esta situación permitieron que actuara salvajemente en contra de Rogelio Trejo, así fuera bueno que actuaran en contra de los criminales, pero con la población que delinque no actuan así, opinó Maldonado.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha dicho que  «instruir adecuadamente a las fuerzas de seguridad del Estado sobre el rol de la prensa en una sociedad democrática constituye un paso importante para prevenir la violencia contra periodistas y trabajadores de medios de comunicación».
 «Por este motivo, la Relatoría Especial ha recomendado que los Estados adopten mecanismos de prevención adecuados para evitar la violencia contra quienes trabajan en medios de comunicación, incluida la capacitación de funcionarios públicos, en especial las fuerzas policíacas y de seguridad y si fuere necesario, la adopción de guías de conducta o directrices sobre el respeto de la libertad de expresión. Esto reviste particular importancia para las fuerzas que desempeñan tareas de seguridad pública en las cuales habitualmente están en contacto con medios de prensa que informan sobre sus actividades, sobre todo cuando la fuerza en cuestión no fue capacitada originalmente para estas tareas de seguridad pública».

Origen: http://www.clibrehonduras.com/alerta/polic%C3%ADa-agrede-periodista-durante-cobertura-de-escena-del-crimen

, , , ,

Deja un comentario

Fiscalía pedía censura en Facebook como requisito de conciliación en causa penal contra manifestante

Alerta 138-16 | Honduras, domingo 7 de agosto de 2016
Comité por la Libre Expresión (C-Libre). Si no fuera porque una jueza de Letras de lo Penal de la Sección Judicial de Tegucigalpa desestimó la petición de la Fiscalía para censurar publicaciones que trascendieron por redes sociales, el pasado 2 de agosto se hubiera fijado un precedente judicial de censura en publicaciones de Facebook.
En el expediente 1332-15 consta que durante la audiencia de conciliación, celebrada el 2 de agosto, por el proceso penal instruido en contra de Miguel Briceño, uno de los líderes del Movimiento de Los Indignados, detenido durante una protesta; la Fiscalía, apegada a la solicitud del policía, solicitó que se quitarán publicaciones de Facebook relacionadas con el agente de Seguridad estatal.
La defensa se opuso a la petición alegando que no hubo, durante el proceso, ninguna prueba que acredite que Briceño haya hecho referencia al policía a través de redes sociales.
El juicio fue promovido por la Fiscalía por el supuesto delito de daños y este 2 de agosto se firmó una conciliación. Briceño pagó 4,000 mil lempiras por el celular, según constató C-Libre en la cobertura de la audiencia.
En este caso, el ente acusador del Estado imputó a Briceño como responsable de haber quebrado el celular del policía durante la Jornada Nacional de Protesta 4/11, convocada por Movimientos de Resistencia e Indignación Popular, el 4 de noviembre de 2015, con el fin de exigir una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH).
La manifestación demandaba, entre otras, “el respeto a la libertad de expresión y libertad de prensa, el derecho a la libre emisión del pensamiento de las y los periodistas y medios que han sacado a la luz pública todos los escándalos de corrupción que vinculan al gobierno no solo con actos de corrupción sino con el lavado de activos y la narco-política. Contrario a lo que hacen los medios tarifados, cuya labor es esconder los crímenes de sus amos y caudillos de la comunicación”, dice parte del comunicado.
El policía dijo a C-Libre que solamente pasaba por ahí, en las redes sociales se le señaló como un agente de contrainteligencia asignado a la Dirección Nacional de Tránsito que hacía levantamiento de perfiles durante la manifestación.
La Fiscalía uso el derecho penal en contra de Briceño sin mencionar el cargo que ocupa el policía en la administración pública. Se tomó una foto del agente policial y pidió a C-Libre que se borrara el material y que no se publicara su imagen.
En Honduras, las protesta y las redes sociales se han convertido en mecanismos de expresión popular para sortear el monopolio mediático con propiedad cruzada, existente en los medios de comunicación y la regulación de los contenidos de la prensa, por medio de la pauta publicitaria, subvencionada por el Estado.

Origen: http://www.clibrehonduras.com/alerta/fiscal%C3%ADa-ped%C3%ADa-censura-en-facebook-como-requisito-de-conciliación-en-causa-penal-contra

, , , , ,

Deja un comentario

Denuncian robo de información en juicio por estafa

Alerta 139-16 | Honduras, domingo 7 de agosto de 2016
Comité por la Libre Expresión (C-Libre). Diario La Tribuna informó que «el fiscal encargado de presentar las evidencias en el caso de estafa por el proyecto habitacional de Ciudad del Ángel denunció el robo de su computadora personal que contenía información que se presentaría en el juicio».
«El abogado que lleva la causa, Marcos Zelaya explicó que ingresaron a la vivienda del fiscal  y solo le llevaron la computadora.  La suspicacia aumentó cuando el perito de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), que hizo el dictamen sobre el proyecto habitacional, también denunció el robo de su computadora», informó La Tribuna.
«“Nos llena de sospecha que es lo que está sucediendo con estas personas que están llevando estos juicios de impacto social como lo es Ciudad del Ángel”, comentó Zelaya», según la publicación.
Este año, C-Libre ha registrado varios casos de robo de información mediante hurtos en automóviles o en asaltos en contra de periodistas o a la sede de periódicos.

Origen: http://www.clibrehonduras.com/alerta/denuncian-robo-de-información-en-juicio-por-estafa

, ,

Deja un comentario

Periodista pide protección para su hijo de seis años y denuncia extorsión en su contra

Alerta 141-16 | Honduras, domingo 7 de agosto de 2016
Comité por la Libre Expresión (C-Libre). La estatal Dirección Policial de Investigaciones (DPI) investiga la denuncia por supuesta extorsión en contra del corresponsal de un canal de televisión hondureño, el periodista Santiago López.
«Hace mes y medio me dijeron que una persona de la granja penal habían mencionado antes de salir que iban a  tomar acciones contra mí porque a veces cubrimos casos de personas que son detenidas por delitos», dijo López a C-Libre.
El reportero es corresponsal del canal HCH, hace dos años, en el departamento de Copán al occidente de Honduras.
«La DPI ha estado  investigando para ver de qué se trata, yo digo que es extorsión  porque me han estado llamando que deposite dos mil lempiras para no mal informarme en el trabajo en HCH», relató.
López indicó que  la DPI ya está tras la pista de las personas que desean afectarlo, la policía investiga si es una represalia por el puesto que ocupa como corresponsal hace dos años o por el contenido de su trabajo periodístico, según indicó.
«Me gustaría protección para mi familia y para mi casa, me preocupa que me estén mencionando a mi hijo de sies años, me dicen que ya saben en que escuela está hace un mes más o menos».
«La DPI ha estado investigando  los cuatro números de teléfono que reporté».
El corresponsal indicó que hace varios días le han venido amenazando y no le daba importancia porque pensó que no era nada serio. Le pedían dos mil lempiras a cambio de no “malinformarlo”, sin embargo, según López empezaron a pedirle noticias que supuestamente habían pasado en la zona como accidentes y muertos y que aparentemente él no iba a cubrir por falta de diligencia.
Al ver eso, López denunció,  «hago formal  y de conocimiento de ustedes mi denuncia de extorsión, me están llamando  casi  a diario para que les de de mil a dos mil lempiras  semanales y la amenaza es no ponerme  en mal ni inventar cosas de mi en HCH con Eduardo  Maldonado y de no atacan a mi hijo  se 6 años se edad. La DPI  ya tiene  conocimiento de esto. Los números de los que me llaman  para solicitar el dinero son 4:
+504 9994-1079,
+504 3299-0606
+504 9663-4105,
+504 9880-1400».
Esta denuncia fue reportada a C-Libre por la presidenta de la Red de Alertas a Protección de Periodistas y Comunicadores Sociales (Rapcos) en Copán, Gladis López.
En los últimos tres años, C-Libre ha emitido 13 alertas por agresiones de diferente índole, sufridas por los periodistas de HCH.

Origen: http://www.clibrehonduras.com/alerta/periodista-pide-protección-para-su-hijo-de-seis-años-y-denuncia-extorsión-en-su-contra

, , ,

Deja un comentario

Hasta cinco mil reos se defenderían en libertad si el Ejecutivo sanciona reforma al Código Procesal Penal

Tegucigalpa – El comisionado presidente del Comité Nacional contra la Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes (Conaprev), Orle Aníbal Solís, anunció este lunes que al menos cinco mil reos recobrarían su libertad en caso que el Poder Ejecutivo sancione la reforma al Artículo 184 del Código Procesal Penal.

Origen: Hasta cinco mil reos se defenderían en libertad si el Ejecutivo sanciona reforma al Código Procesal Penal

,

Deja un comentario

MINISTERIO PÚBLICO ALLANA LABORATORIO LAIN

Fuerzas de la justicia hondureña llevaron a cabo este día allanamiento al edificio donde opera la empresa productora de medicamentos Laboratorios Internacionales S.A. (LAIN), según elementos del Ministerio Público el operativo tiene el fin de recolectar información que pueda servir en el caso Astropharma-Secretaría de Salud. 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. Este lunes las fuerzas de seguridad allanaron en esta ciudad el edificio de Laboratorios Internacionales S.A. (LAIN), ubicado en el barrio El Rincón, cerca de la Alcaldía Municipal del Distrito Central.

El operativo fue realizado por el Ministerio Público (MP) a través de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCO) y el principal objetivo del allanamiento era resguardar documentación relacionada al caso de Astropharma, cuyos ejecutivos afrontan procesos en los tribunales hondureños por presuntos delitos contra el Estado de Honduras.

Uno de los oficiales apuntó que “se recolecta información que pueda servir como evidencia”.

Por su parte la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) confirmó que la documentación extraída servirá para la investigación del caso que involucra a la familia Gutiérrez.

La semana pasada un juez natural elevó a juicio oral y público el caso de la empresa Astropharma-Secretaría de Salud, los Gutiérrez serán sometidos a un tribunal de sentencia por los delitos de falsificación de documentos públicos y uso de los mismos, delito contra la salud pública y fraude en perjuicio del Estado de Honduras.

Durante el operativo, las fuerzas de seguridad detuvieron e inspeccionaron cada vehículo que pasaba por la zona.- De hecho, el perímetro de barrio El Rincón fue rodeado por un fuerte contingente de policías. Se supo que las oficinas fueron allanadas por los fiscales y confiscaron documentos, mientras a los empleados se los pidió un comportamiento normal de trabajo.

Origen: http://www.web.ellibertador.hn/index.php/noticias/nacionales/1622-ministerio-publico-allana-laboratorio-lain

, , ,

Deja un comentario