EL LIBERTADOR: 11 años. Editorial y portada impresa, mayo de 2014

Hace once años era improbable que un medio de comunicación escrito, creado con pasión del alma, sobreviviera siquiera tres ediciones; así inició la desafiante historia de EL LIBERTADOR.- Un ideal que cobra mayor fuerza en el tiempo cuando hoy, en nuestro aniversario, intentamos delinear un balance del trabajo que hemos realizado con el único deseo de serle útil a la nación hondureña iluminando el lado oscuro de la sociedad.

Contra todo pronóstico de gente respetable, podríamos salir de circulación con este número y, sin duda, ya somos parte del periodismo inmortal, hemos alcanzado una audiencia tan vasta que hoy nuestros contenidos rebrotan como fuente obligatoria de lectura en el país y, con frecuencia, la opinión de EL LIBERTADOR acerca de temas nacionales es consultada de manera exclusiva por influyentes medios internacionales de prensa.

El camino nos ha dejado lecciones dolorosas, muchas veces la soledad ha sido la compañía de viaje, en varias ocasiones la zozobra financiera ha tocado amenazante nuestra puerta. Hasta ahora no hemos podido superar necesidades elementales, entre otras, contar con una rotativa propia para imprimir el periódico, de hecho, ya nos acostumbramos a que nos nieguen ese servicio cuando la conducta siniestra de personas o grupos se siente atacada por la defensa del bien común de este rotativo.

Más de una vez nos han solicitado desalojar inmuebles que renta la oficina de EL LIBERTADOR, porque algún flamante militar o miembro de la política tradicional o de las iglesias está molesto con nuestra presencia. Nunca nos ha movido el prurito de dañar honores, eso jamás, podemos contar con datos asombrosos, pero si carecemos de prueba sólida la noticia es impublicable en este medio de comunicación.

No creemos en el periodismo imparcial, o se lucha por el progreso de toda la población o se trabaja para la concentración indecente del capital; o se construye el infierno o se edifica el paraíso; o se trabaja para Dios o se adora al diablo; se está con la muerte o con la vida; la imparcialidad y el equilibrio son dos trampas de la información manipuladora para ocultar la verdad a los pueblos.

No somos “la voz de los sin voz”, porque la ciudadanía no es muda, para nosotros “el primer auditor social de Honduras” es cada una de las fuentes y personas que dan forma y fortaleza al total de contenidos que se publican en las páginas eternas de EL LIBERTADOR.

Esta fecha es propicia para agradecer infinitamente a todos los compañeros que hicieron posible la existencia de este periódico, cuántas noches tallando el mejor impreso en el suceder del diarismo hondureño.

Gracias a los lectores, a empresarios y empresarias y a los hombres y mujeres de Estado que creyeron que nuestra función es esencial para Honduras, sobre todo ahora que un sector todopoderoso de la prensa tradicional se ha convertido en instrumento de guerra radical contra el poder soberano del pueblo, que encarna el modelo político de las naciones más adelantadas del planeta.

“Este periódico ya es eterno”, dijo el célebre periodista colombiano Javier Darío Restrepo, refiriéndose a EL LIBERTADOR. Es así, en once años logramos la unidad absoluta con la población como jamás otro medio en toda la tradición del periodismo escrito nacional.

Fuente: http://www.ellibertador.hn/?q=article/el-libertador-11-a%C3%B1os-editorial-y-portada-impresa-mayo-de-2014

Anuncios

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: