Narcoterrorismo, el nuevo reto a vencer por el Comando Sur de EEUU

5 de Mayo de 2015

09:20AM  –  Enviados Especiales: Alex Flores/Johny Magallanes  

EL HERALDO dialogó en exclusiva con una serie de funcionarios del Comando Sur de Estados Unidos sobre la ayuda mutua que existe entre la región y esa unidad militar, así como de los desafíos constantes a los que se enfrentan.

Miami, Florida

El Comando Sur de Estados Unidos, que trabaja en 31 países del hemisferio occidental en materia de asistencia humanitaria y apoyo en seguridad, ahora ha agregado a su agenda de desafíos el combate al narcoterrorismo y vigilar el posible destino de 8 mil elementos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) una vez que se concluya el acuerdo de paz con el gobierno de ese país.

Estas prioridades fueron expuestas por altas autoridades del Comando Sur a un equipo de EL HERALDO en la sede central de esa entidad armada, creada para realizar acuerdos de cooperación en América Latina y el Caribe.

Si bien el hemisferio occidental es considerado por esa rama militar estadounidense como la “región de la buena noticia”, existen conflictos políticos de orden “doméstico” que pueden repercutir en los intereses de la primera potencia mundial.

El sargento primero Cristian Solórzano, asistente del jefe del Comando Sur, John Kelly, en un resumen que hizo sobre el funcionamiento de ese comando, remarcó que, por ejemplo, la duda es que los guerrilleros de las FARC dejen sus prácticas criminales después del acuerdo de paz.

“Mientras nosotros monitoreamos estas conversaciones de paz nos preguntamos qué va a suceder si un acuerdo de paz se lleva a cabo con estos 8 mil elementos de las Farc que se llevan combatiendo, qué sucederá, ¿dejarán pacíficamente las armas?”, consultó.

“El año pasado el general Kelly visitó un centro de desmovilización en Cali, Colombia, y en ese centro él fue informado que muchos de los exmiembros de las Farc fueron tomados de sus familias cuando ellos tenían una edad corta, de cinco a seis años; debido a eso, muchos de esos miembros no saben cómo leer, no saben cómo escribir, no han tenido la oportunidad de estar frente a una computadora…pero lo que sí saben es lo que han aprendido en los últimos 30, 40 o 50 años… que es matar para obtener lo que ellos quieren”, enfatizó.

El gobierno de Colombia y las Farc iniciaron el año pasado las negociaciones para poner fin a un conflicto que lleva medio siglo.

Pero el vocero del Comando Sur, José Ruiz, indicó que Estados Unidos no tiene ninguna intervención en este acuerdo de paz, que nada más recuerda que anteriormente otros miembros de grupos criminales que se desmovilizaron nunca volvieron a tomar las armas para cometer otro tipo de ilícitos.

Narcoterrorismo

De acuerdo a los informes del Comando Sur proporcionados por el Departamento Antidrogas (DEA), se ha detectado que grupos terroristas como Hezbolá tienen nexos con bandas de narcotraficantes, especialmente con el Cartel de Jalisco, de México.

“La DEA reporta que 22 de las 59 organizaciones terroristas que han sido designadas reciben apoyo financiero del tráfico de drogas, algunas de estas organizaciones operan en nuestra región”, dijo el oficial.

“Estamos monitoreando específicamente las actividades de Hezbolá en el aspecto financiero y de facilitación y también enfocándonos en el posible retorno de estas personas que han ido a pelear en el Medio Oriente, a pelear por Isis, y en menor medida monitoreamos las actividades de Al Qaida”, explicó Solórzano.

Pero el portavoz Ruiz aclaró que las personas de origen del Medio Oriente que viven en América que han hecho contacto con grupos de terroristas son una minoría, pues la mayor cantidad de esa población son ciudadanos honrados y trabajadores.

Indicó que la mayoría de personas de origen árabe que viven en la región son personas honradas y que aportan mucho a las naciones donde residen y que son pocos los casos que en el pasado se ha detectado que tengan vínculos con terroristas.

Según el sargento Solórzano, se monitorea también que estos grupos irregulares no recluten inmigrantes ilegales que llegan a Estados Unidos para usarlos para sus planes malévolos.

“Estas mismas redes y conductas pueden ser utilizadas por estas organizaciones que están motivadas simplemente para hacerle daño a Estados Unidos y sus intereses, que puedan utilizar estas mismas redes para facilitar el movimiento de armas de destrucción masiva, terroristas o también propagar las enfermedades infecciosas adentro de nuestra región y eventualmente de Estados Unidos”, expresó.

Comando Sur

El Comando Sur tiene tres unidades en la región que sirven para coordinar los programas de asistencia e intercambio humanitario y militar.

En Cabo Hueso, en Florida, se encuentra la Fuerza de Tarea Interagencial Sur; mientras que en Honduras, específicamente en Comayagua, está la Fuerza de Tarea Conjunto Bravo. La tercera es la base militar de Guantánamo, en Cuba.

El Comando Sur lleva a cabo la Operación Martillo junto con naciones de la región para impedir que la droga producida en Colombia, Perú y Bolivia pase por Centroamérica y zonas costeras del

Atlántico y Pacífico para ser llevada finalmente a Estados Unidos.

Para esa misión, que inició en 2012, se han desplegado equipos aéreos y marítimos a lo largo de los dos océanos y esto ha dado como resultado el arresto de 400 personas y el decomiso de 600 toneladas de cocaína valorada en 8 mil millones de dólares.

Solo en 2014 se decomisaron 158 kilogramos de cocaína que tenían como destino Honduras para posteriormente ser trasladadas a Estados Unidos.

El 80 por ciento de la droga que llega a Estados Unidos, principal consumidor de alucinógeno del mundo, pasa por Centroamérica.

La Fuerza de Tarea Inteligencia Sur es la unidad del Comando Sur que funciona, junto con los demás países, como el cerebro de la Operación Martillo.

Avión con radar

El jefe del Programa Antinarcóticos del Comando Sur, William Scoogin, dijo que se han presupuestado 10 millones de dólares para ayudar a Honduras a mejorar sus capacidades de lucha contra el narcotráfico.

Como parte de la asistencia se prevé que en los próximos días se termine de instalar un sistema de radar en un avión B200 que incautaron las autoridades de Honduras a fin de que pueda detectar trazas ilícitas sospechosas de transportar droga.

“Honduras tenía el avión, ellos van a prestar el avión para configurar el avión para que pueda usarse para patrullajes de espacio marítimo… porque la gran mayoría está entrando por la vía marítima”, dijo Scoogin.

Otra asistencia del Programa Antinarcóticos del Comando Sur consiste en ayuda para mejorar la infraestructura en Gracias a Dios, el departamento que más han usado los narcotraficantes como puente de los cargamentos de cocaína.

Ayuda humanitaria

Honduras recibe de parte del Comando Sur 5 millones de dólares para asistencia humanitaria, según Hilda Cruz, jefa del Programa de Ayuda Humanitaria de esa entidad.

La región sufre al menos 50 fenómenos naturales que causan daños y es ahí en donde el Comando Sur entra en acción para mitigar los efectos, pero también realiza medidas preventivas.

Cruz dijo que como parte de la asistencia se le han dado donaciones a la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

“Definitivamente estamos ayudando a Honduras en su preparación, para nosotros es muy importante que Honduras se fortalezca, le hemos dado muchas bodegas, le hemos ayudado mucho a Copeco, estamos ayudando a que se incremente su flota de vehículos para que puedan responder mas fácilmente a las emergencias”, explicó Cruz.

En materia de asistencias médicas, el Comando Sur desplegará a mediados de año el buque sanitario Confort, que brindará asistencia en salud en varias áreas, al tiempo que se brindarán medicinas y se financiarán aperturas de pozos valorados en un millón de dólares.

También se ha dado ayuda veterinaria para la asistencia de unos 18 mil animales domésticos en zonas como Gracias a Dios.

Se consultó qué tanto la región necesitaba al Comando Sur y Rob Randolfi, comandante de la División Antidrogas, respondió que en realidad la relación del Comando Sur con el área es de ayuda mutua para sacar beneficios de las capacidades de ambos lados.

“Creo que no es cuánto necesita Honduras al Comando Sur, sino cuánto nos necesitamos constantemente”, expresó.

Puso como ejemplo que en el dominio marítimo que se desarrolla en el Atlántico y Pacífico para bloquear el paso de los narcotraficantes se ha generado un intercambio de capacidad que ha dado como resultado los cuantiosos decomisos.

En las operaciones del Comando Sur trabajan unas 2 mil personas en el área civil y otras 7,000 en la parte militar.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/inicio/837194-331/narcoterrorismo-el-nuevo-reto-a-vencer-por-el-comando-sur-de-eeuu

, , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: