Archivos para 27/05/13

Honduras: Acoso y hostigamiento policial y militar en Bajo Aguán

Escrito por Giorgio Truchi

Tocoa, Colón.- Organizaciones campesinas del Bajo Aguán, región al noreste de Honduras, denunciaron nuevamente el acoso y hostigamiento de policías y militares que integran el operativo conjunto Xatruch III, así como de efectivos de la Dirección nacional de investigación criminal, Dnic, contra miembros de la comunidad Panamá, ubicada en la margen izquierda del río Aguán.
Según el Movimiento unificado campesino del Aguán, Muca, un fuerte contingente de esta ‘fuerza de tarea’ detuvo el pasado domingo (26/5) a siete campesinos de la comunidad Panamá, allanando y saqueando de manera ilegal sus viviendas.
Los detenidos responden a los nombres de Omar de Jesús Maldonado, Lucio Rivera, Margarito López Guerra,  Manclin Adalid Gómez García, José Tulio Cruz Alvarado, Jenny Giovanni Torres Nataren, y un menor de edad del cual se desconoce su nombre.
La comunidad Panamá se encuentra a pocos kilómetros de la entrada de la finca Paso Aguán, cuyos terrenos habían sido recuperados el año pasado por organizaciones campesinas de la zona, y nuevamente ocupados hace unas semanas (21/5) por guardias de seguridad del terrateniente y productor palmero Miguel Facussé Barjum, después de un violento desalojo que ha dejado un saldo de varios campesinos heridos y detenidos.
Esta misma finca ha sido escenario de dos exhumaciones de campesinos desaparecidos – Gregorio Chávez y José Antonio López Lara – en el marco de un conflicto agrario donde han sido asesinados no menos de 60 campesinos organizados.
De acuerdo con un comunicado emitido este lunes por el Muca, al menos 400 efectivos policiales y militares llegaron a la comunidad Panamá y comenzaron a allanar viviendas sin ningún tipo de orden judicial, “creando un ambiente de terror en niños, mujeres y ancianos”.
La organización campesina denunció también el supuesto saqueo y robo de casi 12 mil lempiras (600 dólares) en la vivienda del señor Miguel Quintanilla, propietario de una pequeña tienda, y las repetidas amenazas vertidas en su contra durante el operativo.
De acuerdo con el comunicado emitido en horas de la mañana de hoy por el Muca, la toma de los terrenos de la finca Paso Aguán por parte de los guardias de seguridad de Facussé, así como el operativo militar de este domingo en la comunidad Panamá, responderían a una estrategia para intimidar a las organizaciones campesinas y poblaciones de la zona, y frenar el trabajo de investigación para hallar nuevas fosas clandestinas.
En su denuncia, las organizaciones campesinas piden a la Corte interamericana de derechos humanos, Cidh, que se investigue el origen del conflicto agrario y alimentario que vive el pueblo hondureño, y que se hagan recomendaciones al gobierno de Honduras “con el objetivo de terminar con el derramamiento de sangre en el campo”.
Finalmente alertaron a los organismos nacionales e internacionales defensores de derechos humanos “a que se mantengan vigilantes”, ante cualquier atentado criminal que pueda ocurrir en las próximas horas en contra de los campesinos de la comunidad Panamá.
Esta difícil situación ocurre pocas horas después del violento desalojo del cual fueron víctimas miembros de las comunidades indígenas lencas en San Antonio Chuchuitepeque, los cuales defienden sus territorios ancestrales ante las pretensiones acaparadoras de la Corporación Municipal de San Francisco de Ojuera, así como de la injustificada e ilegal detención de Bertha Cáceres y Tomás Gómez, dirigentes indígenas del Consejo cívico de organizaciones populares e indígenas de Honduras, Copinh.
Los dos dirigentes fueron detenidos y seguidamente puestos en libertad el día de ayer con medidas cautelares, en el marco de la represión a las organizaciones populares que se ha desatado en Honduras desde el golpe de estado en 2009./LINyM, Fotografía: La Prensa

, ,

Deja un comentario

Oficiales de alto rango de las FFAA están acusados de obstrucción de justicia, manipulación y encubrimiento

Tegucigalpa.

Al cumplirse hoy un año de la muerte violenta de Ebed Jassiel Yanes Cáceres (15 años) a manos de una patrulla militar en el sector de Villa Vieja, familiares demandaron justicia tanto para los militares que dispararon contra el menor como contra oficiales de alto rango de las Fuerzas Armadas (FFAA) que obstaculizaron el proceso de investigación, manipularon las pruebas y trataron de encubrir a los victimarios del menor, en un hecho acontecido la madrugada del 27 de mayo de 2012.

En conferencia de prensa desarrollada en la sede del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), la periodista Dina Meza dijo que el caso de Ebed Jassiel es un caso emblemático en donde se evidencia la impunidad en que se maneja el sistema de justicia en el país.

“Aquí están involucrados oficiales de alto rango de las Fuerzas Armadas que obstruyeron todo el proceso investigativo, que cambiaron las armas y que ocultaron evidencias”, expresó Meza.

Meza señaló que las armas utilizadas y el vehículo en el que se dio persecución al menor Ebed Jassiel Yanes Cáceres (un Ford 350) fueron donados por el gobierno de Estados Unidos, “ y aquí estamos señalando la participación directa de estos hechos por parte del gobierno norteamericano que mantiene a la nación hondureña en total militarización”.

La periodista anunció el inicio de una campaña internacional en varios países del mundo en donde se está exigiendo justicia en este y otros casos como el Ahúas en la mosquitia hondureña acontecido el 11 de mayo de 2012 cuando agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) conjuntamente con policías y militares hondureños, atacaron a una pequeña embarcación que transportaba a 16 miskitos indefensos en el sector de Ahúas en medio de un operativo antinarcóticos y el caso de la muerte (que aún se ha esclarecido) sobre la muerte del soldado Alex Josué Bannof ocurrida en una unidad militar.

Asimismo Meza apuntó que como parte de dicha campaña contra la impunidad, el COFADEH está exigiendo al Congreso Nacional la derogación del decreto 223-2011 que faculta a los militares ha ejercer labores exclusivas de la policía nacional.

Otra demanda que será expuesta en la campaña internacional será la desmilitarización de la seguridad pública y sancionar a los militares que violen los derechos humanos de la ciudadanía, explicó Meza.

El 14 de junio de 2012, La Fiscalía acusó a 3 de los 7 miembros de la patrulla militar pertenecientes al Primer Batallón de Fuerzas Especiales que le dieron persecución en un vehículo militar Ford 350 (donado por Estados Unidos) al menor de 15 años Ebed Jassiel Yanes Cáceres mientras se conducía en una motocicleta a la altura de la colonia Villa Vieja, salida a la carretera de oriente. En un sendero de dicha colonia Ebed jassiel se desplomó al recibir un disparo explosivo que se alojó en su mandíbula izquierda.

El retén militar ubicado en la colonia Los Pinos, estaba a cargo del Alférez de Fragata, José Emiliano Novoa Fúnez y el oficial supervisor era el teniente Coronel Juan Rubén Girón Reyes.

Wilfredo Yanes, padre de Ebed Jassiel expresó que “a un año de la muerte de mi hijo por parte de militares de la Fuerza Ejército de las Fuerzas Armadas (FFAA), me ha permitido la pudrición y la corrupción que los entes encargados de hacer prevalecer las leyes y de las instituciones responsables de la seguridad pública, experimentan en estos tiempos”.

Yanes criticó a la Fiscalía de Derechos Humanos por negarse a ampliar el delito de homicidio contra el subteniente Josué Antonio Sierra y el cabo Felipe de Jesùs Rodríguez, a quienes acusó de encubrimiento, abuso de autoridad y falta a los deberes de los funcionarios. Estos militares gozan de medidas sustitutivas a la prisión.

Solamente el sargento Eleázar Abimael Rodríguez guarda prisión en la Penitenciaría Nacional acusado de homicidio en perjuicio de Ebed Jassiel Yanes Cáceres y abuso de autoridad y falta a los deberes de los funcionarios, en perjuicio del estado de Honduras.

Yanes reveló que el propio fiscal de derechos dumanos, (German Enamorado)“me ha manifestado tener miedo presentar requerimientos contra la cadena de mando de los 3 primeros imputados, le pregunté ¿por qué? Y me dijo bueno, usted sabe còmo están las cosas en el país y yo le dije que todo trabajo tiene su riesgo y todo abogado que viene al Ministerio Público a aspirar a una plaza como fiscal ya sabe a lo que viene”.

El padre de Ebed Jassiel, anunció que los militares de alto rango que obstaculizaron el proceso de investigación, que ocultaron en principio las armas con las que se dio muerte al menor y que trataron de encubrir a los victimarios serán presentados ante el Juzgado de Tegucigalpa este miércoles 29 de mayo.

“Espero que el juez no se parcialice, que se dedique a aplicar la ley y que conforme a la responsabilidad que encuentre en cada uno de los referidos sea así el castigo, no buscamos venganza para con nadie, gracias a Dios, tenemos un corazón limpio, que si bien es cierto nos hicieron un grave daño, pero no sentimos en nuestro corazón nada negativo para contra las personas directas o indirectas que cortaron la vida de mi hijo”, aseguró Yanes.

Oficiales de alto rango acusados por la Fiscalía

Los militares acusados por la Fiscalía de Derechos Humanos por los delitos de encubrimiento, falta a los deberes a los funcionarios y abuso de autoridad son los siguientes:

1.- Coronel Raynel Enrique Fúnes Ponce, comandante del Primer Batallón de Fuerzas Especiales localizado en la Venta, Francisco Morazán y nombrado el 1 de febrero de 2013 como comandante del Comando de Operaciones Especiales (COES). (Encubrimiento y violación a los deberes de los funcionarios).

2.- Coronel de artillería Jesús Alberto Mármol Yánez, quien durante los meses de mayo y junio de 2012 fungió como comandante del Comando de Operaciones Especiales (COES) y comandante de la Operación Relámpago. (Encubrimiento y violación a los deberes de los funcionarios).
El 1 de febrero de 2013 fue nombrado Jefe del Departamento de Recursos Humanos (E-1).

3.- Teniente Coronel Mariano Mendoza Maradiaga, se desempeñó como subcomandante del Primer Batallón de Fuerzas Especiales y nombrado comandante del XVI Batallón de Infantería el 21 de enero de 2013. (Encubrimiento y abuso de autoridad).

4.- Teniente Coronel Juan Rubén Girón Reyes. Subcomandante del X Batallón de Infantería en Marcala, La Paz, nombrado el 1 de febrero de 2013 (encubrimiento y abuso de autoridad).

5.- Alférez de Fragata José Emiliano Novoa Fúnes (encubrimiento y abuso de autoridad)

6.- Juan José Flores Álvarez. Asesor Legal de las FFAA (encubrimiento y abuso de autoridad).

7.- Contralmirante y Auditor Jurídico de las Fuerzas Armadas, Ramón Cristóbal Romero Burgos. (Encubrimiento y abuso de autoridad).

El hecho delictivo de encubrimiento existió desde el momento que ocurrió la muerte del menor y durante el proceso de investigación del homicidio, porque se obstaculizó la obtención de indicios (armas y documentos), así como manipular la versión real sobre los hechos, retraso de la verificación de lo ocurrido, y la individualización de los responsables.

Un testigo protegido afirmó que el coronel Raynel Enrique Fúnes Ponce, comandante del Batallón de Fuerzas Especiales de la Venta, Francisco Morazán, ordenó entregar otras armas a la Fiscalía (carabinas A2) en lugar de los fusiles Pietro Bereta M-16 que utilizaron los efectivos militares el día de los sucesos.

La Fiscalía asegura que los militares pretendieron ocultar la verdad y dilatar el proceso de investigación. Además  generaron toda una manipulación para obstaculizar el proceso investigativo para que no se pudiera identificar a los culpables que participaron en el homicidio.

Otro testigo declaró que los coroneles Girón, Castro y Fúnes persuadieron a los militares “para que guardáramos silencio sobre la muerte del joven, eso fue el domingo 27 de mayo en horas de la tarde en el IHMA, porque ellos ya habían reportado al alto mando”.

El expediente del caso Yánez es el número 1311-2012 y la causa está abierta en el Juzgado de Letras de lo Penal de la Seccional Judicial de Tegucigalpa. El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) es el representante legal de la familia Yánes Cáceres y ha llevado a cabo las diligencias judiciales.

Fuente: http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=2616:oficiales-de-alto-rango-de-las-ffaa-estan-acusados-de-obstruccion-de-justicia-manipulacion-y-encubrimiento&catid=71:def&Itemid=166

Otros artículos publicados en defensoresenlinea el mismo día

http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=2615:oficiales-de-alto-rango-de-las-ffaa-trataron-de-obstruir-investigaciones-en-caso-ebed-jassiel&catid=42:seg-y-jus&Itemid=159

http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=2614:la-vida-de-mi-hijo-fue-cortada-por-las-armas-de-los-militares&catid=37:mem-y-imp&Itemid=150

http://www.defensoresenlinea.com/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=2613:las-fuerzas-armadas-tambien-matan-la-justicia-despues-de-asesinar-a-un-nino&catid=37:mem-y-imp&Itemid=150

, , ,

Deja un comentario

Lobo apoya tregua de pandillas

TEGUCIGALPA, Honduras (AP) – El presidente hondureño Porfirio Lobo dijo el lunes que apoya las gestiones para obtener una tregua entre las dos pandillas más grandes y más violentas del país.

En declaraciones a la Associated Press, Lobo dijo que llamó al obispo de San Pedro Sula, Rómulo Emiliani, para darle su apoyo por la pacificación de Honduras, que tiene una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

El prelado está actuando como mediador entre las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18.

“Voy a poner a disposición todo lo que necesite, en nombre de Honduras tengamos fe en la iniciativa de monseñor Emiliani”, dijo Lobo.

“Todo lo que sea una alternativa a la violencia hay que buscarlo, la voluntad por parte del gobierno estÁ expresada, estamos abiertos a cualquier proceso que disminuya la violencia”, añadió.

Al anunciar la tregua la semana pasada, Emiliani dijo que las pandillas necesitan ayuda del gobierno para dejar de cobrar los fondos extorsivos con los cuales financian la guerra entre ellos. También dijo que las autoridades deberían tratar de convertir las prisiones en centros de rehabilitación.

Se espera que las pandillas ofrezcan disculpas públicamente.

Honduras sigue el ejemplo de El Salvador, donde los jefes de las mismas pandillas acordaron una tregua el año pasado, la que redundó en una fuerte caída de las muertes por violencia. Según las autoridades salvadoreñas, los homicidios se redujeron alrededor de 52% en los 14 meses desde la declaración de la tregua.

Adam Blackwell, secretario de Seguridad Multidimensional de la OEA, dijo que el diálogo con las pandillas hondureñas inició hace ocho meses, cuando él y Emiliani visitaron las prisiones de San Pedro Sula y Tegucigalpa y se reunieron con miembros de los dos grupos.

Las pandillas tienen sus raíces en el sur de California, donde jóvenes que buscaban refugio de las guerras civiles centroamericanas conformaron pandillas violentas en las calles de Los Angeles y su zona suburbana en los años 80. Deportados de Estados Unidos, los pandilleros recrearon las organizaciones en sus países de origen, El Salvador, Guatemala y Honduras.

http://m.apnews.com/mnnes/db_22433/contentdetail.htm?contentguid=a1sG0zZb

,

Deja un comentario

A un año del asesinato de Ebed Yanez a manos de militares

La noche del 26 de mayo de 2012 fue fatal. Ebed Jassiel Yánez era un niño de 15 de edad que salió a conocer a una joven, pero en su lugar encontró la muerte.

 http://www.revistazo.biz/web2/docs/CartaEbed_1_ano.pdf

Lea Carta de la madre de Ebed

images

Utilizando una motocicleta  propiedad de su padre, Ebed salió a las peligrosas calles de Tegucigalpa a las 12.05 de la noche, llegó a la colonia Residencial Plaza y durante 40 minutos estuvo buscando a su pretendida. Al no encontrarla decidió regresar.
“A saber en qué hoyo vivís, mejor me voy, a ver si no me agarran los chepos” dice el último mensaje que Ebed le envió a la joven a la 1.05 de la madrugada. En la jerga popular hondureña, chepo es sinónimo de policía.

imagesEn este vehiculo los militares le dieron
persecucion a Ebed Yanez.

Quince minutos después, Ebed era muerto a manos de tres miembros del Primer Batallón de Fuerzas Especiales de Honduras quienes formaban parte de un operativo militar.
Del operativo realizado en la colonia Vía Vieja de Tegucigalpa, formaban parte 21 elementos del ejército, le hicieron parada al muchacho y al no detenerse, siete de ellos le dieron persecución en un vehículo Ford 350 donado por el gobierno de Estados Unidos.
El joven no portaba licencia de conducir, ni los documentos de la motocicleta y se presume que para evitarse problemas con su padre, decidió huir.
Los militares dispararon sus armas y acto seguido, en una patrulla compuesta por siete elementos, iniciaron la persecución.
Conduciendo un vehículo de alta potencia los militares alcanzaron rápidamente al joven que manejaba una motocicleta 125, el muchacho se desvió a un callejón estrecho donde los militares no pudieron entrar con el vehículo.
Cuando Ebed estaba por salir del callejón, tres de los siete militares le dispararon en repetidas veces.
El subteniente José Antonio Sierra, el sargento Eliazar Abimael Rodríguez y el cabo Felipe de Jesús Rodríguez, dispararon contra el muchacho.
El informe de balística señala que la bala que mató Ebed, fue disparada por el sargento Rodríguez.
El joven apareció muerto la  mañana del 27 de mayo y de acuerdo al dictamen de medicina forense, una bala calibre 223 le atravesó el cuello.
Para Wilfredo Yanez, padre del menor, el crimen tiene sus orígenes en la irresponsabilidad de los presidentes de los poderes Ejecutivo y Legislativo, Porfirio Lobo Sosa y Juan Orlando Hernández, respectivamente.
Con 109 homicidios por cada 100 mil habitantes Tegucigalpa se ubica entre las ciudades más peligrosas del mundo, pero en una noche de primavera, el riesgo es insignificante para cualquier muchacho necesitado de amor y al que se le presenta una oportunidad.
Veinte homicidios se registran en Honduras todos los días, crímenes que en su mayoría son acreditados a bandas organizadas, a las maras y a las pandillas. Sin embargo, el caso de Ebed es diferente. A él lo mataron agentes del Estado.
El caso debe servir para reflexionar en las decisiones apuradas que toma el gobierno.
De forma desesperada y buscando combatir la criminalidad que campea en Honduras, por recomendaciones del presidente Lobo, el Congreso Nacional aprobó facultades para que los militares  realicen patrullajes de seguridad interior, sin tener las capacidades.
“El decreto va  en contra de la Constitución de la República, porque su formación es para la defensa de la soberanía y del territorio”,  manifiesta Yanez, quien además se queja de la irresponsabilidad del jefe de las Fuerzas Armadas, René Osorio Canales, quien no supo reconocer las limitaciones del ejército en materia de seguridad ciudadana.
“Osorio Canales tuvo que haberle dicho al Congreso o al Ejecutivo que el ejército no está preparado”, insiste Wilfredo Yánez.

FISCAL HABRÍA PROTEGIDO A OFICIAL

imagesEbed junto a su madre,padre y hermana en vida.

Al presentar el requerimiento contra los militares, la fiscalía de los derechos humanos solo acusó al sargento Abimael Rodríguez por el delito de homicidio.
El oficial  y el cabo dispararon contra el muchacho, pero ellos únicamente fueron acusados de encubrimiento, abuso de autoridad y violación a los deberes de los funcionarios, situación que les permite gozar de medidas sustitutivas de la prisión.
El sargento guarda prisión preventiva en la Penitenciaría Nacional y se encuentra pendiente del juicio. Hasta hoy, las autoridades no han señalado la fecha de la audiencia inicial.
Para los familiares de Ebed hay razones suficientes para que solo uno de los militares haya sido enviado a prisión.
“Yo tengo información que un oficial del ejército llegó a donde el Fiscal General, Luis Rubí, a pedirle que no metiera preso al oficial que iba en la patrulla”, aseguró a revistazo Wilfredo Yanez.
A su juicio, Rubí le dijo a German Enamorado, fiscal especial de los derechos humanos que hiciera lo pertinente en la presentación del requerimiento fiscal.
Wilfredo considera seguir clamando justicia para que los responsables de la muerte de su hijo y los demás que encubrieron el delito en la cadena de mando militar sean sancionados.
Por la debilidad que presenta la justicia en Honduras el caso de Ebed también ha sido elevado  a instancias internacionales y no se descarta que una vez más el Estado de Honduras sea condenado por violaciones a los derechos humanos.
“Y si hay que actuar contra el fiscal general no lo pienso dos veces porque si no encuentro justicia en el país en el nombre de Jesús le puedo asegurar que la voy a encontrar a nivel internacional”, sentenció Yanez.
Tomando en consideración que en la disciplina militar las órdenes se dan en cascada, el padre de Ebed es del criterio que el oficial, José Antonio Sierra tiene mucha responsabilidad en el crimen.

LA VICTIMA

imagesEbed era admirador de carros antiguos.

Ebed era un muchacho de 15 años que según su padre nació en una familia cristiana y que fue educado con alto perfil moral. Él no tenía experiencia de andar en las calles, pero que en una reacción natural, desafió el peligro.
El muchacho era estudiante del Instituto Herizim y miembro de la iglesia Vida Abundante.
La noche  en que murió, Ebed estuvo chateando con una muchacha a quien su  familia jamás conoció,  esperó que sus padres y su hermana se durmieran para salir en busca de la mujer.
En comunicación a través del chat, Ebed le dijo a la muchacha que deseaba conocerla, pero, “Mis padres están despiertos”,  “ya tengo las llaves de la moto” y “me ducharé mientras se duermen”.
El chat quedó abierto y el padre de Ebed pudo leer la conversación cuando recuperó el teléfono celular.
Según Wilfredo, el muchacho no tenía experiencia para andar solo en la calle. “Mi esposa lo llevaba  al colegio en su carro y bajaba en el bus del colegio, los fines de semana él iba a la vía olímpica a aprender  taek won-do y a practicar natación, la mayor parte de las veces lo esperábamos y si no, regresábamos a recogerlo”, dijo.
Asimismo expresó que Ebed era sano, sin vicios  y que había sido educado bajo el principio de  sometimiento a la autoridad. “En eso falló y que creo que fue lo mejor, porque que si lo hubieran capturado, tal vez lo hubieran hecho perdidizo y jamás hubiéramos encontrado su cuerpo”, dijo Yanez.
Ebed no tenía novia, pero si lo admiraban varias muchachas. “Supe de una que cuando se dio cuenta de su muerte le dio un derrame, otra vino llorando y me dijo que si hubiera hecho lo que él le había  pedido tal vez no se hubiera muerto y otra apareció llorando allá por la vía olímpica. De la muchacha que él buscaba no sabemos nada”, narró Wilfredo.

QUERIA SER ABOGADO

imagesEn su graduación de primaria.

Ebed manifestaba interés por ser abogado, pero cuando se comenzaron a dar muertes de profesionales del derecho,  cambió de opinión y dijo que mejor se dedicaría a la administración del negocio.
“Si llego a ser abogado me van a matar”, manifiesta Wilfredo que le dijo su hijo al cambiar de parecer.
La familia de Ebed es propietaria de una empresa que distribuye productos de la mediana y pequeña industria en los supermercados.
En Honduras ocurren diariamente veinte asesinatos,  de los cuales el 80% quedan en la impunidad por falta de investigación. Sin embargo, Wilfredo asegura que seguirá luchando para encontrar justicia.
http://www.revistazo.biz/web2/index.php/seguridad/item/671-a-un-a%C3%B1o-del-asesinato-de-ebed-yanez-a-manos-de-militares

, ,

Deja un comentario

Sancionarán al partido Nacional por organizar marcha sin autorización

Autoridades del Tribunal Supremo Electoral impondrán una multa por no solicitar permiso para realizar el evento.

Sancionarán al partido Nacional por organizar marcha sin autorización.

Sancionarán al partido Nacional por organizar marcha sin autorización.

Tegucigalpa,

Honduras

Por realizar la “Marcha de la Verdad” sin autorización, autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) impondrán una sanción económica al Partido Nacional.

La decisión se tomó tras lograr un acuerdo con el pleno, según informó el magistrado presidente del TSE, David Matamoros, aunque indicó que no se definió el monto de la sanción. La ley establece una multa de entre 26 y 65 mil lempiras.

“Ya convocamos a elecciones y la ley establece claramente que los partidos políticos pueden hacer reuniones políticas en cualquier momento en lugares cerrados; sin embrago, cuando se haga en lugares abiertos se requiere una autorización”, explicó el magistrado.

Matamoros señaló que en este momento del proceso electoral se permiten las manifestaciones con autorización del tribunal y reuniones en lugares privados, las cuales no podrán ser obstaculizadas por ninguna autoridad mientras se realicen de forma ordenada y pacífica. “La ley preve que pueden haber dos eventos que se soliciten el mismo día en el mismo lugar, respetando el orden de recepción”, añadió.

No obstante, el presidente del TSE dijo que “nos agrada que la marcha haya sido ordenada y pacífica”.

La denominada Marcha de la Verdad que organizó el pasado domingo el Partido Nacional y en la que se iba a plantear la paz terminó con cuestionamientos al liderazgo de Libre.

La cúpula nacionalista también aprovechó la concurrencia para proponer a Ricardo Álvarez como designado presidencial. Este evento que comenzó a las 10:00 am desde las cercanías de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras concluyó con un mitín político frente a Plantas Tropicales, en el bulevar Suyapa.

http://www.laprensa.hn/Secciones-Principales/Honduras/Tegucigalpa/Sancionaran-al-partido-Nacional-por-organizar-marcha-sin-autorizacion#.UaPRJ87JAUQ

,

Deja un comentario

Mujeres exigen justicia por muerte de familiares frente a Casa Presidencial

egucigalpa – Un grupo de mujeres realizan un plantón, este lunes, frente a Casa Presidencial en la que demandan al gobierno, celeridad en el esclarecimiento de los casos que involucran a sus familiares asesinados, así como el nombramiento de los titulares de la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), quienes renunciaron hace unas semanas, pero permanecen en sus cargos.

– Aprovecharon el acto para pedir la cabeza de los funcionarios de la DIECP.

La rectora interina de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, lamentó que la depuración policial no avance con prontitud, y por tanto, los casos más emblemáticos continúan sin resolver.

Castellanos en representación de los manifestantes demandó al presidente Porfirio Lobo que agilice el nombramiento de los titulares al frente de la DIECP.

“Queremos que el Poder Ejecutivo, nombre a los directores de la DIECP porque renunciaron hace más de un mes, y no hay ninguna acción al respecto”, señaló.

En cuanto al actuar del Consejo Nacional de Seguridad Interna (Conasin), solicitó que tome el tema con seriedad, “no vemos pasos concretos y pedimos que asuma con prontitud el tema”.

“Deben de dar una explicación del porqué no han hecho nada”, señaló al tiempo que agregó que “si no están haciendo nada se convierten en cómplices al no ponerse de acuerdo en qué candidatos ocuparán la dirección de la DIECP”.

“No procede el silencio que el Conasin ha guardado en este tema y reiteramos el llamado para que no se conviertan en cómplices de este proceso de inseguridad que hay en el país”, arguyó.

Por otro lado, dijo que “estamos apoyando el fortalecimiento al Ministerio Público, que se profundice ahí con un informe que evidencie todo lo que ha estado pasando y que certifique el proceso de intervención por la impunidad y por la tolerancia”, señaló.

El 2012, las autoridades reportaron la muerte de más de siete mil personas de forma violenta en Honduras.

Este país centroamericano cerró el año anterior con una cifra de 85.5 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Asimismo, en lo que va de 2013, el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), registra unos 20 homicidios diarios en promedio.

, , ,

Deja un comentario