Archivos para 27/03/13

Honduras: 70,000 guardias privados superan a Policía y Fuerzas Armadas

Miércoles 27 de marzo de 2013
09:17 pm  – Redacción 

La relación del número de policías y guardias de seguridad es de uno a cinco, de acuerdo a informe de la ONU. Mayoría de propietarios de empresas son exoficiales.

Tweet

Según el estudio de las Naciones Unidas, el aumento de este tipo de elementos se debe a los altos índices de inseguridad en Honduras.

Según el estudio de las Naciones Unidas, el aumento de este tipo de elementos se debe a los altos índices de inseguridad en Honduras. ()

Tegucigalpa,

Honduras

La cantidad de guardias privados en Honduras superan los 70 mil elementos, el doble de efectivos que tienen la Policía Nacional y el Ejército juntos, según un estudio hecho por consultores de las Naciones Unidas.

De acuerdo con esos datos, unas 700 empresas de seguridad privada prestan servicio al sector privado.

Cada guardia devenga un salario de entre seis y ocho mil lempiras mensuales y apenas gozan de los derechos de servicios médicos, a través del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Según la consultora de la ONU, Patricia Arias, la regulación de las empresas de seguridad privada, que corresponde a la Secretaría de Seguridad, “resulta insuficiente y muy débil” para ejercer el control sobre las registradas en forma regular y las ilegales, cuyo fin es el lucro.

Arias, junto al equipo de la ONU que trabaja en estudios relacionados con el tema de la seguridad se reunió en Honduras con el presidente Porfirio Lobo, con los directivos y jefes de bancadas del Congreso y con empresarios y líderes de la sociedad civil.

La experta chilena comentó que la existencia de tantas empresas de seguridad entre legales e ilegales “facilita de alguna manera la violación a los derechos humanos y el sometimiento de las personas, entre otros atropellos, incluso las violaciones sexuales de mujeres en la zona del Bajo Aguán, en la costa norte hondureña”.

En el Bajo Aguán tiene lugar desde hace cinco años un conflicto entre campesinos que reclaman tierras y empresarios agrícolas. Allí se han registrado más de 70 muertes violentas, en su mayoría labriegos. El resto de víctimas mortales han sido guardias de empresas de seguridad privada, señaló Arias.

Los estudios destacan que debido a que las instituciones estatales no garantizan la seguridad de los bienes y de las personas, el sector de la seguridad privada ha crecido exponencialmente, superando en número a la fuerza policiales, con unos 12,000 miembros. Las Fuerzas Armadas de Honduras disponen de alrededor de otros 12,000 soldados.

La relación del número de policías y guardias de seguridad es de uno a cinco, de acuerdo con las Naciones Unidas. La mayoría de los propietarios de esas empresas son exoficiales de la Policía y del Ejército.

Arias mostró su preocupación por la existencia de más de un millón de armas en manos de los hondureños, lo que contribuye a la ola de violencia que sacude a Honduras, donde se registran al menos 19 muertes al día.

La ONU expresa que otro problema que demanda respuestas urgentes es la falta de investigación y la aplicación de la justicia, ya que muchos crímenes quedan impunes en Honduras.

Las “violaciones de derechos humanos que habrían sido cometidas por las compañías de seguridad privada no son investigadas, no se procesa a los autores y las víctimas no tienen acceso a una justa reparación”, aseguró la consultora.

En su visita a Honduras, la misión de la ONU recomendó al gobierno, entre otras cosas, dotar de los recursos apropiados y capacitar a la Policía, para que cumpla su función de garantizar la seguridad pública a los 8.3 millones de habitantes.

Fuente: http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Sucesos/Honduras-70-000-guardias-privados-superan-a-Policia-y-Fuerzas-Armadas

,

Deja un comentario

State Dept grilled again on Honduran policeassistance

QUESTION: Do you have any update on how much aid you guys provide to Honduras in the security sector?

MR. VENTRELL: Honduras. Okay.

QUESTION: Sorry, since —

MR. VENTRELL: So, Brad, you’ve asked about Honduras aid a couple of times this week.

QUESTION: Yeah.

MR. VENTRELL: So just to update you, through the Central American Regional Security Initiative, colloquially known as CARSI in bureaucratic speak, we provide assistance, training, mentoring, and technical support to the Government of Honduras. We’ve committed some $500 million through CARSI to disrupt criminal networks, build investigative and prosecutorial capacity. And this kind of assistance really is to build up the institutions and help with rule of law, vulnerable communities, at-risk youth.

And so this has been allocated across all seven countries of Central America, but the three northern tier countries, Guatemala, Honduras, and El Salvador, receive approximately half of that assistance. In terms of breaking it down by – country by country, this has really been a regional strategy, a regional approach, and so we have not broken the aid down into country-by-country statistics other than to say that the approach really is a regional approach. And so it’s some $500 million.

QUESTION: So that – okay, sorry.

MR. VENTRELL: So for all of Central America it’s $500 million.

QUESTION: Five hundred – half of that goes to the three countries?

MR. VENTRELL: Half of that goes to the three countries in the north.

QUESTION: This is over what period of time? This is 500 million per year?

MR. VENTRELL: 2008 to 2013.

QUESTION: 2008, okay. I’ve got to do some mathematics.

QUESTION: Can I ask a question about the process on the vetting of these funds to various agencies?

MR. VENTRELL: Yeah.

QUESTION: In the case of Honduras, the AP story noted that it was commonly known within Honduras that regardless of what police agency you were discussing, everyone knew both by local practice and by law that the director general was the ultimate supervisor of all of these members of the Honduran National Police.

If it’s that commonly known inside the country, how is it that a decision, one, to cut off funding, and then, two, to reinstate funding and provide the Congressional reassurance, was done without knowing that kind of context? What’s – how thorough is the vetting that’s being done out of this building of these police agencies, and who is their ultimate supervisor?

MR. VENTRELL: Well, Roz, you weren’t here the other day. Brad asked about the AP story as well, and I said very clearly that the U.S. undertakes stringent vetting procedures, as required by U.S. law, to ensure U.S. assistance does not go to individuals or units of the Honduran police and military whom there is credible information about linking them to human rights abuses. So we have a process absolutely for complying with all relevant U.S. law, and we’re very vigilant in that.

QUESTION: Is this a rolling vetting process, or is there a period where you look at a given police agency in a given country in that region, and then you say, “Okay, once we’ve met our statutory requirement, there’s a down period,” and then only if there is a concern raised by a member of Congress do we reopen the vetting? How does this actually work? Because when you have someone at the top of the national police who was accused and then acquitted of being engaged in disappearances and targeted killings and alleged ethnic cleansing, it kind of begs the question how thoroughly this building has been doing the vetting.

Or, as some have suggested, was this a situation where perhaps the larger need of trying to deal with the massive amounts of drug trafficking through that country, that a judgment was made that even if this person somehow gets some of the money, we have a much larger national security and public health issue that we have to confront, and that’s why we had to restart the apportioning of this money?

MR. VENTRELL: I mean, Roz, I really can’t comment on internal deliberations about all the procedures of the vetting other than to say we’re in close contact with the Congress that funds these various programs, and we’re in constant communication with them about how we do our human rights vetting and stay in close contact with them. But beyond that, I can’t really get into the internal deliberations and procedures.

QUESTION: And why is that?

MR. VENTRELL: I mean, part of this is that we comply with Congress’s concern, but we do take – we look at new human rights allegations when they come in. But I’d be happy to look and see if I can get you a technical expert that can explain it in greater detail, but in general we don’t comment on internal deliberations.

Fuente: http://www.state.gov/r/pa/prs/dpb/2013/03/206713.htm#HONDURAS

Deja un comentario

Hallan muerto a empresario y dirigente político en Choluteca

Miércoles, 27 Marzo 2013 09:59

Roberto Weddle era muy conocido en la zona sur de Honduras.

Roberto Weddle era muy conocido en la zona sur de Honduras.
San Pedro Sula, Honduras

El dirigente político y empresario Roberto Weddle Calderón fue encontrado muerto ayer en la tarde, en estado de descomposición, en uno de sus negocios en Choluteca, sin que hasta el momento se establezcan las causas del deceso.

Weddle Calderón era hermano del fallecido exdiputado liberal Calvin Weddle.  Hasta anoche las autoridades no habían determinado si falleció por causas naturales o violentas.
Tras el golpe de Estado de junio de 2009, Weddle coordinó las actividades del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) en Choluteca. Posteriormente se integró  a la campaña del exprecandidato liberal Esteban Handal Pérez.
Desde inicios de 2013 se había sumado a la campaña de la candidata Xiomara de Zelaya, quien se postula por el partido Libertad y Refundación (Libre).

,

Deja un comentario

Bases de EE.UU. en Honduras: La colonización del siglo XXI

Publicado: 27 mar 2013 |

La colonización del siglo XXI. Es así como perciben algunos vecinos en el norte de Honduras el despliegue de una base militar estadounidense en Mosquitia, hace dos años, y que modificó los hábitos de los indígenas.

El silencio de la jungla se rompe con el ruido de los helicópteros. Las actividades tradicionales de la población, tales como la caza y la pesca, ahora se ven obstruidas por la nueva situación.”La verdad, esto es un problema. Porque esto cambia el panorama y la misma seguridad de nosotros. En ciertas zonas las comunidades no pueden circular libremente, porque te ponen límite de no cruzar. Entonces, eso para nosotros es un problema grave”, explica Norvin Goff Salinas, presidente de MASTA (organización indígena del pueblo misquito).

El descontento con la presencia estadounidense en el país llegó a su cenit en mayo pasado, después de una redada contra el narcotráfico. El operativo, que contó con la asistencia de un grupo de efectivos norteamericanos, dejó un saldo de 4 civiles muertos, entre ellos mujeres.

Meses después, algunos activistas hondureños dieron la voz de alarma afirmando que, próximamente, Washington planea abrir otra base militar en Honduras que podría convertirse en la mayor en toda América Latina.

“Los EE.UU. tienen previsto (aunque no se ha hecho público) instalar una enorme base, en la plataforma marítima precisamente. Nosotros hemos denunciado que esta base (que nadie dice nada, que todo está en silencio), también amenaza a los pueblos hermanos. EE.UU., hay que recordar, siempre ha usado a Honduras como una plataforma para invadir a otros pueblos hermanos, como sucedió en los 80 contra Nicaragua. Esta vez podría ser Venezuela”, expresa Berta Cáceres Flores, coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

La primera instalación militar norteamericana en territorio hondureño se desplegó en los años 80 en Palmerola y la segunda se erigió en Mosquitia en 2010 bajo el propósito de frenar el narcotráfico. Las autoridades hondureñas ya se han apresurado a desmentir la información sobre la apertura de una nueva base en su territorio y califican de meras especulaciones estos rumores.

Cabe recordar que en una entrevista exclusiva a RT el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, afirmó que no sabía “absolutamente nada” de la posible instalación de una nueva base militar estadounidense en el norte de su país.

Entre tanto, esta cuestión preocupa a numerosos analistas políticos de diferentes países. Muchos de ellos creen además que los intereses de Washington en Centroamérica van más allá de las cuestiones meramente del ámbito de la seguridad.

Las bases militares de EE.UU. son la representación viva del monopolio neocolonial que sigue ejerciendo EE.UU. en aún una buena parte de América Latina. La necesidad de estas bases y en general la necesidad del reforzamiento del control político, económico, militar de EE.UU. sobre determinados gobiernos de esta región, como es el caso de Honduras, hoy es aún más importante para EE.UU. En primer lugar, porque se siguen fortaleciendo estructuras supernacionales de integración de la región, alternativas al dominio de EE.UU., como es el ALBA o UNASUR“, dice el periodista José Manzaneda.

Una situación complicada que no siempre se puede apreciar a primera vista, sobre todo por aquellos habitantes que viven lejos de estas bases militares. Algunos, ante el desconocimiento del grueso de la situación, miran con buenos ojos este tipo de cooperación con los estadounidenses.

“Para nosotros es bienvenida la base militar norteamericana aquí, en Honduras. Para nosotros son bien llegados acá”, dijo una hondureña, mientras otro ciudano comentó: “No le veo ningún punto ni a favor ni en contra. Siempre hay posibilidad de que podamos estar bien defendidos por parte de Estados Unidos”.

La presencia militar norteamericana en Honduras sigue siendo un tema controvertido. Mientras que unos abogan por la necesidad de intensificar la colaboración con los Estados Unidos, otros consideran que sus bases amenazan la idiosincrasia de los pueblos indígenas, y además podrían provocar la desestabilización de toda la región.

Fuente : http://actualidad.rt.com/actualidad/view/89916-base-militar-eeuu-honduras-amenaza-region

,

Deja un comentario