Hasta retroactivo les pagarán del tasón a los 1,000 soldados

El pago de los salarios de los mil soldados que serán contratados por la Secretaría de Defensa durante el presente año saldrá exclusivamente de la tasa de seguridad poblacional, desnaturalizando el fin primordial de esa iniciativa, según consta en el proyecto de decreto aprobado por el Congreso Nacional.

Por iniciativa del Poder Ejecutivo mediante la Secretaría de Defensa, el pasado martes, el pleno del Legislativo aprobó la contratación de mil nuevos efectivos con fondos provenientes de la tasa de seguridad por un monto de 89.7 millones de lempiras, lo que generó un amplio debate en la cámara parlamentaria.

Durante la discusión del polémico decreto, varios diputados de la oposición cuestionaron que se destinen 89 millones a contratar mil nuevos soldados cuando en el país existen otras urgencias como la compra de medicinas para los hospitales y el pago atrasado de miles de docentes.  Otros parlamentarios criticaron que con esta contratación se altera el fin de la tasa de seguridad, que establece que los fondos deben tener como prioridad el fortalecimiento de los cuerpos de seguridad y los operadores de justicia con nuevos equipos y materiales, pero no para contratación de personal o gasto corriente. En lo álgido del debate de esta ley, el diputado presidente y candidato presidencial nacionalista Juan Orlando Hernández intentó calmar las voces disonantes de sus compañeros asegurando que los 89.7 millones de lempiras serían para el equipamiento y la logística de los nuevos soldados, pero el salario saldría del presupuesto regular de Defensa.

Sin embargo, el texto del decreto establece otra cosa y desmiente al titular del Poder Legislativo, ya que establece literalmente que las mil plazas creadas serán pagadas del Fondo de Protección y Seguridad Poblacional por un monto global de 89,704,279.63 lempiras.

Según el Comité de Fideicomiso de la Tasa de Seguridad, hasta el 15 de mayo de 2013 se habían recaudado un 1,241.7 millones de lempiras por el cobro del tasón , de los que 652.6 millones ya fueron ejecutados por los operadores de justicia.

Entre enero y abril se recolectaron de 85 a 90 millones de lempiras mensuales.

Asimismo, los funcionarios del Comité del Fideicomiso explicaron que hay 200 millones de lempiras en inversiones y 452 millones disponibles, aunque hay más de 2,200 proyectos pendientes de solicitud.

Incongruencias del decreto

El artículo 1 literalmente “autoriza al Poder Ejecutivo, por medio de la Secretaría de Estado en el Despacho de Defensa, la creación de 1,000 plazas para efectivos de las Fuerzas Armadas de Honduras, que deben ser asignados a la Fuerza Aérea, Fuerza Naval y Fuerza Ejército”.

El artículo 2 es más claro porque establece que el pago de estos mil soldados de abril a diciembre del presente año saldrá de la tasa de seguridad y que hasta 2014 la Secretaría de Finanzas hará las previsiones para incorporar en el presupuesto de Defensa los salarios de los nuevos efectivos militares.

Si eso es así, esta millonaria erogación desnaturaliza el objetivo principal de la tasa de seguridad, cuya normativa establece que los fondos no deben utilizarse para gasto corriente. En ese sentido es improcedente que se utilice el denominado tasón para pagar salarios, aunque sea solo por el resto de este año.

Pago retroactivo

El artículo 2 del decreto establece textualmente: “Autorizar al Consejo Nacional de Defensa y Seguridad y/o al Comité Técnico del Fideicomiso para la Administración de Fondo de Protección y Seguridad Poblacional, que durante el presente ejercicio fiscal 2013 asigne la cantidad presupuestaria de 89,704,279.63 del Fondo de Protección y Seguridad Poblacional para cubrir el requerimiento presupuestario necesario para las plazas creadas en el artículo 1 del presente decreto legislativo, específicamente para nueve meses del presente año a partir de 1 de abril al 31 de diciembre, que deberán ser transferidos en definitiva por medio de la Secretaría de Finanzas a la estructura presupuestaria  correspondiente…”.

En ninguna línea del texto aprobado dice que esos 89.7 millones de lempiras serán para el equipamiento o la logística de los nuevos efectivos militares.

Por otro lado, llama la atención que el pago de esos mil efectivos militares comenzará a hacerse retroactivamente desde abril hasta diciembre del presente año, lo que se interpreta como que la Secretaría de Defensa hizo la contratación sin que antes se aprobara la iniciativa de ley o que el remanente se destinará a otros fines.

Si se aplica como establece la ley, los mil nuevos soldados recibirían un pago retroactivo de abril y mayo, lo cual es incongruente porque no se puede pagar esos dos meses si no se ha hecho la contratación.

Por otro lado, el artículo 3 del decreto legislativo deja claro que será hasta el próximo año cuando el sueldo de los nuevos soldados se incorporará al presupuesto regular de la Secretaría de Defensa, de modo que el resto del año operarán con los fondos de la tasa de seguridad poblacional.

“La Secretaría de Estado en el Despacho de Finanzas deberá hacer las incorporaciones y previsiones necesarias dentro del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República del ejercicio fiscal de 2014 para cubrir el requerimiento presupuestario necesario para las plazas creadas en el presente decreto legislativo”, reza.

Bolsa de pisto

El diputado liberal Yuri Sabas fue uno de los pocos que cuestionaron que fondos de la tasa de seguridad se estén utilizando para gasto corriente, es decir para salarios, cuando el espíritu original de la ley establecía que esos dineros serán estrictamente para equipamiento y fortalecimiento logístico de la Policía, el Ejército y los demás operadores de justicia.

Marvin Ponce, diputado de  Unificación Democrática, también criticó el uso de semejante suma de dinero para contratar más soldados cuando las urgencias y prioridades del país se encuentran en este momento en el área de salud y educación.

El congresista opinó que la contratación de estos mil efectivos militares degenera el sentido de la tasa de seguridad, la cual se está utilizando como “bolsa de pisto que todo mundo quiere agarrar”.

En septiembre de 2011, el Congreso Nacional por solicitud del Poder Ejecutivo aprobó una reforma de la Ley de la Tasa de Seguridad Poblacional que reformó el destino de los fondos “para fortalecer las finanzas del Estado” y en enero de 2013 ratificó otra enmienda que le otorgó la potestad al Consejo Nacional de Defensa y Seguridad de hacer un uso discrecional del dinero de esa tasa impositiva.

Decisión política

Daniel Durón, secretario de la Central General de Trabajadores (DGT), catalogó como una decisión política la contratación de mil soldados con fondos derivados de la tasa de seguridad.

“Creo que esa es una decisión política del Gobierno (…), es una decisión que han tomado para fortalecer a las Fuerzas Armadas para el ataque a la delincuencia”, expresó.

Durón se mostró a favor de la contratación de los soldados para hacer frente a la delincuencia y el crimen organizado, ya que es una de las prioridades más importantes del Gobierno; sin embargo, señaló que los autoridades deben trabajar simultáneamente en otras necesidades de los hondureños.

“El país tiene necesidades básicas, como el sistema de salud, ya que hay hospitales donde no hay medicamentos, carreteras en mal estado, generación de empleo; también algunas instituciones del Estado no están cumpliendo los compromisos salariales”.

En relación con el pago de los soldados expresó que, si los recursos provienen de la tasa de seguridad, está de acuerdo con que se utilicen para este fin, ya que los fondos “están allí para utilizarlos”.

Dinero para hospitales

Andrés Pavón, presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (Codeh), cuestionó que con el monto de la contratación de los soldados se podrían construir hasta  tres hospitales en la ciudad capital, ya que uno de los problemas que han tenido los hondureños desde hace muchos años es el sistema de salud.

“El Hospital Escuela sigue siendo laboratorio para los pobres y con eso nos podríamos dar el lujo de contar con un sistema de salud más atractivo”.

El también aspirante presidencial explicó que, en Centroamérica, Honduras es el único país donde se hacen ensayos porque es un Estado de leyes y no de derecho.

“Si fuera un Estado de derecho, no tendría más obligaciones que responder a la demanda social de acuerdo con lo que ya define la Constitución de la República. Por lo tanto el Estado no puede darse el lujo de contratar un Ejército privado”, apuntó.

Consideró que lo más grave es que el Estado se vuelva contratista, cuando esta ha sido una de las funciones de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas.

“Atender las necesidades de la sociedad ya quedó en el pasado. Ahora la misión pareciera eso, contratar un ejército de servidores públicos que estén al servicio de quien gobierna, no al servicio de la sociedad”, afirmó. Agregó que la contratación de estos mil nuevos efectivos militares es un retroceso a la década de los 80 porque el Gobierno está prácticamente militarizando la sociedad.

La Policía hondureña cuenta con alrededor de 14 mil efectivos, en tanto que las Fuerzas Armadas tienen unos 13 mil soldados en todo el territorio nacional.

De acuerdo con la Constitución de la República, el Congreso Nacional es la instancia institucional que fija el número de efectivos de las Fuerzas Armadas. Los homicidios se duplicaron en Honduras en los últimos nueve años y ahora posee el triste título de ser el país más violento del mundo con 85.5 muertes violentas por cada cien mil habitantes.

Medida es positiva, pero no deben pagar con la tasa

El exrepresentante del Consejo Hondureño de la Empresa Privada ante el Comité Técnico de la Tasa de Seguridad, Eduardo Facussé, consideró que la contratación de los mil soldados es positiva para la seguridad del país, pero la ley establece que los fondos no deben utilizarse para pagar salarios.

Facussé consideró que contratar este número de soldados es saludable porque apuntala más las acciones de los operadores de justicia contra la criminalidad y aparentemente el compromiso del Congreso es que los fondos aprobados no serían para salarios, sino para equipar a los nuevos efectivos.

El empresario señaló que, aunque la medida es bien intencionada, la Ley de la Tasa de Seguridad establece claramente que no pueden utilizarse los dineros de esa iniciativa para pagar sueldos de cualquiera de los operadores de justicia, sean las Fuerzas Armadas o la Policía.

“Hay un articulado dentro de la tasa de seguridad donde se prohibía dar dinero para salarios”, dijo Facussé, aunque añadió que está de acuerdo con la contratación de más soldados para dar seguridad en las calles porque el principal problema de Honduras y de la inversión nacional es la criminalidad que impera en el país.

LOS MANOSEOS DE LA TASA DE SEGURIDAD

La tasa de seguridad ha sido sometida a un permanente manoseo por el gobierno de Porfirio Lobo:

En septiembre de 2011 se modificó la finalidad de la ley para que los fondos se utilicen en “fortalecer las finanzas del Estado”.

En enero se aprobó otra enmienda para que el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad disponga de forma discrecional de los fondos de la tasa.

En mayo de este año se anunció que las inversiones en seguridad y defensa serán clasificadas como información reservada.

El 11 de junio, el Congreso Nacional aprobó un decreto autorizando al Poder Ejecutivo a contratar 1,000 soldados con fondos de la tasa.

http://www.laprensa.hn/Secciones-Principales/Honduras/Apertura/Hasta-retroactivo-les-pagaran-del-tason-a-los-1-000-soldados#.UbnNWetXM3g

About these ads

,

  1. Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 55 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: