Hospital Escuela Universitario niega atención médica a estudiante, lesionado en protesta

Alerta 98-16 | Honduras, viernes 3 de junio de 2016

Comité por la Libre Expresión (C-Libre). A un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), que perdió momentáneamente el conocimiento tras recibir el impacto de una bomba lacrimógena en el rostro, le fue negada la atención médica en el Hospital Escuela Universitario y un médico le dijo, “adiós vago hijo de la gran puta”.

El viernes 27 de mayo de 2016, los estudiantes convocaron a una manifestación dentro de las instalaciones de la Universidad, la que posteriormente decidieron trasladar al Bulevar Suyapa,  de inmediato se hicieron presentes los miembros de la Policía Nacional para desalojarlos con violencia, de acuerdo con el relato del denunciante.

En la represión, el estudiante José Paredes quedó rodeado de gases y en el intento por escapar del humo tóxico, no se percató que en dirección hacia donde escapaba del humo, “estaba un policía” disparando los gases tóxicos.

“Yo pensé que no disparaba a pegarme, seguí corriendo y cuando acordé, sentí el cachimbazo (golpe) en la cara y me hizo perder la dirección y fui a pegar entre el muro de las dos entradas vehiculares de la UNAH”, contó el afectado.

Después de ser atacado por la Policía Nacional se fue a su casa y al llegar a su domicilio, sintió malestares, no podía mover los pies, contó.
El estudiante acudió al Hospital Escuela Universitario (HEU) para buscar atención médica, pero no fue atendido hasta que se le practicó un examen toxicológico, debido a que los médicos asumieron que estaba ebrio o con el efecto de otro tipo de droga. “Me hicieron un examen y salió limpio de allí tuvieron que atenderme”, denunció el educando, pero de nuevo inició otro problema, querían cobrarle por practicarle una radiografía.

Una red de defensores de derechos humanos, de la que el Comité por la Libre Expresión (C-Libre) forma parte, informó alrededor de las 10:00 de la noche del jueves 27 de mayo, la situación que enfrentaba el universitario. La familia solicitaba apoyo para reunir el dinero del cobro que le hacía el hospital.

“Un doctor me dijo adiós, vago hijo de la gran puta

Según su testimonio, los abusos no terminaron allí, cuando el estudiante salía del área de Emergencia del HEU, “un doctor me dijo adiós, vago hijo de la gran puta”. “No sabía porque me dijo eso, después me enteré que a ellos les dijeron que yo era de los reprimidos en la Universidad”, testificó el estudiante.

C-Libre intentó comunicarse con el relacionador público del  Hospital Escuela Universitario, Miguel Osorio, pero no contestó los mensajes ni las llamadas telefónicas.
Las normas de derechos humanos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, establece en el Manual de Derechos Humanos para la policía, sobre el uso de la fuerza, que “toda persona tiene derecho a la vida, a la seguridad de su persona y a no ser sometida a torturas ni a tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado al Estado español en el año 2009 y al gobierno de Turquía en el año 2013, por el uso de gases lacrimógenos contra la integridad física de manifestantes.

El HEU es administrado por las autoridades de la UNAH hacia cuyas decisiones se han dirigido las protestas estudiantiles. C-Libre hace un llamado urgente a la comunidad nacional e internacional para estar atentos a este tipo de hechos en vista de que el HEU es el principal centro asistencial del país y el que atiende a manifestantes, defensores y periodistas, estigmatizados en comunicados institucionales de la UNAH.

Criminalización de la protesta en la UNAH

El 19 de diciembre del año 2014, las autoridades de la UNAH expulsaron durante dos períodos académicos a estudiantes que protestaban para exigir participación estudiantil. Los alumnos perseguidos son Sergio Ulloa, de la carrera de Trabajo Social; José Herrera, Dayanara Castillo, Javier Barahona, Moisés Cáceres, alumnos de Sociología y Cesario Padilla, de Periodismo, informó la integrante del Movimiento Amplio Universitario (MAU), Lucía Vijil.

Antes de ello, el estudiante Darío Moran fue torturado por policías y enviado a prisión a la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, por reclamar derechos ante las autoridades universitarias.

En 2015, al menos 19 estudiantes universitarios fueron criminalizados y expulsados del Alma Mater por el ejercicio del derecho a la protesta en reclamo de mejora de las condiciones pedagógicas y la derogación de normas académicas que lesionan sus derechos. Los estudiantes fueron reingresados a la UNAH luego de una sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, sin embargo todavía tienen que ir a firmar a diferentes juzgados del país.

Origen: http://www.clibrehonduras.com/alerta/hospital-escuela-universitario-niega-atención-médica-estudiante-lesionado-en-protesta

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: