Marca de país

Miércoles, 08 Abril 2015 23:17

El gobierno está lanza en ristre contra los enemigos de Honduras, o sea aquellos a los que considera responsables de una supuesta operación de descrédito a nuestra querida patria en el exterior y en la entraña nacional.

Los secretarios de la Presidencia, de Relaciones Exteriores y de Seguridad, Reinaldo Sánchez, Arturo Corrales y Julián Pacheco, respectivamente, han alertado a “la comunidad internacional” respecto a una malvada “campaña de desprestigio que han iniciado algunos líderes y activistas políticos para afectar la imagen de nuestro país”.

En conferencia a la prensa, de pie en la escalinata de entrada a Casa Presidencial, dichos funcionarios han comunicado que, “desde días anteriores, algunos dirigentes de partidos de oposición, en coordinación con ONG afines a ellos, comenzaron a montar una trama perversa y tendenciosa en donde se distorsiona la realidad de la muerte de menores y las condiciones de vida de los privados de libertad en las cárceles nacionales”.

De acuerdo con el documento leído, se asume, sin mención concreta,  que “miembros de partidos de oposición viajaron a Washington, Estados Unidos (de América), con el único interés de bloquear ayudas que se habían aprobado y que servirían directamente para los programas sociales de los más necesitados”.

“Posteriormente –se agrega–, fueron los dirigentes del partido Libre los que mintieron al pueblo hondureño y a la comunidad internacional sobre la supuesta existencia de escuadrones de la muerte para hacer una especie de profilaxis de menores de edad”.

Esta acusación es en relación con el asesinato de cuatro estudiantes de secundaria, activistas de los institutos Jesús Aguilar Paz y Central Vicente Cáceres, asesinados tras su participación en protestas callejeras antigubernamentales, cuya pesquisa policial hasta ahora ha sido imperfecta e infructuosa.

El canciller Corrales comentó al momento, con suficiencia, que “la mentira, aunque parece que camina rápido, solo parece, porque siempre anda en desventaja ante el paso de la verdad”.

Pero en el mundo actual no basta con el seguro triunfo postrero de la verdad, sino que es necesario impulsar el veredicto. Y, para ello, es imprescindible recurrir a las modernas técnicas del marketing, del mercadeo político, algo que la eficiencia gubernamental para nada descuida.

Entonces, a la par de los desmentidos, la Secretaría de Estrategias y Comunicación ha diseñado el programa “Marca de País” para vender en el mercado de la comunidad internacional las cosas buenas que tenemos, muchas de ellas ciertamente admirables.

De esa manera, las mentiras de pies cortos, las falacias sobre violaciones a los derechos humanos, las exageraciones sobre la criminalidad y la inseguridad ciudadana y las perversas denuncias de terrorismo estatal han de quedar sepultadas con despliegue mediático.

Sepultadas ante la grandiosidad de nuestra riqueza arqueológica, la magnificencia del portento coralino y las aguas transparentes, multicolores, de Islas de la Bahía, la sinfonía cromática de los atardeceres del Golfo de Fonseca,  la expectativa de las Zonas Especiales de Desarrollo, ZEDES, y la ampliación militar, de alcance latinoamericano, en Palmerola.

Fuente: http://www.tiempo.hn/editorial/item/26269-marca-de-pais

, , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: