EL CLAN DE LOS REINA

Y LA HISTORIA DEL LIBERALISMO HONDUREÑO No es posible escudriñar en la Historia de Honduras, sin pasar por la familia Reina, como no es posible hablar de los Reina sin reconocer su rol en la política de este país. Porque como clan de la política nacional, los Reina han estado en cada momento de la […]

 

—Esta casa fue construida por mi abuelo el abogado Antonio Reina Bustillo hace 113 años —Comentó don Jorge Arturo, al entrarnos a la casa de Los Laureles, señalando con orgullo a las paredes del hermoso edificio de amplios pasillos y toques de caoba, repleto de cuadros y esculturas cargadas de significado para la familia—. Ese mueble fue hecho por él general José María —hermano de mi abuelo don Antonio—. Tiene un compartimiento secreto porque en aquel tiempo no había bancos. Aquella máquina que ve allí —señala abajo del mueble de madera—, era de Ángel Zúniga Huete, con ella escribía y la hacía ponerse al rojo vivo.

El origen de los Reina en la política nacional lo podemos encontrar en la fundación misma del Partido Liberal en 1891, cuando el abogado Policarpo Bonilla, inspirado por los principios del libro Mis Ideas escrito por Celeo Arias en colaboración con el periodista Álvaro Contreras, agrupó a los jóvenes de su generación en torno a las avanzadas ideas de Árias, reformando la vieja «Liga Liberal» creada en los años 60 del siglo XIX.

Entre esos jóvenes liberales que dieron origen al Partido, estaba José María Reina Bustillo, que no debe confundirse con su primo, José María Reina Barrios, presidente de Guatemala entre 1892 hasta que fue asesinado en febrero de 1898.

Reina Bustillo alcanzó el grado de General al ser nombrado poco antes, en 1890, Jefe del Estado Mayor General para hacer frente a la insurrección armada liderada por Longino Sánchez, que buscaba derrocar al gobierno de Luis Bográn.

«El 14 de enero de 1898 se efectuó en el Salón de Retratos de la Casa de Gobierno una reunión de las figuras más importantes del partido [Liberal] y después de laboriosas discusiones se acordó recomendar a la convención del Partido la candidatura del General Terencio Sierra para la Presidencia, y la del General José María Reina, para la Vicepresidencia», dice el libro Gobernantes de Honduras del siglo XIX de Víctor Cáceres Lara.

Los comicios de 1898 se practicaron el 30 y 31 de enero, según cuenta el libro de Cáceres Lara, y para sorpresa de todos, el general Reina sacó más votos que el mismo Terencio Sierra (37,546 y 36,796 respectivamente), pero respetando el acuerdo entre Juan Ángel Árias y Policarpo Bonilla, se cumplió lo acordado en aquella reunión del 14 de enero y Terencio Sierra entra a la Historia nacional como el presidente número 28 que llevó el control del país entre 1898 y 1902.

EL CLAN DE LOS REINA

  1. Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: