Boicot electoral

Un nuevo elemento negativo se suma ahora al proceso electoral con las denuncias de supuestas preparaciones de boicoteo de las elecciones, que provienen de distintas fuentes, pero que finalmente convergen hacia el Partido Nacional (PN), en el poder.

Precisamente, el PN, dentro de su campaña electoral de alguna manera desestabilizadora del proceso, por el incumplimiento del Compromiso de Garantías Mínimas para la Ética y la Transparencia Electoral, así como por la negativa a firmar el Pacto para la Seguridad suscrito por las demás instituciones políticas, ha venido fabricando acusaciones acerca de amenazas de desestabilización de las elecciones en el Bajo Aguán.

Por otra parte, aunque con sordina,en el Comisionado Nacional de Derechos Humanos(CONADEH) se ha interpuesto una denuncia contra el candidato oficialista, Juan Orlando Hernández, por una presunta colusión con el Partido Democracia Cristiana para desatar una cadena de auto-atentados contra el Tribunal Supremo Electoral (TSE) con el objetivo de declarar desiertas las elecciones, si el resultado es adverso al Partido Nacional.

Esta acusación, ha sido presentada por el apoderado legal de una familia, aparentemente vinculada a una poderosa organización del narcotráfico (La Tribuna 29-10-13, página 14), ante la certeza de que ésta sería señalada como responsable de los atentados con la finalidad de enmascarar la verdadera autoría.

Estas denuncias son, por supuesto, de extrema gravedad porque apuntan hacia la creación de un clima de pánico, con múltiples consecuencias que no deben pasar inadvertidas, pues lo que está en juego es la paz y la gobernabilidad en nuestro país, de suyo colocado en la peor precariedad institucional de la Historia patria.

Entre las múltiples repercusiones de tales “revelaciones” (de alguna manera hay que llamarlas), están, por una parte, el interés de provocar miedo en la ciudadanía para reducir su afluencia a les mesas electorales, y, de esa manera, disminuir la votación de la competencia. Asimismo, en un clima artificial de peligro, asentar el terreno para la intervención de la policía militar y determinados dispositivos paramilitares.

El gobierno, sin embargo, dice estar preparando la estrategia de seguridad para salvaguardar la paz y el desarrollo normal del proceso electoral. Para ello están efectuándose reuniones de trabajo entre el TSE y el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, con la participación del presidente Lobo Sosa, según se ha informado. El gobierno afirma que los resultados preliminares “son bastante positivos”, y hasta anuncian simulacros de adiestramiento operacional.

La cuestión es, no obstante esas previsiones, que la campaña basada en la amenaza y el miedo constituye, sin ninguna duda, una forma abierta de terrorismo en el marco del proceso electoral, y esas actuaciones se producen, a simple vista, frente a la perspectiva de un vuelco popular masivo contra el régimen carcomido por el abuso de poder, la escalada dictatorial y la corrupción.

Es, por lo tanto, un problema muy serio por encarar, y en el que, insistimos, la observación y apoyo internacionales puede ser de urgente necesidad e incalculable ayuda.

 

http://www.tiempo.hn/color-pol%C3%ADtico/noticias/boicot-electoral

, , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: