“Golpe de Estado” y “atentado fallido” contra presidente de Honduras genera interrogantes

Versión para impresiónVersión PDF

“Golpe de Estado” y “atentado fallido” contra presidente de Honduras genera interrogantes
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- En un hecho curioso que genera tantas preguntas como respuestas, luego que el coordinador del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos (Codeh), Hugo Maldonado, reveló ante el Ministerio Público las supuestas pruebas del complot que se tiene programado para dar golpe de Estado al Presidente Juan Orlando Hernández.
Maldonado señaló al general en condición de retiro, Romeo Vásquez Velásquez, como el principal orquestador de la conspiración contra el gobierno y que debería estar preso por esa acción, como por los acontecimientos del 28 de junio del 2009.
“Pido que el Ministerio Público deduzca las responsabilidades a Romeo Vásquez Velásquez ya que desde anoche dijo que iba a comparecer hoy (jueves 21) y no está aquí”.
Días antes, según la agencia española de noticias EFE informó que un grupo de narcotraficantes hondureños, guatemaltecos, colombianos y mexicanos presuntamente tenía un plan para asesinar al presidente de Honduras el año pasado.
EFE informó que el plan de criminales de diversos países para asesinar al presidente Juan Orlando Hernández en septiembre de 2014 fue frustrado por las autoridades hondureñas. Algunos de los presuntos asesinos —quienes no son identificados en el informe— fueron arrestados y deportados a sus países de origen. La noticia no menciona ningún otro gobierno como país receptor de los deportados.
Desmienten “golpe de Estado”
Este miércoles, en rueda de prensa Hernández, aseguró que “el Gobierno sigue adelante y avanza en sus objetivos, al igual que todos los demás sectores”, y pidió a los buenos hondureños “seguir adelante, con fe y esperanza, sin que se presenten a escuchar a estos conspiradores, a quienes les pido que tengan compasión de un pueblo que ya ha sufrido bastante. Que entiendan que los buenos somos más y queremos salir adelante”.
De su lado, el exjefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, Romeo Vásquez Velásquez, mediante una llamada telefónica, desmintió la supuesta conspiración de un segundo golpe de Estado en Honduras.
“Que no estén inventado cosas, al menos que mi esposa y yo solos le demos golpe de Estado. No estoy en las Fuerzas Armadas, ¿con quién le daría golpe de Estado?”, Ya mismo organizaré una conferencia de prensa, para desmentir esas acusaciones”, dijo.
“Atentado Fallido”
El secretario de Relaciones Exteriores de Honduras, Arturo Corrales, le dijo a EFE que el gobierno de Estados Unidos confirmó los informes sobre el fallido atentado, pero ningún miembro del gobierno estadounidense es citado en el comunicado.
Corrales agregó que las autoridades tienen registros de llamadas celulares interceptadas en las que presuntos narcotraficantes admiten la existencia del plan, pero no proporciona más detalles sobre dichas llamadas.
El secretario asegura que Hernández decidió no revelar públicamente el plan en su contra porque  ello distraería los esfuerzos que adelanta Honduras para combatir al crimen organizado, y añade que esta decisión fue “estratégica pero además valiente”.
El ministro de seguridad Julián Pacheco le dijo a EFE que Hernández ha recibido amenazas desde que se desempeñó como presidente del Congreso de Honduras entre 2010 y 2014. Durante ese periodo, Hernández propuso más de una docena de leyes para reducir la violencia, así como para combatir al narcotráfico, lo cual, según Pacheco, convirtió a Hernández en blanco de los criminales.
Análisis de InSight Crime
Los esfuerzos del presidente Hernández contra los grandes capos del narcotráfico han sido impresionantes. El año pasado, su gobierno capturó y aprobó la extradición a Estados Unidos de un gran número de narcotraficantes, muchos de los cuales eran considerados intocables por sus nexos con las élites hondureñas.
Pero la decisión de muchos de los miembros del círculo íntimo de Hernández de denunciar oficialmente acerca de la supuesta amenaza parece premeditada y casi estratégica. Estas mismas extradiciones han elevado los temores de que los narcotraficantes con juicios en Estados Unidos podrían hablar con los jueces de ese país sobre los nexos de las élites políticas y económicas de Honduras con el crimen organizado y sobre cómo éstas usan sus ganancias ilícitas para financiar campañas.
Particularmente, otros dos narcotraficantes hondureños terminaron bajo custodia de Estados Unidos sin la ayuda de oficiales hondureños. Devis Leonel Rivera Maradiaga y su hermano mayor, Javier Eriberto Rivera Maradiaga, líderes del debilitado cartel transportista hondureño Los Cachiros, se entregaron a las autoridades de Estados Unidos en enero, presuntamente para evitar ser asesinados por su socio, el exgobernador Juan Gómez.
Un informe, que cita varias fuentes no identificadas, afirma que Hernández se reunió con el actual vicepresidente Ricardo Álvarez en abril de 2013 en una propiedad perteneciente a Los Cachiros, para pactar la campaña presidencial.
La historia de que Hernández busca desafiar a estos narcotraficantes podría protegerlo de cualquier acusación en su contra, en relación a sus nexos con Los Cachiros u otros grupos criminales. Es así como un supuesto intento de asesinato orquestado por una fuerza multinacional de narcotraficantes —que apareció en la primera plana de muchos de los principales periódicos hondureños— terminará por ganarle popularidad al presidente entre la población hondureña./ Con información de: InSight Crime 

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: