El impuesto de guerra continúa cobrando vidas

El delito de la extorsión y el mal llamado impuesto de guerra tiene literalmente de rodillas a varios sectores de nuestra sociedad.

El delito de la extorsión y el mal llamado impuesto de guerra tiene literalmente de rodillas a varios sectores de nuestra sociedad.

Esta perversa actividad se convirtió en unos de los más lucrativos negocios en el país, y un verdadero azote para vastas zonas residenciales, pequeñas y medianas empresas, centros de enseñanza y especialmente para el rubro del transporte público.

De acuerdo con investigaciones de HRN, se confirma esta mañana que solamente el transporte público que opera en Tegucigalpa y Comayagüela le pasa mensualmente 25 millones de lempiras al crimen organizado por concepto del pago del impuesto de guerra y las extorsiones. Dicha cantidad es igual a 300 millones de lempiras anuales.

Mientras, en la ciudad de San Pedro Sula los dueños de Taxis, buese rapiditos y buses grandes le pasan al crimen a aproximadamente 20 millones de lempiras al mes, es decir unos 240 millones de lempiras al año.
Lo anterior significa que el sector transporte público de la capital de la República y San Pedro Sula le dejan al crimen solo por concepto de impuesto de guerra y extorsión la abultada suma de 540 millones de lempiras al año.

Las investigaciones de esta casa de radio, revelan que los dueños de rapiditos en Tegucigalpa y San Pedro Sula son obligados a pagar 600 lempiras diarios y entre 300 y 400 lempiras por cada bus grande que opera en estas dos importantes ciudades.

En la capital existen unos 130 puntos de taxis colectivos y a cada uno de ellos se les cobra religiosamente entre 30 y 60 mil lempiras mensuales.

Actualmente en el Distrito Central operan unos seis mil 800 taxis y aproximadamente un mil 500 entre buses amarillos y rapiditos, mientras en San Pedro Sula hay cinco mil 200 taxis y unos mil 700 buses entre grandes y rapiditos.

90 conductores, ayudantes y empresarios del trasporte en Tegucigalpa.

80 en San Pedro Sula

350 en todo el país por cobro de impuesto de guerra y extorsión.

No hay ningún caso resuelto.
En Las torres, Los llanos, Sitio, La Peña, El Pedregal, Flor del Campo, San Francisco, Calpules y Cerro Grande, La Quezada.

Ministro de Seguridad les ha instruido a ser seguir pagando a los delincuentes por mientras el Estado hace algo.
20 millones al mes entre buses y taxis en Tegucigalpa.
600 lempiras diarios a los rapiditos y 400 a los buses amarillos.
En San Pedro Sula tanto a los buses grandes y rapiditos les sacan entre 500 y 600 lempiras diarios.
Los niveles de inseguridad han llegado a tal extremo que el crimen les han pedido hasta sus unidades hacer traspaso.

Fuente: http://www.radiohrn.hn/l/noticias/el-impuesto-de-guerra-contin%C3%BAa-cobrando-vidas

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: