Archivos para 18/03/16

PRONUNCIAMIENTO DE LAS HIJAS E HIJO DE BERTA CACERES Y COPINH: Honduras sin voluntad política para realizar investigación independiente del asesinato de Berta Cáceres

Tegucigalpa, 17 de marzo de 2016.- A 15 días del asesinato de Berta Cáceres Flores, las autoridades hondureñas siguen sin escuchar las voces quienes exigimos justicia mediante una investigación independiente e imparcial.

El pasado 6 de marzo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó medidas de protección para garantizar nuestra vida e integridad (familiares de Berta, e integrantes del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas  de Honduras (COPINH)), y también para que se garantice nuestro derecho a defender derechos humanos, en condiciones de seguridad. A su vez, la CIDH solicitó que se realizara una investigación efectiva del asesinato de nuestra lideresa, defensora del pueblo lenca y de los bienes comunes y de la naturaleza.

Para consensuar la forma de cumplimiento de las medidas de protección dictadas por la CIDH, nosotras, las hijas e hijo de Berta, el COPINH y nuestros representantes legales, hemos participado en reuniones con el Secretario de Seguridad Pública, con altos mandos de la Policía Nacional Civil y con el secretario y la subsecretaria de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización. Hemos presentado, por escrito, solicitudes concretas sobre la investigación del asesinato, sobre nuestra protección física y sobre las medidas para evitar que continúe la violencia hacia el pueblo Lenca. Hasta el día de hoy no hemos recibido una respuesta formal de las autoridades sobre la propuesta planteada.

Asimismo, solicitamos reuniones con el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, y con el Fiscal General de la República, Oscar Fernando Chinchilla, quienes ni siquiera nos han respondido.

En relación con el proceso de investigación, le solicitamos al Estado que pida asistencia técnica a la CIDH, formando un grupo de personas con experiencia y reconocida trayectoria en investigación criminal, que apoye técnicamente las investigaciones internas y que tenga la capacidad de participar activamente en todas las diligencias, así como de sugerir rectificaciones y presentar denuncias, entre otras funciones. De esta manera, consideramos que se estaría garantizando una investigación transparente, independiente e imparcial que preserve el derecho a la verdad y la justicia.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, así como el Fiscal General de la República emitieron comunicados públicos sobre la asesoría que dará la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) a través de sus representantes en Honduras. De acuerdo con la Fiscalía General, en el marco de este apoyo, se estaría solicitando a dicha instancia “certifique la transparencia y estricto apego” de la Fiscalía al mandato constitucional y legal en el proceso de investigación. También le piden “el acompañamiento para refrendar la objetividad e imparcialidad en la conducción de todo el proceso investigativo.”

Considerando lo dicho públicamente por las autoridades, el pasado 16 de marzo las hijas de Berta y representantes del COPINH participamos en una reunión con la señora Silvia Lavagnoli, representante adjunta de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Honduras y con el señor Félix Gómez, funcionario del mismo órgano internacional, a efectos de conocer los alcances de su participación en las investigaciones. Ellos manifestaron que su mandato no incluye realizar investigación criminal, que no tienen la experiencia para hacerlo y que no participarán directamente en el proceso. Aclararon que harán una observación desde una perspectiva de derechos humanos y desde ese ámbito formularán recomendaciones al Estado.

Es preocupante que el Estado hondureño, sin embargo, pretenda confundir a la comunidad nacional e internacional sobre lo que será la participación de la OACNUDH en el caso. Está claro que este órgano internacional no tiene la competencia para participar activamente en una investigación independiente e imparcial del asesinato de Berta pero el Estado insiste en desviar la atención, provocando que no llegue esa presencia internacional que sí pueda cumplir con el objetivo deseado.

También es de nuestro conocimiento que la participación de autoridades de investigación vinculadas con el gobierno estadounidense (FBI) sería limitada y más allá de eso, no consideramos que esta sustituya nuestras demandas de independencia e imparcialidad.

Las autoridades hondureñas no están escuchando nuestros reclamos para que se haga justicia. Es por ello que denunciamos la falta de voluntad política para garantizar una investigación transparente, independiente y de acuerdo con los más altos estándares internacionales. Es evidente que el discurso oficial no se corresponde con la realidad. Cada día que pasa observamos con dolor e impotencia cómo la justicia sigue perdiendo batallas contra la impunidad, ante la desidia del Estado.

Manifestamos nuestra desconfianza en el trabajo que está llevando a cabo el Ministerio Público y responsabilizamos a las autoridades de impedir nuestro derecho a participar en el proceso investigativo.

Finalmente, reiteramos nuestra demanda de #JusticiaParaBerta, mediante la participación de un grupo de personas expertas independientes y de trayectoria internacional.

Olivia, Bertha, Laura y Salvador Zúniga Cáceres

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH)

Con el acompañamiento y representación legal del

Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia y del

 

Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL)

, , ,

Deja un comentario

Palabras de Gustavo Castro al pueblo de Honduras

egucigalpa, Honduras – 15 de marzo de 2016

AL PUEBLO DE HONDURAS

No se si algún día estas líneas lleguen a ustedes.

Vine a Honduras con tanta ilusión. Hacía muchos años que no venía. Pero le agradezco a Berta que me haya invitado. Amiga del alma desde hace tantos año, ella y su familia. Pese a todo lo vivido no me arrepiento de haber venido ni de haber sido elegido por el destino para poder despedirme de mi querida amiga.

Me duelen tanto mis heridas aunque ya van cicatrizando, pero me duele más el dolor del querido pueblo hondureño que no se merece esto, nadie nos lo merecemos. Siempre hemos admirado a este pueblo noble lleno de valentía y lucha por una vida digna para todos y todas, donde quepan todos, sin distinción y con justicia. Esa fue la lucha de Berta.

Así como siento el amor del pueblo hondureño por México, así es el amor que siento por este hermoso país, por sus paisajes, por su naturaleza y sobre todo por su gente, por su orgullo de ser catrachos. No dejemos que ni los asesinatos ni los gorgojos nublen la esperanza ni el paisaje.

Cuando en México me topo por las calles con migrantes de esta tierra, no resisto el acercarme para tenderles la mano y reconocer su valentía, porque sé la travesía que llevan a cuestas, y el dolor por lo que dejan para seguir la ruta de la vida, de la esperanza, de buscar algo mejor. Y me digo y les digo, no se vayan, regresen, el viaje es difícil, nuestra gente, nuestra tierra nos necesita. Y les despido con una palabra que Berta siempre me decía: “Cheke!”.

Nuestra tierra es generosa, nuestra sangre la misma, los mismos lazos mesoamericanos que nos unen desde siempre y que nos invitan a luchar, al igual que Berta, por una vida más digna y mejor para todos.

En estos días de espera por reunirme con los míos, mucha gente hondureña me ha mandado su solidaridad y saludos de afecto. A todos les agradezco tanto, tanto. Berta significaba mucho para mí como para todos ustedes. Berta fue una mujer excepcional que luchó por una Honduras mejor, más digna, más justa, por un país para todos. Su espíritu crece en el corazón del pueblo hondureño, porque no la enterramos sino que la sembramos para que desde La Esperanza, alimente la esperanza.

Que no les quepa duda, he apoyado todas las diligencias que me han pedido las autoridades a la hora que me lo han solicitado, más de diez, y lo seguiré haciendo para que se haga justicia. Aunque siempre las autoridades me dijeron en múltiples ocasiones que me podía ir, incluso dispusieron de un helicóptero para salir de La Esperanza a Tegucigalpa, a última hora me solicitaban que me quedara para nuevas diligencias, lo que siempre he aceptado. Por el momento ya hice todo lo que está en mis posibilidades. Tengo vida, tengo familia. Desde México nunca dejaré de apoyar y siempre estaré dispuesto a ayudarlos para encontrar la verdad. Para ello tenemos entre ambos países un Tratado sobre Asistencia Jurídica Mutua en Materia Penal entre los Estados Unidos Mexicanos y la República de Honduras.

Desde México seguiré asumiendo la responsabilidad histórica que tengo con el pueblo de hondureño, con Berta y su familia y con el Copinh. En mi cuerpo llevo tatuadas las heridas para toda la vida que nunca me dejarán olvidar este compromiso.

Agradezco al Copinh haberme recibido. Son gente hermosa, sencilla, digna de sus ancestros, dignos de estas tierras maravillosas, y es un pueblo con un espíritu incansable de lucha por preservar su identidad y su lugar de origen, admirable en su respeto a la naturaleza y por su amor a Honduras. Y eso también se los admiro y agradezco mucho a ellos. Son también lo que el mundo conoce y respeta de Honduras, son esperanza, son la semilla de donde germinará con más fuerza el espíritu de Lempira, de los pueblos ancestrales, del pueblo hondureño. Han sido ejemplo e inspiración de muchos en todo el mundo, como también lo han sido para el pueblo hondureño. Del mismo modo son ejemplo de dignidad todas las organizaciones sociales, campesinas, indígenas y garífunas y que luchan por un país mejor. A todos ellos les agradezco tanta solidaridad.

Agradezco a mi Embajadora y al Cónsul por todo su apoyo invaluable, que me han recibido con los brazos abiertos y protectores para poder hacer frente a esta situación tan adversa.  Agradezco toda la solidaridad hondureña y la internacional por el cariño a Berta y por sus generosas muestras de preocupación.  Sus miles de cartas, firmas y mensajes que no tengo cómo pagar.

Pronto habrá justicia.

Gustavo Castro Soto

http://www.otrosmundoschiapas.org/index.php/component/content/article/36-otros-temas/36-derechos/2278-palabras-de-gustavo-castro-al-pueblo-de-honduras

, ,

Deja un comentario