El marketing de la violencia en Honduras y el continuismo –

En una sociedad como la hondureña, en la que los fenómenos políticos son vistos de forma más bien deportiva, el proyecto hegemónico de Estados Unidos para América Latina encuentra un laboratorio perfecto para afinar y mejorar las tácticas a implementar, no solo para destruir los procesos de liberación de nuestros pueblos, sino también para el posterior dominio y sojuzgamiento neocolonial que debe prevalecer por muchas décadas en nuestro continente.

 

En razón de esto, todos los países de Latinoamérica deberían estudiar el caso Honduras como parte de la defensa de sus procesos, así como la construcción de nuevos escenarios revolucionarios. Además de su carácter geoestratégico crucial para los intereses gringos, la construcción cultural, sostenida en el estremecimiento constante de la sociedad a base de gigantescos movimientos de propaganda, en Honduras se construye la maquinaria contracultural destinada a recuperar la hegemonía neoliberal, debilitada en los países revolucionarios durante las primeras dos décadas de este siglo.

 

Es así como la violencia adquiere un sitial privilegiado en los planes hegemónicos imperiales: ya no solo la violencia vertical desde la potencia contra los más débiles (como las agresiones descaradas a Irak, Siria, Libia, etc.), o la violencia vertical local ejercida abiertamente por los órganos represivos del Estado como parte de su defensa del sistema, sino, principalmente, la violencia “asimétrica” y omnipresente que desintegra los pueblos como entidad, y supone una lucha descarnada de “todos contra todos” sin ningún resultado previsible, y con el consiguiente beneficio de quienes propician las condiciones que generan el fenómeno.

 

Aquí entra en operación plena una maquinaria de marketing que promueve la violencia como un producto más; la posiciona en la mente del público que pasa a ser una masa de potenciales “clientes”. El marketing se encarga de crear la “necesidad” incontrolable de violencia, y a su vez le da las connotaciones que le vienen mejor a los “usuarios”: las victimas llegan incluso a encontrar una esperanza en la violencia misma (especialmente esperando la intervención salvadora de las fuerzas norteamericanas), mientras a quienes apoyan el statu quo le sirve como ámbito de confort, de certeza y seguridad (el régimen nos protege y sabe qué hacer).

– See more at: http://www.alainet.org/es/articulo/176997#sthash.5C8H1UJp.dpuf

http://www.alainet.org/es/articulo/176997#sthash.5C8H1UJp.dpuf

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: