Desarme sectorizado, una propuesta que genera dudas

29. Abril 2013, 22:46
Tegucigalpa – La propuesta que el secretario de Defensa Marlon Pascua, presentará este martes en Consejo de Ministros, sobre un desarme sectorial para bajar los altos índices de inseguridad, no termina de convencer a diferentes sectores de la sociedad por considerar que la población quedaría a expensas de la delincuencia.

– El 83.4 por ciento de los homicidios en el país más violento del mundo se cometen con armas de fuego, según registros oficiales del Observatorio de la Violencia de la UNAH.

Pascua adelantó que en el consejo ministerial de este día presentaría un decreto para prohibir la tenencia de armas en los departamentos de Cortés y Francisco Morazán, dos de los cinco más violentos del país.

El titular de la Defensa dijo que en caso que la propuesta no sea bien vista por sus compañeros de gabinete, propondría que sólo se haga en las ciudades de San Pedro Sula y Tegucigalpa, al tiempo que citó el ejemplo de la medida adoptada en el departamento de Colón, donde según él, han bajado los crímenes desde la entrada en vigencia de la ley que prohíbe portar armas en esa zona caribeña del país.

Desde hace meses, el Congreso Nacional ha anunciado una nueva ley de portación de armas que prevé la emisión de diez tipos de licencias para diferentes ejemplares de artefactos, sin embargo la norma duerme el sueño de los justos.

Desarme dejaría indefensa a la gente honrada

, Para el integrante de la Comisión de Reforma a la Seguridad Pública (CRSP) y profesor universiario, Matías Funes, el gran fenómeno de la inseguridad que atraviesa el país, y que lo ubica como la nación más violenta del planeta, se escuchan voces en el sentido que una de las medidas que se puede asumir es un d:esarme general.

“Eso lo hemos escuchado recientemente de labios del secretario de Defensa, Marlon Pascua, pero tengo una valoración personal en el sentido que si se hace un desarme no tiene porqué ser general”, manifestó.

Detalló que un desarme general dejaría más indefensos aún a los ciudadanos honestos que se ven obligados a usar las armas como un mecanismo de defensa. “Estoy pensando en la gente que se dedica al cultivo del café, que cuida sus propiedades y que porta sus armas de manera legal y que no hace uso de ellas en forma criminal”, reflexionó Funes.

Dijo que un desarme a quien afectaría fundamentalmente es a la gente honrada y no a los delincuentes, porque éstos por lo general portan las armas de manera ilegal.

Asociarlo con fenómenos del pasado

El académico manifestó que la violencia que sacude al país hay que asociarla con fenómenos que ocurrieron en el pasado; “hay que recordar que en los años 80 el territorio hondureño sirvió como plataforma contrarrevolucionaria en el sentido que aquí estuvieron ubicados los contras ocupando 400 kilómetros cuadrados de territorio hondureño, destruyendo cosechas de café y cometiendo una serie de tropelías y dejaron muchas armas porque hubo negocios ilícitos en los que participaron los contras nicaragüenses junto a militares y civiles hondureños”, acotó Funes.

Continuó que “esas armas han quedado aquí, no es casual que en manos de delincuentes haya armas tan poderosas como las AK-47 que son prohibidas. Un desarme general e indiscriminado no es lo más conveniente, tendría que deliberarse sobre otro tipo de medidas. Hay que ir pensando en otras determinaciones como por ejemplo prohibir que cinco armas estén en manos de una sola persona. Imagínese que una familia compuesta por cinco integrantes pueden tener legalmente hasta 25 armas entre todos, eso es un pequeño arsenal”.

Observatorio: Es necesario saber cuántas armas prohibidas hay en el país

Para la encargada del Observatorio de la Violencia de la UNAH, Migdonia Ayestas, dada la proliferación de armas de fuego por todo el territorio, es necesario que el Estado establezca estrategias que le permitan conocer cuántas hay de uso prohibido, legal o las que están debidamente registradas.

Recordó que en 2012, las muertes violentas en un 83.4 por ciento fueron obra del instrumento de muerte que es el arma de fuego.

Reveló que dentro del registro balístico de los últimos informes se establecía que había un promedio de 280 mil armas de fuego reconocidas, aunque refirió que el problema son las que circulan de forma ilegal.

Propuso que en los lugares donde hay más presencia de armas y en las que se presentan mayores índices de violencia se haga un mejor control por parte del Estado.

De su lado, el hasta hoy titular de Seguridad, Pompeyo Bonilla, coincidió que si más del 80 por ciento de los crímenes se cometen con armas de fuego, es urgente buscar acciones para regular su tenencia y portación.

“Hay que darle mucho pensamiento a esto, se necesita bastante criterio por parte de los diferentes sectores de la sociedad, es un tema que se tiene que socializar porque por hacer un bonito se puede hacer un feo”, concluyó Bonilla.

Fuente: http://www.proceso.hn/2013/04/29/Reportajes/Desarme.sectorizado.C/67912.html

Anuncios

, ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: